La mirada del mendigo

19 junio 2009

Románico o romanesco

Filed under: arte — Mendigo @ 0:17

En un principio, el nombre de románico tenía una carga peyorativa, pues se consideraba como una regresión en los siglos oscuros que siguieron a la caída del Imperio. Con el tiempo, se empezó a ver al románico no como una vulgarización del arte romano, sino como un estilo artístico con entidad propia.

Ciertamente, los prodigios de la ingeniería aplicados a la arquitectura monumental, o la perfección de los copistas que tenían su modelo en la Grecia clásica, no volvieron a repetirse. El arte románico es mucho más humilde, tosco, provinciano. Sin embargo, también es mucho más vigoroso, sincero, emocionante.

Uno de los temas más tratados de toda la Historia del Arte es la interpretación de los capiteles y modillones (canecillos bajo el alero) figurados. Monstruos, seres grotescos, animales…se han dado mucha explicaciones a la presencia de estas esculturas en altorrelieve en un recinto sacro, pero ninguna parece la definitiva.

Ni que decir tiene que el tema me parece fascinante y en esas andaba cuenta fui a caer en una página de la cual no puedo menos que recomendar la visita (qué engolado que estoy escribiendo hoy, tendré que soltar un taco de un momento a otro).

La página en cuestión se llama:

Salúd y Románico

Sobre el tema de los modillones, que es el que me llevó hasta esa página, tiene un artículo muy interesante, en el que relaciona uno de los motivos representados, la sirena con los peces, con el mito sumerio de Lilitu (Lilith, en la Biblia), Diosa Madre de claro origen prehistórico.

Metamorfosis de un concepto: El cuento de la Syrenita románica

La cultura patriarcal relegó a la Diosa al rango de demonio, con fuertes connotaciones sexuales. El caso es que, bajo diferentes nombres y atributos, esta Diosa del sexo, de las tormentas y el desierto sobrevivió en la conciencia popular miles de años hasta llegar a las piedras de las iglesias cristianas.

Interesante y bien documentada teoría que no acaba de explicar por qué el artista decidió tallar su efigie, y no cualquier otra. En cualquier caso se trataba de un icono frecuente en el repertorio medieval, difundido por media cristiandad.

Por si os interesa saber más de este súcubo:
Wiki en castellano: Lilit
Wiki en inglés: Lilith
Wiki en francés: Lilith
.
.
.

Otra entrada de ese blog, la anterior, también intenta esclarecer el significado de otro de los motivos frecuentes en los modillones: la mujer totalmente despatarrada mostrando u ofreciendo un enorme coño.
De vulva a mandorla

Recuerdo que de mandorlas ya se habló en esta bitácora hace ya más de 3 años (qué viejo que es este blog):
La almendra mística

De lo más curioso es la referencia (ésta explicación sí que la conocía) a la representación del sheela-na-gig gaélico. Es un icono de origen celta que, de nuevo, asocia la femineidad con el bien y con la vida. La llegada de la cultura patriarcal judeocristiana, ajena a Europa, tergiverso el sentido asociando la sexualidad femenina a lujuria y, por lo tanto, a la maldad y al pecado.

Esta hipótesis me resulta tremendamente interesante, porque en la cultura gallega aún quedaron rasgos de esa divinización del sexo femenino. Por ejemplo, una suerte de exorcismo ante la amenaza de una presencia maligna (un lobishome o un trasno, por ejemplo) es que una mujer le muestre sus genitales.

Como el crucifijo en las pelis de exorcismos o vampiros, el sexo de la mujer guardó durante mil seiscientos años su carácter sagrado de los antiguos cultos de la Edad del Hierro, arrinconado por la maldición que la Iglesia hacía caer sobre todas las mujeres (el símbolo de la virtud era la virgen-madre, contradicción que convertía en pecadoras a todas las mujeres que renunciasen a la virginidad, y en desdichadas esclavas a quienes inmolasen su vientre vacío al Dios-Padre).

Sin embargo, en la cultura gallega aún existen otras tradiciones que muestran la influencia de esta religión extraña, de desiertos lejanos, de un Dios-Padre único, celoso, criminal y vengativo. Por ejemplo, aún hoy se sigue rechazando la menstruación como impureza, y a la mujer que está menstruando se le aparta de ciertas labores como la matanza por miedo a que su impureza contamine el resultado (bótanse a perder os xamóns ou chourizos).

Es interesante rastrear en las costumbres y cuentos populares, pues es una ventana que aún permanece en nuestros días que nos permite asomarnos a remotos pasados. Cuando pienso en el posible origen de algunas tradiciones (o antroido, por exemplo), me entra vértigo; en la plaza de la Picota, en Laza, se puede estar repruduciendo, año tras año, una ceremonia prehistórica festejando la entrada de la primavera. Si viviéramos como hace 5.000 años, entenderíamos que pasar el invierno significaba volver a nacer, escapar un año más a las garras de la muerte y tener por delante meses enteros de felicidad, hasta que volviera la noche, el frío y el hambre.
.
.
.
.
.
P6138411

.
.
.
.
Y aprovechando que la cosa va de arte, y con lo que me gusta sacudir las conciencias de las almas pudibundas, vamos a juntar tres de mis pasiones: la Historia, el Arte y el Sexo, y proponer otra página donde se hace una breve recopilación de las reprentaciones eróticas en diferentes épocas y culturas:

Erótica en la Historia

Para que sirva de introducción, tomo el epígrafe del artículo de la Wikipedia: Historia de las representaciones eróticas: Actitudes históricas hacia las representaciones eróticas

En tiempos primitivos, las representaciones eróticas eran a menudo un subconjunto del arte indígena o religioso de cada cultura, y como tales no eran apartadas ni tratadas de forma diferente al resto.

El concepto moderno de pornografía no apareció hasta la época victoriana. Su definición actual fue añadida en los años 1860, reemplazando la anterior que aludía a escritos sobre prostitutas, y fue recogida por vez primera en un diccionario médico inglés de 1857, que la definía como «una descripción de las prostitutas o la prostitución, como cuestión de higiene pública». En 1864, la primera versión de la definición moderna había aparecido en el Webster’s Dictionary: «ilustración licenciosa usada para decorar las paredes de las habitaciones consagradas a las orgías bacanales, ejemplos de las cuales se hallan en Pompeya».

Esto fue el principio de lo que hoy alude a imágenes explícitas en general. Aunque algunos actos sexuales específicos estaban regulados o prohibidos por leyes anteriores, la simple contemplación de objetos o imágenes representándolos no estuvo prohibida en ningún país hasta 1857. En algunos casos, la posesión de ciertos libros, grabados o colecciones de imágenes fue prohibida, pero la tendencia a dictar leyes que realmente restringían la visión de objetos sexualmente explícitos en general fue un concepto victoriano.

Cuando las excavaciones a gran escala de Pompeya se emprendieron en los años 1860, gran parte del arte erótico de los romanos salió a la luz, conmocionando a los victorianos, que se veían a sí mismo como herederos intelectuales del Imperio Romano. No supieron qué hacer con las representaciones sexualmente explícitas y procuraron esconderlas de todos los que no formasen parte de la elevada clase de investigadores clásicos. Los objetos transportables fueron encerrados en el Gabinete Secreto del Museo Arqueológico de Nápoles, y los que no podían moverse fueron cubiertos o acordonados para que no corrompieran la sensibilidad de mujeres, niños y obreros. Las primeras leyes inglesas (y mundiales) criminalizando la pornografía fueron promulgadas con la aprobación de la Obscene Publications Act de 1857.

A pesar de su ocasional represión, las representaciones de temas eróticos han sido comunes durante miles de años.

Por cierto, volviendo al tema de los “bastones de mando“. Yo no sé si los prehistoriadores son bobos, o lo simulan. Pero en los libros de prehistoria a esta talla del período gravetiense (paleolítico superior, hace unos 25.000 años), encontrada en el yacimiento de Dolní Věstonice (Chequia) la incluyen bajo el epígrafe de “venus gravetiense“.

venus_XIV_gravetiense_dolne_vestonice_chequia

¿No os recuerda a nada? ¿No podéis imaginar el uso que tuvo?
.
.
.

Bueno, vosotros mismo podéis juzgar. Esto sí que es una venus gravetiense (mujer con los atributos sexuales remarcados, quizá el modelo de una mujer esteatopígica, quizá una primitiva representación de la Magna Mater).

28000_23000willfront

.
.
.

Verdaderamente no hay mucho parecido entre una y otra (y todas las venus del gravetiense comparten las mismas características: pechos y glúteos abultados, pubis muy marcado y extremidades escasamente representadas). Más que una venus gravetiense, lo primero, de ser mujer, sería una talla de Olivia, la novia de Popeye.😛

Quizá los prehistoriadores son muy cándidos, quizá son muy hipócritas, pero si lo primero es una venus gravetiense, esto es la Gioconda:

Dildo

22 comentarios »

  1. La foto de la flor no tiene nada que ver con el tema, bien lo sé; pero se me olvidó subirla con las demás, y la pobre me estaba dando pena ahí perdida en el disco duro, sin ver la luz.

    La belleza sólo existe cuando alguien la contempla. Atesorarla codiciosamente, apropiándosela, es destruirla.

    Eso reza para las mujeres, las flores y resto de las obras de arte.😉

    Comentario por Mendigo — 19 junio 2009 @ 0:20 | Responder

  2. ¡Que tiempos aquellos de la antiguedad!, antes de que se inventasen los curas y la hipocrésia, donde lo natural era solamente eso: natural.

    Comentario por Javi — 19 junio 2009 @ 17:36 | Responder

    • Tiempos en los que nacer mujer aún no lo habían convertido, viejos de mirada sucia, en una maldición…

      Comentario por Mendigo — 19 junio 2009 @ 22:48 | Responder

  3. La relegación de la figura femenina para condenarla a ser la portadora de lo que se entiende por pecado en las religiones judeocristianos es un tema que hace unos años despertó fuertemente mi interés. A través de la educación que recibí me habían instruido con la historia de que el patriarcado fue algo siempre intrínseco a la sociedad humana, donde la igualdad hombre-mujer no se había logrado hasta el siglo pasado puesto que las mujeres no podíamos vencer en un mundo donde hasta entonces gobernaban la fuerza y las guerras. Las figuras de diosas femeninas sólo representaban un culto hacia su sexualidad y poco más, pues teníamos que ser tratadas como seres inferiores para responder a la idea que se tenía de la historia lineal en todo ámbito. A día de hoy y con lo que he leído dudo seriamente que fuera así, lo natural llevaba un vínculo con lo sagrado y solo la mujer conocía en toda su amplitud los misterios de la fertilidad, pudiendo decidir si otorgar vida o muerte. Cada vez se observa más que en la mayoría de culturas, de un extremo al otro del mundo, sobre todo donde el sexo al cual pertenecieras no determinase el poder llevar algo o no a la mesa, la igualdad primaba y las guerras en la medida de lo posible eran evitadas, fuera con el infanticidio o plantas abortivas. Obviamente no en todas, y es difícil saber que es lo que llevaba a un lado u otro de la balanza. En general las bajas ocasionadas por las guerras y allí donde de verdad la fuerza y violencia fuesen factores determinantes el patriarcado se implantó sin dificultad. Para que todas las mujeres tuviesen hijos, uno se tenía que casar con varias. Resumen simplista pero aquí no me pienso extender.
    En África hasta la llegada de los musulmanes, y más tarde los católicos con una fusil en la mano y la biblia en otra, el papel de la mujer era considerable, incluso ciertas culturas muy desarrolladas tenían mujeres preparadas para la batalla. En la familia obviamente era donde más podían opinar, y no era una simple escoba como en el honorable mundo judio. He llegado a pensar y quizá sea una tontería, ha sido una reflexión de estos instantes, pero, y si eso pudiera explicarse en base a la fertilidad de unas tierras. Me explico, digamos que tú eres indígena de un lugar, allí tu etnia lleva viviendo miles de años, con un cierto nomadismo para no agotar el suelo y evitando las confrontaciones con tribus vecinas que seguramente compartan contigo la visión del mundo, mitos incluidos pero con ciertas variaciones. Tú honras esa fertilidad y seguramente con determinados ritos demuestres que la ves como sagrado y digno de veneración (al menos para tu estómago). Allí seguramente se implante un matriliniado. Otro de un lugar completamente distinto como un desierto o una selva vive en continua lucha con las tribus de su derredor, la tierra de generosa tiene poco y sus dioses son una creación que le consuela pobremente, uno habita el cielo y ya sabéis a quienes me refiero. La mujer es un carga y algo que sirve más bien para la compra-venta o intercambio. Viendo la pobreza de tus tierras vives en el continuo nomadismo y un gran interés por la conquista de territorios verdaderamente fértiles. Bueno, tenemos a musulmanes y cristianos extendidos por los cinco continentes y desde luego nada mal les fue por desgracia. Sí, mi teoría tiene sus fallos pero como es únicamente lógica aplicada algo explica. Reconozco que los mongoles, todas las tribus australianas y bosquimanos tendrían todo el derecho del mundo a abuchearme. Pero mirar los persas que bien considerada tenían a la mujer, igual en otros lugares donde la tierra no hacía pasar hambre. No fue hasta la llegada de colonos e invasores que el patriarcado alcanzo la omnipresencia, exceptuando etnias relictas que sobreviven no sé si por inercia. Me pueden disculpar bosquimanos y aborígenes australianos en el hecho de que son tribus muy pacíficas que nada tienen que ver con la etnia judía, semilla germinada en una época en la que imperaba la espada antes que el diálogo. Ais, he de refrescar muchas ideas en mi cabeza, estoy tan pez como las sirenas que dejaron de ser aves, guardo más reminiscencias que detalles. Te recomiendo La diosa balnca de Robert Graves y algún libro de Marvin Harris al que seguramente ya conozcas. Muy interesante el enlace por cierto.

    Comentario por Helena — 22 junio 2009 @ 20:28 | Responder

  4. Lo que sé seguro es que no soy la única que ve la correspondencia hecha desde el pasado de la mujer y la Naturaleza, sea para someterlas a ambas u obedecerlas para no ser reprendidos. La Diosa-madre como ser vengativo también aparece mucho por no decir siempre XDD.

    Comentario por Helena — 22 junio 2009 @ 20:32 | Responder

    • Sí que es cierto que, en muchas culturas, a la Naturaleza se le ha asociado a diosas más que a dioses…supongo por la fertilidad.

      Buenas Helena. Es un placer leerte pero, por favor…con lo bien que quedaría un punto y aparte de vez en cuando… Es que la vista se pierde con tanta línea (yo abuso de ellos aposta, cuando escribo para que sea leído en una pantalla).

      En cuanto a tu teoría sobre que las sociedades más acomodadas, con una subsistencia más fácil, optan por el matriarcado o, al menos, por la igualdad de sexos, no es ninguna tontería. De hecho, ya la había leído por ahí.

      En una sociedad belicista, los hombres son preponderantes (como en Italia, Berlusconi dixit). Pero esto es una tendencia, porque por ejemplo, una de las sociedades más guerreras, si no la que más, es la sociedad espartiata. Los espartanos eran peleones hasta límites insospechados. Preferían ir a la guerra a bajar la cabeza, y eso les trajo no pocos problemas. El caso, una sociedad tan militarizada y aristocrática era asimismo tremendamente respetuosa con sus mujeres. De hecho, eran las únicas griegas que se entrenaban en pruebas de atletismo como los hombres. Unos y otras desnudos.

      A la guerra iban hombres, sin embargo las mujeres tuvieron que intervenir en algún momento para controlar las frecuentes revueltas de hilotas (esclavos).

      Por el contrario, en la amable y democrática Atenas el sitio de la mujer era…el mismo que en la Atenas actual: cuidando de la casa.

      La etnología no es una ciencia exacta, supongo. Pero sí que tiene sentido lo que dices.

      Pero por ejemplo: en un entorno duro y hostil, es frecuente que sean las mujeres (que no participan en la guerra ni en la caza mayor, donde abundas los accidentes fatales) las que alcancen mayor esperanza de vida. Por lo tanto, hay más viejas que viejos, y es normal que en ese entorno hostil el conocimiento necesario para la supervivencia y la conservación de los vínculos étnicos se transmitiese por vía matrilineal (brujas, hechiceras, consejo de ancianas…). la mujer daba estabilidad a la transmisión del conocimiento. Además que es entorno a la hembra que se construye el núcleo familiar, pudiendo los machos ir a buscar otro grupo.

      Por otra parte, todas las religiones dicen preocuparse por la mujer, y es cierto. Sólo que en unos casos la mujer como sujeto al mismo nivel que el hombre, y en otros casos como mero objeto al cual se debe guardar, tutelar, vigilar y encerrar para su propia protección.

      Las relaciones entre hombre y mujer en una sociedad conservadora (normalmente religiosa) no son iguales que en una sociedad avanzada. Los roles son distintos, la iniciativa también. Mientras en un caso a la mujer le toca aceptar, en el otro caso es copartícipe en la toma de decisiones. Mientras en un caso da obediencia a cambio de protección, en una sociedad moderna no tiene ni maldita necesidad de la protección del macho y por lo tanto se puede meter la obediencia por el culo.

      Antes la muerte del hombre abocaba a la viuda a la prostitución, al estarle vedados el resto de los trabajos por ser “para hombres”. Curiosa sociedad que no le da a la mujer más salida que la prostitución, que le surte de clientes, y que al mismo tiempo la criminaliza y, en muchos casos, la asesina. ¿Hipocresía? No, religión.

      Desde que la mujer puede ganar su sustento, ha ganado independencia (mientras que ha perdido antiguos privilegios, deferencias que ya no tienen razón de ser). Si al final depende de eso ¿aportas comida a la manada? Tu posición en ella se fortalece, tus opiniones son relevantes. Eres una mantenida que no aporta trabajo? Debes sumisión y obediencia.

      Por eso es taaaaan importante la incorporación de la mujer a la vida académica y laboral. Es la llave de su libertad.

      Y, por cierto, Helenita…¿sabes qué descubrimiento es esa llave? ¿Qué fue el detonante de la revolución que ha conducido a las mujeres por el camino de su emancipación? Esa llave tiene forma redonda…
      😛

      Comentario por Mendigo — 22 junio 2009 @ 23:22 | Responder

  5. Ah! QUe se me olvidaba…¿Que los persas tenían en alta estima a la mujer? ¿EIN?

    Lo primero: ¿Aqueménidas o Sasánidas? Además, Persia es de todo menos una tierra fácil para vivir…especialmente la zona Norte, fría y seca.

    En cuanto a que las mujeres tuvieran importancia en su sociedad…como no te refieras a la importancia que tenía la madre de Darío (al fin y al cabo, la jefa del harén y, por lo tanto, del Palacio)…por cierto, mujer muy sabia a quien Alejandro trató con enorme respeto.

    Eso, del imperio aqueménida. De los persas sasánidas sé poco más que le dieron bastante por culo a los romanos en oriente, y que luego fueron a su vez sodomizados por el avance irresistible de los ejércitos islámicos.

    Pues eso, que no tengo ni idea del papel de la mujer en esas sociedades. Si sabes algo más…cuenta, cuenta.

    Comentario por Mendigo — 23 junio 2009 @ 0:06 | Responder

  6. Buenas Mendi, ya he terminado oficialmente los exámenes y aquí estoy de nuevo para batallar, muajajaj.
    Los espartanos es cierto que eran de las pocos ciudadanos de las polis griegas que trataban bien a las mujeres. Seguramente por eso mismo, porque también iban a la batalla. Normal que practicaran deporte, al fin y al cabo las olimpiadas se crearon para evitar las guerras, como una manera de medir fuerzas, y teniendo ellas mismas la posibilidad de participar naturalmente eran respetadas
    Muchas religiones lo que han buscado era cuidar los derechos y la dignidad humana, fracansando en su mayoría. Una cosa es la idea y otra llevarla a la práctica, y si está muy arraigada culturalmente la discriminación de cualquier tipo la imposibilidad de lograrlo es alta. No es la pastilla la que hizo el milagro, es el cambio de mentalidad nacido de que nosotras aportemos ingresos a la familia sin necesitar tanto del marido. Aunque es verdad que todos los métodos anticonceptivos ayudaron y ayudan. Yo me estoy planteando seriamente implantarme un aparatejo recientemente creado e irreversible, que impide cualquier embarazo. Una maravilla, siempre he preferido los métodos físicos a los químicos.
    Como te decía y aunque no me creas, investigadoras musulmanas están de acuerdo en que por ejemplo Mahoma ansiaba devolver los derechos a las mujeres, pero su propia sociedad se lo imposibilitó. Por ejemplo, ya por aquel entonces una mujer que fuera sola por los poblados se arriesgaba a ser violada y la culpa sería enteramente suya. Él quería que no dependieran tanto de sus maridos, y para ello finalmente la única manera que hallaron fue cubrirse. No era él el degenerado, era la población de allí en general, que merecían quedarse como eunucos. Si el principal lider de tu ejercito insiste en que las mujeres son solo animales que han de vivir bajo el yugo masculino y tú ya te has vuelto un anciano, normal que finalmente aceptes lo sugerido viendo que tu palabra vale cada vez menos.

    El asunto de los persas lo lei en un libro de cuyo nombre no logro acordarme y en la National Geographic de hace unos meses. Obviamente siendo su historia tan larga, algunos periodos menos florecientes, hicieron que su declaración de derechos sólo fuera eso.
    Pero lo que es seguro es que en el siglo VI-V a.C. los mismos griegos se sorprendían del buen trato que recibían las persas, siendo incluso sus opiniones importantes para el estado si eran aristócratas. Información internáutica: http://es.wikipedia.org/wiki/Mujer_iran%C3%AD
    Su mayor retroceso lo ocasionó como en África la llegada de los conquistadores árabes. Una lástima, con lo bien que se portaron en Hispania. Las iranies son las primeras que luchan por recobrar la identidad persa en Irán, pues les conviene. El conservadurismo islámico actual en Irán debe su fuerza a Occidente, eso no hay que olvidarlo, y las que más padecieron sus consecuencias fueron las feminas que tanto habían progresado tanto en el ámbito universitario como laboral. Salud!

    Comentario por Helena — 26 junio 2009 @ 8:36 | Responder

  7. Enhorabuena por tu recobrada libertad. No hay mal que cien años dure…ni cuerpo que lo resista. Al menos eso me decía yo para consolarme, cuando me encontraba en tu tesitura.😉

    A ver, a ver, a veeeeer. Lo de que las olimpiadas se crearon para evitar las guerras… Buf! Bueno, algo de eso había, pero sobre todo eran una reunión panhelénica ritual en honor a Zeus. Durante las olimpiadas se detenían las guerras (cosa que no siempre se cumplió), pero que su finalidad fuera impedirlas… de ser así, tuvieron poco resultado, porque los griegos se pasaron dándose de ostias toda la antigüedad hasta que Filipo dio un puñetazo en la mesa y los puso firmes.

    “Muchas religiones lo que han buscado era cuidar los derechos y la dignidad humana”. Las que yo conozco no, muy al contrario, se dedican a machacar al hombre (y doblemente a la mujer) hasta reducirlo a mierda, para que su Dios se siente encima. Como de religiones raras estás muy versada, no quiero generalizar. En las occidentales del Indo para acá, negativo.

    En cuanto la píldora. Evidentemente en sí misma no supone gran revolución. Pero es la píldora, como método anticonceptivo fiable que depende de la mujer (el condón se lo pone el varón, y no es útil en relaciones estables), la que permitió a la mujer regular su maternidad, disociándola de la sexualidad.

    Creo que es de todo punto evidente que una mujer casada, que mantenga relaciones sexuales normalmente, tiene muy difćil acceder a un trabajo retribuido. La fertilidad de su cuerpo le llevaría a encadenar embarazos y lactancias desde temprana edad. Y si ya es difícil que una mujer trabajadora cuide a un niño, imagínate a cinco, seis, siete…

    Fue pues la píldora la que abrió las puertas de la universidad y el trabajo remunerado a la mujer. Y con formación y dinero en su bolsillo, la mujer pudo tomar las riendas de su vida, abandonando la tutela patriarcal del varón.

    Por cierto, lo del aparatejo ese. ¿A qué te refieres? Cuenta, cuenta, que puede ser interesante…

    Lo de si Mahoma era bueno o malo. Me la suda. Total, ya está muerto. Yo lo que sé de él es que era como todos los que le rodeaban, un asno supersticioso e ignorante. Pero quien fuera en realidad, es tan indiferente como quien fuera Cristo, lo que pensaba o sentía. Ahora da igual, ambos fueron pasto de los gusanos. Lo que verdaderamente importa es lo que la sociedad de hoy en día pone en boca de uno u otro. Hoy en día se usan las enseñanzas de Mahoma para justificar la pederastia, y la palabra de Cristo para mantener la supremacía del varón y relegar a la mujer a la cocina. ¿Que eso no era lo que pretendían esos hombres? A estas alturas es indiferente.

    Pero vamos, que esas “investigadoras” que se sacan de su coleto explicaciones a la doctrina islámica, para adaptar su Dios a las propias convicciones (algo que hace todo creyente, hay tantos Dioses como creyentes)…van en contra de toda la tradición oral y escrita islámica, empezando por lo dictado por la propia Aisha: Tenía 9 años cuando casó con Mahoma.

    De igual forma lo del papel de la mujer en el Imperio Persa Aqueménida…bueno, lo pongo en cuarentena. No digo que no ¿eh? Simplemente tengo que leer, con tiempo, las fuentes del artículo de la Wiki (que no me parece muy logrado). Y…joder, están en inglés, vaya coñazo! Bueno, también están en persa…qué alivio.😛

    Lo bien que se portaron los musulmanes (árabes o de otra etnia) en Hispania (se sobreentiende, con los derechos de las mujeres)…pues lo smismo…según y depende. Porque si hablamos de los almohades…eran tan bárbaros y misóginos como los cristianos.

    En fin, que salvo en este poco centenar de preciosiones…por lo demás…psi, estoy de acuerdo contigo.😛

    Comentario por Mendigo — 26 junio 2009 @ 16:37 | Responder

  8. Vayamos por partes que tengo objeciones para cada una de las cosas que tú dices.
    Las olimpiadas como con todo pueden verse de diversas maneras en cuanto al fin, una la verdadera que es a más difícil de saber, otra la que se explica al pueblo y otra que no es más que una explicación que hemos encontrado desde nuestra visión actual. Yo sencillamente considero razonable dado lo que en ellas se hacía, que fuera una medida de fuerzas, así como los animales antes de entrar en combate se hacen demostraciones de quién está más en forma. Desde luego no les funciono del todo, pero es que las polis no estaban muy dispuestas a entenderse por lo que parece. Si Grecia era ya tan seca como es ahora, la verdad que no me extraña.
    Las religiones (religare =reunir) siguiendo lo instaurado y una vez alcanzan el poder reconozco que tienden a precisamente alejarse de su primer fin, terminando en el otro lado de la balanza. Normal, se convierten en el lenguaje de los potentados de cualquier región, ya no viven de su espiritualidad y austeridad los que las defienden, se quedan con la forma y pierden el fondo. Yo no estoy en contra de lo que pretendió Jesús, pero sí que me asquea y repugna el Vaticano desde sus más tiernos inicios. De hecho me repugna cualquier persona o religión cuya mejor manera de controlar a los demás sea a través de la manipulación y el engaño. Pero nada tengo en contra de que una persona empleando determinado lenguaje solo busque la fraternidad entre los que no se comprenden y se fijan más en sus diferencias que en los que los hace iguales. Muchos profetas de otras épocas solo buscaban cierta justicia y lo primero que hacían era atacar las normas establecidas que tenían sometida a la mayoría. Eso en la India lleva siglos sucediendo, basta ver la cantidad de sectas. No te discuto que algunas se escuden con eso y manipulen. Pero aquí mismo el rebaño que se deja cercar en el redil no es precisamente escaso, el dios consumo está satisfecho. No sé a mi ser atea no me aportó nada, cada cual que escoja aquello con lo que más cómodo se pueda sentir, sin querer imponerse a los demás. Mi forma de ser es la más correcta para mí, congruente con mis principios, pero pretender ir a los demás a decirles que mi verdad es la única valida, y explicárselo tajantemente como si fuera un dogma es perder el tiempo. Yo me baso en mi experiencia y en lo que he leído, y diría que cada uno tiene la suya propia.

    La libertad recobrada por las mujeres no está tanto en que pueda escoger tener un determinado número de hijos o ninguno, sino en que se ha podido incorporar como fuerza laboral siendo vista como una igual, con las mismas capacidades. Aunque a algunos todavía les cueste reconocerlo. Ha sido más el producto de décadas de lucha de feministas, y de una vuelta al sentido común. En otros lugares del mundo hace décadas que se aplican medidas anticonceptivas y está permitido el aborto, pero no por ello la mujer está mejor. Ni la mentalidad ni la cultura han cambiado. Hablo de China, donde el infanticidio femenino alcanza cifras espeluznantes y que las mujeres tengan uno o a lo sumo dos hijos ha supuesto un cambio muy ligero en sus deprimentes vidas. Igual en la India que pese haberse pretendido la planificación familiar, ellas solo son mano de obra barata. Aquí un artículo interesante en torno la historia de la anticoncepción: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol12_4_96/mgi14496.htm
    Si en el Ayurveda aparecen tratamientos contraceptivos imagínate si es un conocimiento antiguo. Normal, según al sociedad los hijos serían considerados o no una carga y si hay algún método de librarse de ellos mejor aplicarlo. La postura en contra los anticonceptivos es común en los católicos, pero en muchas otras culturas y religiones no ha sido así.
    Tener un hijo supone unos pocos meses de baja, reduciéndose si la pareja ayuda en tal menester. Si esta piensa que no es tarea suya, que está por encima de esas cuestiones, es cuando es lógico considerar los hijos una carga para nosotras. Como yo no tendré, solo puedo filosofar sobre el tema XDDD. El nomadismo que pretendo llevar me lo impide, y la poca ternura que me inspiran la mayoría de los niños ayuda. Por desgracia me he informado más ampliamente sobre aquello que te comentaba y no es lo que pensaba. Esto me pasa por fiarme una vez más de un periódico. Ni es irreversible, si es de tipo físico. La información correcta aquí: http://www.consumer.es/web/es/salud/2003/02/13/57838.php

    Puede que lo que digas sea en parte cierto, pero que la mujer pudiera abandonar la tutela patriarcal de varón no solo fue por la píldora me parece a mí. Muchas luchas y reivindicaciones hasta tener derecho a emplearla, y demostrar que ser de un sexo o de otro no es determinante en un ser humano.
    En cuanto al siguiente párrafo si estoy medianamente de acuerdo, menos en que Mahoma fuera un asno supersticioso e ignorante. Creo que Aixa le defendió hasta el final de sus días, con lo que mucho odio no debía albergar hacia él. Que a partir de esto se justifique la pederastia en el mundo islámico lo dudo, pues era una tradición anterior. Esas investigadoras usan libros, argumentaciones tan válidas como las de los imanes que tergiversan el mensaje según lo que les conviene. A nosotros nos llega lo que dicen los imanes y sus frutos. Como tú una vez dijiste, los textos religiosos se pueden leer e interpretar según el gusto de cada uno.

    No me refería únicamente a los derechos de las mujeres, sino a las mejoras agrícolas (el huerto, en Mallorca los canchales con sus injertos de acebuche y olivo), la recuperación de textos de filosofía antigua, el enriquecimiento con al cultura de países lejanos… en fin, apartarnos del oscurantismo imperante en el resto de Europa durante unos siglos. Que sí, brutalidad y misoginia son concomitantes a determinados individuos de la raza humana, los cuales en épocas críticas pueden ser los que ostentan el poder, siendo sus creencias más su arma para intentar justificar los actos que cometen, que no lo que les lleva a cometerlos. No sé, desconozco la religión de los dirigentes de ahora, creo que es la neodarwiniana, pero no la haré responsable de lo que hacen, sino que inocentemente es usada para justificar actos criminales. Que con ello obtengan el respaldo de una mayoría que prefiere el orden establecido a otro, sí que quizá me enerve más.
    Perdón por haberme extendido. Salut!

    Comentario por Helena — 1 julio 2009 @ 23:52 | Responder

  9. Uf! Piedad Helena, piedad. Pido un receso.

    Mañana, con los ojos descansados, te contesto ¿vale?

    Y no te disculpes, un placer ver una respuesta tan documentada…

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 0:00 | Responder

  10. Buf!

    A ver, por partes (no haré el chiste).

    1.- Sobre las olimpiadas. Lo de medir la fuerza de sus campeones sí que podría ser una forma de relacionarse de forma pacífica entre diferentes tribus, una alternativa a la guerra. Es una forma de verlo.

    2.- Sobre las religiones. Está muy bien una religión que diga que no hay que matar. Pero no hay que matar porque lo dice tal Dios. Es Dios el origen de la moral, es por amor/temor a ÉL que debes cumplir sus preceptos. Eso es una basura. Porque en cuanto Dios diga que a ese SÍ que hay que matarle, matarilerilerón.

    Si existe Dios, la vida humana a su lado no vale nada. Si no se debe matar a otra persona no es porque ningún Dios o Estado lo diga (si no hubiera leyes religiosas o civiles ¿tú te pondrías a matar a diestro y siniestro?), sino por unos principios éticos. La religión o las leyes civiles son sucedáneos de una recta conciencia, son sus muletas. Si aprendes a discernir lo que es correcto, no necesitas que ningún Dios ni ningún Estado te exija obediencia a unas leyes escritas: eres moralmente autónomo y deberás obrar de acuerdo a tus convicciones. Por ejemplo, en la guerra la religión y el Estado te incitan al crimen. No sólo es legal el asesinato, sino que es obligatorio. Una recta moral de exige deponer las armas o, en el mejor de los casos, volverlas contra el que te azuza contra el “enemigo”, que es tu hermano.

    ¿Que la religión te va bien? Bueno, y a otros la farlopa, o el vino. La gran mayoría han encontrado la felicidad en la televisión y el consumismo. Yo prefiero buscar la verdad, aunque sea un trago amargo. Si necesitas creerte cuentos, fábulas y mentiras para hacer más llevadera tu existencia, es una lástima.

    3.- Sobre la emancipación de la mujer. Amos a ver, Helenita. Una mujer que alterne periodos de embarazo, lactancia, las obligaciones de atender un hogar…así es imposible que trabaje. Y, si no trabaja, no gana pelas, y si no gana pelas sus opiniones en el núcleo familiar o social importan un carajo, y el que corta la pana es el macho.

    En sí regular la maternidad ya es importante. Pero el regular la maternidad abre a la mujer unas puertas de ser algo más que no una coneja pariendo y pariendo camadas. Antes de los anticonceptivos, una mujer que pretendiese tener una vida dedicada a otras cosas que no fuera calentar biberones debía permanecer virgen. Lo cual ya es difícil, y más en una sociedad en la que una mujer sin hijos es una mujer fracasada, vacía, inútil.

    O casada, o monja. O te quedabas a vestir santos y eras vista con lástima y conmiseración por toda la sociedad.

    La píldora cambió todo eso. La mujer quedaba liberada de su coño y podía hacer con él lo que quisiera (por eso la infidelidad femenina era tan grave, porque la del hombre no dejaba pruebas ni tenía consecuencias). Al liberarse de su papel de fábrica de hijos es que pudo desempeñar otros roles en la sociedad.

    En cuanto a que el reducir el número de hijos de los chinos no ha supuesto cambio alguno…vale, Helenita. Ahora haz el cálculo contrario. Digamos que el gobierno chino (el cual no me produce ninguna simpatía) no lo hubiera hecho. Que las chinas siguieran teniendo una media de 8 hijos, de los cuales sobreviven 5. Venga, coge la calculata y multiplica la actual población de China por 3,5. ¿Cuánto te da, compi? Ahora, crea un sistema sanitario, una economía productiva, la simple alimentación que dé de comer a ese número de personas.

    Limitar la fecundidad humana es un ejercicio de responsabilidad. Por las buenas o por las malas, pero al final tendremos que llegar a ello.

    Otra cosa: lo del implante subdérmico. No deja de ser un anticonceptivo hormonal administrado por otra vía, como el anillo, la inyección o los parches.

    Creía que te referías a una espiral que se introducen en las trompas de Falopio y producen una inflamación local que cierra la vía. Pero no deja de ser otra variante de la ligadura de trompas, la cual necesita una cirugía menor, pero siempre más complicada que una vasectomía pues hay que abrir el abdomen, aunque sea con una pequeña incisión.

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 9:43 | Responder

  11. 4.- Sobre el Islam. Mahoma era un asno supersticioso e ignorante. Asno dicho sea con perdón de uno de los animales más maravillosos, el asno. Con asno me refiero a que tenía una inteligencia muy limitada, no tenía ninguna cultura, y ni tan siquiera sabía leer o escribir.

    Si coges el Corán (deberías leértelo, lo primero para un investigador es recurrir a las fuentes, y no formarse opiniones a partir de referencias interesadas) te darás cuenta que está plagado de contradicciones. Que está muy bien en un libro humano, pero no en un libro sagrado. ¿Tú te imaginas ir conduciendo y ver una señal prohibiéndote girar a la derecha junto con otra que te obliga el mismo giro? Pues en el Corán abunda. El código de la circulación es más, mucho más inteligente que el Corán.

    El Corán también presenta numerosas referencias bíblicas (recordemos que Mahoma no predica más que la fe de Abraham) incongruentes, mezcla citas y hechos como es propio de alguien que jamás ha leído el Tanaj…porque no sabe leer (en el mismo Corán se refiere a sí mismo como analfabeto o ignorante).

    Si quieres, empezamos a sacar versículos.

    ¿Supersticioso? Sin duda ninguna. Como la prohibición de comer animales impuros, o de acostarse con tu mujer si está menstruando (de nuevo, una cuestión de pureza).

    Ahora no tengo tiempo, pero si quieres debatimos esto más tranquilamente con La Lectura delante. Creo que lo merece.

    Me refiero tanto al corán porque es un texto que no me puedes decir que ha sido modificado. Puedes aplicar la hermenéutica para explicar, matizar, edulcorar o deformar lo que dice, pero nadie duda de la literalidad de lo en él recogido. Más que nada porque el mismo Mahoma puso todo su empeño en que así fuera, obligando a sus seguidores a memorizar sus enseñanzas (¿de qué otra forma podría hacerlo, siendo una banda de truhanes analfabetos?). El Corán es lo que dijo Mahoma. ¿Lo que dijo Dios? Bueno, léelo y luego, me lo cuentas.

    El resto de fuentes puedes argumentar que han sido manipuladas (el mismo Mahoma decía que el Pentateuco y el Evangelio habían sido modificados, por envidia, por cristianos y judíos para borrar los pasajes donde se anunciaba su venida), pero el Corán no.

    El problema del feminismo musulmán es que quieren reclamar la dignidad de la mujer, pero les aterra dar el paso de rechazar las enseñanzas de Mahoma. (Normal, en el mundo musulmán ser apóstata es muchísimo peor que ser infiel, en el mismo Corán se dice que quien creyó y se apartó de la fe será terriblemente castigado y no habrá perdón para él). Para él, porque el Corán está escrito para hombres. Para que lo lean y lo practiquen hombres.

    No puede haber liberación de la mujer mientras se sigan las enseñanzas del Enviado. Son excluyentes, por mucho que les cueste reconocerlo. Así que las feministas musulmanas deberían dejar de estirar de los dos lados para intentar cubrirse, porque están haciendo el ridículo. O una cosa o la otra, las dos son incompatibles.

    Los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales
    a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido,
    pero hombres tienen un grado sobre las mujeres

    (wa-lil-riyal ‘alaihunna darayatum).
    (2:228)

    Esta frase también es traducida como “pero los hombres tienen sobre ellas preeminencia” o “los hombres son superiores”.

    Lo cual no es nada raro y coincide con lo que dice Berlusconi y lo que piensan una enormidad de subnormales en el mundo entero. Esto es una cifra de lo que dijo Mahoma, ahora si quieres, puedes intentar endulzar la píldora para tragarla.

    Otra muy conocida:

    Los hombres están a cargo de las mujeres
    en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros
    y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas.

    (4:34)

    Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

    Otra cosa, y esto me parece importantísimo. Hay que diferenciar persona de religión. Que hubo personas de credo musulmán que hicieron grandes obras en la península. Sin duda ninguna. También los romanos, de credos variados.

    Soy un enamorado confeso de las culturas norteafricanas, son parte de nuestra cultura. Precisamente el panarabismo que vino con la expansión del islam fue un genocidio cultural que destruyó el bellísimo mosaico cultural que había al Norte del Sahara. En unos días irás al corazón del antiguo reino bereber. A ver si escuchas a alguien hablar en lengua bereber. No, hablan en árabe, una lengua que les es tan ajena a sus raíces como para nosotros lo puede ser el ruso.

    El islam es una losa que está impidiendo el progreso de los pueblos norteafricanos (hasta el lejano oriente, pero esas culturas me quedan mucho más lejanas y no conozco casi cada). Mientras no se quiten esa carga de represión, de superstición, tal y como hicimos en Europa con el cristianismo, no podrá existir una sociedad libre.

    Por amor a los pueblos norteafricanos, es que se les debe ayudar a salir de la opresión de una religión diseñada para ser una secta…de la que es muy difícil salir.

    Insisto, léete el Corán.

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 10:15 | Responder

  12. Sigo, que me encanta.

    Te interrogarán sobre las reglas de las mujeres. Diles: Es un inconveniente. Separaos de vuestras esposas durante este tiempo y no os acerquéis a ellas hasta que estén purificadas.
    (2:222)

    Sin salirnos del segundo sura, inmediatamente después de afirmar que una mujer con la regla es impura, dice en el siguiente versículo:

    Vuestras mujeres son vuestro campo. Id a vuestro campo cuando queráis.
    (2:223)

    Luego aconseja que oren, para compensar esa impureza que van a cometer.

    Lo cual me recuerda al chiste de “la gata es mía y me la follo cuando quiero”. Intentar casar esto con el feminismo es como la cuadratura del círculo. Hay “estudiosas” que lo intentan, y así lo único que consiguen es demostrar que se avergüenzan de su religión. Lo cual es lógico.

    La virginidad femenina es, como en las otras dos religiones semíticas, una constante. Cuando describe el cielo dice que allí habrá mujeres exentas de toda mancha (2:23, es decir jovencitas vírgenes, que es lo que se ve que le gustaba al puerco ése). Pero en el caso del islam es ya obsesivo, y alcanza también a los animales. A la hora del criterio que debes seguir para sacrificar una vaca en honor a Dios dice:

    …sino una vaca a la que no se haya acercado macho; que sea sin ninguna tacha.
    (2:66)

    Es decir, el sexo considerado como pecado, como impureza. La naturaleza femenina, la menstruación, lo mismo.

    Las mujeres han salido de los hombres.
    (3:193)

    Pero, la más divertida de lo que he leído hasta ahora (es difícil aguantar la náusea) es ésta, al referirse a los testigos ante una litigio económico (2:282).

    Llamad a dos testigos escogidos entre vosotros; si no halláis dos hombres, llamad a uno solo y dos mujeres a fin de que, si una se olvida, pueda la otra recordar el hecho.

    La mujer como una minusválida mental. Y esto es palabra del profeta, tal cual fue mandada memorizar y consignada por escrito después. El mismo Mahoma previene contra los tergiversadores, por los motivos que antes comenté, así que la versión en árabe clásico del Corán podemos considerar que sin duda es atribuible a Mahoma.

    ¿Es conciliable el Islam con la dignidad de la mujer? Rotundamente, no. El Islam es lo que Mahoma dicta en el Corán, si te quieres inventar una religión nueva…

    Por cierto, una de las citas más abominables del Corán (2:212.213)

    Se os ha prescrito la guerra y vosotros le habéis tomado aversión. Es posible que tengáis aversión a lo que os es ventajoso y que os guste lo que os es dañoso. Dios lo sabe, pero vosotros no lo sabéis.

    Semejante glorificación de la guerra no la encuentras en el Mein Kampf. Sólo en la Biblia puedes escuchar barbaridad semejante. Y es normal, pues el Corán es la continuación de la Biblia, como el mismo Mahoma insiste.

    Combatidles en la senda de Dios…matadles doquiera que los halléis..La tentación de la idolatría es peor que la carnicería en la guerra… (2:186-187)

    El Islam es una religión de paz, y yo soy el pato Lucas.

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 12:24 | Responder

  13. “Creo que Aixa le defendió hasta el final de sus días, con lo que mucho odio no debía albergar hacia él.”

    Pero Helena ¿Qué me estás contando? Critico que se casara con una niña de 5 años, que consumara el matrimonio a los 9 o 10, ¿y tú me dices que tan malo no debió ser? Si a lo mejor, hasta le gustó, a la niña.

    Mira, en temas sexuales soy muy abierto. No considero que el sexo sea una mácula, como lo consideran las religiones semitas. Está muy bien que los niños tengan relaciones sexuales, no necesariamente de penetración pero…entre ellos. Que un viejo de 58 años se folle a una niña de 9 años es una aberración. Aquí y en la China, hoy y siempre.

    Creo que fue en tiempos de Augusto cuando se prohibió el mantener relaciones sexuales con esclavas de menos de 15 años. 15 años, y eran esclavas, propiedad de su dueño. Esto fue siete siglos antes que el asno este se casara con una niña. Como ves, menudo progreso para el derecho de las mujeres supone la llegada de ese piojoso.

    Afortunadamente, en este caso Mahoma no pudo dejar embarazada a Aisha. Pero otras muchas Aishas sí. El otro día comentaba con la lobita lo que le supone a una niña quedarse embarazada. Hoy en día, un problemón médico de cojones. Una niña de 12-13-14 años (de 9 ni que hablar), en una época en la que no le podían sacar el feto con cesárea, y con las caderas estrechas propias de una niña, con un canal de parto inferior al tamaño de la cabeza del feto, es físicamente imposible que pudiera dar a luz. Si no puedes sacarlo y no te lo pueden sacar, esa niña va a morir irremediablemente entre espantosos dolores. Quizá tarde una semana o más en morir.

    Eso lo sabían los romanos, y por eso, por piedad, se prohibió que se follasen a sus esclavas menores de 15 años. Ese es el amor que Mahoma podía sentir por Aisha, su preferida. ¿Que ella lo amaba? Desgraciadamente, en esa sociedad ella lo veía como algo natural. Mahoma condenó mil veces prácticas de los pueblos “idólatras”, pero precisamente al gusto por las niñas no le puso coto. No te puedes follar a tu mujer si tiene la regla…pero de follarte a niñas que puede que ni la tengan, no especifica nada el Corán. Es hasta recomendable, pues el mismo profeta lo hace (textualmente, así lo dicen, y no sin razón, diferentes ulemas).

    Esa pasión por la niñas es una cobardía, como lo es la ablación del clítoris (no necesariamente un rito musulmán). Una mujer madura es una adversaria implacable en la cama, así que para un mierdecilla como Mahoma, es más cómodo mangonear a una cría. Un cobarde. O para no sentirte frustrado por tu impotencia o eyaculación precoz, pues ablación y así cortamos de cuajo el placer femenino, fuente de pecado e infidelidades. Así se pueden sentir más machotes…

    Vaya mierdas!

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 12:39 | Responder

  14. “…a mi ser atea no me aportó nada, cada cual que escoja aquello con lo que más cómodo se pueda sentir…”

    Nuevo programa de Biología según Helena: estudio y clasificación de los unicornios. Nadie a demostrado que existan pero…¿a que sería bonito que existiesen? El creer que no existen no me ha aportado nada, en cambio, el creer en su existencia hace que el mundo me parezca más digerible. Por lo tanto, los unicornios existen. Lo siguiente, es buscarle familia, género y especie ¿Equus rinocerontae?

    No vamos a estudiar el mundo tal cual es, sino tal como nos gustaría a nosotros que fuera. Las demostraciones científicas sobran, las evidencias sobran, la razón sobran. Vamos a hacernos pajas mentales, que ya verás qué bonito. Mejor si vas fumao…

    Vamos a ver, Helena, el conocimiento científico o el ateísmo no aporta nada porque no intenta aportarte nada, no quiere que seas feliz ni todo lo contrario. El ateísmo sostiene que no existen evidencias de la existencia de Dios, por lo cual no es que lo niegue, que no lo necesita, sino que sencillamente concluye que no existe ninguna prueba de que Dios exista. ¿Que te gusta? Bien. ¿Que no? También. No intenta que esa verdad te guste, es simplemente conocimiento. ¿Que te entristece que no existan unicornios, o duendes, o seres mitológicos…? Eso es indiferente. La realidad es la que es, no la que quieres que sea (un rasgo de pensamiento infantil que subsiste en todas las religiones). La ciencia se ocupa del estudio de ese mundo real, ajeno a que te parezca más bonito o más feo.

    ¿Que tú te sientes más feliz creyendo en una fabulación o en otra? No se hizo el conocimiento para tu felicidad. ¿Que te es más útil creer en la existencia de Dios? Bien, sí, quizá también sea más llevadero vivir la vida pensando que luego te espera un paraíso repleto de jovencitas/os…(soy más igualitario que Mahoma, para que veas qué majo soy que también pieso en ti a la hora de dibujarte un paraíso). También puedes creer que eres una princesa o la reencarnación de Juana de Arco. Si por creer. Puede que te sea más útil, que no ceñirte a la dura, cruda, áspera y prosaica realidad…

    Pero ya eres mayor para creer en los cuentos, ¿no?

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 12:56 | Responder

  15. Uf, ahora mismo me da pereza leer todo lo que has escrito, pero lo que me ha quedado claro con solo los primeros párrafos es que mejor no tenga conversaciones contigo, interpretas mis palabras según te conviene. Por ejemplo, yo no digo que el control de la natalidad sea malo (por aquello de querer ser coherente), sino que no lo es todo para la liberación de la mujer.
    O lo último, a ver voy a hacer el esfuerzo de comprender tus conclusiones. Dado que todavía no me ha dado por creer en elementales y esas cosas, ni en ver el mundo como un regalo divino, sino que al igual que tú busco la verdad, no termino de encajar eso que dices. Ser ateo te hace ver la verdad, con solo eso ya eres el mejor ser humano que ha escapado de la moralidad según un dios, pues bien. Pero es que pareces renegar de comprender que yo no hablo de ese tipo de fe, quizá es que sea díficil de imaginar una cosa distinta.
    Mi codigo ético no viene de creer en ninguna divinidad, no hay nadie que me dicte leyes desde arriba. Soy según lo que me parece correcto, intentando ser lo más justa posible y ya está.
    Estudio ciencia, pero no soy cientificista como tú, no me gusta cerrarme a ideas, prefiero escucharlas y mirar si son creíbles o no. Aunque a veces lo haga, prefiero no ridiculizar para más tarde enterarme que era yo la que no estaba en lo cierto.
    La realidad, prefiero no entrar en el tema, además con tus prejuicios no haríamos más que crear una barrera aún más ancha.
    Si, tienes muchísima razón, eres un cínico de la cabeza a los pies. Y sabes? No quisiera volver a ser eso, porque ya no es que hubiera querido nacer en otra época, sino directamente no haber nacido y ahorrar mi existencia al mundo. Y no lo digo en tono vistimista, sino porque es lo que pienso cuando dejo de creer en que las personas pueden cambiar y mejorarse. Para mí eso es dios o como quieras llamarle, cada uno cuando es capaz de quererse por como es.
    Por ejemplo, no creo que el voluntariado e ir como colaboradora a otros países, pueda cambiar el mundo, no soy tan ingenua. Pero sí que me llena mucho más que quedarme quieta sin caminar hacia una utopía, y terminar viendo el mundo más podrido de lo que lo veo ahora. O esa pudredumbre es un reflejo de mi propio yo?

    Comentario por Helena — 2 julio 2009 @ 16:56 | Responder

  16. Si a ti te da pereza leer lo que me molesto en contestarte, a mí me da la misma pereza el leerte. Evidentemente, yo interpreto lo que tú escribes según me conviene; en eso consiste la lucha dialéctica. Esfuérzate por expresar mejor tus pensamientos, para que no puedan ser malinterpretados.

    Y ya es el enésimo berrinche que coges, precisamente ahora que la partida se ponía interesante, das el puñetazo al tablero para tirar las fichas. Aburre. Volver contra ti tus propios argumentos es de lo que va el juego, y si te jode que te den jaque, no te pongas a jugar, que nadie te obliga.

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 22:43 | Responder

  17. Dejando a un lado el brote pueril de “es que no me entiendes” o “yo no quería decir eso”, por cortesía, te sigo contestando.

    Ahora dices que el control de natalidad no es malo, antes dijiste que no había hecho mucho por las mujeres chinas. Y yo te contesté: eso es porque no tienes en consideración qué pasaría si no se hubiera aplicado.

    “Ser ateo te hace ver la verdad, con solo eso ya eres el mejor ser humano que ha escapado de la moralidad según un dios”
    ¿Eso lo dices tú o me lo haces decir a mí? Primero, ni tan siquiera yo soy ateo. Segundo, el ateísmo es la postura científica ante la ausencia de demostración de la existencia de Dios, una sana incredulidad ante la falta de pruebas. Igual que con los minotauros, las esfinges o los grifos.
    Ser ateo no te hace mejor ni peor. Simplemente te hace responsable de tu propia conciencia, pues ya no hay un libro ante el cual cotejar si tu conducta es o no correcta. Eso lo tienes que decidir tú mismo, y de esa forma un ateo se puede decir que alcanza la mayoría de edad al independizar su juicio ético del de la religión. Rompe ese cordón umbilical que lo alimenta de dogmas y tiene que apañárselas solo en el Universo. En ese sentido, es preferible el ateísmo. Pero eso no lleva a que seas mejor o peor persona! De hecho, el riesgo de extraviarse es grande. Es evidente que es mejor transitar por el mundo de la mano de alguien, recorrer Caminos ya trasegados en vez de encontrar cada uno el suyo (caminante no hay camino, sino estelas en la mar).

    “yo no hablo de ese tipo de fe, quizá es que sea díficil de imaginar una cosa distinta”
    Pues sí, lo admito, mi conocimiento sobre la religión es de religiones teístas. Si no entiendo lo que quieres decir, o es que yo soy muy tonto, que puede, o que tú no sabes explicarte. Es más sencillo echarme las culpas, que malinterpreto tus palabras…😛

    Aps! Es verdad, que ahora soy cerrado de mente, y tengo prejuicios. Yo. Fale, te has lucido. A lo mejor conoces a alguien que tenga menos prejuicios que yo. Si es así, me lo presentas.

    ¿Te jode que te ridiculice? Coño, pues no escribas chorradas. Como prueba de la existencia de Dios, aportas el que te viene bien creer que existe (o que te hacía daño el ser atea, que para el caso creo que es lo mismo). Eso es una parida. Conste que tampoco es demostración de que Dios no exista. Es que la existencia o inexistencia de Dios es independiente de que a ti te siente mejor o peor creer en Él.

    ¿Que te viene bien creer? Bien, pero eso no va a hacer que aparezca tal o cual Dios. De ser así, también existiría el ratoncito Pérez, el hada madrina…

    “eres un cínico de la cabeza a los pies”
    Gracias. Ya te lo había dicho. Desde peque, el único filósofo que me parecía soportable era Diógenes. Siento un placer inmenso rompiendo todo lo que los hombres tienen por sagrado, para demostrar que era sólo arcilla. Si Diógenes viviese hoy, sería punki.

    “…es lo que pienso cuando dejo de creer en que las personas pueden cambiar y mejorarse. Para mí eso es dios o como quieras llamarle, cada uno cuando es capaz de quererse por como es.”
    ¿Y de qué forma se debe entender esa frase?
    ¿Qué es Dios para ti?
    ¿Con “eso” a qué te refieres? ¿Que las personas puedan cambiar o mejorarse? ¿Dios es la Posibilidad de “mejora”? Es decir, Dios es la imperfección. Eso no me cuadra. ¿O Dios es el Acto de “mejorarse”? En tal caso, Dios sólo existe en los breves lapsos de tiempo en los que hay una “mejora”. Cuando ya hemos pasado a esa etapa superior y no hay “mejora”, Dios deja de existir. ¿Ein?

    Pero luego viene la segunda parte, que entiendo que quiere decir: Dios es cada uno de nosotros cuando nos queremos por como somos? Entonces, ¿cada persona satisfecha consigo misma es Dios? Alejandro Agag es Dios. José María Aznar es un SuperDios, por lo pagado de sí mismo que está. Pero si yo no me quiero por como soy, debido a mis imperfecciones, ya no soy Dios. Sin embargo, según la definición anterior, Dios sólo existiría en el proceso de “mejora”. Si te quieres por como eres, hasta el punto de ser un Dios, no cabría mejora, con lo que Dios no existiría. ¿?!!?¿?!¿?!¿?!!?

    Un galimatías sin sentido.

    Mira, si no quieres que me burle de ti, vas a tener que dar definiciones consistentes. Porque esa palabrería seguro que les encanta a los de tu secta, pero a mí la palabrería me importa una mierda. Tengo un gran respeto por los teólogos cristianos, musulmanes y judíos. Porque todo es un edificio construido sobre humo, pero hay que admitir que es un edificio muy sólido y bien montado (en especial, el judaísmo). Es un placer meterle la piqueta a adversario tan imponente.

    En cambio, al montón de gelatina que me presentas tú, no hay ni por donde cogerlo, ni tan siquiera es inteligible. Si crees que en lo que tú crees merece la pena ser divulgado, si tú misma sabes en lo que crees, pues lo escribes con un mínimo rigor y yo intentaré desmontarlo. Si no sabes expresarlo para que los demás entendamos lo que quieres decir, no entres. Si te va a dar pena que luego yo patee tu religión (y lo voy a hacer, sea la que sea, porque disfruto matando a Dios)…no entres.

    Por último, si te sienta bien ir de voluntaria…¡adelante! Me parece estupendo. Es una forma barata de limpiar la conciencia. Peor sería rascarte el bolsillo para ayudar en la colecta del Domund para los negritos de África. Aún te sale el viaje gratis…

    En resumen, Helenita: última pataleta que te consiento. Aquí ya sabes a lo que entras. Si esperas entrar a un sitio donde te den la razón y te traten con amabilidad, puedes escoger al azar, todos responden a ese perfil. Te respeto, más de lo que te imaginas, y por eso me enfrento a ti. Si no lo hiciera, te había despachado desde el principio con dos frases amables. En cambio, estoy perdiendo minutos de mi tiempo en contestarte (a tus chorradas, porque a la que te alteras sólo sueltas chorradas). Si cada vez que tenso la cuerda te vas a poner a gimotear, mejor que no te dejes caer por aquí.

    Mi mordedura es venenosa. ¿Ahora comprendes por qué es tan cerrado mi círculo de amigos? hay que tener la piel muy dura para tenerme cerca. Soy difícil de soportar, lo sé, y me encanta. Si no estás dispuesta a aceptar el reto…ya sabes, boleto.

    Sin acritud. ¡Un saludo!

    Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 23:35 | Responder

  18. Acepto que me comporté como una cría, no me expresé claramente pues para nada quise decir que tener pocos hijos no sea algo positivo. Intentaba indicar que opino que no es lo crucial, que no es cuestión de dictarlo como una orden, que sea posible la contracepción y ya entonces haya igualdad. Sino que es primeramente la propia sociedad la que tiene que dejar atrás una serie de ideas.
    Vale sí, ser ateo es la postura científica mayormente aceptada pero yo mientras tanto me entretendré leyendo a físicos que te da otra definición de la divinidad, sin que por ello en la vida real no pueda expresarme sobre la parte más material, sean genes o moléculas o lo que sea.
    De nuevo será que no he sabido expresarme, mis disculpas por ello, pensé que se entendía bien en aquella entrada que te dije hace un tiempo.

    No, quiero decir que Él es el motor que nos impulsa a mejorarnos, la voluntad, así como a la vez sería lo que nos une al resto. No es un galimatías sin sentido, el que se acepta tal como es, el que comprende que no es perfecto, es quién puede cambiar. Es una de las paradojas de la vida. Aceptarte a ti mismo es quererte a ti mismo, ver que eres como los demás, a los mismos que puedes repudiar por haber hecho o dicho tal cosa para más tarde darte cuenta que tú eres igual de humano. Me creía que tú también eras de ese parecer, te gusta sacar a relucir los fallos para que sean corregidos. Primero uno ha de ver el defecto, aceptarlo y finalmente superarlo. Suena incoherente, yo también lo pensé la primera vez que escuché la frase, pero al menos así yo lo he vivido. Me pillas en otra época todavía más inaguantable y mi número de cabreos te hubiera llevado a mandarme a la mierda hace meses.

    No quería terminar así contigo, con lo que mejor será que no vuelva a pronunciarme sobre este tema. Aunque bueno, llevo un par de días que no tengo en mi cabeza más que una maraña mental, y es normal que diga chorradas, con lo que mejor no diga nada sobre ningún asunto.

    Comentario por Helena — 3 julio 2009 @ 8:15 | Responder

  19. La culpa es compartida, compi. Hemos dado un desagradable espectáculo a quien nos lea.

    No creo que el problema sea tratar un tema y otro. Si queremos buscar bronca, y yo admito que la estaba pidiendo, podemos discutir hasta hablando del tiempo que hace hoy.😛

    Intercambio de disculpas, pues la provocación fue mía y corramos un tupido velo.

    A ver, con lo de la contracepción. El problema es que el avance de las sociedades es más rápido que el cambio de mentalidad. Si te fijas en las curvas de natalidad y mortalidad, históricamente desciende primero la mortalidad…para pasado unos años equilibrarse con la natalidad. Se parte de una posición de equilibrio (natalidad alta-mortalidad alta) a otra posición de equilibrio (natalidad y mortalidad baja). Pero hay un periodo de transición en que la natalidad sigue siendo alta mientras que los avances médicos, sociales, etc permiten bajar la mortalidad. En esas fases de transición se produce un movimiento expansivo de la pirámide poblacional.

    El PCCh habrá errado en muchas cosas, pero el forzar la política del hijo único no creo que sea una de ellas. Es más, me parece digna de elogio. Según empezó a llegar una asistencia sanitaria (razonablemente buena en las ciudades, tremendamente deficitaria en el campo) los viejos empezaron a morir más tarde, las mujeres no morían de parto y los bebés no morían a los pocos meses. Es decir, la mortalidad bajaba. Pero si esperas a que el avance social convenza a los chinos que tener cuantos más hijos mejor no es sostenible, ni para una familia ni para el mundo, cuando se quieran dar por enterados China se planta en los 3.000 millones de ciudadanos. Y a ver cómo los alimentas. Además, en oriente los cambios de mentalidad van despacio…muy despacio.

    La comparación puede ser la India. Las mujeres de la creciente burguesía ya están moderando su fertilidad, pero en el campo es un tema aún tabú. Y la India es otra potencia demográfica, como Indonesia. Decididamente, me parece más responsable la política china.

    En cuanto a lo de aceptarse y cambiar…usamos lenguajes distintos. Aceptarme…cambiar… Aceptarme, compi…qué remedio me queda. Yo me mandaría a mí mismo a la mierda, pero no puedo.

    Digamos que no le dedico tiempo a pensar si me acepto o no. Si me quiero o no. Bueno, ya sabes lo que dicen de la masturbación. Por lo demás…

    No es que me lo tome a coña, es que directamente no es algo que me plantee. Por supuesto que sigo un camino de perfección (otra cosa es que lo consiga), pero no por ello dejo de ser yo mismo. Mi esencia permanece, aunque evidentemente no soy el mismo cada segundo que pasa.

    Lo que no veo muy claro es lo de los fallos. Porque muchas veces los “fallos” son particularidades de cada individuo. Lo que para otros es insoportable (por ejemplo, mi carácter) para mí es digno de orgullo. Eso no quiere decir que me quiera, de hecho, me disgusto profundamente…y al mismo tiempo estoy tremendamente orgulloso de mí mismo. Buf! Qué lío.

    Qué le quieres, mi mentalidad es bastante más simple. No tengo opinión sobre el tema porque es algo sobre lo que ni me había parado a meditar. Es como si me dices que ando abriendo o cerrando los pies. Pues no sé, simplemente ando, avanzo, no me paro a analizar cómo lo hago.

    ¿A ti de verdad te sirve darle vueltas a todo eso? Que si te quieres, que si no te quieres… Bueno, si te lo planteas será que sí.

    A ver, pongamos, me jode tener tripón cervecero. Lo acepto, qué remedio me queda, no me voy a desventrar con un sable japonés pero no me gusta mi tripón nadiña. Precisamente porque no me gusta, es por lo que me he esforzado en bajarlo, comiendo algo menos, sudando más la camiseta… Ahora la he bajado y me siento mejor (aún así, le llega). Pero si me gustase mi tripón desde un principio, no me habría esforzado en cambiar. Es el desagrado de ver mi figura afeada por la tripa lo que me ha hecho decirme: me cago en Dios, bajo esta tripa por mis cojonazos. Sin ese desagrado, sin ese rechazo…

    Es un ejemplo muy simple, pero creo que válido. Donde pone tripa puedes poner cualquier potencia del alma, si prefieres…

    En fin, para ser sincero, sin querer empezar otra tangana…a mí todo esto me parece charlatanería propia de consultorio de una revista femenina. Ganas de perder el tiempo. Peeeero, seguramente será debido a mi ignorancia sobre las excelsas culturas del Tigris pa’llá.

    En fin…

    Un saludo!

    Comentario por Mendigo — 3 julio 2009 @ 22:36 | Responder

  20. Lo que pasa cuando se queda embarazada una niña:

    El estigma de la mujer etíope

    Comentario por Mendigo — 19 julio 2009 @ 16:44 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: