La mirada del mendigo

30 agosto 2010

Discurso del Ministro de Justicia

Archivado en: Historia — Mendigo @ 15:31

Extracto del discurso de un Ministro de Justicia español. A ver si lo reconocéis.

La justicia ha de ser caliente, la justicia ha de ser viva, la justicia no puede estar encerrada dentro de los estrechos limites de una profesión. No es que despreciemos de forma definitiva los libros y los procedimientos, pero lo cierto es que había demasiados abogados. Cuando las relaciones entre los hombres sean las debidas, no habrá necesidad de robar ni de matar. Por primera vez, se dirá que el criminal delincuente común no es un enemigo de la sociedad; es, acaso, una víctima de la sociedad. ¿Quién es capaz de decir que no va a robar obligado a ello para dar de comer a sus hijos y para comer él mismo? No creáis que quiero hacer la apología del robo, pero a las masas hay que hablarles con dureza. El hombre no procede de Dios, procede de la caverna, de la bestia. La justicia es algo tan sutil que basta con tener corazón para interpretarla.

¿Cuándo se pronunció este atípico discurso? ¿Quién era el Excelentísimo Señor Ministro?
+
+
+
+
+
El discurso tuvo lugar en Enero del 37, y el ministro era García Oliver, el veterano dirigente anarquista, compañero de Durruti y Ascaso. ¿Quién si no? Un paréntesis de dignidad en la larga historia de represión, instrumento necesario para que la explotación de un pueblo sea completa y perfecta, del organismo al que el poder establecido ha dado el satírico nombre de Ministerio de Justicia.

García Oliver

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 208 seguidores

%d personas les gusta esto: