La mirada del mendigo

6 abril 2012

Electrones en huelga

Filed under: política — Mendigo @ 23:30

Ante la disparidad de cifras dadas por unos y otros, que lo único que revelan es el escaso aprecio que la verdad tiene en estos lares, tenía la curiosidad de saber cómo había sido el seguimiento de la última huelga general.

Yo sólo puedo tener datos muy parciales, lo que pude constatar por experiencia propia. Dejé escrito que presentía que la huelga sería un completo fracaso, por muchos motivos, desmotivación, pero también y sobre todo por el terrorismo patronal, especialmente con la amenaza que supone para cualquier trabajador saber que hay cinco millones de ciudadanos esperando para ocupar su puesto de trabajo. Lo cierto es que, afortunadamente, me equivoqué, o al menos esa es la impresión que tenía. El Jueves me vine al pueblo, y estuve paseando toda la mañana por esta villa ourensana. Para mi sorpresa, la actividad era prácticamente nula, al menos a pie de calle. Sólo abrieron los supermercardos, donde reina el terror y, como siempre, los bancos (estos tipiños se merecen todo lo que les pasa). Y tanto en unos como en otros, les hubiera salido más rentable cerrar ese día, pues estaban desangelados. Es decir, la huelga de consumo fue total, al menos en este pueblo (y es Ourense, un bastión del PP).

Pero quería tener alguna referencia para saber cómo había sido el seguimiento en el conjunto del Estado, datos objetivos y desapasionados. Lo mejor que tengo al alcance (y no soy original, lo sé) es el consumo eléctrico. Es una mala referencia, ya que mide especialmente el seguimiento de la huelga en el sector industrial, el gran consumidor energético y el sector que tradicionalmente más secunda las huelgas. Sin embargo, es la mejor referencia que tengo, así que trataré de trabajar un poco los datos que ofrece REE.

Para ello, he comparado el consumo eléctrico cada hora, con el consumo del día anterior laborable (azul), y con el del Domingo más próximo (amarillo). De un día para otro las diferencias climatológicas son mínimas (y atenuadas al contemplar el consumo de todo el Estado), así que podemos perfectamente comparar estas tres curvas.

¿Mucho o poco? Bueno, desde luego, y por mucho que cacareen los medios de comunicación, se notó. No quiero usar términos de “éxito” o “fracaso” que son ajenos a mi idioma, yo prefiero usar un lenguaje más preciso, como 6.307MW menos a las 9 de la mañana respecto de un día normal.

Para ponerlo en relación, hice lo mismo con la huelga de Septiembre del 2010, la única para la que cuento con datos comparables de consumo.

Así a simple vista, parece que no hay grandes diferencias entre ambas convocatorias de huelga.

Mejor, vamos a expresar la proporción en la que cayó el consumo el día de huelga, respecto al anterior día laborable:

Bueno, ya parece que está un poco más claro. Baila un poco según las horas, pero en general podemos afirmar que el impacto en el consumo eléctrico de la reciente jornada de huelga fue superior a la huelga del 2010. No es, por lo tanto, demasiado aventurado decir que esta huelga tuvo un mayor seguimiento, al menos en el sector industrial, que la pasada.

Pero se me ha ocurrido una forma muy sencilla de expresar gráficamente el impacto de una huelga en el consumo eléctrico (y se supone que éste es proporcional al éxito de la convocatoria): normalizando los datos de consumo. Para cada hora, sea 0 el valor de consumo del Domingo más próximo, y 100 el del día laborable anterior. En esta nueva escala, representamos hora a hora el consumo eléctrico en la jornada de huelga. Si la línea se acerca a 100, es que la actividad es similar a un día normal y se puede decir que la huelga no ha tenido impacto. Si por el contrario la línea se mantiene cerca de cero, el consumo es el de un día festivo, y se puede asumir que se ha paralizado la actividad económica, al menos la industrial.

Aquí los resultados en las dos convocatorias:

Obviando el dato de las 11 de la noche, más debido al alto consumo del Domingo, que provocó que en la jornada de huelga se bajara incluso el consumo del Domingo, podemos comprobar de nuevo la mayor incidencia de esta huelga sobre el consumo respecto a la del 2010.

No quiero que en este análisis entren en juego mis preferencias o deseos, trato de ser algo más honesto y riguroso que los profesionales de la información y la manipulación. Habrá a quien le pueda parecer mucho, otros pensarán que se podría hacer mucho más, lo cierto es que la línea de consumo del 29M se mueve más cerca de un Domingo (nivel 0) que de un día laboral cualquiera (nivel 100).

+
+
+

Y ahora, la parte subjetiva: me alegro de haberme equivocado. Dadas las circunstancias, estoy más que satisfecho con el seguimiento de esta huelga, felicito a todos los trabajadores por cuenta ajena que pararon el pasado Jueves (lo mío no tiene ningún mérito pues no soporto amenaza alguna) y espero que esta sea sólo la primera de una cadena de huelgas que fuercen al sistema a contar también con nuestros intereses…o rompemos la baraja.

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 219 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: