La mirada del mendigo

10 marzo 2010

Sin tijeras

Filed under: internacional — Mendigo @ 10:33

Del espacio de Picapiedra: Declaraciones de Willy Toledo a EFE

Al final ¿Era Orlando Zapata un delincuente común o un preso de conciencia? Pues a tenor de las informaciones, parece ser que ambas cosas.

Amnistía Internacional reconoce la existencia de 74 presos de conciencia en las cárceles cubanas. Situación intolerable que, sin embargo, es moneda común en todo el mundo: desde los procesos y condenas a ciudadanos vascos cuyo único delito es querer articular una salida dialogada al conflicto, a los cientos de prisioneros políticos en Rusia, o los miles en China. Países con los que la caverna mediática prefiere no indisponerse, porque sólo importa que caiga Cuba.

Mientras los presos políticos cubanos tienen un seguimiento mediático privilegiado, presos de conciencia en todo el mundo son invisibles para los medios, pudiendo ser torturados o ejecutados sin que la hipócrita voz de los mismos medios que ahora buscan su mártir se ocupen siquiera del caso. En Cuba un preso tiene unos derechos procesales y una tutela. En Colombia, simplemente aparecen en tu casa y te llevan, a veces junto a toda tu familia, y no se te vuelve a ver el pelo. Pero lo grave es lo que ocurre en Cuba. Esas violaciones de Derechos Humanos son intolerables, tiene que haber libertad absoluta de palabra, siempre que lo que se diga favorezca a las multinacionales (que es lo que de verdad importa en este asunto, que las multinacionales norteamericanas puedan recuperar las propiedades incautadas por la revolución).

Jamás en TeleMadriz, en La Razón o en la SER se ocuparán del destino trágico de un preso torturado hasta la muerte en Egipto, de las desapariciones en Marruecos, de las ejecuciones en la Arabia de los Saud, del asesinato de sindicalistas en Colombia o Brasil.

Es demasiado evidente su hipocresía. Desde la izquierda lamentamos todas las muertes, y pedimos libertad de conciencia para todos los seres humanos. PARA TODOS, Y NO SÓLO PARA LOS QUE CONVIENEN.

Por lo demás, lo más inteligente que he encontrado al respecto:

La absoluta carencia de mártires que padece la contrarrevolución cubana, es proporcional a su falta de escrúpulos. Es difícil morirse en Cuba, no ya porque las expectativas de vida sean las del Primer Mundo –nadie muere de hambre, pese a la carencia de recursos, ni de enfermedades curables–, sino porque impera la ley y el honor.
Las Damas de Blanco y Yoani pueden ser detenidas y juzgadas según leyes vigentes –en ningún país pueden violarse las leyes: recibir dinero y colaborar con la embajada de Irán (un país considerado como enemigo) en Estados Unidos, por ejemplo, puede acarrear la pérdida de todos los derechos ciudadanos en aquella nación–, pero ellas saben que en Cuba nadie desaparece, ni es asesinado. Por demás, uno entrega su vida por un ideal que prioriza la felicidad de los demás, no por uno que prioriza la propia. Así que la lamentable muerte de Orlando Zapata, un preso común –de largo historial delictivo, en nada vinculado a la política–, regocija íntimamente a sus hipócritas “dolientes”. Transformado después de muchas idas y venidas a prisión en “activista político”, Zapata fue el candidato perfecto para la autoejecución.
Era un hombre “prescindible” para los grupúsculos, y fácil de convencer para que persistiera en una huelga de hambre absurda, de imposibles demandas (cocina y teléfono personales en la celda) que ninguno de los cabecillas reales tuvo la valentía de mantener. Cada huelga anterior de los instigadores había sido anunciada como una probable muerte, pero los huelguistas siempre desistían en buen estado de salud. Instigado y alentado a proseguir hasta la muerte –esos mercenarios se frotaban las manos con la expectativa de que muriese, pese a los esfuerzos no escatimados de los médicos–, el cadáver de Zapata es ahora exhibido con cinismo como trofeo colectivo.
Como buitres estaban los medios –los mercenarios del patio y la derecha internacional–, merodeando en torno al moribundo. Su deceso es un festín. Asquea el espectáculo. Porque los que escriben no se conduelen de la muerte de un ser humano –en un país sin muertes extrajudiciales–, sino que la enarbolan casi con alegría, y la utilizan con premeditados fines políticos.
El caso de Zapata me recuerda el de Pánfilo: los dos fueron manipulados y de cierta forma conducidos a la autodestrucción de forma premeditada, para satisfacer necesidades políticas ajenas: uno, llevado a una persistente huelga de hambre de 85 días (había realizado ya otras anteriores que afectaron su salud); el otro, en pleno proceso de desintoxicación alcohólica, invitado a beber para que dijera frente a las cámaras lo que querían oir.
Me pregunto si eso no es una acusación contra quienes ahora se apropian de su “causa”. Tienen razón al decir que fue un asesinato, pero los medios esconden al verdadero asesino: los grupúsculos cubanos y sus mentores trasnacionales. Zapata fue asesinado por la contrarrevolución.

Visto en La Isla Desconocida
+
+
+
Edito: fhku nos aconseja que veamos este vídeo.

20 comentarios »

  1. Que te parece mendi si ponemos todas las cartas encima de la mesa? doy por hecho de que estas de acuerdo.

    Lo que ocultan los medios internacionales: quién era Orlando Zapata.

    http://www.librered.net/wordpress/?p=15783

    Esto por un lado, para empezar por el principio, es importante que se lea.
    En el blog de pica, Anna deja un link con las declaraciones que la agencia EFE han suministrado a las demás, o por lo menos es lo que han querido que se oyera, me tomo la libertad de coger ese link y ponerlo aquí, pues creo que Anna tiene razón al decir que primero se tendría que ver este y luego la verdad.

    Despues de leer y escuchar estos links que se han puesto, contando también el que has colgado, claro esta, ya podemos hacernos una idea de como se las gastan en estos países “democráticos”.

    Como dices, lo mas inteligente que as encontrado, esta bastante bien a mi parecer.

    Comentario por Mikel — 10 marzo 2010 @ 11:57 | Responder

    • Y aunque fuera un santo, si a estas alturas ya da igual, desgraciadamente está muerto.

      Vale, no era un delincuente engañado por la mafia de Miami, sino un ángel luchador por la libertad. ¿Y? Si se niega a comer, muere de hambre. Parece ser que sí que las autoridades hicieron todo lo que estaba en su mano para salvarle la vida, pero no pudieron con su obstinación. Murió.

      Eso ni pone ni quita nada al problema de fondo: que en la isla es conculcado el derecho a la libre expresión, que ciertas formas de activismo político son perseguidas. Fale. ¿Mejorable? Por supuesto. Ahora, hay que contextualizar. La situación de un opositor al régimen en Cuba está a varias leguas de diferencia de la situación en la que se encuentran opositores al narcogobierno de Uribe, por citar el caso más sangrante (por la sangre vertida, y por la absoluta indiferencia con la que nuestros periodistas acogen todos esos asesinatos).

      Comentario por Mendigo — 10 marzo 2010 @ 21:40 | Responder

  2. Dejo un vídeo en el que hablan los médicos que le atendieron y la propia madre del fallecido.

    * En previsión de lo que se avecinaba con la posible muerte de Zapata , las autoridades cubanas o quien fuera, decidieron grabar con cámara oculta a esta señora en las consultas con los médicos.

    En cuanto a la última frase de tu entrada también aclara algo en ese sentido.

    La vida sigue y están buscando otro mártir
    http://bloguerosrevolucion.ning.com/profiles/blog/show?id=2522192%3ABlogPost%3A43508&commentId=2522192%3AComment%3A43534&xg_source=activity

    A raíz de esta polémica, (el propio Willy habla de ello en el vídeo) , se tiene conocimiento de que hay “cárceles secretas” en España. Los famosos CIE, y que según algunas fuentes ahora mismo hay en ellas una contidad X de reos en huelga de hambre….Pues ni flores. Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Únicamente han salido los sindicatos policiales a decir que Willy Toledo a perdido el juicio.

    Comentario por fhku — 10 marzo 2010 @ 12:59 | Responder

    • Impresionante el primer vídeo, compay. Impresionantes, las imágenes de cámara oculta.

      Con esto, parece suficiente prueba para afirmar que el trato que las autoridades penitenciarias cubanas le dieron al paciente fue el adecuado. Por lo tanto, la acusación de que “le dejaron morir”, y más aún, “que le mataron por las palizas” es una absoluta mentira.

      ¿Por qué cargos estaba en la cárcel? ¿Fue uno de los 75? Sobre esto sólo tengo opiniones y ninguna prueba.

      Muchas gracias, trnk!

      Comentario por Mendigo — 10 marzo 2010 @ 21:46 | Responder

  3. Esta otra carta, tambien me parece interesante y totalmente de acuerdo con ella.

    http://www.insurgente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=531:carta-abierta-a-willy-toledo&catid=135:carlo-frabetti&Itemid=334

    Comentario por mikel — 10 marzo 2010 @ 15:25 | Responder

    • El Sr.Toledo lo único que ha hecho es extralimitarse en lo socialmente prudente de mostrarse progre y solidario. Ha traspasado la línea roja que es defender a aquellos que niegan el derecho de los ricos a enriquecerse. Podría haber defendido la prisión perpetua, la castración, el recurso a la tortura y la pena capital…y sería jaleado por la muchedumbre embrutecida.

      Lo que los guardianes del pensamiento común no consienten es que se ataque el sagrado derecho que tienen el capitalista a vivir del trabajo ajeno. Por ahí sí que no pasamos.

      Comentario por Mendigo — 10 marzo 2010 @ 21:55 | Responder

  4. Eooo Mendi.
    Apruébame el comentario que ha debido ir al spam si tienes a bien.

    Comentario por manolox — 10 marzo 2010 @ 17:14 | Responder

    • Tengo a bien, tengo a bien. XDDD

      Uno fue a spam, y este tenía que aprobarlo por ser de una dirección nueva. Te ha pillao manía, el WordPress!

      Comentario por Mendigo — 10 marzo 2010 @ 19:55 | Responder

  5. Poco más se podria añadir. Los medios de comunicación generales son una basura al servicio del dinero, dan la vuelta al calcetín a su antojo, ética periodística ninguna.
    Parece ser que el bloqueo salvaje al que se ha sometido a Cuba si que está dentro de los derechos humanos, entonces no les importa el pueblo cubano, solo vale derribar el gobierno para montar su chiringuito capitalista de mierda.
    Como ya se dice arriba los que ahora se están rasgando las vestiduras son unos hipócritas interesado a los que les da igual el muerto, si hay más ellos contentos que ya lo retorcerán para sus intereses.

    Comentario por Javi — 10 marzo 2010 @ 20:40 | Responder

    • ¿Por qué les iba a importar un obrero muerto, cuando mueren a miles y ello ni siquiera les mueve a arquear una ceja? No les importa una mierda que el Sr.Zapata haya muerto, les importa derribar un régimen que es también un símbolo. De hecho, no les importaría que murieran varios miles con tal de acabar con el socialismo en la isla bonita.

      Otro día, me pongo a criticar al gobierno cubano; pero ahora mismo, no puedo menos que cerrar filas. Porque los que lo atacan, son mucho peores.

      Comentario por Mendigo — 10 marzo 2010 @ 21:58 | Responder

      • Esto último que es dices es exactamente como lo veo. El gobierno cubano debe ser criticado por muchas cosas, (aunque solo con ser gobierno ya es una razón poderosa), pero me jode la cantidad de gente que se dice de izquierda que desde sus tribunas (blogs o lo que sea), se prestan a hacerle la campaña a los medios de desinformación, quiero pensar que inocentemente.
        Afortunadamente internet nos brinda la oportunidad de informarnos como nunca antes y dada su inmediatez, desmontar en parte este tipo de campañas que antes no eran destapadas hasta pasados años.

        *Gracias por aprobar el comentario. Me han debido meter en una lista negra o algo, porque me pasa en todas partes desde hace un par de días.

        Comentario por fhku — 10 marzo 2010 @ 22:45 | Responder

        • Gracias a ti por comentar, especialmente cuando traes información tan interesante.

          Este comentario, por ejemplo, sí que ha salido automáticamente. EL otro se fue a spam, yo creo que por los enlaces. Comentario que tiene más de un enlace…al spam directo. Otra cosa que puedes probar es, si quieres pasarme dos enlaces…divídelos en dos contestaciones, a ver si así.

          Es que es desagradable, escribir una contestación y no verla publicada. Además, detiene la conversación, porque hasta que no descubro que hay mensajes bloqueados, no aparecen.

          Internet es un medio con unas posibilidades brutales, donde no existen jerarquías, porque la CNN o un blog mugriento, son dos URL.

          Apertas!

          Comentario por Mendigo — 11 marzo 2010 @ 7:46 | Responder

  6. Yo es que ando trajinando con huelgas de hambre en el reino para hacer un post. Si empiezo a comentar aquí no acabo. Pero vamos… @#$%&!!!!!

    Comentario por Anna — 11 marzo 2010 @ 21:32 | Responder

    • Nada, nada. Tú tira y te enlazo…😉

      Comentario por Mendigo — 11 marzo 2010 @ 22:04 | Responder

  7. Mi Señor Mendigo, andaba yo cabalgando en otros lares y no pude desenvainar mi espada en esta entrada suya.

    El difunto Zapata a mí me importa, y yo a nadie me debo.

    Si el más inteligente texto que ha encontrado usted al respecto, acaba diciendo: “Me pregunto si eso no es una acusación contra quienes ahora se apropian de su “causa”. Tienen razón al decir que fue un asesinato, pero los medios esconden al verdadero asesino: los grupúsculos cubanos y sus mentores trasnacionales. Zapata fue asesinado por la contrarrevolución.”.
    Lo bueno, si en algo tenía la argumentación precedente, se anula por la absurda y mentirosa conclusión.

    Me da igual en lo que creyese o dejase de creer el Señor Zapata, lo cierto es que si le metieron en la cárcel por crímenes comunes, pagó por sus delitos. Las decenas de años que sumaron a su privación de libertad, después de leídas las razones publicadas por la prensa oficial cubana, no justifican ni mínimamente que siguiese todavía en prisión. Yo no lo he encontrado y me sabe usted no ingenuo.

    Qué el mal sufrido por él, de una cárcel injusta por tantos años sea el mal de muchos por el mundo, en nada exime al gobierno cubano de su muerte. Que haya desproporción intencionada y política o falsedad manifiesta en el tratamiento del caso por la prensa extranjera, nada tiene que ver con la culpa del sistema cubano, que la tuvo y la tiene.
    Yo al menos no los eximo, ni diluyo, porque entonces YO no tendría sentido, ni tan siquiera lo que pienso o defiendo.

    Quedando esto claro, sigamos batallando.
    Suyo, Z+—–

    Comentario por Señor de la Vega — 12 marzo 2010 @ 15:17 | Responder

    • Muy buenas, Señor de la Vega.

      Sin querer afirmar nada con contundencia, parece ser que la actividad política del señor Zapata sirvió para alargar la condena por los delitos comunes que había cometido. De ser cierto esto, entonces sería reprobable su condena. Sin lugar a dudas.

      Pero sería culpable de la presunta condena injusta, no de la muerte. Su muerte por inanición es culpa directa del propio reo, quedando para mí fuera de toda que las instituciones penitenciarias cubanas hicieron lo que estuvo en su mano para protegerle de sí mismo. Ahora bien, que podamos atribuir la causa indirecta de su muerte, ora a la disidencia que lo empujó a ello, ora el sistema judicial cubano que lo tendría preso de forma injusta…entramos ya en el terreno de la pura especulación.

      Y, ahora vayamos un poco más allá. Ciertamente, las agresiones originan respuesta. Un individuo que es sometido a una situación de stress, reacciona más violentamente. Igual ocurre con las sociedades: una sociedad que se siente amenazada, es más proclive a actuar de forma menos garantista, más violenta, represiva o coercitiva para defenderse. No sólo pasa en Cuba, desde el 11S la pérdida de derechos en las sociedades occidentales en aras de una mayor “seguridad” es una constante. Nos sentimos amenazados, y recortamos libertades.

      No es ningún tipo de excusa, y no hay ninguna para la persecución de personas por sus posiciones ideológicas. Es una explicación de por qué se tiene mucho cuidado con según qué movimientos en Cuba: porque se saben amenazados. Y, debo decir, que me sorprende la poquísima represión que hay en Cuba, en relación al grado de amenaza. El artículo tiene razón en una cosa: en Cuba no hay desaparecidos. No hay ejecuciones extrajudiciales (y prácticamente no existe la pena de muerte, la última vez que fue empleada provocó el rechazo de la izquierda de medio mundo), y no existen pruebas contundentes de torturas (a diferencia de EEUU o España).

      Lamentando cualquier recorte de la libertad de pensamiento, creo que hay sitios donde es mucho peor llevarle la contraria al poder. Sitios que ningún periodista se atrevería a tildar de “dictadura” y con cuyos gobernantes quieren estrechar lazos de amistad, cooperación y toda esa mandanga.

      Yo no quiero exculpar al gobierno cubano, sólo quiero que se emplee el mismo rasero para todos. El máximo rasero, en cuestiones de Derechos Humanos. Para todos. Siempre.

      Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 12 marzo 2010 @ 22:14 | Responder

  8. Mendi, yo tambien quisiera pedir que se empleara el mismo rasero en todas las ocasiones, pero eso es pedir peras al olmo. Sabemos que, bajo el pretexto de la defensa de los DDHH, hay toda una mafia que los DDHH del pueblo cubano o cada uno de los ciudadanos de Cuba les importa una higa. Aprovecharán cualquier circunstancia para meter el dedo en el ojo a un estado, no por tirano, sino por socialista, por ser un país que ha sido ejemplo de que se puede derrotar el capitalismo. Y eso es una piedra en sus zapatos.
    Y como soy consciente de que ese doble rasero va a estar ahí, lo que si quiero es decir a “los míos” que no hay derecho a que una persona entre en la cárcel con una condena de tres años (me da lo mismo que sea por robar gallinas que por repartir octavillas con la foto del culo de Bush) y que por faltas al régimen penitenciario le añadan más de treinta años de condena. Si no quiero la cadena perpetua en el reino de España, me asquea la doctrina Parot por ser una cadena perpetua encubierta, tampoco quiero que eso ocurra en Cuba. Si, ya se que en Colombia asesinan y “desaparecen” sindicalistas, que EEUU es el campeón mundial de los pesados en conculcación de DDHH, y que en el reino de España se tortura. Pero eso no me va a restar aliento en decir a quien tiene el poder en Cuba: así, conmigo no contéis.

    Comentario por picapiedra — 13 marzo 2010 @ 2:53 | Responder

    • Por supuesto y totalmente de acuerdo.

      Si quieres tener legitimidad moral, hay que aplicar mayor rigor en la exigencia de los principios de libertad y justicia a uno mismo y a los nuestros, para luego poder denunciar los crímenes del bando de enfrente.

      Todo lo contrario que la derecha, cuyos principios sólo valen cuando de machacar al prójimo se trata.

      Lo de la paja en ojo ajeno y la viga en el propio, tan españoleros y lo poco que les importa el futuro de esta tierra y su gente, tan católicos y qué poco interés a lo que está escrito en su libro. Dinero, dinero y dinero, su Patria indivisible y su único Dios.

      Comentario por Mendigo — 13 marzo 2010 @ 9:43 | Responder

  9. Volviendo al “caso” Willy Toledo, Rebelión publicaba ayer una carta del mismo que no tiene desperdicio:

    Carta a quienes me han apoyado: Cada día somos más y no nos van a parar.

    Comentario por picapiedra — 13 marzo 2010 @ 11:52 | Responder

    • Coño, pues muchas gracias!

      Vengo de tu cueva y la iba a añadir a la entrada, pero ya veo que tú me has hecho el trabajo.

      No me gusta especialmente como está escrita. Ahora bien, hay que reconocerle la valentía que tiene a este hombre: se ha jugado su carrera profesional, una carrera que además está muy expuesta a la aceptación pública, por decir lo que piensa.

      Y yo que me andaba con remilgos de poner mi nombre. Pues éste sí que ha puesto, su nombre y su cara, para que se la partan. Sólo por eso, me merece un tremendo respeto.

      Comentario por Mendigo — 14 marzo 2010 @ 1:49 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: