La mirada del mendigo

1 julio 2009

Bricoler

Filed under: cousas — Mendigo @ 0:42

Santa Tecla

A los franceses les encanta bricolear. Es su puto deporte nacional; que si una puerta cierra mal, que voy a cambiarle el color a la pared, que me voy a hacer una mesita…

En cambio, en España, solemos tirar de “profesionales” para realizar la más mínima tontería. Conocí una chica que llamó a un electricista para que le cambiara la bombilla a un plafón.

Hace unas entradas recordaba la máxima punkarra: Hazlo tú mismo.

Quizá el fulano más fiel a esa filosofía que he conocido es un pavo ya bien entrado en la cincuentena, con unas enormes barbazas blancas en trenzas que le llegaban hasta al estómago. Unos le llaman “el duende”, otros, “el hippie de Laza”…su nombre es José.

Un día, charlando con él, me dijo que su casa le había costado una chapa (cien pelas). Yo sabía que vivía en medio del monte, casi nadie sabía exactamente dónde, en una cabaña que se había hecho él mismo. Pero…lo de las cien pelas, no me casaba. Claro, me explicó el pavo, es lo que me costó la caja de clavos.

Total, que me dijo que le acompañase a su casa. Tras una pateada por corredoiras en el monte, llegamos. El fulano se había montado una cabaña circular, como la de los castros, a base de lousas (lascas de pizarra). ¡Era emocionante entrar ahí dentro! Era como retroceder milenios en el tiempo. Aunque al ver el jergón de pieles en el que dormía, pensé lo que sería pasar ahí las largas noches de invierno. Es una zona de media montaña, en el que la nieve cae con relativa frecuencia y las temperaturas bajan una burrada. Un hombre, ya con ciertos años, solo ahí arriba…

El caso es que, cada año, sigo viéndole escandalizando a las viejas en las fiestas de los pueblos, fumando sus tremendísimos petardos y yendo por todo el valle haciendo eses con su bici destartalada (antes iba corriendo, se ve que se va modernizando). En la zona hay tres poblados hippies (neorurales o como se quieran llamar). Bueno, cuatro, que hace poco vino una pareja de guiris, alemán él, inglesa ella, a vivir en una aldeíta deshabitada hace años. Pero esos más o menos viven bien, tienen luz que sacan de paneles solares, han adecentado mínimamente la casas…unos putos burgueses, vaya.

El duende vive solo, en el medio del puto bosque (intenté volver otro año para hacerle una visita, y acabé perdido en mitad del bosque, y eso que soy francamente bueno orientándome), debajo de un montón de piedras con forma de cono. Hablar de calefacción, habitaciones, cocina o agua corriente no tiene ningún sentido allí arriba. Lo justo para que no le llueva o nieve encima, y resguardarle del viento.

Ahora me acuerdo de más anécdotas y, en honor de este pavo, una de las pocas personas que me merecen respeto, contaré alguna. Me decía, partiéndose el culo, que el dicho dice que las casas no se deben empezar por el tejado, pero que precisamente es como estaba haciendo una. Cerca de su primera cabaña, efectivamente, se estaba montando otra. Y exactamente, era una armazón de ramas unidas por clavos (los que le sobraron de la famosa caja de los veinte duros, me imagino), a la que le había hecho ya la cubrición con lousa. Y después de acabar el tejado, estaba empezando a levantar las paredes con hiladas de piedras con tierra por argamasa. Supongo que ya la habrá acabado, y así tiene otra casa para pasar las vacaciones😛

El fulano tiene una pedazo de huerta cojonuda, y un montón de frutales, donde antes sólo había retama…lo que queda tras los incendios, tan frecuentes en esa zona (por cierto, que cuando ardió el bosque de uno de los poblados hippies de la zona, con los pinos se fue toda su plantación de maría…uno de los de las brigadas me dijo que aquello olía a gloria bendita😄 ). Bueno, pues eso, ese pavo compró un terreno baldío por 10 talegos, un cacho de montaña que nadie quería para nada y poco a poco, abonándolo (entre otras cosas, como me explicó con gestos muy elocuentes y con grandes risotadas, con sus propios excrementos), se montó una versión enxebre del Jardín del Edén.

Otra vez me contó que le tenía jodido un jabalí que se había encaprichado de su huerto (al hozar levantan las plantas y tronchan los árboles). Así que se subió a un frutal y allí lo esperó varias noches. Cuando vino, le ensartó con un hierro que había sacado de una cancela. El fulano está tronao, pero no es ningún mentiroso, así que me lo creo. Para los que no hayáis tenido un jabalí delante, debo explicaros que es a la naturaleza lo que un tanque en la guerra. Incluso con arma de fuego y calibre grueso, hay que dispararle perpendicularmente, para que no le rebote en la coraza de pelos. Los cazadores le temen, y no es raro que un jabalí malherido tronche a un perro que se acerca demasiado, acosándole (putos cazadores que los azuzan). Matar a un jabalí adulto con las manos y un yerraco, en plena noche…tela para el fulano. Vaya huevos.

Bueno, si sigo contando anécdotas del jipi, no acabo, así que mejor vamos a lo que quería decir.

Sin llegar a los extremos del notas ese, sí que es interesante saber hacer uno mismo un poco de todo. Ser un hombre orquesta. Cuantas más cosas puedas hacer tú mismo, serás menos dependiente y, por lo tanto, más libre.

Si tienes pasta, es indudablemente mucho más cómodo el pagarle al “profesional” de turno para que venga y te haga las cosas…pero así jamás dejarás de ser un inútil. Cuando la pasta no te sobra, como es mi caso, no tienes más elección: hay que ensuciarse las manos.

Una opción cada vez más común y recomendable, ante los tremendos precios de la vivienda, es pillar algo desvencijado pero barato, e irlo arreglando poco a poco. Mi piso tiene 55 años. No son una barbaridad, pero los suficientes para darnos dolores de cabeza continuos: cuando no se jodía una cosa, se jodía la otra.

El diagnóstico era claro: había que operar.

Lo primero, el calentador. El agua fría en verano va bien y hasta esa sano; pero en Diciembre, cuando llegas calado de la calle…

Luego, el horrible papel de las paredes. Lo chungo es quitarlo, luego pintarlo o hacer un picado con estuco es sencillo y hasta divertido.

Unas brochas y unos botes de pintura no cuestan ná, y el “pofesioná” nos cobraría una talegada de carallo por hacerlo. Poco a poco, varias capas…en la pintura el mejor consejo es ir sin prisas. Mejor muchas capas leves que una gorda que quede churretosa. Si os decantáis por el estuco, hay que darle una pasada con un rodillo de esponja para que salgan esos piquitos tan característicos (y tan hijoputas cuando pasas los nudillos en un descuido).

Lo siguiente, quitar el puto suelo de linóleo, sucio y asqueroso como él solo, que para dejarlo limpio había que usar más lejía que agua. Aquí sí que vino a echar una mano un colega paleta, pero después de aprender, el próximo ya lo hago yo. ¡Lo que hace el no tener quién te enseñe, en estas cosas ser autodidacta es muy duro!

Tras un par de inundaciones a la vecina de abajo (que se joda, puta cotilla) toca la siguiente intervención: las cañerías. Para las bajantes el clásico PVC pero, para el agua limpia, recomiendo encarecidamente al aficionado que use tuberías de polibutileno. Es algo más caro, pero es un material inerte, así que olvídate del sabor a óxido, y de tener que cambiarlas dentro de unos años. Montarlo es tan sencillo como un mecano, sobre todo si la instalación la haces por afuera (aconsejable si no tienes ganas de rozar media casa, sobre todo si la acometida, la cocina y el baño están cerca). Otra ventaja adicional de polibutileno es que tiene una gran resistencia térmica compado con las tuberías metálicas: el agua llega caliente en seguida a la ducha, y no se pierde tanta energía en el camino: la botella de butano cunde más.

El circuito del agua es simple, y no presenta gran dificultad. Lo que no es tan simple es…la electricidad. Lo he estado evitando varios años, pero ya no me ha quedado más remedio: tras varios espectáculos de fuegos artificiales (especialmente en el cuarto de baño), me he decido finalmente a sustituir toda la instalación. Los cables son del año de la polka, el aislante se deshace entre los dedos, dejando el núcleo al descubierto. Vamos, un puto peligro.

Pues eso en lo que estoy ahora.

No quiero soltar aquí un rollo de electricidad básica, para eso hay un montón de libros y páginas. Sólo un par de consejos para animar al que se quiera poner a ello. Lo primero es instalar el cuadro. Un ICP (Interruptor de Control de Potencia) que salte a la potencia que tengamos contratada con la compañía. Un diferencial de 30mA (que percibe si hay una derivación a tierra o a masa y corta el circuito para evitar la electrocución). Y una serie de magnetotérmicos (fleje bimetálico que corta el suministro si excedemos la intensidad a la que ha sido construida, apoyado de un relé magnético que actúa para variaciones bruscas como las que se dan en un cortocircuito). Los magnetotérmicos deberán tener una intensidad de corte igual a la intensidad máxima que soporta el conductor que le metamos a ese circuito.

A groso modo, podemos relacionar la sección del conductor con la intensidad máxima y la potencia máxima:
1,5mm² – 10A – 2300W (circuito de alumbrado)
2,5mm² – 16A – 3680W (circuito de fuerza, si no vamos a meter mucho radiador)
4mm² – 20A – 4600W (circuito de fuerza, cocina, A/C….).

En principio, con estos nos debería sobrar para una instalación sencilla sin grandes consumidores.

Ahora, tenemos que rediseñar el circuito. En general, hay dos formas de hacerlo: la legal, según el RBT (Reglamento de Baja Tensión), que es separando por circuitos la luz, la fuerza, la cocina… y la más eficiente, que es haciendo circuitos según zonas de la casa. Podéis adivinar la que yo he escogido. Eso sí: si tenéis horno eléctrico o vitrocerámica, debe llevar un conductor para él solo. Lo mismo para el aire acondicionado, si es de los grandes.

Podéis aprovechar el macarrón antiguo, en el caso que lo haya. Un poco de jabón en la unión hace maravillas. Si el macarrón está estrangulado en alguna parte y el cable no corre o se rompe al intentar tirar de él, entonces queda comprar regletas y sacarlo por afuera. Al ser la instalación eléctrica mucho más tupida que el agua, es bastante más feo y deberá ser el último recurso (antes hay que intentarlo con el pasacables, si es que no se nos ha quedado cable dentro).

Nota: cuando lo estés haciendo te darás cuenta de cómo trabajaban los “profesionales” hace unas décadas. Yo, cada vez que abro una tapa para empezar con otra habitación, tiemblo con lo que me voy a encontrar. Pero sin miedo, con un poco de lógica y unos conocimientos básicos, el plato de spaghetti poco a poco se va desenmarañando y sabes a dónde conduce tal cabo (un tironcito revelador es de mucha ayuda).

Es muy importante tener claro en todo momento cual es el neutro, cual la fase y, cual la tierra. Para ello se usan los cables de distinto color (marrón-fase, azul-neutro y amarillo/verde para la toma de tierra). El problema es que vienen en rollos de 200m, y comprar uno de cada color, para los distintos grosores que necesitemos, es una locura. Entonces, tiraremos todo con un mismo color, y pondremos en el extremo de cada cable una banda de cinta aislante de cada color indicando si es fase, tierra o neutro. Es la única forma de no volverse loco con la fideuá que se monta en cada registro. Si tenemos dudas, un buscapolos nos vendrá de perlas.

Ah! Otro consejo: id a comprar donde compran los electricistas. En ferreterías o grandes superficies todo está el triple de caro. Si no sois muy pijos, los enchufes y llaves los podéis encontrar en el chino de la esquina por un euro o dos. Ojito! Los hay buenos, pero también venden mucha mierda. Fijaos que tengan buenos contactos, y mejor si el cuerpo es cerámico (de estos cada vez quedan menos).

Lo de ir a comprar el material donde lo compran los profesionales es el mismo truco que el de parar a comer donde ves mucho camionero aparcado. Ellos saben mejor que nadie dónde se come mejor y más barato. Aunque aún más barato es llevar el camping-gaz y cocinártelo tú mismo (hace años que no piso un restaurante).

¿Más cosas? Olvidaos de hacer los empalmes con cinta aislante: para eso están las presillas.

Y poco más. En monofásica las instalaciones son sencillas. Lo más complejo que se os puede presentar es una lámpara gobernada por dos llaves (típico en el pasillo, una a cada lado). El esquema es bastante lógico, en internet supongo que lo podréis encontrar sin problemas. Acordaos, y es muy importante, de poner siempre el interruptor en la fase.

Antes de ponerme con este chollo, le pedí a un conocido que me presupuestara el cambio, por si no me compensaba hacerlo: 2200 ouros. Por los cojones. Entre cable, luces y regletas, aún no he llegado a los 100€ de material. Unas cuantas tardes y el chollo terminado. ¿Cuántas? Eso depende de lo calamitosa que estuviera la instalación, especialmente si existen macarrones y si tienen luz suficiente (y ningún hijo de Pepe Gotera los ha aplastado al hacer una ñapa).

Lo siguiente, es una pasadita de orbital a las tablas del suelo (de aquella no había parquet, eran más bestias) y a disfrutar de casita nueva.

¿Que quizá no quede todo tan bien como si hubiera pagado a un “pofesiná”? Pues quizá sí, quizá no. Le he dedicado todo el tiempo que ha necesitado y lo he hecho con todo el cuidado y cariño, pues se trataba de mi casa. En casa ajena intentas acabar cuanto antes para ir a por otra…

El caso es que entre todo no me habré gastado los 300€, y de haber contratado a una empresa que me lo hiciera, podía preparar más de un kilo.

Habrá a quien le parezca poco, pero yo siempre que he visto un duro en la calle, no me ha dado vergüenza agachar el espinazo y cogerlo. Porque quien tiene un duro, no tiene que pedirlo, refrán viejo. Invertir unas tardes y ahorrarte semejante talegada no me parece mala ocupación.

Pero, por encima de todo, tienes la satisfacción de estar construyendo, tú mismo, tu propia casa (eso me recuerda a Marinaleda). Como el jipi del que os hablaba antes, salvando las distancias. Si has puesto tú mismo las cañerías, o la electricidad…puedes tener por seguro que jamás volverás a necesitar los servicios de un electricista o fontanero. Tú sabes por dónde van las cosas, lo que le has puesto, por dónde puede fallar…

Hacer las cosas tú mismo te hace más independiente y por lo tanto más libre, también más sabio, y más orgulloso del resultado que si lo has solucionado a golpe de talonario. Así puedes decir con mayor rigor que es TU casa.

Espero haberos dado alguna idea y disipado algún miedo, si lo hubiera.

¡Adelante! ¡La Diosa Fortuna no favorece a los cobardes!

16 comentarios »

  1. Por cierto, la foto del principio es del Castro de Santa Tecla. Precioso sitio en la desembocadura del Minho (en la otra orilla, en el lado portugués, hay otro castro) que, si os acercáis este verano por Galicia, no os deberías perder.

    Lo puse porque me recordaba a la casa del Duende (la de este bastante más cutre, y sin el porche “en cangrejo” tan característico de este tipo de construcciones).

    Otro muy guapo es el castro de Baroña, en un espolón rocoso que entra al mar y con playita nudista al lado.

    Será que no hago propaganda de esta tierra…

    Comentario por Mendigo — 1 julio 2009 @ 0:45 | Responder

  2. Ay… Castro Baroña es GENIAL.

    Así que estás hecho un Pepe Gotera… Sí que tiene mérito. Se ve claramente que todo lo que se paga es mano de obra.

    Doy por supuesto que de muchas cosas de la furgo o la moto ya te ocupas tú/vosotros…

    Comentario por wenmusic — 1 julio 2009 @ 17:14 | Responder

    • El sitio es precioso. Hay otros castros por esa zona, pero ese es el mejor excavado/conservado. Quizá nos pasemos por ahí este finde…

      Y sí, tronk, también le pego a los vehículos. En la moto es más fácil, porque las piezas son pequeñas. Pero en la furgo…todo está apretado con unos pares bestiales, necesitas elevarla…es un coñazo. Ay! Si tuviera una garaje privado! Porque estar en la plaza de garaje y que el vecino moscón venga a tocarte los cojones con su ¿y qué estás haciendo? Y tú, debajo de la furgo, con los 10 litrazos de aceite todo negro en la bandeja…pues ya ves, sacando para freírme unos calamares, no te jode.😛

      Aunque para chulería la de un colega, que desmontó el motor en plena calle. Tenía toda la acera llena de piezas…

      Lo de controlar un poco de mecánica puede venir de puta madre. Una vez, en pleno viaje, noté que la furgo apestaba a gasóleo. Abro, y se había partido uno de los retornos de los inyectores. Como siempre, Sábado a la noche, a ver dónde la llevas. Estaba pensando llamar a la grúa y pa’casa (adiós viaje) cuando…en una gasolinera me pillé el tubo de goma de un limpiacristales, que tenía el fulano por ahí tirao. El pavo flipaba, en plan McGiver…con una navaja y una linterna…arreglao!

      Es una tontería, pero la puta satisfacción de continuar el viaje habiendo usado sólo la imaginación y un cacho de goma…

      Comentario por Mendigo — 1 julio 2009 @ 22:23 | Responder

  3. Ya veo que has abierto la sección de bricolaje😉.

    Yo también autorestauré mi casa por completo excepto la instalación de gas (por seguridad) y fontanería (toda la instalación va empotrada y no quise experimentar para evitar sorpresas futuras) aún conservo un montón de manuales de bricolaje, entonces internet estaba gateando…

    No me suele gustar el trabajo de los “técnicos”, enseguida le encuentro defectos y pienso que lo haría mejor (vanidoso que es uno jaja) … Hay mucho chapuzas suelto.

    Un pequeño error en tus sabios consejos, la sensibilidad de los diferenciales domésticos es de 30 mA, no de 3 mA. De 300 mA los industriales.

    No soy muy partidario de usar el mismo color para todos los hilos, sobre todo para el de tierra. En las tiendas especializadas venden los hilos a granel de la sección y color que prefieras.

    Los precios de tarifa de los materiales eléctricos están infladísimos, barajan descuentos hasta del 60 % al electricista (sobre todo en los mecanismos de protección). Si vais a comprar mucho material es recomendable que os lo saque algún amigo electricista o hacerse pasar por uno… sin hacer comentarios que os delaten… una forma para dar el pego es pedir el recibo con el precio de calle y que nos cobren en metálico el precio con descuento, es la práctica habitual de muchos “pofesionales”.

    Aquí va mi aportación bricomaniaca.

    Método para ahorrar gas butano en un calentador convencional:

    – REDUCIR NECESIDAD DE CAUDAL DE AGUA

    Usar una alcachofa de ducha de bajo caudal, la encontramos en cualquier hipermercado a menos de 10 €, se distinguen porque tienen los agujericos de goma (como son finitos se obstruirían con cal si fuesen rígidos)

    – REDUCIR EL CAUDAL DE AGUA

    Todos los calentadores de gas tienen una pequeña llave de corte a continuación del enlace con la tubería de entrada de agua, hay que ir cerrándola hasta que salga la mínima cantidad de agua en la ducha sin que deje de ser agradable, también tiene que haber suficiente caudal para que arranque el calentador(aumenta poniendo la temperatura del calentador al máximo), el primero que marque el límite es el que hay que respetar.

    – REDUCIR CONSUMO DE GAS

    Ahora tendremos poquita agua saliendo a una temperatura muy alta… tenemos que rebajarla cerrando la llave de paso de gas hasta encontrar la temperatura deseada, revisando que hace un arranque limpio sin “fogonazos” (Es la limitación de este ajuste).

    La teoría es bien sencilla, cuantos menos litros de agua caliente necesitemos menos energía para calentarla, si el agua sale del calentador con la temperatura de uso mejoraremos el rendimiento térmico y nos evitaremos tener que mezclarla en el grifo de la ducha.

    Hasta aquí mi truki más autóctono😛 . Llevo años usándolo y como mínimo ahorro de un 50 % en gas butano más una buena cantidad de agua.

    Comentario por javierchiclana — 1 julio 2009 @ 20:04 | Responder

    • ¿Ves? Ahora me toca a mi meter la pata con la unidades. Sabía que eran 0,03A, y me comí un 0 y le puse lo de 3mA. Si es que nadie está a salvo de cagarla…

      Muchas gracias por el aviso, tronk.

      Lo del calentador, remarco una cosa: es preferible que el agua caliente esté ya a la temperatura de uso, para no tenerla que mezclar con fría. Cuanto más alta sea la temperatura del agua que viaja por el caliente, mayores serán las pérdidas por conducción a través de los tubos = energía desperdiciada.

      En cuanto a lo de regular el agua…yo creo que te voy a mejorar el truco. Simplemente, instalando un calentador más pequeño. Así trabajará de un modo más eficiente que teniendo un calentador de muchos litros y haciéndolo trabajar a media carga. ¿El problema? Que cuando uno se está duchando, otro no puede estar fregando los platos. Pos vale, que sean esos todos los problemas…

      La verdad, podíamos hacer una competición de mini-consumos. A mí me daría absolutamente igual que se doblase el precio de la electricidad o el butano. Gasto tan poco que apenas me supondría unos pocos euros al mes.

      Y, desde luego, ni vivo peor que cualquiera de los que ¡hasta se jactan! de unos recibos de luz, agua o teléfono bestiales.

      Me gusta tu forma de pensar sencillo, Javier.

      Ah! Eso sí, lo de ahorrar agua aquí no es tan necesario como en Xiclana. De hecho, aquí nos surtimos del embalse de Pontillón de Castro que, cada año, acaba desbordándose y jodiendo algo (una casa, una carretera…).😉

      Unha aperta!

      Comentario por Mendigo — 1 julio 2009 @ 22:11 | Responder

      • Tienes razón, lo mejor es usar un calentador más pequeño pero con este sistema evito cambiarlo… aunque menos necesario también se puede usar en calentadores de 5 litros, el de mis padres por ej que al tenerlo muy cerca (sin pérdidas) de la ducha, se quemaban si no mezclaban con mucha agua fría, incluso en invierno (la verdad es que el calentador es una mierda, no es modulante como muchos de los pequeños).

        Dos medidas sencillas para ahorrar agua, un montón de litros con poco gasto (abstenerse los que tienen un embalse a punto del desborde😄 )

        Cuando se estropee el mecanismo de cisterna cambiarlo por uno de doble (botón) caudal – pipí y kaká, tengo uno de Fominaya (universal) que va genial. El truco de la botella o ladrillo no me gusta por inflexible, a veces la kaká es “pertinaz”😀 .

        Con los grifos monomando, tan extendidos, es más engorrosa la modulación que con los de asiento de toda la vida, al final su uso se acaba convirtiendo en binario. Si tienes mucha presión, como yo, puedes regular el caudal máximo con las llaves de escuadra (de paso individualizada).

        Salud

        Comentario por javierchiclana — 1 julio 2009 @ 23:25 | Responder

        • Mira, para los monomando también viene muy bien el uso de las tuberías de polibutileno (o polipropileno reticulado o cualquier otro polímero). Al ser más flexible, absorben la sobrepresión producida por el golpe de ariete al abrir o cerrar el grifo rápidamente, con lo que la instalación no sufre como si fuera de rígido metal (hierro, plomo, cobre…).

          Ahora que dices con lo de ahorrar agua. Cuando escucho por ahí que una ducha son no se cuantos cientos de litros (esto lo decían para meterse con las medidas del gobierno para crear una factura progresiva que gravase el abuso). Bueno, cuando me voy por ahí con la furgo, uso una ducha solar: que no es más que un depósito de agua de 16 litros que se calienta con el sol (poco y mal, en invierno…y en verano para qué cojones agua caliente). Bueno, pues a lo que iba: con esos 16 litros, nos da para ducharnos los dos. ¿De donde sacan esos cientos de litros para una ducha? Como el que lo midió no se pusiera a cascársela en la ducha, no lo entiendo…

          Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 0:06 | Responder

  4. La casa en la que nosotros vivimos creo que pasa bien de los 55 años y, aunque tuvo alguna reforma, esta pidiendo a gritos que se renueven algunas cosas. Ya nos hemos especializado en pintar, cambiar griferias, instalación de enchufes y puntos de luz…Eso en cuanto a reparaciones porque, además todo lo que es infórmatica y multimedia lo hemos instalado y configurado nosotros.
    Tanto una cosa como la otra lo hacemos a base de “cabezonear” hasta que sale, y si no sale…es cuando pedimos consejo. La mayoria de las veces, la satisfación de ver que no te equivocabas, que sabes o intuyes como hacerlo y lo haces bien compensa más que las pelas que te has ahorrado.
    Saudiña.

    Comentario por Xaquin — 2 julio 2009 @ 19:15 | Responder

    • Es cierto, la mayoría de las veces es sólo cuestión de sentido común. Y bueno…la maña se gana practicando. Vas encontrando soluciones que aplicas en la siguiente obra…

      Lo malo de las casas viejas es que no todo en ellas es lógico. En la mía, te encuentras esquinas a 100º, o a 80º…que no veas tú que gracia cuando quieres acoplar el lavadero o cualquier mueble.

      Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 22:24 | Responder

  5. Ah!! por cierto si te gustan los castros, ve a visitar ” a citá” o castro de Borneiro, en Cabana de Bergantiños, además estaras a un paso de Corme (faro do roncudo), Cabo Vilán, Laxe….y es una zona de costa preciosa que seguro que conoces y que te gustará volover a ver.
    Saudiña

    Comentario por Xaquin — 2 julio 2009 @ 19:22 | Responder

    • Sí, sí, claro que la conozco. La costa, pero el castro ése no tenía ni idea. Lo he estado viendo, por internet, y es chulísimo. Gracias por descubrirme el sitio, tronk! Me encantan los castros!!!

      Saúde!

      Comentario por Mendigo — 2 julio 2009 @ 22:28 | Responder

  6. No recuerdo si había hablado aquí de Hipatia. Filósofa, física y matemática alejandrina asesinada por iracundos cristianos en el s.V. La última racionalista antes de que Alejandría y el mundo cayesen en las tinieblas de la superstición y el dogma en la larga noche medieval.

    Me he acordado de ella por el artículo que Público le dedica: Hipatia, el último faro que guió a Alejandría

    Supongo que debido a la peli de Amenábar.

    Lo más interesante de la historia de Hipatia es la enorme capacidad que tiene la Iglesia de asociar cualquier personaje, rito o leyenda a su culto. Sincretismo religioso extremo, en el que se demuestra que para la Iglesia lo de menos ha sido siempre la doctrina, sino perpetuarse en el poder. Desde la vírgan calavérica en México al cosa de Hipatia. Porque el asesinato brutal de Hipatia a manos de seguidores del Arzobispo Cirilo pasó a la historia oficial de la Iglesia como Santa Catalina de Alejandría, sólo que ahora la heroína era cristiana, y fue martirizada por brutales paganos hasta la muerte. La verdad no le interesa a nadie, y menos a la Iglesia. Lo importante es el control de las conciencias, que es la vía perfecta para detentar el poder absoluto, omnímodo, del que ha gozado durante siglos y siglos.

    Comentario por Mendigo — 5 julio 2009 @ 16:12 | Responder

  7. Algo también muy importante a la hora de meterse a arreglar la casita, es ¡tener un buen ayudante!🙂

    Comentario por raiña loba — 6 julio 2009 @ 12:11 | Responder

    • Sin duda, peque.

      Éramos Pepe Gotera y Otilio, aunque no sé yo muy bien quien en el papel de quien. Por resabidillo tendría que ser yo Pepe Gotera, pero por comilón…

      Comentario por Mendigo — 6 julio 2009 @ 23:12 | Responder

  8. Je, ya os pediré consejo, creo que me va a tocar pintar la casa en breve…viendo cómo lo ponéis, hasta da ganas de hacer algo más…
    Disfrutad de la casa nueva🙂

    Comentario por M — 7 julio 2009 @ 18:32 | Responder

    • Buenas, María!

      Pues a tu servicio. Tú pregunta, pregunta, que lo que esté en nuestra mano…

      Aunque la verdad, no es que seamos manitas, más bien manazas. Lo único es que tenemos poco miedo y ninguna vergüenza. Como tú también eres osada, con eso y dos dedos de frente, ya tienes lo que hace falta para enfrentarte a cualquier chapucilla…
      😉

      Comentario por Mendigo — 7 julio 2009 @ 20:50 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: