La mirada del mendigo

21 julio 2013

La contrareforma eléctrica

Filed under: energía — Mendigo @ 14:35

Desde este espacio se ha procurado desmitificar siempre el sector de la energía: producir energía eléctrica supone siempre una agresión al medio natural, grave o aún peor. La única energía verde, el único kWh que no contamina, es aquel que no se consume, que no llega a producirse.

Bien, vamos a tratar otro aspecto de la reciente reforma del sector eléctrico.

¿Procuras apagar todos los aparatos electrónicos en vez de dejarlos en stand-by? ¿Tienes regletas para eliminar todos esos consumos parásitos de un botonazo? ¿Has cambiado la iluminación de tu casa a fluorescentes o LEDs? ¿Cuando compras un electrodoméstico tomas en consideración el consumo, aún pagando un precio superior por aparatos más eficientes? ¿Has dispuesto tu hogar de forma que puedas aprovechar al máximo la luz diurna? ¿Apagas la cocina un poco antes para que se acabe de hacer la comida, usas preferentemente ollas a presión, no dejando que se escape al final de la cocción? ¿Esperas a reunir ropa para llenar la lavadora y procuras lavar en frío? ¿Abres la nevera lo imprescindible para coger lo que sea y cerrar inmediatamente? ¿Sabrías decir de memoria qué certificaciones de eficiencia cumple la fuente de alimentación de tu ordenador o el consumo del monitor? ¿Prescindes de aparatos de aire acondicionado, jugando estos días de calor con las persianas y las corrientes de aire? ¿Procuras evitar el aspirador para lo que se puede hacer silenciosamente con una escoba?

Pues si la respuesta a la mayoría de estas preguntas es positiva, pues dar por hecho que eres un o una gilipollas. No creo que te sirva de alivio saber que compartes el título: somos gilipollas. El gobierno verdaderamente nos ha puesto los cuernos a los que tratamos de aquilatar nuestro consumo eléctrico, tanto por razones de conciencia medioamboiental, como de mera supervivencia económica. La anciana pensionista que tiene mucho cuidado de ir apagando las luces cuando sale de una habitación para que no le dé un susto la factura de la luz, también ella, es una gilipollas.

¿Por qué?

Pues porque otra de las medidas del gobierno, además de bajarse los pantalones ante los fondos de inversión en fotovoltaica (reunidos bajo el grupo de presión PV Investors, enumero: AES, Solar, Ampere Equity Fund, Element Power, Eoxis Energy, European Energy, Foresight Group, GreenPower Partners, GWMLux Energia Solar, HgCapital, Hudson Clean Energy, Impax Asset Management, KGAL, NIBC Infrastructure Partners, Scan Energy y White Owl Capital), ha sido cambiar la ponderación de los términos fijo y variable de la factura eléctrica.

De esta forma, el término fijo o de potencia (lo que pagamos aunque no consumamos nada) se encarece un 77%. En cambio, el término variable o de consumo (proporcional a éste) baja un 23%.

Es decir, EXACTAMENTE lo contrario a una política de precios para fomentar el ahorro y la eficiencia energética. Una reforma que recompensa el derroche energético reduciendo el coste del kWh, y castigando a los que consumimos muy poca energía y que nuestro término de potencia representa la mayor parte de la factura.

Esto me recuerda a la medida de Espe, de eliminar el impuesto de circulación de los vehículos para, supuestamente, mejorar las ventas. Es una política energética de clase, porque los pequeños utilitarios con emisiones de CO2 por debajo de los 120g ya estaban exentos de pagar el impuesto de circulación. Sin embargo, los que pagaban más por este concepto eran los vehículos más ineficientes, deportivos, grandes berlinas y todoterrenos, coches de la clase alta que fueron las grandes beneficiadas del regalo fiscal ideado por la Condesa de Murillo.

Igualmente, este cambio en la factura eléctrica responde igualmente a los mismos criterios: aquellos que consuman más de 4.000 kWh al año verán reducida su factura. Para compensar, los que consumimos menos o mucho menos pagaremos mucho más.

Hace tiempo desgrané mi factura eléctrica: el bimestre de mayor consumo llego a los 107 kWh. Es decir, un máximo de 650 kWh al año (menos, porque nos ausentamos largas temporadas por viajes, pero obviémoslo), viviendo dos personas. Eso sí, calefacción y cocina excluidas, pues van a gas (para hacer los términos comparables). Pero incluso incluyendo estos conceptos, yo no consigo entender qué coño debe hacer una familia para pasar de los 4.000 Kwh anuales. Es incomprensible, no me cabe en la cabeza. Pues bien, a estos derrochadores el gobierno los premia, mientras que a nosotros, que procuramos hacer un uso responsable de la energía, que nos hemos preocupado por adquirir aparatos de alta eficiencia, se nos castiga. Da igual que procuréis ahorrar: vais a pagar más a las eléctricas, sí o sí.

Y recordemos lo dicho en el anterior artículo, somos el Estado europeo con la electricidad más cara, sólo por debajo de dos islas: Chipre e Irlanda. Y a pesar de ello, aún hemos contraído una deuda de 26.000 millones de euros con las eléctricas, pagadera con intereses los próximos decenios. MAN-DA-CA-RA-LLO.

Por supuesto, esta reforma va a crujir a los que tengan casa en el pueblo (donde yo ahora me encuentro). El consumo es mínimo, sólo en vacaciones y algún esporádico fin de semana. Un contador que no corre, una energía que no se consume no contamina, no requiere de importaciones de gas, de procesamiento de uranio, de emisiones de óxidos de azufre por la chimenea de una central de carbón. ¿Por qué entonces hay que pagar? ¿Por tener la posibilidad de disponer de ella? ¡Toma, también tengo la posibilidad de ir a comprar a la frutería de la esquina y el gobierno no le regala la capacidad de cobrarme compre o no, para resarcir al frutero de tener la frutería abierta y a disposición de cuando yo quiera comprar! Dejemos las frutas, vamos con la energía: una gasolinera. ¿Debo pagarle al gasolinero del pueblo, eche o no gasolina, ya que me permite la posibilidad de repostar cuando quiera? ¡Esto es una locura! Que sí, que las líneas exigen un mantenimiento, pero es que la frutería, la gasolinera también, para estar disponibles, y ese coste de mantener esa capacidad operativa es sufragado por el propietario de la gasolinera, y luego repercutido en el precio de los consumidores, proporcionalmente a su consumo. ¿Por qué las eléctricas y alguna utility más tienen esa prerrogativa de cobrar uses sus servicios o no? Desde luego, para las compañías es estupendo, aseguran sus beneficios, pero para la sociedad es trágico ya que desincentivan el ahorro de recursos que son escasos, como la energía o el agua. Hace tiempo traté exactamente el mismo problema con el agua: me facturan un mínimo de 15m³ cuando nunca he pasado de 8m³. Es decir, podría consumir el doble, dejar el grifo correr, que acabaría pagando lo mismo. ¿Qué recompensa obtengo de ser una persona consciente que minimiza en lo posible su consumo de agua? Que se rían de mí, exactamente igual que con la electricidad.

Cargar el término fijo y reducir el de consumo supone recorrer el camino hacia una sociedad sostenible pero en sentido contrario.

+

Y vamos a tratar un último punto, el autoconsumo. Es decir, aquellos que han montado paneles fotovoltaicos en su casa o negocio y se abastecen de ellos, pero siguen conectados a la red para verter la energía que les sobra y poder recibir de ella en las horas nocturnas.

Todos sabéis que no soy ni mucho menos un aficionado a la fotovoltaica, de hecho aprovecho frecuentemente para machacarla. Pero no es por ningún apriorismo, porque le haya cogido ojeriza, simplemente procuro analizar las diferentes tecnologías de generación de forma desapasionada, analizando los pros y contras que tienen. Como todo, tienen sus tiempos: la burbuja de fotovoltaica en 2007 es una locura, y lo he dicho aquí mil veces. De aquella era una tecnología carísima y se la regó con unas subvenciones sin cuento (que ahora tienen buena parte de la culpa de esta crujida, pues de algún lado tiene que salir el dinero para pagar los beneficios que el BOE les prometió a los fondos inversores que antes comentaba). Lo prometido, es deuda, una deuda mil millonaria.

Se puede decir que España le pagó el desarrollo a esta tecnología (y en parte a la eólica, aunque al menos esta es más barata y, realmente, produce) al mundo entero. Ahora, verano del 2013, sí que empieza a ser económicamente razonable pensar en montar paneles fotovoltaicos (se ha alcanzado la tan cacareada paridad de red). Pero claro, ahora ya no nos queda un puto duro, nos lo gastamos todo montando paneles cuando costaban 5 veces más caros, un dislate).

Desde hace meses veía con muy buenos ojos pero poca esperanza el tema del autoconsumo (mi pesimismo se ha visto confirmado, las grandes eléctricas veían con muchísima preocupación esta amenaza a su modelo de negocio, y han conseguido cercenarlo antes de que despuntara). Personas que se montan su instalación para autoabastecerse de ella, pero siguen conectadas a la red para usarla como buffer para lograr un balance neto nulo (es mucha mejor alternativa que almacenar la energía en baterías, proceso ineficiente, caro, contaminante y, además, ilegal). Esto ya es otra cosa, nada que ver con los que pretenden que les pague la energía a 34¢ cuando yo la compro a 12¢ y en el mercado mayorista va a 4¢.

Pero claro, al disminuir artificialmente el coste de la energía en el recibo, deja de tener sentido económico el autoconsumo. ¿De qué sirve ahorrar parte de los kwh que consumes, si estos ahora van un 23% más baratos? Los paneles tendrán que bajar su precio un 23% extra para volver a recuperar la grid parity. Lo costoso ahora no será consumir, sino meramente estar conectado a la red.

Enhorabuena por el gobierno. Desde un punto de vista ambiental, desde un punto de vista de eficiencia económica, muy relacionada con la eficiencia energética y por lo tanto de competitividad de una economía. Desde un punto de vista de seguridad y autonomía energética. Desde un punto de vista de clase, de las personas de menor renta para las cuales el recibo eléctrico, por mucho que intentan reducirlo, supone un buen pellizco de sus ingresos. Desde todos esos puntos de vista, la reforma eléctrica no se podía haber hecho peor.

¡Enhorabuena! Han vuelto a conseguir sorprenderme.

Unos cuantos enlaces sobre el tema:
Invertia – La sorpresa de la reforma: la luz bajará para los consumos más altos
Voz Populi – La reforma eléctrica disparará el precio de la luz más del 20% y no un 3,2% como dice Industria
El País – El sol ya no es gratis

Y ya puestos, un par de viñetas que he encontrado mirando por las anteriores, y me han hecho gracia:

14 julio 2013

Pulso eléctrico

Filed under: energía — Mendigo @ 15:47

Llevaba unos días revisando la prensa con una curiosidad malsana: a ver cómo resolvía el gobierno la reforma del sector eléctrico (sexto capítulo de la segunda temporada).

El tema tenía cierto morbo porque había fuerzas muy poderosas pujando por no ser el pagano del descomunal déficit acumulado hasta la fecha, más los recortes venideros. Recordemos que Rodrigo Rato creó esta bomba de relojería para satisfacer a las eléctricas sin, por otra parte, cabrear a los votantes con una subida de la factura eléctrica. Así que los ciudadanos pagábamos sólo una parte de la energía consumida, y el resto de la factura se la quedábamos a deber a las eléctricas. Así que ahora tenemos los consumidores (que es casi como decir los ciudadanos) una deuda de 26.000 M€ con las compañías eléctricas (y así lo contabilizan en su balance), deuda avalada por el Estado y que está siendo titulizada según los mercados van teniendo más apetito.

Por poner las cifras en relación, 26G€ de déficit de tarifa, e incrementándose a velocidad estratosférica (unos 4,5G€ este año) se pueden comparar con los 32 G€ de deuda asociada a los programas de armamento que tiene España (esos tanques y aviones que Aznar y Zapatero compraron para sentirse más hombres), o con los 39 G€ que ha costado tener la red de alta velocidad con más kilómetros por habitante (de lejos) del mundo (nos supera China, pero su tamaño y población es casi un continente en sí mismo), o los 40 G€ del rescate a Bankia.

Bien, existe un problema muy gordo, un problemón de la hostia, que crece sin parar y que amenaza con engullirnos en una bola de deuda. ¿Cómo lo solucionamos?

deficit de tarifa

- Podemos reducir los costes reconocidos a las eléctricas tradicionales (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Red Eléctrica…). Al fin y al cabo, el déficit de tarifa viene asociado a la remuneración que reciben las empresas porque los ingresos no cubren sus gastos. Pero este cálculo es particularmente opaco, las eléctricas dicen que han incurrido en tantos gastos y debemos hacer un acto de fe, porque nadie les somete a una investigación. ¿Problemas para el gobierno? La patronal eléctrica no es enormemente poderosa. No. Es lo siguiente. A ningún gobierno le puede ir bien granjeándose enemigos tan grandes. De hecho, procuran no poner en cuestión su sacrosanto derecho a tener beneficios, por lo cual las energéticas les recompensan con largueza al final de su mandato (Felipe con Gas Natural, Elena Salgado con Endesa, Acebes por Iberdrola…) tras concederles windfall profits tales como las primas por disponibilidad o las de transición a la competencia (una verdadera vergüenza).

- El déficit de tarifa lo inventó Rato, pero quien lo engordó fue el P$O€ en quizá la más estúpida de sus maniobras en sus ocho años de gobierno, y mira que hubo donde elegir. Ofreció unas fabulosas retribuciones a la solar (entre 34 y 43¢/kwh, cuando la eólica recibía 7,9 y las convencionales sobre los 4), para incentivar una forma de producción energética muy costosa pero que tenía muy buena imagen. Pero llegaron los paneles chinos, hundiendo los precios y dinamitando todas las previsiones (ahora estamos en plena guerra comercial con China que acabaran pagando los viticultores ¿WTF?), y lo que antes era un buen negocio, se convirtió de la noche a la mañana en un chollazo garantizado por el BOE, y fondos de inversión españoles (donde invierten grandes fortunas como la Casa de Alba o el futbolista Raúl) y extranjeros, fundamentalmente usamericanos, se convirtieron de repente a la religión ecolojeta y promovieron parques solares por doquier (yo cuando veo alguno aquí en Galicia, me entran ganas de darme de cabezazos contra un muro), apuntándose en pocos meses casi tantos MW como había planeados como objetivo para 2020. También tendría lógica recortar estas primas tan abultadas, especialmente al sector que las tiene abultadas (solar, tanto termosolar como fotovoltaica), y que son las principales responsables del déficit de tarifa, 8.600M€ el año pasado y aumentando a razón de un 20% anual (aunque cada vez cobran más importancia los propios intereses de esa deuda, los peligros del interés compuesto). Con lo de las renovables se ajusta muy bien el dicho, unos cardan la lana y otros se llevan la pana. La eólica, cubriendo un 21% de la demanda total, se llevó en 2012 el 22% de las primas del Régimen Especial. Mientras que la solar se lleva el 44% de las primas, no generando ni el 5% de la energía consumida. Si las primas de la solar se hubiesen invertido en eólica, podríamos triplicar la potencia instalada y abastecernos de renovables en dos terceras partes.

Como hemos dicho, cuestionar las primas al Régimen Especial enojaría a algunas acaudaladas familias españolas, además de empresas no precisamente pequeñas como Acciona o Abengoa. Incluso hay bancos presionando al gobierno (haciendo lobby suena más fino) para que no recorte a las renovables, porque si no ellos tendrían que refinanciar los préstamos de los que invirtieron en huertos solares apalancados, o quedarse con las placas (a este paso la banca se dedicará a todos los sectores menos a hacer banca). Sin embargo, los campeones defendiendo el bando de las solares no hablan ninguna lengua romance.

- Se puede pasar parte de esa deuda privada (de los consumidores con las eléctricas) a deuda pública. En especial se hablaba de los costes extrapeninsulares, es decir, de la parte del recibo que pagamos todos para que canarios, baleares, ceutíes y melillenses no paguen más por el kw*h de lo que se paga en la península (generar electricidad en las islas es considerablemente más caro, exactamente 1.622 M€, o al menos esa es la factura que pasan las eléctricas). ¿Problemas? Pues que la deuda pública ya está bastante tensionada después del rescate al sector bancario y las autopistas, como para apechugar con el rescate de otro sector, y del monstruoso tamaño del sector eléctrico. Los enfrentamientos, desmentidos y desaires entre Soria y Montoro han sido la comidilla desde hace semanas.

- El recurso más sencillo: aumentar la factura, es decir, ordeñar la vaca hasta arrancarle las tetas y que pague la broma el pagano pueblo. No hay manta para todos, pues se trata de que costeemos una manta más grande para que todos los carroñeros tengan su tajada. Esto tiene muchos inconvenientes para el gobierno, empezando porque empieza a ser peligroso cabrear aún más a la gente con la enésima subida de la luz, que como las anteriores se promete que, esta vez sí, será la última. Pero es que hay más, por la naturaleza universal del servicio eléctrico, una subida en la factura de la luz viene a ser parecido a un nuevo impuesto al consumo, y como todos ellos muy regresivo. Esto implica menos renta disponible para el consumo, el ahorro o la inversión (lo que se va en pagar el recibo, se ha de ahorrar en comer macarrones en vez de pollo). Y un último capítulo: en muchas industrias el coste del kwh es determinante para su competitividad exterior (el aluminio, el más claro). Con la electricidad más cara de Europa, una nueva subida provoca una oleada de cierres de empresas o deslocalizaciones.

No me digáis que no tiene morbo la tesitura en la que se encontraba el gobierno. Si se tratase de optar entre los derechos de los ciudadanos y los beneficios de las grandes empresas, ninguno tenemos duda de qué partido tomaría el gobierno. Si incluso ha consentido en liquidar el regulador de las Telecomunicaciones para satisfacer a Telefónica, que ve así cómo desaparece esa molesta piedra en su zapato, fusionada con otros reguladores en un organismo único (junto con Energía, precisamente Energía, Competencia y el regulador postal), con menor poder y directamente sometido a la Moncloa.

Tampoco me puede caberle duda a nadie que si la Marioneta tiene que escoger entre respeto a los Derechos Humanos y la sumisión al gran amo gringo, cuál sería su decisión. Como muestra, el acoso de la dictadura capitalista a Ed Snowden, que aún por encima hizo un gran favor de rebote a Europa continental, pues destapó una red de espionaje que con la escusa del terrorismo (la coartada universal) se dedicaba al espionaje comercial, dándole una ventaja competitiva a las empresas usamericanas sobre las europeas continentales (UK también está implicada) al poder predecir sus movimientos (y esto ya viene de los tiempos de Echelon, y del contrato de Airbus birlado por la McDonell Douglas). En Repsol debían estar sudando tinta china al conocer que España había cerrado el espacio aéreo al avión presidencial de Bolivia.

La cuestión que me resultaba interesante, y ya casi le he dado contestación en la última frase es ¿ante quién se mostraría la Marioneta más sumiso, ante la oligarquía patria o ante la extranjera?

…o es español solamente. Pues tampoco cien por cien, pues americano, también. Gringo, ser muy absorvente

Pues efectivamente, en este dilema de lealdades, los fondos de inversión usamericanos han resultado tener más influencia en el gobierno que las todopoderosas eléctricas, porque es a éstas (además de a los ciudadanos) a quienes le ha tocado la mayor parte del marrón (que luego repercutirán en la próxima subasta). Muy interesante el resultado de este encuentro. Claro que, cómo no iba la Marioneta a sucumbir a la irresistible oferta de irle a lamer el culo a Obama a domicilio, de poder hacerse la foto que luego colgará en el despacho y sentirse por unos breves minutos un estadista de talla mundial. ¿Qué son a cambio los intereses del oligopolio eléctrico español? Para lograr lo mismo, sentirse alguien, Aznar fue de correveidile por toda Sudamérica tratando de recabar apoyos para una guerra.

Desde luego, los gringos sí que saben hacer lobby (o apretar las clavijas, quizá amenazaron a nuestra Marioneta con acabar en Guantánamo): Soria salva del recorte a la central solar de los cables de Wikileaks

Por lo demás, y con un interés mucho menor, se trataba de ver quién tenía mayor poder en los Consejos de Ministros, si Montoro o el sosias de Aznar. El Viernes quedó claro: Montoro está un escalón por debajo a Guindos, pero varios peldaños por encima de José Manuel Soria.

Y total, para que dentro de unos meses esta reforma se revele insuficiente, el déficit siga aumentando y haya que volver de nuevo a la misma historia.

8 junio 2013

Tablón de anuncios

Filed under: economía,energía — Mendigo @ 10:29

En los últimos años de ofensiva neoliberal, los economistas que se apartan del modelo neoclásico se han ido agrupando en diversas plataformas, que usan de la red para una difusión que se les niega en los medios al uso.

Por citar algunas de las más conocidas (podéis tomar esto como recomendación de enlaces):

Todos ellos publican regularmente artículos de gran calidad, pero en este caso me voy a quedar con la última asociación. La gente de Colectivo Novecento acaba de publicar un libro en el que tratan, de forma accesible para el público en general, el emponderamiento de las fuerzas del capital: Lo llamaban democracia.

Tras hincar la rodilla en tierra a principios del 2008, implorando la ayuda de los Estados, se han rehecho y, ante la pasividad de las fuerzas de izquierda que observaban desorientadas el espectáculo, han pasado a la ofensiva. El resto es actualidad: pérdida de peso de las instituciones políticas en el gobierno económico de las sociedades en favor del mundo financiero.

Recordaréis la impúdica mas honesta declaración del trader (especulador) que sentenciaba, tras dejar claro que la crisis abría una tremenda oportunidad de negocio: Governments don’t rule the world, Goldman Sachs rules the world.

Pues bien, desde las antípodas ideológicas el grupo de economistas de Colectivo Novecento han venido a constatar esta misma afirmación: el designio de los mercados es quien rige los destinos del orbe.

Aún calentito de la imprenta (más tarde saldrá en formato digital), estos días el libro está siendo presentado por sus autores en diferentes ciudades. La presentación gallega corre a cargo de Luis Buendía, doctor en economía y sin embargo buen amigo. Para los que tengáis interés en asistir, será el próximo viernes día 14, a las 8 de la tarde, en la librería Couceiro de Santiago (Pr/ Cervantes, 6).

+

Otro anuncio:

Como sabréis, la gente de Iniciativa Debate ya hace tiempo que está organizando entrevistas y debates, acerca de muchos temas.

Esta vez han tocado el tema energético, y el entrevistado he sido yo. El entrevistador es un habitual de estas páginas: Camilo. Él aporta su facilidad de palabra, mientras que yo trato de hacerme entender a martillazos. Aún tengo la úlcera abierta de escuchar mi voz balbuceando mentecateces, cometiendo metidas de pata tan evidentes como confundir exportaciones con importaciones. En fin, si os queréis cachondear un poco de mí, que no se diga que no doy facilidades:

Iniciativa Debate – ¿Crisis energética o crisis social?

5 abril 2013

Energía nuclear salvando vidas

Filed under: energía — Mendigo @ 18:25

Jejejeje

Lo subí a La Cebolla pero no quería que quedase en agua de borrajas, sino proponer el tema para un buen debate. Bien sabéis que me gusta ir provocando, y que el tema de la energía se presta mucho al juego, ya que la mayoría de la población ha repartido etiquetas de energía “progre” y energía “facha”, y con respecto a ellas ha adoptado posiciones. Y yo voy detrás con el mazo rompiendo apriorismos, y es que me encanta romper esquemas mentales preconcebidos (y hacerlo con datos).

Ni la energía solar es ninguna salvación a nada, ni la energía nuclear es el demonio, ni tampoco lo contrario. En la anterior entrada sobre energía me ocupaba de los costes ambientales, ahora vamos a tratar los costes humanos.

Bueno, pues venga, propongo el siguiente artículo: La energía nuclear ha salvado 1,84 millones de vidas según la NASA y, ahora, a debatir sobre él.

Conste que el titular me parece horroroso, a no ser que se refiera con energía nuclear a los Rayos X. Una redacción más correcta sería: “La producción eléctrica mediante energía nuclear causa muchos menos muertos que sus equivalentes de carbón y gas”. Exactamente, según el artículo, en proporción 1/400 de costes humanos respecto al gas, y un impresionante 1/4000 muertes respecto al carbón. La energía nuclear no salva vidas, causa menos víctimas, que no es desde luego lo mismo.

También hay que recordar que estos son datos históricos, y ahora las proporciones son más equilibradas por el incremento de seguridad en las explotaciones mineras y la reducción de emisiones de NOx y SOx en las centrales (que no se han conseguido, unas y otras, si no es con luchas y esfuerzo). Pero también en energía nuclear se ha avanzado en seguridad, y mucho.

EL autor del artículo se pregunta por las víctimas de las energías renovables. No son difíciles de calcular, al menos para un país en concreto:
-horas de trabajo que cuesta la fabricación, montaje y mantenimiento de, por ejemplo, una turbina eólica. Lo multiplicamos por el factor de siniestralidad del sector del metal (o de su subsector en concreto, si lo tenemos) y lo dividimos entre la energía producida estimada en toda su vida útil.
– energía y materias primas consumida en su fabricación, imputándoles las víctimas por TWh según el mix energético del país en cuestión (sí, estoy pensando en las células solares chinas fabricadas con energía obtenida de térmicas de carbón) o por tonelada de acero o cobre ¿o es que alguien se ha creído que no existen accidentes laborales en las siderúrgicas o en la minería del cobre?

Entonces, la pregunta ¿No estamos en un caso parecido a la aviación, medio de transporte que es percibido como peligroso por la población (es una tecnología relativamente moderna y no muy bien entendida y los accidentes de aviación suelen tener consecuencias catastróficas) aunque las estadísticas muestran tozudas que es con diferencia el más seguro?

Y, al igual que en la aviación, se puede considerar una tecnología relativamente segura (más que sus competidoras) siempre que se hagan las cosas bien. Y los problemas vienen de chapuzas, falta de rigor y corrupciones, como la otra noticia que subí hoy a La Cebolla: Enresa analiza posibles hundimientos en la parcela del cementerio nuclear.

(contruir un almacén nuclear en una zona tan geológicamente inestable como un macizo calcáreo…esto sólo puede ocurrir en España)

5 marzo 2013

El coste ambiental de la energía eléctrica

Filed under: energía — Mendigo @ 13:37

En este apunte he querido comparar diferentes tecnologías de generación energética, referenciando la destrucción o daño que producen en el medio a la unidad de energía producida. En este caso, tomo un MWh, que correspondería a tener encendido un radiador eléctrico de 1000W durante 1000 horas, o un televisor convencional (unos 114W) durante todo un año sin interrupción.

Para simplificar la cuestión, sólo tomaré en cuenta la operación de las plantas, sin incluir la energía consumida en su construcción y desmantelamiento (muy desfavorable en las fotovoltaicas, que tienen el menor retorno energético de todas, que a la postre suponen transferir el consumo energético a China, donde se producen las obleas de silicio que forman los paneles solares). Tampoco tomo en cuenta los daños imputables (emisiones, residuos, destrucción de suelos) a la obtención de los combustibles de las centrales (uranio, carbón, gas natural), que pueden ser entre grandes y enormes (caso por ejemplo de quemar gas no convencional) o las emisiones asociadas a su transporte (carbón) y proceso (yellowcake de uranio).

+

Nuclear: Las 9 centrales nucleares españolas producen unas 160 t de Residuos de Alta Actividad al año. En 2012, produjeron 61.238 GWh. Una central PWR de 1000MW genera unos 50m³ de Residuos de Media y Baja actividad. La central de Cofrentes, de ese tipo, generó 7.901 GWh en 2011. La central ocupa una superficie de unas 100ha.

Luego, por cada MWh producido, la energía nuclear ocupa 0,12m² de terreno, y produce 6,32 cm³ de RMBA y 2,61 g de RAA.

+

Hidroeléctrica: Aquí es difícil escoger un ejemplo por la variedad de profundidades medias, caudal del río y altura del salto (que condiciona la eficiencia), tomaré como representativa la presa del Almendra, una de las más grandes de la Península, en la cuenca del Duero. Produce 1.376 GWh anuales, para lo cual se han debido anegar 8.650 ha de valle. El daño que produce al río aguas abajo es difícil de cuantificar.

Es decir, que por cada MWh producido, la energía hidráulica ocupa 62,9 m² de valle.

Aquí podríamos incluir la minihidráulica (potencia instalada < 50 MW), incluida en el Régimen Especial (retribuíble con prima). La agresión es en muchos casos mayor debido a su escasa producción en relación a la lámina de agua ocupada.

+

Fotovoltaica: Tomaré como ejemplo un huerto solar con paneles con seguimiento en Lleida: Palau d'Anglesola. Produce 2,48 GWh al año y ocupan 6,18 ha.

Por cada MWh producido, la fotovoltaica ocupa una superficie de 24,92 m².

+

Termosolar: Tomo como ejemplo una de las recientemente conectadas, la de Orellana, Badajoz. Se trata de una planta de cilindros parabólicos cuya producción estimada es de 118 GWh al año, y que ocupa 142 ha de terreno.

Por lo tanto, la termosolar ocupa una superficie de 12,03 m² por cada MWh que esperan producir.

+

Térmica convencional: Como ejemplo arquetípico, tomo la central que Endesa tiene en As Pontes, sometida en los últimos años a una cura de rejuvenecimiento para reducir sus emisiones contaminantes, que generó en el año 2011 7.352 GWh, emitiendo a la atmósfera 6,64 millones de toneladas de CO2, 8.870 toneladas de óxidos de nitrógeno (NOx), 6.960 T de SOx (hace 10 años emitía 315.000 T, el cambio en el carbón empleado y, sobre todo, en tecnologías de depuración obró el milagro). Analizando el terreno destruido, tendríamos que contar las aproximadamente 200 ha que ocupa la central propiamente dicha con su parque de recepción de carbón, sin contar la mina anexa de lignito de la cual se ha estado abasteciendo durante años (unas 2.000 ha más). En cuanto a los residuos peligrosos, produce 847 toneladas al año, la mayor parte de amianto empleado en sus estructuras (muy cancerígeno).

Esto es, producir un MWh en una central térmica conlleva emitir 903 kg de CO2, 1,21 kg de NOx, 0,95 kg de SOx y 0,12 kg de residuos peligrosos, ocupando 0,27m² de terreno directamente.

En este apartado podemos incluir las centrales térmicas de cogeneración, térmicas no renovables aunque incluidas en el Régimen Especial. Se esperan de ellas rendimientos eléctricos más modestos compensados por la recuperación del calor.

+

Ciclo combinado. No me tengo que mover das Pontes. Hace poco añadieron a los cuatro grupos convencionales un quinto de ciclo combinado (una turbina de vapor y dos de gas) de 800MW, alimentados por gaseoducto de la regasificadora de Mugardos. En 2010 produjo 694 GWh (en 2011 tuvo un coeficiente de carga de sólo el 6,7%, la burbuja de los CC condujo a una infrautilización de estos que hace imposible una amortización rentable). Ese mismo año emitió 274.000 toneladas de CO2 y 133 de NOx (no emite SOx porque su combustible, el gas natural, es muy sencillo de desulfurar), y produjo 70 toneladas de residuos peligrosos.

En valores referidos al MWh, a esta planta le corresponden 395 kg de CO2, 0,19 kg de NOx y 0,10 kg de residuos peligrosos. En terreno ocupado directamente por la planta el dato es muy parecido a sus hermanas convencionales y prácticamente despreciable.

+

Incineración de Residuos Sólidos Urbanos. Tomo el caso de TIRMadrid (en el vertedero de Valdemingómez), que produce 170 GWh emitiendo a la atmósfera 101.000 toneladas al año de CO2 y 291 de NOx.

Es decir, por cada MWh la incineración de RSU produce 594 kg de CO2 y 1,71 de NOx. La superficie propiamente de la central es análoga a la de cualquier otra central térmica.

Asumo cantidades similares para la incineración de residuos sólidos industriales, agrícolas, biogas…porque por la enorme variedad de productos combustibles sería muy extenso calcular datos para todas.

+

Eólica. Quizá la más difícil de cuantificar su impacto, porque depende en gran medida de su ubicación. Tomo por ejemplo la ampliación del parque eólico de Padornelo, empleando potentes máquinas de 2MW (modelo G87 de Gamesa). La plataforma sobre la que se asienta cada máquina es de unos 8.000m², pero también hay que contar las vías de acceso y el centro de transformación y control, que bien podrían triplicar esa cifra. 3,2 ha destruidas por máquina me parece una cifra, pues, conservadora.

Calcular la producción media de estas máquinas es mucho más sencillo, sabiendo que en España hay 22.362 MW instalados que generan 48.519 GWh. Es decir, en España tenemos un factor de carga medio de 0,248. Con este factor de carga, podemos esperar que una máquina de 2MW tenga una producción anual de 4,34 GWh.

Por lo tanto, expresándolo en MWh, los parques eólicos podemos estimar que destrozan directamente 7,37 m² (aunque son más los afectados, por ejemplo, por la erosión producida por la apertura de vías de acceso). El impacto visual es subjetivo y su incidencia sobre la fauna es discutible (aún hay pocos estudios serios sobre mortalidad en aves, la mayoría en parques marinos daneses).

+

Cuadro resumen, con su producción de 2012 y sus emisiones directas asociadas:

Térmica convencional (carbón, fuel y gas): 66159 GWh, 99484 GWh si incluimos la cogeneración.
Contaminación por MWh: 903 kg de CO2, 1,21 kg de NOx, 0,95 kg de SOx y 0,12 kg de residuos peligrosos

Nuclear: 61.238 GWh
Contaminación por MWh: 6,32 cm³ de RMBA y 2,61 g de RAA

Eólica: 48.519 GWh
Contaminación por MWh: 7,37 m² de terreno

Ciclo Combinado: 42.873 GWh
Contaminación por MWh: 395 kg de CO2, 0,19 kg de NOx y 0,10 kg de residuos peligrosos

Hidroeléctrica (incluida la minihidráulica): 23.510 GWh
Contaminación por MWh: 62,9 m² anegados

Fotovoltaica: 8.257 GWh
Contaminación por MWh: 24,92 m² de terreno

Térmica Renovable (incineración de RSU, RSI o RSA): 4.919 GWh
Contaminación por MWh: 594 kg de CO2 y 1,71 de NOx

Termosolar: 3.433 GWh
Contaminación por MWh: 12,03 m² de terreno

+

Esto son los datos que he obtenido, y como primera aproximación creo que pueden servir. Ahora bien, ¿qué es peor, emitir 1 g de RAA, 100 kg de CO2 o destruir 10m² de terreno? Eso es difícilmente valorable, y la respuesta más sensata podría ser “depende”.

Lo que quería a la postre dejar meridianamente claro es que la producción eléctrica implica un coste, económico sin duda, espero tratar de ello en otra entrada, pero también ambiental (y humano, la contaminación, la minería del carbón, las guerras por el control de los recursos dejan un reguero de sangre que también podríamos imputar a cada MWh). Consumir, y por lo tanto producir energía, en este caso eléctrica, contamina (y mata). De una forma o de otra, mucho o muchísimo, pero quería desmontar el mito de las “energías limpias” o “energías verdes” y demás simplezas, un mero mito publicitario para vendernos la falacia de que podemos mantener nuestro disparatado consumo energético sin provocar alteraciones permanentes, fatales, en la Naturaleza. La única energía que no daña al entorno es aquella que no se consume, que no se llega a producir.

Nota: a los que queráis investigar un poco más con las emisiones y residuos contaminantes, no sólo de la industria eléctrica, os recomiendo esta desconocida e interesantísima página, un ejemplo de transparencia forzado por la Unión Europea (algo bueno había de tener). PRTR-es.es (Pollutant Releases and Transfer Registers)

Página siguiente »

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 221 seguidores

%d personas les gusta esto: