La mirada del mendigo

7 noviembre 2009

La relatividad y el surrealismo

Filed under: economía — Mendigo @ 20:32

Con el trabajo de Einstein la mecánica clásica, newtoniana, saltó en pedazos. Su teoría, en la que afirmaba que la masa no tenía por qué conservarse en reacciones nucleares, o incluso que el tiempo, la cuarta dimensión, podía deformarse, curvarse como si fuera un mantel de lino, era a la Física lo que el surrealismo de a la Historia del Arte: no lo negaba, pero lo superaba, saltaba por encima de todo lo anterior a un mundo nuevo, a una infinidad de mundos paralelos.

Mientras Lorca ponía patas abajo la literatura a sus pies, Buñuel en el cine o Picasso en las artes plásticas, Einstein preparaba su jugada como humilde ayudante en una oficina de patentes. El surrealismo en Física llegaría con un poco de retraso, luego vendría la mecánica cuántica, la teoría de cuerdas…

¿Y en economía? El surrealismo económico llegó al mundo con un par de décadas de margen, y en él estamos viviendo. Imaginaos que os convertís en protagonistas de una peli de Berlanga, o de un cuadro de Dalí: pues en esas estamos.

¿En qué consiste el surrealismo económico? Igual que el surrealismo en Física predijo que podíamos operar un sistema en el que no hubiera conservación de la masa (en una reacción nuclear, parte de la masa es transformada en energía), el surrealismo en economía sostiene que se puede prestar un dinero que no tienes, y por lo tanto crear dinero de la nada.

¿Cuáles fueron las consecuencias materiales de estos dos planteamientos teóricos? En el caso de la Física, la bomba atómica. En el caso de la economía, algo muchísimo peor.

Buñuel

Venga, ahora os voy a contar una forma de hacernos ricos. No, no es el negocio de telepicha, esto es aún mejor. ¿Que no tenéis un duro para iniciar un negocio? No importa, para esto no hace falta, para eso están nuestros amigos los bancos.

Os cuento cómo eran las reglas del juego hasta hace un par de años, y luego vemos las novedades. Nos vamos de viaje a Japón, entramos en el primer banco que veamos, y pedimos prestados burrocientos mil millones de yenes. Digamos que a un año. Como los tipos de interés en Japón están muy bajos, al cabo de un año tendremos que devolver esos burricientos mil millones más, pongamos, un 0,5%.

Cogemos esa cantidad de yenes, los metemos en una maleta y cogemos el avión Tokio-Reykjavík. Ya en Islandia, vamos al primer banco que encontremos y depositamos nuestro dinero (esto es, prestamos el dinero que nos ha sido prestado) a un tipo de interés sugerente, pongámosle el 7%.

El que sea más avispado, ya se habrá dado cuenta. Nos vamos a casita y dejamos pasar el tiempo. Al cabo de un añito, nos vamos a Islandia y recogemos los burricientos mil millones más su 7%, y ni cortos ni perezosos tomamos el avión de Air Nippon directitos a saldar nuestra deuda (porque somos gente honrada, formal y cumplidora). Entregamos los chorrocientos mil millones de yenes más el 0,5% convenido y nos volvemos a casa. ¿Solos? NO, claro. Acompañados del 6,5% de chorrocientos mil millones, que aún son un picazo de tropecientos mil millones de yenes. Sólo nos queda cambiarlos a dólares e irnos a vivir a alguna isla paradisíaca el resto de nuestra existencia.

Fácil y sencillo. Y, lo mejor de todo, escrupulosamente legal. Nadie podría jamás ponernos pegas.

¿Riesgos de la operación? Aparte de que tengas miedo a volar, prácticamente ninguno. Podríamos usar los burricientos mil millones que nos presta el amable banquero japonés para invertir en algún negocio que se presuma lucrativo, pero como somos personas modestas, nada avariciosas, preferimos ser conservadores y poner el dinero a seguro en un plazo fijo de una pulcra entidad bancaria islandesa. Sin sorpresas.

¿Se os está iluminando la mirada? ¿Por qué no lo hacemos ya mismo? ¿Estáis abriendo en una nueva pestaña la página de Ryanair por si tuviera algún vuelo a Tokyo? Pues ya podéis ir cerrándola.

Si vamos un par de pelagatos, y nos presentamos en un banco nipón pidiendo burricientos mil millones de yenes en castellano, lo mejor que nos puede ocurrir es que el amable cajero no nos entienda. Si lográsemos hacérselo comprender en inglés arapahoe, podrían ocurrir dos cosas, que se partiera el culo y pensara que los españoles somos unos cachondos, o que llamase a seguridad para que nos echasen a patadas. Como mucho, y tras presentar mil papeles en japo, nos darían 100.000¥ (unos 1.000 ouros), y a un tipo bastante alto (por la cara que tenemos de no devolverlo). Si con ese capital prestado nos tenemos que ir al banco islandés, esperar un año, volver a Tokyo, etc…al final nos hemos gastado en paseos mucho más del escaso margen que hemos logrado.

¿Luego ese negocio que os hablaba era una chorrada? ¡No! Ese negocio es real, muy real, se llama Carry Trade y ya lo expliqué aquí hace años: El efecto Islandia.

Este negocio se estima que mueve billones de dólares desde las economías con tipos bajos (divisa de financiación) hacia otras zonas económicas con tipos de interés altos (propio de países con economías muy activas, en desarrollo, para luego completar el círculo.

Por supuesto, las cantidades brutales de dinero que se mueven no van en una maleta como equipaje de mano de nadie, sino que circulan a la velocidad de la luz por las pasarelas electrónicas interbancarias. Y para entrar en ese casino, como en todo club que se precie, hay un maromo vigilando la entrada para que no se cuelen desgraciaos como tú o como yo. Sólo los inversores institucionales pueden pedir a un banco chorrocientos mil millones para jugar a este corro de la patata.

De esta forma, los que ya tienen dinero, pueden hacer mucho más dinero de una forma totalmente segura, sin necesidad de arriesgar la piel en inversiones en empresas productivas que lo mismo pueden salir bien, como pueden salir mal, o no salir. Con el dinero prestado, compran bonos o deuda de la máxima calidad y se sientan a esperar como ese dinero medra.

En verdad sí que hay un riesgo, el riesgo divisa. Esto es, si la divisa de financiación (en el ejemplo, el Yen) se revaloriza respecto de la divisa de inversión (corona islandesa) mientras estamos invertidos, nuestros beneficios menguarían en la misma proporción. Pero como la venta masiva de la divisa de inversión provoca una lenta devaluación de la misma, lo más probable es que ocurra el caso contrario, que sea la divisa de inversión la que se haya revalorizado al cabo de un año, con lo que podremos sumar ese pico a nuestro botín.

Con el terremoto que lo está sacudiendo todo desde hace un par de años, el dólar se ha convertido en divisa de financiación (el precio del dinero en EEUU está prácticamente regalado), mientras que la bancarrota de Islandia nos obligaría a buscar otras economías de tipos alto, como Nueva Zelanda. Eso da igual, el mecanismo es exactamente el mismo y tú los billetes reales no los llegas ni a ver.

Ahora os estaréis preguntando, deberíais, por qué os cuento esto. Pues volviendo de nuevo al surrealismo y la Teoría de la Relatividad. A ver, recapitulemos. En el ejemplo que puse no teníamos nada. Pedimos chorrocientos mil millones y tenemos chorrocientos mil millones y una deuda que pagar. Los metemos en el banco islandés y nos quedamos sin ellos pero con la promesa que nos los devolverán al cabo de un año habiendo medrado. Al año, una vez devueltos a Japón lo prestado nos encontramos con…una enorme suma de dinero. Y ahora me queréis explicar ¿DE DÓNDE HA SALIDO ÉSE DINERO? ¡Si no teníamos nada! No es que tuviéramos unos millones y los invirtiéramos en un negocio. No, no teníamos ni un peso. Y ahora, tenemos tropecientos millones. ¿cómo coño se han creado? Hay tropecientos millones más en circulación que han aparecido en el sistema por arte de ensalmo, de birlibirloque.

Ésa es la relatividad de la nueva economía: se puede crear dinero a partir de la nada.

Supongo que ahora, quien lea esto, estará pensando ¿para qué coño me das el tabarro, con una forma de hacerme rico que nunca estará al alcance de mi mano? Para eso, mejor no enterarse.

Pues no, este sistema no te beneficia pero sí que te perjudica. Porque precisamente tú jamás vas a ver un puto duro de este sistema, pero tu dinero va a tener que competir con el dinero del que lo realiza.

Cuando vas a una frutería, el frutero no te pregunta si el billete con que le pagas lo has obtenido currando como un cabrón todo el día, o robando la pensión a alguna vieja a la vuelta de la esquina. Vuestro billete tiene el mismo valor. De la misma forma, el dinero del que lo gana como producto de alquilar su fuerza de trabajo vale tanto como el que lo ha creado de la nada, entrando en competencia y empobreciendo al primero.

Y esto ya no se trata de empresarios y trabajadores, de capital y mano de obra. Desde esta página he dicho que no considero legítima la propiedad privada de los medios de producción (a ver si el PCE, ya que se refunda, tiene cojones a decir lo mismo).

Pero soslayemos ese tema. Es que la economía de casino nos jode esta vez a ambos, al currito pero también al empresario que invierte su dinero en montar un negocio. Por lo mismo, porque todo ese dinero que las grandes entidades financieras crean de la nada, luego vale tanto como el del mismo empresario. Hasta que este se pregunta para qué está arriesgando su dinero en una fábrica que sólo le da quebraderos de cabeza, si puede sacar mayor beneficio ¡y más seguro! jugando en el Casino Financiero. Resultado, manda la fábrica a la mierda, los trabajadores al paro, y mete su dinero en un banco de inversión que promete hacerle rico sin que tenga que volver a romperse la cabeza con balances y estudios de mercado nunca más.

Desde el mendigo hemos dicho muchas veces que el capitalismo está diseñado para que las rentas del capital tenga un peso cada vez mayor en el conjunto de la economía sobre las rentas del trabajo (luego lo que tiene que aportar el obrero, su trabajo, está devaluado, mientras que lo que aporta el empresario, el capital, está sobrevalorizado).

Pero es que en este caso lo que ocurre es que la economía real, la economía productiva, se está quedando gibarizada al lado de esa enorme burbuja financiera llamada economía de Casino. Al menos la fábrica del empresario cumplía una labor social: fabricaba cosas. Pero es que esta otra economía no aporta NADA a la sociedad. Sin embargo, es una enorme máquina de fabricar dinero, cantidades brutales de dinero, dinero que es tan real, tan valioso como el nuestro y con el que tenemos que competir cada vez que queremos comprar algo.

Quizá esto no se manifieste en la inflación porque las grandes corporaciones no van a la frutería pero…¿os habéis fijado en la cotización del barril de petróleo? ¿Y el mercado inmobiliario? ¿Y en el mercado de las empresas, la bolsa? Esa es la frutería del gran capital, y ahí sí que se ha notado la “inflación” que provoca estar creando dinero de la nada, sin respaldo de riqueza ninguna.

Si quisiéramos comprar una empresa, nuestra empresa, los mismos trabajadores con nuestro dinero, no podríamos. Porque una corporación siempre pondrá muchísimo más dinero sobre la mesa del que podríamos poner nosotros. Hace unos años, unas décadas, aún podríamos hacernos con el control de nuestro puesto de trabajo. ¿Ahora? Imposible. Porque los trabajadores tenemos más o menos lo mismo (nuestras nóminas se han incrementado con arreglo a la inflación, en el mejor de los casos), pero hay muchísimo más dinero en el sistema. Las grandes corporaciones eran grandes, muy grandes, y cada década son muchísimo más grandes. Y nosotros, que vemos crecer nuestro capital a cuentagotas, cada vez somos más insignificantes a su lado.

Incluso nuestro jefe, Don Empresario López-y-Pérez, cada vez es más chiquitito. Hasta que cierra la empresa o la vende a una multinacional. No es sólo que nuestro trabajo cada vez valga menos, es que la misma economía productiva cada vez vale menos.

Al principio, el capitalismo nos utilizaba, en una dualidad obrero-consumidor. Ahora directamente nos trasciende, pasa de nosotros, ha logrado reproducirse sin necesidad de nuestra sangre.

Margritte

¿Y la izquierda? ¿Qué opina de esto? ¿Y el Madriz, otra vez campeón de Europa, No? Ahí siguen, entre refundaciones y manifiestos. Hablando de sí mismos la mitad del tiempo, y del color de la nubes, la otra mitad. Haciendo como que no se enteran, o no se quieren enterar porque el asunto les viene grande. Ya no dan sino risa a los empresarios de aquí, como para ir a asustar con el coco del comunismo a los monstruos financieros mundiales.

Me imagino la escena, como un ratoncillo en medio del campo de batalla de bestias feroces.

lucha

32 comentarios »

  1. Entiendo lo que dices, pero… ¿La producción de cosas aún les interesa, no? Me refiero a los poderosos. Querrán seguir yendo en sus cochazo, comer jamón ibérico y beber los mejores vinos. Vivir en casones con piscina, e ir a los clubs más pijos y a las tiendas más caras. Por tanto, seguirán necesitando de nuestra esclavitud para sus caprichos, ¿no?

    De la misma forma que vale lo mismo el voto de alguien al menos interesado en la política, la sociedad y la economía que el de uno que vota “porque hay que votar”, el dinero vale lo mismo si trabajas para conseguirlo como si lo generas de la nada y sin hacer, literalmente nada. Pues muy bien. Paremos todos de trabajar.

    A ver qué pasa.

    Comentario por wenmusic — 7 noviembre 2009 @ 21:11 | Responder

    • Eso es wenmusic paremos todos,a ver si dejan de cobrar nuestros sindicatos,mejor dicho,chupar del bote,creo (opinion personal) que son los que tienen la infraestructura para hacer una huelga general e indefinida.Respecto al voto si es lamentable voto al que mas sube las pensiones y ganan,¿por que?por que la malloria de la gente mas jovenes que nuestros padres no creemos en la politica, mejor dicho en los politicos, esto en mi caso yo solo voto en las municipales y pal gobierno vasco.

      Comentario por miguel — 7 noviembre 2009 @ 22:03 | Responder

  2. Para parar todos hay que tener conciencía de lo que se hace y porqué se hace, una huelga indefinida es una utopía, la razón es que la mayoría va a su puta bola, no huele mas hallá de su culo y solo les preocupa cuando les pica. Es duro, pero es cierto. Después de la que ha caido y nos hemos quedado como momías, ¿que coño queremos cambiar?, ¿bajo el liderazgo de quien?. Este puto sistema se nutre de nuestro miedo y de nuestro egoismo, les construimos unos baños de oro, los llenaron de mierda y se los hemos limpiado con la lengua. Pero tranquilos que los volverán a llenar de mierda y se los volveremos a limpiar.
    Yo votar siempre voto en todo, aunque mi voto no salga ni en las encuestas, pero creo que eso me da el derecho de pataleo. No puedo ignorar algo y luego decir que me está jodiendo.

    Buenas noches y buena suerte.

    Comentario por Javi — 8 noviembre 2009 @ 0:46 | Responder

  3. Interesante post.

    Comentario por Un señor que pasa por aquí. — 8 noviembre 2009 @ 13:14 | Responder

    • Ná, pues gracias.

      Comentario por Mendigo — 8 noviembre 2009 @ 13:49 | Responder

  4. “¿La producción de cosas aún les interesa, no?”
    Bueno, es un negocio más. Pero antes era EL NEGOCIO (bueno, entiéndeme, junto con el sector primario y terciario, es decir, sacarle bienes a la tierra y ofrecer servicios). Ahora es sólo otra forma, anticuada, de hacer dinero.

    Lo cierto es que los ciudadanos cada vez pintamos menos en la economía, ni como trabajadores ni como consumidores. Es algo así como las películas de ciencia ficción, en que lso robots se revelan y nos esclavizan, y luego son capaces de vivir sin nosotros y nos exterminan. Pues algo así, pero con el capital.

    Antes, el dinero, nos necesitaba como mano de obra y consumidores para reproducirse. Ahora, desde que se puede multiplicar solo, desde que no necesita de nosotros para reproducirse, ya arrincona la economía tradicional (el antiguo empresario explota a trabajador para ganar más dinero, que acabaremos echando incluso de menos) para jugar en otra división, otro mundo, otra galaxia.

    “Paremos todos de trabajar.”
    “Para parar todos hay que tener conciencia de lo que se hace y porqué se hace”
    Totalmente de acuerdo con Javi.
    Yo más bien diría: trabajemos lo mínimo posible para asegurar nuestra supervivencia: ¿Cómo? Consumiendo lo mínimo posible. Lo malo es que, ya consumiendo lo mínimo posible, hay que trabajar todo el día para…pagar la casa.

    “votar…me da el derecho de pataleo”
    No. El derecho al pataleo lo tienes siempre, es inherente por tu condición de ciudadano, votes o no. Si no encuentras ningún partido que te represente, es normal que, o votes en blanco o nulo, o no votes.

    “a malloria de la gente…no creemos en la politica, mejor dicho en los politicos”
    Es que, Miguel, esto no debería ser una cuestión de fe (y por desgracia, así lo plantean). No habría que creer en nadie, en todo caso confiar en que va a cumplir con su discurso. Pero para empezar, debería tener discurso. Y aquí, vuelvo a copiar a Javi:
    “Después de la que ha caido y nos hemos quedado como momías, ¿que coño queremos cambiar? ¿bajo el liderazgo de quien?”

    El liderazgo no se lo concedo a nadie, yo soy mi propio director. Ahora, hemos de tener un proyecto alternativo, un plan B. Porque si no, la gente va a decir, con razón, que somos los protestones que a todo le ponen pegas pero que no tienen ninguna propuesta mejor.

    Y es cierto. Rigurosamente cierto. No tenemos un sistema alternativo que oponer al capitalismo. Podemos hacer más amable el capitalismo, podríamos hacerlo mejor que ZP, un capitalismo más suave con el trabajador, eso es lo que propone la izquierda europea. Pero ¿Algo nuevo? Es que mucha gente, gente (que se dice) de izquierda, es que ni tan siquiera se plantea que pueda haber otra sistema.

    No me extraña. Les va bien con este…

    Comentario por Mendigo — 8 noviembre 2009 @ 13:48 | Responder

  5. Eso es mendi nos hemos acomodado queremos vivir igual que los ricos pero los que ponemos el pellejo somos nosotros,no es tener fe ya lo se pero de antemano sabes que el que coja el sillon se transforma, o se vuelve como es,en cuanto al lider Javi para mi parecer teniamos uno con las ideas medio claras y al final paso sin pena ni gloria hablo del califa,otro sistema ¿como se vivia antes sin capitalismo sin reyes sin parasitos?hagamos lo mismo amoldandolo a nuestro mundo,que facil es decirlo ya.

    Comentario por miguel — 8 noviembre 2009 @ 14:49 | Responder

    • Bueno, sin pena ni gloria…con Anguita la izquierda obtuvo sus mejores resultados, 21 diputados (creo recordar). Luego, vino la debacle…

      Comentario por Mendigo — 8 noviembre 2009 @ 20:44 | Responder

      • Muy bien fueron años que muchos nos cargamos de esperanza y luego nos hundimos,pero cruzandonos de brazos no solucionamos nada, se que es un discurso barato pero es lo que me queda,confianza y esperanza para darle la vuelta a la tortilla es lo que me hace tirar hacia delante es lo que me hace sonreir a mis hijas todas las mañanas el saber que hemos luchado y que ellas/o seguiran haciendolo.

        Comentario por miguel — 8 noviembre 2009 @ 22:26 | Responder

        • Pero Miguel, yo no digo que nos quedemos de brazos cruzados. ¿Tú me ves de brazos cruzados?

          Pero por ahora, hago lo único que se puede hacer: informar al personal de cómo está la situación.

          Que no es poco! Mucho más de lo que está haciendo IU-PCE!!!!

          Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2009 @ 8:24 | Responder

  6. Yo creo que no se me ha entendido bien. Da igual que se puedan fabricar su propio dinero, si no pueden hacer nada con él. Sigue haciendo falta la mano de obra, aunque sea para fabricar sus cosas de ricos.

    ¿De qué valen los millones si no puedes comprar nada con ellos? ¿Van a trabajar ellos para fabricarse sus cosas? Entiendo la pérdida de peso de la mano de obra, y del capital con ella producido.

    Que el sistema les funciona porque nosotros así lo permitimos ya lo sé. Por eso hacen falta medidas. Aunque está claro que a la mayoría no le debe ir tan mal.

    Y estoy con mendi en que uno tiene derecho a quejarse aunque no participe en el paripé de las elecciones, faltaría más.

    Comentario por wenmusic — 8 noviembre 2009 @ 20:08 | Responder

    • Wen, a ver, pero es que yo no me refiero a que los ricos controlarán todo. No. Es que el mismo capital, el dinero, no los capitalistas sino los capitales ya no nos necesitan casi para nada. Sí claro, algo de mano de obra es necesaria. Pero ya no es un factor de explotación principal, da igual si trabaja o si no, si hace huelga o si no. Le da igual, si el capital se reproduce sin necesidad de fábricas, de latifundios, de tiendas. El dinero se reproduce él solo. Ni tan siquiera necesita de ricos que lo posean, como tú mencionas. Por supuesto que hay ricos, cada vez más ricos, pero la parte gorda del capital no les pertenece, ellos sólo se llevan las migajas. Migajas de miles de millones de dólares, pero son una ínfima parte. El capital no es de los ricos, sino de las propias corporaciones, que cada vez son más y más poderosas, obligando a una sumisión vergonzosa al poder político. Incluso el Estado más poderoso del mundo tuvo que agachar la cabeza y ponerse a su servicio, porque se dio cuenta que si las grandes financieras temblaban, él no sobreviviría.

      Comentario por Mendigo — 8 noviembre 2009 @ 20:50 | Responder

  7. Que me estas diciendo¿que no podemos hacer absolutamente nada,que tenemos que tragarnos toda la mierda?¿porque y por quien nos toca luchar,por nada,dejamos que al final nos extingamos?ya se que no tenemos todas las respuestas pero al leer esto ahora mismo no tengo ni ganas ni animos de escribir mas hasta mañana,yo tambien me rindo y esperare el pullazo mientras duermo a ser posible.

    Comentario por miguel — 8 noviembre 2009 @ 21:40 | Responder

    • Hombre Miguel, no es por desilusionarte pero…¿se te ocurre a ti algo?

      Venga, huelga general salvaje. ¿y? Tú te crees que a los responsables de esta crisis les importa una mierda que haya un país sudamericano, llamado España, que decida autosuicidarse antes de lo previsto con una huelga temporal indefinida? Aún sacarían más provecho, se alegrarían.

      ¿Qué no? ¿Más bestia? Revolución, guerra civil, sangre y fuego. Estupendo para ellos. Nos venderán las armas, así como a la otra parte. Y, cuando nos hayamos destruído los unos a los otros, vendrán a comprárnoslo todo, como están haciendo en África.

      Nu se, si se te ocurre otra cosa…

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2009 @ 0:17 | Responder

      • De momento se me ocurre el tener que pedir1000 disculpas por los comentarios que hice ayer en especial contigo, me esplico,ayer vine despues de ver mi equipo athletic y me sente con algun pacharan de mas hoy he leido detenidamente lo que puse y no era mi intencion el querer decir que no hacemos nada en especial tu que dedicas tiempo en colgar cosas de interes.Soy yo el que llamo a tu puerta y desde luego no era para insultarte ni ati ni a ningun lector de esta pagina me es muy dificil escribir lo que boy pensando pues escribo con dos dedos no por que me falte el resto si no por que soy un zoquete y no quise estudiar preferia trabajar y gastarme el dinero en juergas,a si que Javi no te preocupes el bruto soy yo espero de verdad que me disculpeis.

        Comentario por miguel — 9 noviembre 2009 @ 12:32 | Responder

        • ¿?¿?

          Miguel, ¿no crees que exageras un poco? Yo no me había sentido ni una pizca ofendido por tu comentario. Es más, me gustó que reaccionaras así, negándote a quedarte de brazos cruzados. Aquí se puede hablar con confianza, no tienes porqué contenerte.

          Lo de que no estudiaste de pequeño, ahora ya no tienes más remedio. Se nota, por tu mala ortografía, pero cada uno tiene su vida y sus circunstancias, y de nada sirve ahora lamentarse. Lo que no tiene excusa es que, a partir de hoy, no te sigas formando. En lo que quieras, en lo que más te guste. Adquiriendo cultura general o sobre un aspecto concreto. Además de ayudarte en tu vida laboral, verás como el mundo se hace más grande y más rico.

          Hay que desterrar la idea de que estudiar es cosa de niños. Yo espero seguir estudiando hasta el día en que me muera… (sin matarme, eso sí, que soy muy vago😉 ).

          Aps! Y lo de escribir con dos dedos…bueno, tú eres albañil. Tiene disculpa. Yo he visto funcionarios, que todo su trabajo lo hacen con un ordenador, que también escriben con dos dedos. Y su sueldo se lo pagamos nosotros. Tú intenta escribir con dos dedos…de frente, que la velocidad es lo de menos.

          Unha aperta!

          Comentario por Mendigo — 10 noviembre 2009 @ 9:11 | Responder

          • Al ver la contestacion crei que te habias mosqueado,entiendo que uno escribe con un tono de voz pero otro lo puede leer con otro tono,yo mismo me di cuenta cuando lei lo que escribi y no lo espuse correctamente bueno dejo de comerme la pinza con este tema me alegro que el rio siga su curso.En cuanto a seguir forzandome creo que he empezado vuelbo a opinar de politica que lo habia dejado hace tiempo es un empiece creo.Mecachis la porreta en cuanto a las faltas de ortografia creia que lo disimulaba jejeje,mi mujer dice que soy un peluche en el cuerpo de un oso,con los que me caen bien no quiero mal rollo si podemos no estar de acuerdo pero no dejarme de hablarpor ello una vez mas ezkarri kasko.

            Comentario por miguel — 10 noviembre 2009 @ 12:12 | Responder

  8. La verdad es que bien mirado teneis razón, si tenemos las mismas obligaciones y sufrimos las decisiones de los políticos todos por igual el derecho de queja es el mismo, independientemente de haber votado. Quizás como lo he expresado ha sido una teoría un poco brutota y puede que me haya salido una tontería.

    Saludos a todos.

    Comentario por Javi — 8 noviembre 2009 @ 21:57 | Responder

  9. estas feito todo un Geek!!

    te sigo desde que comentas en GurusBlog y la verdad es que pilotas de cojones. Y escribir también se te da bien; por encima dices que estás fuerte como un toro y que follas como un campeón! Pues no le tengo envidia, que lo sepas :-))

    En cuanto a la relatividad de la pasta, creo que la CONSUMACIÓN del robo a la plebe está sucediendo ahora, “just now” delante de nuestras napias y sin hacer nada.

    Primero empeñaron sutilmente a los currantes, ahora embargan las empresas medianas, después vendrán a comprar a precios bajos (justo un pelín por encima de lo que nosotros podamos pagar) lo que quede. Al final el mundo será de la clase dominante como en la película …

    O NO? ¿verdad que algo va a fallar en ese maldito plan?

    Comentario por xurxo — 8 noviembre 2009 @ 22:26 | Responder

    • JOAS JOAS JOAS JOAS

      ¿Geek = apasionado de los ordenadores?. Pos no, la verdad. Me traen mucho por culo. Cambio de ordenata cada ocho años (a los cuatro lo jubilo para el pueblo, donde me da otros cuatro años de buenos servicios), uso un teclado de hace más de diez, y mi tarjeta gráfica está integrada en la placa base. Esta PCra me la monté yo mismo por menos de 300€, con los cachos más baratos de varias tiendas.

      No, el ordenador me la pela, lo que me interesa son las posibilidades que me ofrece conectado a la red. Lo que me interesa es la información y la comunicación con otras personas.

      ¿Qué más me has llamado? Aps! Casi nunca comento en GurusBlog (sólo cuando me inflan la vena de las frente, especialmente con los derechos laborales) y no controlo nada. Yo no tengo formación económica y soy consciente de mis limitaciones. Sí que es cierto que escribo bien, de hecho este blog lo abrí para no perder mi afición por escribir, así como perdí mi mano para dibujar a fuerza de no practicar. Una pena, mi madre decía que tenía aptitudes (mi vieja pinta muy bien). Pero claro, qué va a decir, es mi vieja.

      Lo de que estoy fuerte, pues depende con qué lo compares. Más que fuerte soy resistente, correoso. Puedo pasarlas muy putas, con frío, con cansancio, pero sigo caminando. En la montaña me es muy útil. He llegado a desmayarme por no querer bajarme de la bicicleta antes de subir un puerto. Con mi tozudez compenso las dificultades de un cuerpo que no es, desde luego, una maravilla. Por ejemplo, me preocupa mi corazón, cuando entreno pasa con facilidad de las 160 pulsaciones, y me he medido 200…

      Lo de que follo como un campeón…juas! Eso mejor que te lo diga la lobita. Aunque más bien sería que ME DEJO follar como un campeón. XDDDDD

      Bueno, ahora que he respondido a todas las barbaridades e infundios que has soltado sobre mi persona😛 vamos a lo interesante:

      Sí, una de las leyes del capitalismo es la concentración del capital: viene a ser una Ley de Gravitación Universal pero aplicada al dinero. Eso, aplicado al tejido productivo, implica concentración empresarial. Las empresas medianas y pequeñas, arruinadas, son compradas por cuatro duros por las todopoderosas transnacionales. ¿Cuántas empresas de automóviles hay en el mundo? La peña que no sabe de coches se sorprende porque ve una multiplicidad de marcas pero, al final, sólo puede elegir entre cuatro coches en cada segmento. Eso sí, vestidos con ropajes distintos bajo emblemas diferentes. Pero comparten el mismo motor, el mismo chasis, el mismo esquema de suspensión…

      Algo va a fallar? Bueno, respóndeme tú ¿Conoces excepciones a la Ley de la Gravedad?

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2009 @ 0:13 | Responder

    • Martin en (http://www.xornal.com/opinions/2009/11/04/Opinion/jaque-julio-gayoso-presidente-nunez-feijoo/2009110323123432366.htm):

      O curioso é que a estas alturas non sabemos si as Caixas están quebradas ou non. Si ganan cartos (pese a 20 anos seguidos de beneficios record), ou non. Alucinante sistema económico que exixe a presentacion de libros, contas anuais, pero despois son un oscurantismo incomprensible.

      Comentario por xurxo — 9 noviembre 2009 @ 2:06 | Responder

      • Non sabemos se as Caixas (olliño coas galegas) están xa quebradas ou van quebrar, é certo. O agasallo contábel do Banco de España será para moitas un balón de oxíxeno.

        O que sí que che podo dicir é que non hai cartos para a próxima que caia. O Fondo de Garantía de Depósitos esgotouse axudando a CCM, e aínda ten que por o Tesoro 1300 millóns máis. Se cae outra, e é probable que sexa unha (ou duas) galegas, os clientes van quedar sen ver un peso…

        Ah! A nova que querías enlazar penso que era esta:
        El jaque de Julio Gayoso al presidente Núñez Feijóo

        O que eu, na miña ignorancia, non sou quen de entender, é como dos coxos poden axudarse a camiñar…

        Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2009 @ 8:38 | Responder

    • mañana o pasado comento lo comentado a las 0:13. i´m goingto sleeping.

      Comentario por xurxo — 9 noviembre 2009 @ 2:15 | Responder

  10. Observo como mis reiteradas faltas de asistencia a clase no es óbice para que el maisu continúe enseñando.
    Si los partidos de izquierda no nos sirven, pasemos de los partidos de izquierda. La clase política se ha convertido en una casta aparte, en una nueva clase social. Unámonos y demos apoyo a los movimientos populares (prometo que existen). Estaremos más atomizados, pero el conocimiento nos llegará y actuaremos en consecuencia. Si los partidos de izquierda pasan de nosotros, hagamos nosotros lo mismo con los partidos de izquierda. No los necesitamos.

    Comentario por picapiedra — 10 noviembre 2009 @ 1:48 | Responder

    • laksdjnerulwefudsñaeifjsdn

      No me resigno.

      Los partidos políticos sirven, en primer lugar, para gobernar. Creo evidente que ningún partido de izquierda revolucionaria tiene hoy día posibilidades de gobernar, así que mejor lo aplazamos.

      Pero los partidos políticos también sirven de correa de transmisión, de altavoz de unas ideas, de un proyecto político que asume unas y otras tesis socioeconómicas y las ofrece a la sociedad. La potencia con que se expanden las ideas neoliberales no es por casualidad, sino por el trabajo realizado para presentarlas como las únicas posibles.

      Hay que empezar por sembrar, por proponer un sistema distinto. Aunque sólo fuera una idea: no es justo, no es legítimo que tu patrón posea el negocio, que tengas que trabajar para él. La tierra para el que la trabaja. Sólo esta idea, repetida una y otra vez, con mil voces y mil tonos distintos. Que empezara a llegar a la gente y, luego, a ver qué pasaba.

      Pero para optar a gobernar, antes hay que sembrar. Es estúpido lo de IU, que se lamentan de las malas cosechas cuando están viviendo de lo que sembraron otros hace décadas.

      Los partidos políticos no son un fin último (error histórico frecuente, confundir la lealtad al partido con la lealtad a la revolución), son un mero instrumento. Como instrumento, IU se ha demostrado que no sirve, que es inútil para cambiar el modelo socio-económico. Pues habrá que cambiar de herramienta. Mejor eso que cambiar de ideales ¿no?

      Pica, un movimiento social que tenga por objetivo transformaciones políticas es, de facto, un partido político. Concurra o no a las elecciones.

      En cualquier caso, y eso lo deberíamos tener claro, cualquier proyecto de lucha contra el capitalismo limitado por la escala nacional es una imbecilidad. La lucha obrera ha de ser mundial, o pintamos la mona. Una formación implantada en toda Europa, y con relaciones con otros movimientos de izquierda en todo el mundo, eso es lo que necesitamos.

      Internacionalizar la lucha, política y sindical; ya que el enemigo no reconoce esas fronteras, es estúpido que nosotros sigamos ciñéndonos a ellas.

      Comentario por Mendigo — 10 noviembre 2009 @ 9:27 | Responder

  11. Igual es una pregunta tonta ¿pero habeis pensado en la anarkia?¿se podria crear una formula que salga de esta base?¿con esta idea llegariamos al caos o seriamos capaces de tirar hacia delante?de momento solo se me ocurren preguntas y lamentablemente ninguna respuesta pero estoy convencido que tarde o temprano estallaremos y todos estos chorizos se cagaran.

    Comentario por miguel — 10 noviembre 2009 @ 21:22 | Responder

    • Uys! Dudo mucho que estallemos. Ya se han aprendido la lección y han instalado válvulas para aliviar la presión cuando la cosa se ponga demasiado tensa. ¿Qué crees que es, si no, el P$O€?

      ¿La anarquía? Bueno, el sistema económico que yo propugno, de autogestión de los centros de trabajo, tiene bastante de anarquista. Lo único es que reconozco que hay empresas demasiado grandes, cuya capitalización exige que entre el Estado (es decir, todos) y por lo tanto el Estado (es decir, de nuevo, todos) tengamos también poder de decisión en esas empresas.

      Hay quien le llama a esto socialismo libertario. Bueno, me gusta el nombre.

      Comentario por Mendigo — 11 noviembre 2009 @ 8:10 | Responder

  12. ¿La izquierda? ¿qué izquierda? ¿soy el único que ve que TODOS los partidos sean de lo que sean están siempre discutiendo las mismas tonterías (que nos venden como trascendentales pero que realmente nos la debería traer floja) y nunca se meten con los bancos? ¿Es que hay alguna diferencia entre que gobierne un partido u otro, aparte del maquillaje?

    Comentario por marcostonhin — 14 noviembre 2009 @ 1:38 | Responder

    • Bueno, tampoco es cierto eso de que todos son iguales.

      No es igual un partido como IU que propone elevar el SMI, ampliar la cobertura de desempleo o crear un impuesto a las transacciones financieras…que partidos como el P$O€ o el PP que tumban esas propuestas en el parlamento, fieles a su religión neoliberal.

      Yo me cago mucho en IU, precisamente porque no se atreve a atacar la cabeza de la hidra. Pero no es justo decir que son iguales. No, aún hay clases.

      Comentario por Mendigo — 14 noviembre 2009 @ 12:34 | Responder

  13. […] Las reglas más básicas de la economía están rotas. Los “economistas” creen haber el móvil perpetuo de segundo orden, la chistera de la cual se sacan conejos y billetes de la nada, el surrealismo aplicado a la economía. […]

    Pingback por Navarro y más « La mirada del mendigo — 31 diciembre 2009 @ 12:38 | Responder

  14. […] Así pues, el 15 de Agosto de 1971, empezó una nueva era. Edad Antigua, Media, Moderna, Contemporánea y…¿cómo le llamamos a esta? Edad Endeudada, probablemente. Los países pueden aumentar hasta el infinito su masa monetaria sin tener la incomodidad de preocuparse de que esté respaldada por riqueza real. Entramos en la era de la relatividad, en el surrealismo económico. […]

    Pingback por El déficit « La mirada del mendigo — 30 abril 2010 @ 10:20 | Responder

  15. […] ser yo, que soy de la época de burro fuera, duro a la montera, y no entiendo la teoría de la relatividad financiera. Dichosos tiempos en los que la masa y la riqueza, ni se crea ni se destruye, sólo se […]

    Pingback por Comentarios al acuerdo de hoy « La mirada del mendigo — 27 octubre 2011 @ 7:45 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: