La mirada del mendigo

22 marzo 2014

La aceptación de la opresión

Archivado en: política — Mendigo @ 21:35

Non, les peuples n’ont pas le droit de rejeter indéfiniment la faute sur les gouvernements. L’acceptation de l’oppression par l’opprimé finit par être complicité ; la couardise est un consentement toutes les fois que la durée d’une chose mauvaise qui pèse sur un peuple et que ce peuple empêcherait s’il voulait dépasse la quantité possible de patience d’un honnête homme ; il y a solidarité appréciable et honte partagée entre le gouvernement qui fait le mal et le peuple qui le laisse faire. Souffrir est vénérable, subir est méprisable.

Victor Hugo (1865). William Shakespeare

+
+
+

Gracias, Aurora. ;)

20 enero 2014

Podemos

Archivado en: política — Mendigo @ 23:43

Más bien, podéis. Esta entrada podéis y la vais a hacer vosotros, hoy paso de subirme al púlpito. :P Ya sabéis de qué va la historia, no hace falta que os la cuente. Yo tengo una opinión (o varias, y encontradas) pero me gustaría antes conocer la vuestra. A ver, decidme ¿qué os parece todo este tema?

Podemos
Pablo Iglesias presenta Podemos como “un método participativo abierto a toda la ciudadanía”
Cayo Lara: “Es simplista decir que los que no hacen primarias son carcas y retrógrados”
Alberto Garzón – Democracia y primarias abiertas
[...]

28 noviembre 2013

Torpeza política

Archivado en: política — Mendigo @ 11:48

Ya hace tiempo que creo que IU le tiene pánico a volar. De tan acostumbrada que está a la insignificancia política, en cuanto remonta en las encuestas y la ciudadanía empieza a fijarse en sus propuestas, sale algún tipo de problema interno, y si no existe se lo inventan, para quedar como el culo ante la ciudadanía. Mensaje al electorado: si estás buscando una alternativa al bipartidismo, un partido serio y honrado…te has equivocado de puerta, majete, sigue buscando.

IU federal tiene fuegos en Asturias, Extremadura (donde defiendo la decisión de abstenerse), Andalucía (donde por los mismos principios defiendo la decisión de entrar en el gobierno), tormentosa relación con una IC bastante libertina y el episodio de corrupción de Esker Batua que les ha llevado a su suicidio político en ese país, además en un momento en que la izquierda abertzale resurgía como un coloso. Pero aún más deplorable que el espectáculo ofrecido en Euskadi, que siendo más grave estaba circunscrito a sólo unas personas (eso sí, la cúpula), es el espectáculo cainita que llevan ofreciendo en Madriz desde ya ni se sabe (cuando aún vivía y votaba yo allí ya se estaban echando mierda, y de eso hace ya década y media).

Centrémonos: la circunscripción electoral donde IU más debería preocuparse por salir enfocada, aseada y sonriente en la foto, pues es donde más posibilidades tiene de arañar diputados, es técnico especialista en crear problemas de patio de corrala y ofrecer la peor de las imágenes a su electorado potencial. La última, una estupidez política que seguramente le va a costar muy caro: IU Madrid prohíbe a sus militantes “opiniones o comentarios contrarios a las decisiones” del partido.

Gente juiciosa dentro de IU, que desde luego la hay e incluso sospecho que son abrumadora mayoría, pero son incapaces de imponer la cordura en ese gallinero, han criticado severamente la inclusión de tan autoritario artículo en su estatuto. De aplicarse, argumentan, hasta el mismo Coordinador General debería ser expulsado de la organización, pues todo el mundo, en un momento u otro, manifiesta su desconformidad en algún punto de las directrices del partido. Es, por lo tanto, un artículo de imposible aplicación sistemática, pues de hacerlo IU quedaría reducida al conjunto vacío. Pero entonces, si no cabe su aplicación sistemática ¿por qué han incluido ese artículo en el nuevo estatuto? La situación en que se encuentra IU-CM me hace pensar que ese punto fue introducido como comodín para cortar de raíz cualquier amago de rebelión y disciplinar manu militari la organización, cercenando un par de cabezas políticas.

En la entrevista que en Iniciativa Debate le hicieron a Hugo M. Abarca, éste dejó claro que era un artículo que no se iba a usar. Entonces ¿por qué lo han incluido? Y, sobre todo ¿por qué a fecha de hoy aún no lo han eliminado? Porque cualquier puede entender que, en democracia, se debe asumir la decisión de la mayoría. ¡Pero eso no significa limitar la posibilidad de discrepar con ella!
Extrapolemos la idea del partido a la sociedad. Hoy por hoy, gobierna el PP y yo asumo que así debe ser pues obtuvo una mayoría de votos (no exactamente, pero simplifiquémoslo así a título de ejemplo). Pero que admita que el PP deba aplicar sus políticas por ser el partido escogido por la mayoría, de ello no puede extraerse que yo deba estar de acuerdo con estas políticas neoliberales, y que deba abstenerme de mostrar en público mi discrepancia, porque son las decisiones tomadas por el partido mayoritario! Yo no sé si en la mente del lerdo que redactó ese artículo cabe la sutil diferencia política entre democracia y dictadura.

Desde la dirección madrileña se quieren hacer pasar por tontos del bote (en el PP funciona, se dirán, vamos a emplear la misma estrategia), y dicen que lo incluyeron inocentemente, haciendo un copia-pega de los estatutos de otros partidos. Sea por estupidez o por mala intención, alguien habrá de asumir la responsabilidad de haber incluido ese odioso artículo y presentar su cabeza al verdugo. ¿O es que también en este partido ningún responsable se hace nunca responsable? Si no exigen la depuración de responsabilidades internamente ¿cómo puedo esperar que actúen de otra forma si algún día logran acceder al poder?

Realmente me da pena por los compañeros de IU que se están rompiendo los cuernos por atraer a nuevos militantes y votantes, ofreciendo un rostro amable y comunicativo de IU. Mucho esfuerzo (y dinero) invertido en promover una imagen de IU que queda saboteada por la noticia anterior. Me gustaría tener los censos (¡je, casi nada!) de afiliación a IU-CM e incluso en el resto de federaciones para ser capaz de cuantificar el efecto de esta noticia.

Yo mismo, vacilaba sobre la conveniencia de afiliarme a IU. Me gusta ir por libre y llevo mal el mamoneo de las organizaciones de cualquier clase, pero sé bien que la lucha contra la agresión capitalista pasa por la organización y la convergencia de esfuerzos y voluntades individuales. Un compañero de La Cebolla se ha afiliado recientemente, y estaba pensando dejar de lado tantos sinsabores, hacer de tripas corazón y seguir sus pasos. Pero episodios como éste me curan de raíz esas inclinaciones. De ningún modo, yo no le pago con mi cuota el sueldo a un pringaíllo para que luego me venga a decir lo que puedo opinar y lo que no (por ejemplo, esta entrada). De hecho, si alguien se atreviera le cruzaba la cara en ese mismo momento. A los fascistillas y dictatorzuelos de pasillo hay que pararles los pies en seco y ponerlos en su sitio, antes de que sea demasiado tarde.

Y yo, que no pertenezco a IU, soy más leal con la formación y lamento que por exquisita estupidez política se haya causado un daño gratuito a IU y, por extensión, a las posibilidades de que la izquierda acabe con la pesadilla del Aguirrismo en Madriz…¡pero nadie va a perder el puesto por ello! De hecho, que yo sepa, ni tan siquiera a pedir disculpas, asumir responsabilidades y rectificar.

Creo que en la vida uno debe conducirse con honor; y el honor exige asumir las consecuencias de los errores. No hace falta llegar al rigorismo sádico japonés, no me imagino a ningún mierdecilla político español automutilándose como expiación de un error, pero sí que creo que se debería conjugar activamente el verbo dimitir. De hecho, debería ser un acto reflejo de un político con honor. En la política española no existe el honor, ni en la derecha, ni desde luego en la izquierda.

El honor casa mal con el estómago, y muchos de los mierdecillas que pululan en los engranajes de los partidos son ganapanes que han hecho de la política una profesión. Para ellos, presentar la dimisión supone asomarse al abismo del mercado laboral, en el que su mayor aspiración es a cajero de supermercado y su destino más probable es la cola del paro. La visión les produce mareos y se aferran al carguito con desesperación, el honor para quien se lo pueda permitir.

Y es esta clase de individuos, que tienen suficiente tiempo libre para hacer pasillo, el que luego se ciñen la corona de emperador y legislan cacicadas como la pretensión de limitar la libertad de expresión de los militantes. Es un claro caso de mal de altura de los espíritus bajos que ven borroso en cuanto se suben a una banqueta. El mal de Napoleón, le podríamos llamar; esa clase de gente que cuando les toca ser presidentes de la comunidad de vecinos levantan medio palmo del suelo y se pasean por el portal como Alejandro Magno pasando revista a sus tropas antes de Gaugamela. Risibles en su presunción y despreciables en su mediocridad.

Es que el asunto ha traído revuelo, a mí desde luego me ha revuelto las tripas y eso que no me atañe (como no afiliado, pero tomo nota de las formas y actitudes como potencial votante), y es que no es para menos. Unos tipiños que viven de la organización, le dicen a la gran mayoría de la organización, que además son quienes con sus cuotas les ponen el plato de comida en la mesa, lo que pueden decir y lo que no. Esto aparece en los estatutos de una secta religiosa, tipo Iglesia Católica u otras minoritarias, y nos clavamos en su yugular por fascistas. Y precisamente el artículo aparece en una organización cuya razón de ser es el ejercicio de la política, que no es otra cosa que la ciencia que busca la convivencia común por medio de la negociación, el diálogo y el intercambio de opiniones encontradas. Entre partido político y prohibir la disensión hay una contradicción en los términos, si es uno no puede ser lo otro.

Copio:
Se considerarán infracciones graves: [...]
La manifestación pública, por cualquier medio de difusión, de opiniones, ideas o comentarios contrarios a las decisiones, acuerdos y resoluciones de los órganos de IUCM adoptados en el marco de sus competencias.

Regular el derecho a la libre expresión de los afiliados es una falta de respeto a los que, con su trabajo y sus aportaciones, sostienen a la organización. Este enunciado tendría cabida en los estatutos de la Falange (o del PCE) en el siglo pasado, hoy en día no puedes mear por encima de las bases porque les falta tiempo para romper su carnet y dar orden al banco de que no cursen más cuotas. Y ése es otro tema, a ver dónde demonios va a parar ese dinero, porque en editar libros, traducir artículos, producir audiovisuales, crear portales en la red, imprimir octavillas, patrocinar estudios, organizar conferencias, charlas y coloquios seguro que no; y si el partido no sirve como herramienta para difundir la idea de la revolución social entre la población, es que no sirve; y en esas está, limitado a su función de plataforma electoral procurando ganar alguna mano en esta timba con las cartas marcadas. Pero además de una falta de respeto a la militancia, entiendo que claramente entran en el artículo que se desgrana unas líneas más abajo:

Se considerarán infracciones muy graves: [...]
El deterioro, daño o menoscabo graves de la imagen pública de organización, sus órganos y cargos políticos o cargos públicos.

Sin duda, queriendo hacer de IU-CM su satrapía, han dañado gravemente (llevan años enteros haciéndolo, como es público y notorio) la imagen pública de IU-CM, y por extensión del resto de federaciones (que están hasta los cojones del espectáculo que siempre dan los madrileños, y que les pasa factura sin tener culpa ninguna). A pesar de que el hartazgo entre la militancia y su base electoral hace tiempo que colmó el vaso, los dirigentes (pasados y presentes) no se dan por enterados, no reconocen ser reos de su propia pena, y ni siquiera plantean pedir perdón por el bochornoso espectáculo y hacer propósito de enmienda. Cuando todas las fuerzas debieran estar volcadas en la lucha contra la salidad neoliberal a la crisis y la defensa de los ciudadanos, la federación cualitativamente más importante se dedica al sectarismo más paleto propio de miopes políticos. Mientras en Galicia EU llega a acuerdos con otras fuerzas, usando la generosidad como arma política y demostrando un elogiable sentido de la estrategia y amplitud de miras (una fuerza complementa a la otra aportando aquello de lo que el compañero cojea, véase un modelo económico alternativo y la aspiración a la autodeterminación y la independencia), generosidad e inteligencia que ha sido recompensada por el electorado gallego con unos excepcionales resultados…y mientras, en Madriz, siguen su comportamiento de garrulo cejijunto, sin aguantarse ni ellos mismos.

Bueno, espera, no voy a correr presentando a Galicia como modelo de nada. Y encima, ¡ay! por el escaño de Ourense. Incendios, atraso, caciquismo, corrupción y ahora Carmiña, la tránsfuga. ¡Es que sólo nos falta un tsunami!

¿Honor? ¿Sentido del ridículo? Yo me agarro a mi carguito, e que chova!

Y me quema especialmente porque aunque resido en Pontemierda, yo voto por Ourense. Es decir, que supuestamente yo he depositado mi confianza en forma de papeleta en esta señora. ¡Pero esto es falso! Yo voto unas ideas, un programa, no a personas en concreto. Aunque las conociera, pero es que aún por encima no las conozco, ni tengo medios de conocerlas. De esta señora, sólo se me da a conocer el nombre, incluso después de haber saltado al estrellato con su ridículo afán de protagonismo, no soy capaz de saber ni su edad, ni su profesión, ni su currículo académico, ni su hoja de servicios política por mucho que rebusque en la red. Es sólo un nombre, un conjunto de letras que, en el caso del cabeza de lista, va acompañada de una foto en los carteles. Ahora esta señora dice que los votantes la hemos votado a ella. Si señora, he estado rebuscando en todas las listas para ver en cuál aparecía tu nombre, para darte mi confianza.

Ahora, de nuevo, hablo de la generalidad de los partidos. Nos venden que los ciudadanos no podemos autogobernarnos, niños sin conocimiento, y que el ejercicio de poder se lo tenemos que dejar a profesionales de la política, seres especiales que son capaces de entender los arcanos del gobierno y abrir el sagrario de la soberanía sin ser deslumbrados por su luz ni enloquecidos por su poder. Una panta de mendrugos y visilleras, una reata de mulas que se sientan en cómodos sillones y levantan la mano u oprimen un botón a la señal del jefe de filas. Eso no es gran mérito, cualquier miembro de los primates haplorrinos es capaz de aprender a hacerlo, e incluso miembros de otros órdenes son capaces de aprender cosas mucho más complicadas.

El caso es parecido al de Tamayo y Sáez. Lo que yo me preguntaba, aquellos días, es ¿cómo coño han podido poner en las listas a semejante basura, y en posiciones de lanzamiento? ¿No hay en todo el P$O€ madrileño gente intelectual y moralmente más capacitada que ese par? ¡Por su puesto que sí, y yo de hecho conozco varias decenas! Entonces ¿Cómo es que ese par de pájaros treparon hasta hacerse con un lugar en las listas, y miles de militantes honrados no pasan jamás de la condición de “clase de tropa” como describía el Santo Fascista? Y la razón es que el proceso de selección en los partidos está viciado, para que medren los aduladores y los mediocres, cuya máxima virtud es ser predecibles y fieles a su cacique.

Esta es la dirección, la clase de gente que conforma los órganos de los partidos a los cuales en los estatutos se pide sumisión. La clase de chusma que cuando llega al poder…bueno, qué contaros, podéis hacer un repaso de la historia reciente de España y la situación en la que nos encontramos. Somos un ejemplo de libro de mal gobierno, nepotismo, corrupción, mediocridad intelectual y miseria moral en todos los órdenes de la vida política. Gobiernen las siglas que gobiernen, porque en todos los partidos la adulación, y no el mérito, es el trampolín (¿para cuando la obligación de publicar el CV de todo aquel que se presente en una lista? Se pide inglés bilingüe para un puesto de 800€ y no para presidir el gobierno).

Y vuelvo a lo que decía al principio: parece que en IU tienen terror al éxito; aquí en Galicia nunca habían pasado de la insignificancia extraparlamentaria con la izquierda copada por los grupos nacionalistas, principalmente el BNG. En una lúcida maniobra política logran coaligarse con uno de los fragmentos de la disgregación del BNG, los astros por fin se alinean para Esquerda Unida al coincidir la crisis, la debacle del PSdG y la coalición con una fuerza política comandada por el histórico dirigente nacionalista. Saca unos resultados magníficos (hay que recordarle a Carmiña que sin Beiras en los carteles, EU nunca habría rascado ese escaño por Ourense al que ahora se aferra), todo el mundo elogia a la Syriza gallega y las encuestas reflejan su salud. Por fin en Galicia las cosas marchan bien para EU, y entonces…¡algo tenía que pasar! Un espectáculo lamentable amenaza la venturosa unión de izquierda con nacionalismo y su idilio amoroso con los votantes. Quien reclama ser un partido diferente, se empeña en reconocer por la vía de los hechos que es más de lo mismo, si no peor. Que sea un caso particular no importa, el daño a la imagen del partido ya está hecho, muchos ouros en publicidad para presentarse como partido del buenrollismo, quedan anulados por el esperpento ofrecido por sus cuadros. Porque como en el caso de Madriz, no es cosa de un militante díscolo, es que esta señora era la número 1 de Esquerda Unida por Ourense. ¿Quién la puso en esa lista? ¿Quién va a asumir responsabilidades? Como en el caso de Madriz, nadie, el nefando artículo se coló él solo entre los otros, esta señora inscribió ella misma su nombre en la lista electoral. No hay asunción de responsabilidades, no se conjuga el verbo dimitir, NO HAY HONOR.

En una imagen divertida, me imagino al responsable de marketing de IU (porque no nos engañemos, un partido ha de venderse) tirándose de los pelos, viendo como una y otra vez la “especial personalidad” de los dirigentes (pura imbecilidad política) manda al guano una y otra vez sus esfuerzos. “Las aventuras y desventuras de IU” podría ser el título de una tira cómica de Francisco Ibáñez. Es que incluso el nombre del partido es jocoso, y cuando se ponen a hablar de refundación (¿cuántos años llevan con ese cuento?) ya es el escacharre.

Desde luego, en el P$O€ se lo deben pasar teta leyendo las periódicas entregas del tebeo.

Volviendo al franquista artículo de los estatutos madrileños, no criticar a la autoridad en público, si acaso en la intimidad familiar y en voz baja no nos vayan a oír, se nos presenta como el pistolón del abuelo expuesto en la pared. No te preocupes, si no pensaba dispararlo, ese artículo está sólo como decoración. Pero es que un arma no decora sino que ofende a la vista, y siempre representa una amenaza potencial, por mucho que el que la porta o exhibe anuncie que no piensa recurrir a ella. Al final, aún más poderosa que la necesidad de asegurarse un salario apañadito en estos tiempos aciagos, creo que pesa por encima de todo el ansia de poder.

Me explico: un arma es poder, de ahí la fascinación que gentes de baja condición sienten por ellas. Por eso creo que sólo deberían tener permiso de armas aquellas personas sabias que jamás quisieran tener un arma en las manos. Si alguien ansía un permiso de armas, es suficiente para denegárselo. Y lo mismo pasa con el resto de manifestaciones del poder, incluyendo las normas, reglamentos, estatutos y leyes, más la violencia potencial coercitiva para hacerlos cumplir. Sólo se debería dar el poder de forzar la voluntad del vecino a quien no tenga la inclinación de hacerlo, para quien sea lo suficientemente sabio para aceptar su diversidad y libertad de obrar incluso contra los propios principios.

Jugando a aprendiz de psicólogo (como todo humano, por otra parte, incluso los que salen de la facultad con su titulito) creo que ese apetito por el poder sobre los demás es propio de una psique subdesarrollada emocionalmente. Suelen ser mierdecillas acomplejados, que toda su vida no han sido más que una nulidad humana, les frieron a collejas en el colegio y están resentidos con la humanidad por no saber reconocer su valía. Mentalidades deleznables, miserables del tipo de Hitler o Mahoma responderían a este perfil. Y la venganza sobre el género humano, empezando por los que tienen más a mano, se toma en la forma de control sobre los demás, del ejercicio del poder, sea por la violencia de las armas o de la ley (el Estado es el máximo dispensador de violencia). El cargo de jefe de estudios o presidente de escalera les provoca microerecciones, es un bálsamo para el complejo de inferioridad que los atormenta. Cuando ya alcanzan un carguito en el organigrama de una asociación o minúsculo partido político, se descorchan sus frustraciones saliendo en un chorro espumoso de autoritarismo.

Esta idea no es nada nuevo, siempre se ha sugerido cómo la pasión por las armas (poder) puede servir de sucedáneo para trastornos sexuales como la impotencia. Serían los impotentes físicos o mentales los que tratan de imponer su voluntad a los demás, y es por ello que los escalafones del poder, político y religioso, están repletos de esta clase de impotentes. Si los desnudamos, no son más que niños humillados tratando de hacerse un sitio en el mundo a empellones.

+

NOTA: No confundamos términos, por la cercanía entre las dos entradas. IU no es lo mismo que el PP$O€. El PP$O€ es el enemigo a batir. IU son compañeros, como lo son IA, IC, el PCPE, Bildu o la CNT. Es un partido de izquierda con unas bases valiosas e ilusionantes pero con algunos cuadros demasiado proclives al espectáculo circense. Y, al menos yo, ya me estoy cansando de tanta tontería.

26 noviembre 2013

Programa PP$O€

Archivado en: política — Mendigo @ 17:55

Esta entrada está inspirada en el comentario de Javier Lázaro y puede considerarse como continuación de la entrada de Vota PPSOE.

Programa PPSOE

Creo que refleja fielmente la validez y rigor de ese compendio de vaguedades del programa del PPSOE, así como el valor que le otorga como contrato ciudadano una vez pasadas las elecciones. La partitocracia (de la cual el bipartidismo es su máxima expresión, antes del régimen del partido único) es como un circo, lleno de animales y payasos, pero sin pizca de gracia.

Por cierto, creo que os lo tomáis a coña, pero yo lo digo totalmente en serio. Mi idea es de hacer estos posters bien, mandarlos a la imprenta, y pegarlos cada uno en su zona de influencia. Vota lo que quieras, derecha, izquierda, pero por favor, no más de lo mismo. No creo que España pueda aguantar una legislatura más de mediocridad y corrupción.

O sí, eso es lo peor, que lo aguantaría porque de hecho llevamos los cinco siglos de historia de este Reino así.

17 noviembre 2013

Vota PPSOE

Archivado en: política — Mendigo @ 20:09

Aquí tenéis unos carteles electorales que se me han ocurrido. Son sólo bocetos; si gustan y queremos mandarlos a la imprenta, deberíamos rehacerlos en condiciones. Pero bueno, yo creo que la idea se entiende. Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Se trata de promocionar el régimen de partido único bicéfalo, el sistema de “algo tiene que cambiar para que nada cambie”. Queremos pedir el voto para el PP$O€, el partido político que representa los intereses de las jerarquías y el cual presentan cada cuatro años al pueblo para su aclamación.

franco FINAL

+
+
+

botín FINAL

+
+
+

roucoFINAL

+
+
+

merkelFINAL

+
+
+

Página siguiente »

El tema Rubric. Create a free website or blog at WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 209 seguidores

%d personas les gusta esto: