La mirada del mendigo

15 febrero 2010

Το δόγμα του σοκ

Filed under: economía — Mendigo @ 19:22

Lo de ahí arriba es griego, y se lee algo así como “to dogma tou sok”. Es decir, La Doctrina del Shock, el libro que escribió Naomi Klein un año antes de que Lehman se desplomara y empezase la pesadilla. Picapiedra nos lo ha recomendado montones de veces y, después de lo que estamos viviendo, puede decirse que tiene cierto carácter profético.

En pocas palabras, la doctrina del shock hace referencia al proceso de destrucción de la sociedad civil, para luego imponer medidas liberales a una abrumada y atribulada población que las acepta como mal menor ante la imagen del colapso y la hecatombe total (en el caso de Grecia, brutal recorte del gasto social, privatizaciones, rebajas salariales y desregulación del mercado de trabajo…).

El símil médico sería una medicina que provocase la supuración de una herida sencilla hasta que la infección amenazase gangrena, y entonces, ante la extrema gravedad y urgencia, los mismos médicos recomendasen la amputación del miembro como único remedio.

Por poner un ejemplo patrio, es la política de deconstrucción de la sanidad y educación pública que Espe lleva practicando en la CAM desde que subió al cargo con sus malas artes. Cuando sanidad y educación estén hundidas, sean una absoluta calamidad, nos dirán que lo público no funciona y hay que cortar por lo sano: privatizar los jirones que resten. El abandono progresivo de estos servicios públicos no es dejadez, es un plan premeditado para entregar el suculento negocio de la sanidad y la educación a unos pocos.

Retomo el rumbo y volvamos a Grecia. ¿Por qué el título en griego? Bien, es evidente.

Grecia, conmoción y pavor

Que no es más que parte de una amenaza global:
La especulación se cebó con la debilidad europea

Recomiendo especialmente la lectura de este artículo, tremendamente clarificador y didáctico:
Goldman Sachs, bombero-pirómano en la crisis financiera de la zona euro

El corto que Alfonso Cuarón realizó a propósito del libro de Naomi:

El libro os lo podéis descargar de aquí: Naomi Klein – La Doctrina del Shock (o, evidentemente, comprarlo en cualquier librería, o rellenar una desiderata en vuestra biblioteca pública pidiéndolo).

Y, de paso, también os recomiendo otro libro de la misma autora:
Naomi Klein – No Logo

La reforma laboral, el pensionazo, las ayudas al sector financiero…todo ello forma parte de la misma doctrina, que quiere solucionar los problemas que el mismo liberalismo ha creado, añadiendo más gasolina a las llamas. Una sociedad civil embrutecida por la televisión, empobrecida por la especulación y amenazada por el paro, está ya lista para aceptar el tratamiento de choque, que nos libre de ese futuro apocalíptico que los augures del sistema nos vaticinan. Un chantaje del capitalismo a una sociedad adocenada e inerme.

Nota: Enlazo a Krugman porque, dentro de los cuervos, no es el peor. De hecho, en ese artículo dice cosas que sería interesante tomar en consideración. Puedo compartir el diagnóstico pero no el tratamiento prescrito.

Edito: Juan Torres habla también sobre el tema.
¿Quiénes y por qué atacan a la economía española, o a la griega? ¿Y qué hacer para evitarlo?

Edito II: Un artículo de la revista Sin Permiso.
Lo que de verdad hay detrás de la crisis económica en Grecia, y qué enseña políticamente sobre la actual Unión Europea.

21 comentarios »

  1. Esta teoría del Shock es un sensacionalismo de lo que nosotros llamaríamos simplemente miedo, lo que pasa es que ese documento no es tan espectacular sin un poco de exageración.

    Mendi deberías ver un poco la tele🙂. No te lo digo por mal, es porque es muy didáctico. Si hoy ponéis el telediario de cualquier cadena y excluyes el fútbol se dan un 90% de noticias malas, estas explorar todos los miedos primarios, muerte, sufrimiento, cambio inesperado, inestabilidad… lo curioso es que estos miedos venden mucho, un telediario con buenas noticias no tiene tantos televidentes. Para mi es endémico del ser humano, intentamos esquivar los peligros entonces buscamos información sobre ellos y esto nos mantiene en un estado de miedo continuo. Fíjate que el tiempo no dice: “Hace sol en … … … y en el resto de España llueve.” No hace exactamente lo contrario, el mal tiempo es lo más importante. Y si lo examino me interesa más que me digan cuando no llueve en los próximo días para poder planear cosas más entretenidas, si llueve veo nubes pillo paraguas y ya esta.

    Desde el punto de vista económico la peña quiere ganar pasta y los lobos no están en la economía real sino en la de capitales: (sacado de publico)

    ¿Cómo operan los especuladores?

    Hay varios métodos, pero todos comparten la técnica de apostar con productos financieros que no son suyos. Por ejemplo, con acciones. El especulador paga una prima (en función del plazo y la clase) por alquilar se las al propietario durante un tiempo convenido. Las vende de golpe y provoca una corriente bajista que hace bajar el precio de la acción. Cuando se ha producido la caída, el especulador compra otra vez el mismo paquete de acciones, pero mucho más barato de lo que lo vendió, de tal manera que obtiene fuertes beneficios. Consumada la ganancia devuelve las acciones a su propietario y le paga la prima pactada.

    Cuando las gráficas muestran un crecimiento que llaman lateral los especuladores no pueden hacer nada, el inversor real de balances, datos macroeconomicos y de resultados de empresa compran las más rentables pero con volatilidad el miedo les puede y los otros se comen el pan de todos.

    El miedo hace que no pensemos (ver definición el wikipedia) y si es un arma política, vamos a quien se le pasa por la cabeza que en pleno 2002-2006 se hablase de jubilación, indemnización por despido, temporalidad, recorte de gasto publico… El royo es asustarnos hasta que traguemos con lo que sea, vamos si me apuras hasta con restaurar el derecho de pernada.

    Creo que a Grecia (y sin tener ni puta idea) le pasará como a España, si matas un poco todos los fraudes a la ley que tenemos solucionas la mitad de la crisis sin joder a nadie.

    Cargarse las prejubilaciones (que son un fraude al Inem)
    Cargarse o reducir la economía sumergida.
    Fraude sintomático a hacienda y a la seguridad social
    Productividad estatal (esto parece un taco)
    Gasto público estúpido (quiero aceras de titanio y más auditorios que imiten el mar)

    La lista sería interminable pero el político busca el mensaje rápido y nos quieren hacer por el aro de fuego, bueno hacernos pasar no asustarnos para que queramos pasar y aún por encima ellos quedan de salvadores. SPM.

    Comentario por kike — 16 febrero 2010 @ 9:40 | Responder

    • No suelo ver la tele precisamente para que no me contaminen con su visión torticera de la realidad. Sé que quieren provocar la sensación de que no hay más remedio, ya que el barco se hunde, que tomar medidas drásticas. Lo sé, por eso no quiero ver la tele, para que no me contaminen la inteligencia y poder pensar con claridad.

      Por ejemplo, la televisión azuza a las masas embrutecidas con un crimen singular y horrendo, pero absolutamente anectdótico, para que la gente pida la cadena perpetua o incluso la pena de muerte. Luego vienen políticos sin conciencia que recogen ese sentimiento populista, de la masa enardecida y contaminada por una televisión, y lo proponen formalmente. Una persona sin inteligencia, al ver la tele, pensará que hay violaciones todos los días, que se raptan niños y que maridos matan a la mujer a martillazos. Crean un estado de alerta, haciendo creer que lo excepcional es habitual, que justifica que se tomen medidas excepcionales.

      Un ejemplo claro es el clima de crispación que crearon los medios de comunicación católicos durante la República, magnificando crímenes escabrosos e inventándose otros para dar la impresión que la situación era insostenible. Entonces, no cabía otra solución que el shock: el golpe militar fascista.

      Comentario por Mendigo — 16 febrero 2010 @ 11:17 | Responder

      • Yo, mikel, soy un claro ejemplo de lo que idiotiza la televisón, antes de tener internete veía la tele a todas horas, que tenia libre, claro, con este sistema no puedes contrastar ni noticias ni comentarios ni na de na, desde que estoy conectado mi vida a dado un giro, pero un giro tremendo, aquí puedo conocer y contrastar noticias y comentarios, puedo buscar respuestas y preguntas, otra cosa es que lo que encuentre sea de mi agrado o satisfactorio, con la tele es totalmente diferente, lo que dicen suena a que es todo como lo cuentan, que son como dioses, y no puedes debatirles, bueno si, dándoles la espalda (no encenderla) ver solo lo que tu quieras, no lo que ellos te dicten, es mas, desde aquí uno puede culturizarse si pone un poco de empeño, con la tele si eres un zoquete, yo el primero, siempre lo seras, en definitiva, la tele es para manipular al personal para tenerlos calladitos y para que hagan y digan lo que algunos quieran, si mi amo, no mi amo, lo que usted me diga amo, esto es la tele o la mayoría de la tele.

        Comentario por Mikel — 16 febrero 2010 @ 17:06 | Responder

        • Mikel, y lo más importante: tú puedes generar información.

          En la tele, la información sólo fluye en una dirección: desde un punto centralizado hacia el resto.

          Internet está descentralizado y, además, habilita un canal de comunicación de dos direcciones. Tú puedes elegir entre entrar aquí, o a otros varios millones de blogs, páginas, etc. Pero no sólo eso. No sólo entras aquí (lo cual me enorgullece) para leer lo que yo escribo, sino que yo también leo lo que escribes y aprendo de ti (y no es la primera vez).

          La diferencia que hay entre la televisión e internet, sería, en las relaciones personales, un meeting o una ceremonia religiosa (en la que se supone que debes asentir y callar, y seguir el guión)…y una charla de colegas en un bareto, donde todos hablan y opinan libres de jerarquías.
          😉

          Comentario por Mendigo — 16 febrero 2010 @ 17:32 | Responder

  2. Si como sugiere Naomi Klein, con información se resiste el Shock; pues los que aquí escribimos o comentamos resistiremos y la sociedad de la información, resistirá también.
    ¿Por qué me temo que no es tan fácil? ¿Será que el Shock no es el problema?
    La sociedad nuestra, la que controla el mundo y lo digiere, ya no entra en Shock, está apoltronada en la llamada ‘zona de confort’ y todo le importa un pito, los umbrales hace tiempo que están sobrepasados gracias a la anestesia existencial, hemos sucumbido como sociedad sensible o pensante, somos pura carcasa, puro arrecife coralino, que sigue creando arrecife sobre la base de nuestros cadáveres y sobre nosotros mismos.

    La Doctrina del Shock ya no le choca a nadie o el 2012 ni su fin del mundo, qué me den patatas onduladas con ketchup y me lo digiero todo con la tele delante.
    Las veces que escuchamos crisis a lo largo del día, nos permite olvidarla o asumirla como quien oye llover, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis, crisis… ¿Se acuerdan de patatas Risi y su sonRisa?

    En fin, la CIA descubrió hace tiempo, así como los torturadores profesionales de todos los tiempos, que llegado un punto sin retorno, la tortura es más tortura para el torturador que para el torturado y lo que se obtiene es pura mierda, puro vómito, sin valor ninguno. Por eso inventaron Facebook, obtienen todo de nosotros sin pedirlo. Era tan fácil… dale un móvil al pobre y tendrá que cargarlo con su vida.

    Nada de Shock, todo lo contrario, ‘La Doctrina de la Zanahoria’, funciona con los burros y funciona con nosotros, una esperanza a mejor es mejor que una amenaza y mil veces más control, aunque nos lleve a la muerte o tengamos una opción entre un trillón para alcanzarla.

    Suyo, Z+—–

    Comentario por Señor de la Vega — 16 febrero 2010 @ 11:53 | Responder

    • Nos anestesia el dolor ajeno, pero no el propio. Cuando la crisis amenaza nuestro bolsillo, la gente se espanta. Cuando nos dicen que lo vamos a perder todo si no aceptamos tácitamente sus normas, la gente asiente.

      Podemos ver los horrores de Haití o Darfur en nuestro televisor sin perder el apetito; pero la posibilidad de que se funda nuestra cuenta en el banco, de que perdamos nuestro curro o de que simplemente nuestra vivienda cueste la mitad nos escandalizan y alteran. Vaaaya si lo hacen.

      Lo cual no quita para que la Doctrina de la Zanahoria también funcione. No son excluyentes, sino complementarias.

      Un método de soportar la tortura, la presión, es conocer el método de tortura, saber de antemano cuál es el procedimiento, para estar emocionalmente preparado. Hace más de un año, ya comenté aquí que nos iban a venir con esas, que todo se hunde, que el Estado del Bienestar es insostenible, que hay que recortar derechos. Ya lo sabíamos. La caverna (traidores a la patria, esa misma que llevan en su pechera y su puta boca todo el día) lleva pidiéndolo desde hace tiempo y, al fin, el gobierno empieza a ceder. La presión de los mercados internacionales es muy fuerte: exigen al gobierno que venda a la ciudadanía, que se la entregue en sacrificio atada de pies y manos como mano de obra consumidora, barata y obediente.

      En la medida de las posibilidades de cada uno, aquí estamos resistiendo el shock con información. Si toda la población tuviera el nivel de conocimiento de su entorno social y económico que la gente que habitualmente tratamos de estos temas, las amenazas del FMI caerían en saco roto. Nos burlaríamos de ellas.

      Como se burlan ahora en Bolivia, con su envidiable y espectacular crecimiento; ellos conocieron bien las políticas de choque del FMI, que llevaron a un país a la absoluta miseria y desestructuración social. Eso es lo que pretenden: una sociedad civil rota, sálvese quien pueda, para que los ladrones puedan entrar y robar la caja fuerte sin que nadie se percate ni piense en evitarlo.

      Eso es lo que quieren de Grecia, o de España. Que seamos una nueva Bolivia, un nuevo Haití, una nueva Letonia.

      Comentario por Mendigo — 16 febrero 2010 @ 13:57 | Responder

  3. A base de repetir las cosas las hacen parecer verdad. Ahora lo de Grecia y luego aquí a tomar medidas, y las medidas van a ser un griego, vamos que nos van a poner el culo como una olla expres.
    Y después del lavado de cerebro todos calladitos, que la cosa está muy mal dicen los medios mediáticos, que eso o el caos, chsssss calla que nos vamos al garete…

    Comentario por Javi — 16 febrero 2010 @ 17:54 | Responder

    • Javi, alguna vez ha salido alguien en la tele argumentando que es precisamente la redistribución de la riqueza, y no su concentración, lo que permite el desarrollo social y económico?

      No, esas cosas no se dicen. A la gente le llega el “hay que arrimar el hombro”, “hay que hacer esfuerzos”, “hay que apretarse el cinturón”. Simpletas que dicen marionetas del capital, desde Zapatero hasta el Bourbon.

      Bueno, el Bourbon, además de marioneta, también es actor principal en este reparto ya que, además de figura decorativa del régimen, también es un capitalista notable.

      Comentario por Mendigo — 16 febrero 2010 @ 18:22 | Responder

      • No es que las hagan parecer verdad, lo que es peor, que al final te parecen normales, acordaros hace años cuando salían imagenes de los niños de África, los que tenemos conciencia se nos revolvia el estomago, en cambio ahora, si, si te joden, pero el estomago se a hecho a ello, de tanto verlo uno se hace inmune, pues con la política es parecido, de tanto oír las cosas al final pasas por el aro, pero pasas por el aro si no tienes otra vía de información y en ocasiones aun teniéndola no te queda mas cojones, a, un consejillo, yo ya he empezado a comprarme pepinos, para que cuando llegue la hora me haga menos daño, eso si, empezar con pequeñitos, no seais burros.

        Comentario por Mikel — 16 febrero 2010 @ 20:44 | Responder

        • La hora ha llegado, Mikel.
          😛

          Comentario por Mendigo — 16 febrero 2010 @ 20:54 | Responder

  4. Excelente el escrito de Juan Torres López, que vuelve a demostrar una vez más que cualquier persona puede entender cómo nos roban calidad de vida e incluso la vida misma, si alguien lo explica con intención de que se entienda.
    Hoy he escuchado fugazmente a Rodríguez Zapatero ironizar sobre la paradoja que resulta ser atacados por los mismos que pidieron ayuda y reclamaron dinero del estado (de todos nosotros). Lo que no le he oído ha sido decir que la socialdemocracia tiene gran parte de responsabilidad en que ese juego macabro se esté produciendo al haber aceptado las tesis neoliberalistas y mirar para otro lado mientras la democracia se transmutaba en plutocracia. Juan Torres escribe en los párrafos finales sobre la necesidad que tenemos la ciudadanía, el pueblo, en organizarnos para no ser expoliados, y vuelve a poner sobre el tapete la necesidad de información veraz, no sesgada, que eduque y no que pretenda adoctrinar. Necesitamos conocer la obra de autores como Naomi Klein, Noam Chomsky, Susan George, Howar Zinn (recientemente fallecido y cuya muerte no ha tenido ni una triste reseña en alguno de esos maravillosos medios informativos que hacen gala de pluralidad e independencia), Ignacio Ramonet, Eduardo Galeano, el propio Juan Torres… etc. etc. porque estamos en poder, somos esclavos, de las entidades financieras, y nuestros gobiernos se han vaciado de contenido y han rendido sus armas para tener capacidad de defendernos.
    Voy a dejar una recomendación más, pero se necesitan tres horas para su visionado. Es un documental canadiense de 2003 muy difundido en la red y en programas P2P La Corporación, instituciones o psicópatas Merece la pena.

    Comentario por picapiedra — 20 febrero 2010 @ 0:38 | Responder

    • Efectivamente, lo primero, para liberar al esclavo, es mostrarle sus cadenas.

      Informar. Porque esto no es tan sencillo. El sistema hace parecer como lógico e inevitable lo que no deja de ser un engaño para que la mayoría trabajemos para que unos pocos se forren.

      Así que, el primer paso, es informar. Desenmascarar el sistema, mostrar a la gente que el capital le está metiendo la mano en su bolsillo, que le está robando la vida.

      A falta de partidos políticos que se dediquen a esta labor fundamental, en eso estamos unos cuantos particulares y alguna asociación como ATTAC.

      Explicar algunas cosas es complejo, pero cuanta más cultura, mejor formación tenga la gente, será más sencillo. Creo que el tiempo juega de nuestro lado. Entiendo que la derecha quiera destruir la escuela pública: su única oportunidad de victoria es mantener las masas embrutecidas. Furbo y toros.

      Apertas!

      Comentario por Mendigo — 20 febrero 2010 @ 11:32 | Responder

  5. Mendi, ayer descargué el libro de Naomi Klein por curiosidad (tengo el “tocho” en casa) y al ir al comprobar ahora la descarga veo que el libro está incompleto. No llega a 1/4 del contenido del original

    Comentario por picapiedra — 21 febrero 2010 @ 1:40 | Responder

    • Ops!

      Lo siento, enlacé el libro sin comprobar que estuviera completo, disculpa. Pfff. Oye, si sabes de algún enlace de descarga directa que lo tenga entero…

      Comentario por Mendigo — 21 febrero 2010 @ 16:35 | Responder

  6. Las veces que he intentado enlazar con èl siempre he tenido el mismo resultado. Incompleto😦 pero advierto que los 30 euros que cuesta es menos que lo que el libro vale. Claro que, son 30 eurazos.

    Comentario por picapiedra — 22 febrero 2010 @ 17:58 | Responder

  7. Mis queridos Señores,
    Deberían saber que con la actitud de copiar textos no se fomenta la buena práctica del mercado editorial.
    Yo les conmino a donar algo a la autora por las siguientes 680 páginas de lectura que espero no descarguen de la siguiente dirección: http://www.mediafire.com/?dzjlmefmzdn

    Por otra parte mi Señor Mendigo, es verdad lo que dijo, pueden convivir muchas doctrinas paralelas o cruzadas, la del Shock o la por mí mencionada de la Zanahoria.
    Lo cierto, es que el ‘miedo a perderlo todo’ no funciona en los ludópatas y hoy parte importante (que no toda) de nuestras acomodadas sociedades están acostumbras a los premios y no renuncian al riesgo de seguir apostando en la ruleta del capitalismo contra una banca usurpadora que siempre gana, a pesar que por lógica comprendan que llegarán las pérdidas o el desfalco.
    Cuando ya se ha perdido, por ejemplo el trabajo, no se nos está intimidando con miedo, directamente se nos ha cortado la yugular. En nuestras sociedades, perder casa o trabajo es perderlo casi todo, aunque usted y yo sepamos que un trabajo asalariado no lo es todo y una casa es solo un techo o pocos ladrillos, el proceso de asumir que hay que empezar de cero o menos cero (si arrastramos deudas) es algo que no se estudia ni hay institución que prepare. La gente que lo sufre no se encuentra bajo la doctrina del Shock sino que han sido apartados a la doctrina del excluido, hoy en el siglo XXI mucho más que en el XX o XIX.

    Con todo, sigamos informándonos e informando, intentando entender el mundo que nos toca vivir y las gentes buenas y menos buenas que nos acompañan. Cada uno la filtraremos después y la procesaremos como mejor podamos, hay muchas técnicas, una de ellas es aprendiendo y dudando, otra leyendo o escuchando a los muchos que como usted manifiestan una elevada dosis de crítica unida al conocimiento, otra es filtrando tanta basura informativa hasta que encontremos un hilo armónico que resulte coherente y encaje con nuestro conocimiento del mundo; hay muchas más, pero la armonía es la que más me gusta (unida al resto).
    La Señora Naomi utiliza en su obra la palabra ‘Resilencia’ como una de las claves para superar el Shock, a veces cuando el miedo o el terror nos rodea, sin ayuda alguna, la mejor manera de encontrar la entereza necesaria es a través de la palabra, de la expresión, de hablarnos a través de la belleza, buscar si podemos la abstracción poética que inunda a los humanos, porque se esconde en todo. (Alguno de los más bellos poemas nacieron en el dolor más terrible)
    Si existe esa doctrina de la que ella habla, desde luego la mejor manera de enfrentarla sería con la parte más hermosa que se esconde o reluce en cada uno de nosotros e intentar con ello crear una alternativa también armónica, cualquier otra opción de lucha o resistencia, a mí no me interesa y por ende no la recomiendo ni deseo.

    Cuídense, Suyo, Z+—–

    Comentario por Señor de la Vega — 23 febrero 2010 @ 3:38 | Responder

    • Muy buenas.

      Me ha recordado usted a Trecet y la despedida tan particular que tenía. Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo. Creo recordar que la frase era de un músico ya fallecido…

      Prefiero armonía a resiliencia. Debe ser que la segunda me suena a la propiedad de los materiales que tuve que estudiar. Una palabra que también me gusta usar cuando se trata de pensar en el futuro es equilibrio. Ambas me recuerdan a la naturaleza, en ella existe un equilibrio armónico, inestable, voluble, pero firme. Me gustaría una sociedad en la que, al modo de un árbol en el bosque, cada uno encuentre acomodo creciendo a su manera, formando todos parte de una misma sinfonía de ramas y hojas.

      Los parques y jardines son el reflejo de una sociedad fascista, de una Naturaleza mutilada y violentada en su libre albedrío.

      Más cosas…

      Usted habla de ludópatas. Creo que un ludópata lo es verdaderamente cuando, después de que le explican el mecanismo de la tragaperras, de la mesa de Black Jack, que son juegos que matemáticamente están diseñados para que exista un trasvase de dinero del jugador a la banca…el jugador, apercibido del truco estadístico, se empeña en seguir jugando.

      El capitalismo es exactamente eso, una máquina tragaperras, que burla las esperanzas de riqueza (la codicia) del pobre haciendo que su paga acabe en el vientre de la máquina. Creo que la labor es enseñar a la gente el funcionamiento de la máquina, los engranajes que se esconden detrás de las luces parpadeantes, su lógica interna.

      Y luego, quien quiera seguir jugando a ese juego, ése será el ludópata. Quien sepa que la farlopa o el caballo son muy jodidas, y se siga metiendo, ése será el toxicómano. Pero primero, informemos de lo que hay. Porque la mayoría de la población vive engañada, endeudándose creyendo que hace una buena cosa, igual que los médicos que, hace medio siglo, prescribían el tabaco para las afecciones pulmonares. Pues el capitalismo para los pobres es como recetar tabaco para un asmático.

      Por último, le quedo muy agradecido por el enlace. Lo había buscado sin resultado. El futuro de la industria editorial me trae, más o menos, sin cuidado. Ha hecho más daño que bien al mundo. Sí que considero de justicia que la autora perciba una gratificación por su labor (así como el traductor). Mientras no haya otro sistema para remunerar al trabajador, en este caso intelectual, sin que su esfuerzo quede en manos de otros, el del donativo voluntario no es mala idea. Cada cual en la medida de sus posibilidades. Me parece justo.

      ¡Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 23 febrero 2010 @ 13:25 | Responder

      • Visitando su página, no hay opción para “support”.Lástima. En cualquier caso, no creo que su problema sea económico, pues este libro tuvo una gran tirada. Aunque sólo reciba una pequeña parte de su coste…

        Comentario por Mendigo — 23 febrero 2010 @ 13:37 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: