La mirada del mendigo

21 marzo 2014

La diferencia

Archivado en: desnudez — Mendigo @ 11:50

Para retomar el hábito de la escritura voy a lanzarme con un tema más leve, una adivinanza del estilo de suplemento de periódico.

Veamos, qué diferencia apreciáis entre esta foto:

Y ésta:

¿Respuesta?

¡Ninguna!

No existe ninguna diferencia entre ambas imágenes, al menos ninguna diferencia cualitativa. Ambas mujeres cubren su desnudez con telas, según dicta el convencionalismo moral de sus respectivas sociedades. La diferencia es meramente cuantitativa, de centímetros cuadrados de tela o, inversamente, de superficie de piel expuesta al sol. Pero en ambas culturas existe el mismo concepto atávico de pudor, el mismo miedo irracional y supersticioso a la desnudez, inoculado durante siglos en la sociedad por la religión abrahámica (de la cual cristianismo e islam sólo son dos ramas o desviaciones heréticas, según el punto de vista de la rama o del tronco).

A pesar de que estas dos imágenes se muestran para ejemplificar la contraposición de dos culturas, realmente lo que muestran es que son una sola, en diferentes estadios de evolución (o involución, en el caso del mundo musulmán, wahabismo alimentado con petrodólares). Ambas culturas, musulmana y occidental, consideran nociva la exposición del cuerpo humano o determinadas partes de éste a las miradas ajenas. De hecho, uno de los primeros afanes de los misioneros en el nuevo mundo fue el de tapar “sus vergüenzas” a los pueblos aborígenes que no poseían en su cultura el veneno de la pudibundez. Como en tantas otras ocasiones, la moral religiosa se limita a la zona púbica, a la entrepierna, considerando vergonzosa la exhibición del cuerpo humano en su estado natural, muy en concreto sus genitales. Más allá de cuestiones de fornicio, y de obediencia ciega a los pastores de la grey, por supuesto, la moral se relaja. Las religiones abrahámicas (ni ninguna otra, en tanto que secreciones de la ideología dominante) no se muestran tan combativas con otras vergüenzas como la explotación humana, la opresión de una mayoría trabajadora por una minoría que acumula poder político, económico y militar. Antes bien, la disculpan y ofrecen aliviaderos a la presión social: la limosna y las obras de caridad. Por contra, el inofensivo desnudo merece la unánime reprobación de todos los rabinos, curas, popes, mulás y resto de mulas tordas que practican el chamanismo profesional e institucionalizado.

Todo esto reza por las noticias de piscinas y colegios en Francia o Alemania que prohíben bañarse a las mujeres/niñas con burkini, pero que de la misma forma prohíben a otros bañistas entrar en el agua completamente desnudos. No es la contraposición de dos mentalidades, sino la indeterminación de una sociedad occidental en vías de desarrollo (intelectual) que por un lado se avergüenza y rechaza lo que fue, y por el otro siente miedo a desprenderse totalmente de sus ataduras con el pasado, a cuestionarse la tradición, a arrancar el tabú de raíz en vez de irlo desvelando un centímetro cada década (la evolución de la mentalidad es casi tan lenta como los movimientos de las placas tectónicas).

Esta entrada se me ocurrió mientras repasaba unas fotos antiguas, y su leyenda:

Annette Kellerman promotes women’s right to wear a fitted one-piece bathing suit, 1907. She was arrested for indecency

¿A qué parece un burkini? Esa es la distancia entre el mundo musulmán y occidente, unas cuantas décadas. Nada más. ¿La tradición, las costumbres, los credos? La misma mierda en una y otra orilla del Mediterráneo.

Aquí vemos la evolución de la mentalidad en dos décadas, la lenta superación del miedo supersticioso inculcado durante siglos en las conciencia social, que se recupera lentamente del trauma causado por la imposición de la abominable religión semita en Europa (y de aquí, al resto del mundo).

Measuring bathing suits – if they were too short, women would be fined, 1920′s

Obviamente, la diferencia no es un poquito más, un poquito menos. Es cuestionarse la tradición, formular el más poderoso de los conjuros mágicos, recitar la oración de todo intelectual que lo sea, la shahāda del librepensador:

¿Y por qué?

Y su corolario:

¿Y por qué no?

A continuación, la mente que no escoge el camino trillado para ahorrarse el esfuerzo de pensar, tiene que aportar una respuesta intelectualmente válida, sólida, racional, según sus capacidades. Poner en cuestión el dogma, todo el corpus, y hacerlo metódicamente es mentalmente extenuante y, además, una invitación a meterse en problemas. Pero es que lo contrario, asumir acríticamente las convenciones sociales (la Tierra es plana, el Sol orbita en torno a ella…) nos conduce de vuelta a la prehistoria y, de esa estación, al estado animal.

Hasta un animal puede respetar la tradición, pero sólo el Homo sapiens sapiens (según se considera que el primo neanderthalensis nos prestó o no genes, hemos de añadir o quitar un sapiens para definirnos) que hace honor a su nombre científico puede cuestionarla.

La diferencia cualitativa es ésta:

Por supuesto, podría haber puesto unos cuerpos jóvenes, otro día hago otra entrada sobre desnudos, pero en este caso quería remarcar que no (sólo) es cuestión de estética sino de libertad de conciencia y pensamiento.

Con esto por supuesto no pretendo abogar por el burkini, que me parece un engendro, igual que la religión que lo promueve, aunque tampoco prohibiría su uso, cada uno es muy quien de romperse la cabeza contra la piedra que considere apropiada. Pero quería señalas el papanatismo de la sociedad occidental que sólo por estar unos pasos por delante en desarrollo social (y según y cómo) se considera el ombligo del mundo, sin percatarse que sus costumbres, tabúes y miedos no son más estúpidos e irracionales que los del vecino. Y también defienden e imponen sus fantasmas con la misma vehemencia e intransigencia.

¿O qué pasaría si en vez de ser una niña musulmana la que no quiere ponerse el bañador en la piscina del cole, hubiese otra niña (o niño) que quisiera dar la clase de natación desnuda? La que se podía liar ¿Dónde queda esa presunta superioridad cultural de esa Europa liberal? ¿Dónde el discurso emancipador de la mujer, el rechazo de los fundamentalismos y el triunfo de la razón?

Ahhhhhhhh carallo, sólo en las formas. Rascas con la uñita y salta la pintura, dejando al aire el herrumbroso repertorio de atavismos que arrastramos desde el medioevo.

Sirva esta entrada a modo de ejemplo, de vacuna contra la complacencia y el papanatismo occidentaloide, pues en el camino de la civilización sólo vamos dos pasitos por delante de otros pueblos (y repito, según y cómo), y aún ni se ve la posada al final del camino (ni se verá, eso es utopía).

Este tema puede parecer una banalidad, pero la tendencia europea al buenrollismo y las medias tintas, esa querencia a la hipocresía ajena al rigor intelectual, podemos encontrarla en temas más serios como el militarismo disfrazado de ONG (un progreso, el eufemismo de cambiar el nombre del Ministerio de la Guerra), o como en el tema estrella de este blog: la economía. ¿Es legítimo vivir del esfuerzo ajeno? Respuesta de la escuela socialdemócrata: bueno…esto…según…pero…

Realmente, prefiero la honestidad del resto del mundo. SÍ.

Incluso prefiero la inhumana honestidad de los que defendían abiertamente el esclavismo, sin tener que disfrazarlo de subempleo, salario mínimo, explotación infantil y otras formas de trabajo asalariado. Es otra forma de decir: contra Franco se luchaba mejor. Ahora el enemigo es taimado, ladino, se ha untado intelectualmente con aceite como los luchadores griegos. En la próxima entrada trataremos de arrancarle al capitalismo patriarcal otras caretas de papanatismo buenrollista.

+

Aps! Mira, otra foto de nudismo:

Esto me permite otro comentario:

La cuestión de la independencia de Catalunya puede traer parejo el debate sobre el modelo de sociedad y, por consiguiente, de Estado. Para rehacer el sistema político hay que redefinir también (al menos, planteárselo) los sistemas social y económico.

Pero para eso es necesario abrir el melón y, si siguen unidos a España, ese discusión no se dará en décadas, quizá siglos. Es por ello que me encanta e ilusiona el proceso independentista abierto (además de, por qué no reconocerlo, para joder a los putos fachas). Se abre una ventana de oportunidad para la nación catalana de superar el orden actual y, si de ello se obtiene algo mejor, podremos aprovecharnos el resto de pueblos (aunque sea por ósmosis).

12 julio 2012

Puritanismo y represión sexual

Archivado en: desnudez,religión — Mendigo @ 16:36

0

El puritanismo, una de las esquinas de la aberración judeocristiana, gana terreno haciéndole la competencia en pudibunda estupidez a la otra gran herejía de la maldita religión hebráica, el islam.

El odio (miedo) a la mujer está en la base genética de la religión de Abraham, pues ha pasado inalterada a todas sus ramas:
Un propagandista de la misoginia recibe el Premio Juan Pablo II de la Comunicación

El odio a la mujer de las religiones abrahámicas sólo es comparable con su odio a la homosexualidad:
Obispo de Alcalá de Henares: “Os aseguro que se encuentran en el infierno”.
Si lo asegura, debe ser que frecuenta ese local.

En Europa hemos puesto a los chamanes en su lugar, lo nuestro nos ha costado, aunque periódicamente traten de salirse de él y meterse en las braguetas ajenas. En otras partes del mundo, desgraciadamente, aún no se han atrevido y los sacerdotes del odio profieren amenazas de muerte contra todo aquel que no se someta a su superstición.

Amenazas de muerte por defender la libertad sexual en Marruecos
Una fetua de un predicador apunta a un periodista por apoyar las relaciones extramatrimoniales

En sociedades aún más atrasadas, estas sentencias se cumplen:
La violencia contra la mujer afgana continúa tras 10 años de ‘liberación’
El asesinato en público de una joven acusada de adúltera saca a la luz la indefensión femenina

En el islam, como en el cristianismo, todos estos crímenes son cometidos “por respeto a la mujer”. Estas religiones argumentan como respeto un profundo odio a la femineidad, a la que consideran impura según atávicas supersticiones (el ciclo menstrual, que coincide con los ciclos lunares, es en buena parte de las religiones motivo de impureza).

El dogma religioso, implantado no por la fuerza de la razón, sino por la costumbre, sirve de justificación para los más viles crímenes, agresiones y abusos.

“En el islam los golpes son una práctica tolerable”
La Fiscalía se querella contra el imán de Terrassa por incitar a la violencia contra la mujer en sus sermones que fueron grabados por la Policía

Una menor marroquí se suicida tras ser obligada a casarse con su violador
La joven, de 16 años, fue violada hace un año. A pesar de que hubo una denuncia, las dos familias arreglaron el matrimonio.

Un juez marroquí obliga a una niña de 14 años a casarse con su violador
La familia de la víctima denuncia presiones de la Fiscalía

¿Una niña de 14 años? Fueron clementes, mucho más que el puerco de su Profeta. Habla Aisha, su preferida, a quién desposó con 6 años cuando Mahoma contaba 54 años y a quien violó 3 años más tarde (no considero que el acto sexual entre una niña de 9 años y un hombre de 57 merezca otro nombre):

Mi madre vino hacia mí cuando me estaban meciendo en un columpio entre dos ramas. Mi cuidadora me lavó la cara y me llevó de la mano. Cuando llegamos a la puerta se detuvo para que yo recuperara la respiración. Me introdujeron en la habitación, donde esperaba el Profeta sentado en una cama de nuestra casa. Mi madre me hizo sentar en el regazo de él. Entonces, los varones y mujeres se levantaron y nos dejaron solos. El profeta consumó el matrimonio conmigo en mi casa cuando tenía nueve años.

Aisha
Tabari Hadith, 9. 131

Las religiones sancionan como gratos al despiadado Dios de turno comportamientos absolutamente inmorales, aberrantes, atroces. Desde guerras de religión que han asolado este continente desde que fue tomado por la plaga del cristianismo, pasando por la persecución del conocimiento científico y de todo aquello que discutiera sus absurdos dogmas, desde la circulación de la sangre al heliocentrismo, por los cuales Servet o Giordano Bruno murieron en el tormento atroz de la hoguera. Hoguera en que se “purificó” a miles de personas, curanderos, practicantes de otra religión (judaizantes) o de otra herejía diferente al catolicismo (desde nestorianos a hugonotes, pasando por los cátaros). El dogma, precisamente por ser absurdo, no admite la puesta en cuestión y reacciona con violencia descarnada.

Y un objetivo de los crímenes cometidos por la religión es todo aquel que se aparta de las costumbres sexuales dictadas por la tradición (la religión no es más que una tradición, un aspecto de la tradición de un pueblo, aunque exportable, generalmente por la vía de la imposición; no tiene mayor categoría intelectual que una sardana, una fiesta popular o un relato de aparecidos).

La condena a todo aquel que no se someta a la hipócrita convención social acerca del sexo y sus tabúes merece desde la reprobación y el aislamiento social, a la cárcel, las torturas, la violación y la muerte. Muerte a manos del Estado, de la comunidad de fieras o de la propia familia, el extremo más inhumano. El grado no depende de la religión, sino de la capacidad de sus ministros de influir en el código penal y envenenar la conciencia colectiva con su ponzoña.

Muchas veces he dicho que hay que deslindar la desnudez de la sexualidad, por cierto que en cuanto acabe de escribir esto me marcho a la playa a bañarme desnudo, la sola idea de entrar en el agua con la ropa pegándose al cuerpo me produce repugnancia.

Pero es que hoy quiero loar la sexualidad, el libre goce de los placeres que nos ofrece la naturaleza, siguiendo nuestra condición humana, inteligente, que nos eleva por encima de las necesidades somáticas. Es decir, el sexo como deleite de los sentidos, de los cinco, sin someterse a su fin reproductivo. Un arte creado a partir de una necesidad vital igual que la gastronomía es mucho más que alimentarse, saciar el apetito con un pedazo de carne cruda. No somos animales, es repugnante reducir el sexo a la mera procreación, como pretenden los eunucos mentales.

Sea este un llamamiento a disfrutar del sexo, cada cual según sus apetencias, que mientras sea consentido es una de las bellezas con que nos agasaja la sabia madre Naturaleza. Hay que estar alerta contra todo intento de los popes de meternos la mano en la bragueta, de condicionar nuestra libertad sexual con sus prejuicios, dogmas y supersticiones. Que conviertan su vida en un erial, si quieren, y se mantengan lejos de nuestros niños, para que no les inoculen el veneno de la culpa, los remordimientos, el miedo y puedan crecer libres sin que un hombre viejo y de mente deformada siembre de estiércol su conciencia y condicione su sexualidad, amargándoles su adolescencia.

Recordad que los derechos que no se defienden, se pierden. Que no tengamos que lamentar un retroceso también en la libertad sexual.

Y no podía cerrar este alegato al libre apetito concupiscente con un poco de pornografía. De dulce, pura y maravillosa pornografía. Porque no es vergonzoso el sexo, pero sí la violencia, el fanatismo, el crimen, la santa coacción y la ignorancia.

¡Que ustedes lo follen bien!

1

+
+ (more…)

10 noviembre 2011

La danse macabre

Archivado en: desnudez,Música,religión — Mendigo @ 23:45

Para que Marcostonhin no se le ocurra pensar que éste es un blog serio, después del tostón de ayer os recompenso con un poco de humor.

Hay más de este fulano!
Del tortazo que le pegas, lo tumbas

Buena muestra del efecto que tiene la religión en el cerebro. Un viejo necio, risible, lleno de prejuicios y odio a todo lo que escapa al orden que le inculcaron de niño. Odio a la mujer, odio a la libertad de conciencia y, por supuesto, a la libertad sexual.

+
+
+

Contra el integrismo religioso judeocristiano, castrante y misógino… dulce pornografía!

+
+
+

Venga, un especial de culitos:

culo1

+

culo2

+

culo3

+
+
+

Y para terminar, una curiosísima obra de Camille Saint-Saëns sobre un poema de Henri Cazalis.

Aquí las dos versiones, instrumental y, a continuación, cantada. Las escenas de una película corresponden al inmortal Nosferatu de Murnau.

Ah! Que se me olvidaba! El poema!

Zig et zig et zag, la mort en cadence
Frappant une tombe avec son talon,
La mort à minuit joue un air de danse,
Zig et zig et zag, sur son violon.

Le vent d’hiver souffle, et la nuit est sombre,
Des gémissements sortent des tilleuls ;
Les squelettes blancs vont à travers l’ombre
Courant et sautant sous leurs grands linceuls,

Zig et zig et zag, chacun se trémousse,
On entend claquer les os des danseurs,
Un couple lascif s’assoit sur la mousse
Comme pour goûter d’anciennes douceurs.

Zig et zig et zag, la mort continue
De racler sans fin son aigre instrument.
Un voile est tombé ! La danseuse est nue !
Son danseur la serre amoureusement.

La dame est, dit-on, marquise ou baronne.
Et le vert galant un pauvre charron – Horreur !
Et voilà qu’elle s’abandonne
Comme si le rustre était un baron !

Zig et zig et zig, quelle sarabande!
Quels cercles de morts se donnant la main !
Zig et zig et zag, on voit dans la bande
Le roi gambader auprès du vilain!

Mais psit ! tout à coup on quitte la ronde,
On se pousse, on fuit, le coq a chanté
Oh ! La belle nuit pour le pauvre monde !
Et vive la mort et l’égalité !

+
+
+

Edito: Si os atrevéis, escuchad el Kyrie que propone Aurora en su espacio. Siendo delicado, me ha puesto los cojones de corbata. Siendo rudo…

27 febrero 2011

Marcadores Febreiro

llave

1.- Economía

De Marc Garrigasait, un interesante gráfico que muestra gráficamente lo bancarizadas que están diferentes economías.

Las barras muestran la relación de los activos de cada uno de los 25 grandes bancos mundiales, en comparación con el PIB de su país de origen.

bancarización

Para mí ha supuesto una sorpresa, especialmente en el caso de EEUU. Son las economías europeas las más bancarizadas (mayor peso relativo de la banca en la economía), desde luego con Suiza a la cabeza que ha hecho de la banca su sector principal. UK, Bélgica y Holanda también muestran una situación preocupante (el sector bancario es muy volátil, además de crear una riqueza efímera y mal distribuida) y, después, vamos nosotros.
+
+
+
Por cierto, también sobre EEUU, en este caso la evolución de las rentas según la clase social:

desigualdad

Visto en Guerra Eterna – Wisconsin y los sindicatos
+
+ (more…)

30 octubre 2010

Llegó el finde

Archivado en: desnudez,Música — Mendigo @ 0:47

Y como la semana ha sido tensa y densita, creo que es necesario tomarse un descanso y relajarse. A falta de un whisky, os puedo ofrecer un poco de poesía, pornografía y música.

+
+
+ (more…)

Página siguiente »

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 204 seguidores

%d personas les gusta esto: