La mirada del mendigo

20 junio 2012

Una solución

Filed under: Crisis — Mendigo @ 12:49

Esta fotocopia la arranqué de la cristalera de un comercio cerrado, en mi calle.

Impecable el anuncio, he visto escrituras notariales y sentencias judiciales con mucha peor ortografía y sintaxis.

+

Ya sé que no es nada nuevo, pero leer esta súplica, esta llamada de auxilio de alguien a punto de naufragar en la vida, me ha conmovido.

Tenía pensado escribir sobre otro asunto, más académico, pero me he dado cuenta que no hay nada más urgente, imperioso, acuciante que darle un trabajo a esta persona…y a los cinco millones largos que se encuentran como él (según tomemos el dato de la EPA o del INEM).

Si no ponemos la máquina a funcionar, si la economía no arranca y empieza a emplear gente, y lo hace rápido, la carga de la deuda nos hundirá. Una economía parada no genera puestos de trabajo, pero tampoco consumo ni recaudación, con lo que el déficit crece y el gobierno, obnubilado por su ideología, recorta más gasto para igualarlo, deprimiendo aún más la economía y entrando en una espiral destructiva.

Todo ello desde el punto de vista económico. Desde el punto de vista social la situación actual es intolerable, lo era hace ya dos años y cada día que pasa es peor. Las prestaciones se agotan, los ahorros también, ya no le quedan más agujeros al cinturón. Y el gobierno da por hecho que el paro seguirá aumentando este año y el siguiente. Un gobierno que se resigna, no debe durar ni un segundo más en el poder. Es aberrante que no haya, ni desde el gobierno ni desde la oposición, un plan claro para acabar con el desempleo. No lo hay. Se tratan de estabilizar (con nulo éxito) las variables macroeconómicas y se confía que, después, como efecto secundario, empezará a mejorar suavemente el empleo. Nunca ha sido una prioridad para los políticos, ningún partido ha presentado un plan de choque para resolver esta pandemia de la sociedad española. Desde la política nadie ha ofrecido una solución (con todo, hay diferencias: IU ofreció algo parecido a una solución, pero sin atreverse a implicar al Estado directamente en los sectores productivos).

Detesto el fatalismo que se ha instalado en la sociedad. Igual que no debemos resignarnos a que la banca sea rescatada con dinero público, tampoco hemos de resignarnos a tener unas cifras de paro de país africano. Hay alternativas, en uno y otro caso. Esta situación genera un enorme sufrimiento social, la amenaza del desempleo es verdadero terrorismo (que la patronal usa sin pudor para explotar a sus trabajadores amenazados), y su resolución debe ser absolutamente prioritaria.

La solución neoliberal, que es confiar la solución a las fuerzas del mercado, ya ha demostrado su eficacia. La cuestión es que las fuerzas políticas no proponen otra, no se imaginan un mundo diferente.

Es la actitud del gobierno que rehúsa gobernar, de un Estado maniatado al que no se le permite moverse de la casilla, del que sólo se espera que maneje la policía y el ejército, y preste asistencia a aquellos a los que el mercado laboral desecha. Para todo lo demás: Mastercard.

Esa confianza ciega en el Dios-mercado me recuerda a la parábola evangélica de la confianza en el Dios-Yahveh: aquello de no os preocupéis por qué comeréis o qué vestiréis, que ya Dios proveerá, como los lirios en el campo y todo eso. Muy bonito, pero yo creo que a partir de 15 años ya se es suficientemente adulto para comprender que eso es una gilipollez. Que como no muevas el culo, Dios no provee una mierda y te mueres tan sencilla y naturalmente de hambre y frío.

Igualmente en el gobierno, si no gobiernas, si no tomas decisiones estratégicas para conducir un país, esperando que el mercado las tome solas y todo se arregle por sí mismo, te diriges al abismo. Exactamente igual que si en un navío dejas libre el timón y, en un alarde poético, dejas que te lleve donde quieran los vientos y las corrientes. Tarde o temprano acabarás naufragando contra los escollos. ¿Alguien es tan imbécil de soltar el volante y cerrar los ojos mientras conduce, esperando que alguna fuerza superior guíe el vehículo por la carretera?

Por lo tanto, habrá que gobernar. Eso es lo que voy a proponer.

Existe un contingente laboral que ha quedado varado en la arena. Sus conocimientos y habilidades han quedado desfasados o desactualizados, o simplemente su sector productivo ha sufrido un redimensionamiento (el ladrillo es el caso paradigmático) y ha escupido miles de trabajadores.

La providencia del mercado no va a hacer nada, las cosas no se hacen por sí solas. Un gobierno que gobierne, tiene la información para prever esta circunstancia e ir reconduciendo a esos trabajadores en otro sector productivo del que se espere mayor actividad. Porque se supone que existe una planificación de la actividad económica, en la que el gobierno se anticipa a los sectores que están en declive y los que despuntan, para redirigir recursos materiales y humanos y así impedir que se destruyan o abandonen.

¿Y cómo se hace, lo de redistribuir trabajadores en otros sectores en los que se espera mayor actividad? Porque con decirlo no basta, hay que actuar, hay que gobernar: DANDO FORMACIÓN.

Ya estamos entonces en el Punto 1.

Pero el Estado no puede soltar unos euros, cada vez menos, a academias, sindicatos o patronal y desentenderse del asunto. Esto conduce a una capacitación profesional de mierda, cursillitos idiotas manifiestamente ineficientes para reubicar al trabajador en otro sector productivo o actualizar sus competencias.

Mirad los cursillos que tiene este trabajador. Hombre, el de informática básica nunca está de más. Pero el de igualdad de género ¿pero nos hemos vuelto gilipollas o qué? No seré yo quien diga que no es importante, pero a este hombre lo que hay que darle es una formación que le permita desempeñar un nuevo trabajo, que adquiera nuevas competencias. Esa mierda de cursillitos del INEM no sirven más que para que un listo se embolse un dinerito impartiéndolos. Su nivel es terriblemente básico, sólo se dan generalidades, pero no sirven para especializar a un trabajador en ningún área en concreto. Eso sí, son un estupendo negocio para las academias que viven de organizar estos saraos.

Comenté antes el dinero que se llevan los sindicatos y asociaciones empresariales a cuenta de la formación. Yo sólo he asistido a un curso, organizado por UGT. Quien lo impartía era el hermano del fulano de UGT que lo organizaba (milagrosamente no estuvo mal, a pesar de todo).

Vamos a ver, estamos hablando del Estado. ES-TA-DO. El Estado no tiene ninguna necesidad de delegar la educación en ninguna academia de mierda (y mucho menos en entidades cuya función no es la enseñanza). El Estado tiene medios, personal e infraestructuras para poder ofrecer a sus trabajadores una formación profesional REGLADA, con unos planes de estudios serios y adaptados a las necesidades de la economía en cada momento. No hablo necesariamente de la FP, cuyo acceso se encuentra de forma increíble obstruido. Un trabajador de 40 años lo que necesita es una capacitación laboral, especializarse en su sector o cambiar a otro si considera que en el suyo se agotan las posibilidades. No es un cursillito de mierda, son meses o años de dedicación completa, para formar a ese trabajador de nuevo (y no sólo los parados, porque la formación continua del trabajador debería ser un hecho, y no bonitas palabras y vacuas declaraciones de intenciones de politicuchos).

Hay colegios, institutos, universidades con las aulas vacías gran parte del día, especialmente en horario de tarde-noche. Y si faltan aulas, se construyen, que en ningún otro sitio estará mejor invertido el cemento. O simplemente, se expropian unos cuantos bloques de pisos de esos que están condenados a convertise en inmuebles fantasma por falta de compradores.

Se contratan a profesores, oposiciones mediante, para que impartan esas nuevas titulaciones (absolutamente orientadas a la capacitación laboral, no como FP en la que hay un componente, necesario, de cultura general para los chavales). Para empezar, ya has dado trabajo fijo y bien remunerado a unos cuantos miles de profesionales. Gente que estaba en su casa cobrando el paro, ahora está trabajando, cotizando y dando valor a la sociedad transmitiendo sus conocimientos.

Ahorrar en profesores es tan idiota como ahorrar en el forraje del burro, en el chiste del gitano. Si el burro muere, se te jode tu medio de sustento. Por poner un ejemplo que sufro: en las Escuelas Oficiales de Idiomas, cada vez es más difícil conseguir plaza. Con tanta gente en el paro, la gente busca seguir formándose y aprender idiomas (algo absolutamente necesario en muchos puestos, y vital si el trabajador quiere buscar fortuna en el extranjero, sin el conocimiento del idioma será carne de cañón). Yo no encuentro otra inversión más productiva, no la encuentro, que poner profesores para que nadie que quiera estudiar se quede sin poder hacerlo. A la gente que quiere estudiar, hay que ponerle alfombra, en vez de darle la espalda. ¡Es una inversión en capital humano! Cualquier estudio te muestra que la rentabilidad tanto económica (será un trabajador más productivo) como social (será un ciudadano mejor informado) supera ampliamente a la inversión. Ni AVEs estúpidos, ni aeropuertos en cada plaza, no existe NADA comparable al retorno que proporciona invertir en educación e investigación.

El año que viene, habrá en las EOI menos plazas y más demanda, al seguir creciendo el paro, con lo que de nuevo habrá que recurrir al sorteo para poder matricularse, quedándose cada vez más gente fuera. En las universidades, subirán las tasas (en un momento de crisis!) expulsando a aquellos alumnos de familias de clase baja que no se pueden permitir esas tasas. Sobre I+D ya no me quedan lágrimas que brotar. Esto es desgobierno, torpeza infinita en la identificación de prioridades, no se podría hacer peor.

Acabamos pues el punto número 1, tenemos un Estado que es capaz de ofrecer formación para que este señor de 40 años pueda adquirir una nueva capacitación profesional.

¿Y ahora? Lo abandonamos, después de formarlo, a las fuerzas del mercado? Dios proveerá?

Para empezar, ya tenemos un trecho recorrido. Esta persona tendrá más oportunidades de encontrar trabajo, si no es aquí, yéndose con su título a otra parte. Lo cual es una solución de carafio, la emigración, lo que están sugiriendo los a-gobernantes: gastarnos en la formación de un trabajador para enviárselo a Merkel, tiernecito y envuelto en papel de regalo. Es que no se puede ser más idiota!

Si el trabajador encuentra empleo en el sector privado, albricias, pero en España existen cinco millones de puestos de trabajo menos que trabajadores. Simplemente, como en el diabólico juego de las sillas musicales, hay menos sillas que jugadores. Hay cinco millones menos de sillas.

Entonces, llegamos al punto 2: iniciativa empresarial pública.

El empresariado español es profundamente zote. No es capaz de aprovechar una mano de obra barata y bien capacitada y una carga impositiva inferior a los países de nuestro entorno. Es tan idiota que, ni con estas ventajas, es capaz de competir con las empresas alemanas o francesas. La empresa española está descapitalizada, por la codicia y la necedad del empresario español, que en vez de reinvertir en su propia empresa detrae beneficios para comprarse su chalet y su Cayenne. La empresa española no invierte en investigación y desarrollo, antes bien prefiere basarse en la mano de obra barata, y luego echar la culpa al trabajador español de su baja productividad. No es genético, simplemente el trabajador alemán trabaja en un centro de producción más tecnificado: por eso su productividad es mayor. Si analizamos la productividad de la mano de obra en la construcción de una zanja, a un trabajador le das una pala y al otro una retroexcavadora, por mucho que gane menos el primero, seguirá siendo menos productivo (aunque posiblemente rentable). ¡¡¡Pero no es culpa del trabajador, sino del empresario, que no invierte!!! (y del gobierno, que facilita el estancamiento permitiendo salarios bajos).

En España existe capital, en España existe talento, lo que pasa es que es muy extraño que se den ambas condiciones en la misma persona. Las familias que tienen dinero, en su mayoría un atajo de truhanes y vividores, lo que quieren es vivir despreocupadamente y forrarse lo antes posible. Es en este ecosistema empresarial que se dió la cultura del pelotazo del Mario Conde, nos conjuramos en que nunca más volvería a pasar y, aún fresca la tinta del juramento, nos lanzamos al gran pelotazo urbanístico.

El capitalista medio español entiende de ladrillos, de grúas, de recalificaciones. Con esta ciencia le bastó para forrarse. No pidas a un empresario español que invierta en una empresa tecnológica de futuro incierto. No será por falta de profesionales, que los hay (haciendo las maletas), podría haber más y mejores, pero simplemente la burguesía española no siquiera entiende de qué va el sector y jamás pondría dinero en ello. Es más lucrativo llevarse su fortuna a un paraíso fiscal cuando vienen mal dadas, a invertir en España (pero en su yate lucen la rojigualda con orgullo).

Por otra parte, gran parte del capital está ahora convertido en ladrillo, el más ilíquido de todos los activos. Enterrado, y devaluándose a cada día que pasa. El estallido de la burbuja ha sido, sobre todo, una gran destrucción de capital. Los particulares que entraron tarde, ahora lo sufren en silencio (muchas familias están underwater, pero sin la posibilidad que tienen los gringos de entregarle las llaves al banco y ver saldada su deuda). Pero el boquete dejado en los balances de los bancos, ése sí, ése tenemos que cubrirlo entre todos.

Es muy difícil en estas circunstancias esperar inversiones privadas.

Por lo tanto, si el sector privado, como he dicho mil veces, como creo que está más que demostrado tras 4 años de crisis, no es capaz de poner a andar la maquinaria de la economía y sacarnos de la crisis…¿qué hacemos? Nos resignamos a morir ahogados antes que romper con el tabú, con la superstición de que el Estado no se debe salir de sus asuntos, que es comprar aviones de combate y cargamentos de gases lacrimógenos?

El Estado puede, y debe, poner el capital en las manos de los que tienen talento. Hay mil fórmulas: préstamos blandos para crear empresas, inversiones en gérmenes de empresas a modo de private equity estatal, financiación para cooperativas y auto-empleo, empresas de capital mixto, en que el Estado entra para aportar financiación para el desarrollo en internacionalización de una empresa preexistente, o empresas estatales puras, con una dirección profesional (y no el zampabollos del empresario y el gandul de su hijo) y una exigencia de objetivos y beneficios. Beneficios que serán reinvertidos en la empresa, pues su objetivo es crecer de forma sólida y generar puestos de trabajo, no hacer rico a ningún ladrón.

Esto es un modelo del pasado, y bla bla bla…

Y una mierda.

¿Sabéis quién es el gran vencedor de esta crisis? China. Está aprovechando la crisis de Occidente para adelantar puestos. De una tacada se ha puesto como el segundo actor económico mundial. ¿Sabéis cuál es la mayor teleco del mundo? Vodafone? Telefónica? France Telecom? No. China Mobile. Pública. Sin deuda, generando beneficios recurrentes para el Estado chino (junto con las también estatales China Telecom y China Unicom).

¿Qué petroleras suenan como candidatas para quedarse con la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, tras desalojar a Repsol de YPF? Exxon? Dutch-Shell? No. Sinopec, Petrochina y CNOOC. Las tres chinas, y las tres estatales.

¿Quién sirve el gas a Europa? Gazprom. Estatal y rusa. Como la petrolera Rosneft.

Hace poco Catalunya se partía el culo para que una marca de automóviles trajera una planta de montaje a Barcelona. Qué marca era? Chery. Estatal y china. Ahora son los chinos los que vienen a invertir en Europa, qué ironía.

¿Esta es la demostración de la superioridad de la empresa privada? Pues yo no la veo por ninguna parte. Yo veo que el modelo de un Estado intervencionista, no ya en China, me quedo con la misma Corea del Sur, que establece un programa a largo plazo de desarrollo tecnológico e industrial, que invierte fuertemente en infraestructuras y educación, que tiene un programa muy serio de investigación, usando a las mismas empresas públicas como laboratorio y recogiendo éstas los resultados.

Por cierto, Enel, la dueña italiana de Endesa, también es estatal. Como también lo es EDF. Y el grupo Volkswagen, la marca más exitosa de los últimos años, es en cierta forma una cooperativa: el lander de Baja Sajonia tienen participaciones en su accionariado, y en su consejo de dirección se sientan representantes de los trabajadores.

Yo no propongo prohibir la empresa privada. En el momento en el que nos encontramos, necesitamos de todas las fuerzas. Pero si ésta no tiene suficiente empuje para sacarnos del atolladero, habrá de sumarse el motor del Estado para generar actividad económica, producción, para lograrlo (y no solamente generando gasto en la empresa privada, que era lo que proponía Keynes, que lo único que hace es engordar los bolsillos de los empresarios sin que lleguen más que las migajas a los trabajadores, como sucedió en el plan E). Se trata de reindustrializar España, pues es la base sobre la que se construye el sector terciario (antes estaba sostenido sobre la construcción, y ha sucumbido)

Ayer era mejor que hoy, el Estado cada vez está más debilitado y endeudado por los que tienen por religión hundir el edificio común para así podernos devorar mejor. No sobra el tiempo ni el dinero: ni un duro más al pozo ciego de la banca. En vez de malgastar recursos salvando a una banca a la espera que, tras varias carambolas, se decida a financiar la economía privada y ésta responda creando puestos de trabajo….saltémonos todas esos ridículos pasos intermedios e invirtamos el dinero directamente en crear empresas y puestos de trabajo, pues es la prioridad número uno.

Y si los empresarios se quejan por tener competencia, que se espabilen o que se echen a un lado. No podemos despeñar a todo un Estado por su conveniencia. Quien escribió el anuncio, así como millones más como él, entre ellos mi compañera, familiares, amigos, conocidos…no necesitan más palabrería. Necesitan una solución al rampante desempleo, y la necesitan YA.

Si alguien tiene alguna solución mejor, ya tarda en hacérnosla saber.

+

Nota: Huelga decir que si alguno sabéis de algún trabajo para este hombre, ahí tenéis su teléfono.

+

Cierro con dos gráficos tomados de El Blog Salmón:

paro España

+

Edito: para poner el problema en cuestión, añado las cifras de desempleo de los países de nuestro entorno, tomadas de Eurostat.

12 junio 2012

Bail-in

Filed under: Crisis,economía — Mendigo @ 22:39

Segrego estos comentarios de la entrada anterior, porque creo que tienen entidad como para dedicarles un espacio propio.

Hace unos días planteaba una alternativa al rescate de Bankia (y del resto de entidades quebradas), que habría evitado lo que el Sábado se consumó: el rescate del Estado español, al no poder asumir la factura del saneamiento. Esta alternativa era tajante: cerrar las entidades, cubriendo los depósitos hasta 100.000€ con los activos de la entidad y, si quedaba algo, que se lo repartieran entre los acreedores de la caja (la banca española e internacional).

En economía, como en las películas de terror, los muertos deben recibir sepultura para permitir que los vivos puedan seguir con su vida. Si mantienes a los zombies, muertos vivientes, artificialmente con vida, estos se dedican a depredar los recursos que podrían salvar a los vivos, haciendo que cada vez más empresas sean zombies, hasta convertir a todo el Estado en un ejército de zombies que avanzan tambaleándose, de rescate en rescate (caso griego).

Ahora quisiera proponeros otra solución, a través de dos enlaces que nos trajo Incrédulo.

Sorprendente que en este espacio, después de citar un editorial del Finantial Times, someta a vuestra consideración dos documentos, el primero del FMI: From bail-out to bail-in. El segundo, del Instituto Juan de Mariana (fachorío neoliberal): Bankia podría ser recapitalizada sin que el Estado aporte un solo euro.

Tanto en mi expeditiva solución (muerto el perro) como en la propuesta en estos artículos, subyace la misma máxima: es inmoral socializar las pérdidas de las empresas privadas. La alternativa es que los accionistas y acreedores asuman estas pérdidas según su diferente grado de responsabilidad. Es lamentable que los gobiernos habidos, tanto el anterior como el presente, hayan adelantado por la derecha a tres de las instituciones más reaccionarias y neoliberales que existen: El FT, el FMI y los neocatólicos del Juan de Mariana, y que le recriminen el uso de fondos públicos para salvar a inversores privados.

También es lamentable que estas alternativas, concretas e inmediatas, hayan nacido en el seno de la derecha. Mientras tanto, desde la izquierda, se oyen más lamentos que alternativas. Esto hay que cambiarlo: sobra palabrería y faltan formación e ideas.

En el anterior artículo hice un breve esbozo de en qué consistiría esta recapitalización interna (bail-in, como contraposición al bail-out que supone la inyección de capital externo, que acaba siempre siendo público). Lo añado, pero considero del máximo interés leer los artículos propuestos, especialmente el del FMI del cual el español es sólo un resumen.

Se trata de convertir deuda en capital, para recapitalizar las entidades en situación de quiebra técnica. De esta forma, evitamos salvarlas endeudando al Estado, con dinero público. Los acreedores de Bankia (en este caso), cancelarían deuda y recibirían a cambio títulos de propiedad de Bankia. Por supuesto que es mucho más lucrativo que entre todos salvemos sus inversiones, pero siempre será mejor que perder toda su inversión si Bankia cierra.

Acerca de la importancia crucial que tiene este asunto, creo que huelga convencer a nadie. Si el Estado, en vez de los accionista y acreedores, asume la carga de la restructuración del sector bancario (el desastre irlandés), precipitará a España en una espiral de deuda que terminará en sucesivas intervenciones al Estado (que, además, con la nueva redacción del artículo 135, no podrá tirar la toalla, romper la baraja y restructurar su deuda o declararse en bancarrota para empezar de cero). El modelo al que nos conducen, con una parte cada vez mayor de la riqueza producida destinada a pagar intereses, será Grecia, o los países africanos abrumados por el peso de una deuda impagable.

+

Y ahora, para endulzar una entrada que bien sé árida y enojosa, os sugiero un pedacito de la banda sonora de Tous les Matins du Monde, a cargo de Jordi Savall.

Si no habéis visto la película, sólo puedo resumir mi opinión con que es uno de los escasísimos dieces que he puesto en el Film Affinity. Aunque no tuviera guión, sólo por la música y la fotografía merecería la pena.

El tema es un poema galante anónimo que podéis encontrarlo interpretado completo en esta otra versión.

9 junio 2012

El rescate

Filed under: Crisis,economía — Mendigo @ 20:56

No, aquí no vas a encontrar las claves de la decisión tomada. Yo estoy tanto o más perdido que tú, y sólo estoy buscando información para saber exactamente en qué consiste, en qué condiciones llegará ese dinero y qué compromisos el gobierno ha aceptado en mi nombre.

Simplemente, no tengo nada que decir, sólo que aprender. Este es, fundamentalmente, un espacio de diálogo antes que una tribuna o un púlpito. Esta entrada está para ir aportando enlaces y debatir sobre las consecuencias de esta crónica de una intervención anunciada.

+

EDITO: Por idea de José Rosales, hago un resumen de los comentarios en el cuerpo central del artículo, para tener a mano los enlaces. Aunque ya prevengo al lector: aquí encontrarás más preguntas que respuestas.

Empiezo con un poco de música, para calmar los ánimos:


Es un tema de Rodrigo Leão, cofundador de Madredeus. Aquí tenéis una versión con unos arreglos un poco diferentes.

+

Empiezo con la clave del asunto ¿quién va a pagar los intereses y a cuánto ascienden?

Asevera El País: ¿Cómo le afectará el rescate?

[...] los intereses del crédito facilitado por Bruselas los tendrá que pagar el Gobierno y eso elevará el déficit público, lo que comportará nuevos ajustes.

Pero me queda saber el % de ese préstamo que, básicamente, es lo más importante. Si es al 1% es fantástico, si es al 7% es criminal y, para eso, seguíamos colocando deuda en el mercado.

+

Según veo en El País, los intereses serían en torno al 3%.

+

Bueno, Irlanda recibía ayuda al 5,8%. Quería renegociarla, pero no sé si tuvo éxito. Portugal sigue teniendo el 5,5%, si no me equivoco. Sólo a Grecia se los han rebajado desde el 4 al 1,5% (y ni esto podrá pagar ya).

Las condiciones no están cerradas, pero si fueran al 3% yo me daría con un canto en los dientes. Si luego a su vez el FROB le pasa dinero a este mismo precio a los bancos, ni de coña podrían esperar los bancos recibir financiación tan barata (a excepción de nuestros depósitos).

+

El ministro ¿irlandés? (WTF?) es el que nos responde a la pregunta: España pagará los mismos intereses que otros países rescatados

Es decir, rondará el 4,5%. Ahora ya podemos echar cuentas: 100G€ al 4,5% supondrán un tope (según la cantidad que se utilice) de 4.500 M€ al año. Que pagaremos los españoles para salvar a nuestra querida banca.

Pero, sobre todo, estamos prestando el aval del Estado a ese dinero. Es decir, estamos avalando esa deuda, y haciéndolo gratix (al menos, los avales que comprometió el P$O€ eran con jugosos intereses), e incurriendo en el riesgo de que, si las entidades “con problemas” es decir, zombies, no lo pueden devolver, acabemos nosotros no sólo poniendo los intereses, sino el principal.

+

EDITO: Estupendo artículo en Zona Critica – ¿Cómo reaccionarán los mercados a “lo de ayer”?

En el que se concluye que aún no tenemos ni idea del tipo de interés que tendremos que asumir (pero que rondará entre el 3 y el 4,5%)

+

EDITO de nuevo, sobre el tema de los intereses. Algo que me olía, si el resto de países rescatados se enteran de que España va a recibir mejores condiciones, querrán renegociar los términos de su rescate. Esto influye para que, al final, el rescate español obtenga las mismas condiciones que el resto.

+

Estupendo resumen de Escolar – La letra pequeña del rescate a España

“El Eurogrupo está convencido de que España va a cumplir sus compromisos sobre el excesivo déficit y con las reformas estructurales, con el fin de corregir los desequilibrios macroeconómicos en el marco del semestre europeo. El progreso en estas áreas será vigilado muy de cerca y regularmente revisado ​​en paralelo con la asistencia financiera”. Traducido: si no se cumple pronto con el déficit, el grifo para la banca también se cierra.

+

Más cosas. ¿Se entregarán esos 100 G€ de golpe al FROB (y, por lo tanto, aumentará en la misma medida la deuda pública y empezaremos a pagar intereses) o según se vayan necesitando (según se vaya cumpliendo el “escenario adverso” del último test de stress, que siempre acaba siendo mucho más benigno que el real, en sólo unos pocos meses)?

¿Cómo les llegará el dinero del FROB a los bancos que lo demanden? Vía COCOs al 10%? Si los bancos no generan retorno al capital por encima de esa cantidad, y es muy raro que lo hagan con una economía en declive, esa inyección de dinero no es más que un préstamo de imposible retorno.

Y aquí no hay dudas: si los bancos no devuelven el dinero al FROB, el FROB (y, por lo tanto, el Estado) tendrá que poner la cantidad que falte de su bolsillo.

Por cierto ¿sabemos a qué plazo nos dejan esos 100 G€? El plazo, el tipo de interés y las condiciones. Falta conocer lo principal para poder evaluar este rescate. Hasta ahora sólo conocemos el monto.

+

Más cosas: ¿Qué cantidad recibirán los bancos? ¿La que pidan, sin límite, como Bankia? ¿Se les obligará a aceptar esa “ayuda”? ¿Conoceremos qué entidades la aceptan y en qué cuantía, o también será secreto, como las apelaciones a la barra libre de liquidez del BCE?

E insisto ¿con qué intereses prestará el FROB? Al 10% de los COCOs que tanto parecen gustarle a Guindos?

Yo no sé mucho de economía, pero si una empresa sólo se puede financiar al 10%, y eso con la ayuda del Estado, es que los inversores consideran que está quebrada.

Y para devolver unos intereses del 10%, o tienes un modelo de negocio muy claro, muy buenas perspectivas, o es muy difícil que puedas ganar dinero para que el peso de la deuda no te hunda cada vez más.

Insisto que hubiera sido mejor echarles el candado a las entidades que no fueran sostenibles (como cualquier otra empresa, en España cierran empresas a diario). Pero el P$O€ hizo lo peor que podía hacer: permitió que los bancos emitieran deuda con aval público, lo que ató nuestros destinos, y además forzó que se unieran, creando de varios problemas pequeños un problema de rango superior. Ahora, con los activos aún más devaluados, sería mucho más difícil cerrarlas.

+

Otro detalle: si los bancos son incapaces, en un futuro, de devolver el dinero ¿qué pasará? El Estado se quedará con las propiedad (vía ejecución de los CoCos) de una entidad quebrada y que, por lo tanto, vale cero? Menudo negocio!

Por cierto, conviene leer esta entrada de El Blog Salmón – ¿Qué son los CoCos?

+

El Blog Salmón – El rescate del sistema financiero español sí afecta a las cuentas públicas

[...] el responsable del primer préstamo [N.d.M: de Europa al FROB, el segundo es del FROB a los bancos] es siempre el Estado español y el responsable de las amortizaciones del FROB y del pago de intereses es siempre el Estado. Abrid bien los ojos, porque es el Estado Español el que responde siempre ante Europa por los préstamos que se hagan y será el responsable del pago de intereses y las amortizaciones de deuda que se pacten.

Actualmente, los costes de financiación del Estado están desbocados, pagamos casi la misma cantidad en intereses de la deuda pública que en prestaciones por desempleo y las entidades que se encuentran en problemas, no tienen capacidad de generación de beneficios para afrontar los intereses. Por ejemplo, BFA-Bankia ha tenido que ser nacionalizada porque no podía pagar los intereses de 4.465 millones de euros en participaciones preferentes. El paganini real de la operación a corto plazo, es el contribuyente, porque los intereses los paga el Estado.

+

De Guindos dice (me interesa una mierda lo que diga)

Las entidades que no puedan conseguir capital por sí solas, podrán acudir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que será el que reciba una inyección de dinero europeo.

Es decir, el FROB actuará como agente intermediario del Gobierno y será el receptor final de los fondos europeos, un préstamo que elevará los niveles de deuda del país.

Vamos a ver. La deuda del Estado central (sin CCAA y Ayuntamientos) suma unos 600 G€. Si le añadimos 100G€ crece un 16,6% de una tacada. Para mí, es evidente que el déficit crece en esos 100G€ (asumes un compromiso de pago), pero estoy seguro que en la contabilidad no computará como déficit para no hacer saltar por los aires cualquier objetivo, sea del 5,8% o de lo que sea. Si la banca devuelve ese dinero, el FROB podrá a su vez devolverlo a Europa y ningún problema. Pero si alguna de las entidades se come ese dinero en tapar el agujero y no genera en los próximos años dinero para devolverlo (lo cual es más que probable), esas pérdidas se las tendrá que comer el Estado. No sé si entonces lo computarán como déficit o tampoco. Es igual, el dinero habrá que devolverlo.

No olvidemos que todo este dinero es para cubrir un agujero dejado en los libros de los bancos por un dinero que NO EXISTE, que se ha esfumado, es la diferencia de valor entre el pisito en primera línea de playa que se escrituró en 300.000€ y ahora nadie lo quiere a 120.000€. Las entidades tendrán que ganar dinero para:
1) devolver los intereses del préstamo
2) ir cubriendo con sus propios beneficios el agujero, para afrontar la devolución del principal ¿en qué plazo????????

Por ahora, tengo más preguntas que respuestas.

Y el presentimiento de que esto es más de lo mismo: una patada hacia adelante. Si una entidad no es viable hoy, le metemos dinero para que el zombie siga vivo unos años más, a la espera de que la economía mejore y, lo que ahora no es, mañana pueda ser.

Y si no…pues tenemos el mismo problema, más 100.000 millones de ouros más que devolver.

+

Mi resumen, por el momento: Europa presta dinero al Estado, para que el Estado se lo preste a los bancos tras dar su aval, para que los bancos privados puedan devolver el dinero que tomaron prestado a los bancos privados europeos.

Los bancos franceses y alemanes recuperan su préstamo y ponen al Estado español en su lugar como acreedor para que, cuando deje de sonar la música, sea el pringao que se coma el impago.

Es decir: que nos han vuelto a timar.

+

Y, finalmente, un detalle. La posición del gobierno, negando ayer mismo que este rescate se fuera a producir, e incluso la cita misma por videoconferencia de los ministros de economía del Eurogrupo…esto ya roza el esperpento.

rajoy mentiroso compulsivo

El gobierno empezó incumpliendo todo lo que habían dicho en los meses previos a las elecciones. Luego, empezó a incumplir las afirmaciones dadas depués de las elecciones. Ahora ya, niega rotundamente y con la mayor vehemencia hechos que se manifiestan pasadas unas horas.

Los políticos mienten y manipulan, es de todos sabido. Pero hasta este extremo es ya grotesco. Si Raxoi acude al puto partidito de hoy y actúa como si nada hubiera pasado, es ya para preguntarse si han sido abducidos por extraterrestres, consumen algún tipo de alcaloide psicoactivo, o están compitiendo en el campeonato mundial de “vamos a contar mentiras” sin control anti-dopping.

+

En un sistema democrático las decisiones, especialmente las de tamaña relevancia como la de asumir un préstamos de 100 G€ para rescatar a la banca, deberían ser tomadas por el soberano, la ciudadanía, tras previa deliberación poniendo todas las condiciones sobre la mesa.

No sólo no se cuenta con el pueblo para tomar esa decisión, asumiendo que una victoria electoral es un cheque en blanco por cuatro años y que la ciudadanía es un niño o un disminuido mental incapacitado para tomar esa decisión. Es que, además de mangonear en los asuntos del niño, ni siquiera consideran que merezca una explicación por lo que están firmando en su nombre, o las explicaciones que recibe son del género de que los niños vienen de París y los trae una cigüeña.

100.000.000.000 de €
/
47.000.000 de pringaos
=
2.127 €/pringao

Vamos a ver. Como ciudadano español acabo de aceptar un préstamo 2.127 € para que una banca que me es absolutamente ajena pueda devolver los préstamos que tomó durante la burbuja a sus acreedores europeos, y del cual ni siquiera sé ni el plazo, ni el tipo de interés, ni bajo qué condiciones. Es decir, yo estoy avalando, poniendo la cara por unos bancos quebrados; si estos fallan, tendré que poner esos 2.130 € más intereses de mi bolsillo.

Ya que no me han pedido permiso para endeudarme, al menos me gustaría saber en qué condiciones acaban de firmar esa deuda en mi nombre.

PRIVATIZACIÓN DE LOS BENEFICIOS, SOCIALIZACIÓN DE LAS PÉRDIDAS

+

EDITO: GurusBlog – ¿Rescate trampa?

Zona Crítica – El rescate, instrucciones de uso

+

EDITO: en Paseando por los Cielos, tenemos un par de entradas sobre el rescate. Una previa al anuncio: Trampas</a, y otra de hoy mismo, El Rescate, en la cual se nos explica, con meridiana claridad, las formas que tiene ese dinero que tomamos prestado de llegar a los bancos: como préstamo o como regalo. Supongo que todos tendréis claro que no es lo mismo dar que prestar.

Permitidme que insista en la visita de ésta última, absolutamente necesaria, junto con la explicación de los CoCos para saber qué van a hacer con nuestro dinero, si prestárselo a los bancos quebrados, o dárselo.

+

EDITO: En Nada es Gratis, blog de cabecera del autor del anterior: Cuatro Preguntas Sobre el Rescate

En números redondos los dos rescates de Grecia, el de Irlanda y el de Portugal supusieron aproximadamente el 50 por ciento de sus Productos Interiores Brutos (PIB) y el rescate anunciado para España supone tan solo el 10 por ciento del suyo.

[...]

La mejor alternativa entre las restantes es que el plazo del crédito sea lo más largo posible, pongamos que de 30 años. Un plazo de tres años, como los concedidos a Grecia y Portugal, sería desastroso. Uno de unos 10 años, como es el plazo medio de los créditos a Irlanda, creo que sería insuficiente. Y uno de 20 años o más nos permitiría respirar y nos compraría tiempo necesario para seguir avanzando [...]

¿Quién va a pagar el rescate? Los contribuyentes españoles, ¿quién si no? No sabemos cuándo vamos a pagar el rescate, y no sabemos cuánto nos va a costar. Pero este crédito, como cualquier otra deuda que contraiga el Gobierno, siempre termina pagándose con más impuestos [...]

+

La cuestión es que tampoco sabemos a qué tipo prestará dinero el FROB. Si todo va bien, los bancos pagan al Estado y el Estado paga los intereses al Eurogrupo. Cuando llegue el vencimiento, los bancos ya serán capaces de devolver el principal, refinanciando su deuda en el mercado y miel sobre hojuelas. Pero si no va bien…si la economía no arranca…los bancos rescatados se hundirán aún más, saltarán la conversión forzosa de los CoCos, el Estado se convertirá en su dueño pero dejará de percibir intereses. Sin embargo, tendrá que seguir pagando intereses a Europa, esta vez de su bolsillo. En cuanto al principal, sólo lo podrá recuperar, siquiera parcialmente, saneando de nuevo (más dinero al pozo y, ahora de dónde sale esta nueva remesa de capital fresco?) las entidades y sacándolas a la venta dentro de muchos siglos. Sin embargo, sí que estará obligado a devolver el principal a sus socios europeos, y el Estado es previsible que encuentre los mercados tan cerrados como los propios bancos (si ya lo estaban ahora para asumir esta recapitalización, si las cosas van a peor…). Entonces, nos tendrán que rescatar por segunda vez para pagar este primer rescate, y esta vez ya será un rescate con mayúsculas, al Estado. En ese momento ya estaremos en el punto en que ahora se encuentra Grecia.

En resumen, me parece que este rescate está envenenado. Mejor hubiera sido cerrar desde el principio las entidades que no eran solventes, que los inversores perdieran su dinero, y muerto el perro, se acabó la rabia.

+

Comento en casa de Hugo: Las condiciones que conocemos

Falta por conocer otro detalle de la mayor importancia: la consideración que tendrá esta nueva asumida por el Estado.

Si estos 100 G€ tienen preferencia en el cobro (en la jerga, son senior) respecto a las emisiones de deuda convencionales del Estado, la deuda Española se verá devaluada. Es decir, al Estado le costará más dificultad, es decir, más caro financiarse.

Y esto, cuando estamos con el bono a 10 años al 6,6%, puede conducir a una intervención en toda regla.

+

Escolar – Las siete grandes mentiras sobre el rescate español

+

El plan de rescate bancario disparará el peso de la deuda hasta máximos históricos

+

A mí este artículo me ha emocionado. Parecerá una chorrada, pero me ha tocado la fibra sensible. Mira, se podrá ser de derechas o de izquierdas, pero me gustaría que, por una maldita vez, el gobierno me guardase el respeto:
Zona Crírica – Discurso de Rajoy (versión descartada)
¿Por qué demonios se supone que la política y la verdad, la honestidad, la inteligencia deben estar reñidas? ¿Por qué siempre tienen que mentir, que falsear, manipular, hasta el esperpento?
Por favor, un gobierno que no se burle de mi inteligencia!

+

Reflexión interesante, en Expansión:
Hace menos de nueve meses, Miguel Angel Fernández Ordóñez, el gobernador del Banco de España sustituído este mes, declaró después de tomar el control de tres bancos e inyectar en ellos 5.000 millones de euros:“el proceso de recapitalización está completo”. No podía estar más equivocado. La respuesta del mercado muestra que aún hay que convencer a los inversores de que bastarán los 100.000 millones.

+

Del Instituto Juan de Mariana (fachoría neoliberal) proponen una inteligente, al menos justa forma de afrontar la recapitalización de la banca: convertir deuda en capital, para recapitalizar las entidades en situación de quiebra técnica. De esta forma, evitamos salvarlas endeudando al Estado, con dinero público. Los acreedores de Bankia (en este caso), cancelarían deuda y recibirían a cambio títulos de propiedad de Bankia. Por supuesto que es mucho más lucrativo que entre todos salvemos sus inversiones, pero siempre será mejor que perder toda su inversión si Bankia cierra.

¿Y en manos de quién está esa deuda? Digámoslo abiertamente: en mano de la banca privada, tanto española como extranjera. Por eso, porque son quienes gobiernan, es que se tienen que probar todas las soluciones menos la que dicta el sentido común: imponer pérdidas a los inversores.

Edito: Los fachillas estos no son originales. Aquí os dejo un informe del FMI en el que se sugiere como solución un “bail-in”, es decir, un rescate interno, participando los acreedores en la resolución del problema, frente al “bail-out” o inyección de capital externo.

Ambos enlaces aportados por el Incrédulo, al cual debemos por ello eterno agradecimiento (muy interesantes, plantean una alternativa más justa que ser rescatados por la sociedad).

+

rescate

Visto en GurusBlog

+

En El Economista – ¿Cómo afectará el rescate a su bolsillo?

Según los cálculos del Gobierno español, el peso de la deuda iba a crecer este año hasta una cifra equivalente al 79,8% del PIB, una cifra que crecerá en la medida en que las entidades españolas hagan uso del rescate. Si emplean 50.000 millones, la ratio deuda/PIB, que en 2007 se limitaba al 36,3%, aumentará hasta el 84,8%; y si apuran el crédito al completo y consumen los 100.000 millones, la proporción se disparará hasta el 89,8%. Nunca antes el peso de la deuda había sido tan alto en nuestro país. Y aún puede serlo más, porque, sin tener en cuenta la carga extra que aportará el rescate, el FMI ya preveía que superara el 90% del PIB, con lo que podría alcanzar finalmente el 100% en los próximos años.

Esta evolución perjudica a los intereses de España y podría fundamentar nuevas rebajas de la calificación por parte de las agencias de rating. Es decir, un riesgo adicional que podría seguir nutriendo la prima de riesgo, con el lastre que eso supone para el conjunto de la economía.

¿Por qué incrementa el volumen de deuda pública si la ayuda va dirigida a los bancos? Porque el respaldo se instrumentaliza a través del FROB, es decir, un vehículo que en última instancia cuenta con garantía estatal. O lo que es lo mismo, en caso de que el dinero procedente del rescate no pueda ser devuelto o haya algún problema, quien tapará ese agujero será el Estado, es decir, los contribuyentes.

Por tanto, el peligroso vínculo entre los problemas de la banca y las cuentas públicas, lejos de relajarse, se refuerza con el rescate. “Un gran error”, reconocen los expertos. Y así se demostrará si, como parece, el Frob inyecta el dinero procedente de Europa en forma de capital. Si es así, los intereses del rescate se pagarán con dinero procedente de las arcas públicas, es decir, de los contribuyentes, que sí pagarían así el rescate. Al menos, hasta que el Gobierno logre rentabilizar esa inversión en el futuro.

[...]

A la espera de que se concreten los intereses del rescate, se barajan unas cifras que oscilan entre el 3 y el 4%. O lo que es lo mismo, una cifra que arrojará unos intereses comprendidos entre 3.000 y 4.000 M€. Teniendo en cuenta que los intereses de la deuda que debe pagar ya el Estado ascienden a 30.000 M€, esa carga adicional incrementaría esta partida hasta situarla cerca de los 35.000 M€. Y el dinero que vaya destinado al pago de interés no podrá ir dirigido a otros apartados, como infraestructuras, educación o sanidad.

+

forges rescate

Visto en El Disidente – El “Rescate” explicado en 10 puntos.

+

Almunia dice que España cobrará al menos un 8,5% anual a la banca rescatada

¿Acciones directas o ‘cocos’?
Es algo que no hay que descartar en absoluto, ha añadido Almunia, quien ha explicado que el FROB podrá hacer llegar la ayuda europea a los bancos españoles con la compra directa de acciones o a través de bonos convertibles contingentes (“cocos”, en el argot financiero).

Si la inyección de capital se hace mediante la compra de acciones, el valor de estos títulos determinará que el Estado recupere antes o después su inversión y puede ir recibiendo dividendos si la entidad está en beneficios.

En el caso de que la ayuda europea a las entidades se haga llegar a través de la compra de “cocos”, el Estado recibirá un interés fijo anual por esos instrumentos de capital hasta su desinversión. En este caso, el interés mínimo que ha aceptado la Comisión en casos anteriores ha sido 8,5%, según ha destacado el comisario.

Las normativas comunitarias de ayudas estatales exigen que los bancos que reciben ayudas contribuyan al coste de su propia reestructuración y que, por tanto, el estado reciba una remuneración adecuada por estas ayudas.

+

Vicenç Navarro – El rescate traerá más recortes y no sirve para salir de la crisis

Edito:

The New York Times – Bailout in Spain Leaves Taxpayers Holding the Bag

On Tuesday, Spain’s long-term borrowing costs soared to their highest level since the country joined the euro zone. Investors have apparently concluded that the rescue is potentially a much better deal for the banks and their shareholders than for the government, its taxpayers and bondholders.

+

NYT – Now, Spain

The aid will add to the country’s debt load, making it harder for the government to repay its existing debt while delivering basic services. A subsequent bailout to shore up the government is probably unavoidable.

+

El Economista – La banca advierte: el rescate financiero no servirá para reactivar el flujo crediticio

+

El País – Los rescates públicos a los bancos suman 1,2 billones en ocho países

rescates bancarios

+

El País – Rescates bancarios sin bonus

Alemania
Los bancos públicos alemanes (landesbanken) “forman una unidad con los barones políticos regionales”. El profesor Karl-Joachim Schmelz explica así por qué “no hay ninguna voluntad política de depurar responsabilidades” en la ruina de bancos como el de Baviera, donde el contribuyente ha puesto 10.000 millones de euros en metálico y 21.000 millones más en avales para salvar al BayernLB. La sangría de los landesbanken alemanes ha sido caudalosa: en total, han obtenido inyecciones directas por unos 20.000 millones de euros.

El banco privado Hypo Real Estate (HRE) tuvo que ser nacionalizado en 2009 después de que el Estado alemán lo avalara con más de 120.000 millones de euros y le inyectara casi 8.000 millones en ayudas directas. En manos públicas ha salido de los números rojos, pero solo gracias a que hace dos años se deshizo de 173.000 millones en activos tóxicos para depositarlos en un banco malo del que también se responsabiliza el contribuyente. Pese a estos dispendios, el HRE apenas gana dinero y sus responsables temen que sea imposible privatizarlo de nuevo en los próximos años. El Commerzbank, segundo banco del país, necesitó 18.000 millones de euros en ayudas directas.

El erario alemán tiene el sótano enfangado con más de 200.000 millones de euros en activos tóxicos. No se sabe qué porcentaje podrá recuperarse, pero es seguro que no será pronto.

Holanda
Entre 2008 y 2009, el Estado se vio obligado a nacionalizar primero las actividades bancarias y de seguros de Fortis, con 16.800 millones de euros a pagar por Holanda y otros 11.200 millones más abonados conjuntamente con los Gobiernos de Bélgica y Luxemburgo; y luego el banco ING, con 10.000 millones de euros.

+

La UE pedirá a España el cierre de bancos cuya quiebra no desestabilice la economía

+

Eurostat confirma que el rescate de la banca afectará a la deuda y al déficit de España

+

Visto en el Cajón Desastre:

bankia pozu

+

Ya no son 100.000 M€, ya son 150.000

+

Guerra Eterna – Apostaron todo al negro, salió el negro y perdieron

30 mayo 2012

Spain must avoid an Irish turn (traducción)

Filed under: Crisis,economía — Mendigo @ 11:58

Cuán torpe e injusto será el comportamiento del gobierno, cuando puedo suscribir el editorial de ayer del Finantial Times, la biblia neoliberal a este lado del Atlántico, reprochándole su política de socialización de las pérdidas de la banca privada, sometiendo a las cuentas públicas a una tensión cercana a su punto de rotura.

+

España debe evitar el error irlandés

Hasta hace poco, los bancos españoles tenían problemas a pesar de, no a causa de, la política económica del Estado. España fue pionera en la demanda de provisiones dinámicas a la banca e hizo más que otros gobiernos para llevar a cabo stress test transparentes y exhaustivos. Pero hoy el presidente del gobierno Mariano Raxoi ha seguido un camino que, a no ser que cambie de rumbo, conduce a la misma trampa que hundió a Irlanda.

“No vamos a dejar caer a ningún banco, porque si no, se cae el país”, dijo el Sr. Raxoi el Lunes. Es el mismo mensaje en el que el gobierno irlandés insistió poniéndose las deudas de los bancos privados sobre sus endebles hombros públicos. Al final del 2010, los mercados habían perdido la confianza en la capacidad de repagar toda esa deuda y lo abocó al rescate por parte de la Eurozona.

El disparate irlandés dejó claro que la interdependencia de los Estados y la banca está en el corazón de la disfunción actual en la unión monetaria. A juzgar por las palabras del Sr. Raxoi, Madrid va a estrechar su abrazo de la muerte en vez de aflojarlo, incluso aunque la prima de riesgo se vaya hasta niveles récord desde su entrada en el euro.

Las pérdidas de Bankia -engendrado a partir de un matrimonio forzado entre cajas de ahorro- han forzado a Madrid a prometer un rescate de 19.000 M€ añadidos al capital que el Estado había ya inyectado. Podría ser, según se dice, aportando deuda pública directamente en el balance de Bankia para que a su vez el banco la aportara como colateral ante el BCE para obtener liquidez y de esta forma evitando pedir prestado el dinero a los mercados a los altos intereses actuales. Ese truco no cambiaría el hecho de que supondría un aumento del peso de la deuda que ya tiene problemas en refinanciar. [N.d.M: Este truco de tahur de Lehman ha sido rechazado esta mañana por el BCE, así que el Estado tendrá que acudir a los mercados vía FROB para conseguir esos 19.000 M€ prometidos a Bankia]

Algunos desean que el fondo de rescate europeo rescate bancos directamente. El Sr. Raxoi lo ha rechazado; y supone una idea poco atractiva para los contribuyentes de otros países pagar por los créditos bancarios fallidos. Pero podría convertirse en la única opción disponible para la periferia de la eurozona. La alternativa para España, y otros estados con bancos en problemas, es copiar las normativas de reestructuración bancaria desarrolladas en Alemania y UK. Éstas permiten a los Estados reestructurar bancos en quiebra y recapitalizándolos mediante la amortización de los deudas [N.d.M: es decir, que los acreedores pierdan parte o todo el dinero prestado] en vez de extorsionando a los contribuyentes. Para salvaguardar a los depositantes, tales leyes deberían dar un status prioritario a los depósitos [N.d.M: garantizados por el FGD y, en último término, por el Estado] y el BCE debería proveer de toda la liquidez que fuera necesaria durante la reestructuración.

Reestructurar el pasivo de Bankia más allá de los depósitos podría recapitalizarla completamente. Pero podría ser demasiado tarde, no sólo políticamente: los accionistas, quienes primero sufrirían las consecuencias, son a menudo clientes de Bankia engañados para que comprasen las acciones del banco. Con todo, el gobierno español aún debe declarar cuáles serán las futuras necesidades de capital que habrán de ser aportadas (en Bankia o en cualquiera de los otros bancos). Prometer que ningún banco caerá es lo que realmente puede hacer derrumbarse a un país.

+

Y ahora, un escueto comentario:

Existe una perniciosa confusión y promiscuidad entre los sectores público y privado. Desde los colegios concertados a las autopistas construidas con participación pública pero en las cuales es la una concesionaria privada pone el cazo, el Estado español es aprovechado por numerosas empresas como inagotable vaca lechera para compartir costes de actividades privadas u obtener beneficios. El episodio de Bankia, entidad que ni era pública ni privada ni todo lo contrario, no es más que el colmo del uso y abuso del dinero público para enjugar las pérdidas privadas.

Es perentorio trazar una clara frontera entre lo público y lo privado. El Estado debe proveer unos servicios públicos (en mi opinión, en exclusiva, como la sanidad y la educación) para lo cual debe recaudar unos impuestos. Punto. Y a partir de ahí, el resto de las actividades económicas entran en el dominio de lo privado, y habrán de ser los actores privados los que asuman el riesgo ya que son también ellos los que se lucran con esa inversión.

Ya es hora de que la burguesía española invierta sin servirse del Estado como red de seguridad, poniendo un edificio que es de todos al borde de la intervención (a esta hora, la prima de riesgo está en 539pb y el bono a 10 años se transa a 6,7%, esto es, los niveles a los cuales fueron intervenidos Grecia, Irlanda y Portugal).

29 mayo 2012

La respuesta

Filed under: Crisis — Mendigo @ 9:49

pedir y robar

En los comentarios de la entrada anterior, Wen decía que algo habrá que hacer, además de lamentarse y quedarse de brazos cruzados mientras se usa el dinero de los recortes en salvar a los inversores de las cajas.

Charlando con Santi del problema, creo que la única forma de detener esta carnicería social, en la cual se desmantela el Estado del Bienestar para con sus cascotes intentar tapar el enorme boquete que dejó la burbuja inmobiliaria en el balance de las entidades bancarias, es divulgando la idea de que estos rescates NO SON NECESARIOS ni tan siquiera convenientes (para la sociedad, sólo sirven para que los inversores, accionistas, bonistas…puedan recuperar su inversión).

Siempre que se produce un rescate, los popes de la economía recuerdan que la alternativa, dejar caer la entidad, sería catastrófica, lloverá fuego sobre la tierra y siguen leyendo el libro del Apocalipsis. Por lo tanto, condenan a la sociedad a rescatar a toda entidad bancaria quebrada, así sea tan irrelevante para el sistema como el Banco de Valencia o CajaSur. Mientras tanto, vemos que en EEUU sí que se deja quebrar a los bancos que son inviables (varios cientos, desde que empezó la crisis), y no parece pasar nada.

¿Por qué habría de pasar algo? Como toda empresa que echa el cierre, sus trabajadores van a la calle y los inversores pierden su inversión. Se subastan los activos y, con su producto, se hace frente a los pagos pendientes, empezando por las nóminas, los impuestos, luego los proveedores y al final, los tenedores de deuda. Si queda algo, se repartirá entre los accionistas.

La amenaza deshonesta para justificar todos estos rescates bancarios, es que es así para proteger los ahorros de los ciudadanos (ayer mismo Raxoi repetía esta falsedad). Esto es radicalmente falso: los bancos tienen activos (entre otros, el compromiso de pago de las hipotecas), y con esos activos se cubren total o parcialmente los depósitos (el pasivo).

Tomando los cálculos que hizo Remo en este estupendo artículo de El Blog Salmón. Bankia contaba al cierre del pasado ejercicio con:

Depósitos (pasivo): 155.338 M€
Créditos (activo): 186.108 M€

Remo, que es generoso, concede una minusvalía de la cartera crediticia debido a la mora de un 20% (la morosidad ascendió este mes al 8,36% pero es un dato falso, maquillado por las entidades, las entidades intervenidas muestran cifras cercanas a ese 20% en cuanto se hacen honestamente las cuentas, sin refinanciaciones zombies).

Esto nos dejaría con un valor de la cartera de créditos de: 148.886 M€.

Si se echase el cierre sobre Bankia, otras entidades se harían su cartera de clientes, asumiendo tanto el pasivo como la cartera de activos. Bastaría con que el Estado (a través del FGD, aunque éste ha sido vaciado para pagar otros rescates y sólo cuenta con 1.300M€) aportara la diferencia entre los depósitos y la cartera de créditos minusvalorada (148.886 – 155.338 = -6.452 M€). En resumen, que el agujero dejado por Bankia si echamos el cierre, sería sólo de 6.400 M€ – 1.300 M€ que pone el FGD, obtenemos que el Estado sólo tendría que poner (y por lo tanto endeudarse) por valor de 5.000 M€. Lo cual es una suma descomunal, pero manifiestamente inferior a los 23.000 M€ que supone rescatar a la entidad (es decir, a sus inversores).

Por otra parte, en la entrada de Remo sólo cuenta como activos los créditos, pero un banco tiene todo tipo de activos, desde deuda pública y privada (como la que se le quiere inyectar para rescatarlo) hasta promociones enteras de pisos que, por mucho que hayan bajado de precio, algún valor tendrán. En su balance, Bankia valora sus activos (incluidos los 186.108 M€ en créditos) en 305.820 M€. Por muy falseada que esté esta cifra, parece que daría para cubrir con creces el pasivo sin ni tan siquiera el Estado tener que poner un euro.

Por lo tanto no, la demolición de Bankia no supondría en ningún caso la pérdida de los depósitos de sus clientes con la cual tratan de sembrar el pánico (incluso hay que recordar que no todos están garantizados, sino sólo hasta los 100.000€ por titular) y justificar este saqueo del Estado. Eso sí, si se cierra Bankia los bonistas puede que pierdan parte del dinero prestado (si los activos, una vez cubierto el valor de los depósitos, no alcanzan para pagar toda la deuda) y los accionistas y partícipes (y aquí entran también las preferentes, que son participaciones en la propiedad de esa entidad) tendrían que perder todo el dinero invertido. Esto es necesario y justa recompensa de los que se dejaron engañar y quisieron ser bankeros. La próxima vez habrán de asesorarse mejor y saber que la codicia mezclada con la incultura financiera es un brebaje de funestas consecuencias.

Y de eso se trata, de asumir las consecuencias, porque papá-Estado no puede estar para salvar las inversiones de nadie. En España estamos acostumbrados a ver cómo cada día hay empresas que echan el cierre, y Bankia no es más que una más. Los bancos tienen una labor que hacer en el sistema, que es proveer a la economía de crédito: pero igualmente, desde hace ya años, tampoco estaban cumpliendo esta labor (en vez de invertir en la economía real, usaban el dinero de la barra libre de liquidez del BCE jugando al carry trade con la deuda española). Y tranquilos, por mucho que se hundan unos cuantos, seguirán quedando otros bancos que cubrirán de mil amores la ausencia del vecino desaparecido. Y si cayese toda la banca, Belcebú no lo quiera, bastaría con articular una banca pública que proveyese de crédito a los particulares y empresas, como existía antes de la privatización de Argentaria.

No es cierto que la quiebra de Bankia nos condujera a un mundo de Mad-Max. Cerrarla hubiera sido menos oneroso para las arcas públicas que salvar la entidad, que es lo mismo que salvar a los inversores. Esta información se debe desarrollar y difundir, de forma que les obligue a justificar su actuación. No basta con enunciar la retahíla de males que nos esperan si no inmolamos el sector público en el altar del Molock bancario. No me basta con que el Sumo Sacerdote nos amenace con todo tipo de calamidades si no cumplimos con los preceptos de su religión neoliberal de socialización de las pérdidas.

En ciencia, toda afirmación exige su DEMOSTRACIÓN. Bien, no seamos siervos, no seamos creyentes, seamos científicos: exijamos la demostración de la necesidad de rescatar Bankia. Que prueben la necesidad de meter 23.000 M€ en una entidad cuyo desmantelamiento sólo nos hubiera costado 56.000 M€…o quizás nada.

El nivel actual del debate político es que un cofrade sale afirmando que la masturbación provoca ceguera (y acné, e impotencia…) y no hay más que hablar, por el recurso del argumento de autoridad. Esta crisis ha demostrado que no existe autoridad económica, que los mayores responsables no tenían ni idea, que son todos un hato de mercachifles y sacamuelas, más torpes que una acémila. No cabe ya argumento de autoridad, la ciudadanía debe exigir, máxime en temas de importancia crucial, que se demuestren las afirmaciones, que se presente el razonamiento para que pueda ser estudiado por el resto de la comunidad científica y pueda añadir sus objeciones (¿o acaso la economía no es una ciencia, sino una doctrina?).

Esto es de máxima importancia, porque tenemos el ejemplo de Irlanda, que vio dispararse su deuda pública al asumir el Estado las deudas privadas (no sólo los depósitos, sino las inversiones) de su sector bancario privado. Esta maniobra de socialización de las pérdidas llevó a que Irlanda cayese en una espiral de deuda (pasó en unos meses de ser el estado menos endeudado de Europa junto con Luxemburgo a ser el más endeudado junto con Grecia). Por cierto, la prima de riesgo española (514) cada vez está más cerca de la prima de riesgo de la intervenida Irlanda (685).

En nuestro caso, los analistas consideran que el coste del rescate de la banca española (que es como decir, la digestión del ladrillo) puede ascender hasta los 300.000 M€ (según la firma de análisis de Nouriel Roubini, una de los economistas más prestigiosos, si no el que más, entre otras cosas porque SÍ que anticipó el colapso del 2008). El saldo total de la deuda pública española es de algo más de 550.000M€. Es decir, si pensamos rescatar la banca española, provocará que aumente el monto de la deuda en un 55%, poniéndose en los 850.000 M€. Con mucho menos, dispararía (aún más) el coste de financiación del Estado español y conduciría a que la economía española fuera intervenida por la Troika (FMI, BCE y Comisión Europea). Las consecuencias de esta intervención y de las políticas aplicadas las podemos ver en las calles de Grecia o, con los libros de historia contemporánea, en los estados del cono sur.

Ya no es una cuestión de justicia, de negarse a que la sociedad pague la orgía urbanística de los señoritos. Es además y por encima de todo una cuestión de supervivencia: si el Estado carga con los pecados de la banca, evitando a toda costa que los inversores asuman sus pérdidas, estamos conduciendo a la economía española al colapso y décadas de subdesarrollo. En magnífica definición de HugoMM, otro apreciado exégeta de este chiringo, nos estamos convirtiendo en un país en vías de subdesarrollo.

Pues esto es lo que yo propongo: que corra la voz de que estos rescates no son necesarios, de que saldría más barato dejar que caigan los bancos, sin que peligren los depósitos. Que el dinero que el Estado se está gastando en salvar a los bancos y sus accionistas, lo emplee en salvar a las personas, pues muchos miles están naufragando en el piélago de esta economía encrespada. Exigirles cuentas, que demuestren y no sólo enuncien la necesidad de esos rescates. Hay que hablar de cifras, la gente ha de aprender a pedir las cuentas a los gestores de la res pública, recordar que son, o deberían ser, nuestros empleados, que vigilen nuestro interés y no sólo el del 1%, el de los inversores y capitalistas.

Hay que informar, ésa es la guerra.

+
+
+
EDITO:

No me resisto a publicar aquí el estupendo comentario de Alberto. De haberlo leído antes, me ahorra yo tanta palabrería.

Rescatar a un banco quebrado con fondos públicos y negar a un indigente el derecho universal de la asistencia sanitaria no son hechos fortuitos sin relación entre sí, son decisiones políticas, cara y cruz de una misma moneda. Porque los 114.000 millones de euros regalados hasta ahora a los bancos sin contraprestación, con la excusa de garantizar el ahorro de las familias, no han servido sino para parchear el agujero que la pésima gestión de sus directivos ha ocasionado durante los años en que el riesgo era ignorado porque la burbuja inmobiliaria les rentaba pingües beneficios. Si desde un principio se hubiera dejado quebrar a los bancos, purgado responsabilidades y creado un banco público con todo el capital despilfarrado en los rescates, un banco dedicado a hacer su función, que es prestar dinero a las pequeñas y medianas empresas para que la economía funcione, no estaríamos tan temerosos de un más que probable rescate. Pero las políticas de austeridad impuestas, conviene recordarlo, por ministros procedentes del mundo financiero y que pagan los más desfavorecidos con recortes de derechos esenciales como sanidad y educación no son ni más ni menos que un derroche de dinero público que se embolsa la banca.

+
+
+

EDITO: Importante ejemplo del otro lado del Atlántico

Marc Garrigasait – Como se liquida un banco
[...]
Vamos a analizar la experiencia del sistema bancario norteamericano, donde desde 2008 ya se han liquidado 428 bancos. En 2012 ya suman 31 bancos. En términos históricos, el año con mayores quiebras bancarias fue en 1933 con 4.000. El mayor banco liquidado fue el Washington Mutual (WaMu) en 2008 con $300.000 mill. en activos.
[...]

« Página anteriorPágina siguiente »

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 218 seguidores

%d personas les gusta esto: