La mirada del mendigo

15 noviembre 2011

Curso de Fotografía para dummies – Capítulo 1 – Lentes

Archivado en: fotos — Mendigo @ 1:13

Retomamos el curso, que en esta ocasión versará sobre algunas generalidades sobre la parte más preciada de una cámara: la lente.

Mucha gente que se acerca a la fotografía, a la hora de escoger cámara, se fija sobre todo en el número de pixels que tiene el sensor. En principio, tiene toda la lógica: cuanto mayor sea el número de Mpx, más fina será la malla y mayor calidad tendrá la fotografía. Esta es la teoría. En la práctica, generalmente el sensor está limitado por la calidad de los cristales que tiene en frente. El objetivo es la parte más importante y muchas veces más olvidada de la cámara. Puedes comprar una cámara de 10, 14, 16Mpx, que si el objetivo no es de calidad (y está limpio y bien cuidado) tendrás 16 millones de pixels borrosos.

Por desgracia, además de ser el elemento más importante, es también el más caro. Si bien un objetivo de kit no sube mucho más de 100€ (la tercera parte de lo que cuesta un cuerpo), un objetivo bueno cuesta varios miles. Una alternativa para los que somos pobres es contar con un objetivo kitero “todoterreno” y, para cosas especiales, usar los viejos objetivos de enfoque manual que podemos encontrar por internet a buen precio. Si hay ganas, abordaré al final del curso este punto, que ya os prevengo es un mundo interminable de objetivos soviéticos, alemanes y japos (aquí no hay más historias, esos tres países tienen la exclusiva de los objetivos de calidad).

+
+
+

El enfoque

Hemos mencionado el enfoque. Entiendo que todo el mundo sabe de lo que estoy hablando pero como no quiero que nadie se quede perdido explico este punto a la carrera, para los muy negados, y sigo avanzando. Un sistema óptico no puede enfocar a varias distancias. Esto lo entendemos de forma muy sencilla: pon un dedo frente a ti y míralo ¿la pared de enfrente está borrosa, no? Mira la pared. Ahora es el dedo el borroso. Tampoco nuestro ojo (una lente y un sensor, al fin y al cabo) puede enfocar a más de una distancia (lo que pasa es que luego nuestro cerebro combina ambas y muchas veces no somos conscientes de este efecto, por la rapidez con que el ojo reenfoca y el cerebro compone).

Enfocar es pues reglar el objetivo de forma que la imagen se muestre nítida a una distancia dada. Más cerca o más lejos se volverá borrosa (ya hablaremos de este asunto, llamado profundidad de campo, en capítulos venideros, al tratar la apertura). Eso es que está fuera de foco o desenfocada. No confundir con una foto movida (toda la foto es una mierda). La arruga es bella, y el desenfoque, también. Pero ya veremos este tema, el bokeh, más adelante.

Las modernas cámaras tienen objetivos de enfoque automático. Esto quiere decir que la cámara ajusta por sí misma el objetivo para adaptarlo a la distancia del objeto que queramos fotografiar. Como la cámara no es adivina, generalmente supone que éste objeto es el que se encuentra en el centro, aunque muchas cámaras ofrecen la posibilidad de escoger otros puntos.

Lo que voy a contar ahora es la técnica más básica de la fotografía, pero hay gente, incluso con réflex, que aún no entiende este proceso. Las cámaras modernas tienen en el botón de disparo dos niveles. Con una pulsación leve, enfocan. Esto tarda un instante. Una vez que da la señal de confirmación de enfoque (un punto verde en el visor…), la cámara está preparada para tomar la foto (¡y no antes!) y podemos presionar más el botón para disparar el obturador y que saque la foto.

No siempre queremos que salga enfocado lo que tenemos justo en la mitad del cuadro. Si estamos con trípode, ahí es cuando viene bien seleccionar otro punto de enfoque; pero si estamos a pulso, es mucho más rápido y cómodo situar el objeto que queramos enfocar en el medio del cuadro y enfocarlo con la pulsación intermedia. Entonces, sin soltar el botón, encuadramos la foto según nos apetezca, la cámara guardará el reglaje de enfoque y, cuando hayamos compuesto a nuestro gusto la foto, dispararemos. Decir que, evidentemente, no sólo saldrá enfocado el objeto que habíamos previsto sino todo lo que se encuentre a la misma distancia.

Por último, recordar que las cámaras réflex y muchas bridge tienen la opción de anular el autofocus, pasando a manejar el objetivo de forma manual, como nuestros antepasados. Normalmente, los objetivos AF tienen un tacto de mierda en el anillo de enfoque y es bastante difícil acertar. Mucho mejor adaptarle un objetivo manual a nuestro cuerpo digital y sentir el placer de controlar, ahora sí, absolutamente todos los parámetros de la fotografía. En macros o escenas muy complicadas (poca luz, niebla, hojarasca interpuesta…), el enfoque manual acaba siendo más rápido y cómodo que pelearse haciéndole entender al cerebro de chorlito electrónico qué es lo que deseamos que enfoque.

+
+
+

La longitud focal

No os voy a torturar con la definición de longitud focal de un objetivo. Básicamente, es la distancia entre el centro óptico de la lente (y determinarlo no es ni mucho menos evidente) y el sensor (que es el foco del sistema óptico, es decir, donde debe converger la luz) cuando estamos enfocando al infinito. Vale, la mitad os habréis quedado fríos. Vale, pues quedaos con que los objetivos de focal corta son, eso, cortitos. Y las grandes focales suelen ser, a no ser que usen espejos, larguiruchos.

El objetivo cortito se llama angular, y corresponde a unos 28mm en la fotografía tradicional. Por debajo están el gran angular y el ojo de pez. Aquí podemos ver un ejemplo de 28mm.

28mm

Este tipo de objetivos lo solemos usar para tomar fotos de paisajes o situaciones donde sea muy importante captar la escena completa, con el entorno circundante.

Luego están los objetivos standard, que corresponderían a unos 35mm a 50mm. Son los que traían de serie las cámaras antiguas. Esto es así porque es una longitud focal similar a la que tiene nuestro ojo. Por lo tanto, es muy intuitivo de usar, porque por el visor vemos similar a nuestra vista normal.

A partir de 105mm, podemos hablar ya de teles, los larguiruchos. Aquí, un 300mm.

300mm

Un teleobjetivo sirve para acercar objetos que están lejanos (un pájaro en una rama, un corzo en medio de la espesura, la vecina de enfrente en su cuarto…). Pero no es sólo eso. Un tele reúne los objetos, tomando sólo un detalle de la escena y pone todos los elementos en el mismo plano. Si un angular toma una vista general, el tele toma un detalle, abarca muy poca escena.

Vale, ni yo me entero con esa explicación, así que vamos a explicarlo con imágenes:

focales

Esto es lo que obtendríamos si fuéramos cambiando de objetivos con distinta distancia focal. ¿A que ahora se entiende perfectamente?

Hasta ahora, hemos hablado de objetivos de focal fija. 28mm, 50mm, 300mm. Son los primeros que existieron, si querías cambiar de focal, tenías que desmontar el objetivo y montar otro. Esto obliga a llevar un montón de peso en la mochila, y representa una molestia y pérdida de tiempo considerable. Entonces, se inventaron los objetivos que tenían una longitud focal variable: los zoom. Los objetivos kiteros son de este tipo. Por ejemplo, un 18mm-55mm abarca todas las focales entre estas dos distancias. Aún siguen existiendo objetivos de focal fija. Como siempre, quien mucho abarca, poco aprieta, y son los objetivos de focal fija los que más calidad ofrecen, ya que están optimizados para una sola geometría, mientras que los zoom tienen que adoptar soluciones de compromiso. Por lo general, la máxima calidad óptica de un zoom se encuentra en la focal media que abarca (en el caso antedicho de un 18-55mm, cerca de los 35mm es donde mejor se comporta).

Mucha gente cree que el zoom sirve para acercarte al sujeto a fotografiar, sin necesidad de recorrer esa distancia. Bueno, esto no es totalmente cierto. Ciertamente, una focal larga magnifica el sujeto (un pájaro, con el que tenemos que mantener una distancia prudencial si no queremos que se escape, por ejemplo). Pero el uso de diferentes distancias focales vale para mucho más, es una herramienta creativa más que tenemos en nuestra mano para crear una fotografía u otra, según escojamos la focal.

Mejor que palabras, pongo un ejemplo. Esta foto la saqué con una focal corta:

En este caso, no tenía ningún problema en acercarme al erizo. Como vemos, hay dos planos muy diferentes: uno, en el que está la castaña, y más allá, la copa del árbol. Estamos viendo el erizo y su entorno.

Ahora giro el zoom y pongo una focal más larga. Me alego un poco, para compensar la magnificación. ¿Saldrá la misma foto? ¡No! El erizo sí que está más o menos igual, pero si vemos el fondo…la magnificación también ha actuado sobre ese segundo plano, acercándolo. Las hojas parece que están más cerca del erizo, hemos metido el conjunto en un mismo plano, recogiendo sólo una parte muy estrecha de la escena.

¿Qué es mejor o peor? Escoged vosotros mismos. Son fotos diferentes, y según lo que queráis sacar deberéis optar por una u otra distancia focal. Habrá momentos que la distancia focal vendrá obligada por la naturaleza de la foto, como en el ejemplo del pájaro, que deberemos usar un tele, o si queremos sacar un paisaje, que usaremos un gran angular. Pero en otras muchas ocasiones, obtenemos la misma magnificación con un tele, o con un angular dando unos pasos más. Entre medias, tenemos una infinidad de posibilidades para desarrollar nuestro talento creativo.

Y ése es el ejercicio que os quiero proponer, creo que puede ser muy bonito. Se trata de subir una pareja de fotos con el mismo sujeto, y representado al mismo tamaño aparente (nada de pequeñito en angular y grandote en tele, eso es muy obvio), tomadas con distintas distancias focales (es decir, con el zoom recogido y el zoom a tope).

El ejemplo de la castaña es bastante malo, a ver si me traéis otros más bonitos. ¡Que disfrutéis con el proceso!

About these ads

38 comentarios »

  1. Al tener ahora el 18-250 ya me di cuenta de que si enfocaba lo mismo pero con el zoom casi a tope o a tope, el fondo salía más desenfocado, más bonito. Y es algo que me encanta, y que con el kitero casi no podía hacer. Si bien es cierto que, como comentas y ya me imaginaba, en los extremos un objetivo zoom como el que comento flaquea. Como todo objetivo, tiene virtudes y defectos, y si bien nunca son recomendables los extremos mínimo y máximo de un objetivo, en un zoom que abarque tanto como este, menos. Eso sí, sabiendo explotar sus virtudes es una maravilla poder patear con un solo objetivo con tanto margen para poder sacar infinidad de tomas distintas. Con razón los llaman todoterreno. Lo son.

    Claro que nunca trendrá la luminosidad de un objetivo como el Macro que tengo (objetivo que adoro) pero es tan versátil… Quizá algún día me interese por una focal fija de 50mm, que todos los fotógrafos recomiendan, por su luminosidad y porque hay que ir a buscar la foto, sin la comodidad de poder ampliar.

    Comentario por wenmusic — 15 noviembre 2011 @ 9:23 | Responder

    • 18-250mm?

      Mi madriña! Desde luego que es todo terreno! Pues te ha debido costar una pasta ese 4×4, no?

      Qué tal va extendido a tope? Me da miedo eso, que abarcar un rango tan amplio de focales, no sea muy bueno en ninguna. Yo estuve viendo el 50mm fijo de Oly, y no es mejor que un 12-60mm en calidad. A mí me gusta mucho ese objetivo, pero…son casi 1000 ourazos. Uf! Por ahora me tendré que conformar con el kitero…

      Comentario por Mendigo — 15 noviembre 2011 @ 9:43 | Responder

      • Una correción, que me equivoqué, es un 18-200. Y es de los pocos que vi que valían para mi cámara (junto con Tamron) por el que no había que donar un riñón. Y encima tener la suerte de que los seres queridos se junten para poder cogerlo en un cumple ;D Si es que no me los merezco.

        De hecho lo cogieron en Duke (donde me habías recomendado) y a un precio cojonudo.

        Y se comporta muy bien (más aún dado el precio, de veras). Ya digo que tiene sus puntos flacos, pero con zoom a tope yo creo que se desenvuelve bien, donde más flaquea es a 18. De hecho las fotos que viste de Vilanova da Cerveira en mi blog son con ese, no con el kitero. Eso sí, un Sigma, Sony es una locura de cara con los objetivos, aunque no son malos.

        Comentario por wenmusic — 15 noviembre 2011 @ 12:23 | Responder

        • Pues no está nada caro, eh?

          Y mejora a tu kitero en nitidez? Yo me quedé sorprendido de lo bien que iba el kitero de Sony. Poniendo en relación el macro, el tamron y el del kit ¿cuál tiene mayor nitidez? Cuenta, cuenta…

          Comentario por Mendigo — 15 noviembre 2011 @ 23:30 | Responder

          • El Macro de Sony con diferencia. Es el más luminoso, y el que más calidad y nitidez da. Sin duda. Pero claro, es el que menos compromiso ha de tener, no tiene que andar ampliando nada. El kitero comparado con el Sigma (no Tamron, ese lo comenté porque también lo hay) no se diferencia mucho, tengo que probar más el Sigma, pero de momento lo que más le noto es menos nitidez a 18. Eso sí, ninguno de los tres es muy caro, para lo que se ve por ahí lo que los hace atractivos.

            Comentario por wenmusic — 16 noviembre 2011 @ 14:47 | Responder

            • Eso, Sigma, disculpa.

              Comentario por Mendigo — 16 noviembre 2011 @ 15:42 | Responder

    • Mi objetivo de 50mm se quedó en unas cataratas en huesca… se suicidó y yo no me fui detrás porque me agarraron de los vaqueros… ¡que aguantaron!… cuando fui a comprarme otro, descubrí que era más luminoso de lo “normal” y me costaba casi 100.000 pelas y te hablo del 91 aprox…

      Y ya sé que la historia no le importa a naire… pero es que es mencionarlo y volverme la nostalgia… el mejor objetivo que he tenido…

      Comentario por Nynaeve — 16 noviembre 2011 @ 2:24 | Responder

  2. Vaya, por fin un ejercicio que voy a poder hacer… hasta con la cámara compacta de la parienta ;). No me vengas ahora con purismos, que prefiero hacerlo como sea que no hacerlo. Para una vez que dan un curso gratis…

    Comentario por marcostonhin — 15 noviembre 2011 @ 11:36 | Responder

    • Coño, por supuesto!

      Si con una pequeñaja se pueden hacer un montón de cosas. Eso sí, cuando nos pongamos a jugar con el F, te tendrás que conformar con entender lo que la cámara decide por ti. Venga, a ver si sacas un buen ejemplo, que a mí me salió…una castaña (cada vez tengo peores chistes).

      Comentario por Mendigo — 15 noviembre 2011 @ 23:32 | Responder

  3. Bastante clara la explicación. Yo, como no tengo quien me regale cosas, hace un año pillé el Tamron 18-270 con estabilizador. La técnica que explicas es la que uso cuando quiero destacar un motivo. Me hubiera gustado pillar un L de Canon, pero son palabras mayores.

    Para retrato es recomendable utlizar el zoom también, un 80 más o menos, aparte de difuminar el fondo resaltando al retratado no crea la distorsión de fotografiar a alguien en la cara con el angular. Haced la prueba, sacad una foto de la cara a alguien con el angular y luego desde más lejos con el zoom, la del angular se verá más deformada (y no por lo feos que sean algunos).

    Y por último, como todavía no ha aparecido el cabrón del dia, te voy a tocar un poco lo huevos: “Me alego un poco”, me alegro de que te aleges, pero la foto quedará mejor si te alejas :lol:

    Apertas.

    Comentario por Javi — 15 noviembre 2011 @ 19:42 | Responder

    • Uf, pues es bastante complicado explicar la diferencia, y muy sencillo de entender si se ve un ejemplo. Yo creo que me he armado un lío con las palabras de muy señor mío.

      Para retratos, se suele usar un 35mm o 50mm. Hasta 105mm. Efectivamente, menos deforman la cara, y más aplanan mucho el conjunto.

      Y bueeeeeno, ahora mismo voy a corregir la errata. Qué cabrones, aquí no se os pasa ocasión de meteros conmigo. Aaaaalgo tenía que haber en la entrada para llevarme la contraria. Y como en esta es difícil, pues os fijáis en la ortografía. Vaya arpías… :P

      Comentario por Mendigo — 15 noviembre 2011 @ 23:37 | Responder

  4. Me voy a divertir con este ejercicio :D

    Comentario por Nynaeve — 16 noviembre 2011 @ 2:25 | Responder

    • De eso se trata! Me parece un ejercicio muy sencillo y muy bonito. Y espero que me traigáis ejemplos mejores que los que he subido. No creo que a ti te resulte difícil. ;)

      Comentario por Mendigo — 16 noviembre 2011 @ 16:24 | Responder

  5. (en el comentario anterior no están bien los enlaces, si eso bórralo)

    Bueno, mi ejemplo es una chufla, con el sol casi detrás y con lo primero que pillé, pero creo que el efecto de lo que quieres explicar se ve perfectamente:

    28mm
    200mm

    El fondo se acerca muchísimo y se desenfoca más, mientras que el Son Goku está al mismo tamaño.

    Comentario por wenmusic — 19 noviembre 2011 @ 14:21 | Responder

    • ¿? Pues a mí me funcionaban los enlaces. Pero vamos, borrado, para no liar.

      El ejemplo es cojonudo. Se entiende perfectamente, mejor que la castaña, si alguien tiene dudas recomiendo consultarlo.

      Ahora bien ¿no podías haber escogido otro sujeto para el primer plano? XDDDDDDDDD

      Comentario por Mendigo — 19 noviembre 2011 @ 16:57 | Responder

      • :O Hala lo que m’a dicho…

        Comentario por wenmusic — 19 noviembre 2011 @ 17:27 | Responder

        • Sólo queda que entre Nyna y le saque la foto a una de sus Barriguitas…

          Pero mira que llegáis a ser moñas… (como lea esto Nyna, me capa)

          XDDDDDDDDDDDDDD

          Comentario por Mendigo — 19 noviembre 2011 @ 21:20 | Responder

          • ¿Cómo lea esto? ¡¡¡si me llega al correo!!!

            ¿Sabes lo que has hecho? De repente un torrente de recuerdos me han inundado… ha sido increíble… seguido de una pregunta… ¿’oño… dónde están mis barriguitas y cuando dejé de tenerlos a mano?… o el nenuco… o el baby mocosete… ¡la nancy no, esa sé dónde está… en una caja esperando a que me decida a terminar de colocar todo lo de la mudanza….!

            Juaaaaaaaaa juaaaaaaaaaa juaaaaaaaaaa… ¡¡¡ya sé a lo que le voy a sacar la foto del ejercicio!!! :D

            Comentario por Nynaeve — 19 noviembre 2011 @ 23:42 | Responder

            • Yo también soy tonto.

              Pero pa’qué te doy ideas!!!!

              BURRO BURRO BURRO BURRO BURRO BURRO

              Yo, de crío, jugaba con cochecitos. No sé si me quedará alguno en casa de mis viejos…

              Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2011 @ 10:03 | Responder

              • Si te sirve, al final fue un fiasco… ponerse a calibrar los rojos en la máquina me trae por la calle de la amargura… aunque lo intentaré fuera de casa, si deja de llover en algún momento en el que esté… y eso que tengo un jeep que me trajeron de Rusia que está genial, pero con el perro y la gata ayudando, lo de ayer fue un verdadero desastre…

                Comentario por Nynaeve — 20 noviembre 2011 @ 14:05 | Responder

                • calibrar los rojos? La temperatura de color?

                  Es fácil. 5400K en días soleados y 6000K en días nublados. Si está medio, medio, usa las temperaturas intermedias. Con luz artificial, vete al programa correspondiente, pq si no también tendrías que tocar el verde…

                  Lo del Jeep te refieres a un coche de juguete, no? Es que tengo un colega que está reconstruyendo un 4×4 militar de los años 70…de verdad, con un pedazo V8.

                  Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2011 @ 22:18 | Responder

                  • ¿mande?… bueeeno, ya buscaré ‘onde está eso… aunque no sé si el problema es ese. Digo, porque si me he metido en un sitio dónde dicen colores vívidos y más opciones.

                    No sólo me cambia los tonos del rojo, es que me queda cómo plano, sin volumen… el otro día andaba yo haciendo fotos a unos cupcakes de “navidad”, con la crema en rojo, pero rojo, rojo… y no conseguí en la macro que se notara la textura… ¡me dan muchos problemas!

                    Lo del Jeep, sip, es pequeñito… pero me mola lo de tu amigo… ¿sabes los dinosaurios esos que se compraban de juguete para montar? La verdad es que en casa los teníamos del British Museum, pero luego los he visto en España, en la zona de maquetas… Pues mi padre decidió hacer uno a ¡tamaño real!… se pasó aquel verano, la chiquillería de Orihuela, asomándose por una ventana que teníamos siempre abierta en el horno de mis abuelos… :D

                    Comentario por Nynaeve — 21 noviembre 2011 @ 9:14 | Responder

                    • ¿tamaño real?

                      Y que dinosaurio era? Porque para montar alguno, necesitas pedirle al cura las llaves de la iglesia…

                      XDDDDDDDDDD

                      Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2011 @ 22:46

                    • Un triceratops.

                      Y el horno de mis abuelos era grande (por cierto allí se crió tirándose desde los sacos de harina Antonio Gutiérrez, el ex de CCOO y parlamentario rebelde del PSOE, más conocido como el facultades y amigo de la infancia de mi padre).

                      Yo andaba por los 10 u 11 años y tengo unas fotos (bueno, las tienen mis padres), que estoy leyendo dentro de la tripa del bicho… :D

                      Comentario por Nynaeve — 21 noviembre 2011 @ 23:10

                  • Mira, el cupcake. ¡Y esa es la mejor!, aunque todavía no he tenido tiempo de mirar el raw a ver si lo puedo conseguir…

                    P.D.: Ya sé por qué no cerré los enlaces, si lo hice, pero puse el código de fin de negrita, me he dado cuenta porque casi lo vuelvo a hacer… ;-)

                    Comentario por Nynaeve — 21 noviembre 2011 @ 9:25 | Responder

              • En fin, la calidad en general, deja que desear, pero es que me estaba mojando y seguía obteniendo la inestimable ayuda de Laister (tuve que salir corriendo a quitarle el juguetito un par de veces)… pero prometo hacer algo en condiciones con más tiempo…

                55mm
                18mm

                Pero creo que se ve el efecto del ejercicio.

                P.D.: No sé si enlace que he puesto lo puede ver alguien que no esté en flickr, así que si eso, me lo decís y busco el otro…

                Comentario por Nynaeve — 20 noviembre 2011 @ 15:12 | Responder

                • Ups, creo que he puesto mal el código de cierre del enlace, jejeje

                  Comentario por Nynaeve — 20 noviembre 2011 @ 15:12 | Responder

                  • Arreglado! Te habías olvidado de cerrar ambos enlaces, sí!

                    Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2011 @ 22:12 | Responder

                • Dios mío, Dios mío.

                  Pero para qué la provoco. PERO PARA QUÉ LA PROVOCO!

                  Joas joas joas joas

                  joasjoasjoasjoasjoasjosa

                  Si serás…

                  El ejercicio, desde luego, sirve. Se ve la diferencia entre las dos focales. Pero lo peor es que con la larga…¡ni tan siquiera está tan mal! El patito de plástico con el hocico del perro, ha quedado bastante bien. Yo no sé si tienes mucha potra, o eres una genia en potencia.

                  Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2011 @ 22:15 | Responder

                  • Jajaja… si me vieras la otra noche, intentado hacer un encuadre en condiciones, con el pato, la luz artificial, mi problema con los rojos… Laister empujándome porque quería ver qué hacía y la gata, saltando delante y detrás del pato… ¡todo un número!… pero me rendí… y decidí hacerlo con luz natural que me gusta mucho más…

                    Y no sé si es potra o qué, pero sí que es verdad, que me gusta fotografiar suelos, papeleras, alcantarillas…

                    En esa foto, me encanta el pato y la nariz de Laister, pero tendŕia que contolar algo más el blanco de la mesa… de todos modos, fue en un rato que me escapé del colegio electoral y que empezaba a llover otra vez… por eso te dije que ya lo repetiría… :D

                    ¡¡¡A que mi elección del pato de goma ha quedado genial :D!!! mejor que los barriguitas, juuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaa

                    Comentario por Nynaeve — 21 noviembre 2011 @ 9:20 | Responder

                    • Podrías preguntarle a Espe, que también tiene un problema con los rojos…a ver qué solución te da.

                      XDDDDDDDDDDDDD

                      Joer, cómo me gustan los chistes malos.

                      Nyna, está escarallado el enlace al pastel ése. De todas formas, ya lo he estado viendo en tu flickr. Es el de los ositos, no?

                      A ver, tienes un problema, efectivamente, de balance de blancos. Queda azulado, porque la luz que entraba era demasiado fría. No sé dónde estabas, si el cielo estaba cubierto o no… Pero vamos, si abres cualquier programa de edición de imágenes (el Digikam o cualquier otro) y te vas a editar-color-balance de blancos (white balance), ahí lo solucionas fácil. Prueba y me cuentas.

                      Lo que dices que te faltan las texturas, eso es porque no tienes sombras, está entrando una luz muy difusa. Si sacaras el pastel a pleno sol, tendrías unas sombras durísimas. Ya me figuro que no te iban a dejar coger el pastel y salir a la calle con él (el colmo de la glotonería, pensarían). Prueba a tirar de flash, en esos casos. Es una luz muy dura y con el haz muy concentrado. Además, es perfectamente blanca.

                      Ya me contarás, si arreglas tus problemas con los rojos…
                      :P

                      Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2011 @ 23:01

                    • Pero malo, malossss jua jua jua… aunque esa tiene problemas con los rojos, los verdes, los azules…

                      ¿Ositos? ¡son monos! y no, no está en mi flickr, es este. La foto está hecha dentro de una tienda, muy luminosa, pero nublado y con poca luz artificial.

                      La de los monos, fue en un evento de tartas personalizadas en el palacio de congresos y la luz era malísima, lo mirara por dónde lo mirara. El cámara de telemadrid también salió refunfuñando por lo mismo.

                      Comentario por Nynaeve — 21 noviembre 2011 @ 23:39

  6. Bueno, pues que sepas, que la nena, ya tiene cámara en propiedad, una canon eos no sé qué, con dos objetivos, uno de 18-55 y otro de 75-300… eso sí, todavía me estoy acostumbrando a ella…
    ;-)

    Comentario por Nynaeve — 9 marzo 2012 @ 11:00 | Responder

  7. [...] [...]

    Pingback por AYUDA/CONSEJOS lentes mark ii — 18 abril 2012 @ 15:04 | Responder

  8. […] […]

    Pingback por Anónimo — 4 junio 2013 @ 11:28 | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 209 seguidores

%d personas les gusta esto: