La mirada del mendigo

18 marzo 2009

Las linces

Filed under: religión — Mendigo @ 15:42

¡Hola obispos, soy Coco!. Hoy voy a enseñaros a distinguir entre un embrión y un niño.

A la unión de los gametos masculinos se le denomina zigoto, el cual por mitosis celular evoluciona a una mórula (hasta 64 células), y luego a una blástula. A partir de su implantación, una semana después de la fecundación, en el útero, y hasta la 14ª semana, podemos hablar de embrión.

De ahí el límite límite legal propuesto, siempre de algún modo arbitrario, de las 14 semanas para el aborto libre.

Atended.

Esto es un embrión:

Para que veáis las diferencias. Esto es un niño:

Esto es un lince:

Y esto, un obispo:

(exactamente, un cardenal).

Esto, un nogal:

Y esto, una nuez:

Esto es un huevo:

Y esto, una gallina:

Señores obispos, ¿van pillando el concepto? No se bate una gallina para hacer una tortilla, de la misma forma que una nuez no da sombra. No me intento comer un nogal, ni pretendo que un huevo cante al amanecer. Porque un huevo no es una gallina, una nuez no es un nogal, ni un embrión un niño.

Recientemente, el Tribunal Constitucional dejó bien claro que un grupo de células no es un ciudadano, y por lo tanto no es sujeto de derecho. ¿Por qué? Lo mejor es recurrir al diccionario:

hombre.
(Del lat. homo, -ĭnis).
1. m. Ser animado racional, varón o mujer.

razón.
(Del lat. ratĭo, -ōnis).
1. f. Facultad de discurrir.

discurrir.
(Del lat. discurrĕre).
6. intr. Reflexionar, pensar, hablar acerca de algo, aplicar la inteligencia.

¿Ha quedado claro? El zigoto, el embrión y el feto son organismos vivos, como es cualquier célula de nuestra piel, un gato, una planta, un hongo, un virus o una bacteria. Hay vida, pero al no haber razón, no hay vida humana.

Por si no les ha quedado claro: es al razonar, que nos hacemos humanos. Aplíquense el cuento.

Y uno ya se aburre de escribir siempre lo mismo. Copio y pego de un comentario que hice en Quien mucho abarca:

Reducción al absurdo. Ni el católico más furibundo se toma en serio que un embrión sea una persona (no posee los atributos que nos distinguen: razón y consciencia, cogito ergo sum).

Lo que quiere la Iglesia es perpetuar el rol tradicional de mujer-coneja atada al hogar, pariendo los hijos que Dios nos quiera dar. Una mujer que no tenga alcance a medios para planificar su maternidad es una mujer esclavizada a su útero. Jamás podrá trabajar o lograr una independencia económica, encadenando embarazos, lactancias y obligada a cuidar de su numerosa prole. Y, por supuesto, tampoco podrá tener una vida sexual plena, desligada de la concepción. Sus pecados serán rápidamente puestos al descubierto y sufrirá el rechazo de los que, cínicamente, le niegan el uso a anticonceptivos y el recurso al aborto.

Simplemente, la mujer no tiene otra opción en el mundo cristiano (e islámico, y judio) que el de ser una esposa fiel y sumisa o una virgen al servicio de Dios.

El verdadero objeto de la campaña de la Iglesia contra el aborto, igual que contra los anticonceptivos o el divorcio, es perpetuar la sociedad patriarcal, el sometimiento de la mujer. Así, la sociedad podrá ser el reflejo de la Iglesia: dirigida por hombres. Ése es el modelo de sociedad de las religiones abrahámicas (las tres iguales, las tres la misma mierda).

Y, la verdad, por mucho que miro mi polla (preciosa, por cierto) no veo salir de ella ninguna idea genial que justifique la diferencia.

Si alguien desea extenderse en el tema, despotricar contra mí o hablar de linces y fauna protegida, por favor, dirigirse a la entrada principal:

La mirada del mendigo: el aborto.

Más que nada, para tenerlo todo colocadito.

Graciaaas.

32 comentarios »

  1. Pues chico, tú lo querrás tener todo ordenadito, pero casi que paso de añadir más leña a un post de 37 comentarios (algunos, de coña). Lo siento.

    A ver, amigos antiabortistas: es grotesco discutir esto en el año 2009. La sociedad griega era ya mucho más avanzada de lo que es ésta ahora.
    Un embrión no es un feto. Un embrión es poco mayor que un óvulo, hay que verlo con el microscopio. Esto parece claro, y además irrelevante, pero viene al caso.
    Por otra parte, continuamente mueren células igualmente microscópicas en nuestros cuerpos: plaquetas que acuden a tapar una herida, células que mueren y otras aparecen, espermatozoides que en vez de encontrarse un sustancioso óvulo se encuentran aire, o látex… Óvulos que no son fecundados cada mes, y por tanto perecen absorbidos en tampones y compresas…
    CONTINUAMENTE mueren células y formaciones celulares más o menos simples en nuestros cuerpos. Un embrión no es distinto. No estamos hablando de un feto casi totalmente desarrollado, sino de un grupo minúsculo de células que aún no es más que eso, un grupo minúsculo de células.
    Del mismo modo que no nos sentimos culpables o asesinos (ni los pro, ni los antiabortistas) por hacernos una pajilla o por tener la regla, no deberíamos condenar el aborto tal como se entiende en este país, es decir, mientras es un embrión, y no un feto desarrollado.

    Las mujeres deben poder decidir si tener una criatura o no, y cualquier criatura que venga a este mundo ha de ser deseada por quien la trae (que no es Dios, precisamente).

    Además, aquí se defiende un DERECHO, no una obligación.

    Es una absoluta IRRESPONSABILIDAD condenar tanto los métodos anticonceptivos como el aborto, vistas las consecuencias, como hace la iglesia.

    Comentario por wenmusic — 18 marzo 2009 @ 19:14 | Responder

  2. Joder, estoy hasta los cojones que la mayoría de los debates en nuestra sociedad giren en torno a las opiniones de los celibe-solteros-antidiluvianos de los obispos. Os juro que ya he llegado a pensar que es preferible la picadura de una avispa en los huevos que las palabras de un obispo, para las primeras hay antídotos, para los segundos solo vale la cultura y la inteligencia. No suelo opinar en otros blogs, pero a gusto me he quedado, con permiso del mendigo.

    Comentario por javi — 18 marzo 2009 @ 20:54 | Responder

  3. Vio Señor Mendigo, si es para usted facilísimo, dosis de sarcasmo, buen humor e inteligencia, en un tema donde nada es más peyorativo que la falta de esta.
    Buen estilo y ocurrente entrada, le felicito.

    Sobre la campaña, ¡qué decirle!, me presenté al casting de la ‘Conferencia Episcopal’, vestido por supuesto como Zorro. Y me dijeron que ni Zorrillos, ni Zorras, ni Aborteras, ni Abortisas, ni Pastilleras del día de antes ni del mes seguido, ni Condoneros, ni Maricones, ni Bolleras, que somos embrión de la misma cosa y cáncer que solo se extirpa con ¡cárcel o inquisidora hoguera!, sobra decir que después de habernos dado, a cada uno por donde mejor nos entra, nos dejaron tirados. Eligieron al niño de la foto para convertirlo en ‘castrato’ y al Lince de Aguirre (disecado para que no defeque).

    Así que ya me ve, sumando el número 5.500.500 en la cola del paro, que no en la cola del Zorro, que la tengo menos ‘preciosa’ que El mendigo.
    Siempre fue más lince el Lince que el Zorro, justo es, que un gobierno gobernado por feministas y lesbianas bailaoras eugenistas le protejan, todo lo contrario de la Desesperanza Agüelarre, que nos construyo la M-501 cagándose en los excrementos del Lince vivo, y con dos carriles, lo declaró extinto. Porque los derechos para ella, no los tienen los felinos, ni futuro los ciudadanos que la votan como bri(b)ones de una vacaloca, sino la inversión sobre autovías, que fue embrión de la especulación de un niño ladrillo en Madrid-Sureste, pero que, casualmente nació deforme y ante el fracaso, nos abortaron a todos y todavía nos queda por pagar el útero de alquiler, sin derecho a placenta y ella tan rica.
    Suyo, Z+—–

    Comentario por Señor De la Vega — 18 marzo 2009 @ 21:32 | Responder

  4. je je… que gran maestro Coco. La primera colección que conseguí para mi hijo era de Barrio Sésamo. Crea carácter.

    Comentario por picapiedra — 18 marzo 2009 @ 22:29 | Responder

  5. Pobrecillos, se debieron perder ese capítulo y no consiguen dejar su letanía de no saber diferenciar conceptos. Te diré lo que le dije a un amigo, primero lo obvio que tú ya tu dices, ni el embrión ni el feto merecen ser llamados niños, a lo sumo proyecto de. Y lo segundo, cual plaga que es la humana, hay más niños que linces así que a callar XDDDD. Es brooooma, o no tanto. Que tanto conejo, tanta rata, tanta cabra y tanto humano que no planifica para el futuro es nocivo para el planeta. Y nada que me encanta blasfemiar, ya de niña me llamaron hereje y yo bien orgullosa. Salud!

    Comentario por Helena — 19 marzo 2009 @ 9:43 | Responder

  6. No añado más, mendiguiño. Solamente que este post me parece ejemplar. Lo que lamento es que los “destinatarios” no te vayan a leer.
    !Una lástima!

    Comentario por Prudencio Salces — 19 marzo 2009 @ 22:09 | Responder

  7. Mendigo, podrías hacerme un favor? me gustaría que pegases por aquí las direcciones de páginas eróticas que había en tu post del Homo Erectus.

    Estoy teniendo una bonita discusión vía e-mail con un católico que me manda fotos de fetos de varios meses, y me gustaría corresponderle con una foto de una buena polla.

    Lamento el comentario fuera de tema.

    Por cierto, un blog fantástico, enhorabuena!

    Comentario por Gua-naiko-che — 20 marzo 2009 @ 13:42 | Responder

  8. Debajo de todo esto está la idea de alma. Cabría preguntarse, si creen de verdad que un embrión es un ser humano, dónde iría su alma al morir. En la doctrina tradicional de la iglesia, los niños que mueren antes de recibir el bautismo van al limbo. El limbo es una creación para dar respuesta a un crudo interrogante: si sólo el bautismo da la salvación al borrar el pecado original, un niño sin bautizar iría directo al infierno, igual que el resto de humanidad no católica (musulmanes, judíos, herejes cristianos no católicos, religiones asiáticas y tribales y, sobre todo, ateos).

    Claro que al populacho le debía parecer muy hijoputa un Dios que mandase al infierno a su hijo recién nacido (la tasa de mortalidad en el parto era altísima) por no haber recibido el bautismo (antes no era por aspersión, sino por inmersión). Entonces la Iglesia se inventó el limbo (los conceptos de cielo e infierno no tuvo que inventarlos, sólo adaptarlos, ya que tienen milenios de antigüedad en diversas culturas).

    Pero claro, ahora que somos más humanos, nos parece mucha cabronada que, por algo de lo que no tiene culpa (haber muerto antes de ser bautizado) un niño pase la eternidad en el limbo. Por ello, desde Wojtyla, se está desterrando la idea del limbo (ya casi nadie habla de él) y hay una comisión teológica para que fabriquen otro cuento que case más con la mentalidad más amable que impera en estos tiempos.

    Se trata de construir una religión, pero siempre a rémora de la sociedad (las religiones se basan en la tradición, una religión que cambie demasiado o demasiado rápido tampoco sería creíble, pero una que lo haga demasiado lento acaba cayendo en el absurdo).

    En el siglo XVII, se creía que la infusión del alma en el embrión tenía lugar a los cuarenta días del acto sexual, en el caso de ser hombre, y ochenta días, de ser mujer.

    Esto, además de totalmente absurdo, porque los caracteres sexuales se diferencian mucho más tarde, muestra las reticencias del catolicismo en considerar a la mujer como un ser humano igual al hombre.

    La bestialidad de la mujer, o al menos el ser consideradas como semi-humanas ha sido una cuestión abordada por la Iglesia desde el Concilio de Macón (s.VI) y que no quedó definitivamente resuelta hasta tiempos relativamente recientes, en el Concilio de Trento (s.XVI) en el que se reconoció que las mujeres también poseían alma.

    Todo esto viene al caso, primero, de la cultura patriarcal que es el modelo social que promueve la Iglesia.

    Y segundo, para apuntar una curiosidad de la religión católica. Si los fetos y embriones tienen alma (cabría preguntarse cual es el criterio, a día de hoy, de la Iglesia sobre el momento de la infusión del alma; si justo cuando el espeermatozoide penetra en la pared celular del óvulo, o cuando se combinan las bases de ADN, o cuando se produce la primera mitosis, o…

    Me resulta divertida, la imagen. Está el pobre espermatozoide dale que te pego intentando entrar en el útero y, en cuanto abre una rajita, FLOAS!, almazo que te crió. Ya tenemos una personas.

    Eso plantea dudas porque no es infrecuente que haya varios óvulos en las trompas de falopio y pueden ser fecundados. El cuerpo generalmente desecha todos menos uno ¿ha matado el cuerpo a varios niños, según la I.C? ¿Debería ser acusada la mujer de homicidio involuntario?

    En etapas más avanzadas del embarazo, el cuerpo de la mujer puede reabsorber el embrión ¿acusamos a la mujer de canibalismo?

    Una mujer sufre una caída y sufre un aborto espontáneo ¿juicio por homicidio imprudente?

    Reducción al absurdo: si el embrión, el zigoto o el feto tienen alma, la tienen para todo. Si son seres humanos, lo son para todo.

    El caso es que el alma, es un concepto religioso sin validez científica ni, por supuesto, legal.

    Si los católicos creen que un embrión tiene alma, como si creen que la tiene un espermatozoide, me es igual. Ellos que carguen con sus contradicciones y absurdos. También hay botarates que creen en el horóscopo o en los amuletos.

    Lo que no pueden esperar es que el resto de la sociedad se deba regir por sus supersticiones.

    Comentario por El mendigo — 27 marzo 2009 @ 7:28 | Responder

    • En cuanto al bautismo y el infierno: ya te dije en otro post cuál fue la idea principal que, de niño, comenzó a tejer las dudas en mi cabeza sobre la iglesia y todo lo que la rodea: si tienes que estar bautizado para ir al cielo (y si no lo estás, vas directo al infierno a sufrir eternamente), ¿qué pasa si eres una excelente persona, ayudas a los demás, eres generoso y trabajador… pero nunca te han hablado del cristianismo? ¿vas al infierno sólo porque no te ha lavado la cabeza el cura de turno?

      Ya hace muchos años que se que las religiones en general, y la católica en particular, son una maraña de contradicciones e incongruencias que no tienen pies ni cabeza, y que sólo pueden ser creídas a base de comerle el coco a la gente desde su más tierna infancia y limitando por los medios que sean la información que reciben. Pero el tema del bautizo y demás fue la chispa que prendió mis dudas.

      Comentario por marcostonhin — 9 marzo 2012 @ 12:33 | Responder

      • (coñó, no me había fijado en las fechas jajaja).

        Comentario por marcostonhin — 9 marzo 2012 @ 12:33 | Responder

      • ¿Y? Aquí los debates están abiertos permanentemente, tronk!

        Yo, de crío, pensaba aún algo más. ¿Y qué pasa con todos los millones que habían muerto antes de que naciera Cristo y, por lo tanto, existiera el cristianismo? El creer en la existencia de un cielo y un infierno es una idea absurda. Pero más absurda es querer tener la llave.

        En una sociedad cerrada, en la que todo el mundo cree lo mismo, puede tener algún sentido. Pero en un mundo global, donde saber que la inmensa mayoría de los ciudadanos del mundo tienen unas creencias religiosas distintas de las tuyas, donde es obvio que la religión es un rasgo cultural más de la sociedad, como lo es el idioma o la gastronomía…es tan estúpido proclamar tu Dios como el único verdadero, querer tener en exclusiva la llave de la salvación y la vida eterna…

        Pero claro, también sería absurda la idea de que todas las religiones (o, al menos, algunas) sean verdad a la vez. Especialmente aquellas que sólo conciben un Dios (durante mucho tiempo, se aceptaba la existencia de los Dioses del pueblo vecino). Por lo tanto, si ya sería casualidad que la religión verdadera fuera la de tu cultura, la que te enseñaron tus padres, siendo las religiones de otras culturas, que otros padres enseñan a sus hijos, erradas. Y si es imposible (contradictorio con su mismo dogma) que varias puedan ser verdaderas. Es que todas las religiones son una farsa, un rasgo fosilizado del pensamiento pre-científico. Hay una frase que lo define muy bien: ignoras algo, y entonces te inventas una explicación y la subes a un altar. Y, por supuesto, no permites que se cuestione, porque evidentemente esa invención no resiste ninguna prueba. Por el contrario, está el conocimiento científico, que contínuamente se está poniendo a prueba y autocuestionándose. Por eso es tan sólido. Por eso es que la ciencia nos ha permitido progresar, mientras que la religión sólo sirve de ancla a ese progreso.

        Comentario por Mendigo — 11 marzo 2012 @ 14:50 | Responder

  9. Gua-naiko-che, en breve podrás disponer de esas fotos. Horas o, si estoy muy liado, un par de días.

    Y no te preocupes por el comentario extemporáneo. Aquí son frecuentes mis salidas de tono, así que no desentonan las vuestras.

    😉

    Comentario por El mendigo — 27 marzo 2009 @ 7:30 | Responder

  10. Lástima no haber leído este post para poner en su sitio la demagogia disfrazada de razonamiento que rezuma por varios costados. Claro que ahora podrá decirse que soy un cura, tócate los cojones Manuel.

    Empiezo a tener claro que todo lo que proponga vuestra querida progresía pseudoizquierdista será aplaudido por vuestras orejas.
    Vale.

    Comentario por Pinciano — 30 marzo 2009 @ 22:55 | Responder

    • “Lástima no haber leído este post…”
      Bueno…pues léelo, ¿quién te lo impide?

      “…para poner en su sitio la demagogia…”
      ¿Ya lo has leído? Pues venga, adelante, ponme en mi sitio. Si es que eres capaz de moverme, que lo dudo. El tuyo lo vas dejando claro según hablas.

      “Claro que ahora podrá decirse que soy un cura…”
      Pues no lo sé ¿Lo eres? Me es bastante indiferente, la verdad.

      “…tócate los cojones Manuel.”
      No me llamo manuel, y no puedo tocármelos pues tengo las manos sobre el teclado. Y no, tampoco dejo que me los toques tú.

      Uno duda entre borrar este tipo de basura, que no aporta ningún razonamiento sino sólo prejuicios y descalificaciones…pero soy cruel y la dejo, para vergüenza del autor.

      Vamos a ver, que uno ya empieza a estar bastante harto de todo esto. Lo repetiré una vez más.
      A mi no me interesa tu opinión, ni la tuya ni la de nadie.
      O lo que es lo mismo, me importa un carajo que Aznar diga que el calentamiento global no existe. No me interesa su opinión, sino los razonamientos que le llevan a plantearlo. También podría decir que la tierra es plana, pues muy bien. Eso es lo que recogen los periodistas, opiniones. A Solbes diciendo que no habrá recesión, o a Corbacho diciendo que en Marzo habremos salido de la crisis. No, en este blog lo que pido son los razonamientos en los que se sustentan esas afirmaciones.

      Por afirmar, pues afirmar que César no invadió las Galias. Cualquiera puede decir las mayores gilipolleces! Ahora: ¿Qué documentos, excavaciones, indicios y razonamientos apoyan mi tesis? Sin ello, nada vale.

      Solbes da por hecho que no se puede permitir caer a un banco ¿por? Fidalgo, que no hay sistema mejor que el capitalismo ¿en qué te basas para decirlo? No basta con enunciarlo, hay que defender la tesis. Sin embargo, creen o confían en que su posición social baste para dar por bueno un argumento sin probarlo. Tampoco nadie espera que lo haga.

      En resumen, por favor, en adelante, el que entre a discutir: NO ME INTERESA TU OPINIÓN, SINO LOS RAZONAMIENTOS POR LOS CUALES HAS LLEGADO A ELLA.

      De hecho, en esta entrada se defiende que si la definición de ser humano es aquel ser animado racional, un zigoto, embrión o feto no la cumplen y por lo tanto no son seres humanos. Al no ser seres humanos no son sujetos de derecho y, por lo tanto, el aborto debe ser despenalizado (y gratuíto en la Seguridad Social). Añado que debe ser compaginado de una adecuada formación sexual en la enseñanza, en la cual se enseñe entre otras cosas los diversos métodos anticonceptivos.

      Pues el aborto en España es mayoritario entre pacientes jóvenes de bajo nivel cultural, muchas veces inmigrantes que sienten en su medio tradicional católico machista un rechazo al uso de anticonceptivos, especialmente condones.

      Dicho de otra forma: es la Iglesia, al hacer anticampaña en contra del uso de anticonceptivos, la que lleva a la mujer a sufrir embarazos no deseados, que unas veces acaban en aborto (siempre traumático) y otras, aún peor, en una vida truncada por un nacimiento no deseado. La doctrina católica es un callejón sin salida para la mujer, que no tiene más opción que ser ama de casa, amantando a una criatura con otra de camino, o monja.

      Sierva o sierva.

      Comentario por Mendigo — 31 marzo 2009 @ 0:00 | Responder

  11. De lo más cuerdo que he leído sobre el tema:
    Obispos, aborto y castidad

    Comentario por Mendigo — 30 marzo 2009 @ 23:28 | Responder

  12. Mira, no te dije más porque creí que el comentario ya estaba muerto y por eso puse lo de lástima y no te expliqué bien lo que me parece la demagogia…

    La demagogia a la que me refiero es tratar de imbéciles a los que estamos en contra del aborto, con la bromita esa de coco explicando “lejos y cerca”.
    La demagogia está en utilizar términos científicos (cigoto, mórula, blástula) para dar la impresión de que dominas el tema y tu opinión va a ser más válida que quien no sabe cuántas semanas dura un embarazo, y a continuación hacer la comparación que haces.
    La demagogia está en comparar un huevo o una nuez con un embrión. Si quieres, compara el embrión con un huevo fecundado al que está empollando una gallina. O con una nuez o una bellota que ya ha germinado pero no ha salido a las superficie. Y después me cuentas si te parece lo mismo cascar un huevo fecundado en el que crece un pollito que cascar un huevo estéril. Y me dices si te da lo mismo coger una nuez del suelo o remover la tierra para llegar a la nuez que ha germinado y todavía no ha brotado.
    En esta entrada has reconocido que un cigoto, embrión o feto no cumplen la condición de ser animado racional y por lo tanto no son seres humanos: un razonamiento tan simple, perdón, simplón, extrapolado, haría que cualquier ser animado no racional pueda ser eliminado sin pena alguna, como por ejemplo: un árbol, un gato, un bebé, un enfermo de alzheimer, una persona en coma, etc, por no entrar en consideraciones como dónde está la barrera del raciocinio, porque yo me sé de una vecina que tiene menos luces que un carro de bueyes.
    Y lo que digo de lo de los curas, es que me hace gracia que se identifique a un colectivo demonizado con una postura que podemos tener muchos que no tenemos nada que ver con la iglesia, todo para mediante esa demagogia, hacer valer más un argumento que no se sostiene. Si la iglesia defendiera el aborto, yo seguiría en contra del aborto.
    En resumen, el aborto es matar (porque vive) a un ser diferente a su madre (con un ADN único) que la necesita para nacer.
    A mí me hubiera gustado que hubiera gente que demandara más ayuda a las madres que no tienen posibilidades de afrontar ecónomicamente el tener un hijo. O darles la salida de la adopción.
    A mí me hubiera gustado que hubiera gente que demandara más educación para evitar algo taaan fácil como evitar dejar embarazada a una chica o dejar que la embaracen. Concienciar.
    Pero por el contrario veo gente que defiende algo que a día de hoy es un delito.
    Y sólo me contrarío porque todo esto del aborto y los que lo promueven como tú, me da mucha pena.

    Comentario por Pinciano — 2 abril 2009 @ 17:13 | Responder

  13. Caralloooooo, el que me iba a poner en mi sitioooo. Vaya profundidad de razonamiento! Qué lucidez, que perspicacia!

    A ver, que no me apetece perder el tiempo.

    El paralelismo que he construido entre la relación que tiene un embrión con un ser humano, y entre la semilla y la planta en el reino vegetal, o un huevo y un individuo madura entre los animales ovíparos es perfectamente pertinente. Embrión, semilla y huevo, en sus distintos reinos, son etapas análogas del desarrollo de un individuo. Existe una continuidad en la genealogía celular entre la bellota y el roble. Tienen el mismo ADN. De uno se origina el otro. Pero una bellota no es un roble, es un roble en potencia, pero esa potencia no está actualizada (doctrina tomista pura y dura).

    Veamos, desde la polinización que se encuentran ambos gametos, el ADN de la semilla que se empieza a formar en el estambre (a modo de útero materno) ya es diferenciado de la planta que lo alberga.

    Por otra parte, con el huevo. Actualmente, los huevos de factoría que nos comemos no son fecundados…ya que en las granjas no hay gallos! Pero nuestros padres y abuelos sí que han comido huevos fecundados, y esto no es nada anormal. Si no dejas que la gallina lo incube, son indistinguibles. Y no te estás comiendo un asado de pollo, no, te estás comiendo una tortilla. Hecha con huevos fecundados o sin fecundar, es lo mismo, no te enteras.

    Seguimos: en la legislación española sólo los seres humanos somos sujetos de derecho (digo española porque hay casos estraordinarios, como las vacas en la India y demás estupideces). Esto quiere decir que sólo la vida humana merece protección penal. El maltrato animal está recogido en el código civil, como lo puede estar el talar un árbol.

    Más cosas. El alzheimer es un proceso degenerativo neuronal que afecta en particular a la memoria, no a la capacidad de cognición. Un enfermo de alzheimer no es ningún gato, ni árbol, ni bebé ni está en coma, o demás ejemplos que poner de seres vivos sin inteligencia. Iba a insultarte por sugerirlo pero, total, para qué.

    Un enfermo en coma sigue teniendo la posibilidad de razonar…si sale del coma. Sólo cuando médicamente se considere que ese coma es irreversible, es que podemos dar por terminada esa vida. Sin actividad cerebral ni esperanza de recuperarla, no hay vida humana. Un corazón bombeando no es vida humana, también bombea el corazón de una rana.

    “dónde está la barrera del raciocinio”
    Esa es la cuestión, y el criterio es que ante la menor duda, escoger siempre el preservar la vida.

    Ahora, que un embrión no razona, por la simple razón que aún no posee el soporte físico para tales funciones (como intentar que arranque un ordenador sin CPU)…eso es científicamente evidente.

    En resumen, que no tienes ni idea. Eres muy gracioso, por cierto, sugiriendo que tu vecina no es muy inteligente. No es cuestión cuantitativa sino cualitativa: la conciencia de la propia existencia. Los animales tienen inteligencia, unos más que otros, pero no capacidad de raciocinio. A todo esto ¿te crees tú especialmente inteligente? Podíamos ponerte a hacer un test de inteligencia con tu vecina, a lo mejor había sorpresas. Lo que estás demostrando con tu línea argumental es que eres bastante espesito. Claro, que a lo mejor es que eres tímido y disimulas…

    “el aborto es matar (porque vive) a un ser diferente a su madre (con un ADN único)”
    ¿Declararías ilegal el tratamiento con antibióticos? Con ese tratamiento matas (porque viven) a unos seres con un ADN diferente al tuyo.

    De hecho, esa definición la cumple perfectamente un espermatozoide: tiene una carga genética diferente al resto de células del cuerpo (de hecho, tiene la mitad de cromosomas, célula haploide) y, sin lugar a dudas, tiene vida. Incluso, en un medio adecuado, puede tener una exisetncia extrasomática de varios días. ¿Te masturbas con frecuencia? ¡Criminal!

    Lo de no tener posibilidades de afrontar económicamente tener un hijo…eso es sólo una de las posibilidades. ¿Y si directamente no quieren tenerlo, aunque el dinero no fuera inconveniente?

    En cuanto a la educación, mira, por fin dices algo inteligente. Pero resulta que tenemos a una organización con gran raigambre en España que hace contracampaña en los temas de seguridad sexual. Y en ciertos medios de bajo nivel sociocultural, lo que dice un cura aún tiene cierta relevancia, y le hacen caso.

    En cuanto lo de defender delitos…
    Veamos, defiendo el derecho al divorcio. Que hace treinta años era delito.
    Defiendo el derecho a cultivar tu propia maría y fumártela donde te dé la gana, que la primera puede ser considerada como delito y la segunta, falta (301€, si no lo han subido).
    Defiendo el derecho de dos hombres de enrollarse en la gran vía, y el derecho de dos mujeres a formar una familia. Otro delito, hace total dos días.

    Pero defiendo cosas mucho peores:
    Defiendo la propiedad colectiva de los medios de producción: esto significa que los trabajadores se hagan con el control de las fábricas, de las tierras, de las empresas.
    Eso no es un delito. Ése es EL DELITO.

    O defiendo la conveniencia de crear una República Gallega, y aquí ataco al otro pilar básico del sistema, con el capitalismo: la unidad de la patria. Como ves, que algo sea o no considerado delito por tal legislador en cierto momento y lugar me la trae al pairo.

    No te quejarás, que te he dedicado tiempo. ¿Así que de Fachadoliz, eh? Je, je. No me extraña…la proporción de conservadores en Castilla La Vieja es aún superior que en Galicia, que ya es mucho decir. Seguro que no eres el único de tu barrio.

    Y no seas tan capullo, falseando tu correo. Cada vez que posteas, dejas tu IP, y me parecería muy raro que entrases aquí desde un proxy. ¿Quieres que lo compruebe?

    Bah! Pa’qué! Pero no vayas por ahí dando direcciones de correos falsas, porque eso es propio de trolls y habrá quien te mande a la mierda el comentario sin antes leerlo (lo cual es una pena, porque me das pie a poder humillarte y, contigo, al resto de los que son de tu cuerda).

    Hala rapas, ya vas servido pa’tu casa! El que me iba a poner en mi sitio… XDDDDDDDDDDDDD

    Comentario por Mendigo — 2 abril 2009 @ 22:04 | Responder

  14. “El paralelismo que he construido (…) es perfectamente pertinente.” No: no lo es. Si quieres comparar un huevo compáralo con un óvulo. Si quieres comparar una semilla, compáralo con un óvulo recién fecundado: el cigoto. Y no nos pongas ahí una foto de un feto. ¿Te queda claro que no “son etapas análogas”? Esto es como el chiste, si no sabes en diferencia una silla de un consolador, ten cuidado dónde te sientas. Pero bueno, recalcas una comparación obtusa que no se sostiene salvo que te de igual Juana que su hermana.

    “(…) desde la polinización que se encuentran ambos gametos, el ADN de la semilla que se empieza a formar en el estambre (a modo de útero materno) ya es diferenciado de la planta que lo alberga.” Vamos, ahora no te tendré que explicar que el reino animal no es igual al de las plantas, ¿verdad? Que si te hacen una símil, no te lo tienes que tomar al pié de la letra, hay que tener un mínimo de inteligencia para no llegar a ese detalle.

    “Por otra parte, con el huevo. (…)” Que no me respondes, tío: qué me la suda lo que hicieran los abuelos. Que ellos mataban gallinas con las manos, colgaban a los perros y no distinguían un gato de una liebre. Que respondas: que si tienes dos huevos y vas a hacerte uno frito, cuál coges: el que está empollando la gallina, o el que ha puesto en medio del camino. No me empieces a contar historias del abuelo cebolleta, que para no ir al grano eres único.

    “Esto quiere decir que sólo la vida humana merece protección” Pues en esto estoy yo. ¿Y tú, que confundes un huevo con un embrión? Te contradices bastante o no sabes exponer tus pensamientos. No sabes si subes o bajas.

    “El alzhéimer no (afecta) a la capacidad de cognición”. Anda date una vuelta por una enciclopedia y aclárate lo que es el alzhéimer. Tengo claro que no has tenido a nadie enfermo de alzhéimer en tu vida, ni te lo deseo. Sólo te dedicas a hacer especulaciones sobre la realidad a imagen y semejanza de tus deseos.

    “Un enfermo de alzhéimer no es ningún gato, ni árbol, ni bebé ni está en coma, o demás ejemplos que poner de seres vivos sin inteligencia.” A ver si lo entiendes mejor: si tú justificas que se puede matar a lo que no cumpla la “definición de ser humano” (sic.), que según tú es la de “ser animado racional”, se deduce que un árbol, un bebé, un fulano en coma o un enfermo de alzhéimer (si es que ya te has documentado un poco de lo que es, también te lo pongo aquí), tampoco son seres humanos. Una vez más o te explicas mal, o no sabes defender tus ideas o tus razonamientos son tan simplones que caen en unas contradicciones que asombran a cualquiera; menos a ti, que o te niegas o eres incapaz de verlas.

    “Un enfermo en coma sigue teniendo la posibilidad de razonar…si sale del coma”. ¿Y sólo por eso lo consideras ser humano? Atención noticias frescas: un feto tiene la posibilidad de razonar si sale de la placenta. Y ahora me comparas las probabilidades de que un bebé salga de su madre con las de que un comatoso salga de su estado, por si te sirve la idea de cuál tiene más probabilidades de razonar en el futuro, aunque a mí obviamente ese dato me sobra.

    “Sólo cuando médicamente se considere que ese coma es irreversible (…)” Vamos, que tú eres de los que confían ciegamente en los médicos. No, si eso es muy respetable.

    “Un corazón bombeando no es vida humana, también bombea el corazón de una rana.” Ahora me comparas un corazón de, por lo que creo entender, un hombre, con el de una rana. Pues vale. Conste que yo no lo he hecho. Y me dices que el corazón de un hombre no es vida humana. Pues no. Y los cables de la luz no son electricidad. Y el agua no es caudal. Y el viento no es velocidad del aire. Si hasta vamos a estar de acuerdo en muchas cosas… Para que tuviera algo de peso tu argumento, tendrías que haber dicho que un ser, cuyo corazón bombea sangre, no vive. Pero es que no lo puedes decir porque entonces no podrías sostener tu postura abortista. ¡Venga hombre, pásate al lado oscuro de quienes estamos en contra del aborto, esa cosa tan progremente de moda!

    “(…) como intentar que arranque un ordenador sin CPU” JAJAJAJAAA. Ahora el símil tecnológico. Si es que es lo mismito: un embarazo y un ordenata. Lo mismito.
    “En resumen, que no tienes ni idea.” Creo que estás hablando de ti, pero ni siquiera lo sabes.
    “Los animales tienen inteligencia (…) “ ¿Y las plantas qué? No hombre, no me respondas que sólo es por evidenciar la cantidad de agujeros que tienen tus “argumentos”.

    “Con ese tratamiento (antibiónticos) matas a unos seres con un ADN diferente al tuyo”. Sí hombre. Comparando un feto con las bacterias. Muy agudo. Ahora resulta que por ser antiabortista, tengo que morirme para que puedan vivir las bacterias. Eres un genio: Bacteria feto huevo/espermatozoide castaña CPU ¿y ahora qué?

    “(…) esa definición la cumple perfectamente un espermatozoide: tiene una carga genética diferente (…) y, sin lugar a dudas, tiene vida.” Ahora me estás comparando un espermatozoide con un feto ¡En vez de compararlo ahora sí con un huevo!. Has perdido el Norte. No te confundas: las partes no son el todo. Te lo voy a poner fácil: cuando veas a un espermatozoide al que alimentándole, cuidándole y pasado cierto tiempo nazca y sea un niño (u otra cosa, que casi seguro creo que no será un niño), me llamas.

    “¿Te masturbas con frecuencia?” Eres un impertinente (A todas horas). Pero creo que ya te ha quedado claro lo del espermatozoide (¿o no?)

    “¿Y si directamente no quieren tenerlo, aunque el dinero no fuera inconveniente?” Lo tienen muy fácil para evitar un embarazo: condón, DIU, diafragma, parches, píldoras…. Sólo tienen que tener educación, y por educación no me refiero sólo a información.

    “(…) el derecho al divorcio. Que hace treinta años era delito.” No. No estaba contemplado en ninguna ley, que no es lo mismo. Tú no puedes dejar de pagar un préstamo. Pero tampoco es delito dejar de pagarlo.

    “Eso no es un delito. Ése es EL DELITO.” Hasta ahí llego: tú no estás cometiendo un delito. Estás defendiendo un delito. No te des por aludido hasta ese punto hombre.

    “Y no seas tan capullo, falseando tu correo. (…)”Haz lo que quieras. Nunca pongo mi correo personal para poner una opinión en un post porque me parece innecesario. Ni siquiera se pone el nombre real. ¿y qué? ¿invalida eso mi opinión? Por eso pongo Noquiero@darlo.com Podría poner una dirección falsa, temporal o basura, pero prefiero ir a las claras. Tú tampoco pones tu e-mail y me parece muy respetable, respeto que no me reconoces tú a mí. Desde luego, tienes el mérito de ser el primero que tiene la necesidad de saberlo: Oye, que si es para poder llamarme troll o insultarme por no compartir tus opiniones o mostrarte lo obtuso de tus argumentos, hazlo sin más. La ironía es que siendo proabortista, vas de perdonavidas por el mundo (“Iba a insultarte”, “Uno duda entre borrar este tipo de basura”, “¿Quieres que lo compruebe (lo del proxy)?”).

    PD. Anda, léete en la wikipedia o en algún sitio sencillito qué es un troll. A ver si así no vuelves a llamármelo por el simple hecho de no compartir tu opinión.

    Comentario por Pinciano — 3 abril 2009 @ 15:47 | Responder

  15. Buaaaah!

    Tengo sueeeeeño. Jo!

    No eres un troll, no lo eres. Dije que dando correos falsos alguien te podía tomar por troll. Lo que sí que eres es un pesaaaaao.

    “Si quieres comparar un huevo compáralo con un óvulo.”
    Si el huevo está fecundado, la analogía con el embrión compete. Y un huevo fecundado, si no dejas que la gallina lo empolle (es decir, no permites que continúe la gestación), vale perfectamente para hacer tortillas.

    “Si quieres comparar una semilla, compáralo con un óvulo recién fecundado: el cigoto”
    Cuando el roble da bellotas, hace 6 meses que se produjo la polinización.

    ““Un enfermo en coma sigue teniendo la posibilidad de razonar…si sale del coma”. ¿Y sólo por eso lo consideras ser humano? Atención noticias frescas: un feto tiene la posibilidad de razonar si sale de la placenta.”
    Incorrecto. Si a un feto lo extraemos de la placenta, sigue siendo un feto, y no es capaz de razonar. De todas formas, estamos hablando de embriones, no de fetos (la ley contempla el aborto libre hasta la 14ª semana). Ya que es un problema filosófico y psicológico cuándo el niño es capaz de razonar (no es un acontecimiento súbito sino un proceso progresivo), consideramos que un ser humano lo es desde el mismo momento en el que nace. Pero ¿qué pasa con los sietemesinos? Es un tema difícil. Por eso, la ley propuesta es mucho más garantista, limitando el aborto al 3er mes y medio, cuando es fisiológicamente imposible (por ausencia de órgano) que se pueda producir actividad cerebral alguna, cuando menos un razonamiento humano.

    Por el contrario, una persona que esté en coma, o símplemente durmiendo, en ese momento no tienen consciencia de su existencia. Pero tienen, en sí mismos, la posibilidad de realizar ese proceso cognoscitivo que distingue a nuestra especie: despertando o saliendo del coma.

    Para que el feto pueda realizarlo, tiene que dejar de ser feto. Entonces, cuando razone, ya no será un feto, será un niño. Que es la diferencia que no percibís.
    .
    .
    .

    “(…) esa definición la cumple perfectamente un espermatozoide: tiene una carga genética diferente (…) y, sin lugar a dudas, tiene vida.” Ahora me estás comparando un espermatozoide con un feto
    Mientes. Yo no lo comparo. Y empiezo a hartarme de tu poca honestidad intelectual, refutando cosas que no he escrito.

    Te lo explicaré de nuevo. Cuando dices:
    “el aborto es matar (porque vive) a un ser diferente a su madre (con un ADN único)” te respondo que un espermatozoide cumple tus dos condiciones (vive y tiene un material genético diferente al resto de células del organismo). ¡No comparo el espermatozoide con un feto, mentiroso!

    Además ¿por qué hablas de feto si la ley habla de embriones? Manipulador…
    .
    .
    .
    “(…) el derecho al divorcio. Que hace treinta años era delito.” No. No estaba contemplado en ninguna ley, que no es lo mismo.
    El abandono del hogar sí que era delito tipificado durante el Franquismo. Toda mujer que abandonase su casa (por ejemplo, porque su marido la forraba a ostias) podía sufrir un proceso penal (además del rechazo social promovido por el párroco del pueblo).
    .
    .
    .
    “Te contradices bastante o no sabes exponer tus pensamientos. No sabes si subes o bajas.”
    Muéstrame una contradicción.

    Porque tu discurso está plagado de gracietas, de mentiras que dices que confundo un embrión con un huevo y chorradas de esas. ¿Dónde lo confundo? Establezco una comparación entre la relación entre el embrión y el ser humano, con la relación que hay entre el huevo y la gallina, o la nuez y el nogal. ¡Comparo relaciones, no identifico, manipulador!

    Evidentemente no digo que una nuez sea un huevo. Qué forma más baja de discutir, rebatir argumentos que nadie ha pronunciado para descalificar al interlocutor. Una comparación no es una identificación.

    Bueno, en resumen. Ya estoy harto de tanta palabrería.

    ¿Crees que un embrión es un ser humano?
    ¿Cuál es pues tu definición de ser humano?
    ¿Cuándo reconoces la condición de ser humano? La Iglesia Católica la sitúa en la primera división celular. ¿Y tú? ¿Cuándo un conjunto de células se puede considerar ser humano según tú? ¿razones que te llevan a considerarlo?

    Menos cháchara y contesta.

    Comentario por Mendigo — 3 abril 2009 @ 23:37 | Responder

  16. Bueno, pongo unos cuantos enlaces interesantes que, no teniendo relación ninguna con el tema del aborto, dejo aquí apuntados para no tener que abrir otra entrada exclusiva para ello. Es un tema, el de la participación de la Iglesia Católica en la sublevación militar y la dictadura, que me resulta de gran interés y al cual quisiera dedicarle algún día más atención.

    Los pequeños artículos aparecidos en Público:
    Las homilías del odio
    Los curas que osaron encararse a Franco
    El monopolio del dios de España
    La Iglesia triunfante – Julián Casanova

    Comentario por Mendigo — 3 abril 2009 @ 23:51 | Responder

  17. Gracias por lo de pesao, pero es que no puedo por menos que ponerte en evidencia en este tema:
    “Y un huevo fecundado, si no dejas que la gallina lo empolle (…) vale perfectamente para hacer tortillas”. Claro que las haces y deben estar, si superas la grima, riquísimas: tortillas de pollitos no nacidos. Diminutos, pero te los tendrás que comer con sus huesecillos incipientes. Sinceramente ¿qué tortilla te comerías antes, esa, o una hecha con huevos que sabes que estaban sin fecundar?
    “Cuando el roble da bellotas, hace 6 meses que se produjo la polinización”
    Te vuelvo a decir que las analogías hay que hacerlas salvando ciertas distancias, sobre todo cuando comparas embrión (o feto o lo que tú quieras) con una bellota, o la fecundación humana la polinización de las flores. No me dices nada con esas analogías.
    “Si a un feto lo extraemos de la placenta, sigue siendo un feto, (…)”
    Pero es que ya no es un feto. Es un cadáver de un feto: Se le para el corazón, sus propias células dejan de alimentarse, ya no le llega oxígeno, etc, deja de vivir, o en otras palabras: le has matado.
    “Ya que es un problema filosófico y psicológico cuándo el niño es capaz de razonar, consideramos que un ser humano lo es desde el mismo momento en el que nace.”
    Aquí me has dejado “muelto”. Ahora consideramos que un ser humano es humano desde que nace: Tú confundes la personalidad jurídica con la naturaleza de un individuo. Determinas arbitrariamente un hecho como es el de nacer para admitir a un ser como perteneciente a la raza humana.
    Después vuelves a determinar arbitrariamente otro hecho como es el de razonar para admitir la presencia de vida o de humanidad en un feto embrión o como tú lo quieras llamar. O sea, porque tú lo dices, me lo tengo que tragar.
    Para razonar hay que entender, y para entender hay que razonar. Tú, que conviertes la definición de ser humano en un asunto político (y no filosófico ni psicológico como aparentas) porque para ello te apoyas continuamente en lo que dice una ley (e incluso en lo que pueda decir la ley que quiere llevar adelante la fulana esa), tendrías que buscarte otra serie de argumentos sobre los que cimentar tu postura, sobre todo cuando alguien te diga que una criatura no es capaz de entender ni de razonar nada de lo que pasa a su alrededor, hasta bastantes meses después de nacer. Si ni siquiera tiene control sobre su cuerpo (manos, brazos, pies, cabeza, ojos, etc.). ¿Cómo le puedes pedir a un bebé que razone si ni siquiera puede procesar lo que capta por sus sentidos? ¿Cómo puedes admitir la capacidad de raciocinio como argumento diferenciador de nada, cuando no lo tiene ni siquiera después de haber nacido? ¡Ah claro!, que también has establecido arbitrariamente el hecho de nacer (o haberlo sacado, espero) para admitir a un ser como perteneciente a la raza humana: si no nace o le sacan, como si no existiera humanamente. Qué postura más lamentable.
    En el caso de los sietemesinos reconoces que es un “tema difícil”, pero te voy a contar un secreto: que no lo sería tanto si te dieras cuenta que tus especulaciones tienen validez si, y solo si, esquivas argumentalmente las contradicciones a las que vas a llegar, mediante premisas dogmáticas orientadas a la conclusión a la que te has propuesto llegar. Y eso es lo que haces.
    “(…) tiene que dejar de ser feto. Entonces, cuando razone, ya no será un feto, será un niño.”
    ¿Cómo va a “dejar de ser feto” si le abortas? ¿No habíamos quedado que será humano cuando nazca? ¿O cuando razone? ¿O ambas? Pero si un bebé no razona, ¿entonces no es un niño? ¿O será cuando lo diga la ministra “garantista”, que no ha visto una ecografía en su puta vida, lo cual le permite especular con las vidas ajenas?, ¿No ves que no haces más que cambiar los criterios?
    ¿Podemos determinar, en el embarazo, si un feto razona? Ya te respondo yo. Ningún feto o bebé recién nacido es capaz de razonar. No por eso voy a despreciar su vida ¿Entonces, siguiendo tu hilo argumental, sólo debemos respetar la vida de los que nacen y razonan? ¿Por qué vamos a ser garantistas en la Ley con los fetos de cinco meses si ni razonan ni han nacido? ¿O vas a tener que echarle otro ingrediente a este guiso mental que nos quieres hacer tragar para que lleguemos a la conclusión que tú quieres?
    “(…) 3er mes y medio, cuando es fisiológicamente imposible (por ausencia de órgano) (…)”
    Y te habrás quedado tan ancho: en la tercera SEMANA de gestación, empieza a desarrollarse el cerebro, el corazón y la médula espinal. SEMANA. Vamos, que o te faltan datos elementales para que tus afirmaciones tengan algún fundamento o dejamos de admitir la realidad como fuente de datos. No me irás a decir que al 3er mes y medio no está completamente desarrollado el cerebro, porque te digo que, según los científicos, se sigue desarrollando hasta los 50 años (mira si te veo venir). Nos vuelve a faltar algún dogma más para que, según tus argumentos, podamos respetar la vida de un feto de cinco meses.
    “Mientes. Yo no lo comparo” (por lo del espermatozoide).
    ¿Entonces para qué sacas el tema de los espermatozoides y su (semi) carga genética? ¿Por qué me dices que yo soy un criminal si me pajeo? Yo creo que sí, y a eso en mi tierra se le llama tirar la piedra y esconder la mano.
    “Establezco una comparación entre la relación entre el embrión y el ser humano, con la relación que hay entre el huevo y la gallina, o la nuez y el nogal.”
    Y yo ya te he dicho que esas relaciones que comparas son una estafa: que no puedes comparar la relación entre el embrión y el ser humano con el de una nuez y un nogal (porque no tienen desarrollos equiparables ni siquiera parecidos) o un huevo (a menos que esté fecundado, como luego has reconocido y del que te recuerdo la pregunta de la tortilla) y una gallina. Eres pertinaz en unos argumentos que no tienen solidez pero que te permiten llegar a las conclusiones que tú quieres.
    “Y empiezo a hartarme de tu poca honestidad intelectual, (…)”. “(…)manipulador(…)”, “Qué forma más baja de discutir” etc.
    Si crees que vituperándome como lo has hecho en tus tres respuestas vas a tener más razón, no podrías estar más errado. Y perdona las gracietas hombre, pero es que dices cosas que sólo me las puedo tomar a broma y más cuando me faltas al respeto. A eso se le llama argumentum ad-hominem.
    Pasemos a tus preguntas:
    “¿Crees que un embrión (humano) es un ser humano?”
    Claro. Tiene ADN humano. Él solito crece gracias a lo que le aporta su madre. Y cuando su cuerpo “se lo pida”, le “dirá” al de la madre que quiere nacer.
    “¿Cuál es pues tu definición de ser humano?”
    Esta es difícil, pero lo intentaré: es un ser con ADN propio (y humano) cuya existencia abarca desde que se implanta definitivamente en el útero de su madre, que es cuando empieza a tener las condiciones de ser viable el embarazo, hasta que muere.
    “¿Cuándo reconoces la condición de ser humano” Creo que ya lo he respondido.
    “La Iglesia Católica la sitúa en la primera división celular. ¿Y tú?”
    Yo no, y con una puntualización: a mí me la suda lo que diga la Iglesia Católica, la ministra, las ultra feministas, o el consejo de sabios que alquila ZP para llegar a las conclusiones que él quiere “como sea”. ¿y tú podrías presumir de la misma independencia de tus pensamientos?
    “¿Cuándo un conjunto de células se puede considerar ser humano según tú? ¿razones que te llevan a considerarlo?”
    Ya te lo he indicado en la definición. Todas sus células tienen un ADN propio, distinto del de cualquier otro individuo. Sus células demandan alimento, por lo que están vivas. Se desarrolla para poder algún día ser una persona, reproducirse si le dejan o se deja, y en última instancia, morir.
    Hombre, si me lo preguntas para después poder preguntarme si un riñón de un trasplante es un ser humano o no, ahórrate la pregunta, que es bastante tonta. No es lo mismo la parte que el todo. Así como tampoco es lo mismo las partes conjuntamente que la suma de ellas (quiero decir, que la suma de óvulo y espermatozoide no puede equipararse al cigoto que ya no es ni óvulo ni espermatozoide, sino otra cosa).
    ¿Ves cómo se puede tener una postura sin tener que recurrir a excepciones arbitrarias, condicionantes temporales, analogías lejanas, absurdas, etc, ni insultos, descalificaciones, o la demagogia de usar a la iglesia como argumento proabortista o antiabortista?

    Comentario por Pinciano — 5 abril 2009 @ 16:46 | Responder

  18. Así que ahora, un huevo de corral (con gallos y gallinas y, por lo tanto, fecundado) tiene huesecillos incipientes.

    Fale.

    Y un embrión tiene un cerebro operativo.

    Magnífico.

    Disculpa, pero no tengo ni tiempo ni ganas de leer tu mensaje. Lo he revisado por encima y no cuentas nada interesante. Me voy al final, con la definición de ser humano: el conjunto de células es para ti un ser humano a partir de su implantación en el útero. ¿Y por qué ese momento? Quiero decir: mientras la mórula desciende por las Trompas de Falopio no es un ser humano, y cuando llega al útero sí. ¿De dónde viene esa distinción? ¿En qué se basa?

    Mi definición de ser humano es la del diccionario: ser animado racional. La tuya es una definición construida ex-profeso.

    Vamos a poner contraejemplos:
    ¿Cuándo muere una persona, cuando se produce la muerte cerebral o cuando se produce la muerte de sus células? Si somos un conjunto de células, y no una consciencia, hasta que no mueran nuestras células estaremos vivos, ¿no?

    Otro ejemplo: un cuerpo, con ADN humano, pero sin cerebro (existen malformaciones de fetos con esta patología). ¿Es un ser humano? Sólo el cascarón, pero sin inteligencia. Responde ¿es para ti un ser humano?

    O el caso contrario. Hace años se intentaban transplantes con órganos de animales (ahora creo que ya ni se intenta por el elevado riesgo de rechazo). Tendrías parte de tu cuerpo con ADN no humano. Una persona con el corazón de un cerdo…no es humana. ¿Sólo parcialmente? ¿O es un cerdo?

    De hecho, toda persona transplantada lleva un órgano con un ADN diferente. Por ejemplo, un corazón. Esas células están vivas, y tienen un ADN diferente ¿Es esa una nueva vida? ¿Es ese corazón una persona distinta? Bueno, tú dices que el todo no es la parte. ¿Cómo defines ese todo? Porque yo digo que el embrión es parte del cuerpo de la mujer. ¿Cuándo deja de serlo? Cuando nace, cuando viene al mundo. Incluso no es infrecuente que el propio cuerpo de la mujer reabsorba ese embrión (por ejemplo, ante una crisis alimentaria).

    Tu definición nace pues coja, pues sirve tanto para un órgano como para un individuo.

    Vamos un poco más allá, que nuestra mente atraviese las posibilidades médicas del presente. Imaginémonos algo tan tratado por el género manga como un cuerpo biónico. El sujeto no tiene ADN humano, ni tan siquiera tiene un cuerpo orgánico, salvo en el cerebro. ¿Deja por ello de ser una persona? (no es tan lejos, muchas prótesis se hacen ya de titanio, y la nanotecnología permite imaginarnos músculos de nanotubos de carbono).

    Y un paso más allá. En un futuro lejano, quizá algún día podamos transferir nuestro pensamiento a un soporte no orgánico, perpetuando nuestra existencia. Después de un cuerpo biónico, podríamos pensar en un cerebro biónico. Quizá nunca llegue, pero nos puede servir como conjetura para poner a prueba nuestras definiciones.

    Una persona a la que le sustituyan el cerebro por un circuito integrado que le permita las mismas funciones…¿dejará de ser un ser humano? No hay nada de ADN en esa persona, ni asomo de vida. ¿Será humano, si tiene consciencia de su existencia, emociones, y es capaz de abstraer?

    Sin embargo, según tu definición un cuerpo humano sin cerebro, sí que es un ser humano.

    Para ti la humanidad es el envoltorio, el continente. Para mí, es el contenido.

    Comentario por Mendigo — 6 abril 2009 @ 11:48 | Responder

  19. “Y un embrión tiene un cerebro operativo.” Yo no he dicho eso sino todo lo contrario. Fíjate.
    “Disculpa, pero no tengo ni tiempo ni ganas de leer tu mensaje”. Reconoce que no es eso.
    “Mi definición de ser humano es la del diccionario.” El diccionario sirve para entender vocablos. ¿Qué definición tiene el diccionario para el olor a frambuesa?
    “La tuya es una definición construida ex-profeso”. ¿Es que quieres una referencia bibliográfica, página e IBSN? Es que es lo que me preguntas : “qué es para mí” y es lo que indica el sentido común, y como habrás notado no tiene sombras ni le hacen falta sortilegios para evitar incoherencias. Es la definición natural ¿Qué sentido tiene construir barreras artificiales cuando no existe metamorfosis alguna en la evolución del feto?.

    “Cuándo muere una persona, ¿cuando se produce la muerte cerebral o cuando se produce la muerte de sus células?”
    La persona en sí muere cuando se produce la muerte del cerebro. Ya no va a volver. Su cuerpo puede seguir vivo, siempre y cuando los médicos se esfuercen para ello. Oye, eso es una cuestión médica. ¿O me estás preguntando en sentido metafísico, en cuanto al momento en el que se produce la elevación del alma al cielo o su hundimiento en el infierno?;) Es broma.
    “Un cuerpo, con ADN humano, pero sin cerebro (existen malformaciones de fetos con esta patología). ¿Es un ser humano?“
    Me temo que eso es simplemente un cuerpo humano sin cerebro. ¿Podría ese cuerpo desarrollar en el futuro sus funciones sin cerebro? No.
    “Una persona con el corazón de un cerdo…no es humana. ¿Sólo parcialmente? ¿O es un cerdo?”
    Obviamente es un ser humano. Un ser humano con corazón de cerdo. Igual que un manco es un ser humano sin mano. Igual que un ser humano con el corazón de otra persona es: un ser humano al que le han transplantado el corazón de otro. Quiero decir que no se convierte en otra cosa diferente. Sigue siendo el mismo. No se convierte en otro organismo, mutando y creando un ADN propio. De hecho sigue siendo tan “él mismo”, que los problemas de rechazo suelen son un denominador común afortunadamente controlable médicamente.
    “, tú dices que el todo no es la parte”
    Digo que la parte no es el todo. Bueno, aquí te pido disculpas si no me he expresado con la suficiente claridad. No puedes decir que un pulmón es el sistema respiratorio. Pertenece a, pero por sí solo no puede realizar la función de la respiración. No puedes decir que la tibia es el esqueleto. Forma parte de él, pero sólo con la tibia, no podríamos sostenernos. Así como un riñón no es un ser humano, sino que de todos es conocido que los seres humanos tienen riñones. El corazón pertenece evidentemente a un ser humano. Es una parte de él. Vamos, que ese todo que tú quieres que defina está en los manuales de anatomía.
    Cuando dije que el todo no es la suma de las partes, refería expresamente al caso particular de que óvulo + espermatozoide no es igual a un cigoto. Digamos que han reaccionado entre sí y ya no es posible volver a su estado anterior, porque han conseguido convertirse juntos en otra cosa. Pero a veces, la suma de las partes sí es igual al conjunto de ellas. A ver si así me explico mejor con un ejemplo: Partes: el agua y un poco de azúcar. Los juntamos y obtenemos el todo: agua azucarada. En este caso, el agua azucarada sí es la suma del agua y del azúcar, porque podemos conseguir mediante un simple proceso físico la separación del agua con la consiguiente cristalización del azúcar: obtendríamos la misma agua que antes, y el mismo azúcar que antes. Hemos revertido el proceso. O como en el caso de la persona a quien han trasplantado un corazón: podríamos recuperar en cualquier momento ese trasplante, y esa persona seguiría siendo la de antes y podría recibir inmediatamente otro corazón más compatible. Y el corazón extraído seguiría siendo el corazón del fallecido primer donante. Bueno, toda esta parrafada es para decirte que me expliqué mal si se pudo deducir que eso siempre es así. Evidentemente estaba pensando en el ejemplo concreto del óvulo + espermatozoide. Perdón por la divagación.
    “Porque yo digo que el embrión es parte del cuerpo de la mujer. ¿Cuándo deja de serlo?”. ¿Queéeeeee? ¿Y los médicos que han dicho cuándo se lo has dicho? No en serio: no puedes ir en contra de la realidad médica. Nunca forma parte del cuerpo de la mujer. Es como un “alienígena” intruso. En esencia es un parásito. En el cuerpo de una mujer embarazada se producen cambios tendentes a evitar que ese cuerpo extraño que es el embrión, pueda ser tratado como un cuerpo extraño convencional, es decir, atacándolo. De hecho hay un rollo de RH de la sangre del bebé y la madre, que si son iguales no pasa nada, pero como sean distintos, en el siguiente embarazo, al estar ya sensibilizado el cuerpo de la mujer, puede atacar al del feto. Seguro que hay libros que lo explican con más detalle.
    Si el cuerpo de la mujer reabsorbe al embrión, pues aquí paz y después gloria, que la naturaleza es muy sabia. Podremos dormir tranquilos porque no es una decisión inducida por unos ideales políticos más que cuestionables cuyas consecuencias son irreversibles.
    “Tu definición nace pues coja, pues sirve tanto para un órgano como para un individuo”. Eso no es cierto. Ya te dije en la respuesta anterior, pero reincido en que un brazo no es un ser humano. Un intestino no es un ser humano. El esqueleto no es un ser humano. Todas esas cosas son partes del ser humano. La parte no es igual al todo. Creía que esto era evidente. No hace falta meterlo en la definición porque cae de cajón.
    “Vamos un poco más allá,” Eso, eso: ¿no te estarás refiriendo a “Alita, Ángel de combate”?
    “ni tan siquiera tiene un cuerpo orgánico, salvo en el cerebro” Bueno, en los mangas y cómics en general tratan de seres humanos que han sufrido un accidente o alguna alteración o simplemente han sido convertidos en “ciborgs” para mejorar las respuestas de su cuerpo. Bueno, el caso que me dices está claro que son seres humanos con partes cibernéticas, pero seres humanos al fin y al cabo.
    “Y un paso más allá. (…) nuestro pensamiento a un soporte no orgánico”. Eso me parece que jamás será posible. Sí admitiré como predicción la transferencia de recuerdos o sensaciones. Pero no creo que jamás un cerebro artificial pueda tener sentimientos (ya sé que hay decenas de películas cuyos guiones se basan en eso pero sigo pensando que nunca, es decir nunca, dejará de ser ciencia ficción). No obstante, si eso se diera, si una máquina pudiera recibir la “consciencia”, la experiencia, los recuerdos, los protocolos de razonamiento, etc, o sea, todo, es como si hubiéramos clonado a esa persona, pero la persona original habrá muerto tarde o temprano. ¿Sería un ser humano? Yo creo que no (un ser humano, al final de su vida, muere), pero admito que podría ser discutible, a falta de conocer todos los detalles de su “funcionamiento”. Reconozco que sería un buen argumento para una película de ciencia ficción, pero recuerda que es sólo eso: ciencia ficción. Véndeselo a algún productor de Jólibud.
    “No hay nada de ADN en esa persona, ni asomo de vida. ¿Será humano, si tiene consciencia de su existencia, emociones, y es capaz de abstraer?”
    No serán seres humanos, lo cual no quiere decir que tendrán que definirse como algo parecido, con las mismas protecciones, probablemente los mismos derechos y obligaciones. Lo llamarán “drones” o como sea, pero no serán seres humanos
    “según tu definición un cuerpo humano sin cerebro, sí que es un ser humano.”
    No, porque ya te he indicado que no podría nacer con vida, desarrollarse ni reproducirse si tiene éxito. Lo mejor sería extraerlo cuanto antes del cuerpo de la mujer.
    “Para ti la humanidad es el envoltorio, el continente. Para mí, es el contenido.”
    Pues no lo parecía por la definición que me dabas de ser humano: “ser animado racional.” Para mí el ser humano es lo que es. Y mi humanidad me lleva a no despreciar su vida esté en la fase en que esté, porque su dignidad como ser humano no depende de las posibilidades que tenga para decidir por sí mismo.

    Comentario por Pinciano — 7 abril 2009 @ 21:36 | Responder

  20. Aborto, un derecho en tránsito

    Comentario por Mendigo — 1 junio 2009 @ 15:36 | Responder

  21. Prohibición total del aborto en Nicaragua

    Comentario por Mendigo — 29 julio 2009 @ 15:29 | Responder

  22. Me ha gustado mucho este artículo: Los mensajeros de la verdad

    He recibido un feto de esos de plástico que mandan los grupos antiabortistas. Dicen que quieren que se sepa la verdad. Les voy a contar la mía: lo he pensado mejor, no voy a abortar. Pueden dormir tranquilos. Gracias por detectar mi gestación antes que yo mismo. Tras 54 años de faltas, no se me había ocurrido hacerme el test del embarazo y, dada mi ingenuidad adolescente, no sospeché las intenciones reales del caballero que me ha dejado en este estado.

    Bueno, no quiero abrumarles con mis historias, que bastante tienen ustedes con intentar meter en la cárcel a todas las personas que quieren interrumpir de forma voluntaria su embarazo y a los médicos que practican dicha interrupción. La modificación de esa ley sólo pretende regular una práctica inevitable, cuya represión genera setenta mil muertes al año por abortos clandestinos, muchas mujeres encerradas, asesinadas, mucho dolor. ¿Son inconscientes o crueles? ¡Indiferentes!

    Dicen que el aborto no es la solución, hablan de educación, pero están contra el preservativo, los métodos anticonceptivos y la educación sexual. No dejan salida. Yo hice el servicio militar y sí, vivimos en un mundo en el que nos enseñan a matar por cuenta del Estado, pero no nos enseñan a follar que, créanme, señores y señoras antiabortistas, está muy bien. Eso que ustedes definen como “escuelas de masturbación” no me parece dinero despilfarrado, salvo en su caso: tienen cara de no haberse masturbado en la vida. Tal vez, de esa lucha antinatural venga su problema que, por arte de la intransigencia y la anacrónica intromisión de la religión en la regulación de la vida de los ciudadanos, acaba siendo nuestro problema.

    Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2009 @ 10:26 | Responder

  23. De Escolar: El aborto “bolchevique”

    En la penúltima manifestación del siglo contra el aborto, hace medio año, la empresa Lynce –que suma el número de asistentes uno a uno por medio de fotos aéreas– contó 55.316 manifestantes. Los organizadores dijeron dos millones, treinta veces más. Ayer, otra vez en la calle, Lynce contabilizó 9.726 manifestantes contra el aborto. Los organizadores, después de consultar con su bola de cristal, presumieron de 600.000, sesenta veces más. De estos interesantes números se deducen dos datos: que las protestas contra la nueva ley del aborto van a menos, y que la imaginación y la demagogia de los antiabortistas van a más. A muchísimo más.

    “El aborto forma parte de las viejas recetas de los totalitarismos que han asolado Europa”, dijo ayer Jaime Mayor Oreja, mientras lloraba como manifestante lo que no supo defender como ministro. Es “algo de bolcheviques”, insistió en la autocrítica el vicepresidente del grupo parlamentario del PP europeo, que debería explicar estas cosas a sus socios en Bruselas. A la CDU de Angela Merkel, que mantiene en la comunista Alemania una ley de plazos casi idéntica a la española. O a Sarkozy, ese conocido bolchevique que permite que en Francia los plazos sean, en algunos supuestos, más amplios que en la roja España.

    Nuestra nueva ley es tan “totalitaria” que ya no seremos la clínica abortista de Europa. El aborto será libre durante las primeras 14 semanas, sin necesidad de que la mujer tenga que mentir a un psiquiatra; pero estará más restringido que con la vieja ley, donde se podía abortar incluso con 8 meses. Ayer el PP, que prefiere el aborto hipócrita, anunció que recurrirá la reforma ante la tercera cámara, ante el Tribunal Constitucional. También prometió que la derogarán cuando gobiernen. Lo mismo que Fraga con la ley del divorcio.

    Comentario por Mendigo — 8 marzo 2010 @ 9:19 | Responder

  24. […] como no me quiero repetir: Las linces El aborto Los […]

    Pingback por Obsolescencia programada de la honestidad « La mirada del mendigo — 9 marzo 2012 @ 1:09 | Responder

  25. Merche Negro – Carta a Gallardón

    Comentario por Mendigo — 23 julio 2012 @ 0:21 | Responder

  26. Javier Esparza – Nadie tiene derecho a obligar al sufrimiento

    Comentario por Mendigo — 25 julio 2012 @ 14:28 | Responder

  27. Zona Crítica – Voy a llevar a mi hijo a la puerta de la casa de Ruiz Gallardón

    Comentario por Mendigo — 27 julio 2012 @ 10:04 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: