La mirada del mendigo

26 junio 2009

Bienvenidos al siglo XIX

Filed under: economía — Mendigo @ 10:29

¿Os acordáis del rollo que se montó con el cambio de siglo? Que si sería en el 2000, en el 2001…

El cambio de siglo lo estamos presenciando estos meses, y contrariamente a lo que sería lógico, no entramos en el siglo XXI sino en el XIX.

¿A qué me refiero? Sería interesante que leyésemos el artículo que nos propone Isidro:

Adiós, clase media

Podéis leerlo sin miedo, no es muy largo y está bien escrito. Es riguroso pero se lee con comodidad y agrado.

Básicamente trata sobre la proletarización de la clase media, la pérdida de derechos de los trabajadores, la creación de un nuevo proletariado desprotegido y amedrentado por el terrorismo patronal. Como en el siglo XIX.

Como ya expusimos hace un tiempo, las rentas del trabajo llevan años perdiendo peso en la economía española en favor de las rentas del capital.

Insisto, este gráfico, que muestra la parte del PIB español atribuible a la mano de obra, es clave para entender el proceso que estamos viviendo: la supremacía del capital sobre la mano de obra.

% trabajo en el PIB

¿Tú que tienes, capital o mano de obra? ¿Qué es lo que ofreces al mercado económico? Pues según sea la respuesta, te interesa que uno u otro factor de producción sea sobre o infravalorado. Lamentablemente, es difícil hacer entender esto a la mayoría de los paisanos. Sin cultura, no puede haber democracia.

El interés (al menos a corto plazo) de los que viven de su capital es abaratar la mano de obra, reducir la parte que los salarios pesan sobre el costo del producto o servicio. El capitalismo busca convertir la mano de obra en un insumo más de la cadena productiva. Si la fábrica necesita tal materia prima, va al mercado y la compra. Si la fábrica necesita tal cantidad de mano de obra, igual. Ninguna responsabilidad social, los trabajadores son otro material más.

Quizá la imagen más clara del futuro que nos espera es la del empresario agrícola que va a buscar con la furgoneta, cada mañana, a los trabajadores que necesita. Los trabajadores esperan cada madrugada en la rotonda que alguna furgoneta pare y los recoja. Y si no, pues ese día habrá que comer menos. Muy similar a como trabajan las putas de carretera, con igual desprotección y bajo salario.

El ideal de los que piden flexibilización en el mercado de trabajo es el trabajador-sinpapeles, el trabajador-prostituta, sin ningún derecho, trabajando en un oficio absolutamente desregulado. El empresario carga la furgoneta de la mano de obra que necesita ese día, como la carga de tablones que necesita para la obra.

El camino más sencillo para alcanzar la máxima desprotección del trabajador es el despido libre. Un trabajador que puede ser despedido en cualquier momento sin contrapartidas, y un despido que supone la ruina del trabajador por la dificultad de encontrar otro empleo, sus deudas, su necesidad de consumo creada por el sistema…ese trabajador está aterrorizado, esclavizado.

La cuestión es que hemos llegado a un punto en el que a la mayoría de los trabajadores, hoy por hoy, le da absolutamente igual que se produzca un abaratamiento del despido: parados, trabajadores externos (autónomos que trabajan para una sola empresa), trabajadores con contrato temporal, con contrato por obra, con contrato en prácticas, becarios, esclavos de las ETT’s… Para todos ellos, el despido libre ya existe desde hace años. El cambio en el mercado laboral que unos y otros gobiernos han introducido ha permitido que para la mayoría de los trabajadores hablar de indemnización por despido suene a cuchufleta. No hay despido: basta con la no renovación del contrato…cuando hay contrato.

Si a esto le sumamos los tres millones de funcionarios que hay en España, con un puesto de trabajo vitalicio, a los que estas cuestiones se la traen al pairo, acabamos concluyendo que la amenaza de un abaratamiento del despido sólo causa miedo a una pequeña parte de los trabajadores.

Flexibilización

Para los demás, el despido libre es un hecho, es la cotidiana realidad. Ellos ya viven en el siglo XIX.
.
.
.
Por supuesto, quien lea esto estará pensando: “Ya está el Mendiguiño cargando las tintas, menudo exagerado”. Bueno, ni el autor del artículo que nos sugería Idro es especialmente pesimista, ni creo que esté exagerando. Abramos el periódico a ver qué nos encontramos.

Veamos lo que aconseja el Presidente del Banco Central Europeo:
Trichet: España necesita reformar su mercado laboral y moderar los salarios

Su homólogo en el Banco de España lo lleva meses repitiendo. La Ministra Salgado ha nombrado como Secretario de Estado de Economía (número dos del Ministerio) a un profesor de economía de la Universidad de Navarra (=Opus Dei): José Manuel Campa.

Vicenç Navarro le dedica un párrafo en su estupendo artículo (como todos, y no es peloteo): Los asesores económicos de Zapatero. Recomiendo encarecidamente su lectura.

Como sucesor de Solbes, Zapatero ha nombrado a Elena Salgado, que tiene fama de buena gestora, pero que ha nombrado como su mano derecha al economista Jose Manuel Campa, economista liberal reconocido, uno de los firmantes del manifiesto a favor de la transformación de los contratos fijos en temporales con descenso de la indemnización por despido, quien, en un artículo reciente, escribió que “la reducción de los salarios es la medida más eficaz para mejorar el bienestar social en esta crisis” (véase artículo del 15 de Mayo de 2009, EL PAÍS, sección de ECONOMÍA).

.
.


Los recortes han venido para quedarse: los trabajadores no deben hacerse ilusiones.

El enlace anterior no lo he sacado de “Mundo Obrero”, sino de “El Economista”, un periódico del que no cabe suponer tendencia izquierdista alguna (últimamente, me está dando por informarme de la realidad leyendo la prensa económica; mientras que la ordinaria se ocupa de los cotilleos de los políticos, las olas del mar, en este tipo de prensa aparecen los movimientos de fondo que mueven la historia).

.
.

Otra noticia de la prensa económica: El Gobierno levanta el veto a las ETT para que trabajen con el sector público.

El Gobierno modificará la normativa de las empresas de trabajon temporal (ETT). Esta reconversión, que se enmarca en las negociaciones del Ejecutivo con los agentes sociales, permitirá que las ETT trabajen en áreas que hasta ahora les estaban vedadas, como las Administraciones Públicas o los sectores sanitarios y de la construcción.

.
.

Escolar habla de la progresividad fiscal española: cuanto menos ganas, más pagas.


España progresa adecuadamente
.

Recordemos que tras la reforma fiscal de Solbes, las rentas del capital tributan al tipo fijo del 18% (aunque sean millones, que lo suelen ser), mientras que a cualquier trabajador se le retiene de la nómina entorno a un 20%, según lo que cobre y sus circunstancias personales.

.
.

Y Alberto Montero nos recuerda las palabras del Director de la Campaña del Milenio:

El fuerte contraste entre la cantidad de dinero movilizado para ayudar a los más pobres del mundo después de 49 años de arduas negociaciones y numerosas cumbres; y las enormes sumas puestas encima de la mesa de la noche a la mañana para sacar de apuros a quienes han originadnullo la actual crisis económica, hace que sea imposible para los gobiernos argumentar que el mundo carece de los recursos necesarios para ayudar a las 50.000 personas que todos los días mueren en el mundo por vivir en la pobreza extrema. Estamos hablando de una cuestión de voluntad política.

Al hilo de este asunto, me pareció especialmente interesante la comparación en escala gráfica de las ayudas al sector financiero, sólo en EEUU, en los últimos meses, comparadas (actualizando la inflación, en moneda constante) a otros grandes proyectos que ha emprendido el gobierno estadounidense en su historia, como la llegada del hombre a la Luna, las invasiones de Iraq, Vietnam o Corea, o el mismísimo New Deal, que es la referencia más próxima a lo que están intentando ahora (el New Deal fue el plan de recuperación económica impulsado por Roosevelt para sacar a la economía estadounidense de la crisis del 29).

Rescate

Visto en la entrada del Gurus Blog: Tomando perspectiva sobre el coste del rescate de la economía.

Pero esto no es exclusivo de EEUU, como ya sabéis. En los últimos días Trichet (el mismo de antes, el que decía que había que bajar los salarios y abaratar el despido) ha perpetrado el enésimo regalo a los bancos: casi medio BILLÓN (de los nuestros, no de los anglosajones) de euros al 1% de interés.

Megainyección del BCE: presta 442.000 millones a 1.121 bancos europeos.

Id vosotros al banco a pedir un préstamo, ya veréis a qué interés os lo conceden. Pues le restáis a ese TAE el 1% que es como lo consiguen los bancos, y sabéis por qué los Santander tendrá 7750 millones de euros de ganancias cuando la economía productiva se está desplomando.

Mientras tanto:

Los culpables de la crisis retoman Wall Street

Jonathan Weil, analista de Bloomberg, lo ha dicho sin tapujos: “Esconda su cartera. Los grandes bancos están devolviendo el dinero público y ya sabe lo que esto significa: vuelve la fiesta a Wall Street”.

Martin Wolf, del Financial Times: “El objetivo de los tests de estrés es simplemente volver a poner en marcha el show”, ha dicho.

Si el siglo XX supuso la prevalencia del capital, el siglo XXI será el de su hegemonía. Una nueva clase nobiliaria detentará todo el poder, mientras que la mayoría de la población será relegada a un suborden que venderá su trabajo en un mercado como una materia prima más para el proceso de producción. Ni responsabilidad ni ética: sólo máximo beneficio.

8 comentarios »

  1. ¡Que vuelva el comunismo ya!

    Comentario por berezi — 26 junio 2009 @ 12:29 | Responder

    • ¿Que vuelva?

      Nunca estuvo. No sólo en España, sino en ningún país y sólo en pequeñas comunidades. Quizá en la China de Mao se pudiera hablar de comunismo, pero otra acepción de comunismo (basado en la comuna como unidad de producción), pero no corresponde a la definición de sociedad comunista que dio Marx.

      Y cuidado con pedir deseos, no sea que se cumplan…

      Si rechazo el capitalismo, un régimen autoritario no es precisamente mi ideal.

      Hay que crear algo nuevo, aprendiendo del pasado, pero sin repetirlo…

      Comentario por Mendigo — 26 junio 2009 @ 15:33 | Responder

  2. Que yo sepa en España siempre hemos tenido entre un 15% y un 20% de paro, salvo en los últimos años, a base de construir pisos y más pisos. El gráfico que muestra la parte del PIB español atribuible a la mano de obra no tiene ninguna relacion al incremento del paro que tenemos ahora. Me gustaría ver un grafico parecido de paises como Holanda, Austria o Dinamarca que tienen un 4% de paro.

    Comentario por ivangdm — 26 junio 2009 @ 12:55 | Responder

    • Nop, creo que no lo has entendido. En España, básicamente, hay mucho paro por:

      a) Hay poca actividad económica
      b) Parte de ella es dentro de la economía sumergida

      En el gráfico que adjunto se muestra la parte de la economía oficial, legal, que corresponde a los salarios. De ahí al 100% es la parte de la economía que retribuye al capital. Que haya más o menos paro no afecta a esta gráfica, porque habrá más o menos actividad económica, pero la proporción entre una y otra se mantendrá, en principio constante.

      Vamos a ver, te explico. Tú tienes un trabajo, y recibes un dinero, la nómina: ese dinero se suma a los rendimientos del trabajo. También tienes unos ahorros, pongamos invertidos en un plazo fijo, en el banco. A fin de año, cobras unos intereses. Esa cantidad del dinero engrosa la otra parte, la del capital. En tu caso, probablemente sea mucho mayor la parte de tu sueldo que la parte de los intereses que recibes del banco. Es normal: tú ofreces fuerza de trabajo y un pequeño capital. Pero en el conjunto del Estado, reciben más dinero los que ponen el capital, que los que ponen el trabajo. Eso, precisamente a pesar de ser España un país basado en dos actividades intensivas en mano de obra: la construcción y el turismo. Por ejemplo, en Suiza es evidente que el sector bancario consigue grandes beneficios con poca mano de obra. Pero que esto ocurra precisamente en España…

      De todas formas, si encuentras el peso de la mano de obra en otros países, te estaría agradecidísimo de que lo postearas, podríamos echarle un vistazo.

      Comentario por Mendigo — 26 junio 2009 @ 15:41 | Responder

  3. Las cajas proponen retrasar la jubilación hasta los 70 años

    Creo que las cajas harían bien en preocuparse de su propio negocio, que está al borde de la quiebra, en vez de ir dando lecciones.

    Comentario por Mendigo — 29 junio 2009 @ 17:44 | Responder

  4. Juan Torres López – Está claro quién manda

    Comentario por Mendigo — 19 julio 2009 @ 17:10 | Responder

  5. […] la crisis haya acabado y tengamos que hacer balance de pérdidas, las rentas del trabajo habrán sufrido un descalabro, perdiendo terreno frente al capital que sale reforzado. O lo que es lo mismo: lo que tenemos que […]

    Pingback por Palabra de Krugman « La mirada del mendigo — 28 octubre 2009 @ 21:04 | Responder

  6. […] a la burguesía, una minoría que tiene la mayor parte de la riqueza. Dicho con otras palabras, es sobre lo que llevo dando la lata desde hace años: menguan las rentas del trabajo a costa de las rentas del […]

    Pingback por Flecos « La mirada del mendigo — 12 septiembre 2010 @ 17:45 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: