La mirada del mendigo

11 abril 2012

Le Schtroumpf Paysan

Filed under: ecología,energía — Mendigo @ 9:45

También podría llamar a esta entrada “reflexiones de un urbanita con azada”. Me explico, he dedicado estos días festivos a avanzar en el desbroce y cuidado de lo que los ingleses llaman orchad, es decir, un huerto de frutales (aunque hay de todo, desde flores y ajos hasta algún alcornoquillo).

Además de reflexionar sobre la inaudita situación de que en Ourense se pasen tres meses, Enero, Febrero y Marzo sin llover, y que a pesar de que por fin han empezado las lluvias vamos a tenerlas tiesas este verano a no ser que caiga esta primavera el puto monzón…me dio la gimnasia de sacho para cavilar otras cuestiones.

Los impuestos no sólo sirven para recaudar, sino también para dirigir la economía de forma que discurra por los caminos más eficientes y provechosos para la mayoría, imputando costes que el mercado no hace. Por ejemplo, el impuesto sobre el tabaco trata de reconducir la adicción a la nicotina, reduciendo el consumo de un producto pernicioso para la sociedad (para los que fuman y para los que no) además de compensar el gasto médico que origina esta adición.

Es de todos bien sabido que buena parte del coste en surtidor de los combustibles de automoción (no desgraciadamente el gasóleo de calefacción) está constituido por impuestos (IVA e impuesto especial de hidrocarburos). España es uno de los Estados de la UE que tiene impuestos más bajos por este concepto, lo que permite que en España el litro de gasolina sea de los más baratos, y que el margen de beneficio de las petroleras en España sea de los más altos (el litro de combustible antes de impuestos es más caro que en los países de nuestro entorno).

Este impopular impuesto es, en mi (nada modesta) opinión, uno de los grandes aciertos de la política europea de las últimas décadas y, si de mí dependiera, lo subiría mucho más. ¿Razones? Muchas. No sé si os acordaréis de cuando analizamos la balanza comercial española, desagregada por sectores. Efectivamente, las importaciones de energía (léase petróleo y gas principalmente) tumban totalmente el equilibrio de nuestra balanza comercial. Lo cual significa que el subsistema económico español se empobrece con el saldo neto de sus intercambios comerciales debido a que tenemos que comprar ese petróleo y gas (lo cual enriquece a un reducido grupo de familias que rigen sus Estados según principios feudales).

Los impuestos sobre hidrocarburos provocan una reducción del consumo, lo cual tiene varios efectos beneficiosos además del directo de reducir nuestra dependencia energética. Por ejemplo, el alto precio relativo de los combustibles en Europa ha permitido que la industria de la automoción europea se centre en lograr mejoras en la eficiencia de los vehículos, lo cual explica en parte su éxito presente sobre la quebrada y rescatada industria automovilística usamericana (GM, Ford y Chrysler).

Pero también esa subida artificial de los costes de los combustibles permiten imputar unos costes sociales que tiene su uso, como la contaminación atmosférica que provoca miles de muertes prematuras al año en el medio urbano ante la pasividad o incluso complicidad de las administraciones.

Igualmente, la carestía energética permite racionalizar el ordenamiento del territorio, toda vez que los poderes públicos han renunciado a gobernar y abandonado esta labor en función de los intereses especulativos. Efectivamente, unos combustibles más caros desincentivan la expansión de los núcleos urbanos y el crecimiento de los mismos en forma extensiva, siguiendo el nefasto modelo de urbanizaciones de bajísima densidad poblacional que el rebaño aprende a admirar en las teleseries usamericanas de moda.

La carestía energética (de la cual sólo estamos hoy palpando los pelos del bigote) provocará un aumento de la eficiencia en todos los órdenes de la vida, también en el urbanismo, primando la ciudad de tamaño medio y alta densidad, donde la mayoría de los trayectos se puedan hacer a pie o en bicicleta, cejando la presión de las grandes urbes sobre su entorno rural y natural (que en el caso de Madriz se extiende hasta las provincias limítrofes).

Pero de los combustibles convencionales ya hemos hablado aquí en numerosas ocasiones, así que quería tratar hoy un combustible (de calefacción y cocina) alternativo: la madera. El gasóleo cada vez más caro y el enorme desempleo que se vive en las zonas rurales, está espoleando la tala de árboles para leña. En principio, esto no tendría que ser necesariamente malo: Francia es el país europeo en que más desarrollado está el empleo de biomasa para calefacción, y conserva ejemplarmente sus bosques. El problema es que Españistán es diferente. Al menos, comento la realidad gallega, que es la que palpo día a día. En Francia, la tasa de reposición es igual o superior al 100%, es decir, por cada superficie talada se repuebla otra, siendo el ritmo de consumo parejo al de crecimiento del bosque. Este es un modo sostenible de obtener calefacción en el medio rural sin quebrar la balanza comercial con importaciones de petróleo y gas. Este NO es el modelo que se sigue en Galicia. Con los bosques de caducifolias prácticamente extinguidos, la mayoría de la superficie forestal está cubierta de plantaciones de pino y eucalipto que no sirven como cumbustible (la resina del pino atasca el tiro, se consumen muy rápido…son maderas de muy baja calidad). Entonces, los lugareños están talando los pocos robles que quedan (muy buena madera para leña, arde lento y da mucho calor, como la encina) y, cuando no tienen ya ninguno que talar que sea más gordo que un brazo, se dedican a derribar los árboles de ribera (alisos y sauces, principalmente) que son los que contienen el río en su cauce en las crecidas y protegen las márgenes de la erosión, además de ser el bosque ripícola lo último que queda de bosque autóctono en Galicia (porque es muy difícil que arda en un incendio, al ser tremendamente húmedo).

Este tipo de talas, absolutamente descontroladas (hay que pedir un permiso administrativo, que se concede sin el menor control, un mero trámite…eso cuando se pide), superan con mucho la tasa de reposición de las especies abatidas. En las orillas de los ríos y los lindes de las fincas, año tras año hay más claros dejados por la tala de árboles para combustible. Irónicamente, esta forma de calefacción, que está esquilmando lo poco que queda de especies arbóreas autóctonas en Galicia es vendida con cinismo como “natural” y “ecológica”. Ciertamente, nada más enxebre que calentarnos en la lareira, o con las cocinas de leña. Este modo de calefacción era sostenible cuando en Galicia la población era menor y los bosques de planifolias la norma. De hecho, no había que abatir el árbol sino que sólo con la poda había más que suficiente para calentarse en el invierno. Sustituido el bosque atlántico por plantaciones de pino de California y eucalipto, lo poco que queda de él se escapa por las chimeneas de las casas y chalets por ser una alternativa mucho más económica a la calefacción de gasóleo o metano (lo que se comercializa con el nombre de gas natural, exactamente tan natural en su origen como el petróleo, de hecho se extrae conjuntamente).

Primero se tala el árbol viejo que hay en el prado, que ya estaba ahí en vida del abuelo. Da para un par de inviernos, quizá tres. Cuando se acaba, habrá que talar dos de los jóvenes. No dan más que para un invierno. ¿Y luego?

Para poner freno a esto, además de prohibir que los putos chalets de nueva construcción se sigan construyendo con chimenea (no existe nada más ineficiente que un hogar abierto), podemos recurrir de nuevo a la mano rectora de los impuestos. Talar un árbol produce un daño a la sociedad, porque nos priva de sus beneficios (sumidero de CO2, protege de la erosión, y entre sus ramas y sus raíces alberga y protege una amplia variedad de vida que, de no existir, no sería posible), e incluso de su misma contemplación (existen pocos espectáculos tan majestuosos en la Naturaleza como contemplar el porte de un árbol adulto). Por lo tanto, este perjuicio que el mercado no reconoce debe ser imputado en el coste de la madera obtenida mediante un impuesto. Es importante que el impuesto no sea por el valor de la madera, sino un coste fijo por m³ de madera. De esta forma, será más gravoso para la forma de silvicultura más dañina, el cultivo y tala salvaje de maderas de bajísimo valor (eucalipto y pino radiata, cortado muy joven para virutas, o la reciente introducción del roble americano por los progres del BNG durante el bipartito), que es el mayoritario en el Noroeste peninsular (lo de Portugal es ya el Averno). De esta forma, desincentivamos el uso de madera como combustible (este impuesto no gravaría las podas, sólo cuando se derribe el árbol) y, además, promocionamos la sustitución de las especies de madera barata por especies autóctonas de ciclo largo (madera mucho más cara, y por lo tanto menos afectada por un impuesto al volumen de madera).

Así, podríamos iniciar una reconquista del bosque atlántico frente a las repoblaciones de especies industriales de ciclo corto, primando las maderas de calidad y la creación de una industria del mueble de calidad frente a la basura de contrachapado del Ikea (alucino los precios que tienen para la mierda que es). Y, de paso, estaríamos poniendo la primera piedra para acabar con la plaga endémica de los incendios en Galicia, porque es imposible explicar el problema de los incendios sin mencionar un par de siglas: ENCE (pasta de papel, Pontevedra) y FINSA (tableros de conglomerado, Santiago), las dos grandes devoradoras de madera barata gallega. Aunque, por cierto, tanto los periodistas y políticos, como la Guardia Civil (SEPRONA) y la fiscalía lo logran, con virginal ingenuidad y grosera desvergüenza a partes iguales.

Por cierto, y ahora que menciono el bosque Atlántico. Se ha hablado y llorado con lágrimas de cocodrilo el incendio en el Parque Natural das Fragas do Eume. Vamos a ver, la creación de ese parque es una mamarrachada como la copa de un…eucalipto, porque eso es precisamente lo que había, hay y sigue habiendo en ese “paraíso natural”: plantaciones de eucaliptos y pinos, cuyo valor natural es prácticamente nulo. De hecho, es negativo, mejor sería que no estuvieran, pues así permitirían que, en el curso de los siglos, las especies autóctonas fueran recolonizando el terreno perdido. Antes bien, son los agresivos eucaliptos los que van ganando espacio a las especies autóctonas. El río Eume está muerto por la presa, y ahora con el relleno de la mina de As Pontes. Y sí, existe un bosque ripícola de altísimo valor natural (sobre todo por algunas especies de helechos), pero es sólo una estrecha franja de unos pocos metros en torno al Eume y sus afluentes. El resto, la mayoría de la superficie del parque, es el mismo tipo de plantación de pinos y eucaliptos que puedes encontrar en cualquier rincón del Noroeste peninsular, la misma mierda. Que arde, por supuesto, como arde todos los años desde hace décadas. Y como es mayoritaria, la mayoría de las hectáreas afectadas por el incendio han sido de monte bajo y eucalipto (que da igual que arda, rebrota ganando aún más espacio sobre las especies que sí son afectadas). Sólo una pequeña parte del incendio afectó a partes ecológicamente importantes y, esto sí, es muy grave. Pero la mayor amenaza no es el fuego, sino la prosecución de una política de silvicultura de monarquía bananera (destrucción de la biodiversidad a mayor gloria y beneficio de las grandes industrias transformadoras) incluso dentro de los límites de un Parque Natural que ellos mismos declararon.

Por cierto ¿por qué hostias nunca he visto un puto eucalipto en Francia, Alemania u Holanda, a pesar de tener climas más propicios para su cultivo? ¿Por qué todas las nuevas repoblaciones de eucaliptos están realizándose en países del tercer mundo, con la fuerte oposición de la población local? Galicia es, cultural y socialmente, el culo del mundo, pues aquí ni tan siquiera resistimos la destrucción de nuestros ecosistemas (ni de nuestra cultura).

Y quería tratar un último punto, también al hilo de los impuestos como forma de imputar coste externos, especialmente los ambientales. Yo debo ser el único gilipollas del municipio que, para controlar las malas hierbas, no echa mano del veneno (herbicidas) o, simplemente, le pega fuego (lo más común). Hablas con alguien de la aldea, y parece que estás hablando con el doctor Bacterio o que le han regalado un Quimicefa. Mencionan de carrerilla toda una serie de productos tremendamente perniciosos tanto para la salud humana como para el medio ambiente, como quien habla de marcas de yogures (siempre usan los nombres comerciales, nunca los componentes). Y yo me pregunto, de qué sirve que yo evite en mi parcela el uso de esos productos si todas a mi alrededor (todas las que están cultivadas, que la mayoría están abandonadas con xestas de varios metros) son regadas de todo tipo de productos fitosanitarios en cantidades industriales. Insecticidas, fungicidas, herbicidas…todo ello es arrastrado por el agua y acaba contaminando las tierras, incluso de los que no queremos envenenarnos por que la manzana esté libre de irregularidades, y lo que es peor, los acuíferos de los cuales bebemos.

Entiendo que el uso de un producto para un caso en concreto es admisible, igual que yo también tomo una medicina cuando contraigo una enfermedad. Pero la cultura implantada son los tratamientos “preventivos”, que significa echarle todo tipo de productos, en cantidades salvajes, para matar todos los seres vivos a excepción (e incluso a veces también) del árbol en cuestión. La cuestión es que muchas de esas hierbas, hongos e insectos son también necesarias para mantener un equilibrio que permita seguir extrayendo cosechas de forma sostenible y evitando la propagación de plagas (para las cuales habrá que echar aún más pesticidas). Es decir, lo mismo que si cada mañana me bajo a la farmacia y me tomo un poco de cada medicamento, para evitar ponerme enfermo.

Como la gasolina y la leña, los fitosanitarios son terriblemente baratos. Un sobre de un euro de insecticida o fungicida puede contaminar miles de litros de agua, y matar la vida en un área de cientos de metros cuadrados. Esta pérdida de biodiversidad es un mal común, que debe ser compensado vía impuestos que encarezcan estos productos en relación de diez a uno, para que su uso se limite al necesario cuando surja un problema. De esta forma, los agricultores-envenenadores no sacarían del mercado a los productores que evitan el uso (al menos masivo) de estos compuestos, ya que tienen que compensar con mano de obra lo que el envenenador logra con una fumigada.

Por supuesto, también estoy a favor de subir los impuestos al gasóleo agrícola hasta igualarlo con el de automoción, para evitar el exceso de laboreo ¿desde cuándo hay que arar un souto de castiñeiros?

Otra medida, esta más pensada en los campos de la meseta Sur: censar y tasar los pozos para prevenir la sobreexplotación de acuíferos, otro recurso público que está siendo dañado por intereses particulares que, por mucho que sugiera Adam Smith, no conducen al bien común sino a la autodestrucción acelerada del medio.

About these ads

33 comentarios »

  1. A riesgo de rayar en el peloteo, otro post la mar de interesante y bien escrito (como siempre), y que suscribo punto por punto. Intuyo que sería de lo más grato y provechoso poder conversar contigo, pero por mirar el vaso medio lleno, al menos tenemos tu blog.
    Por cierto, a santo de varias cosas que mencionas, existe una película muy interesante llamada “El mundo según Monsanto”, que se puede conseguir ver en internet, y que sería muy recomendable para hacer una proyección pública a tus vecinos. Se me ocurre que un evento con comida atraería a las masas como moscas a la miel.

    Saludos,

    Comentario por Pablitovich — 11 abril 2012 @ 11:01 | Responder

    • Salud, tovarich!

      Creo que ese documental lo subí hace ya unos años, hablando de los transgénicos. Sinceramente, dudo que la gente del pueblo entendiera nada de nada de ese documental. Un ejemplo: tenemos en la zona una epidemia de chancro del castaño (también le llaman fuego…). No hay cura posible, sólo prevención, la principal es limpiar los utensilios de poda, y quemar las partes afectadas. Bien. Al lado de mis castaños hay una finca con castaños que murieron de la enfermedad. Le he dicho al dueño que los tale y los queme (joder, luego no quieren madera), porque dejar esos troncos lo único que hace es propagar la enfermedad (es un hongo, y en primavera fructifica y disemina sus esporas). Nada. El fulano sigue empeñado en que fue cosa de la seca. ¡Pero qué seca, animal, si los castaños murieron en primavera, la pasada, con un montón de agua!!! ¿Pero no ves la hinchazón del hongo? Otros los injertan, les echan aceite de coche y otras marranadas caseras…

      Yo de mis queridos vecinos no espero más que rebuznos. E incendios. Ya van cuatro veces que arde esa finca desde que tengo memoria, y tengo miedo que venga la quinta.

      Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 1:53 | Responder

  2. Muy certero en sus barruntos Sr. Mendigo. No hace mucho vi un reportaje en La2 acerca de este mismo tema, en el que se “explicaba” la repoblación forestal de España en la posguerra por el ICONA, de las razones por las que se hizo con pino y eucalipto principamente, de Luís Ceballos, en fin muy interesante y entristecedor.

    La gente de este país prefiere infligirse daño a sí misma y a su entorno, esta casta adoradora de crucificados y muertos sedentes, que se defiende de un guiño y da por buena una violación. Un país precioso que están vendiendo por parcelitas a extranjeros y que esquilma sus recursos para mantener vivos los fuegos de Mordor.

    Comentario por Pisciotta — 11 abril 2012 @ 11:29 | Responder

    • Aps!

      Pues ese documental no lo he visto. Pero vamos, que las repoblaciones con pinos empezaron ya a principios del s.XIX…lo que introdujo el franquismo fue el eucalipto, el árbol fascista (no es mío el apelativo, ya viene de viejo). Tienes el enlace del documental? ;)

      Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 1:45 | Responder

  3. Bueno pues vamos a llevarte un poco la contraria.

    Primero
    “el impuesto sobre el tabaco trata de reconducir la adicción a la nicotina, reduciendo el consumo de un producto pernicioso para la sociedad (para los que fuman y para los que no) además de compensar el gasto médico que origina esta adición.”
    El impuesto no lucha contra la addición a la nicotina. Simplemente se aprovecha de esta adicción para poder cobrar el impuesto si no hubiese adicción no habría impuesto. Por lo tanto interesa tener la adicción? o no ? (no es la nicotina quien jode es el Alquitrán).
    Compesar Gasto médico jejejeje. Todos los impuestos compensan todos los gastos o es que este va directamente a cargo de Sanidad?

    Segundo
    “(el litro de combustible antes de impuestos es más caro que en los países de nuestro entorno).”
    Esto no se debe solo a los impuestos, se debe principalmente a que compramos el 99,8 % del petróleo y nos tenemos nada con lo que compensar un poco los precios.

    Tercero
    “Este impopular impuesto es, en mi (nada modesta) opinión, uno de los grandes aciertos de la política europea de las últimas décadas…..
    Lo cual significa que el subsistema económico español se empobrece con el saldo neto de sus intercambios comerciales debido a que tenemos que comprar ese petróleo y gas….”
    Jejeje Sin ese petroleo ni ese gas no tendríamos industria lo cual nuestro balance puede ser que estuviese equilibrado pero hablaríamos de unas cantidades de generación de riqueza muy bajas, es decir tendríamos un PIB bastante menor pero bastante(años 60 o 70) que es justamente hacia donde nos dirigimos jejeje.

    Cuarto
    “Los impuestos sobre hidrocarburos provocan una reducción del consumo… reducir nuestra dependencia energética” “mejora en eficiencia energética en sector automoción”
    Para mi es el precio del petróleo que ha subido un 300% en unos pocos años el que ha hecho que haya menos consumo porque ha hecho inviable la economía, esto hace que usemos menos energía pero seguimos siendo igual de dependientes. Por otro lado las mejoras en el sector de la automoción ha sido principalmente por normativa de gases y contaminación. Es más gracias a las mejoras consumimos más (Paradoja de Jevons) con lo cual toda esa idea de menos contaminación es falsa ya que contaminamos cada día más en total. Y si hemos parado está siendo por la caída de la economía (-5.1 PIB)

    quinto
    “Igualmente, la carestía energética permite racionalizar el ordenamiento del territorio….”
    De acuerdo si dices la carestía energética y no los impuestos asociados. Pero vuelves a decir que el modelo se jode por la carestía, es cierto, pero se debe a que es la caristía de la energía lo que hace que haya menos uso de esta y se cargue la economía con lo cual nadie puede pagar nada y no se puede generar nada.

    Resumiendo
    No estoy para nada de acuerdo en que unos impuestos indirectos y no progresivos, primero sean justo y segundo sean la causa de todos los beneficios que indicas.
    Que el petroleo y la energía es el que está jodiendo la economía no permitiendo crecer debido a su coste primario y no a los impuestos asociados. Y esto y no los impuestos provoca que se hunda el consumo y que haya un reordenamiento de todo porque no es que esté caro es que ya no es accesible.
    Que el aumento de impuestos no mejora que consumamos menos a traves de la eficiencia, ya que al ser más eficientes permite a más personas acceder a ese consumo con lo cual consumimos más(Paradoja de jevons).

    Comentario por Karkos — 11 abril 2012 @ 11:35 | Responder

    • Bueno, de acuerdo con karkos en “casi” todo, pero en realidad, los impuestos especiales si modulan el consumo, pura curva de demanda decreciente con el precio. Otra cosa es si esta modulación es significativa o no. La elasticidad de la demanda puede ser muy diferente en función del grado de adicción de la cosa gravada, los fumadores nos jodemos bastante, pero segimos fumando porque en realidad somos drogadictos (y a la gasolina, también somos adictos). Creo recordar haber leido en algún sitio que un aumento del precio del tabaco en un 10% provocaba una disminución del consumo del 5% (ergo, pasar de 1,00 a 1,10 reduce el consumo de 1,00 a 0,95, y aumenta la facturación – y la recaudación-.de 1,00 a 1,045). No hagáis mucho caso de las cifras, tengo mala memoria ;)

      Ahora bien, tiene toda la razón en que los impuestos especales no se ponen para corregir consumos indeseables, sino para recaudar. Nuestro modelo fiscal es en ese sentido un “pilla donde puedas”. Donde se puede recaudar con más o menos comodidad, sea por tener balcones a la calle, sea por tener coche (Impuesto de Circulación), ahí nos plantan el impuesto; luego ya se busca la justificación.

      Y por cierto, yo no me creo la paradoja de Jevons, para mi es un caso de falacia causa-efecto (o como se llame). Más bien, lo que sucede es que la mejora técnica en el uso y aplicación de una cierta fuente de energía o materia prima trae aparejadas las dos consecuencias: el mejor rendimiento, y el mayor consumo.

      Comentario por santi — 11 abril 2012 @ 21:18 | Responder

      • “yo no me creo la paradoja de Jevons … Más bien, lo que sucede es que la mejora técnica en el uso y aplicación de una cierta fuente de energía o materia prima trae aparejadas las dos consecuencias: el mejor rendimiento, y el mayor consumo”

        Jajajaj Pues para no creertela casi das la misma definición que la wiki. http://es.wikipedia.org/wiki/Paradoja_de_Jevons

        “El efecto rebote, o más comúnmente la paradoja de Jevons, denominada así por su descubridor William Stanley Jevons, afirma que a medida que el perfeccionamiento tecnológico aumenta la eficiencia con la que se usa un recurso, es más probable un aumento del consumo de dicho recurso que una disminución.1 Concretamente, la paradoja de Jevons implica que la introducción de tecnologías con mayor eficiencia energética pueden, a la postre, aumentar el consumo total de energía.”

        Estoy de acuerdo que los impuestos castigan el consumo pero no que sea la causa principal de esto.

        Un saludo Santi

        Comentario por Karkos — 12 abril 2012 @ 8:49 | Responder

        • Es verdad, he mirado la wiki. Pero vamos, que lo que quería decir es … lo que dije ;)

          Comentario por santi — 12 abril 2012 @ 15:42 | Responder

    • Así me gusta, bien tocapelotas. :P

      Primero: ya lo ha respondido Santi, pero insisto: a ciertos niveles, sí que es cierta la curva de Laffer. Es decir, una subida en los impuestos reduce el consumo en mayor medida, luego cae la recaudación. Si la medida fuera recautoria, bajarían el tipo impositivo.

      Segundo: No como Alemania, Portugal o Italia que, por el contrario, cuentan con pozos de petróleo por doquier. :P De todas formas, Holanda, UK o Noruega son productores y no cambia en nada la cuestión, ya que al final el precio lo marca el mercado (si un extranjero te da más, ese barril va para fuera, el nacional tiene que pagar el mismo precio de mercado).

      Tercero: El petróleo y gas para consumo industrial no está gravado con ningún impuesto especial. En cualquier caso, no se trata de evitar su uso, sino de tener una industria eficiente (en comparación con la industria rusa o usamericana, obsoleta en parte por el bajo precio de la energía en sus mercados, que incluso está subvencionada).

      Cuarto: Cuando se pone freno a las emisiones de CO2 es exactamente lo mismo que controlar el consumo. Que una subida en el precio de los combustibles (sea por impuestos o por precio del barril) reduce el consumo es un hecho innegable (desde las crisis de los ’70 al batacazo del 2008). La demanda es flexible, y precisamente las crisis del petróleo nos han enseñado que lo es en mayor medida de lo que creemos.
      Por otra parte, ha crecido el consumo de combustibles, pero en Europa occidental de forma muy suave (en comparación con otras partes del mundo). Cabe preguntarse a cuánto ascendería nuestro consumo si no hubiéramos aplicado tecnologías de eficiencia. Puedes ver la respuesta en la evolución del consumo gringo.

      Quinto: Lo que hace que la gente cambie de hábitos es el precio del combustible, venga por el precio antes de impuestos, venga por los impuestos. Si el coste por litro es superior, simplemente ya no será tan conveniente ir a vivir a Seseña para trabajar todos los días en Madriz. El sobrecoste del transporte convertirá ese movimiento pendular en insostenible. Esto es fantástico. Y yo prefiero que se llegue a ello vía impuestos, que dentro de unos años vía escasez.

      Resumiendo: Usas a Jevons para reforzar tu fatalismo, hagamos lo que hagamos, sólo queda el colapso. El mundo no es una pila, con polos positivo y negativo, sino un cuadro con todas los tonos y gamas cromáticas. Esto quiere decir que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey, y si el día de mañana hay un estrangulamiento en la oferta de petróleo, la sociedad que más eficiente sea en su uso (porque no se acabará de la noche a la mañana) podrá tener una ventaja competitiva crucial frente a las que no han implementado tecnologías y estrategias de ahorro. Las sociedades e industrias más eficientes, producirán más barato (más aún si se logra imputar el CO2 en los productos) y sacarán del mercado a las industrias y sociedades basadas en el uso y abuso de la energía. Y el cambio, en medio de una crisis energética, será mucho más duro.

      Por eso, sí que creo que es importante centrarnos en la eficiencia energética, no sólo de las tecnologías, sino de los procesos. No existe ninguna panacea tecnológica, pero sí que es conveniente estar adelantados en el camino de salida de los hidrocarburos.

      Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 1:43 | Responder

      • Venga un poco de pelea.(que no trolismo que conste jejej)

        Segundo: Pues aunque no te lo creas tiene más que nosotros. No mucho más pero tienen más energía, son algo menos dependientes. Solo Grecia nos supera en dependencia (fíjate que casualidad). Pero la diferencia como bien indicas ahora es pequeña pero en el post parece que es la hostia jajajaj. Y solo quería remarcar eso jejeje.

        Tercero: La industria usa-rusa es ineficiente porque no han tomado medidas ambientales principalmente y porque tiene acceso mucho petróleo y gas (bien por recursos naturales bien por unos ejércitos majísimos).

        Cuarto: Jejjeje veo que me das la razón en que son las medidas ambientales las que atacan el consumo y no tanto los impuestos. A lo que voy es que tu dabas a los maravillosos impuestos más poder del que tienen para frenar el consumo(que lo tienen pero ni mucho menos tanto como indicas)
        Pero en petróleo ni la demanda ni la oferta es flexible ya. Y en Europa está cayendo el consumo de combustible porque la economía está destrozada debida al precio del petróleo que es inelástico debido a que la oferta no soporta la demanda debido que estamos en meseta de peak oil
        Sobre tu pregunta de los gringos te respondo con Rusia. Ellos no tienen el mismo consumo que los usa boys y son más ineficientes. Los USA boys consumen porque son los amos y lo tienen todo y el resto sus lacayos.

        Quinto: Así que vía impuestos y no vía escasez dentro de uno años, jejejej. ¿¿Pero no ves que estamos en escasez debido al precio de la energía porque no tenemos acceso a petróleo-gas-carbón suficiente??? No ves que nos están excluyendo de esa energía??(Irán, en breve argentina

        No uso Jevons para reforzar mi fatalismo (que yo lo llamo realismo-crudo jeje), uso Jevons porque en una sociedad basada en el crecimiento infinito como la nuestra es casi una constante esta paradoja.
        El colapso puede tener muchos colores no creas de negro negro a gris clarito, pasando por tu rosa palo de mejoras de eficiencia y caídas tranquilas de viviendas residenciales a ciudades medias hiperdensas gracias a impuestos y no a escasez jejeje.

        Y estoy de acuerdo en que si eres más eficiente podrás aguantar más industria, pero ya el hecho de que hables de competitividad veo que sigues pensando que esos que son más eficientes podrán crecer si no tienen quien les compre.

        Resumiendo. Que los impuestos no afectan tanto a la caída de consumo, porque es el precio primario del producto el que marca el coste y lo que jode el consumo, los impuestos es un añadido al precio que luego vía gasto entra en el sistema, pero el precio primario o de coste es el que es.

        Que los impuestos no afectan tanto a las mejoras de eficiencia. Son el coste y medidas regulatorias ambientales o de cualquier tipo.

        Que el coste(escasez) de la energía está hundiendo la economía y nuestra actual sociedad porque está basada en el crecimiento y ya no es posible crecer.

        Que más que en le eficiencia de la técnica y los procesos deberías fijarnos más en la eficiencia de la utilidad.

        Que el colapso es inevitable independientemente del color que tu quieras jajajaja.

        Un saludo

        Comentario por Karkos — 12 abril 2012 @ 11:11 | Responder

        • Sí oh! Si a mi no me importa! Total, sería esto tan aburrido…

          Segundo: anda, pásame si los tienes, los datos de dependencia energética de los países europeos. Sé que Francia y Alemania tienen algo de petróleo, pero son migajas, como en España. Claro que Alemania tienen la cuenca del Rhur llena de carbón, y Francia la nuclear. Pero en el autoabastecimiento de petróleo y gas, están prácticamente igual que nosotros (quizá cambie un poco el mapa el gas de esquisto, dicen que en Alemania y sobre todo Polonia hay grandes recursos).

          Tercero: por supuesto. Sin embargo, no esperes mucho de las medidas ambientales. La ecología sólo consigue legislar cuando rema a favor de la economía (reduciendo el consumo en Europa, por ejemplo).

          Cuarto: ¿? ¿Yo darte la razón? ¡Ni en sueños! :P Lo que trataba de explicarte es que en realidad las sucesivas normativas de automoción (Euro 4, Euro 5…) son, en realidad, en buena parte, normativas anti-consumo disimuladas como anticontaminación.
          En cuanto a la flexibilidad de la demanda de petróleo, depende de las sociedades. Hay que tener en cuenta que gran parte de nuestra demanda la obtenemos indirectamente de China vía artículos manufacturados. La energía la consume China, pero es para fabricar productos para occidente.

          Quinto: No, qué coño va a ser esto escasez? La escasez empezará dentro de una década, por el crecimiento de la población y las economías emergentes, y el agotamiento de los pozos. En el corto plazo, con un euro débil y menor cantidad de ellos en el bolsillo, en Europa las vamos a pasar canutas para llenar el depósito.

          “sigues pensando que esos que son más eficientes podrán crecer si no tienen quien les compre”
          Siempre habrá mercado, eso no va a desaparecer con el peak oil, la humanidad tiene necesidades desde mucho antes de que se horadasen pozos en Bakú. Si la industria europea se prepara para producir de forma más eficiente, o cambiando de energías para no ser afectadas por el subidón de los hidrocarburos, estará en mejor posición que las industrias que no lo hagan. Esto es un hecho. Por ejemplo: por eso a la UE le conviene que se firme otro Kyoto, porque buena parte de la industria de renovables es europea (aunque al loro con las dos grandes eólicas chinas).

          Los impuestos varían el coste final de los productos, que es lo que percibe el ciudadano. 1€ de subida en un producto repercute igual en su consumo, sea vía impuestos sea por subida de la materia prima, eso al consumidor le resulta indiferente.

          Que no sea posible crecer no quiere decir que deje de ser posible que la economía se meta un hostión de órdago, llevando a millones de personas a la miseria. Esto es lo que hay que evitar.

          La eficiencia de la utilidad creo que viene a ser lo mismo que la eficiencia del proceso, si quieres define el término.

          ¿El colapso es inevitable? Bueno, cuanto más consigamos frenar, menos duro será el impacto.

          Apertas, San Juan Evangelista! ;)

          Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 22:08 | Responder

      • Ya se que no me voy a quitar el sobrenombre de Apocaliptico y con razón.
        Dejo este pequeño post “LA ECUACION DEL APOCALIPSIS”.
        “Audrey Tomason, esa mujer misteriosa que apareció en la famosa foto con el equipo del Presidente Obama visionando la operación que acabó con la vida de Osama Bin Laden, en su tesis sobre la ecuación del apocalípsis, cree que un genocidio controlado sería mucho mejor para el mundo que una propagación del caos debido a una sobrepoblación que acabe con los recursos del planeta.”

        http://www.colectivoburbuja.org/index.php/carlos-rodriguez/la-ecuacion-del-apocalipsis/

        Menuda hija de la gran….

        Comentario por Karkos — 12 abril 2012 @ 12:44 | Responder

        • ¿?¿?¿?¿?

          Es increíble que semejante atrocidad se llegue ni tan siquiera a plantear. Es impresionante lo rápido que estamos olvidando…

          Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 21:43 | Responder

  4. es la primera vez que escribo, pero leo tu blog todas las semanas. Sólo quería mandarte un saludo desde tierras europeas lejanas, y decirte que me hacen mucha compañía tus escritos. Tengo un chute de empatía al leerte, que se acentúa cuando tratas temas autóctonos, jajaja, ya que yo procedo del mismo rincón del mundo… y transcribes muchas sensaciones con las que he convivido muchos años. bueno, sólo eso, un abrazo y mucho ánimo y fuerza con todo ! :)

    Comentario por Maria — 11 abril 2012 @ 15:34 | Responder

    • Carallo, en Berlín!!!

      Pues qué quieres que te diga, lo que tú ves cuando sales por los alrededores es lamentablemente más parecido a la Galicia ancestral, que la misma Galicia de hoy en día, donde sólo faltan los canguros y los koalas. Alemania me gusta mucho, mucho. Lástima que sea tan llanota, que se hace un poco sosa. Pero es encantador cruzar el país y ver que aún quedan grandes manchas boscosas de robles, hayas y abetos, muy bien conservadas. Todo un puto modelo de convivencia entre modernidad y naturaleza. Aquí no hay más que miseria, destrozamos la naturaleza y ni siquiera somos capaces de sacarle provecho. Nos vendieron los pinos y eucaliptos como modernidad y progreso, y no nos han traído más que pobreza y barbarie, al perder la riqueza que nos daba un bosque autóctono íntegro (desde leña, seta, forraje…a biodiversidad y paisaje inalterado que atraigan el turismo). Tanto AVE y tanta hostia ¿Quién va a querer venir a Galicia? ¡Si es un horror! Afortunadamente, como los turistas no piensan conocer más que las ciudades y alguna playa…

      Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 1:21 | Responder

  5. Aquí en Castilla las repoblaciones se hacen a base de pinos que poco a poco van comiendose los bosques autóctonos.

    Si que te ha cundido el pensar mientras le dabas a la azada, joder tio te debes haber cavado media Ourense.

    Comentario por Javi — 11 abril 2012 @ 18:36 | Responder

    • Pero el pino, si no me equivoco, sí que era autóctono en grandes zonas del Sistema Ibérico (me refiero al pino albar). Otras no, como por ejemplo en Zamora y León, que están plantando pino radiata en vez donde antes había encinas y rebollos.

      Claro, joder, si nuestros árboles autóctonos son de crecimiento mucho más lento. ¡Por eso su madera es tan buena! Joder con las jodidas prisas de los niñatos de ciudad!!! Los árboles son demasiado lentos para la modernidad, en esta época en el que el tiempo se mide en milisegundos.

      Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 1:12 | Responder

  6. Ata agora eramos para os europeos o “green corner” pero co tempo seremos o “black orifice” ou ollo do cu falando en silver.Un mamalon podrido de cartos soo se lle ocorriu a brillante idea de plantar eucaliptusglobulus (mais coñecidos como arcuelitos ou eucalitos)no medio de unha carballeira que esta a caron da miña casa…. vouno fodeeer. como? facil meu, catro taladros co baterias na base de cada arbore, encher de roundup cada burato ( ves coma o glifosato si que ten usos ecoloxicos) e listo, en dous meses estan secos coma achas, o que eu chamo terrorismo ecoloxico a base de armas quimicas. Algo mais de terrorismo o que me adico e a plantacion idiscriminada de castaños e carballos, o cal ben pode facer calquera persoa, como? no outono meto baixo terra un bo lote de castañas e landras de maneira estratificada, unha capa de terra unha de castañas, capa de terra , capa de landras e cando chega o mes de febreiro, desenterroas e veredes que as sementes xa lles saiu un rabecho blanco(coidado cos ratos, mellor facelo nun capacho, pois o anopasado perdin unha lote de sementes que tiña no chan dunha carballeira), so queda ir de paseo polo monte e levar un sacho pequeno e un lote de sementes e poñerse a plantar nas leiras de todo dios, este ano plantei unhas 300 sementes e non me levou mais catro ou cinco paseos. Pro ano que ben vou probar a pildorizar con barro as sementes ( as nendo nango do maestro fukuoka) e asi poder lanzalas no medio das toxeiras, quen sabe igual chego a 500, 800… xa vos contarei. Como vedes todo axuda e non tes por que pertencer a greenpeace pa ser un ecoloxista

    Comentario por monchetedemontes — 11 abril 2012 @ 20:42 | Responder

    • Moi ben, hostia, outro máis!

      Aquí xa somos varios os que estamos a sementar árbores autóctonas dende semente. Eu incluso este ano ando a probar cunhas lantras de faia, ainda que non teño moitas esperanzas (clima moi seco para elas no Sur de Ourense). O que ti fas é unha estratificación fría, pódese facer tamén na neveira de casa. Tamén podes facela mecánica, limando ou cortando a codia da lantra, o incluso con ácido, para debilitala. De feito, é con ácido o xeito máis natural, aínda que non o pareza, xa que simulas o ataque que sufre a semente dentro do bandullo dun animal. Logo, o cagalas, quedan preparadas para xerminar.

      O de cargarse os putos ocalitos…(como lles chamaban os asturianos de Dixebra)…non penses que non o teño pensado. A cousa é que así non vas moi lonxe, pois son centos de milleiros os que asolagan a nosa terra. Home, algún pequeño sí que teño arrincado, especialmente cando medran no comunal, por transporte de semente. Pero os que a xente planta…non me gusta impoñer as miñas conviccións (aínda que pense que quen planta eucaliptos é un traidor á terra). Eu prefiero ollar con cara de noxo cando me falan deles, reprobar a súa actitude e lembrar as consecuencias para as árbores que están plantadas ó seu carón. De feito, o pailán que linda comigo plantou algúns deses monstros e…a ver se lle convenzo de que os derrube, porque xa se lle nota ós castiñeiros que ten ó lado.

      Pero vamos, é certo, nunca o glifosato tivo un uso máis ecolóxico. Ben por ti! ;)

      Comentario por Mendigo — 11 abril 2012 @ 23:17 | Responder

    • Tiempo ha vi un reportaje sobre un grupo de jubilids vascos que hacían una cosa parecida, andaban de paseo por el monte, con sus bastones tuneados (creo que huecos) y el bolso lleno de hayucos. Iban pinchando el suelo entre los tojos y dejaban bajar una semilla en cada agujero.

      Comentario por santi — 12 abril 2012 @ 18:50 | Responder

      • A mí esas cosas, qué quieres que te diga, me emocionan.

        Si se generalizasen…

        Pero en Euskadi, casi son desconocidos los incendios. Mientras que aquí…de nada sirve que vayas con las bellotas si detrás viene alguien con la cerilla. Descorazona a cualquiera.

        Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 21:09 | Responder

  7. Lo de censar los pozos está ya inventado, concretamente en el llamado Registro de Aguas, que es, además, público (Ley de Aguas). Otra cosa es como se aplica o se deja de aplicar, que depende de los organismos que gestionan las cuencas (confederaciones o autonomías, según los casos). Ahora, no tengo tan claro lo de gravar el consumo; me lo he repasado y parece que solo se cobra en el caso de que las obras de captación sean financiadas por la administración.

    Comentario por santi — 11 abril 2012 @ 21:59 | Responder

    • Sí, santi, ya sé que existe, pero también sé que, al menos en La Mancha, existen muchos pozos ilegales. Y no hay cosa más sencilla que detectar un cultivo de regadío que no está legalizado, basta con una fotografía aérea. Si no se hace, es por pura desidia…

      Comentario por Mendigo — 11 abril 2012 @ 23:28 | Responder

      • Las confederaciones estaban haciendo inventarios y regularizando aprovechamientos, además de mejorando el control de acuiferos (al menos, controlando los niveles) pero con los recortes, ya no tienen dinero para seguir :(

        Comentario por santi — 12 abril 2012 @ 18:54 | Responder

  8. Tocas tantos temas que me quedo con ganas de entrar al trapo a muchos.. :)

    Offtopic, pero de una pasada… los fumadores no cuestan más al estado que los no fumadores. No es verdad y no tiene lógica además… además de vivir 6 o 7 años menos de media, estamos suponiendo que los no fumadores mueren en su casa sin costarle un euro al estado. Un fumador muere poco después de dejar de tributar. Un no fumador vive muchos años sin tributar, años donde las visitas al médico son constantes, y muere probablemente de una muerte larga (un cáncer es muchísimo menos agresivo a los 85 que a los 65) y cara.

    No es fácil elaborar un informe, pero los pocos que lo han intentado apuntan en esta dirección.

    Por mi que suban los impuestos del tabaco hasta el infinito, pero que no usen la excusa de la financión de los tratamientos o hablar de un tema de salud pública. Si lo que preocupa es la salud pública, que obliguen a que el tabaco pase un mínimo control sanitario y no pueda contener aditivos…

    Sobre la subida del carburante, aunque estoy de acuerdo, tienes que tener presente la cantidad de personas que se verían afectadas dramáticamente por una fuerte subida del precio de los carburantes. Taxistas, transportistas, madrileños o barceloneses que usan el coche 2 horas para ir al trabajo, comerciales, agricultores… Como dices, la presión iría, entre otros, a la vida en el campo. Si tenemos un problema de despoblación, no podemos ahogar más todavía ese estilo de vida (indispensable si queremos comer, por cierto).

    Creo que ya lo hemos comentado más veces, pero el problema lo tenemos en el tipo de edificación. El nuevo código técnico de la edificación está muy bien. Y los que que construyan o reformen sus propias casas, a poco que se informen se darán cuenta de lo que ahorrarían (energética y económicamente) si aislan la casa de puta madre, y se gastan un buen dinero en cerramientos adecuados; construir teniendo en cuenta la orientación y no las vistas…
    ¿Pero que hacemos con los millones de pisos ya construidos? Al final la gente se tiene que calentar, y si impones un impuesto sobre los combustibles acabarán pagando los de siempre, los que no tienen un duro y no pueden pagar 6.000 euros para poner ventanas en condiciones en sus casas.

    Existen ayudas para reformas en las que se tienen en cuenta aspecto energéticos. Por mi experiencia, no revisan nada (las ventanas porque se ven, que si no ni eso). Me he dejado una pasta en aislar mi casa, y la administración no ha mirado nada del proyecto, ni de calidades ni nada. Unas fotos del antes y el después… pues ya ves tú. Y cobraremos la ayuda dentro de varios años(!!!), por cierto.

    Es verdad que la carestía de cobustible la tendremos en unos años haya pobres o no, pero imponer actualmente una medida sin tener en cuenta el resto sólo hará que las cocinas económicas vuelvan a ponerse de moda…

    Y además, aunque tiene sentido, no ataca de raíz el problema… hablas de lo que han mejorado los fabricantes de automóviles en relación al consumo… pero qué más da si se venden más coches de 200 CV que nunca!!!

    En mi opinión no se deberían subir los impuestos de los carburantes, si no subir los impuestos de los productos que no son energéticamente eficientes. Una lavadora de mierda de clase C, debería costar casi lo mismo que una de clase A+, Un coche de 200 CV debería costar 1/4 más de lo que vale, una caldera de gasoil, poco menos que un bomba de geotermia (aunque en este caso la perforación sea lo más caro, la caldera sigue siendo carísima).

    Fuerzas a pagar por maquinaria poco eficiente (porque aunque el comprador no quiera, es bueno para él y para todos), o creas un sobrecoste en maquinaria poco eficiente.

    Y sobre la madera, la verdad es que aquí la situación es muy diferente, en mi zona cuando se hacen clareos (de carballos, por ejemplo) dejan los árboles donde se talan, y aunque algunos suben (al medio del monte) a por madera gratis, no te creas que el ‘stock’ se agota… las casas tiran más de carbón que de madera (también es verdad que nuestros montes son de carbón…). Me extraña un montón el consumo que indicas que hay en tu zona… la madera no es un combustible habitual. Una chimenea no calienta una vivienda. Las calderas que admiten cualquier combustible (y no solo pellets) son muy ineficientes y poco habituales, los pellets lo bueno que tienen es que pueden aprovecharse de cualquier desbroce o material sobrante. No tiene sentido pagar para talar cuando puedes comprar restos de casi cualquier cosa. Al final, las chimeneas quedan para encenderse por la tarde, mientras echas el rato antes de ir a la cama o cuando estás de calecho. Y utilizas podas, desbroces y restos. Por 200 euros tienes un par de toneladas de roble, más que suficiente para pasar el invierno, ¿quien querría currar 3 tardes y gastar en gasoil para trocear unos cuantos árboles en el monte? Si es que están locos estos gallegos… :)

    Comentario por PerroFantasma — 12 abril 2012 @ 8:14 | Responder

    • del off topic, en gasto sanitario no se si los fumadores somos más o menos caros, pero desde luego somos seis o siete años más baratos en pensiones de jubiliación

      Comentario por santi — 12 abril 2012 @ 18:42 | Responder

    • Sobre los fumadores y su rentabilidad para el Estado, nada que argüir, estáis en lo cierto. Así que, coño ¡dejad de fumar! aunque sólo sea por joder la contabilidad nacional.

      En los colectivos que mencionas como afectados de una subida de los combustibles, incluyes a madrileños y barceloneses. ¡Al revés! Son las dos grandes capitales que tienen una red de transporte público más desarrollada. Quien en Madriz coge el vehículo privado, es porque quiere (amargarse la vida). Y hablo del Gran Madrid, incluyendo Alcorcón, Getafe, Pinto, Parla, Alcalá, Villalba…

      Sí que es cierto que sería un factor que estimularía la despoblación rural. Pero es que es necesaria. El hábitat disperso gallego no es energéticamente sostenible, hay que concentrar a la población en las villas y ciudades. En las aldeas que sólo queden los productores, aunque se puede trabajar en este sentido, estimulando la agricultura y ganadería para extender este sector productivo y repoblar con gente joven los pueblos. Al final, si vives en la aldea pero bajas a diario a trabajar a la villa, acabas comprándote un piso en la villa. Subir el combustible sólo aceleraría este proceso. Y tus hijos se van a establecer ya abajo en el valle.

      Me interesa lo que planteas de los impuestos a las máquinas ineficientes. Sería interesante estudiar cuáles son las implicaciones económicas de gravar la energía o el artilugio que la consume. Así, a bote pronto, yo prefiero gravar la energía porque de esta forma tasas no sólo la eficiencia de la máquina sino del proceso. Me explico, puedes tener una lavadora A+ que es una cagada si la pones con dos bragas y una camiseta (como tengo visto yo en una casa, para mi desesperación). Puedes tener un cochiño que consuma poco, pero si lo usas hasta para ir al baño, acabas consumiendo una burrada.

      De todas formas, ambas alternativas son compatibles: puedes gravar la energía y, además, las máquinas más ineficientes (de hecho, así se hace, por ejemplo, con el impuesto de matriculación). Dos formas de conducir a la economía por la senda de la eficiencia.

      Sobre la madera…estás pensando en algo muy distinto. Tú hablas de las calderas de biomasa (leña, pellets, briquetas…) que distribuyen el calor con un circuito de agua. Nononono. Yo te hablo de algo mucho más básico, que es lo que hay en la mayoría de las casas de pueblo: una cocina de leña, que sirve tanto para cocinar, como para calentar el resto de la casa. A veces, con el apoyo de una caldera de gasóleo. Pero cada vez más, la caldera de gasóleo se dejará apagada y se tirará más de leña (que sigue siendo mucho más barata que los pellets). La cuestión es que en tu tierra, aún hay bosques como para sacar leña con restos de poda. Aquí no, aquí si quieres madera tienes que abatir el árbol, porque ni el tamaño de los árboles ni su número permite obtener gran cosa de la poda. Y claro, cada vez va a menos…

      Realmente, en el último par de años, estoy sorprendido de la cantidad de árboles abatidos para leña, se nota la crisis una barbaridad.

      Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 21:35 | Responder

  9. En general de acuerdo, pero no estoy muy convencido de igualar el combustible agrícola con el general. Es cierto que cuanto más valga el combustible, más se racionará su uso, pero los casos que conozco no lo despilfarran precisamente, y no tienen otra opción (teniendo en cuenta el poco margen que tiene el agricultor aquí).

    Comentario por wenmusic — 12 abril 2012 @ 8:19 | Responder

    • Aquí y en todos lados…cuando no se une para formar cooperativas que integren todo el ciclo de valor. Tu familia también es de Ourense. ¿Qué es lo único que funciona allí en el sector agrícola? Las cooperativas vitícolas y COREN. El resto, es agricultura y ganadería de subsitencia. Las patatas, en Xinzo, se las pagan a una puta miseria. Las castañas, en Rios, Vilariño ou O Bolo, ni te cuento.

      Hay que subir esos márgenes para que la agricultura y ganadería tenga algún futuro, pero para eso hay que unirse, para poder acudir con mano fuerte al mercado. O, como he dicho, integrar todos los escalones en una misma empresa, desde la producción hasta la comercialización.

      En cuanto al gasóleo agrícola…puedes devolver parte de lo consumido por una subvención a la producción, por ejemplo. Pero no subvencionar directamente el gasóleo. De esta forma, incentivas para aumentar la eficiencia energética en el campo: por ejemplo, comprando maquinaria nueva, escogiendo la más eficiente, yo me pregunto para qué algunos tractorazos descomunales que se ven en Galicia, que en Castilla tienen toda su lógica pero que aquí son ridículos, o simplemente reordenar la producción hacia cultivos menos intensivos en energía (que generalmente sustituyes por más mano de obra, lo cual viene de perlas en el rural gallego).

      La cuestión es que nos estamos desangrando para comprar el petróleo y gas, de hecho nos endeudamos para pagarlo ya que todas nuestras exportaciones no sirven para cubrir la factura, así que tenemos que emplearlo lo más eficientemente posible. No es cuestión, como dice Karkos, de no usarlo, sino de obtener por cada barril de petróleo la máxima cantidad de riqueza (intensidad energética de la economía).

      Comentario por Mendigo — 12 abril 2012 @ 16:46 | Responder

  10. Estoy de acuerdo con muchas de las cosas que se comentan en esta entrada. Llevo unos 19 años viviendo en Galicia. A lo largo de todo este tiempo he podido comprobar que el tópico del gallego amante de su tierra es una inmensa patraña. Patraña, que en el colmo de la estupidez, la mayor parte de los gallegos, esos a los que les importa una verdadera mierda el estado ecológico de su país, siguen esgrimiendo como verdad incontestable.
    Todavía me acuerdo como a finales del verano de 1998, en rueda de prensa, y a la pregunta de qué medidas iba a tomar la Xunta para acabar con la lacra incendiaria (ese año fue especialmente duro para los montes gallegos, aunque no mucho más que otros años), el “Sr.” Fraga contestó más o menos lo siguiente: “El problema de los incendios en Galicia se ha exagerado. Este año, sin ir más lejos, han ardido más hectáreas en Grecia o en Estados Unidos”.
    Ahora imaginemos hipotéticamente otra rueda de prensa en la que a un presidente del Gobierno de cualquier país mínimamente decente, y ante una ola de atentados terroristas, se le interpelara de manera similar. Alguien concibe que el responsable de ese gobierno respondiera algo así como: “El problema terrorista en nuestro país se ha exagerado. Este año, sin ir más lejos, ha habido más atentados en Irak o en Afganistán”. Ante una repuesta de ese calado, la ciudadanía, indignada, hubiera corrido a gorrazos a semejante gestor. ¿Por qué el “Sr.” Fraga tuvo la indecencia de vomitar semejante contestación?. Creo que la respuesta es evidente. Detrás del que en aquel tiempo era el presidente gallego, hay un pueblo al que le resulta indiferente que su tierra, esa a la que dicen amar tanto, se haya convertido en un parque temático de los desastres medioambientales.

    Comentario por Daniel — 30 abril 2012 @ 15:42 | Responder

  11. Jejeje…pero a ti deuche tempo de dar alomenos unha sachada ou adicácheste, cóbado en descanso,
    a filosofar motivado polo angazo??? Jajajaja…vaia risas nos botamos: non sabiamos que un legón dera para tanta reflexión!!! Bicos Jrandes Josiño.

    Comentario por alecrin — 30 abril 2012 @ 19:14 | Responder

  12. [...] y, desde luego, no cubre los gastos de mantenimiento de un souto. Para eso lo cortas tú mismo y tienes madera para varios inviernos (que es, al final, de lo que acaban sirviendo). Y ya, que te den lo mismo por un eucalipto o un [...]

    Pingback por euros por tonelada « La mirada del mendigo — 18 agosto 2012 @ 10:00 | Responder

  13. Sube el gasóleo, caen los árboles

    Comentario por Mendigo — 29 mayo 2013 @ 20:18 | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 222 seguidores

%d personas les gusta esto: