La mirada del mendigo

1 enero 2010

IU Nunca Máis

Filed under: política — Mendigo @ 21:23

Tenía pensado hace tiempo hacer esta entrada, pero he querido ser prudente aplazándola, meses incluso, para darle una oportunidad.

El año pasado fue el de la refundación, la IX Asamblea tras la debacle electoral. Hacía un mes que Lehman Brothers había quebrado, la economía mundial se precipitaba al abismo y en IU sólo se hablaba de IU, de sus corrientes, de las cábalas para ver quién sería el próximo secretario general.


Se decía que era normal, que una vez pasada esa etapa, levantarían los ojos de su ombligo y ya se podía echar a temblar el capitalismo.

Nada.

Luego, el XVIII congreso del PCE. Tan intrascendente como el resultado de una partida de bridge entre un grupo de venerable ancianitas.

Nada.

A bombo y platillo se nos anunció hace un mes que, ahora sí, había empezado el proceso de refundación de IU (pero aún no había comenzado?) y que terminará a mediados del próximo año “con una gran Asamblea de Refundación en Madrid”. Y habrá payasos, y leones y fuegos pirotécnicos.

Pues ya me he hartado de esperar.

Entre medias, la economía mundial ha vivido circunstancias históricas. El capitalismo ha estado a punto de desplomarse frente a la mirada atónita de los que decían que era insostenible: se ve que no tenían confianza de que ese slogan de meeting fuera más que eso.

El sistema económico ha quedado en entredicho, han surgido voces que cuestionaban el sistema incluso por personas que pertenecen al stablishment. Pero, alucinantemente, la izquierda permanecía callada.

No tenía nada que decir, no sabía qué decir.

En un momento histórico, como puede que no lo volvamos a ver en nuestras vidas, con el capitalismo tambaleándose, la izquierda europea se quedó muda.

De todas las críticas que, desde todas las direcciones, le llovieron a los partidos que decían tener una base ideológica marxista y que, incomprensiblemente, no planteaban en esos momentos batalla en el campo de las ideas teniendo al enemigo de rodillas y humillado, me gustó especialmente una de Saramago, que publiqué hace ya año y pico:
Onde está a esquerda?

Ninguna respuesta.

Ahora insisto con otra cita del mismo autor:

Hemos asistido a la caída de un capitalismo que parecía omnipotente y para la eternidad, de un mercado supuestamente regulador y distribuidor de beneficios y de democracia. Lo malo es que la izquierda no ha tenido ningún papel en todo esto.

Mi crítica no es sólo contra Izquierda Unida, sino en general contra todos los partidos y movimientos que se dicen de izquierda: no hemos hecho lo suficiente. Pero Izquierda Unida ha sido durante años la formación de referencia de la izquierda (al menos la mía, aunque a veces me pillase cabreos y votase a otras opciones); por capacidad organizativa y número de militantes era a quien le correspondía haber llevado el peso de una deslegitimación radical del capitalismo. Izquierda Unida no ha hecho NADA.

Un simple ejemplo. A mí nadie me paga por hacer esta mierda de bitácora. Le dedico un rato de mi tiempo libre por pura afición, y por que creo que es lo más útil que puedo hacer por mis ideas. Si consultamos el tag de economía de un modesto espacio personal en la red como este:
La Mirada del Mendigo: Economía.
Con más o menos fortuna, he puesto mi escaso ingenio y menor conocimiento (y no es falsa modestia) al servicio de una causa: romperle las piernas al capitalismo. Llevo 92 entradas y las que me quedan.

Ahora comparémoslo con la sección de economía de una página institucional:
Izquierda Unida: Economía

No he leído las 254 entradas, por supuesto. No lo merecen. La mayoría son noticias de la actividad oratoria o parlamentaria de sus dirigentes y, en las que tratan de estudiar un aspecto en concreto, tratan el tema de forma superficial y recurriendo a lugares comunes. Realmente decepcionante, si esto es toda la argumentación que tiene que oponer Izquierda Unida al sistema económico capitalista.

De todas formas, si alguno encuentra un buen artículo entre ellos, le invito a que nos lo muestre para que podamos hacer un análisis en lo concreto, ahora bastante largo me está quedando esto.

Claro que no todo es la red. Una organización de casi 50.000 afiliados (y sobre esto no quiero abrir herida) debe tener una potencia económica suficiente como para publicar o promover la publicación de libros. ¿Qué libros? En una formación que se autodefine como anticapitalista, la primera obligación es publicar aquellos autores que planteen una crítica del capitalismo. Nada de esto me ha llegado.

No es por meterme en casa ajena, pero ¿a dónde van las cuotas de los afiliados, que además no son precisamente bajas (es lo que tiene no contar con el apadrinamiento de empresarios)? Además de pagar los intereses de la inmensa deuda que tiene con diversos bancos.

Yo humildemente entiendo que el dinero de una organización que se diga de izquierdas debe emplearse en HACER LA REVOLUCIÓN. Quizá suene muy romántico o puede que belicista, pero en este momento no se trata de adquirir armamento ligero, sino la publicación de libros, vídeos, folletos y pasquines con los que llegar a la gente con unas ideas que, si no, no conocerán por los canales comerciales. Internet es una maravillosa herramienta para este cometido (y así lo han entendido muchos compañeros blogueros que han compensado con su tesón la desidia de su organización)…pero no es la única.

Yo siempre pongo como ejemplo la traducción del vídeo “Money as debt“. No le hubiera costado nada a una organización como IU hacer el trabajo de subtitular o doblar un corto que puso en cuestión el sistema financiero actual. Si ese vídeo llegase a ser comprendido por la mayoría de la población, sería un cataclismo. Si sólo la gente se interesara un poco en el sistema económico que le roba…

Pero IU ni ningún otro partido político hizo nada. Tuvo que ser traducido al castellano, de mala manera, por unos particulares. Sólo pedía eso: no ya que haya la inteligencia suficiente para producir el vídeo, sino al menos un poco de interés por traducirlo y divulgarlo. Esto, para mí, también es hacer la revolución. Pero IU prefiere seguir gastando sus recursos en hacer congresos, asambleas y meetings (además de en pagar la deuda contraída).

¿Por qué le doy tanta importancia a la economía? Bueno, en realidad no soy yo, es Marx el que demostró que la estructura económica y de producción de una sociedad condiciona todos los aspectos (materiales, sociales y morales) de esa sociedad. Hablando más claramente: una sociedad de propietarios, que tuvieran en sus manos el destino de su centro de trabajo, no admitirían ser ninguneados por ningún político, que quisiera decidir puenteando a la ciudadanía (ver entrada anterior para ejemplos). Un trabajador no admitiría ser súbdito de ningún soberano, no toleraría ser avasallado por ningún cuerpo policial, tendría orgullo y confianza, justo lo que ahora nos falta.

Por lo tanto, no es que esté en general desacuerdo con el discurso de Izquierda Unida. Que si Haidar por aquí, que si Palestina o Afganistán por allá; que si ecología, que si corrupción, que si derechos del colectivo LGTB. Estamos de acuerdo, y día tras día, me he sentido bien representado por Izquierda Unida en todas esas luchas.

Pero eso lo único que definen es un partido “progre”. Y ya sabemos todos que Izquierda Unida es un partido muy progre, mucho más que el P$O€. Pero…¿Es socialista? No es que yo no esté de acuerdo con Izquierda Unida. ¡Lo estoy! ¡Es que es Izquierda Unida la que no está de acuerdo conmigo!

Yo quisiera saber quién, en Izquierda Unida, considera legítima la propiedad privada de los medios de producción. No, no es latín, estoy hablando en castellano. Parece que yo soy el único que se atreve a hablar en esos términos, pero es que no hay otros, o al menos yo no los conozco. ¿Dogmático? Quien me lea sabe que no, ni mucho menos. De hecho, es que reconozco que hoy por hoy no hay una alternativa al capitalismo, y yo no tengo la solución bajo la manga, desde luego. Construir un nuevo sistema socioeconómico, más justo y libre, será una tarea colosal, ciclópea; ahora bien, si no hay voluntad de construirlo es imposible ni tan siquiera poner un ladrillo encima de otro. Habrá que empezar ¿no? Y eso es lo que yo no veo en Izquierda Unida, voluntad alguna de cuestionar al sistema capitalista y crear algo nuevo.

¡Ojo! Cuando hablo de Izquierda Unida trato de la organización de ese nombre, no de sus miembros. Por supuesto que dentro de IU hay gente, conozco varios y alguno me estará leyendo, que sí que creen sinceramente que un nuevo sistema es posible. No sólo es posible (para eso sólo hace falta saber algo de historia) sino necesario. Pero la organización no ha movido ni un dedo para hacerlo posible.

Por ello, porque he llegado al convencimiento de que Izquierda Unida no va a moverse para que nada sustancial cambie, es por lo que ya desisto. Renuncio a esperar, a seguir escuchando aplazamiento de refundaciones y demás cantos de sirena. Mucho ruido pero jamás vemos las nueces. Izquierda Unida es sólo un partido más del sistema.

Quiero que salga el Coordinador General (que, por lo demás, Cayo me cae muy bien y, aunque me parece que le falta capacidad y preparación, lo suple con su generosa humanidad) y diga claramente que su partido considera ilegítima y moralmente inaceptable la propiedad privada de los medios de producción.

Sólo eso.

Pero como no lo va a hacer, porque la mitad al menos de los afiliados (y no digamos de los órganos) navegan hace tiempo por otras aguas, es por lo que digo: hasta nunca.

Y mientras no haya un Secretario General que diga claramente La tierra para el que la trabaja, yo no pienso ni tan siquiera considerar mi voto a IU.

Con esto no quiero satanizar a nadie; la postura contraria, la del reformismo dentro del sistema capitalista es tan legítima como la mía. Eso sí, creo que son antagónicas y excluyentes; esperar que ambas encuentren acomodo en una misma formación supone obligar a que una de ellas deponga el núcleo central de su ideología. E, históricamente, ya sabemos cuál de esas partes de la izquierda es la que tiene que ceder en aras de la “modernidad de discurso”.

Por poner un ejemplo, sea una congregación religiosa. Es una congregación muy abierta, nada dogmática, donde cada uno tiene sus ideas, de esto o de lo otro. Cada uno concibe a su Dios de una forma y cada cual lo adora según le dicta su conciencia. Pero entra dentro de la lógica que a alguien se le pueda decir: Pero tú ¿crees en Dios? Porque coño, si eres ateo, ¿qué demonios haces en este monasterio?

Yo entiendo que puede haber una organización abierta y plural, en la cual pueden tener cabida diversas ideologías. Pero debe marcarse una raya clara: la asunción de la propiedad privada de los medios de producción, y cada uno tendrá que situarse a uno u otro lado.

Los que crean que es justo que una persona (capitalista) viva del producto del trabajo de los trabajadores, están en su derecho, es más, son abrumadora mayoría en la sociedad y seguramente tendrán razón y somos nosotros los confundidos y los que arderemos en el infierno. Pero lo que no parece lógico es que cohabitemos bajo el mismo techo. Aunque luego podamos coincidir en cuestiones puntuales a corto plazo, nuestro camino es diferente. ¿Para qué seguir peleando si playa o montaña? Es preferible el divorcio, para que así el consorte que permanece en la invisibilidad pueda expresarse libremente, sin estar supeditado al cabeza de familia.

Probalemente cuatro gatos consigamos poco con nuestras críticas al capitalismo. Pero esos cuatro gatos, si no lo critican, es evidente que nunca van a conseguir NADA.

Os reto a que encontréis en toda la página de Izquierda Unida, o en su sección de economía, una sentencia donde se considere ilegítima la propiedad privada de los medios de producción.

Pues para eso, cualquier cosa es mejor que nada.

NOTA: A diferencia de cuando me meto con el P$O€, que me da verdadero asco, no quiero ofender a nadie con esta entrada. IU me merece más respeto que el que muchas veces le ha merecido a sus propios dirigentes. No quiero con ella proponer a nadie el que deje de votar a IU (aquí somos adultos y aunque lo pretendiera no lograría nada). Que cada cual milite y vote en y al partido que mejor defienda sus ideas. Yo sólo puedo hablar por mí y, después de concederle meses, años de plazo para ver si cambiaba su rumbo, no tengo más remedio que reconocer que no me siento representado, mis ideas y aspiraciones no tienen reflejo en el programa y acción política de ese partido.

Y, dicho esto, quedo un poco huérfano.

83 comentarios »

  1. Hola Mendigo. En primer lugar quiero decir que coincido en gran medida con tu entrada… digamos con la mitad. IU se pasa el tiempo hablando de IU, de lo que va a hacer (y no hace) en el mejor de los casos y en el pero de los casos matándonos entre nosotros. Y es extremadamente cansino para los que estáis fuera, pero no menos para los que estamos dentro… ¡¡un agobio!! En esa parte te doy toda la razón, yo espero que la refundación salga bien y empecemos a hacer cosas chulas y peligrosas para el sistema, pero entiendo que no suena muy creible para alguien que lo ha escuchado muchas veces.

    En la otra parte estoy en desacuerdo. La idea de IU es buena, muy buena… a mi concretamente me apasiona. Tal y como yo la entiendo es muy sencilla, parte de la premisa “lo abstracto separa, lo concreto une”. La izquierda tiene un proverbial problema de desunión, y lo pero es que normalmente es por temas muy abstractos, del estilo del color de las sillas del asilo de Alpedrete cuando hagamos la revolución, unos dicen que rojo teja y otros dicen que rojo caldero. Bien, pues ante esto IU propone… trabajemos juntos por lo próximo, lo cercano y concreto, y olvidémonos de las ideologías, programas de máximos, etc. y consensuemos un programa común, mínimo denominador.

    La idea es muy buena, pero el problema es que mucha gente en IU, diría quela mayoría o no lo entienden o lo olvidas y se comportan como si IU fuera un partido político y no un movimiento político y social.

    Teniendo esto en cuenta, creo que ni a IU ni a su coordinador general les corresponde decir (aunque veces lo hagan) “¡Hay que derribar el capitalismo!” por más que yo y el 99.9% de IU estén de acuerdo. El papel de IU es decir “es necesario una banca pública fuerte”, por ejemplo. ¿porque? porque en IU deberían haber ahora mismo (¡fíjate lo que te digo!) hasta mucha gente que apoye el capitalismo. Sólo con que alguien sea levemente socialdemócrata tendría que verse representado por IU antes que por cualquier otro.

    Luego, si vamos cumpliendo el programa (cosa que parece difícil ahora mismo) el programa debería ir “desplazándose” a la izquierda, para ir arrastrando a la sociedad, y, en teoría, en ese tránsito se debería ir “perdiendo” gente “por la derecha”. Cuando el sistema capitalsita no pudiese ser transformado más, pues sería el momento de plantear u sustitución con el socialista, pero no antes.

    Por esto te digo que IU o debe dedicase a las grandes soflamas “finalistas” y estár más pegadoa lo concreto, y esa debería ser la calve para que mucha gente ¡¡casi toda!! quepa en IU.

    Comentario por ceronegativo — 1 enero 2010 @ 23:08 | Responder

    • Hola, muy buenas!

      Oye, lo primero, y no es peloteo (ya ves que no voy por ahí haciendo amigos, precisamente) es felicitarte por tu blog. Lo conozco hace tiempo y, aunque no es de los de cabecera (JaviMoscas y Hugo, de los de tu red), cuando entro sueles tener cosas interesantes.

      Bueno, al tema, lo que me comentas es tremendamente interesante, por eso he dejado la respuesta para el final. Ciertamente, es inveterada la fractura en la izquierda por temas como el tapizado de las sillas una vez que hayamos hecho la revolución.

      No quiero programas de máximos (como la nacionalización del Santander, que sólo pensar en ello me entra la risa), no quiero castillos en el aire (los franceses tienen una expresión muy similar: châteaux en Espagne. Estamos totalmente de acuerdo, O⁻, vayamos a lo concreto, a lo que nos une, al denominador común, al núcleo de nuestra ideología: la injustificable propiedad privada de los medios de producción (vale, soy pesadito con el tema, lo sé).

      Hemos tenido peleas desde hace siglos entre anarquistas, troskos, revisionistas, comunistas, eurocomunistas…sobre qué íbamos a hacer cuando tomásemos el poder. Absurdo en estos momentos.

      Bien, vayamos a lo que nos une: no es justo que nadie viva del trabajo ajeno, porque eso es una forma de esclavitud.

      Yo no soy nada dogmático, y yo mismo estoy buscando la solución. No me cierro en ninguna de las corrientes anteriores, ni reniego de ninguna ella. Simplemente intento aprender.

      La actual desunión de la izquierda española, entre IU/PCE, PCPE, IA…más independentistas y no afiliados (la mayoría, el desencanto en nuestras filas es tremendo) se puede solucionar, como tú bien dices, yendo a lo concreto. Por ejemplo, la promoción de empresas autogestionadas, dando apoyo en forma de créditos blandos y asesoramiento para su creación. En vez de nacionalizar Iberdrola, que es una fantasía hoy en día, demostremos que una empresa llevada por los trabajadores puede ser más competitiva que otra empresa a la que los socios capitalistas ordeñan como un vaca hasta dejarla seca y endeudada. En otro caso, que sea un ayuntamiento el que, con dinero público, monte una empresa (pero no con funcionarios!) que tenga que rendir cuentas de rentabilidad.

      La misma IU, en vez de gastar el dinero en campañas convencionales (nadie va a votar a Cayo por lo guapo que es, es inútil pegar su cara en un cartel como si la gente fuese aún analfabeta)…podría INVERTIR en crear empresas autogestionadas e incluso reunir a los profesionales para su creación (son un millón de votantes, esa es una red social que da para mucho, si se explotase la décima parte que lo hace el Opus Dei). Si las empresas prosperan (porque no es cuestión de tirar el dinero), con el dinero que devuelvan del préstamo que les hace IU se pueden crear otras. Y, sobre todo, queda el ejemplo: no es necesario el patrón, no necesitamos para nada al capital, pues toda riqueza viene de la mano de obra: basta con juntar nuestros pequeños capitales.

      Es una idea, pero hay muchas más. Una vez que se tiene la idea de que el capital es prescindible, el concepto da mucho más de sí. Pero no, en IU seguís jugando al mismo juego que el resto de partidos, aunque ello conlleve el distanciamiento de vuestro soporte social.

      El capitalismo mundial estuvo a punto de caer el día que dejaron caer a Lehman, En Septiembre del 2008 (mientras vosotros hablabais de vuestro ombligo), como reconoció el mismo Geithner. Si de verdad quisierais acabar con el capitalismo, una acción coordinada de retirada de depósitos y otros activos bancarios, aunque sólo fuera de vuestros afiliados y simpatizantes, hubiera provocado la histeria y la gente hubiera corrido a los bancos a retirar sus ahorros. Si me has leído alguna vez, sabrás que el Capital Core de los bancos españoles oscila entre el 4 y el 8%. Sólo con que se retirasen el 8% de los depósitos, tumbábamos TODA LA BANCA española. Y, con suerte, iniciábamos el reguero de pólvora mundial. Esto no se hizo, nadie tuvo el valor de imaginarlo, de proponerlo, de promoverlo. Lo cual me lleva a pensar que no son muy sinceras las declaraciones formales de anticapitalismo que escucho. Hemos dejado escapar al capitalismo con vida cuando estaba inerme con la rodilla hincada, es más, es que aún no habéis reaccionado.

      Comprenderás que, después de todo lo que ha pasado, quien ahora se diga anticapitalista cuando en todos estos meses CRUCIALES no ha abierto la boca para desenmascarar al capitalismo, para hacerlo caer…bueno, no le puedo tachar más que de charlatán. Arriiiibas parias de la tieeerra. Yo, es que, mira, no estoy en esto para ser el más rojo del barrio, ni llevo pines de Lenin en la solapa. Preferiría más ideas y menos fanfarria y declaraciones tan pomposas como inútiles de anticapitalismo.

      Hablas de medidas en lo concreto, en el día a día. En el programa de IU para las pasadas elecciones generales no se concretaba ni un pasito en la dirección de la abolición del capital. Ni uno. Si uno no comienza a andar…¿cómo espera llegar algún día al destino?

      Yo, hace tiempo, se me ocurrió proponer un camino:
      El rico es ladrón.
      Se basa en la fiscalización del patrimonio y la obligación de remunerar parcialmente con participaciones en la empresa (modelo sueco, pero evidentemente más duro). Se podría llegar al socialismo en cincuenta años vista.

      Por supuesto, será de lo más criticable, habré propuesto insensateces…pero ya he propuesto algo más que Izquierda Unida en toda su historia para alcanzar un punto en el que todo ciudadano trabaje para sí, y no para otros. No se tiene hoja de ruta para alcanzarlo, no hay ningún plan, ni A ni B ni C y, sinceramente, entre los militantes no veo ningún interés en lograrlo.

      ¿Quieres otra medida más, en lo concreto? Los de “Money as Debt” han sacado otra segunda parte. No es marxista, pero sí desmonta el sistema financiero actual, que es lesivo hasta para los intereses de la economía productiva y, por ello, para el empresariado. Con esta bandera podríamos aunar voluntades de todo el espectro político. Pues bien, que vuestro partido ponga unas pelas y dobladlo correctamente. Haced algo útil, en definitiva. En lo concreto, en el día a día.

      Mira, te pongo algunas de las bitácoras que leo, cotidiana o frecuentemente, de afiliados a IU:
      Moscas en la sopa
      III República
      El hijo rojo
      CeroNegativo (éste te suena, seguro)
      Ceros a la izquierda
      Kabila

      Es lo mismo, solemos estar casi siempre de acuerdo. Hablamos de lo divino y lo humano y, salvo diferencias puntuales (que suelen ser cuando alguno trata cuestiones de la organización, en las cuales yo paso palabra), me siento plenamente representado por vuestras posiciones. Pero…¿Y la economía? En serio, antes se habla de sexo en un púlpito que de economía en Izquierda Unida. Salvo un poco cero a la izquierda, casi nunca tratáis temas económicos. Y, de decir claramente que LA TIERRA, PARA EL QUE LA TRABAJA, nadie. Es sólo un ejemplo, pero os considero una muestra suficientemente representativa de lo que se cuece en IU.

      Y, querido 0⁻, la economía es lo único que deberíamos tener en común. El tener clara la injusticia de que alguien pueda gobernar la vida de una persona o de una nación, por el hecho de detentar el capital. Del resto, podemos debatir sobre si toros sí o no, si legalizamos el cannabis o la prostitución, si un estado federal o sobre el sunsun corda. Pero en la negación del capitalismo es en lo que tendríamos que estar todos de acuerdo y es en lo que tendríamos que centrarnos. Porque son las relaciones desiguales en el sistema productivo la que traen acarreado todo lo demás: el abuso, la represión, el sistema de clases, la injusticia. Y si no vamos al fondo del asunto, si no atacamos de raíz el problema (en lo práctico, aquí y ahora) estamos pintando la mona, porque no va a cambiar nada sustancial.

      No sólo no ha cambiado absolutamente nada en los veinte años de historia de Izquierda Unida, no sólo no ha conseguido nada, sino aunque viéramos doscientos años más, dos mil, no se avanzaría nada pues no se atreve a dar ni un paso (por no molestar, como bien dices, al que no está de acuerdo con esta afirmación primordial).

      IU, el PCE o el FGHIJK no son más que medios. El fin es la emancipación del género humano. IU ha demostrado que no es un instrumento útil para tal fin, así que, o se cambia radicalmente (si queréis dejar las siglas, por cuestiones afectivas, como queráis, aunque ya sabéis que mueven al chiste)…o se tira a la basura y se busca otro.

      Hacer la revolución hoy pasa por advertirle a la gente que les están robando, señalar la mano del banquero metida en su bolsillo. Eso es lo que IU NO ESTÁ HACIENDO. Y, sinceramente, no tengo esperanzas que alguna vez se ponga a hacerlo, y me sorprendería mucho ver a Cayo Lara o cualquier otro Coordinador General teorizando sobre sistemas socioeconómicos alternativos.

      Espero equivocarme.

      Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 2 enero 2010 @ 15:55 | Responder

      • ola Mendigo. Por sincerarme como tu decirte que conozco tu blog hace poco, por lo tanto no tengo “profundidad” en tus entradas, pero que me gusta mucho, tanto lo que escribes como el nivel del debate que generas. Ya me contarás el secreto, porque yo no suelo conseguir el volumen de comentarios que tiene, por ejemplo, esta entrada ¡¡Enhorabuena!!

        Entrando en harina: Creo que te contradices un poco en tu argumentación: por un lado dices que hay que ir a lo concreto y por otro centras el discurso que IU debería tener en “la injustificable propiedad privada de los medios de producción”. Vale estoy de acuerdo, pero estarás conmigo es que eso no es muy concreto en lo que a programa de acción se refiere. Las cosas concretas (hablando de programa, ya te digo) es por ejemplo “usar el ICO para dar los créditos como embrión de banca público en vez de dar el dinero a la banca”, eso es concreto.

        No se si IU (como tal) esta para convertirse en banca solidaria y promotor del cooperativismo. No digo que no, pero tendría que pensarlo despacio. Coincido contigo, y asumo totalmente la crítica de que la pata social del movimiento político-social que quiere ser iu es raquítica si es que existe, pero no veo a IU como gran timonel de la sociedad fundando las cooperativas, si no más bien como un espacio en el que (o desde el que o junto al que) la sociedad se organice aparte o contra el capitalismo. Se da la circunstancia de que conozco el mundillo de las cooperativas de trabajo asociado (las más “rojas” por democráticas), las cooperativas laborales etc. de hecho ahora mismo trabajo como empleado para una cooperativa. En Madrid existe la UMCTA, Unión Madrileña de Cooperativas de Trabajo Asociado, con la que también he tenido bastante relación. IU nunca podría asesorar ni ayudar mejor que la UMCTA a montar cooperativas… veo más a IU presionando en las administraciones (con la fuerza que la de la gente) para que es sistema sea mas propicio a las cooperativas que solapando a la UMCTA… pero tendría que pensarlo despacio.

        En cuanto a que IU pudo destruir el capitalismo y lo dejó escapar… tres cosas. No creo que el capitalismo estuviera en peligro a nivel sistémico (¿se dice así?) en septiembre de 2008. Lo de Lehman Bros. Fue un parpadeo (como dirían Siniestro Total), pero mucho más dura fue la crisis del 29, que encima pillaba a la izquierda grande y gorda y no tumbó el capitalismo. Ahora somos pequeños y flacos, y por eso IU tenemos que mirarnos el ombligo, para tratar de superar esas divisiones seculares de la izquierda. Sin una izquierda (partidos, sindicatos y movimientos sociales) fuerte, grande y organizada el capitalismo puede dormir tranquilo por fuerte que sea la crisis que tenga.

        Y por último, aunque pudiéramos hundir la banca española o mundial, creo que el resultado no sería el socialismo, sino una dictadura fascista, una guerra generalizada o las dos cosas a la vez… pero difícilmente el socialismo (tal y como yo lo concibo). Igual soy un revisionista-aburguesado del carajo, pero no creo que una hecatombe nos llevara hacia delante, sino hacia atrás… igual acabando con el capitalismo llegábamos a la edad media en vez de al socialismo, pero a parte (y perdóname) me parece algo infantil creer que te iban a dejar hundir la banca sin más. Se niegan a darte el dinero, cierran los bancos y punto, y si quiere haber histeria pues que la haya… al final eso lo pagaríamos los de siempre en forma de paro, represión y más paro ¿Cayó el capitalismo en argentina por el corralito? pues eso.

        Te voy a dar la razón también en que IU hablamos menos de lo que debiéramos de economía, pero no es cierto que no se hagan propuestas económicas que vayan contra la raíz del sistema, por ejemplo la famosa propuesta de cambiarle de color a los billetes de 500 leuros u otras. Si que se hacen, lo que pasa es que IU tiene un sólo diputado y vale, 1200.000 votos. Pero no puedes pensar en los votantes de IU en un ejército disciplinado que Cayo Lara puede lanzar a tomar tal o cual colina a voluntad… por eso hay que “mirarse el ombligo” de vez en cuando, para tratar de ser más y mejor organizados, y para tratar de tomar alguna colina pequeñita, aunque el “ejército” sea de 200 personas😉

        Y para terminar te digo que donde niego la mayor es en que los militantes de base no estén interesados en hacer nada. Sobre los dirigentes-cargos públicos admito (y suelo hacer) todo tipo de críticas, pero lo mejor que hay en IU es su gente. Por ejemplo te diría que miraras la serie de Viul sobre el grupos de consumo ecológico al que pertenece (y de paso metes su blog entre esos “que no son de cabecera pero tiene cosas interesantes cuando los miras” ;-)). ¡Ah! ¡y otra cosa! y esto es totalmente subjetivo, creo que si la izquierda va a hacer algo en España la semilla esta en IU. No se si en sus siglas o su estructura, pero en iu (o cerca) creo que esta la mayoría y gran parte de lo mejor de la izquierda organizada y organizable.

        Un abrazo y ¡Ojala te equivoques!

        Comentario por ceronegativo — 7 enero 2010 @ 16:47 | Responder

        • Muy buena crítica, compi. Sí señor.

          Venga, por orden. Sobre lo concreto. Cuestionar la propiedad privada es un principio, no una acción concreta. De ese principio emanan acciones concretas como el desarrollo del cooperativismo, un sistema fiscal progresivo, etc.

          Tener unas bases ideológicas sólidas y compartidas por todos es lo que permite tener coherencia en las acciones a tomar. Por poner un ejemplo, si tú y yo queremos ir de Málaga a Malagón, podemos discutir sobre qué camino tomamos. Si este o el otro ¿Cuál será mejor? Pues quizá haya un tercero, o un cuarto que ni tú ni yo hemos considerado, y para eso tenemos que debatir y razonar.

          Pero si tú quieres ir a Malagón, y yo a Jerez de la Frontera, es ocioso que nos pongamos a discutir el camino. Será un diálogo de besugos.

          Y eso es de lo que no se habla en IU, un debate sincero sobre las bases ideológicas comunes, unos pocos principios. A decir verdad, sólo uno, ése, la ilegitimidad de la propiedad privada de los medios de producción ajenos (de verdad, tengo ya apuro de ser demasiado cansino).

          Más cosas. No, tienes razón, IU no está para ser un banco solidario. IU es una formación política cuya mayor contribución es procurar legislar para favorecer y fortalecer la creación de empresas públicas y colectivas. Tienes toda la razón. Lo de ayudar a crear empresas era sólo una idea, quizá una tontería, de formas de política alternativas que podía llevar a cabo IU en vez de reproducir modelos que no se ajustan ni a sus posibilidades económicas, ni a su electorado (tarjet). La edición o difusión de libros o artículos, la creación de una plataforma en internet que aloje contenidos alternativos, la creación de locales sociales abiertos a la participación ciudadana, en la que se desarrollen otras actividades más allá de la pura vida de partido, una red asistencial a personas con exclusión…no sé, son ideas que se me ocurren para hacer que IU no sea un partido más, que es la sensación que tiene la gente. Tómalo sólo a título de ejemplo, seguro que a ti se te ocurren otras.

          Por lo tanto, no es que IU deba convertirse en semillero de empresas, para eso está como tú bien dices los organismos adecuados. Pero IU sí que puede promover la creación de algunas empresas que sirvan de banco de experimentación para poner en práctica modelos de autogestión, así como para que sirvan de modelo que presentar a la sociedad para decir: mira, esto funciona. Lo que decimos no son pajas mentales, esta empresa da dinero, no es un carallada de jipis trasnochaos.

          Venga, más. Lo de cambiar el color a los 500 euros me pareció estupendo. Es una idea genial, de las que a mí me gustan: simple y eficiente. Y muy imaginativa, esta sí que es la forma de llegar a la sociedad, de que hablen de tu programa, de que perciban al partido como alguien que propone algo distinto. Muy bien. Eso sí, en modo alguno lo de los 500 euros va contra la raíz del sistema (a no ser que consideres que la raíz del sistema es el blanqueo de capitales, cosa que por otra parte no dista demasiado de ser cierta).

          Otra observación muy oportuna: ¿A qué nos conduciría una hecatombe económica? ¿Quizá a algo peor? Muy bien pensado. Según yo estimo, lo que provocaría sería una tabula rasa, el dinero, los activos mobiliarios, prácticamente todo lo que no fueran bienes tangibles perdería todo valor. De esta forma, los capitales se volatilizarían y sería como volver a empezar de cero, todos igual de ricos o de pobres. Con igual poder, sería más sencillo crear un sistema que impidiera que semejantes episodios se volvieran a repetir.

          Sobre lo inadecuado que es comparar un bail out mundial al corralito argentino, ya le contesté a Rafael Pla. En resumen: no es lo mismo que ceda un peldaño de la escalera y metas la pata. A que colapse toda la escalera y todos acabemos a nivel de suelo. Desaparece toda referencia, no hay nada donde agarrarse.

          Lo de cerrar los bancos, para evitar que saques dinero…je, no es tan fácil. Si cierras las oficinas, te niegas a atender solicitudes de traspaso por internet o teléfono…las acciones de ese banco se desploman en cuestión de minutos. No es una licencia poética, tardarían minutos en valer mierda. De esa forma, el activo del banco quedaría menguado y traspasaría la línea mortal (capital core<4%). Sería una forma aún más rápida de suicidarse, la de cerrar las oficinas.
          Claro, que también puedes cerrar los diferentes mercados de valores, para que no coticen ni las acciones, ni los bonos, ni las preferentes de ese banco. Enhorabuena, ahora sí que te has cargado el sistema. Sin esos mecanismos, se puede dar por muerto el capitalismo.

          Yo no sé mucho, pero por lo que entiendo, es jaque mate al sistema. Si logras reunir a la cantidad suficiente de gente, es jaque mate en dos o tres movimientos, no más.

          Ahora, tienes de nuevo totalmente la razón en que Cayo no dispone de un ejército de voluntades. Ahí es donde falla mi argumentación y donde se debe trabajar para conseguir que todas ellas compartan un mismo plan.

          Más:
          ¿Lo mejor que hay en IU es su gente? Sin ninguna duda. Y eso te lo puede decir cualquiera, aunque no sea de IU. Eso no quita a que, también los militantes de IU, no hagan nada interesante o mínimamente peligroso para socavar al sistema. Vamos, yo no lo veo.
          Conozco el blog de Viul (si por mí me veía todos, pero es que ya nada más contestando en el mío tengo que quitarme horas de sueño, y mi tiempo libre no da para más) y sí, he ojeado su serie de artículos. Y…bueno, a ver, me gusta lo que dice pero no puedo entenderlo como una deslegitimación del sistema actual. Es una propuesta de consumo alternativo, lo cual está muy bien pero no es exactamente lo mismo.

          En cuanto a las siglas. De verdad que me dan igual. Yo no soy fiel a unas siglas sino a mis ideas. En la medida en que IU sirva para hacer la revolución, bienvenida sea. En la medida que IU sea una rémora, una distracción, un obstáculo para la transformación social…pues habrá que saltarlo y proponer otro. Para mí no me supone ningún trauma, aunque entiendo que para los que estáis dentro os sea emocionalmente duro.

          Ojalá que ocurra lo mejor para que las ideas de libertad y justicia social no se las lleve el viento.

          ¡Un abrazo!

          Comentario por Mendigo — 8 enero 2010 @ 2:50 | Responder

          • Dices, Mendigo, que “si tú quieres ir a Malagón, y yo a Jerez de la Frontera, es ocioso que nos pongamos a discutir el camino”.

            Pues mira, si resulta que estamos en Zaragoza, tú quieres ir a Malagón, y yo a Jerez de la Frontera, podremos ser “compañeros de viaje” (¿te suena?) durante un largo trecho (puedes comprobarlo en http://maps.google.es/maps?f=d&source=s_d&saddr=Zaragoza&daddr=Jerez+de+la+Frontera&hl=ca&geocode=FR6gewId6p_y_yn5bmU_7hRZDTHOvsc-Polp7Q%3BFeLKLwIdrFqi_ymLizTa3KQNDTGAO6CM_WMEBA&mra=ls&sll=38.289937,-5.339355&sspn=6.965767,14.128418&ie=UTF8&ll=39.402244,-3.295898&spn=6.857962,14.128418&z=6 )

            Mira, resulta que IU no se asienta sobre “bases ideológicas comunes”, sino sobre un programa compartido. Y más allá de este programa, sus componentes pueden tener distintos objetivos finales. Por ejemplo, los comunistas aspiramos a una humanidad comunistas, sin clases ni Estados. Pero en IU no todos tienen que ser comunistas, ni marxistas. Simplemente tienen que aceptar el programa y trabajar por él. Por ello, entre otras cosas, IU no es ni pretende ser un partido político clásico, sino un movimiento político y social plural y alternativo de izquierdas…

            Comentario por Rafael Pla López — 8 enero 2010 @ 23:49 | Responder

            • Pero Rafael, es que deslegitimar la propiedad privada de los medios de producción no lo veo como un punto de llegada, sino como un punto de partida.

              Yo no soy comunista…ni lo dejo de ser. Yo no soy anarquista…ni lo dejo de ser. Simplemente, yo no tengo la solución, no sé cuál debe ser el fin de este viaje. Pero sé cuál es el principio: eliminar las rentas del capital. Y, en este principio, podríamos estar de acuerdo gran parte de la izquierda española.

              En IU, para evitar la desunión, se aparca la ideología. Pero, con esa renuncia, se fomenta la escisión de corrientes a su izquierda. Ni siquiera como estrategia cortoplacista y aglutinadora me parece correcta.

              “IU no se asienta sobre “bases ideológicas comunes”, sino sobre un programa compartido. ”
              Bien, pero ¿Qué programa? Porque si el programa es socialdemócrata (como en las pasadas elecciones, también podemos analizarlo), no representa a aquellos que quieren ir más allá de una reforma del capitalismo.

              Entiendo que en una organización, todos tienen que ceder un poco para tener un proyecto compartido. Pero si, para consumar el matrimonio, una de las partes tiene que renunciar (o postergar, o diluir) un aspecto fundamental de su esencia (que es la deslegitimación del capital privado), ese enlace sería mejor que no se celebrara.

              Una cosa es que se coincida en lo básico y se diverja en detalles. Y otra que se coincida en aspectos puntuales (lo progre) y no se esté de acuerdo en lo fundamental.

              Y esto es lo que está pasando con IU. Que para evitar el conflicto, reniega de lo fundamental: la lucha de clases. Lo cual es divertido, porque al final acaba siempre habiendo conflicto por las razones más ruines posibles. Pero por defender la dialéctica marxista para el análisis del mundo actual, no veo a nadie que se ofenda.

              Y es algo tan básico como el idioma. El coincidir con el análisis de las causas es incluso anterior a cualquier acción, anterior a la redacción de cualquier proyecto político. Si no hablamos el mismo idioma ¿cómo vamos a ser compañeros de camino?

              IU no es un matrimonio, es una unión oportunista forzada por la aritmética de una Ley Electoral que ni por esas ha conseguido eludir. Y siempre tiene que ser uno de los cónyuges el que ceda para no herir las susceptibilidades capitalistas del otro.

              Así no se va a ningún sitio. Mejor pocos, con las ideas claras, y sin bozal. Electoralmente será una ruina, pero podrá llegar el mensaje a la gente. Empezar a sembrar. Y luego, esperar que la gente responda…

              Y si no, pues qué se le va a hacer, no vamos a forzar a nadie. Pero al menos no rendirse sin haberlo intentado…

              Comentario por Mendigo — 9 enero 2010 @ 9:40 | Responder

  2. El Partido Comunista de España (parte integrante de Izquierda Unida), naturalmente, aboga por la propiedad colectiva de los medios de producción colectivos, es decir, por socialismo. Izquierda Unida también se ha definido claramente, en su Asamblea, contra el capitalismo y en favor del socialismo. Y a corto plazo plantea la nacionalización de los sectores estratégicos (energía, banca, comunicaciones).
    El problema es que ni una cosa ni otra son viables sin el apoyo activo de la mayoría de la población. De modo que en vez de estar discutiendo si son galgos o podencos, mejor haríamos dedicando nuestros esfuerzos a organizar a la clase trabajadora y los sectores populares para hacer frente al capitalismo. Totalmente de acuerdo, claro está, en la necesidad de difundir literatura anticapitalista. Es dudoso, no obstante, que la capacidad editorial de IU pudiera ir más allá de lo que ya está haciendo Público al respecto. Y la tarea central sigue siendo la articulación de tejido social con voluntad de alternativa a lo existente

    Comentario por Rafael Pla López — 1 enero 2010 @ 23:35 | Responder

    • Buenos días, Rafael.

      No creo que sea estéril la discusión, siempre postergada, de qué es lo que somos y qué es lo que queremos. No es cuestión de galgos o podencos, sino más bien de distinguir entre las churras y las merinas.

      Por otra parte, sé bien que en sus estatutos el PCE se define como una fuerza que aspira al socialismo. Pero usted sabe tan bien como yo que en estos últimos años no ha movido un dedo para que tal aspiración se cumpla un día.

      Decir que se apuesta por el socialismo y en contra del capitalismo es sólo una frase. Esa frase la puede decir cualquiera, yo mismo ahora ¿a que es fácil? Pero orquestar un movimiento ideológico que permita oponerse a la entente mediática que ofrece el capitalismo y a la democracia parlamentaria como único sistema posible…eso ya es otro cantar.

      Insisto, desde este humilde blog se ha hecho mucho más por negar las bases del capitalismo, por desenmascarar esta gigantesca mesa de tahur que es el sistema financiero mundial, que Izquierda Unida en los últimos años. E, insisto, podemos repasar una y otra página detenidamente. Y recuerdo que ésta, como otras, son bitácoras personales mantenidas en los ratos libres, mientras que me imagino que habrá personal asalariado dedicado a mantener la página de IU. En cuanto al PCE, sólo tiene un punto a favor, que me impide decir que no está haciendo nada: Mundo Obrero.

      Para no ser pesado, abrevio. Cierto que se propone la nacionalización de los sectores estratégicos, pero eso no es más que un brindis al Sol. Parece divertido que pretendan empezar con los tiburones (Santander, BBVA, Iberdrola, Endesa, Repsol, Gas Natural) en vez de atreverse con las sardinas (empezar con la colectivización de empresas más pequeñas). O, simplemente, promover la creación de cooperativas y empresas de capital público (municipal, autonómico…) que puedan competir con ventaja con empresas privadas. Yo creo que una empresa de capital colectivo puede ser más competitiva que una empresa de capital privado: ¿Y usted?

      Ciertamente, nada es viable sin el apoyo del pueblo. Pero, Rafael…¿Cómo alguien va a apoyar algo que radicalmente desconoce? La inmensa mayoría de la población sólo han recibido un mensaje: el capitalismo es riqueza, el comunismo es pobreza y tiranía. Yo entiendo que nuestro mensaje es lo suficientemente atrayente como para ganarse a la mayoría de la población: ¿Y tú, por qué trabajas para engordar los bolsillos de un patrón, de unos accionistas? Trabaja para ti mismo, asume las responsabilidad de codirigir tu propia empresa y recibe los beneficios que obtengas. Democratizar la vida económica.

      Esto me parece atrayente. A lo mejor, pues la gente lo rechaza. Pues qué se le va a hacer! Pero lo que está claro es que si no se le plantea a la gente, nunca sabrás si están de acuerdo o no. Ya está bien de postergarlo, dejar el tema para más adelante. ¿A qué esperamos? ¿A nacionalizar el Santander o Iberdrola? Por favor, usted y yo sabemos que eso, hoy por hoy, supone tener los tanques en la calle en cuestión de horas.

      No es justo que nadie viva del trabajo ajeno. Esa es una premisa lo suficientemente clara para ir ganando el corazón de las gentes. Pero claro, HAY QUE SEMBRAR, para mañana recoger, hoy hay que sembrar. Y el PCE dejó de sembrar hace varios lustros.

      Más cosas: la capacidad de un partido con un millón de votantes no es desdeñable. IU tiene una estructura infinitamente más grande, un presupuesto incomparablemente superior que con el que contaba durante el franquismo y, sin embargo, ha perdido en capacidad de influencia en la sociedad.

      En los años negros había quien arriesgaba su vida en imprentas clandestinas y, ahora que se puede imprimir con costes moderados y sin riesgo (por no hablar de Internet), se renuncia al compromiso de servir de altavoz a las ideas emancipadoras.

      Venga, no quiero ser muy duro, pero ¿esto no le suena a traición?

      En la página de IU no tiene cabida más que lo que han dicho o hecho los cargos de IU. Esto es deplorable.

      Todas estas críticas están hechas desde el sincero aprecio. Nada quisiera más que algún día IU/PCE/FGHIJK volvieran a retomar la lucha de las ideas.

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 2 enero 2010 @ 14:16 | Responder

  3. La propiedad privada es un derecho, todos tenemos derecho a tener cosas propias y no hay nada mas importante que LA LIBERTAD INDIVIDUAL.

    Por tanto si hay un movimiento caduco totalmente, ese es el MARXISMO, tan caduco como EL FASCISMO O EL NAZISMO.

    Los extremos se tocan.

    Comentario por ramrockmanchesterunited — 2 enero 2010 @ 1:59 | Responder

    • ¡Ya me gustaría a mí que el marxismo tuviera la misma pujanza que tiene el fascismo hoy en día!

      Empiezo respondiéndote a ti porque es lo más fácil. No suelo dar puntada sin hilo y, si relees lo escrito, verás que el término completo es “propiedad privada de los medios de producción”. Es decir, tú puedes tener derecho a la propiedad de tus calzoncillos, de tu reloj o de tu coche. Pero es ilegítimo que tengas la propiedad de los factores de producción (el campo, la mina, la empresa o la fábrica), es decir, las herramientas que necesita la fuerza de trabajo para producir. Te lo explico de otra forma: NO TIENES DERECHO A VIVIR DEL TRABAJO AJENO. Voçê perçeveu? Capisci?

      La justicia no se toca con la injusticia, como la inteligencia no se toca con la estupidez. El término medio es la doctrina de los mediocres.

      Comentario por Mendigo — 2 enero 2010 @ 13:43 | Responder

  4. Seria bonito un sistema didacta en el cual nuestros partidos politicos mostraran las diferencias reales en los temas importantes. Que su ideologia se viese en realidad y no lo que ahora tenermos une cagada de politica en la cual el debate real es mierda de un rival al otro.

    La culpa de este es de sus votantes que no se molestan a leer el fondo del asunto sino se quedan con la nota de prensa. Para muestra un boton: La luz sube hoy un 2.6% que según industria son 89c para un consumidor medio de 293kwh año. Fijaros en las cifras de industria no dan miedo ninguno a que no?¿ pues ale un combi tipo A consume 322kwh año asique como el consumidor medio consume 293kwh año.😄 grande la manipulación o mil errores en la nota de prensa:
    http://www.mityc.es/es-es/gabineteprensa/notasprensa/documents/npturgasyluzdiciembre.pdf (pagina 2)

    Es triste que quien toman las decisiones sobre muchos temas de nuestra vida solo se dediquen a decir: caca, pedo, culo, pis.

    Comentario por kike — 2 enero 2010 @ 2:21 | Responder

    • Joas joas joas!

      Está visto que tienes que hablar de energía, venga a cuento o no.

      Había visto la noticia pero no había reparado en ese detalle, la verdad. 293kW*h/año son algo menos de 25kW*h/mes. ¿Ese es el “usuario medio” para el Ministerio? Contando que mi consumo baja por poco de los 50kW*h/mes, y por mi entorno sé bien que es un consumo ridículo (que cada cual coja la factura de la electricidad y compare)…la nota de prensa del Ministerio de Industria es, simplemente, una mentira.

      Ahora, el error: en 2007 el consumo medio doméstico fue, según el Ministerio de Medio Ambiente, de 363,5kW*h/mes. Al mes y no al año. Podemos asumir que con la crisis y las medidas de eficiencia energética el consumo doméstico haya pasado de 363 a 293kW*h en estos dos años. Pero al mes, no al año.

      Eso nos da una cifra anual de 3516kW*h/año. Levemente superior a la calculada por el ministerio.😛

      La cual, al precio del kWh regulado por la TUR (0,1147€/kW*h) nos da una factura por consumo de 403,28€ al año. El 2,6% de esa cantidad son 10,48€ al año de subida para un usuario medio doméstico que consuma 293kW/h al mes, y no los 89 céntimos de los que habla el Ministerio (y que han repetido de forma maquinal los periodistas).

      Ahooooora empieza a ser un poco más creíble.

      De todas formas, como bien sabes me parece una subida manifiestamente insuficiente, que no llega para saldar los costes de producción y que, por lo tanto, seguirá incrementando el déficit de tarifa que no deja de ser un préstamos que nos hacen las eléctricas, pagadero en varias décadas con intereses. Yo no necesito pedir un préstamo para pagar mi recibo de la luz, y tú?

      Y aún queda otra mentira más. La tarifa de la luz no sólo se ha encarecido en el término de consumo, sino en el término de potencia o término fijo. Lo que pagas consumas o no, sólo por estar conectado y poder disponer de una potencia (yo la tengo al mínimo, a 2,2kW).

      Pues este término fijo también se ha encarecido, con lo que nos humilla a todos aquellos que intentamos reducir nuestro consumo energético (tengo menos de la cuarta parte del consumo medio doméstico, pero aunque lo redujese aún más, mi factura no bajaría sensiblemente pues seguiría siendo penalizado por la cuota fija…y podíamos hablar del agua de los 15m³ que nos facturan de mínimo, aunque en mi casa sólo usemos 7m³).

      Gracias por descubrir el gazapo (o la trola) del Ministerio y un saludo, tronk. No sudes mucho…😉

      Comentario por Mendigo — 2 enero 2010 @ 10:42 | Responder

  5. Nunca digas nunca mais, desta auga non beberei… Mendiguete. Aunuqe coincido contigo en que la imagen que da izquierda unida es que dedica la mayor parte de su tiempo al ombligismo mais absurdo cuando la vida es lo que pasa a nuestro lado mientras nosotros estamos ocupados en otros planes.

    Una banca pública y la nacionalización de los sectores estratégicos es todo un comienzo, que no es final.

    Sólo faltan 12 o 13 millones de votos…

    Feliz año, compa.

    Comentario por javierM — 2 enero 2010 @ 14:06 | Responder

    • Hola Javi!

      Tú sabes bien que no me importaría nada descedirme y ser el primero en sumarse a un proyecto ilusionante. Pero, ahora mismo, lo que propone IU es más de lo mismo. Así nunca va a cambiar nada, si ni tan siquiera se intenta.

      Un error táctico que le corregí a Rafael: la nacionalización de la energía o la banca no es el principio, es el final! No podemos poner los carros delante de los bueyes. Proponer eso ahora mismo queda muy chulo en un programa, pero es absolutamente irrealizable. Mejor empezar por lo concreto, por pymes autogestionadas, la recuperación de empresas que cierren sus puertas (los movimientos obreros argentinos nos llevan años enseñando el camino)…

      No es tanto las luchas internas, que siempre las habrá. Lo importante es creerse su propio mensaje, ser consciente de las posibilidades que nos ofrece el puentear al patrón, al accionista.

      Un abrazo, tronk!

      Comentario por Mendigo — 2 enero 2010 @ 14:40 | Responder

  6. Desde mi punto de vista, eso es lo que le pasa a IU mucho bla, bla, bla, y luego miau, estoy muy desilusionado con este partido por eso mismo, en unas de mis entradas ya lo dije, que solo votaba en las elecciones vascas y es por que he perdido todas (casi)las esperanzas en este partido y proyecto, lo que creo es que les faltan huevos, no se deciden a dar ese gran paso y demostrar o convencer a tantos votantes que hay por hay sueltos, yo entre ellos, de que van a dar ese paso, seguramente el día que lo hagan si lo hacen nos darán (daremos) una alegría, pero hace falta un líder pero un líder nato que por ahora no lo veo.
    Dicho esto, os escribo,bueno os copio la internacional, se que seguramente la sabréis, pero me a entrado la morriña y la he buscado.

    LA INTERNACIONAL

    Arriba, parias de la Tierra.
    En pie, famélica legión.
    Atruena la razón en marcha,
    es el fin de la opresión.

    Del pasado hay que hacer añicos,
    legión esclava en pie a vencer,
    el mundo va a cambiar de base,
    los nada de hoy todo han de ser.

    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la internacional.
    (bis)

    Ni en dioses, reyes ni tribunos,
    está el supremo salvador.
    Nosotros mismos realicemos
    el esfuerzo redentor.

    Para hacer que el tirano caiga
    y el mundo siervo liberar,
    soplemos la potente fragua
    que el hombre libre ha de forjar.

    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la internacional.
    (bis)

    La ley nos burla y el Estado
    oprime y sangra al productor.
    Nos da derechos irrisorios,
    no hay deberes del señor.

    Basta ya de tutela odiosa,
    que la igualdad ley ha de ser,
    no más deberes sin derechos,
    ningún derecho sin deber.

    Agrupémonos todos,
    en la lucha final.
    El género humano
    es la internacional.
    (bis)

    Comentario por Mikel — 2 enero 2010 @ 22:49 | Responder

    • Noooo, por favor, más Internacional no.

      Estoy hasta la polla ya de tanta Internacional, de tanto puño en alto y de tanto postureo.

      Joder, quiero ideas! Y cuando aquí se habla de economía, entráis los cuatro gatos de siempre porque el tema no le interesa ni a Cristo. En cambio, cuando me harto y escribo una entrada mandando a tomar por culo a IU, entonces sí que aparece gente de IU, no vayan a perder votos. Que yo estoy todo contento de que entren, que entre cualquiera, pero sólo entran cuando sienten que peligra la imagen de su partidito, o cuando creen que peligra un puñadito de votos, pero para debatir de cosas serias, sesudas, densitas, aquí no ha entrado nunca nadie.

      Vamos, ni de IU ni de ninguno de los otros partidos. Porque anda que los de IA…parecen un puto sindicato de estudiantes. Me cago en Dios! Es como acudir a una guerra contra un enemigo poderoso y que la gente se te presente con bengalas y petardos, y vestidos de carnaval. Cuando se presenta. Para empezar a hacer la guerra al capitalismo es absolutamente imprescindible un montón de formación teórica, cosa que falta absolutamente (empezando por mí). Y, mientras no haya gente preparada, lo único que vamos a hacer es el puto ridículo, como siempre.

      Ya me he cansado de capulladas, que si IU, que si IA; que si PCE o PCPE. Mucho afán de protagonismo y pocas ideas.

      Normal que la sociedad pase de la izquierda. No me extraña ni lo más mínimo. No tenemos una mierda que ofrecer a la sociedad.

      Y no me jodas con leaders, porque al próximo leader que salga lo empalo boca abajo. Ostia puta, a ver si algún día dejamos de ser una manada de borregos.

      Pues nada, yo seguiré haciendo la guerra por mi cuenta.

      Comentario por Mendigo — 3 enero 2010 @ 1:13 | Responder

  7. Hoy, en el periódico, más de su puto rollo:

    La refundación de IU tendrá que esperar

    Qué coñazo, se habrán creído que sus problemas nos interesan a los demás.

    Comentario por Mendigo — 3 enero 2010 @ 1:28 | Responder

  8. Espectacular exposición y motivos más que sobrados para cambiar de aires. Y no me da la gana de añadir nada más porque creo que lo has dejado muy bien matizado. Ya sé que estos comentarios que están en linea con lo que tu expones no te gustan demasiado, pero, ¿qué voy a escribir? (y eso que todavía no había llegado el cuasi-hundimiento del capitalismo)

    Comentario por picapiedra — 3 enero 2010 @ 3:50 | Responder

    • Hola Pica!

      Sí, recuerdo esa entrada. En ella escribiste sobre IU: “Y si no estoy plenamente convencido es por la incertidumbre de a qué IU estoy votando. La confluencia de corrientes dentro de la coalición es tan amplia y dispar sobre asuntos importantes que tengo dudas que el voto que deposite hoy vaya para el partido que exista/sea mañana.”

      Pues algo similar me pasa a mí. Yo no tengo ni puta idea de cuál es su modelo económico. Leído el programa electoral de las pasadas elecciones, se puede afirmar con rotundidad que se trata de un partido socialdemócrata.

      ¿Que a la gente no le interesa oír hablar de comunismo, como dijo Anguita? Bueno, si no se lo planteas, si no se lo expones, si ni siquiera pones ese plato en el menú, cómo coño puedes saber si la gente lo quiere o no lo quiere?
      Porque para hablar de Derechos Humanos (que están muy bien, no doy yo que no), pues coges y te unes a Amnistía Internacional (organización por la que siento una inmensa simpatía). O le cambias el nombre al PCE, por ser un poco honestos consigo mismo. O te largas y dejas paso a quien sí que se sienta con ganas de convencer a la gente, de explicárselo a la gente.

      En IU es tabú hablar de economía. Se puede hablar de religión, de sexualidad…hasta de toros! Pero no se puede hablar de economía. Pues si enterramos la lucha de clases, no sé qué diferencia puede haber con cualquier otro partido progre (el P$O€, sin ir más lejos).

      El caso es que la gente tampoco debe percibir mucha diferencia, por el trasvase de votos.

      Será que ya hemos superado la lucha de clases, que vivimos en una sociedad comunista, y ya no es necesaria la lucha. Pues mira que bien! Y yo, sin haberme enterado…

      Comentario por Mendigo — 3 enero 2010 @ 14:43 | Responder

  9. Simplemente la izquierda se ha quedado a verla pasar. Cuando esta crísis es responsabilidad del sistema capitalista habría que haber levantado la voz y explicar a la gente posibles alternativas. Ya vemos las encuentas, lo que pierde el P$OE lo gana el PP, ¡como si las recetas de estos fuesen mejores para la ciudadanía!, IU se queda con lo mismo con el voto de los que lo hacemos siempre. Entre capitalistas queda el juego.

    Ha habido miedo a tomar la responsabilidad. Los que manejan el sistema han visto que no pasa nada, que pueden campar a sus anchas y eso lo vamos pagar los trabajadores quedando en peores condiciones que antes, nos apretarán los cojones bien fuerte y nadie dira nada. Así de simple y de triste.

    Comentario por Javi — 3 enero 2010 @ 11:11 | Responder

    • Con tu conclusión estoy totalmente de acuerdo: el balance de la crisis va a ser un escalón en el progresivo crecimiento de las rentas del capital (en proporción al PIB) respecto de las rentas del trabajo. Es decir, el que sólo tenga sus manos y su cabeza que aportar, estará menos valorado que el que aporte capital, que tendrá una mayor retribución.

      El trabajador va a ser basura, escoria, que coges este o el otro, da igual, los hay a paletadas deseando matarse por cuatro chavos. Mano de obra abundante y sumisa, devaluada, un paso más y estamos en una plantación de caña de azúcar en el s.XVIII. Hemos progresado de cojones!

      En gallego existe una expresión para definir la cara de atontamiento con la que se han quedado las izquierdas europeas ante la crisis: quedáronse a velas vir. A verlas venir…creo que también se usa en castellano, no?

      Antes se hablaba de la izquierda caviar. Ahora más bien habría que llamarla izquierda pasmarote. O izquierda autista, encerrada en su nubecita…

      Yo creo que el primer paso sería cortar cabezas y que en los órganos de dirección de los partidos de izquierda hubiera gente bien preparada. Es evidente que quienes están no tienen la formación ni la capacidad para crear algo nuevo, ni tan siquiera para imaginarse que puede haber algo nuevo. En serio, yo creo que el mal de raíz es la endogamia, que pone al frente de los partidos a los más lameculos, y no a los más preparados (y esto reza para todas las formaciones políticas).

      No hay nivel en la política, ni a un lado ni a otro.

      Comentario por Mendigo — 3 enero 2010 @ 14:55 | Responder

  10. Hombre, “Mendigo”, el artículo sobre la refundación de IU que citas no ha salido ni en Mundo Obrero ni en un órgano de IU, sino en “Público”. Ellos sabrán si a sus lectores les interesa o no.

    Me parece por otra parte angelical (por decirlo de alguna manera) que pienses que IU es una potencia financiera que puede dedicarse a invertir en creación de empresas. Pero vamos al meollo de lo que planteas: propones que en vez de empezar con la nacionalización de los sectores estratégicos se empezara con la colectivización de empresas más pequeñas. Naturalmente, tienes todo el derecho a proponerlo, como también lo tenemos a pensar que esa táctico no conduciría a debilitar al capitalismo, sino a reforzar la cohesión entre la pequeña burguesía y el gran capital. Por otra parte, sí apoyamos la “creación de cooperativas y empresas de capital público”, pero precisamente su viabilidad, y más en una situación de crisis, depende de la nacionalización de los sectores estratégicos, como la banca y la energía. Por ejemplo, propones que se impulse el crédito para la formación de cooperativas, pero no tienes en cuenta que ello exige precisamente la existencia de una fuerte banca pública.

    Para poner en pie una alternativa al capitalismo hacen falta dos cosas, que de hecho están ligadas: apoyo mayoritario y alternativas creibles. Aislar al gran capital y propuestas económicamente viables. Las propuestas que IU ha venido planteando van en ese sentido. En ausencia de propuestas económicamente viables y apoyo mayoritario para las mismas, sí que las proclamas anticapitalistas y en pro del socialismo caerían en el vacío. Que no lo hagan depende de todos (y todas).

    Te invito a participar en el proceso de refundación de IU y plantear en el mismo tus propuestas programáticas, teniendo claro que deberán sintetizarse con las que planteen otros compañeros y compañeras para poner en pie una alternativa viable y coherente.

    Comentario por Rafael Pla López — 3 enero 2010 @ 14:42 | Responder

    • Muy buenas, Rafael.
      Público se hace eco (y felicitémonos de ello, porque es el único) de aquellas noticias que emanan de IU. Si IU sacase un plan de promoción del cooperativismo, supongo que aparecería como noticia. Pero por ahora, las únicas noticias que da IU sólo se refieren a su ombligo.

      Angelical no soy, Rafael, puedes llamarme con toda la confianza cabronazo. IU no es una potencia financiera, pero sí que es una potencia en cuestiones de deuda: a mí no me hubieran dejado endeudarme hasta 15,5 millones de euros. Y digo yo que en vez de endeudaros con un sindicato de bancos para pagar congresos y carteles, podríais haber dedicado ese dinero a la promoción del cooperativismo y la autogestión. Que es otra forma de hacer campaña, y de demostrar que las ideas, funcionan. Porque cuando tienes una idea nueva, tienes que mostrar que funciona, mostrando prototipos y modelos de preserie para ir solucionando posibles fallos de madurez en el proyecto, y percibir cuál es la respuesta del público a tu producto. Pues el producto que tenemos que fabricar y vender es un nuevo sistema socieconómico. Y, la verdad, IU lo ha hecho mal, muy mal, vendiendo ese producto. Y los números cantan: la gestión de IU ha sido ruinosa.

      Y con 15 millones de euros no podríamos hacerle competencia a Telefónica…pero sí que se puede adelantar el dinero para promover un montón de nuevas empresas en las que la relación vertical entre obrero y patrón se sustituya por una toma de decisiones horizontal, democrática. No es dinero a fondo perdido, si se hacen las cosas bien puede ser hasta rentable (empapelar calles con carteles y alquilar recintos para congresos ya se ha demostrado que no es un buen negocio, pues no se sabe si la quiebra de IU será antes política o económica). Son prioridades, pero también son modelos de activismo.

      Más cosas: que la viabilidad de una cooperativa o una empresa de capital público dependa de la nacionalización de los sectores estratégicos…perdona, es que no lo acabo de entender. Si fuera como tú dices, entonces desde Mondragón a Central Lechera Asturiana, pasando por la cooperativa vitícola de mi pueblo, estarían quebradas. Y, sin embargo, parece que gozan de buena salud.

      ¿Es que acaso no confías en la rentabilidad inherente de una gestión descentralizada y la posiblidad de dedicar a capitalizar la empresa, a formación, a desarrollo de nuevas líneas de producto y a protección de los trabajadores aquellas reservas de capital que iban dedicadas antes a repartir dividendos? ¿No crees, Rafael, que una empresa de capital público o colectivo es más eficiente? Pues yo sí, sinceramente, si se hacen las cosas bien estoy convencido que sí (y en el mundo empresarial hay pruebas de lo que digo, suelo poner el ejemplo de COREN). Pues si una empresa pública puede ser más eficiente que una privada, y puede competir con ella con ventaja en un mercado abierto, no veo yo cuál es la necesidad de que sea asistida por una banca pública. Basta con que tenga acceso a la banca privada en las mismas condiciones que cualquier otra empresa.

      No veo en qué necesita una cooperativa la nacionalización de Endesa, por ejemplo (que ya es nacional, del Estado Italiano vía ENEL). Con que le sirva energía al mismo precio que a cualquier otra empresa, ya tiene lo suficiente para imponerse.

      ¿Que mejor si la banca fuera pública? ¡Por supuesto! Mientras la banca no sea pública no podemos hablar de Democracia en este país. Si relee alguno de mis artículos, estoy dándole vueltas a lo mismo. Pero si seguimos esperando a que llegue el Mesías, dándonos de cabezazos contra el muro del templo, nos pueden dar las uvas, Rafael. No, eso no va a llegar, y usted lo sabe perfectamente. Antes que nacionalicemos Santander, el señor Botín ha privatizado el Estado, ha comprado IU y la ha reconvertido en una red de clubes de alterne.

      Si la condición para avanzar hacia el socialismo es privatizar la banca, pues mejor nos dedicamos a otra cosa porque eso no va a ocurrir si antes no se han dado pasos, si no se ha demostrado por la vía de los hechos a la sociedad que el socialismo funciona, que el socialismo es riqueza para todos.

      Como usted sabrá, es ahora que Chávez empieza a meterle mano a los bancos. Antes se había atrevido con todo, hasta con las petroleras, pero los bancos han tenido que quedar para el final.

      Más cosas: la cohesión entre la pequeña burguesía y el gran capital. El capitalismo financiero es una amenaza mayor para la pequeña burguesía que las mismísimas huestes de Stalin en su imaginario. La pequeña burguesía está desapareciendo, están pasando a ser asalariados de un holding de empresas transnacional. O eso, o desaparecen.

      De todas formas, lo que propuse no es entrar en las empresas y ocuparlas manu militari, sino que gradualmente los trabajadores vayan entrando en el accionariado de las empresas como parte de su retribución hasta hacerse con la mayoría en un plazo de 5-50 años (según el tamaño de la empresa y la relación con la mano de obra, para empresas grandes o poco intensivas en mano de obra puede entrar el Estado como socio capitalista).

      Si quiere discutir sobre aspectos concretos, vuelvo a poner el enlace: El rico es ladrón.

      Quizá no sea gran cosa, pero al menos es algo más que lo que ha presentado su formación, que es nada: sentarse a esperar a que, en una noche de luna llena, les voten 14 millones de españoles.

      Usted juzgará qué plan es más realista, qué alternativa es más creíble. En cuanto al apoyo de la población, insisto, habrá que ofrecerle algo concreto. ¿O piensa pedirles que tengan fe? Es que la sociedad es cada día más descreída. Hay una crisis de fe, el propio Rouco lo dice.

      Le agradezco el ofrecimiento, pero mucho me temo que en Izquierda Unida se seguirá hablando de todo lo divino y lo humano, excepto de economía. No tengo ningún indicio que apunte en sentido contrario. Si lo hubiera, si viera la posibilidad de cambiar algo, de que en Izquierda Unida (o cualquier otro partido) se abre un debate para proponer, construir un nuevo sistema, no dude que me sumaría para aportar lo que estuviera en mi mano. Por ahora, por desgracia, creo que a muchos compañeros les va demasiado bien con este sistema (yo mismo no puedo quejarme) como para que tengan ganas de arriesgarse a cambiar de sistema operativo.

      A decir verdad, no creo que ninguna solución nazca de esta vieja Europa. Creo que es el turno de que la izquierda del Sur del mundo tome el relevo ideológico de una izquierda europea cansada y sin ideas. La revolución no pasa sólo por un único partido (su defensa numantina de IU huele a cadáver político, espero equivocarme), ni tan siquiera por un único Estado.

      Un saludo y espero verle por aquí más a menudo. Es un placer charlar con usted.

      Ah! He leído alguno de sus artículos y escribe realmente bien. Enhorabuena, sinceramente me han gustado.

      Comentario por Mendigo — 3 enero 2010 @ 15:48 | Responder

      • Eso de que los 15 millones de deuda se conviertan por arte de birlibirloque en 15 millones disponibles para invertir me parece una manera curiosa (“tertium” entre “angelical” y “cabronazo”🙂 de interiorizar el “capitalismo de casino”. Hay que recordar, por otra parte, que la banca prestó dinero a IU en el marco de la Ley Electoral para la financiación de campañas electorales, no para fundar cooperativas.

        También me parece curiosa la confusión entre la información que IU emite y la que sale en los medios. Te sugiero visitar http://www.izquierda-unida.es/seccion.php?id_s=14 para leer las propuesta emanadas del área de Economía, Industria y Empleo de IU, en la cuál me parece que tendrías mucho que aportar y te incito a colaborar (las áreas están abiertas a no miembros). Para constatar cuan lejos está de la realidad la afirmación de que IU sólo emite noticias internas, puede también echar un vistazo a http://www.annanoticies.com/index.php?s=EUPV&submit=Cercar , una web de una agencia alternativa donde las organizaciones progresistas podemos poner directamente sin filtros nuestras notas de prensa, y que EUPV utiliza habitualmente.

        He de subrayar que me parece muy bien la iniciativa de formar cooperativas e impulsar el trabajo asociado, sin esperar a la realización de cambios estructurales. Con 4 millones de parados, es una alternativa a la impotencia. Pero los cambios estructurales son imprescindibles para que una economía alternativa sea sostenible.

        Dices no entender para qué necesitan las cooperativas la nacionalización de los sectores estratégicos o una banca pública. De hecho, no sólo es necesario para la viabilidad económica de nuevas cooperativas, sino también para el mantenimiento de muchas empresas pequeñas y medianas. Es fácil de entenderlo si atendemos a que cotidianamente están cerrando miles de pequeñas empresas, ahogadas entre otras cosas por los abusivos costes energéticos y por la falta de crédito. Una banca pública fuerte es necesaria para hacer lo que precisamente no hace la banca privada. En teoría, podría ponerse en pie una tal banca pública al lado de la banca privada, aunque debemos recordar las consideraciones de Oskar Lange sobre la viabilidad de su coexistencia.

        Claro que, en términos generales, la economía social puede ser más eficiente que una economía capitalista. Pero ello no puede abstraerse del contexto económico, obviando las dificultades generadas por el marco de un sistema capitalista y en una situación de recesión. La viabilidad de la alternativa exige plantear simultáneamente la construcción de un tejido económico alternativo basado en el trabajo asociado y la puesta en pie de un sector público fuerte. Tan sólo que lo primero debe asentarse en el desarrollo de un tejido social alternativo con voluntad de alternativa a lo existente, y lo segundo exige una actuación institucional. En su combinación está la clave.

        Respecto al tema de la Renta Básica (o alternativamente, un Salario Social) puedes leer http://alteritat.net/econeupv/rebasaso.htm

        ¡Ah! Y no sólo marxistas y anarquistas caben y han cabido siempre en IU, sino que el mismo PCE se pronunció en su XIII Congreso (ratificado en congresos posteriores) por la síntesis de las tradiciones comunista y libertaria…

        Comentario por Rafael Pla López — 4 enero 2010 @ 12:49 | Responder

        • Muy buenas, Rafael.

          Tiene razón en quejarse, he sido injusto ya que una deuda no es lo mismo que un capital, sino todo lo contrario, aunque cada vez se confundan más los conceptos. Quería comparar simplemente los números. En las últimas generales pidieron 7, y afortunadamente los bancos sólo les concedieron 3,5 pues no creo que más carteles hubieran cambiado gran cosa el resultado; les han hecho un gran favor, los bancos, negándoles el crédito, y sirva esto de ejemplo de la inmensa espiral de deuda en la que las sociedades occidentales hemos entrado, por nuestro propio pié. IU no ha escapado de la vorágine, y ahora tiene su futuro en manos de los bancos (en cuanto quieran tirar de la cuerda y no acepten renegociar la gigantesca deuda…).

          Pues digo yo que en vez de gastarse esos 15 millones en carteles (porque si tienen una deuda de 15 millones es que alguna vez se los han gastado) podrían haberse gastado esa cantidad, o parte de ella, en otros proyectos. Que no es sólo el apoyo a cooperativas, sino también los centros sociales, las redes de apoyo social (porque un paria de la tierra no acude a una sede de IU, sino a una parroquia o a una ONG confesional como Caritas), las escuelas de capacitación profesional…es decir, sembrar para luego recoger. Además, muchas de estas actividades podrían ser autofinanciadas con el tiempo.

          Es otra forma de hacer campaña, de llegar a la gente, que con el leader dando un speech en un meeting, con la gente respetuosamente callada escuchando, y enfervorecida aplaudiendo cuando convienen al show.

          Y seguro que habrá mil ideas más, que ni se me ocurren. Tenéis muy buena gente: dadle cancha.

          Más cosas: la sección de economía de la página de IU la enlacé antes y es la que digo que es indigna. Es más interesante cualquier bitácora personal o páginas como Altereconomía, Economía Crítica o el mismo ATTAC.

          Analicemos su contenido: la mitad son “noticias” del propio partido del estilo “fulanito dijo…”, puro ombliguismo (las noticias no las crea un partido, sino que la sociedad entiende que una información es noticia cuando reúne unas características…y bueno, para qué engañarnos, cuando es mostrada de tal forma por los medios). Ahora vamos con los documentos: 20. Veinte documentos sobre economía, industria y empleo…EN TODO EL AÑO 2009!!! Será que el año ha dado para poco!!! Pero si yo mismo, en mi página, he hecho más! Una organización con un millón de votantes, unos 15.000 afiliados (el número exacto no lo sabéis ni vosotros) y un presupuesto millonario no puede presentar una sección de economía de su página corporativa, en un año que decir convulso es poco, con 20 documentos. Pero es que miramos los documentos y buena parte son carteles, dípticos, declaraciones y comunicados.

          Análisis, por decir algo, sólo tenemos en todo el año pasado:
          -Propuestas fiscales de IU (2 páginas, y no especialmente sesudas)
          -Síntesis de la 1ª jornada… (13 páginas, de lejos lo más interesante)
          -Medidas de IU a ZP (2 páginas)
          -Propuesta de IU para la creación de empleo (13 páginas)
          -Programa marco estratéxico… (4 páxinas)
          -Plan económico alternativo (5 páginas).

          Esta es toda la reflexión que sobre economía ha aportado la página de IU durante este año: 6 documentos. Y mejor no entrar en la profundidad de los análisis…mucha consigna de manifestación y poco análisis riguroso.

          Lo siento, esto para mí me parece manifiestamente insuficiente, vergonzoso. Y esto ya no es cuestión de dinero, es que faltan ideas. Cualquier página particular le da mil vueltas (sin ir más lejos, la tuya). Sinceramente, dudo mucho que tú te conformes con esto, que te parezca una buena labor de divulgación la que está haciendo tu organización.

          Hay foros de economía en los que las entradas y artículos son añadidos a diario, e incluso varios en un mismo día. Pero…prácticamente todos son redactados desde una perspectiva capitalista (y es legítimo que así sea…pero es que da la sensación de que NO HAY OTRA).

          Más cosas: coincidimos en la necesidad de cambios estructurales. Pero insisto, esto no aporta una ventaja diferencial a una empresa colectiva respecto de una privada.

          Disiento en una cuestión: Los costes energéticos están por debajo de los costes de producción (déficit de tarifa), no creo que ni mucho menos sean abusivos y, además, creo que deberían ser gravados con un impuesto especial (como el que recae sobre los hidrocarburos) para incluir los daños que la generación de esa energía provocan en el medio natural, lo cual estimularía la eficiencia energética.

          Por otra parte, el sector energético debe ser nacionalizado por varias razones, entre las cuales están la adecuada planificación y adaptación a las necesidades futuras, la necesidad de inversiones de plazo de maduración lento, la eficiencia energética (que no es lo mismo que rentabilidad económica), ejercer un riguroso control de seguridad (especialmente en centrales nucleares) y medioambiental…

          Si estamos de acuerdo! Sólo que ahora mismo no se me ocurre cómo podríamos nacionalizar Iberdrola, y sí que se me ocurren un montón de sectores en los que crear nuevas cooperativas con toda la gente que se está quedando en paro (IU podría servir de semillero, de catalizador con sus miembros). Lo realista, los viable, lo inmediato, es ésto y no nacionalizar gigantes. Sin renunciar a ello, por supuesto, en el medio plazo.

          “la construcción de un tejido económico alternativo basado en el trabajo asociado […] debe asentarse en el desarrollo de un tejido social alternativo con voluntad de alternativa a lo existente”.
          No necesariamente, Rafael. Una cooperativa no tiene porqué surgir de la conciencia social de sus partícipes (aunque simplifica mucho el camino), y de hecho una gran parte de los cooperativistas, en el sector agrario, no tienen ni mucho menos convicciones de izquierda. Pero ahí está lo interesante del cooperativismo: que funciona. Basta con apelar al interés económico de la gente, sin referirse a valores más altos.

          Por supuesto que hay tipos de cooperativas o empresas públicas, y la idea que yo tengo no es precisamente la de Central Lechera Asturiana o RENFE. La cuestión es que quepan todos estos tipos, y más. Lo importante es sentar las bases para que, en unos años, el principio de que los trabajadores (en algunos casos, junto con el Estado, según los sectores y tamaño) deben ser los únicos dueños de su centro de trabajo sea un principio asumido por el conjunto de la sociedad, igual que hoy aceptamos con naturalidad el rechazo a la mano de obra esclava (lo cual no es ni mucho menos evidente pues hace no tanto tiempo era asumido como algo natural e inevitable).

          Pero no sólo se colectivizan empresas creándolas o expropiándolas:
          Cuando una empresa echa el cierre, hay una oportunidad de que los trabajadores puedan adquirir la misma, los locales y equipos (sería más fácil si los tribunales ayudasen, aceptando la empresa como pago de los posibles atrasos). Y para ello no se necesita que estén concienciados, basta con que los trabajadores vean una oportunidad de trabajo, de subsistencia al margen del empleador.

          Más cosas, y ya casi sin tiempo. Permíteme leer más atentamente tu artículo; creo que sé el suficiente catalán como para entenderlo, pero tengo que reflexionar. No me había parado a pensar en las diferencias entre Renta Básica y Salario Social. A simple vista, se me antoja que pudieran ser compatibles (es necesario procurar un mínimo vital incluso al que se niegue a realizar ningún trabajo social o formación, circunstancia no tan extraña en personas desarraigadas, no es necesario ser útil para merecer vivir). Pero, lo dicho, creo que tengo que pensar en ello.

          El documento del XIII Congreso me lo tendré que leer con tiempo, me parece que puede ser interesante. La verdad, no tenía ni idea (y sería divertido ver la contestación de la otra parte, aunque ya me la figuro).

          Es un placer aprender de ti, Rafael. Un lujo como comentarista.

          Comentario por Mendigo — 4 enero 2010 @ 16:55 | Responder

          • Bueno, Mendigo, vamos avanzando. Inicialmente afirmabas que el trabajo de IU en Economía era nulo, cosa que era rigurosamente falsa, como se muestra en los enlaces: quot eram demostrandum. Ahora dices que es insuficiente, cosa que no tengo ningún problema en aceptar. Claro que es insuficiente: haría falta mucho más. Y no sólo en Economía: precisamente porque IU es insuficiente hemos lanzado el proceso de refundación, para contar con mucha más gente. Tú entre ellos.

            Un tejido social alternativo no requiere un gran conciencia social inicial, sino que es precisamente la condición para el desarrollo de la conciencia social… a través de la lucha y de la construcción práctica de una alternativa. De lo que se trata precisamente es de invertir la relación “clásica” partido-masas: no se trata de esperar a que un partido-guía ilumine a las “masas” (o funde cooperativas), sino de que las “masas” se organicen. En movimientos sociales… y en cooperativas. IU, por cierto, no pretende ser un partido clásico, sino un “movimiento político y social”.

            Ello no excluye la necesidad de:

            1) La acción en las instituciones para promover un contexto favorable a las iniciativas sociales (en particular, defendiendo y extendiendo los servicios públicos y luchando por un sector público fuerte: en un mundo en que la General Motors ha sido nacionalizada/sindicalizada, hay que volver a levantar, frente al sistema capitalista-neoliberal, la bandera de las nacionalizaciones/socializaciones). Dicha acción le corresponde principalmente a IU.

            2) La lucha en el terreno de las ideas, contraponiendo nuestras alternativas socialistas/comunistas/libertarias al sistema capitalista en crisis. Dicha tarea le corresponde principalmente al PCE. Lucha, por cierto, que requiere también fondos económicos para poner en pie una comunicación alternativa. Otra cosa es cómo se distribuyan dichos fondos entre carteles, planfletos, folletos, revistas o libros…

            Respecto al “mínimo vital” que debe garantizarse a cualquier persona: lo que propugna el texto que te enlacé es que ello se haga extendiendo servicios públicos (incluyendo educación, sanidad y servicios sociales) gratuitos y por tanto desmercantilizados, basados en el principio “a cada cual según sus necesidades”. No entregando dinero en metálico, al modo de los “bonos escolares” que propugna el PP para sostener la enseñanza privada. Parafraseando los Evangelios, se trata de dar “al mercado lo que es del mercado, y al socialismo lo que es del socialismo”.

            Comentario por Rafael Pla López — 5 enero 2010 @ 16:05 | Responder

            • Jejeje. Me encanta, quod erat demostrandum. Me gusta la elegancia en matemáticas.

              Un inciso. Yo, en mi época de estudiante, era muy chulito. Bueno, como ves lo sigo siendo. Se me daban bien las mates (no progresé mucho, la Ampliación de Mates que daban en la ingeniería, ecuaciones diferenciales, transformada de Laplace…). El caso es que en el examen final de esta asignatura, lo bordé. Acabé antes de la hora (lo cual era raro, que te diera tiempo a todo) y añadí el “cqd” delante de la pobre profesora, mientras firmaba, y me miraba con cara de “que no te pille a ti en un error, chulillo, que te machaco”. XDDDDDDD Se le veían las ganas, qué perra!!! XDDDDDD

              Venga, ahora a nuestra disputa. Rafael, el valor de las palabras es relativo. Si un colega, a lo largo de todo un año, sólo ha dedicado seis entradas de su bitácora a la economía, podríamos decir “fulanito ha hablado POCO de economía”. Pero el esfuerzo se mide en relación a su potencialidad. Que una organización con miles de militantes, un presupuesto millonario publique en su página institucional sólo seis entradas de economía, y bastante mediocres, permite en buen castellano decir de forma totalmente justificada que “IU no ha hecho NADA en materia económica”.

              A partir de aquí, ya no tengo nada que añadir.

              Resalto en negrita alguna de sus frases:
              Un tejido social alternativo no requiere un gran conciencia social inicial, sino que es precisamente la condición para el desarrollo de la conciencia social… a través de la lucha y de la construcción práctica de una alternativa.

              Luego IU tendrá que poner los mimbres, la urdimbre, para que desarrolle ese tejido. Por supuesto que, al final la trama la tendrá que poner la misma sociedad que, en ese proceso, irá adquiriendo conciencia de su potencialidad transformadora. El capitalismo quiere una sociedad completamente desestructurada; el individuo, para relacionarse con sus semejantes, lo tiene que hacer sirviéndose de los modelos creados por el sistema.

              La acción en las instituciones para promover un contexto favorable a las iniciativas sociales
              Totalmente de acuerdo. Es necesario facilitar, en la administración, en la ley, el desarrollo de asociacionismo (a todos los niveles, para formar una empresa como una asociación vecinal o una plataforma en defensa de un paraje natural).

              La lucha en el terreno de las ideas […] le corresponde principalmente al PCE. ¿Ein? Uys, no se yo, pero creo que muchos compañeros de IU no estarán muy cómodos con esa afirmación. En cualquier caso, yo no tendría reparos en votar al PCE; a lo que me niego es a votar a IU. No mientras siga sin aclarar si considera ilegítima la PPdelosMP (lo digo así ya para no aburrir), y obre en consecuencia.

              Rafael, eres una persona cultivada, es un gusto hablar contigo. Seguro que conoces la historia que hay detrás del célebre Carthago delenda est. Hablase de lo que hablase, Catón el viejo añadía esta coletilla para mover los ánimos del Senado hacia la destrucción final del Imperio Púnico.

              Pues bien, a mí no me importaría que el Coordinador General añadiese, después de cada intervención: “La tierra para el que la trabaja”. O cualquier formulación equivalente. Que le empiece a entrar en la cabeza a la gente que no es legítimo que alguien viva del sudor ajeno. Poco a poco, puede que lleve años.

              Al final es lo que me sulfura. Que parece que en IU se puede hablar de todo, de todo menos de lo primordial, que es tabú.

              Para terminar, no acabo de verlo claro. El sistema de bonos se puede emplear de muchas formas: el ejecutivo de Evo lo está usando en su programa de alfabetización. En un principio soy favorable a su idea: ofrecer servicios públicos antes que marcantilizar la ayuda social. Pero esos servicios tendrán que incluir, en casos de desarraigo y exclusión, cuestiones de supervivencia básica como alojamiento, alimentación, vestido y formación/atención psicológica.

              La renta, cheque o bono social tiene el efecto añadido de inyectar dinero en las capas bajas de la sociedad, estimulando un consumo básico (no se espera que nadie reúna un capital con las ayudas) que favorece la economía productiva local (no suele tratarse de productos importados).

              El mercado es un buen medio, es preferible que una persona escoja lo que quiere comer en el Dia de la esquina que ir a un comedor social (también en términos de dignidad). Lo importante es no sacralizar el mercado, y que el estado vigile e intervenga para que realmente sea libre Por ejemplo: ¿acaso es libre el mercado inmobiliario? El gran capital distorsiona los mercados, mientras que paradógicamente es la intervención del Estado la que los libera (puede liberar) de las desviaciones producidas por el interés capitalista.

              Comentario por Mendigo — 5 enero 2010 @ 20:05 | Responder

              • 1. POCO es distinto de NADA. cqd.

                2. El bono “Juancito Pinto” se entrega como “recompensa/estímulo” por que el niño vaya a la escuela en Bolivia (donde parece que la obligatoriedad no era efectiva). Por su carácter, se parece más a una especie de “salario estudiantil” para pequeninos. Las “cuestiones de supervivencia básica como alojamiento, alimentación, vestido” de personas que no estén en condiciones de trabajar deben ser atendidas (gratuitamente) por los servicios sociales. Y la “formación/atención psicológica” debe ser, naturalmente, gratuita, como parte de los servicios públicos de Educación y Salud. Al margen del mercado. Y para hacer jugar al mercado (a través del dinero), hay que dar algo a cambio de algo: salario social a cambio de realizar actividades comunitarias o de formación. Eso es más digno que dar una especie de limosna. Todo el mundo debe tener atendidas, a través de los servicios públicos, sus necesidades más básicas, pero quien quiera disponer de dinero contante y sonante (para lo que quiera, desde tomarse una cerveza o una hamburguesa a comprarse un CD) deberá hacer algo para conseguirlo.

                3. La clase trabajadora se organiza a través de la lucha. Y claro que valdría la pena una Huelga General en el ámbito de España para exigir determinadas políticas frente a la crisis. O huelgas u otras movilizaciones locales o parciales frente a cuestiones concretas. Lo que no debe propugnarse es estar de brazos cruzados hasta el hipotético día en que pueda lanzarse una Huelga Mundial para realizar la Revolución Mundia.

                Comentario por Rafael Pla López — 6 enero 2010 @ 19:13 | Responder

                • JAJAJAJAJA

                  1. POCO, cuando su efecto en un sistema es despreciable, podemos asimilarlo a NADA sin que varíen las condiciones de partida.
                  Las 6 entradas sobre análisis económico no han tenido ningún efecto, ninguno, sobre el devenir de los acontecimientos. No han tenido repercusión alguna, no han sido citados ni han movido a la acción a nadie. Por lo tanto, podemos decir que es como si IU no hubiera hecho nada cuando lo poco que ha hecho ha sido inútil e intrascendente.

                  2.- Sigo dándole vueltas, y en este tema me voy plegando a su opinión. Estaba pensando en un sistema como el francés, con el Revenu Minimum d’Insertion (el célebre RMI al que se refieren muchos rapers franceses). Si no se complementa con alquileres sociales lo único que hacemos es que el RMI acabe en manos de un casero (capitalista). Esto es lo que ocurre con las ayudas al alquiler para jóvenes de este gobierno, que no han hecho más que encarecer en una medida proporcional los alquileres. Es una forma de un Estado burgués de sostener los precios y proteger el interés de los propietarios. Permite a los jóvenes (o el colectivo que sea) acceder a viviendas caras poniendo la diferencia de dinero público, en vez de promover alquileres sociales que fuercen el mercado a la baja.
                  En un caso, dinero público acaba en manos de los propietarios, que mantienen sus ingresos. En otro, el dinero público es empleado efectivamente en los colectivos desfavorecidos, menguando los beneficios del propietario.
                  Ya había estado reflexionando sobre ello en el caso de las ayudas a pisos, pero no había generalizado el razonamiento a cualquier prestación.
                  Muy interesante, aún tengo que darle vueltas. Gracias por darme un par de claves…

                  3. Y aquí, de nuevo no estamos de acuerdo. La izquierda no va precisamente sobrada de pólvora como para malgastarla disparando los cañones contra fantasmas.
                  Las huelgas se hacen como medida de presión, para hacer daño a un objetivo en concreto (un empresario, un sector o el gobierno en el caso de una general). Pero…es que resulta que al casino financiero se la trae bien floja que los españoles hagamos huelga.

                  “estar de brazos cruzados hasta el hipotético día en que pueda lanzarse una Huelga Mundial”
                  Pero hay que tener algo más de imaginación, que a Cayo no le sale más que el rollo de la huelga (que puede salir el tiro por la culata, si no hay participación suficiente).

                  Eso no quiere decir estar de brazos cruzados. Para empezar, hay que explicarle a la gente de qué va el tema. Porque reconozcámoslo, esto no es inmediato de entender, hay que realizar una labor pedagógica. Yo invito a la federación a traducir (subtitular/doblar) la segunda parte de Money as Debt, y darle difusión en la red aprovechando su página institucional y su potente red de afiliados. Es un ejemplo, es que me parecen muy buenos estos vídeos. Hay un sinfín de publicaciones interesantes que podría ayudar a dar a conocer (en vez de publicitar sólo lo que sale de su ombligo u orbita en torno a él).

                  Usted qué cree que pasaría si la gente se entera que el banco presta doce veces más dinero que el que tiene (en su activo, por los depósitos a él confiados)? No es más que otro esquema Ponzi, como el de Madoff.

                  ¿Cruzarnos de brazos? ¿Leyó lo que había propuesto de sacar los depósitos el mismo día, provocando una bola de nieve? El Sr.Centella tiene el teléfono de los secretarios generales del PCF, PCI, PCP…
                  Inisito, el capital core de los bancos europeos es del 4-8%. Si convence al millón de votantes de su formación de que saquen sus ahorros un mismo día, y se propaga el rumor, otros no querrán ser los últimos y harán lo propio y…sólo tenemos que reunir a las puertas del banco a los depositarios de un 8% del capital…y habremos tumbado el sistema bancario.

                  Aunque me temo que la posibilidad da tanto miedo en IU que ni tan siquiera se atreven ni a imaginarlo. Y sin embargo, tenemos la posibilidad de cargarnos el sistema en nuestras manos. Pero claro, mucho ser anticapitalista de boquilla pero luego…

                  Cruzarnos de brazos? No, hacer acciones que verdaderamente atenten contra el sistema. Huelgas, quemar cajeros…todo eso vienen muy bien para quedar como muy rojeras con la churri/parienta, pero no le arañan ni la pintura al sistema.

                  Venga, como primer punto de los deberes de este año: que Centella desempolve su agenda e invite a comer a sus colegas europeos. No es tan difícil, los vuelos son cada vez más baratos. O que hagan una ciberquedada. Pero que, por favor…se pongan de acueeeerdo de una…santísima vez. Unidad de acción, recuerda?

                  Ays! Me queda comprobar el XIII Congreso… A ver si mañana…

                  Unha aperta!

                  Comentario por Mendigo — 6 enero 2010 @ 23:49 | Responder

                  • Vamos a ver, Mendigo:

                    1. Sigues redefiniendo los términos. Ahora ya no es si en IU hay nula o insuficiente elaboración económica, sino si ésta tiene repercusión en “el devenir de los acontecimientos”.
                    Precisemos: en primer lugar, para la repercusión práctica de las propuestas económicas EN LA ECONOMÍA REAL, IU debería ser una fuerza de gobierno. Ciertamente, no lo es. Y también despertó del sueño de ser una “oposición exigente e influyente” del período anterior. Sin embargo, a pesar de la desproporción de su representación parlamentaria respecto a su electorado real (producto de un sistema electoral distorsionante), IU sigue introduciendo modificaciones incluso en los presupuestos del Estado, inspiradas naturalmente en sus propuestas económicas. Modificaciones ciertamente muy insuficientes, por lo que IU no ha apoyado globalmente los Presupuestos. Pero no nulas.
                    Ahora bien, lo de que no “han movido a la acción a nadie” es rigurosamente falso. IU ha desarrollado una campaña frente a la crisis planteando sus alternativas económicas, realizando numerosos actos en toda España (junto a los actos realizados específicamente por el PCE). E incluso, en Andalucía, ha convocado directamente manifestaciones, con lemas como “el capitalismo es el problema”, con miles de participantes.
                    Todo ello ha sido insuficiente, en cualquier caso, para cambiar la correlación de fuerzas frente a la crisis. Por ello es necesario una refundación de la izquierda para poner en pie una alternativa potente. En ello estamos.

                    2. Totalmente de acuerdo en lo que planteas sobre el problema de la vivienda. Precisamente por ello IU criticó el “cheque” de Zapatero, planteando su alternativa de un parque público de viviendas ofrecidas en alquiler a precios asequibles. Por mi parte, he desarrollado un modelo al respecto que puedes leer en http://www.uv.es/pla/models/derevivi.htm

                    3. Toda huelga general es política, en el sentido que tiene como objetivo un cambio de las políticas de gobierno. La postura de los sindicatos mayoritarios es que únicamente habría que realizar huelgas generales defensivas, frente a agresiones gubernamentales. Nosotros defendemos que también son necesarias huelgas generales ofensivas, por la implementación de políticas favorables a la clase trabajadora y los sectores populares. Pero es claro que para que ello sea posible es necesario un aumento del nivel de conciencia de la clase trabajadora.
                    Naturalmente, no se trata de plantear una huelga general como única alternativa de acción. Como te indicaba en el punto anterior, IU ha llegado a convocar manifestaciones por sí misma. Y ha apoyado la movilización general del 12 de diciembre organizada en Madrid por los sindicatos mayoritarios. Y apoya también las movilizaciones puntuales contra despidos y EREs.
                    Tu propuesta de una retirada coordinada de fondos de los bancos es, claro, otra propuesta a considerar. Tengo mis dudas de la capacidad de IU, o del Partido de la Izquierda Europea, o de los distintos Partidos Comunistas (Centella, por cierto, era responsable de política internacional del PCE, de modo que ya está en contacto con nuestros homólogos de otros países), para organizar una acción de ese tipo. Ten en cuenta que una cosa es el porcentaje electoral, otra el porcentaje de militancia organizada (muy inferior) y otra el porcentaje de fondos bancarios (mucho más pequeño aún, dado que nuestra base electoral y organizativa no está entre los sectores más adinerados, sino precisamente todo lo contrario). Pero tengo más dudas todavía de que una quiebra financiera generalizada tuviera resultados a corto plazo favorables para la clase trabajadora o condujera al hundimiento del capitalismo. De hecho, existe el precedente de Argentina, donde condujo al llamado “corralito”, restringiéndose oficialmente la capacidad de sacar fondos de los bancos y posteriormente devaluando radicalmente la moneda, de modo que los pequeños ahorradores perdieron gran parte del valor real de sus ahorros. El problema es que una crisis financiera sólo puede abrir un proceso revolucionario si existe una fuerte alternativa organizada al capitalismo. No la había en Argentina y desgraciadamente no la hay actualmente en Europa. Por ello, dicha organización alternativa es prioritaria para poder plantear una alternativa real al sistema capitalista. Si consiguiéramos poner en pie un potente movimiento político y social alternativo podríamos estar en condiciones de plantear acciones de ese tipo, que probablemente deberían consistir no simplemente en sacar dinero de los bancos capitalistas, sino trasladarlos a una banca alternativa, o bien a una banca pública, o bien a lo que se llama “banca ética”. Pero no se puede poner el carro delante de los bueyes.

                    Comentario por Rafael Pla López — 7 enero 2010 @ 16:51 | Responder

                    • Uf! Que hueso más duro de roer!
                      Rafael, para influir en la economía no hace falta estar en el gobierno. Bastaría con que IU hubiera tenido algo más de credibilidad y apoyo social para alertar sobre los hábitos de consumo y el excesivo endeudamiento de las familias, cada vez más insostenible. Pero claro, es evidente que IU no tiene autoridad moral para prevenir contra el endeudamiento, cuando está endeudada hasta las corvas. ¿Qué libertad puede tener una formación que depende de la gracia del sindicato de bancos para refinanciar una deuda poco menos que impagable?
                      Lo primero era no haber caído en los brazos de los bancos, endeudándose para financiar campañas que suplieran con carteles la falta de ideas.
                      Ya he dado algunas alternativas para hacer campaña: con el ejemplo.

                      Con lo de mover a la acción, me refería a una acción productiva. Salir a la calle en Andalucía no supuso ni el menor cambio en el problema. Recordemos, un problema que no se ha gestado en España, que es global.

                      La propuesta de retirar los fondos de los bancos…es cuestión de pensárselo. No sólo cuento con las personas que pueda organizar IU. ¿Cómo explicarme? Ellos serían sólo la chispa. El resto lo haría la gente, que ante la duda irían al banco a retirar su dinero (por si acaso). Cuando los más medrosos empezaran a retirar su dinero, irían los que en un principio estaban más confiados, y en unas horas estaría todo el mundo a la puerta de los bancos.

                      Y no, no habría ni corralito ni devaluación. Verás, el corralito se creó para que no hubiera una fuga de capitales al extranjero. Y la devaluación fue respecto de una moneda fuerte, el dólar.

                      Lo que hace unos meses estuvo a punto de ocurrir es que caerían TODAS las divisas. Desde que en 1971 se desacopló el dólar del oro, y pasó a ser moneda fiduciaria, hundir el dólar (y, por lo tanto, hundir todas las divisas a ella referidas) es tan simple como quebrar la confianza (fiduciario viene de fides, fe, seguro que ya lo sabes).

                      Basta con sembrar la desconfianza, pues. La desconfianza de que los gobiernos, los bancos, las corporaciones, llegará un día en que no podrán hacer frente al pago de su deuda.

                      Es en mostrar la debilidad de este sistema piramidal, en quebrar la confianza (el valor de un billete es un puro convencionalismo) en lo que se tendría que emplear la izquierda europea. Eso es a lo que le llamo una acción productiva, y no la huelga absurda en Andalucía.

                      Si consigues convencer a una cantidad suficiente de gente que el banco no tiene activos para hacer frente a una retirada de depósitos (lo cual es, insisto, rigurosamente cierto, basta con que se sacase el 4% de ellos para que el banco entrase en quiebra técnica)…el banco cae. Porque el banco también basa su actuación en la fe.

                      Y de nada sirve un corralito si todo el sistema bancario está igual: aunque pudieras sacar el dinero, no podrías llevártelo a ningún otro banco, incluso en el extranjero. No puedes devaluar la moneda porque la devalúas respecto de otra moneda fuerte, pero de lo que se hablaba en Septiembre del 08 es que se hundía el dólar y, con ella, el resto de divisas.

                      No se trata de tumbar un banco o una moneda, se trata de iniciar una reacción en cadena a partir de una pequeña masa crítica que llevaría a tumbar el sistema financiero mundial, al quitarle a la pirámide invertida su punto de apoyo.

                      Mira, traduje una presentación muy interesante de The Guardian, hace unos meses, creo que te puede interesar:
                      El esquema piramidal financiero

                      Comentario por Mendigo — 8 enero 2010 @ 0:29

                    • Y sigo con el tema que propone de la vivienda. Veo que ha hecho un estudio exhaustivo del problema, felicidades.

                      Me ha parecido especialmente interesante el cálculo del impuesto sobre las rentas altas para sostener el salario social; que entiendo podría aplicarse, escogiendo adecuadamente L y Q, para cualquier impuesto sobre la renta.

                      Tendría que ponerme a hacer cálculos, pero entiendo que el impuesto que propone sería sensiblemente lineal para rentas altas ln(exp N)=N cuando M, y por lo tanto N tienen al infinito.

                      Insisto que no me he puesto a estudiarlo a fondo, pero creo que para rentas muy altas, estaría poco menos gravada una renta de 300.000€ que una de 3 millones.

                      Cuando escribí la entrada “el rico es ladrón” más bien pensaba en un impuesto exponencial que, al calcular la renta disponible fuera a su vez una función logarítmica que tendiera a una cantidad dada, que podríamos considerar “máximo de opulencia”.

                      Mira, te voy a poner un defecto, y conste que con ello no hago más que honrar tu trabajo, que se ve que lo has estudiado concienzudamente: es demasiado complejo.

                      Yo tengo un método mucho más fácil para hacer más asequible la vivienda (bueno, no es mío, es más viejo que el gazpacho): un impuesto sobre la residencia. El impuesto podría variar con el número de pisos según una razón cuadrática. La primera vivienda pagaría el IBI. La segunda vivienda (pongamos, un chalet en la playa), pagaría IBI*k. La tercera (claramente ya especulativa), IBI*k². La cuarta, IBI*k³ y así en lo sucesivo. Ajusta convenientemente k de modo que a un particular le convenga más sacar un piso en alquiler, a pesar de la depreciación que tenga, a tenerlo cerrado para especular…y tendrás el mercado, tanto de propiedad como de alquiler, inundado con importantes descuentos.

                      Más simple y eficaz.

                      Eso, compaginado con vivienda social para colectivos en desamparo, y hundes el mercado de la vivienda.

                      Ah! Eso me recuerda a otra forma de hundir la banca, si es que de verdad tenéis ganas. Todo es cuestión de convencer a la gente que no compre vivienda, porque los precios van a seguir bajando (es una profecía con autocumplimiento, como se puede imaginar). Si conseguimos congelar el mercado inmobiliario, más y más constructoras entrarían en mora, con lo que los bancos tendrían que provisionar esa pérdida con el daño para su balance, o quedarse con los pisos. Lo cual sería aún peor, si conseguimos sujetar a los compradores hasta que no hallan bajado los pisos un 50%. En este caso, el activo de los bancos habrá sido reducido a la mitad. Con una mora disparada y un capital core reducido, al banco sólo le quedará expirar.

                      Y, de nuevo, no tenemos que contar más que con el interés económico de la gente, que esperará para comprar más barato. No necesitas que la población esté concienciada, basta con que tengan aprecio a su bolsillo.

                      Si de verdad queremos tumbar el sistema, todo es cuestión de darle una patada certera en la canilla. Ahora que se tambalea y levanta la saya, está mostrando dónde atacar.

                      Comentario por Mendigo — 8 enero 2010 @ 1:26

  11. Una cosa más: Marinaleda. 30 años de lucha

    Comentario por picapiedra — 3 enero 2010 @ 18:34 | Responder

    • Ostia que no molaría que Gordillo dirigiese el cotarro…

      Total, de perdidos al río. Si parecerse al P$O€ no funciona, intentar parecerse a nosotros mismos. Yo con ese fulano me siento plenamente representado. Lo malo es que sólo obtuvo un ¿5%? de los apoyos en la Asamblea.

      Comentario por Mendigo — 3 enero 2010 @ 23:54 | Responder

      • ¡5%!… guau… no sabía que quedaba tanta gente con ganas de cambiar algo…😉

        Comentario por picapiedra — 5 enero 2010 @ 4:51 | Responder

        • ¿A que sí? A mí también me sorprende. El 5% de un partido minoritario, uau! No sabía yo que contábamos con tanta gente. ¿Ves como todo es cosa de ver el vaso medio lleno? Bueno, o un poquitín lleno, un culito.

          Será que tengo el día optimista…

          Comentario por Mendigo — 5 enero 2010 @ 10:09 | Responder

  12. […] de regalo les dejo otro enlace de mi amigo Mendigo, que desde fuera nos dice las cosas a la cara. Como las ve un posible votante frustrado, abriendo […]

    Pingback por Pensando en Severino “el sordo” : Blogografia — 3 enero 2010 @ 22:21 | Responder

  13. El futuro de la izquierda en Europa: ¡hay que salir del dilema y acabar con la fatal tradición de los compromisos nauseabundos!

    “La experiencia alemana nos enseña que una izquierda europea reorganizada y fuerte puede hacer cambiar las cosas obligando a los demás partidos a reaccionar. Construyamos juntos esta nueva izquierda, ¡una izquierda que rechace los compromisos nauseabundos!”

    Ahora que Die Linke existe desde hace un año y medio, los sondeos serios le dan un 12 o 13% a nivel nacional. Tengo que reconocerles que estoy sorprendido yo mismo de este éxito, a pesar de que estas cifras no reflejan la verdadera amplitud de nuestra influencia política. Por sí sólo, el hecho de que estemos aquí, el hecho de que exista en Alemania un partido con un perfil político y reivindicaciones sociales claramente de izquierda, este sólo hecho ha cambiado la orientación de la política alemana. Y no soy solo yo quien lo afirma. Casi todos los periódicos alemanes, sean de izquierdas o de derechas, que se alegren o que lo deploren, opinan lo mismo. La mayoría de ellos están de acuerdo en escribir que somos nosotros, la “LINKE”, que encarnamos el proyecto político más exitoso de las últimas décadas, que somos nosotros quien en el fondo definimos cada vez más la agenda política de Alemania, que somos nosotros que obligamos al resto de partidos a reaccionar. Si reaccionan, si se hacen suyas algunas de nuestras reivindicaciones, es por miedo al electorado. Y si el neoliberalismo, tan virulento desde 1990, está desapareciendo en Alemania, es debido en gran medida a nuestra presencia parlamentaria.
    es evidente que la construcción de un nuevo partido de izquierdas no hubiera podido tener éxito si las condiciones exteriores, es decir, la situación política y social de Alemania, no hubiera sido favorable a este proyecto. Es por lo tanto esta la primera razón de nuestro éxito. Mientras todos los partidos políticos del oeste de Alemania se disputaban el “centro” y preconizaban una política económica neoliberal, la mayoría de la población alemana deploraba la falta de equilibro social resultante de esta política. El vacío en la izquierda del espectro político pedía tan solo ser rellenado. No hay nada más eficaz que una idea que encuentra su época.

    La segunda razón de nuestro éxito es sin duda la unión de las fuerzas y las organizaciones políticas que se definen a si mismas a partir de una posición crítica hacia el capitalismo.

    La tercera razón, que es quizá la más fácil de conseguir, ya que tan solo depende de nosotros mismos, aunque no por ello es la menos importante, es dar al nuevo partido un perfil claro, diferenciable con relación a la uniformidad de los demás. No perderé la posibilidad de concretar este punto más adelante, pero quisiera abordarlo desde una perspectiva histórica. Es útil a veces recular un paso para tener una mejor perspectiva del conjunto.

    hace unos cuarenta años, las posiciones de los partidos políticos de izquierdas en Europa eran aún relativamente claros y sus misiones bien definidas. No había aún esta uniformidad centrista que los grandes partidos muestran hoy en día. Incluso en Alemania, donde el SPD, en Bad-Godesberg, decidió aceptar el capitalismo, la izquierda y la derecha eran claramente diferenciables para los electores. El SPD había renunciado al marxismo, es cierto, pero había conservado a pesar de ello la idea de reformar el capitalismo, de buscar la famosa “tercera vía” entre el comunismo y el capitalismo. Lamentablemente, ese ideal reformador fue enterrado bajo los escombros del muro de Berlín.

    Comparto por lo tanto, queridos camaradas, sus decepciones, ya que a pesar de este programa teóricamente anticapitalista, la política llevada a cabo por el gobierno Mitterrand no fue de ningún modo más anticapitalista que la del gobierno socialdemócrata en Alemania. Ya sea en Inglaterra, Alemania, España, Francia o en cualquier lado, la brecha entre la teoría y la práctica política es sintomática para la historia del socialismo del oeste de Europa. Casi siempre y casi en todas partes, los dirigentes de los partidos socialistas han soltado sus principios cual lastre, a menudo contra la voluntad de la masa de militantes, a cambio de una cartera de gobierno.

    Y aquí está el gran dilema de los partidos socialistas: el haber formulado, por así decirlo, los principios de oposición de Épinay y los principios de gobierno de Godesberg. La historia de los partidos socialistas de Europa occidental en el poder es una larga lista de compromisos podridos. Queridos camaradas, hay que salir del dilema y romper con esta tradición fatal del compromiso podrido! Para un partido de izquierdas, los principios del gobierno deben siempre ser los mismos que los principios de oposición. Si no, desaparecerá más rápido de lo que ha llegado.

    Fijaros en Italia, fijaros en España. La lección que la izquierda puede aprender es que las últimas elecciones en estos dos países no puede ser más clara: la Izquierda Unida marginada, la Rifondazione Comunista eliminada. Estos dos partidos han tenido que pagar tan cara su participación en el gobierno porque se fundamentaba en el compromiso podrido! Es muy absurdo, efectivamente, dejar un partido por motivo de su línea política, de construir un nuevo partido, y después formar una coalición de gobierno con el partido que acaba de abandonar los fundamentos de su política, motivo por lo cual se le abandonó. Los electores no aprecian nada este tipo de bromas, y no están equivocados.

    Queridos amigos, si la izquierda pierde su credibilidad, pierde su razón de ser. Es por ello que mi partido, la “LINKE”, ha tomado medidas para corregir esta tendencia fatal de los dirigentes hacia el compromiso político del que he hablado. Las decisiones sobre los grandes principios de nuestro programa deben ser tomadas por el conjunto de los militantes del partido y no solo por una asamblea de delegados.

    Es decir, no aceptaremos las donaciones que sobrepasen una determinada cantidad, una cantidad relativamente baja. Y creedme, no es la actitud del que rechaza algo porque igualmente no lo va a obtener. Es simplemente que no queremos ser corrompidos. La corrupción política es una desgracia de nuestra época. Y lo que llamamos donación no es a menudo más que una manera legal de corromper. La victoria electoral de Barak Obama es una buena noticia, puesto que la política del presidente Bush y de su partido era insoportable. Pero visto las enormes sumas que el capital americano ha invertido en la campaña electoral del nuevo presidente, soy muy escéptico en relación a su futuro como reformador. El capital no da nunca sin pedir.

    Vayamos pues al perfil programático que un partido de izquierdas debe tener en mi opinión. He dicho antes que mis simpatías, hace cuarenta años, estaban del lado de Épinay y no de Godesberg. Pues bien, lo están aún. Lo son quizás más que nunca. El espíritu anticapitalista que ha animado a la izquierda francesa en los años 70 aún se impone. Es cierto que una opinión pública manipulada al servicio del capital nos sugiere a través de todos los medios que la globalización debería haber cambiado completamente las cosas, que el anticapitalismo está completamente superado por la historia. Pero si analizamos el proceso económico y social que se desarrolla bajo nuestros ojos objetivos, nos damos cuenta que la globalización no ha disipado sino agravado los problemas sociales y las turbulencias económicas causadas por el capitalismo. Si comparáis los escritos de Karl Marx a propósito de la concentración de capital, del imperialismo o de la internacionalización del capital financiero con las tonterías neoliberales propagadas hoy en día, constataréis que este autor del siglo XIX es mucho más actual y iluminador que los ideólogos del neoliberalismo en boga.

    Contra la ideología de la privatización preconizada por los portavoces del neoliberalismo, mantenemos la idea de una economía pública bajo control democrático. Preconizamos una economía mixta donde las empresas privadas, mayoritarias, costeen a las empresas nacionalizadas. Sobretodo las empresas que traduzcan necesidades fundamentales para la existencia de la sociedad; el sector energético, por ejemplo, o incluso el sector bancario en la medida en que son indispensables para el funcionamiento de toda economía, deben ser nacionalizados.

    Volveremos a poner a la orden del día la cuestión de la autogestión obrera o de la participación de los empleados en el capital de su empresa, cuestión que parece hoy olvidada.

    Luchamos contra una política de la deconstrucción social que da prioridad a los intereses de los inversores y que se ríe de la injusticia social creciente, de la pobreza de muchos niños, de los salarios bajos, del despido en los servicios públicos, de la destrucción de los ecosistemas. Luchamos contra una política que sacrifique en favor de los rendimientos del capital financiero lo que queda de una opinión pública deliberativa. No aceptamos la privatización de los sistemas de protección social, ni la privatización de los servicios de transporte públicos. No aceptamos tampoco la privatización del sector de la energía y aún menos la privatización del sector público de la educación y de la cultura. Nuestra política fiscal quiere devolver al estado los medios para cumplir con sus funciones clásicas.

    Hoy, las fuerzas motrices del capitalismo no son los empresarios, si no los inversores financieros. Es el capital financiero el que gobierna el mundo y el que instaura globalmente una economía de casino. La crisis de los mercados financieros era pues previsible, esperada por los expertos. Y a pesar de ello los gobiernos no han hecho nada para impedir esta crisis. En los Estados Unidos y en Gran Bretaña, las élites políticas han juzgado útil la especulación desenfrenada. Y el continente europeo se ha inclinado ante dicho juicio. Incluso durante los períodos en los que la mayoría de gobiernos europeos estaban formados por partidos afiliados a la Internacional Socialista, ninguna medida fue tomada. La pérdida de una visión crítica frente al capitalismo ha hecho fracasar lamentablemente en toda regla la política oportunista de los partidos socialistas y socialdemócratas. Si hacía falta una prueba de dicho fracaso, la crisis actual de los mercados financieros nos la da.

    Y si hacía falta una prueba de que nosotros, la izquierda crítica, no somos regresivos, que no pescamos los remedios a los males de hoy en el pasado, como nos lo reprochan constantemente los liberales y los conservadores, si hacía falta una prueba, pues esta crisis nos la brinda también. Desde el principio de los años 90 y la posterior globalización, la izquierda, incluido yo mismo, no para de reclamar la reglamentación de los mercados financieros globales. Pero la opinión pública neoliberal se ha reído de nuestras opiniones supuestamente regresivas. Que la lógica de la globalización no era compatible con una reglamentación fue lo que se no dijo. También que sobretodo no se debía poner travas al libre comercio y al libre flujo transnacional de capitales; que toda reglamentación era una solución pasada de moda, regresiva. Y ahora, que hacen los neoliberales en América del Norte y en Inglaterra, que hacen los conservadores en Alemania y Francia? Pues bien, pretenden reglamentar. Los que nos han acusado de regresión política cuando pedíamos la nacionalización de algunos sectores bancarios para evitar la crisis, que hacen ahora? Pues bien, hacen ver que nacionalizan los bancos en nombre del futuro.

    Ahora, se socializa las pérdidas y se hace pagar a los grupos más vulnerables de la sociedad por la fallida del sistema. Ahora, se organizan pomposas cumbres internacionales para reglamentar los mercados financieros. Pero no somos unos inocentes: todo ello es palabrería. Cerrarán el casino? Ni lo penséis! Cambiarán simplemente de forma radical las reglas de juego en el interior del casino? Claro que no! Lo que harán, es elaborar con gran fracaso verbal un nuevo código de comportamiento para croupiers. Nada va a cambiar realmente.

    Su queréis cambios, camaradas, hay que reconstruir la izquierda, en Alemania, en Francia, en todas partes por Europa. La experiencia alemana nos enseña que una izquierda europea reorganizada y fuerte puede hacer cambiar las cosas obligando a los demás partidos a reaccionar. Construyamos juntos esta nueva izquierda, ¡una izquierda que rechace los compromisos nauseabundos! Para reafirmar una vez más la importancia de esta máxima, acabaré con una imagen que tomo prestada al poeta ruso Mayakovski: cantemos juntos nuestra canción, pero evitemos pisarle la garganta.

    Oskar Lafontaine es el portavoz parlamentario de La Izquierda en el Bundestag

    Comentario por Mikel — 3 enero 2010 @ 22:34 | Responder

    • Según iba leyendo, ya me estaba pareciendo que era de Lafontaine. Habla muy bien, este fulano.

      No del todo de acuerdo en cuanto los acuerdos puntuales con el partido de gobierno. Pues IU tiene el apoyo que sus electores le dan y la Ley Electoral le quita. Y, con ello, tiene la obligación de forzar que las políticas que salgan del Congreso sean lo más a la izquierda posible. Ofrecer una mano al P$O€, aunque sea para que la utilice de forma rastrera, siempre será mejor que no que se apoye en la derecha para sacar adelante leyes.

      Tampoco me gusta el puritanismo político de “con esos no se puede pactar”. Se ha de hacer lo que se pueda, pero marcando la diferencia entre el contenido del acuerdo y la voluntad de la izquierda. Queríamos esto pero no hemos podido rascar más que esto, dadnos más votos y sacaremos un acuerdo mejor.

      En cuanto al llamamiento a la unidad de la izquierda, pero parece precioso pero…unidad en torno a qué? Si para ser todos amigos hemos de renunciar a la lucha de clases, mejor cada uno por su lado. Se puede renunciar, pactar, negociar sobre todo…menos sobre la ilegitimidad de la propiedad privada de los medios de producción. Si renunciamos a eso, no somos diferentes del resto. Sin eso, no somos nada.

      Muchas gracias por el texto, Miguel. Te estás especializando en encontrar cosas interesantes (y redimiéndote de colgar La Internacional, era lo último que hubiera querido escuchar con el cabreo que llevaba).

      Comentario por Mendigo — 4 enero 2010 @ 0:15 | Responder

      • Una de cal otra de arena

        Comentario por Mikel — 4 enero 2010 @ 0:55 | Responder

  14. ¡Güenas!

    Pues sí, lamentablemente en Izquierda Unida habituamos a poner en el centro de nuestro discurso muchas cosas antes que las relacionadas directamente con la economía. ¿A que se debe ésto? Supongo a que tal vez nosotros mismos hemos ido poco a poco hacia eso, dejándonos llevar por los temas estúpidos de turno que el Telediario de Antena 3 ponía sobre la mesa…y por otro lado también nos habremos dejado empujar un poco a eso (cuando Cayo Lara habla de la monarquía suele salir en prensa…cuando habló de la reforma fiscal que se proponía desde IU apenas hubo reflejo en los medios…supongo que eso te lleva a hablar más de aquello que tiene eco. Es un error pero así parece que es en la práctica).

    Sobre el tema de la editación de materiales sobre economía: alguno se ha editado, pero la difusión ha sido muy mierdera. Supongo que faltó interés y que nos faltan medios. Por ejemplo recuerdo que se editó un cuadernillo que tenía algunos análisis bastantes chulos, donde escribían Juan Torres, Joaquín Arriola y unos cuantos economistas más.

    A ver si acierto poniendo el link: aquí

    También la FIM (la Fundación de Investigaciones Marxistas) publicó materiales. Tengo por aquí uno sobre la dinámica salarial: anda por aquí.

    Yo repartí unos cuantos cuadernillos de los de “no pague las crisis” que estaban bastante bien. Y supongo que como yo habría más peña por ahí haciendo lo mismo. Pero claro, llegar a la peña repartiendo cuadernillos en la Plaza…pues es jodido…A lo mejor hubiera llegado a más peña escribiendo más de economía en mi blog, ahí te doy la razón. Mea culpa en ese aspecto, ¡y hago desde ahora mismo propósito de enmienda!

    ¡Un abrazo!

    Comentario por Javi — 4 enero 2010 @ 0:11 | Responder

  15. PD.: soy Javi el de El Hijo Rojo, que aquí en la blogsfera cercana “habemos” tantos Javis que a veces yo mismo me confundo😄

    Comentario por Javi — 4 enero 2010 @ 0:20 | Responder

    • Hola, Javi…y ¡bienvenido!

      También es verdad lo que comentas: no es sólo que desde IU se hable poco de economía, es que cuando se habla los medios miran hacia otro lado. El lado republicano es como más llamativo, más tomatístico, les hace gracia lo de estos republicanos trasnochaos, si al final son inofensivos, póbrecitos, y lo sacan.

      El “cuadernillo”, es el especial sobre la crisis de Mundo Obrero. Lo leí en su día y está muy muy bien (bueno, en unas cosas estoy más de acuerdo que en otras, es natural, pero es estupenda la iniciativa de hablar sobre el tema). Ya he dicho que si no me ciscaba más en el PCE es precisamente porque tienen un órgano de difusión como MO. Lo que pasa es que la difusión de ese periódico es tremendamente marginal, minoritaria. Que también es culpa mía, de todos. Quizá deberíamos darle más relevancia, más visibilidad.

      Otra publicación que sigo, y a la que debería darse más publicidad, es el periódico de la CNT.

      Yo es que soy muy ecuménico, no percibo en estos momentos la gran diferencia que históricamente ha existido, o se ha querido crear con el anarquismo. Ahora mismo los discursos pueden ser coincidentes en lo esencial (sí, soy consciente de la caja de Pandora que estoy abriendo, y me reafirmo en lo dicho).

      Del FIM conocía su existencia, pero no había leído nada. Así, echando un vistazo, parece que el tema está bien tratado. Mañana, con los ojos menos cansados, prometo leerlo con calma.

      Y es que, ahora que comentas, puede que el problema sea doble. Se hace poco, porque ciertamente se publican muy pocas cosas, no hay ninguna duda. Pero es que lo poco que se publica pasa totalmente desapercibido para la sociedad en general. Y esto sí que es culpa de todos nosotros, que no damos cancha en nuestros espacios a aquellos artículos que nos parezcan interesantes. Que sí, que leer sobre economía a todos nos parece un coñazo, y es más bonito documentarse sobre la historia del Sahara Occidental para hacer una entrada. ¡Si yo soy el primero que lo reconoce! Pero creo que es importante que hasta el último trabajador sepa de economía, para que pueda defenderse en un medio que cada vez es más duro, más complejo y más despiadado con los débiles/desinformados.

      Es un placer tenerte por aquí, Javi!

      Unha aperta!

      Comentario por Mendigo — 4 enero 2010 @ 1:44 | Responder

  16. Gran entrada y totalmente de acuerdo con el entorno IU, yo la verdad que llevo unas cuantas que no los voto por plastas.

    Al igual que tú busco cosas diferentes, alguna idea distinta, por ejemplo ando tan necesitado de cosas diferentes que he puesto pasta hasta para la fundación de PDI(Partido de Internet). Solo por original y por interesante otra cosa es hacia donde derive pero es la idea puesta en marcha más interesante que he visto en mucho tiempo.

    Me leído el post que pones con dos de tus ideas. La verdad que es una buena manera de penalizar al capital. Yo llevo tiempo pensando como no hacer interesante tener más de cierta cantidad de capital y lo que propones es bastante factible.
    Sobre Vespasiano comentar que tiene la gran frase del dinero no huele te dejo su historia por si no la conoces. http://ecodemivalle.wordpress.com/2006/11/23/el-dinero-no-huele/

    Otra de las ideas que tampoco conocía hasta hace poco es la renta básica universal que proponen los chicos de renta básica. http://www.redrentabasica.org/
    A mi me parece tan lógica que alucino que no se intente explicar, pero luego ves en IU que las feministas no lo apoyan, que no se quien dice que los ricos no deberían recibir la renta etc… En fin si lees la documentación y entrevistas y trabajos de esta gente (Sobre todo Reventós) es perfecta.

    Lo idea de proponer que IU sea además de un partido, una asociación o fundación o algo que genere, participe y ponga EN PRÁCTICA ideas me parece realmente buena.

    Yo sinceramente ando un poco desilusionado con la política en general y solo espero, grupos de gente que se proponga a hacer cosas.
    De hecho las dos últimas elecciones puse una gilipollez para los que contaban los votos se rieran un poco.

    No hay que perder la esperanza pero me parece que en breve estaremos en plan autoarquía más o menos blanda.

    En fin un saludo y feliz año

    Comentario por Karkos — 4 enero 2010 @ 2:02 | Responder

    • Sí, sí que conocía la anécdota. Jejeje

      Vespasiano provenía de una familia militar de clase media; era un hombre práctico que había pateado mucho mundo y no se andaba con los remilgos de las grandes familias aristocráticas. Fue uno de los grandes, que devolvió algo de sensatez al gobierno de Roma.

      Respecto al capital…lo interesante es que no tengas capital, sino dinero. Es decir, si tienes tres kilos y con ellos te compras un coche nuevo, esa suma es dinero. Pero si con ellos compras acciones, esto es capital. Si tienes un piso en el que vives, es un hogar. Si tienes un piso alquilado, ese mismo piso es capital.

      La cuestión es que todo el mundo viva de su trabajo, no del de los otros. Que no por ser rico (por lo que sea) tengas que ser más rico, gracias a las rentas que te genera esa riqueza. Tú puedes vivir bien, ganar pasta, pero no con esa pasta subirte a los lomos de otro trabajador para aumentar tu pecunio.

      Eeeesa es toda la teoría, que la puedo enunciar de mil formas distintas, pero al final es siempre lo mismo: LA TIERRA, PARA EL QUE LA TRABAJA.

      Lo de la Renta Básica me parece algo absolutamente imprescindible para empezar a hablar de democracia. Y así lo creen la mayoría de países europeos. Bueno, del tema he hablado ya varias veces y, como ves, es uno de mis banners. Es un tema para mí fundamental (y que, por cierto, ha sido planteado por IU en el Congreso y desarrollado por la Consellería de IU de Baleares, las cosas como son y a IU hay que reconocerle sus méritos, que los tiene y muchos).

      Un grave problema que tiene IU es su falta de imbricación en la vida cotidiana, en los pueblos y en los barrios. Está dejando que se pierda un tejido social construído durante la dictadura que es su activo más valioso. Lo mejor de IU es su gente, y eso lo puedes ver en los comentarios que estoy recibiendo. IU, la organización, tiene unas bases que no se las merece, la puta envidia de cualquier partido. En el mundo de internet, están dando tanta caña como organizaciones muchísimo más potentes.

      IU debería abrir más el concepto de partido, abriendo locales sociales y bares, redes de asistencia, ateneos, seminarios, conferencias en los centros de trabajo, etc. Es un error procurar que IU sea un partido al uso, porque IU no tiene acceso a las donaciones de empresarios que esperan sacar tajada (una forma de corrupción de la vida política, pero perfectamente legal). Y, en los municipios que gobierna, se podrían hacer muchas más cosas, y vuelvo a insistir en la creación de empresas de capital público.

      En cuanto a partidos, últimamente me está gustando mucho cómo está trabajando la Frente Popular Galega. Y conste que, aunque vivo en Galicia, no soy gallego. Bueno, ni lo soy ni lo dejo de ser.

      Un saludo, Karkos, en cuanto a lo de feliz año…me lo cuentas dentro de doce meses. Me temo que no para todos.😦

      Comentario por Mendigo — 4 enero 2010 @ 10:49 | Responder

  17. Entiendo lo que dices, Mendigo, acerca de la soledad del economista antisistémico aficionado.

    A veces yo también veo muertos.

    Salud y feliz año de la recuperación/refundación [del capitalismo/de IU; táchese lo que no proceda]😉

    Comentario por fernando_mh — 4 enero 2010 @ 4:29 | Responder

    • No sólo en la economía, también coincidimos en la afición a la fotografía.

      Añado tu espacio a mis marcadores, aunque ya no me queda tiempo para añadir al reader un sólo blog más. Aunque…si me prometes no actualizarlo demasiado a menudo…😉

      Jejeje

      No sé si será feliz este año, dudo que para la mayoría de la gente lo sea, lo que tengo claro es que va a ser apasionante. En este año y el próximo se va a decidir cómo será el mundo los próximos veinte o treinta.

      On verra!

      Apertas, Fernando!

      Comentario por Mendigo — 4 enero 2010 @ 10:22 | Responder

  18. Hace un par de días estuvo en mi casa un amigo que trabaja en el área de informática del Santander (Que risas con las anécdotas de como funcionan por dentro lo bancos) el defiende desde hace 5 años, los mismos que lleva en el Santander el “gas mostaza” a ciertas áreas de Madrid, esas de las calles cortadas con barreras y zonas de seguridad, además de educación a nuestros jóvenes: no, no quemes las papeleras que las pagamos tu y yo, quema los cajeros que usan suelo publico pero ni tu ni yo recibimos nada por ello.

    La verdad es que el chico es un buen ejemplo de lo que pasa en nuestro pais con el trabajador (hasta de alto nivel, consultor senior). El trabaja en la sede del santander, es auditor externo aunque a su empresa jamas va, esta cobra mas del doble de lo que él recibe por su trabajo. Así están las cosas.

    Yo aun era pequeño pero recuerdo a duras penas las sucesivas privatizaciones de los monopolios españoles para hacer caja y que nos han dejado los mismos monopolios solo que en vez de rendir dinero a los Españoles se lo rinden a inversores privados. La lista de empresas es enorme y el proceso aun sigue menos porque casi no queda nada, REE (20%) Iberia (5%) y Loterías y apuestas del estado (a esta tendrán que cambiarle el nombre). A la vez cada autonomía creo un sin fin de empresas publicas para camuflar la deuda, desde el 2001 según leí han crecido una barbaridad, seguro que en unos años tendremos que sanearlas y justo después saldrán a la venta y así hasta el infinito. Hecho de menos las huelgas generales por estas privatizaciones, la verdad las hecho de menos por cualquier cosa, creo que les falta sangre a las nuevas generaciones.

    Nos vemos en el gym.

    PD: lo de la electricidad justo lo leí y con la indignación tenia que salir.

    Comentario por Kike — 5 enero 2010 @ 10:49 | Responder

    • Juas! No me jodas, tronk, que no te veo quemando cajeros. Además ¿para qué? Al banco se la sopla, tiene un seguro contra vandalismo. Con eso a la banca no le haces ni cosquillas, es más divertido explicarle a la gente en lo que consiste el sistema monetario fraccional.

      El problema de las privatizaciones venía de antes: empresas funcionariales, aletargadas bajo el peso de la burocratización, ineficientes. El problema de fondo fue la mala gestión pública, la cobardía política que impidió realizar las reformas que pusieran a esas empresas a funcionar. Las vendieron para que esa transformación la hicieran gestores privados y no tuviera coste político (estoy pensando en Telefónica, en las eléctricas…).
      Antes de nacionalizar nada, hay que pensar en cómo hacer para que esas empresas sigan siendo rentables. En procurar que sigan siendo rentables, que lo sean más, a la vez que se someten al interés común (es decir, buscar rentabilidad en la excelencia de sus servicios, y no en el siseo a sus usuarios como hace Timofónica).
      Como etapa transicional, me gusta la idea de empresas de capital mixto en la que el Estado tenga una acción de oro (una especie de derecho de veto, todo lo contrario de las preferentes sin derecho a voto con que algunos gobiernos como el británico o el alemán están entrando en los bancos).

      En cuanto a la huelga general, ahora mismo me parecería una torpeza…si no es una huelga general a nivel mundial o, al menos, europeo. Se ha de internacionalizar la lucha obrera o estaremos pintando o carallo. ¿De qué ostias sirve una huelga general sólo en España? ¿Para qué? ¿Contra quién? Si el capital que ha liado todo esto no es ni español, ni inglés, ni gringo…si está por encima de esas divisiones con las que nos limitamos.

      Apertas, tíu! Nos vemos, pero a mí me das un par de semanitas de aclimatamiento, o rompo por cualquier lao. Que xa vou para vello…

      Comentario por Mendigo — 5 enero 2010 @ 19:15 | Responder

  19. Para que se te pase el mosqueo de la internacional te pongo estas que no están nada mal, paaa los niños, toco el piano con las manos, si lo hiciera al revés lo tocaría con los pies.

    Se que es una tontería pero al tema le faltaba un toque tonto.

    Qué dirá el Santo Padre (Violeta Parra)

    Miren cómo nos hablan
    de libertad
    cuando de ella nos privan
    en realidad.
    Miren cómo pregonan
    tranquilidad
    cuando nos atormenta
    la autoridad.

    ¿Qué dirá el santo Padre
    que vive en Roma,
    que le están degollando
    a su paloma?

    Miren cómo nos
    hablan del paraíso
    cuando nos llueven balas
    como granizo.
    Miren el entusiasmo
    con la sentencia
    sabiendo que mataban
    a la inocencia.

    El que ofició la muerte
    como un verdugo
    tranquilo está tomando
    su desayuno.
    Con esto se pusieron
    la soga al cuello,
    el quinto mandamiento
    no tiene sello.

    Mientras más injusticias,
    señor fiscal,
    más fuerzas tiene mi alma
    para cantar.
    Lindo segar el trigo
    en el sembrao,
    regado con tu sangre
    Julián Grimau.

    ———————————————————————————————————-
    Esta canción no habla,
    De amor y placer.
    Habla de ese niño que no tiene que comer.
    No habla de María la del pasito,
    Habla de esa regla, que bailar es un delito.
    Habls de tus ojos.
    Habla del que se alimenta,
    De despojos, de despojos.

    No sonará nunca en Radio abaricia.
    Sonará en donde se cometa una injusticia.
    Esta canción no esta hecha por las iglesias.
    Es precisamente para luchar contra estas.
    No es una balada,es un llanto para aquellos
    Que no tiene nada.
    Porque esta es…
    CORO
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.

    No es un tema propio del capitalismo.
    Es solo una forma de luchar contra el fastismo.
    Esta canción no esta hecha para vender.
    Esta canción se moja aunque tenga las de perder.
    No digo cosas raras de las aunque las mujeres maltratadas.
    Por que esta es…
    CORO
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.

    Esta canción no la canta ningún guaperas.
    La cantan esos hombres que mueren en las banderas.
    Nosotros dos no somos hijos de algún famoso.
    Somos hijos de un silencio largo y fortuoso.
    No dicen porquerias dicen que esta democracia.
    Esta podrida porque esta es…
    CORO
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.
    Una canción,revolucionaria.
    Por eso no, saldrá nunca en la…
    Televisión,ni concursará en…
    Neurovisión.
    Pero con tu apoyo cumplirá su función.

    Comentario por Mikel — 5 enero 2010 @ 16:14 | Responder

    • Jejejeje, mis cabreos me duran poco…

      Me gusta más la primera, pero no está mal ninguna. Gracias, tronk!

      Comentario por Mendigo — 5 enero 2010 @ 18:48 | Responder

  20. Ahora voy al otro extremo, al CAPITALISMO.

    El vigor del capitalismo tiene su debilidad incorporada. Porque le capitalismo es codicia. Lo que lo hace vigoroso es que hay creatividad mezclada con la codicia. Parece estar demostrado que el capitalismo logra mayor creatividad que el socialismo. Sin embargo, lo hace a un costo previsible, que es que la codicia se vuelve primordial.

    Norman Mailer

    El Capitalismo ha sido el único sistema de la historia en el cual la riqueza no se ha adquirido mediante saqueo, sino mediante producción, no por la fuerza, sino mediante el comercio, el único sistema que ha defendido el derecho de los hombres a su propia mente, a su trabajo, a su vida, a sí mismos.

    Ayn Rand

    El sistema capitalista no es un régimen “armonioso”, cuyo propósito sea la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos, sino un régimen “antagónico” que consiste en asegurar las ganancias a los capitalistas.

    Michal Kalecki

    Los fundamentos de la ética capitalista exigen que “usted gane su pan con el sudor de su frente”… a menos que usted posea medios privados.

    Michal Kalecki

    Se que mi presencia te estorba
    Y se que soy, Como el hedor de perro muerto
    No pretendo ser, menos repudiable
    Y mientras exista seré una piedra en tu zapato…
    Nosotros… Somos culpables de que
    Este monstruo tenga poder
    Al estar callados, sumisos, temerosos
    ¿Por qué?
    Estamos Cavando… Nuestras propias tumbas
    ¡No es tarde!, Reacciona, y mira más allá de tu nariz
    al capitalismo, que está… matando al hombre
    Mientras vea la sonrisa del niño agonizar por tu maldita codicia… ¡Gritare!
    Mientras vea que solo piensas en tus intereses y no te importe el futuro… ¡Peleare!
    Mientras más alimentes mi odio con tu aptitud… ¡Resistire!,
    ¡Despierten de este maldito letargo!
    Los animales sufren, sádicos experimentos,
    La naturaleza y el aire, son arrebatados
    Por un engendro que solo piensa en su dinero…
    ¡No te dejes!
    Actúa… como el que le estorba, el con su hedor revuelve su rabia
    Porque eso hacemos con nuestra resistencia, no hagamos menos…
    Porque Es el mundo y nuestras propias vidas, lo que se esta arriesgando
    Y si nos dejamos vencer, entonces,… ¿Qué Pasara?
    sale les djo mi msn para el q kiera cambiar material

    Comentario por Mikel — 5 enero 2010 @ 22:44 | Responder

  21. […] tomo prestado el título de su entrada a Mendigo para, precisamente, recomendar la atenta lectura tanto de la entrada en si como del rico […]

    Pingback por ¿IU Nunca Máis? — 7 enero 2010 @ 18:29 | Responder

  22. Estimado Mendigo:

    No conocía tu blog y he llegado a él desde CeroNegativo pero ahora mismo me lo dejo enlazadito y listo para lectura periódica.

    A mí me parece que la discusión que has tenido con el compañero Rafael Pla está algo manida desde su comienzo. Partes de la asunción de que en Izquierda Unida tenemos la web que quisiéramos tener, lo cual es absolutamente erróneo. Creo que cualquiera de los que estamos un poquito involucrados en esta organización te podemos decir que es un absoluto desastre. Desde luego que nos gustaría, y en ello estamos, poner en conocimiento de la gente todo lo que hacemos pero a la vista salta que nos faltan medios. Me encantaría que IU pudiese tener otra página web y espero que el responsable de hacerlo se ponga las pilas, pero creo que la página web de una organización no la define.

    Tú podrás decir que esta es una organización millonaria o con un presupuesto altísimo pero nos faltan muchos recursos de todo tipo. No obstante y, en relación con lo anterior, creo que te olvidas de algo muy importante y es la actividad que llevan a cabo todas las asambleas de base, locales y provinciales. Y en esto hay de todo, desde el que puede sacar boletines a los que podemos menos (o directamente en algunos casos no nos llega ni para eso)…

    Puedo entender que el programa nacional de Izquierda Unida tendrá sus defectos (como también convendrás conmigo en que tiene sus aciertos) pero desde luego que, los que creemos en una democracia participativa, entendemos que el programa tiene que desarrollarse de abajo a arriba y para utilizar este análisis deberíamos mirar lo que se hace en las asambleas locales. ¿Qué quien dice que hay que favorecer cooperativas? Pues te pongo un ejemplo, mi Asamblea (Ciudad Rodrigo) lo llevó en el programa electoral último (que no puedo enlazarte porque nuestra web también ha sufrido algunos problemillas) y se ha incluido en algunas medidas propuestas. No es mucho, evidentemente, pero ya es algo.

    Quizá lo que ha faltado decir es que hay sitios donde IU sí está poniendo en marcha medidas para transformar la sociedad. No me voy a ir al caso de Marinaleda que es por todos conocido sino a todos esos Ayuntamientos donde se ponen en marcha políticas de participación ciudadana realmente activas, reducción del gasto energético y ciudades sostenibles, creación de empresas municipales de servicios, apoyo a la creación de cooperativas… y un largo etcétera.

    Y luego podríamos discutir si es la economía el único factor a tener en cuenta o si el tipo de relaciones únicamente está condicionado por el entorno económico, pero eso son otros menesteres.

    En cualquier caso, lo que te quería decir es que sí, que Izquierda Unida tiene muchos errores; que sí, que en ocasiones nos falla el mandar nuestro discurso y que podemos tener errores estratégicos claros pero también habrá que reconocer que algo se ha hecho y que mucha gente en Izquierda Unida merece la pena y está trabajando en serio, con pocos recursos, pero en serio.

    Comentario por Domingo Benito Lucas — 7 enero 2010 @ 20:53 | Responder

    • Muy buenas, Domingo!

      Yo no digo que, salvo a Rafael (:P ) haya a alguien a quien le parezca buena la página de IU. Es claramente deficiente, y es un error de bulto porque internet es un medio de comunicación muy barato y eficiente en el cual se debería volcar una formación que tiene vedados otros canales de comunicación.

      Lo que digo es que en IU no se ha movido pieza en pos del socialismo. Para demostrarlo es que enlazo la página de IU, pero es sólo un ejemplo. En IU no hay debate, o a mí no me ha llegado (y si no me ha llegado a mí, que me considero una persona medianamente bien informada, en la órbita de IU…imagínate al ciudadano medio) que ponga en cuestión la propiedad privada de los medios de producción. Que pasen los empresarios a ponerse a la defensiva, que tengan que justificar lo muy necesarios que son, frente a unos trabajadores que cada vez los vean más como sanguijuelas prescindibles, las cuales conviene arrancar para poder progresar.

      Esto, claro, no se hace en un día ni en dos. Es cuestión de ir sembrando, de que vaya calando el mensaje en la sociedad.

      Más cosas. IU no es una organización millonaria, es una organización con una deuda millonaria, probablemente impagable, que se ha entrampado con los bancos por seguir un modelo de partido y de campaña que no es el suyo. Si ese dinero se hubiera destinado, se destinase a otras actividades se le podría sacar mayor rentabilidad (en términos electorales, pero incluso económicos ya que los préstamos se devuelven).

      El programa de IU…no, si yo el programa lo veo en su conjunto bastante bien. Insisto, si no es que yo no esté de acuerdo con IU, es que es IU la que no está de acuerdo conmigo! Insisto, se trata de empezar a deslegitimar al patrón, al empresario, al capitalista. ¿De dónde le viene el dinero? ¿Por qué razón el que tenga dinero implica que haya de tener más dinero? Es un círculo vicioso al que habrá que pedir una petición de principio. De la misma forma que el que nace en el arroyo, está predestinado para trabajar toda su vida y no acumular más que deudas: el sistema económico no le permite progresar.

      Cada vez tenemos un índice de permeabilidad social menor, los índices de desigualdad social crecen, al igual que el ratio de las rentas del trabajo con respecto a las del capital. Esto hay que explicárselo a la gente, y explicarle que es la consecuencia del capitalismo. Y yo no veo, y será que estoy miope, que se esté haciendo en IU. Se habla de todo, menos de economía. De economía en términos de propiedad, de legitimidad del lucro por el capital. IU, y ni siquiera el PCE, se atreve a mentar la bicha.

      ¿Quizá sea su enorme deuda con los bancos? ¿O pura falta de imaginación de sus dirigentes? ¿Derrotismo?

      Reconocer que algo se ha hecho…hombre Domingo, por supuesto. ¿Que hay gente que merece la pena? Pues claro que sí. Sobre todo en las bases, aunque en los órganos ya no estoy yo tan seguro…demasiados intereses. Económicos, entre otras cosas. Si no es eso, si yo no digo que IU sea mala, ni su gente. Digo que IU ha renunciado al discurso marxista para abrazar un discurso socialdemócrata. Por eso, simplemente, porque no coincide con mis posiciones políticas, es por lo que digo que no volveré a votar a IU (mientras no cambie, que no creo que cambie ni tiene por qué cambiar para hacerme a mí gracia…IU será lo que los afiliados quieren que sea).

      Si IU o la fuerza que sea, el día de mañana, muestra un discurso claro en contra de la propiedad privada de los medios de producción ajenos (un autónomo puede tener la propiedad privada de SUS PROPIOS medios de producción), y una hoja de ruta creíble, viable, inmediata para superar esta situación de semi-esclavitud, yo no dudaré en unirme a ella (no sólo con la mísera aportación de mi voto, sino de mi colaboración activa en todo lo que pueda).

      Cuando encuentre alguna que merezca la pena, ya aviso. Por ahora…

      Venga Benito, un saludo y encantado de tenerte por aquí.

      Comentario por Mendigo — 8 enero 2010 @ 1:58 | Responder

  23. […] raíz de una entrada con mucho jugo que puede encontrarse en el blog de Mendigo, muchos blogueros y gentes de bien (no todos) hemos salido a la defensiva de IU para explicar la […]

    Pingback por Ponerse las pilas « Multiverso Incognoscible — 8 enero 2010 @ 4:59 | Responder

  24. Ciertamente, “para influir en la economía no hace falta estar en el gobierno”. Lo pueden hacer los Sindicatos a través de un proceso de negociación y movilización (con Huelga General incluída en su caso). Incluso lo ha hecho, limitadamente, IU, como te indicaba en el comentario anterior. En todo caso, para prevenir sobre el endeudamiento el padecerlo ni quita autoridad, sino que la da: la voz de la experiencia. IU no ha tenido más remedio que endeudarse para competir electoralmente, y los malos resultados electorales, sus propios errores y las distorsiones del sistema electoral la han colocado en una mala situación económica.

    Por cierto, los próximos 6 y 7 de febrero IU organiza en Madrid unas Jornadas sobre “Alternativas de la izquierda para un nuevo modelo productivo y una economía sostenible”. Según el mensaje que he recibido, se pretende la participación de “las personas especializadas próximas a IU (lo que sin duda, puede representar también un aporte al proceso de refundación)”. Si piensas que puedes encajar en esa definición, puedes dirigirte a la Secretaría de Economía y Trabajo de IU Federal a través de secretaria.organizacionARROBAizquierda-unida.es

    Respecto a mi propuesta de impuesto para sufragar el salario social, no es lineal para ningún nivel de renta. Por el contrario, cuando los ingresos (y por tanto N) tienden a infinito, la cuota diferencial P tiende a 1 (a pagar el 100% de los ingresos adicionales), y resultan unos ingresos netos máximos (después de restar el impuesto) que nunca pueden superarse.

    Comentario por Rafael Pla López — 8 enero 2010 @ 16:35 | Responder

    • Correcto, tienes razón. Acabo de graficar la función de ingresos netos y es como tú dices (normal). Pues me parece una buena aportación, Rafael. Bueno, se podrá debatir entre esa u otras funciones que expertos en temas fiscales propongan (la actual por tramos es simplona a más no poder), pero lo principal es asegurar el principio de proporcionalidad (tan atacado últimamente con la pretensión de establecer el tipo único).

      Una cosa, Rafael. Con quién negocia un sindicato o las organizaciones convocantes en el caso de una huelga general. ¿Con la FED? ¿Van a recibir a los huelguistas Trichet o Bernanke? ¿Negociarán los CEOs de J.P.Morgan, Bank of America o Citigroup, que son, a la postre, quienes han montado este lío? ¿Admitirán presiones de los sindicatos las calificadoras de riesgo, Moodys, Fitch…cuya dejación en sus obligaciones permitió que la nube tóxica se extendiera por los sistemas financieros de medio mundo?

      ¿Me comprendes? Una huelga general no sirve para absolutamente nada, en este caso. Como si destripamos a Zapatero y lo colgamos de una farola, a los verdaderos responsables de la crisis les da absolutamente igual.

      Hay que emplear las herramientas adecuadas a cada trabajo, y estáis insistiendo con lo de la huelga general y me parece en extremo torpe, y me lleva a pensar que no habéis identificado las causas del problema. Se puede exigir al ejecutivo que tenga otra política frente a la crisis, y en ese sentido sí que sería un buen instrumento de presión una huelga general. Pero lo realmente importante, la raíz de la cuestión, está fuera del alcance de unos sindicatos y partidos políticos autolimitados en sus fronteras nacionales.

      Te agradezco, sinceramente, que me menciones la posibilidad de participar en esas Jornadas. Eso demuestra que IU no es un partido al uso. No podré participar primero por cuestiones prácticas: Madrid me queda muy lejos y no tengo tanta motivación como darme ese paseo un finde. Y, para ser sinceros, sigo insistiendo que no creo que merezca la pena. Yo a IU la veo en un proceso de pérdida de identidad, queriendo deshacerse de esos viejos harapos de la lucha de clases y el socialismo. Lo que yo digo sé que huele a viejo, qué cuenta ese chalao, en qué siglo cree que vive. Que seré yo el que esté equivocado, vaya, no digo yo que no. Es tan legítima mi postura como cualquier otra. Pero, insisto, en IU se considera asumible la propiedad privada de los medios de producción. No es algo que se asuma, qué remedio, ya que es el mundo en el que vivimos. Es que no veo documento alguno en el que se ponga en cuestión, no veo debate en las bases en el que se recuerde que la propiedad privada de los medios es un robo, simplemente no creo que IU vaya ahora a cambiar y defender unos planteamientos que abandonó hace veinte años.

      A lo mejor me equivoco y, después de la “refundación” empezáis a librar el combate contra el capitalismo (y el capitalismo se basa en el derecho a obtener lucro en compensación por poseer el capital, estableciendo el ciclo cerrado de riqueza/pobreza al que me refería antes). Si empezáis a teorizar, desde IU, el PCE, IA, el PCPE, la CNT o quien sea contra el capitalismo, contra sus bases ideológicas, yo iré de cabeza. Pero en unos falta capacidad, y en otros, además, voluntad de presentar batalla en ese campo.

      Mientras aparece una formación por la cual pueda sentirme representado, me temo que seguiré librando la batalla por libre.

      Aps! Que se me olvidaba. No estoy de acuerdo con lo de “IU no ha tenido más remedio que endeudarse”. Aunque ahora no es justo que venga a dar lecciones, a toro pasado. En la izquierda, más dinero en campañas electorales no se traducen en más votos. La gente de izquierdas somos, para lo bueno y para lo malo, diferentes. Con más ejemplo, más valentía y un discurso más coherente y combativo se podría haber compensado menos carteles y menos meetings, sin poner a la organización en manos de los bancos. Pero bueno, se apostó a todo o nada y se perdió. Ahora toca aprender la lección y no volver a repetir los errores.

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 9 enero 2010 @ 0:31 | Responder

      • Bueno, Mendigo, ahora afirmas dos cosas contradictorias:
        1. “Una huelga general no sirve para absolutamente nada, en este caso”
        2. “Se puede exigir al ejecutivo que tenga otra política frente a la crisis, y en ese sentido sí que sería un buen instrumento de presión una huelga general”
        Me quedo con la segunda.

        Lo que no quita, claro, que también sea necesario impulsar la coordinación internacional para la lucha global contra el capitalismo. En ello estamos, también. En el Partido de la Izquierda Europea, a partir del Foro de San Paulo y en la propuesta de Quinta Internacional lanzada por Hugo Chávez.

        Por otra parte, IU se definió es su última Asamblea como una fuerza socialista y anticapitalista, y el proceso de refundación se plantea para poner en pie una alternativa anticapitalista, no otra cosa. Lo cual, lógicamente, supone impugnar la propiedad privada de los medios de producción colectiva y el sistema de trabajo asalariado en que se basa el capitalismo.

        Ahora bien, suponer que “el primer paso” es acabar con el capitalismo (o con la propiedad privada de los medios de producción colectiva, que viene a ser lo mismo) no tiene ni pies ni cabeza. No se puede acabar con el capitalismo de la noche a la mañana, incluso aunque se tuviera la suficiente fuerza organizada. Es necesario un proceso de transición (de hecho, un proceso de transición del capitalismo al comunismo), y dicho proceso de transición es precisamente el socialismo. Para impulsar dicho proceso proponemos desde IU, en primer lugar, poner en pie un fuerte sector público, nacionalizando los sectores estratégicos; y, naturalmente, impulsando también el trabajo asociado con cooperativas; y al mismo tiempo defender y extender los servicios públicos frente a la propuesta neoliberal que pretende su privatización. Pero durante un período de tiempo prolongado habría un sistema de “economía mixta” en el que coexistirían formas de propiedad colectiva de los medios de producción con formas de propiedad privada (capitalista) de los mismos. En terminología marxista, se trataría de una Formación Social compleja con componentes del modo de producción capitalista y del modo de producción comunista. El que dicha Formación Social tenga un sentido socialista dependerá de las condiciones de hegemonía en su seno, lo que supone en buena medida un factor político. Por ejemplo, se trataría de que hubiera una planificación a la que se ajustaran tanto las formas de propiedad social como las formas de propiedad capitalista. Cosa que, por cierto, está contemplada incluso en la Constitución Española, que en su artículo 128 proclama que “Todo la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”, y que en su artículo 131 establece que “El Estado, mediante ley, podrá planificar la actividad económica general para atender a las necesidades colectivas, equilibrar y armonizar el desarrollo regional y sectorial y estimular el crecimiento de la renta y de la riqueza y su más justa distribución”. Todo lo cual, naturalmente, no se ha cumplido, sino que quienes se presentan como adalides de la Constitución desde la derecha dominante sólo están interesados en la “unidad de España” y en la defensa de la monarquía…

        Comentario por Rafael Pla López — 10 enero 2010 @ 0:30 | Responder

        • No hay contradicción si se lee el párrafo completo. Una huelga general en España no cambiaría nada la raíz del problema, que es de orden supranacional. Son los acuerdos de Bretton Woods, los acuerdos de Basilea, la desregulación orquestada por el FMI de Rato y Köhler…en lo que la voluntad del gobierno español ni pincha ni corta.

          Por lo tanto, me explicaré con más claridad por si era necesario, forzar al ejecutivo español, con una huelga o amenazándole con mandar la tuna a la Moncloa no cambiaría ni un ápice las causas que han llevado a la crisis financiera y económica.

          Ahora bien, admito como concesión que se podrían variar las medidas anticíclicas tomadas por el gobierno, medidas que sólo tendrían un alcance doméstico e irían encaminadas a limitar los daños de la crisis, no a atajar las causas de la misma e impedir que se vuelvan a reproducir.

          Por lo tanto, una huelga general no sirve para NADA contra la tormenta, pero sí que puede servir para capear el temporal de una u otra forma.

          ¿Ahora me he explicado mejor?

          Más cosas: el primer paso no es acabar con el capitalismo. El primer paso es querer acabar con el capitalismo, el primer paso es identificar al capitalismo como un sistema explotador. El primer paso, siempre ha de ser pensar. Y luego actuar.

          Bien, no se está pensando porque en este punto no hay debate en el seno de IU. O si lo hay, debe ser tan secreto que no escapa la luz de ese agujero negro. A mis oídos no ha llegado, y no hay nada publicado sobre ese asunto. Muéstrame algún texto salido de IU en los últimos cinco años donde se deslegitime el capitalismo (no retóricamente, que todos nos decimos anticapitalistas y cantamos la internacional, no, un documento en el que se razone sobre la injusticia de la lógica de las rentas del capital). Habéis hablado de todo, especialmente de asientos, pero en este minúsculo asunto no veo que hayáis invertido especialmente mucha saliva. Vamos, a lo mejor sí y, ya digo, habláis desde una cámara anecoica y no ha llegado nada a mis oídos. Y eso que soy especialmente receptivo, estoy medianamente bien informado y bastante interesado en el tema.

          Por lo demás, estoy de acuerdo con que debe crearse un modelo de transición en el que coexistan ambos sistemas. Por supuesto, en el desarrollo que podía tener un artículo atrofiado como el 128.

          Pero, de verdad, creo que eres tú el que está poniendo el carro delante de los bueyes. Eso ahora mismo queda lejísimos, es pura utopía. Y queda tan lejos porque el PCE/IU ha desistido de presentar un modelo socialista a la sociedad.

          Ahora nos quejamos del patrón porque paga poco, porque despide mucho, porque…pero no nos quejamos del patrón porque es patrón. Del terrateniente porque lo es, del banquero que juega con un dinero que no es suyo, sino de todos nosotros.

          La argumentación que usa IU en el día a día es simplona, sin recorrido. A lo mejor en las catacumbas habláis de marxismo, pero en el día a día, en lo que llega a mis oídos…NO.

          Mira los seis documentos que sobre economía sacó tu organización el pasado año: ¿Dirías que realizan un análisis marxista de la crisis? ¿O más bien sólo se ciñen a las consecuencias sin remitirse a las causas últimas? Insisto, señala uno y lo desgranamos.

          Mira, las comparaciones son odiosas, sobre todo para el que lleva las de perder.

          Aquí la sección de economía de la página institucional de un partido con una larga historia, un millón de votos y representación parlamentaria.
          Izquierda Unida – Economía
          Noticias endogámicas, omcliguistas, y ramplonería intelectual en los análisis. Obviedades y consignas mitineras.

          Y aquí, un partido de reciente constitución, unos pocos miles de votos y apenas ningún recurso público.
          Izquierda Anticapitalista – Economía.
          Hay muchos más documentos de análisis económico (y no carteles o trípticos como en IU). Y aunque la calidad de los análisis es también bastante mediocre, al menos sí que emplean la dialéctica marxista sin apuro ni cohibición. Además, a diferencia del sectarismo y ombligocentrismo de IU, publican artículos de gente de fuera de su organización (como Montero o Navarro).

          La relación entre las capacidades, los presupuestos, la masa de militantes entre IU e IA es abrumadora. Y, sin embargo, el saldo de IU es paupérrimo incluso en comparación con una mini-formación política de aficionados.

          Desde luego, no es para estar orgulloso. Que ya he oído lo de la refundación. Pero es que no hace falta refundación, hacen falta ideas, que es lo que no veo yo que salgan, sino más de lo mismo.

          Un partidito recién nacido de una escisión (y eso que no se habla de socialismo para preservar la unidad), pobre como las ratas, y os está dando sopas con honda en vitalidad, actividad y propuestas alternativas.

          En fin, veremos de aquí a unos años.

          Y no, no creo que sea suficiente la comunicación y coordinación entre las izquierdas europeas y mucho menos mundiales. De haber estado coordinadas, el sistema económico no hubiera resistido un golpe conjunto.
          Luego cada partidito va por su lado.
          Q.E.D.

          ¡Un saludo!

          Comentario por Mendigo — 10 enero 2010 @ 1:29 | Responder

          • Hombre, Mendigo, contradicción, haberla, hayla. Pero estoy dispuesto a admitirte que sea una contradicción “dialéctica”… en cualquier caso, no tengo nada que objetar a lo que planteas; estamos de acuerdo, por lo tanto.

            IU se definió en su última Asamblea como anticapitalista, pronunciándose inequívocamente por el socialismo como alternativa al capitalismo. De manera que puedes dejar de darle vueltas al tema. Si tú estás por acabar con el capitalismo, IU sí está de acuerdo contigo, y tienes tu sitio en IU. Naturalmente, es tu decisión ocuparlo o no.

            Comentario por Rafael Pla López — 11 enero 2010 @ 16:43 | Responder

            • Pero Rafael, también en los estatutos fundacionales de CCOO figura que uno de sus objetivos es la supresión del sistema capitalista, mientras que Fidalgo ya dejó claro, en un alarde de honestidad, que el capitalismo es lo que hay y no hay forma de cambiarlo.

              Las autodefiniciones no tienen ningún valor. Te definen tus actos, y no declaraciones de intenciones. De la misma forma, yo me puedo definir como cariñoso, sensible y buena persona, y luego ir dando puntapiés a los niños y a los perros.

              ¿Cómo se define el P$O€? Pues eso, estoy seguro que no eres un cuervo ingenuo para pensar que es socialista y obrero.

              Dudo mucho que en los próximos meses, años, a raíz de esa nueva refundación, vea a IU deslegitimando la propiedad privada de los medios de producción. Lo dudo mucho, porque ya tiene cuatro lustros de historia y, de ser esa su intención, lo hubiera hecho antes. Pero si IU decide entrar a criticar los fundamentos del sistema y no sólo sus consecuencias más perniciosas, yo no tengo reparos en desdecirme, rectificar y sumarme al proyecto de forma activa.

              Pero, si no lo hace, IU será parte del problema, un muro de contención más del capitalismo. Estará trabajando en pos del que dice combatir.

              Por mi parte, estaré encantado de volver si IU retoma la batalla de las ideas, y seguro que no soy el único. Y si no, pues habrá que crear otra cosa o unirse a otros proyectos. A mí las siglas me importan un pito, lo que me interesan son las ideas; ¿de qué sirve la gigantesca historia del PCE si ahora sofocan la llama en vez de protegerla? Ningún fetichismo, no hay que guardar fidelidad al partido, sino a la revolución. El partido es sólo un instrumento, no un fin en sí mismo.

              ¡Un saludo, Rafael!

              Comentario por Mendigo — 12 enero 2010 @ 9:43 | Responder

              • Mendigo, te recuerdo que Fidalgo ya no es (afortunadamente) secretario general de CC.OO., por haber perdido su último Congreso.

                Por lo que se refiere a IU, sus OBJETIVOS

                Comentario por Rafael Pla López — 12 enero 2010 @ 17:51 | Responder

                • Obras son amores, y no buenas razones.
                  😉

                  Comentario por Mendigo — 12 enero 2010 @ 19:34 | Responder

              • Mendigo, te recuerdo que Fidalgo ya no es, afortunadamente, secretario general de CC.OO., por haber perdido su último Congreso.

                Respecto a IU, sus OBJETIVOS por el socialismo los define su Asamblea. El sentido socialista de su PRÁCTICA lo define su lucha contra la privatización de los servicios públicos y por un sector público fuerte, junto a su defensa de los intereses de la clase trabajadora. Y naturalmente, su defensa también del trabajo asociado.

                Lo que puedes juzgar es la coherencia entre sus práctica y sus objetivos (a diferencia del PSOE y otros).

                Mira, decir “estamos en contra de la propiedad privada de los medios de producción colectivos” la fórmula que a tí te gusta, es estrictamente equivalente a decir “estamos en contra del capitalismo”, porque esa fórmula no es sino la definición del capitalismo. Pero ello no se demuestra repitiendo mil veces una u otra fórmula, sino luchando en concreto por la socialización de los medios de producción. Podemos discutir cual és el orden de prioridades en dicha lucha, e IU considera que por razones económicas hay que priorizar la nacionalización de la Banca y del resto de sectores estratégicos como la energía, sin por ello dejar de apoyar la formación de cooperativas.

                Pero eso, en todo caso, son matices dentro de una formación plural (no un “partido político”), en la que insisto, tus propuestas caben perfectamente. Reitero por tanto la invitación a que participes en el proceso de refundación de la izquierda promovido por IU.

                Comentario por Rafael Pla López — 12 enero 2010 @ 18:02 | Responder

                • Fidalgo sólo fue sincero; no creo que Toxo vaya a luchar por el fin del trabajo asalariado…

                  Mira, tienes razón en una cosa, pero estás completamente equivocado. Me explico. Ciertamente el capitalismo consiste en el derecho a la propiedad privada de los medios de producción, así como al lucro que de ella se desprenda.

                  ¿Es lo mismo pues decir que se es anticapitalista que decir que se está en contra de la propiedad privada de los medios de producción? NO. POR SUPUESTO QUE NO!!!

                  Porque aunque quieran decir exactamente lo mismo, la mayoría de la gente no lo interpreta así. Mucha gente puede ver muy “guai” lo de ser anticapitalista. Lo del anticapitalismo mola, suena muy comprometido. Pero ¿exactamente qué significa? ¿Cagarse en los ricos? ¿Dejar de beber coca-cola? ¿Ir con rastas?

                  Es muy chachi piruli decir que se es anticapitalista!

                  Pero cuando explicas que eso quiere decir algo tan sencillo como que nadie ganar dinero más que gracias a su trabajo, no al de los demás…bueno, eso ya choca un poquito y la gente no se anima tanto.

                  Por eso soy tan pesado, por eso me repito como la cebolla, por eso hay que repetir mil veces, millones de veces lo mismo (podemos cambiar la formulación). Se le ha repetido a la gente hasta la saciedad, por todos los medios, por todas las vías, de todas las maneras que el comunismo es pobreza, que se derrumbó, que es cosa del pasado, que la propiedad privada es sagrada, que el capitalismo es riqueza…

                  Habrá que oponer a ese discurso hegemónico la pregunta ¿Y tú por qué qué te deslomas para hacer rico a un cabrón? Pero claro, hay que insistir en ello. No solventarlo con un “somos anticapitalistas” sino concretando el significado de la definición.

                  Hasta ser pesados, hasta aburrir a las piedras, por todas las vías, hay que decirlo del derecho y del revés. Porque antes de cambiar nada hay que haber convencido a la gente. Y la gente tiene que ir acostumbrándose a la idea de que puede vivir sin patrón, como puede vivir sin rey o sin Dios.

                  Por eso te digo, no es lo mismo, no supone ni mucho menos lo mismo decirse anticapitalista como negar el derecho que tiene nadie a la propiedad privada de los medios de producción.

                  Por eso, Rafael, plantear nacionalizar la energía o la banca, e incluso desarrollar empresas de capital público, me parece soñar con imposibles. Ahora mismo, lo que hay que hacer es una labor de concienciación, de pedagogía, enseñando a la gente que puede haber otras formas (cientos!, si analizamos la Historia) de relaciones económicas más allá del capitalismo.

                  Primero enseñar, repetirlo machaconamente, sembrar. Crear empresas autogestionadas para dar ejemplo. Y quizá, dentro de veinte años, podamos empezar a plantearnos cambiar algo sustancial porque contamos con algo de apoyo.

                  Venga, un abrazo.

                  Comentario por Mendigo — 12 enero 2010 @ 19:31 | Responder

                  • Mendigo,
                    no te empeñes en ver diferencias donde no las hay. De acuerdo con lo que dices, la diferencia entre utilizar lo definido (“capitalismo”) o la definición (“propiedad privada de los medios de producción colectivos”) es una cuestión puramente pedagógica.

                    Y me parece muy bien lo que planteas. Claro que hay que ser pedagógico, y explicarle a la gente qué es el capitalismo, etc. La cuestión es quién debe encargarse de la pedagogía.

                    La cuestión es que la lucha teórica-ideológica-pedagógica (en el sentido de Gramsci) contra el sistema capitalista es una función indelegable del Partido Comunista de España. Ello no significa negar que otros componentes de IU puedan asumir también esa función: muy bien si lo hacen. Pero no es una función necesaria de IU en su conjunto, como movimiento político y social, cuya función es organizar a las gentes de izquierdas para luchar por un programa socialista, anticapitalista, republicano, etc. en la calle y las instituciones.

                    Llegados hasta aquí, además de reiterarte la invitación para incorporarte al proceso de refundación de la izquierda que promueve IU, no puedo menos de proponerte el ingreso en el PCE para realizar las tareas de las que hablas.

                    Por cierto, en la línea pedagógica de la que estamos hablando, puedes leer en http://www.uv.es/pla/comulibe.htm el texto que redacté como contribución a la respuesta del PCE frente a la campaña anticomunista en marcha. Y como también es importante hacer pedagogía dentro de IU, puedes leer en http://www.uv.es/pla/moprcrtr.htm mi comunicación para las Jornadas de IU del 6 y 7 de febrero.

                    Comentario por Rafael Pla López — 13 enero 2010 @ 18:17 | Responder

                    • Te agradezco la invitación, Rafael. Pero, honestamente, de militar en algún partido creo que lo haría en otras formaciones con las que me siento más identificado (aquí ya he nombrado varias, el PCPE, IA o el FPG).

                      Es evidente que valoramos de forma muy distinta el comportamiento de IU frente a la crisis económica. Donde tú ves una actividad satisfactoria yo veo completa inacción, estupefacción, aturdimiento.

                      En el PCE me cago bastante menos, ya digo, por el trabajo que están haciendo con Mundo Obrero. Algunas veces lo leo, no siempre, y me suele gustar mucho. De hecho, me parece mucho menos ombliguista, más abierto, que los documentos que saca IU.

                      Seguro que hacen mucho más trabajo, la cuestión es que se lo deben quedar para sí, porque a mí no me llega.

                      En cualquier caso, como por ahora no me ilusiona ni convence ninguno de los proyectos presentados, prefiero seguir haciendo la guerra por libre.

                      Bueno, ahora vamos a lo interesante: las ideas.

                      Ya había leído esos artículos (me quedan muchos por leer, la mayoría, pero por los que he empezado me han gustado) y, una cosa ¿por qué no habilitas comentarios para tus artículos? Es cansado atenderlos, pero creo que podría ser enriquecedor.

                      Bueno, me permito comentar algunas cosillas:

                      En el primer artículo, estoy muy de acuerdo en denunciar precisamente la falta de libertad de mercado en un sistema capitalista, en el que uno de los actores económicos puede forzar el fiel de la balanza. Es tarea del Estado recuperar el equilibrio (o, mejor, impedir que ningún agente económico sea hegemónico). Lo que no estoy de acuerdo es en limitar el mercado para el pequeño comercio (y sé que con esto me pongo en contra de Marx). Para mí el mercado es un medio muy útil y eficiente de intercambio de bienes. Sin santificar el mercado, sin mercantilizar toda la vida económica (por ejemplo, la sanidad hay que sacarla fuera del mercado, la educación, la energía, los bienes de primera necesidad…), pero sin pretender sustituirlo por el “a cada cual según sus necesidades” que ha demostrado ser ineficiente y muy susceptible de ser corrompido.

                      El mercado crea injusticias, hay que tenerlo presente. Pero no hay que cargarse el mercado, basta con corregirlas con una severa política fiscal que limite la concentración de capital (pero que no obstaculice el éxito de las empresas que tengan mejor producto sobre las que lo hacen peor). La justicia no puede entenderse como el triunfo de la mediocridad sino como el justo premio a la excelencia en un mercado equilibrado (en la que el Estado es el garante de mantener la plaza del mercado en orden).

                      Abrevio, que hay que cenar. Buen ataque al concepto de propiedad intelectual, pero desgraciado (a mi modo de ver) ejemplo cuando trata de la prostitución: yo lo concibo como un oficio más, y desde luego en modo alguno el más degradante (peor sería ser policía, o militar).

                      En cuanto al segundo artículo (el último, cronológicamente) seré sincero: estoy de acuerdo con todo lo que plantea, pero me parece que la relación entre un modelo económico sostenible (el cual comparto) y la libre circulación de ideas y la abolición del capital (las cuales comparto)…está cogida con alfileres. Yo no veo una relación tan directa como la ves tú. En concreto, este párrafo:

                      […]un desarrollo sostenible ha de orientarse a la calidad más que a la cantidad. No debe consistir en producir más, sino en producir mejor. Y se asienta por tanto en el cambio de los métodos, formas y contenido de la producción, mediante lo que se llama I+D+i […]

                      Sería difícil que se diera un desarrollo sostenible dentro del capitalismo, pero sí que se podría dar con un sistema de conocimientos cerrado como el actual. Sería menos eficiente, pero se podría concebir. De la misma forma, podrían darse desarrollos insostenibles dentro de un sistema socialista (como la Historia nos recuerda).

                      No sé si me explico, no está bien explicado (o al menos yo no lo he entendido bien) la relación entre ambos conceptos. Existe relación, pero tangencial, circunstancial, no es una relación directa, unívoca.

                      Un saludo y marcho, que hay que calentar los macarrones del mediodía.😉

                      Comentario por Mendigo — 13 enero 2010 @ 20:23

  25. Social comments and analytics for this post…

    This post was mentioned on Twitter by plalopez: @mendigo: IU forever, https://esmola.wordpress.com/2010/01/01/iu-nunca-mais/#comment-6218

    Trackback por uberVU - social comments — 8 enero 2010 @ 23:55 | Responder

  26. […] El debate surgido entorno a la entrada “IU Nunca Máis” en el blog “La mirada del mendigo” […]

    Pingback por La refundación se aplaza y opiniones externas sobre la misma (I parte) « Altersocialismo — 11 enero 2010 @ 8:01 | Responder

  27. El problema de fondo sobre el mercado no es que sea pequeño o gran comercio, sino que se trate de circulación simple de mercancías (M-D-M’) o de circulación de capital (D-M-D’), en la terminología de Marx. Si cuestionamos la propiedad privada de los medios de producción colectivos lo que estamos cuestionando es la existencia de “capital” en sí mismo, no sólo su concentración. Sin explotación de trabajo asalariado no puede haber capital, y el único mercado que puede haber es el del producto del propio trabajo (individual o colectivo, en empresas de trabajo asociado).

    Otra cosa es que durante un período más o menos prolongado puedan coexistir empresas de capital privado con empresas de trabajo asociado y empresas públicas. En una primera fase, y como venimos explicando, lo que plantea IU es la nacionalización de las grandes empresas estratégicas (energía, etc.) y la potenciación de empresas de trabajo asociado, que coexistirían con empresas pequeñas y medianas de capital privado. Pero sin olvidar que en estas empresas se seguiría dando explotación capitalista y por tanto requerirían una regulación laboral estricta para defender los derechos de sus trabajadores y trabajadoras.

    Por otra parte, precisamente en los sectores que se saquen “fuera del mercado” es en los que habría que ir aplicando progresivamente el principio de “a cada cuál según sus necesidades”, por ejemplo en educación y sanidad, que deberían ser servicios públicos universales y gratuitos. Y en otros como la energía donde es necesario posibilitar que las cosas funcionen pero al mismo tiempo hay que evitar el despilfarro, se podrían establecer precios públicos “políticos”, más que precios “de mercado”.

    De este modo el mercado, en vez de tener un carácter universal (como propugna el neoliberalismo), se vería reducido a los intersticios de la planificación de la satisfacción de las necesidades sociales.

    Respecto a la prostitución, me remito a mi artículo “Mites sobre la prostitució” en http://www.uv.es/pla//mitespro.htm

    Respecto al desarrollo sostenible, el problema es que los límites del planeta impiden que pueda basarse en un crecimiento cuantitativo; y el desarrollo cualitativo descansa sobre la innovación en el trabajo, lo que lleva a que la contradicción fundamental del capitalismo, entre propiedad privada y producción colectiva, se exprese también en la gestión.

    Ciertamente, sería posible sostenibilidad sin I+D+i, pero no desarrollo. Y también es posible un desarrollo basado en I+D+i dentro del capitalismo, y de hecho se da; pero precisamente las contradicciones generadas por el capitalismo se expresan en la ineficiencia derivada de las restricciones a la libre circulación de la información.

    También puede darse, como señalas, un derrollo insostenible en un marco socialista; como también sería posible un socialismo sin desarrollo (ambos se han dado). Lo que no es posible es capitalismo sin desarrollo: me remito a mi artículo “La naturaleza del capitalismo” en http://www.uv.es/pla/naturcap.htm

    Respecto a lo que planteas al principio, yo todavía trabajo en web-1, puro HTML, con lo que no puedo habilitar comentarios directos en mis artículos. Pero sí ofrezco, especialmente en las páginas de debate, recibir y publicar aportaciones recibidas por correo electrónico en Rafael.Pla(ARROBA)uv.es

    Comentario por Rafael Pla López — 15 enero 2010 @ 14:18 | Responder

    • Una cosa, sobre la prostitución, si quieres aplazamos el debate. Un solo apunte: creo que es bastante evidente que sí que responde a una necesidad social. La demanda existe, esto es evidente.

      Sobre el mercado: fale, creo que podemos estar de acuerdo. Se puede preservar como medio de distribución de productos y, efectivamente, impedir como mecanismo de especulación (el capital engendra más capital como consecuencia de un intercambio desigual, es decir, injusto). Ahora bien, te recuerdo que el mercado más poderoso no es ya el D-M-D’ sino el D-D’-D”-…

      Es en parar este último en lo que deberíamos volcar nuestras fuerzas, porque como dije en esta guerra todos nos jugamos nuestra supervivencia, pues el mundo financiero está devorando la economía productiva, a cuyo lado cada vez tiene menos peso. Cuando digo todos incluyo al tradicional enemigo, el patrón o empresario (industrial, jefe de empresa o terrateniente). Con un mundo financiero cuyo capital tiende al infinito, la mano de obra, pero también la empresa del patrón, cada vez tienen un menor valor y acabaremos por ser engullidos por un mundo financiero. No es exactamente que nos compre, a todo el planeta, es que nosotros nos venderemos a él ya que estaremos infinitamente endeudados.

      Ahora que caigo, insisto, venga, comenta algo en el PCE y curraos una traducción chula al castellano de la segunda parte de Money as Debt. Le he echado un ojo y parece ser interesante. No es marxismo, no cuestiona la propiedad…pero cuestiona el capitalismo 2.0 que apareció con el sistema monetario fraccional y el fin del patrón oro.

      Como primer paso, ya me parece bastante ambicioso.😉

      Bien explicada la relación entre sostenibilidad económica y medioambiental. Nada que añadir.

      Y, en cuanto a tu página. Bueno, he sido sincero contigo para llevarte la contraria, por la misma te digo que tienes muy buenos contenidos. Podemos estar de acuerdo o no, pero son artículos muy bien razonados, que enriquecen la discusión. Es una pena que tan buen contenido se albergue en un continente tan deficiente. Ni siquiera puedo sindicarme (que manda huevos, tratándose de ti!😛 ). Si quiero ver lo último que has escrito, tengo que estar entrando periódicamente, sin un mal RSS que me avise cuando haya alguna actualización en tu página.

      Si haces el esfuerzo de producir buenos contenidos, es una pena que se malogre por una falta de usabilidad en tu página. Que, por cierto, nunca había caído en ella, que ciertamente hay muchas pero creo que la tuya tiene el suficiente nivel para servir de referencia. Necesitas, además de alicatarla, darle mayor visibilidad. Aunque bueno, eso tenemos que ser los que te leamos, los que te citemos o enlacemos tus escritos. Si lo que escribes no tiene difusión, no sirve de gran cosa que te esfuerces. Hay que procurar obtenerla. Para ello es muy buena iniciativa el anillo de blogs de IU que han creado (I love IU). ¿Perteneces? No te he visto por ahí.

      Se necesitan más personas como tú, Rafael. Tienes que permitir que te explotemos😉

      Apertas!

      Comentario por Mendigo — 15 enero 2010 @ 21:35 | Responder

      • Siguiendo tu razonamiento, las drogas como la heroína también responderían a una “necesidad social”, dado que “la demanda existe, esto es evidente”. Pero vale, dejemos para otro día el debate sobre la prostitución.

        Estoy de acuerdo, por otra parte, en que hay que priorizar la lucha contra la especulación financiera, lucha en la que es posible llegar a acuerdos tácticos com sectores de la burguesía “productiva”. Sin dejar, naturalmente, de defender a sus trabajadores frente a la misma.

        Fíjate que precisamente la propuesta de IU de una banca pública fuerte va orientada también a apoyar a las empresas productivas, muchas de las cuáles se encuentran actualmente ahogadas por la falta de créditos por la banca privada.

        Por lo que respecta a mi web, te agradezco tus amables comentarios sobre su contenido. El problema es que toda su arquitectura, que ya tiene más de una década (tengo 61 años…), está construída sobre la web-1, y me resultaría muy complicado “reconvertirla” a web-2 para posibilitar interactividad directa, RSS, etc. Lo que sí he hecho es crearme una cuenta en Twitter donde informo de las principales actualizaciones. Su dirección en http://twitter.com/plalopez . Suscribirse a la misma es por tanto la manera de recibir información sobre las mismas.

        Comentario por Rafael Pla López — 16 enero 2010 @ 21:29 | Responder

        • Ajam, la idea es buena.

          Vi que tenías una página en twitter, pero como yo eso de las redes sociales me da repelús, la ignoré completamente. Ahora veo su utilidad, es una forma de seguir el rastro de lo que publicas. Es útil.

          Dejamos lo de la prostitución por ahora, porque además tendríamos que tratar el tema de la legalización de las drogas. A cada cosa que decimos creamos más temas, como una matrioska.

          Coincidimos ambos en que burguesía productiva es un oxímoron. La burguesía tiene la propiedad de empresas que, estas sí, son productivas gracias a la mano de obra.

          En buena lógica, la lucha contra el hiperdesarrollado mundo financiero deberíamos librarla todos los que no estamos en él, desde el último peón hasta el socio capitalista; porque reduce nuestra importancia relativa en el conjunto de la economía.

          Lo que ocurre es que la clase empresarial es bastante zote. No le importa nada renunciar a su propio beneficio con tal de dejar claro quien manda, y de joder a sus trabajadores. Esto ya no es una lucha de intereses contrapuestos; es una conducta mucho más primaria, simiesca. Parece que hablo de coña, pero al menos en mi experiencia, me he encontrado con jefes que no aceptaban algo positivo para la empresa porque eso comportaba ventajas para los trabajadores (mejor horario, mejores turnos, menos trabajo por mejoras organizativas…). El empresariado, al menos el empresariado español, que es el que conozco, salvo probablemente algunas excepciones, que a buen seguro que las habrá, es profundamente ignorante y mezquino. Ya que pagan al trabajador, se empeñan en explotarlo todo lo que pueden, aunque sea poniéndolo a abrir hoyos y volviéndolos a cerrar.

          Cuando hablo de autogestión, no es que tenga gran confianza en la clase trabajadora. A decir verdad, no tengo gran esperanza con el género humano. Pero mejor que lo hace el empresariado español, lo haría la mona chita: monto mi empresa, en cuanto da pelas le retuerzo el pescuezo para que dé todos los huevos, y así, endeudada y sin planes de futuro, echa el cierre. El empresario se queda lo que ha ganado (sociedades de riesgo limitado) y el obrero en la cola del paro.

          Y luego se escucha que el que asume riesgos es el trabajador. Curioso.

          Bueno, que me enrollo, lo que quería decir. Que lo lógico, lo inteligente, sería que en la lucha contra el casino financiero fuéramos todos, prácticamente toda la ciudadanía (ya que en España el casino apenas tiene sucursales). Pero conociendo el percal, cualquier cosa que se proponga desde las clases trabajadoras será percibida como una amenaza por la derecha y se tirarán de cabeza a la orilla contraria.

          Será que hoy me he levantado pesimista (con el pie izquierdo, el malhadado, el maldito), qué se le va a hacer.

          Que pases buen finde, Rafael!

          Comentario por Mendigo — 17 enero 2010 @ 9:56 | Responder

          • La cuestión central son las relaciones de hegemonía. Bajo la hegemonía del gran capital financiero, el resto de fracciones de la burguesía (de acuerdo, no “productiva”, sino “de sectores productivos”) se pliega al mismo aunque vaya contra sus intereses inmediatos. Sólo construyendo una alternativa viable alrededor de la clase trabajadora podrá conseguirse alinear con ella a fracciones de la burguesía. Ello no sería posible, claro, con el santo y seña de la abolición del trabajo asalariado, pero sí con un programa que suponga el paso al sector público de los sectores estratégicos (incluyendo, claro está, una fuerta banca pública que permita “desarmar” a la banca privada). Pero, claro, ese programa sólo será viable desde la unidad y movilización de la clase trabajadora, no si la mayoría de ésta se encuentra sometida también a la ideología burguesa.

            Por ello es necesario tanto una perspectiva socialista clara, alternativa al capitalismo, como un conjunto de medidas inmediatas que permitan aglutinar a la gran mayoría de la población. Es necesario tanto un partido de la clase trabajadora como un movimiento político y social plural y alternativo de izquierda. Y de lo que se trata es de hacer posible lo necesario.

            Comentario por Rafael Pla López — 18 enero 2010 @ 18:12 | Responder

            • Jajajajaja

              Míralo, cómo lleva el agua a su molino!

              Vamos a ver, para abrir la espita del capitalismo financiero necesitamos un gran consenso internacional. Éste se puede lograr recurriendo a otras formaciones políticas, ya sean socialdemócratas como liberales responsables.

              Aunque en este proceso la izquierda marxista no fuese la protagonista, no importa, sería muy importante. Porque llevamos un par de décadas reculando, a la defensiva, con la derecha ganando terreno. El que la mayoría de la sociedad empezase a cuestionar los dogmas del liberalismo como la desregulación y el divino reequilibrio del mercado ya sería un paso de gigante. Pasaríamos a estar a la ofensiva, a ganar terreno.

              Se puede hacer ese camino con la izquierda real sirviendo de punta de lanza de una mayoría abrumadora de la población real a la cual los intereses de los financos le caen muy lejos. Luego, los movimientos reformistas se irían apeando según viesen conseguidos sus objetivos de mínimos y viesen amenazada su estabilidad burguesa.

              Pero la situación sería ya muy distinta: la izquierda revolucionaria, de estar a la defensiva y luchando por la supervivencia, tendría impulso, visibilidad, y continuaría empujando para llevar el cuestionamiento del capital a las últimas consecuencias.

              En un lenguaje vulgar, sería usar los grandes partidos nacionales para darnos impulso, y poner la izquierda “de moda”.

              Es cuestión de ponerlos entre la espada y la pared, ningún político, de izquierdas o de derechas, gana elecciones si se le presenta como amigo de los banqueros en contra del pueblo llano.

              P.S: ¿Qué tal lo de doblar al cristiano lo de Money as Debt? ¿No te mola la idea?😉

              Comentario por Mendigo — 18 enero 2010 @ 21:54 | Responder

              • Estoy básicamente de acuerdo con lo que planteas. En la línea de lo que decía Mao: en estrategia, 1 contra 10; en táctica, 10 contra 1.

                Respecto a la edición traducida de “Money as Debt”, envíame los datos directamente a mi correo electrónico Rafael.Pla(ARROBA)uv.es y veré de pasarlo a quien corresponda (que supongo será el coordinador federal del Área de Economía)

                Comentario por Rafael Pla López — 19 enero 2010 @ 17:26 | Responder

                • Aps. Me sonaba esa frase, pero se la atribuía a Ho Chi Min. Bueno, en verdad se le puede aplicar a cualquier guerra de guerrillas.

                  Te mando correo.

                  Comentario por Mendigo — 19 enero 2010 @ 19:34 | Responder

        • Mira, a esto es a lo que me refería cuando te decía que una huelga general no serviría para nada. A esta gente se la sopla que en un país por ahí perdido les dé por hacer una huelga general:

          Los bancos de EEUU pagarán un 18% más en bonos

          Los bancos de inversión crearon el cataclismo, y puede que cierren el año habiendo ganado más dinero que nunca. Ellos ya salieron de la crisis, mientras que a cientos de millones de trabajadores en todo el mundo le queda crisis para rato.

          Frente a esta amenaza, cualquier movimiento convencional, restringido por fronteras políticas, carece de utilidad y hasta de sentido.

          Recordemos, no es un sector productivo: no les afectan nuestras huelgas (al menos, directamente), aunque fueran globales. Habrá que usar otro tipo de tácticas que, ahora mismo, a mí se me escapan.

          Y es necesario recuperar el deseable equilibrio de poderes. El empresario puede joder al trabajador de mil formas, empezando por el despido; y el trabajador puede joder al empresario de otras mil, la huelga es sólo una de ellas, pero las hay más interesantes (sabotajes, por ejemplo). El equilibrio de fuerzas es deseable, es lo que da estabilidad. Precisamente es el paro lo que está desequilibrando la balanza a favor del empresario, y atando las manos de los trabajadores que tienen pavor a ser despedidos.

          Pero aún pueden hacer algo.

          Pero es que a los grandes bancos de inversión no les podemos hacer NADA. Ellos pueden provocar tsunamis financieros que tengan como consecuencia éxodos de población, millones de tragedias personales, y la Humanidad no puede contestar a esta agresión de forma alguna, ponerle coto o intentar recuperar un equilibrio. Son inmunes, son absolutamente irresponsables de sus decisiones.

          Comentario por Mendigo — 17 enero 2010 @ 10:52 | Responder

  28. […] me queda Esquerda Unida. Había dicho que nunca máis volvería a votarlos, por la pasividad, casi autismo que han demostrado estos años (aunque estos últimos meses parece […]

    Pingback por Ya he decidido mi voto « La mirada del mendigo — 12 noviembre 2011 @ 15:34 | Responder

  29. […] me queda Esquerda Unida. Había dicho que nunca máis volvería a votarlos, por la pasividad, casi autismo que han demostrado estos años (aunque estos últimos meses parece […]

    Pingback por Ya he decidido mi voto « La mirada del mendigo — 12 noviembre 2011 @ 15:34 | Responder

  30. […] individuales. Un compañero de La Cebolla se ha afiliado recientemente, y estaba pensando dejar de lado tantos sinsabores, hacer de tripas corazón y seguir sus pasos. Pero episodios como éste me curan de raíz esas […]

    Pingback por Torpeza política | La mirada del mendigo — 28 noviembre 2013 @ 11:49 | Responder

  31. […] individuales. Un compañero de La Cebolla se ha afiliado recientemente, y estaba pensando dejar de lado tantos sinsabores, hacer de tripas corazón y seguir sus pasos. Pero episodios como éste me curan de raíz esas […]

    Pingback por Torpeza política - Iniciativa Debate Público — 1 diciembre 2013 @ 20:36 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: