La mirada del mendigo

31 marzo 2009

Especuladores

Filed under: economía — Mendigo @ 8:28

especulación

La furgo tiene un depósito de 80 litros. Dejando 10 de reserva, llenar el depósito me supone 70 litros. Al precio actual del gasóleo (0,83€/l) eso supone 58,1€.

Hace sólo unos meses, con el precio del gasóleo a 1,32€/l llenar el depósito de la nena me costaba 92.4€.

Con esos 58,1€ de hoy, pago la extracción, el transporte, el refino, la distribución y la comercialización. Todo ello, hasta cierto punto, legítimo que merezca compensación.

¿Y a dónde iban esos 34,3€ de más que pagaba hace unos meses? A la cuenta de resultados de los especuladores que inflaban el precio del barril de crudo apostando a que su precio seguiría subiendo (el barril llegó a los $150, mientras que a día de hoy, el Brent cotiza a $48).

Todo esto puede parecer algo muy vaporoso, altas finanzas que no nos incumben a nosotros, piltrafillas. Pero esa percepción es totalmente incorrecta. Cada vez que yo repostaba, salían de mi bolsillo 34 eurazos de más, más de cinco talegos. Y salían, eso no es ninguna imaginación, dejaban de estar en mi bolsillo.

Dejaban de estar en mi bolsillo para engordar el de un cabrón que desde Wall Street (o desde la Plaza de la Lealtad, que tanto me da el idioma que hable ese cabrón) multiplicaba a mi costa sus ganancias sin aportar valor ni servicio alguno al sistema.

Es curioso que haya sectores que se quejen de lo mucho que recauda el Estado por el Impuesto Especial de Hidrocarburos, y no se quejen de lo que recaudan unos señores allende la mar océana para su lucro privado. Luego estos señores se dicen patriotas y no se quitan la palabra España de la boca. ¡Hombre por Dios!

Si a mí me dolía un riñón cada vez que tenía que pasar por la gasolinera, a mucha gente le duele el estómago, y no precisamente en sentido figurado.

¿Qué veis aquí? Unos ven el gráfico de cotización en el mercado de futuros de una materia prima, en este caso trigo.

cotización trigo

Para millones de personas, este gráfico supone pasar hambre.

12 comentarios »

  1. Muerte a la bolsa y la especulación. Castigo ejemplar para los especuladores.

    Comentario por wenmusic — 31 marzo 2009 @ 10:59 | Responder

  2. Señor El Mendigo, no estoy de acuerdo.

    Es cierto que ha existido una excesiva, ultra-super-sobre-especulación, en el período que usted cita, valorada en 34,3€ (por repostaje) en su bolsillo, en comparación a la especulación de ahora.

    El petróleo, un recurso natural, en muchos casos bajo soberanía de los estados que se asientan sobre las reservas, necesita un proceso complejo para convertirlo en producto y fuente de energía.
    Sí eso no se duda, pero ¿Por qué esa función la realiza un privado, una familia, un hombre y no el estado?

    Si se estudiase quién se ha beneficiado especulando sobre el oro negro, hoy por hoy aún extremadamente necesario, las cuentas saldrían de escándalo. Y resultaría el robo más vergonzoso, asesino e insolidario, de la edad contemporánea. Petroleo de sangre, de sudor clase-media, esclavismo proletario y de los pobres.
    ¿Precio de coste real? nuestra indigencia actual, en un sistema vendido a Rockefellers, primero fueron esclavistas de africanos, después petroleros, luego compartieron con jeques y emiratos, dictadores, fondos y accionistas, guerreros en cien guerras…

    Pueden encontrar del gran Rockeffeler, una de sus más famosas frases en Wikipedia:
    “El crecimiento de un gran negocio es simplemente la supervivencia del más apto… La bella rosa estadounidense sólo puede lograr el máximo de su esplendor y perfume que nos encantan, si sacrificamos a los capullos que crecen en su alrededor. Esto no es una tendencia malsana en los negocios. Es simplemente el resultado de una combinación de una ley de la naturaleza con una ley de Dios.”

    Le prevengo, no calcule lo que le han robado por causa del petroleo o resultaría usted un capullo.

    Suyo, Z+—–

    Comentario por Sr. de la Vega — 31 marzo 2009 @ 12:13 | Responder

  3. Wen, el mayor castigo que le puedes hacer a un especulador, es dejarle sin su dinero. Si a la gente no le sobrasen las pelas, no pasarían estas cosas. Sería preferible que todos tuviésemos suficiente, en abundancia incluso, pero que a nadie le sobrase para dedicarse a especular y tumbar mercados (es que ha sido como un reguero, las .com, la construcción, el petróleo, los cereales…allá donde entran todos esos capitales, revientan el mercado).

    De todas formas, en la bolsa lo que se juega es en empresas productivas. Ojalá todo ese dinero estuviera invertido en la bolsa (como era hace unos pocos años), y no en vehículos financieros que no aportan nada a la economía productiva…

    Sr. de la Vega, no entiendo cuando dice “¿Por qué esa función la realiza un privado, una familia, un hombre y no el estado?”
    ¿A qué función se refiere? Discúlpeme, pero no le sigo.

    Por el resto…totalmente de acuerdo. Por supuesto que los beneficios de esa especulación son gigantescos! Entre pagar el barril a 40$, y hacerlo a 200$, hay un mundo de diferencia. Parte para los Estados, parte para las empresas, y parte para los intermediarios que no aportan nada al petróleo, ni lo llegan a tocar, pero lo encarecen. Y con el resto de materias primas, lo mismo. Son las sanguijuelas del sistema, viven de los demás y no aportan nada, sólo debilitan al huésped.

    En cuanto a que soy un capullo, eso lo sé desde hace tiempo. Haga lo que haga, estoy contribuyendo a mover el sistema. Por eso prefiero, tantas veces, quedarme quietecito. A esperar que el ataúd de mi enemigo pase por delante de mi casa…

    Comentario por Mendigo — 31 marzo 2009 @ 15:49 | Responder

  4. Riqueza para unos pocos, hambre para los arrollados por el “progreso” ajeno. Mucho se oculta (aunque no demasiado) sobre las condiciones mediante las cuales el petróleo llega barato, cuando encima lo poco que pagas no va precisamente a parar a aquellos que sufren los daños ambientales (aguas contaminadas, peces muertos, deforestación), sin reportarles riqueza alguna y convirtiéndose en desplazados de una tierra que les ha acogido durante generaciones. Cada vez que me vuelven estas cosas a la mente veo mis manos manchadas de sangre y sabiendo que lo que puedo hacer es poco, por poco que sea eso haré. Todo lo que tomo de alimentación miro que proceda de cerca, que sea ecológico y si puedo pago directamente al agricultor. Intento necesitar el automóvil lo mínimo, aunque sé que pronto no tendré más remedio que sacarme el carné. Sé de mi insignificancia, pero tampoco olvido que el poder de lo infinitamente pequeño es infinitamente grande, y soy cada vez más dada a ver redes antes que individuos aislados. Esto creo ya haberlo escrito demasiadas veces, pero no pienso dejar de insistir en ello. Muchos podemos hacerlo y cada vez conozco más gente de mi pensamiento, no es nada novedoso y muchos menos una posición radical.
    Especular con el alimento, y muchas otras necesidades básicas me produce tal asqueo que prefiero no decir lo que desearía que les sucediese a los que se lucran con ello. Saludos! Una aperta!

    Comentario por Helena — 31 marzo 2009 @ 20:10 | Responder

    • “Todo lo que tomo de alimentación miro que proceda de cerca…”

      Ostia, muy bien dicho. Y te queda por añadir: productos de temporada. Pues aunque sean de tu zona, comer tomates en Marzo fuerza a realizar un cultivo más derrochador y agresivo con el medio.

      Y si puedes comprar directamente del productor, cojonudo. (aunque ojito! Que es que encima es ILEGAL!…puta burocracia).

      En otras palabras, ir al puto mercado de toda la puta vida, a comprar los huevos, los grelos, las sardinas y las patatas. No sólo es más barato, es que encima está todo infinitamente más sabroso!

      Tan modernos que somos, y cada vez comemos PEOR. Crisis alimentarias aparte, come mejor, más sano, cualquier africano (que no todos se mueren de hambre, que así pareciera por las veces que aparecen en el telediario, al menos no les quitemos la dignidad).

      Cosas sencillas, prácticas, con las que podemos contribuir a no joder tanto el planeta…y de paso ahorrar unos duros y llenar la panza con fundamento.

      En cuanto a lo de las redes y todo ese rollo…me estaba imaginando a una especie de Trecet, con el pelo largo y rulando un peta de incienso con Ducados.

      XDDDDDDD

      Es coooooña, creo que entiendo lo de las redes, de nuevo la visión holística aplicada a los mecanismos biológicos. Helena, no sé si te gusta el manga (a mí no gran cosa, la verdad) pero…¿Has visto “La Princesa Mononoke”? Puede que te guste.

      Otra cosa ¿Hay monguis en Mallorca? ¿O has acabado tú sola ya con todos? Monguis, ñoquis, no sé como los llamáis ahí. Psilocybes cubensis, para ser exactos.

      XDDDDDDD

      Mejor lo dejo, o me ostias.

      Comentario por Mendigo — 31 marzo 2009 @ 20:32 | Responder

  5. Jajajajaja, y eso a que viene? Cuando me lo has dicho no sabía que eran, he buscado información y he caido en que son aquellos hongos que voy a probar en unos días con un amigo XDDD. Claro, de cerquita y de temporada, aunque yo para solventar mi adicción a lo tomates tomo de ramellet, cultivados en verano pero que duran todo el año y están riquíiiisimos. Lo de que sea ilegal que el agricultor venda directamente es ridículo, supongo que habrá unos motivos más allá de los monetarios pero sigo viéndolo una tontería, permisos y más permisos. Pronto tendremos que pedir permiso y seguir todo un trámite hasta para respirar.

    Comentario por Helena — 31 marzo 2009 @ 22:36 | Responder

  6. “…son aquellos hongos que voy a probar en unos días con un amigo XDDD. Claro, de cerquita y de temporada, aunque yo para solventar mi adicción a…”

    ¿Ves por qué es importante la puntuación? Ahí convenía un punto y aparte.😉

    Lo de que sea ilegal que el productor acudir al mercado final se vende como una cuestión de seguridad alimentaria, mismo argumento para cerrar nuestras fronteras a las verduras y hortalizas que vienen del Norte de África. Sólo pueden pasar los “controles” las grandes empresas exportadoras, hundiendo al pequeño agricultor y favoreciendo su dependencia.

    Tiene gracia que sea ilegal y presuntamente inseguro que yo le compre el manojo de nabiza a la mujer que se pone en una esquina con las cosas de su huerta. O las manzanas, o las zanahorias. Sin embargo, es absolutamente legal y totalmente seguro que vaya al super y compre cosas que fueron recogidas hace días, a veces semanas, maduradas (en el caso de la fruta) en cámaras, con tratamientos químicos para que no se echen a perder, transportadas desde el otro rincón de la península…¡u otro continente! con el gasto energético que conlleva…y encima le han dado por ellas una miseria al productor y a mi me las venden por el quíntuplo. Esto es lo moderno, lo higiénico, lo saludable. Además, las zanahorias me vienen limpitas de tierra y en una bolsita de plástico, y no como me las vende la vieja de la esquina. Como si las zanahorias se criaran entre algodones, no te jode.

    Yo no sé si podemos ser más idiotas…

    Como cantaba La Polla Records:
    Yo con el asunto del papeo, ahora me doy cuenta, por qué somos tan feos. Que tenga buena cara es lo que importa, anuncio con maciza, y asunto terminao. Come mierda, garantizada; come mierda, concentrada; come mierda, con proteínas; come mierda y págala!

    Lo de los monguis, porque me gustaría tener tus conocimientos de taxonomía para poder saber distinguirlos en el campo. Todo el género Psilocybes son muy parecidos, e incluso los Clitocybes. Y como todos son tóxicos, en más o menos cantidad (algunos mortales en muy pequeñas dosis) pues no es plan de ir zampándose todo lo que se le parece.

    Yo no sé si soy un aprendiz de micólogo o de brujo.

    Comentario por Mendigo — 1 abril 2009 @ 8:36 | Responder

  7. Trecet? No, coño, que Trecet es el de Diálogos 3.

    El de Redes es Punset, Eduard Punset. Ya decía yo que algo me sonaba raro.

    Soy un ser mononeuronal, a la que patina la única que tengo, ya meto la pezuña.

    Comentario por Mendigo — 1 abril 2009 @ 9:19 | Responder

  8. Coñe! No me había fijado en el mini smiley al final del blog…

    Comentario por wenmusic — 1 abril 2009 @ 15:33 | Responder

  9. […] ¡Protege mi vida! Archivado en: economía, religión — Mendigo @ 22:35 Seguimos dándole vueltas a lo mismo; ya lo tratamos en La crisis financiera y precisamos en especuladores. […]

    Pingback por ¡Protege mi vida! « La mirada del mendigo — 1 abril 2009 @ 22:35 | Responder

  10. Enlace muy interesante, para saber de qué va el mundo real:
    ¿Manipuló Goldman el precio del petróleo?

    Comentario por Mendigo — 11 abril 2009 @ 23:47 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: