La mirada del mendigo

21 junio 2009

A la bartola

Filed under: cultura libre,energía — Mendigo @ 22:39

Hamaca

En un finde tranquilo y ocioso como hacía meses que no tenía uno, he podido dedicarme al noble arte de sestear, tomar el sol (prontito, que luego hace mucho calor y te cueces, y empieza a llegar gente a la calita) y otras ocupaciones con igual enjundia.

En ese estado del alma, me he puesto a pensar en algunas cosas que podrían tener algún sentido. O no, a ver qué opináis vosotros.

En primer lugar, y por culpa principalmente de Javier Chiclana, le estaba dando vueltas a la energía solar…lo cual era lógico, porque en ese momento, yo estaba orientado hacia el sol mañanero cual panel solar.

Como hemos dicho muchas veces, la solar es diez veces más cara que otras formas de energía convencionales y, por ejemplo, seis veces más cara que la eólica. Es una forma de generación de electricidad que está fuera de mercado y jamás debería haber pasado de la fase de laboratorio más que para aplicaciones muy puntuales (repetidores o estaciones meteorológicas aisladas, lejos de cualquier ramal de la red eléctrica). Para hacerla rentable, el 90% de su coste es una prima que pagamos entre todos los usuarios (que equivale a decir a todos los ciudadanos).

Vamos a convertirnos en el segundo país del mundo con más potencia solar instalada, cuando en el resto de indicadores tecnológicos estamos siempre a la cola de Europa (menos mal que existe Grecia). Precisamente por errores tan estúpidos como este es por lo que estamos siempre a la cola de Europa. El español, siempre dispuesto a tirar de chequera para obras estúpidas (lo siento, necesariamente se me viene a la cabeza A Cidade da Cultura) y nunca tenemos un euro para invertir en el futuro.

Seguimos siendo el mismo hidalgo malnutrido que gastas sus últimos sueldos en seguir aparentando que es rico que vemos reflejado en la literatura de nuestro Siglo de Oro (ese oro que según llegaba a la Casa de Contratación de Sevilla, iba enviado a los bancos europeos para pagar la política bélica de nuestros monarcas).

Pero bueno, que marcho por los cerros de Úbeda. En 2007 tuvimos que importar paneles solares por valor de 2400M€. Esos millones de euros fueron pagados, lógicamente, por los dueños de los huertos solares que, en verdad, no hacen más que adelantar un dinero (en verdad quien lo adelanta es el banco) que luego les será devuelta vía primas por todos los ciudadanos. Al final, los ciudadanos estamos pagándole millones de euros a chinos, japoneses y alemanes, que son quienes nos surten de paneles solares, vía déficit de tarifa.

Uno de los mayores fraudes de ley: La industria solar fotovoltaica Española

Si de verdad interesa la energía solar, en vez de poner una prima absurda para hacer viable económicamente una forma de producción de energía que está todavía en fase de desarrollo, sería mejor invertir aunque fuera la mitad de ese dinero que gastamos pagándoles la prima absurda, año tras año, a las mafias de la energía solar…en crear un centro de investigación de la energía solar, en el que se formasen especialistas en esta tecnología y poder situar a España en la cabeza del desarrollo de paneles fotovoltáicos, en vez de costear con nuestra estupidez y buenrollismo el desarrollo e investigación a los chinos y alemanes. De nuestro bolsillo, el de todos, que es al final de donde salen esos euros.

Así, cunmplíamos dos objetivos: uno, el desarrollar una industria de alta tecnología en España, que buena falta nos hace, en la cual ya hay base sólida (hay buenas empresas españoles en el sector solar). Sería una buena inversión de futuro, de las que los réditos superan con creces lo invertido (para variar, en vez de despilfarrar el dinero en idioteces, como hacemos siempre). Y, además, para aquellos fanáticos de la solar, así contribuiríamos al avance en la investigación en este campo, para procurar que en un futuro no muy lejano esta forma de producción de energía eléctrica fuera viable y competitiva, como lo es ya la biomasa o la eólica.

Bueno, todo esto habría que haberlo pensado antes, antes de que el mercado reventara y se pusieran paneles solares por todas partes. Porque ahora a esa gente les vamos que tener que estar pagando el kWh a esos 41c€ durante los próximos 20 añitos… Un buen negocio para unos pocos aprovechados; el oro vuelve a salir, como en el s.XVII, camino de otros lugares más laboriosos; y en España queda miseria. Como siempre.
.
.
.
También andaba yo pensando, dale que te dale al magín… sería deseable un mundo en el que fuera abolido el concepto de propiedad intelectual (en sus variantes de patente, copyright, derechos de autor…). El adueñarse de las ideas supone un freno al desarrollo de la humanidad. Por ejemplo, los medicamentos y vacunas, que multiplican por 100 su coste de producción para colmar la avaricia de las farmacéuticas, sabiendo que toda competencia de terceros laboratorios esta maniatada por contar con la patente de ese medicamento/vacuna.

En el caso de los derechos de autor, en concreto con la música, sueño con un futuro en el que, a imagen de la Biblioteca de Alejandría, todo autor estuviera obligado, al publicar una obra, a verterla a la red. En compensación, recibiría, según su calidad intrínseca y repercusión en la red, una remuneración que le permitiera vivir de la creación (cosa que tanto en música, como en literatura sólo consigue una exigua minoría escogida por la industria editorial y discográfica, el sistema actual es prohibitivo para el espectador y no da sustento a la inmensa mayoría de los creadores, es por tanto un sistema injusto e ineficiente).

Pero, podíamos implementar un sistema de transición: quien quiera continuar con el sistema tradicional, que su obra esté protegida por derechos de autor, y cobrar unos céntimos por cada disco (la mayor parte se lo lleva la discográfica, una fábrica de plástico que ya es inútil) o libro vendido (igual, pero en papel), que así sea.

Pero también se le puede dar opción a otro tipo de escritor o músico de volcar su obra a la red. Para lo cual el Estado puede subvencionar servidores que alojen y den buen acceso a estas obras. En contrapartida por ese regalo a la cultura general, este creador recibirá una compensación, tanto fija por el hecho de aportar algo a la sociedad, como periódica según sea descargada, aunque esta compensación en modo alguno puede ser lineal como actualmente, para evitar que unos pocos acaparen todo el pastel; ya que el interés en la red responde a una curva exponencial, podemos suponer que la retribución debiera seguir una razón logarítmica (perdón, he vuelto a mencionar los logaritmos, ya me doy de cabezazos yo mismo contra la puerta, boing, boing). En resumen, que un cantante de moda puede cobrar más, pero no mucho más, no irracionalmente más que otro que, por las circunstancias que sean, no ha alcanzado la masa crítica para ponerse de moda (un ejemplo muy interesante de la arbitrariedad de la atención en internet lo constituye Menéame, en que una misma noticia puede tener 5 votos o 2500 según sea presentada –> la gente es imbécil).

Este dinero podría salir del erario público que a su vez lo sacaría sangrando un poco a las operadores de internet (las cableras y operadoras se están forrando).

En resumen: que no quieres que tu obra circule por internet y quieres seguir fijando tus contenidos en plástico o papel, y trabajando para tu proxeneta discográfica o editorial…sea.

Que quieres ofrecer tu obra al mundo y confiar en la potencia de la red para que una agencia PÚBLICA te compense por tu labor creadora (a ti, y nadie más que a ti, pues has prescindido de tu proxeneta)…pues magnífico.

Y cuando los “artistas” de música enlatada vean que los “alternativos” ganan más y llegan al público sin necesidad de pasar por el tamiz de la industria del entretenimiento, que señala quien debe triunfar y quien no…probablemente dejen de insultarnos a todos los internautas y se den cuenta que la economía de la escasez que es la base del negocio de las discográficas y editoriales (en verdad es la base del capitalismo) carece de sentido en un mundo en el que el esfuerzo de duplicar la información y distribuirla tiende a cero.
.
.
.
Y como ya había pensado mucho y tenía calor, cogí las gafas y me fui a bucear un ratito…

9 comentarios »

  1. buenas, sobre el tema de la energia solar, un punto moy importante y muchas veces olvidado, el grado de contaminacion que se genera para producir placas solares a partir del silicio.

    un saludo.

    Comentario por golden — 22 junio 2009 @ 21:57 | Responder

    • Buenas!

      Pues sí, además de la energía empleada en el proceso. La tasa de retorno de las placas es de unos diez años (es decir, tienen que trabajar diez años para producir tanta energía como ha sido empleada en su construcción, y sólo a partir de ahí el balance neto de energía será positivo).

      En los aerogeneradores, el retorno es de seis meses; en la nuclear, de tres.

      Comentario por Mendigo — 22 junio 2009 @ 22:47 | Responder

  2. Pues menos tumbarnos a la bartola y mas currar, hay que levantar la economía que tenemos muy preocupados a los venerables señores del Banco Central Europeo, del Banco de Egspaña y todos sus adláteres y correveidiles. No tengamos sobre nuestras conciencias sus largas noches de insomnio intentando arreglar lo que ellos mismos jodieron, seamos comprensivos que ellos nos lo tendrán en cuenta (se pondrán vaselina para darnos por el culo)

    Comentario por Javi — 23 junio 2009 @ 22:25 | Responder

    • Currar yo…lo mínimo imprescindible.

      Ya hace tiempo que me he dado cuenta que si gasto poco, puedo permitirme trabajar poco. He cambiado dinero por tiempo…

      De todas formas, y ahora hablando más en serio: no se trata de currar más, sino mejor. El trabajador español echa horas como un burro, y sin embargo la productividad está por los suelos. No hay que echar horas, hay que procurar que el trabajo cunda…

      Comentario por Mendigo — 24 junio 2009 @ 9:00 | Responder

      • Eso, que lo que se haga en horas de trabajo sea productivo y dejémosnos de calentar sillas y marear perdices.
        Sobre la cuestión de los derechos de autor no encuentro más que una pega ¿de qué van a vivir los vividores con un sistema tan sencillo y sensato como el que propones?, en próximas elecciones ¿a qué macaco sacamos a la pista para que haga el mono?

        Comentario por picapiedra — 24 junio 2009 @ 19:37 | Responder

  3. Que ya somos adultos joder. Tienes un trabajo que hacer, lo terminas, y te piras para casa. Y si aún no es la hora, pues mira, mejor para ti, que eres más rápido.

    Pero no, el jefe en España lo que quiere es verte jodido, calentando silla, que para eso te paga las horas (cuando te las paga, que esa es otra). Y el trabajador, como sabe que su jefe lo que quiere es que caliente silla…lo hace, pero currando lo mínimo posible. Y así andamos…como de parvulario.

    Comentario por Mendigo — 24 junio 2009 @ 21:55 | Responder

  4. jeje. A mi no me eches la culpa😛. Es un escándalo el gran sumidero económico que nos está provocando la energía solar… Hasta hace poco no hemos tenido datos del empaque que tiene toda esta sinrazón. No se conocía la producción solar total.
    Alguien debería dimitir por hacernos derrochar tal cantidad de dinero y hacernos perder competitividad en un sector fundamental como el de la energía. Por otro lado los partidos ni mu. Los peperos, porque sus amigos estarán mangando e IU para no dejar de ir de guais.
    Respecto a los derechos de autor, me parece que propones estatalizar la producción cultural y no me parece buena idea (vamos que tu eres un rojo XD). Los artistas acabarán convenciéndose (no les queda otra) de que el soporte físico está acabado para acabar ofreciendo sus productos en la red libre o de pago (razonable). Hay que dejarles reaccionar porque han estado entre algodones demasiado tiempo y no es fácil currar a diario.
     
     

    Comentario por javierchiclana — 28 junio 2009 @ 12:57 | Responder

  5. ¿Cómo que no te eche la culpa? ¡A la hoguera que vas! ¡Ateo, rojo, masón, librepensador!😛

    Jejejeje.

    Bueno, ahora en serio. La cuestión es que las leyes (tampoco las que retribuyen a los solares) no pueden tener efecto retroactivo. Es decir, podemos bajar en un futuro la retribución de las solares…la nuevas que se construyan. Pero a los que ya tienen parques solares construidos, tienes que seguir pagándoles a esos 41c€/kWh (los que se dieron de alta antes de verano del 2007, cuando cambió la tarifa, aunque aún no estuviera colocado ni un sólo panel). Y les tendremos que estar pagando hasta que…pues hasta que ellos quieran, porque con una operación tan sencilla como cambiar los paneles dentro de veinte años (que serán mucho más baratos), tienen una máquina de fabricar dinero eterna.

    .
    .
    .
    Lo de estatalizar la cultura. No, coño, eso sí que no. Vamos a ver, Javi. ¿Ahora quién controla los derechos de autor? Unas sociedades PRIVADAS, opacas, y de dudosa honorabilidad ($GAE, CEDRO…). Bien, yo sólo propongo cambiar la gestión por un organismo PÚBLICO, con unos criterios de remuneración transparentes y redistributivos. Y podría empezar trabajando sólo en la red.

    Se calcula cual es la presencia en la red (descargas directas, P2P…) de tal obra. Y con esa relevancia, más una cuota fija dependiendo de la calidad intrínseca de la obra (no es igual de popular un manual técnico de turbohélices que una basura de disco de Chenoa, pero el primero es muchísimo más útil para el desarrollo del conocimiento), se calcula el monto que debe percibir el autor. De forma absolutamente transparente; y de esa forma potenciamos la creación, y su puesta a disposición por el público (si alguien escribe un libro, y lo guarda en un cajón o sólo deja que lo lean cuatro, no aprovecha a nadie, es como si nunca lo hubiera escrito).

    ¿Control estatal? Ninguno. Cada uno publica lo que le salga del prepucio. Ahora mismo existe una censura de facto: como la editorial no te quiera publicar, tus ideas nunca verán la luz. Igual que si no encuentras discográfica. Ahora mismo la cultura está privatizada, comercializada, depende de la industria. Quiero romper esas cadenas, haciendo que el autor prescinda de la industria…

    El Estado? Su único cometido es recaudar de las telecos y redistribuir entre los autores. Ya sea un disco de Albert Pla, ya sean los cantos de los Monjes de Silos.

    Insisto: lo principal es el libre acceso del pueblo a la información. Es un valor superior. Además, con mi sistema, se retribuye la creación, fomentándola. A mí me parece buena idea ¿no?

    Eso sí, prescindo de la industria del entretenimiento (bueno, la puenteo, quien quiera seguir comprando papel o plástico, que lo haga, pero eso ya es cosa del pasado). He aquí porqué no interesa.

    Comentario por Mendigo — 28 junio 2009 @ 13:31 | Responder

  6. Leemos menos, pero las editoriales ganan más
    La industria editorial facturó un 2% más en 2008, mientras el número de libros vendidos se ha reducido un 4,1%

    Comentario por Mendigo — 8 julio 2009 @ 23:34 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: