La mirada del mendigo

10 abril 2010

Endechas a bárbara escrava

Filed under: Música — Mendigo @ 22:33

Música: pincha aquí

Aquela cativa
Que me tem cativo,
Porque nela vivo
Já não quer que viva.
Eu nunca vi rosa
Em suaves molhos,
Que pera meus olhos fosse mais formosa.

Nem no campo flores,
Nem no céu estrelas
Me parecem belas
Como os meus amores.
Rosto singular,
Olhos sossegados,
Pretos e cansados,
Mas não de matar.

Uma graça viva,
Que neles lhe mora,
Pera ser senhora
De quem é cativa.
Pretos os cabelos,
Onde o povo vão
Perde opinião
Que os louros são belos.

Pretidão de Amor,
Tão doce a figura,
Que a neve lhe jura
Que trocara a cor.
Leda mansidão,
Que o siso acompanha;
Bem parece estranha,
Mas bárbara não.

Presença serena
Que a tormenta amansa;
Nela, enfim, descansa
Toda a minha pena.
Esta é a cativa
Que me tem cativo;
E pois nela vivo,
É força que viva.

Luís Vaz de Camões (1524-1580)

16 comentarios »

  1. Con permiso, traduzco este poema de Camões musicado por José Afonso.

    Endechas a la bárbara esclava
    Aquela cautiva
    Que me tiene cautivo,
    Porque en ella vivo
    Ya no quiere que viva
    Yo nunca vi rosa
    En suaves ramos
    Que para mis ojos
    Fuese más hermosa

    Ni en el campo flores
    Ni en el cielo estrellas
    Me parecen bellas
    Como mis amores
    Rostro singular
    Ojos sosegados
    Negros y cansados
    Pero no de matar

    Una gracia viva
    Que en ellos mora
    Para ser señora
    De quien es cautiva.
    Negros los cabellos
    Donde el pueblo van
    Pierde la opinión
    De que los rubios son bellos

    Negrura de Amor
    Tan dulce la figura
    Que la nieve le jura
    Que cambiará el color
    Feliz mansedumbre
    Que el sentido acompaña
    Bien parece extraña
    Mas bárbara no

    Presencia serena
    Que la tormenta amansa
    En ella, en fin, descansa
    Toda mi pena
    Esta es la cautiva
    Que me tiene cautivo
    Y pues en ella vivo
    Es necesario que viva.

    La fotografía pertenece al álbum “Black Ladies” del fotógrafo Uwe Ommer. Podéis ver más aquí. Está casi todo el libro, menos unas pocas páginas entre las cuales, precisamente, está la chiquilla del pañuelo verde y sonrisa que derrumba que subí y que sirve de portada al libro.

    Si alguien me la encuentra a más tamaño, le agradecería mucho que me la enlazase.

    Comentario por Mendigo — 10 abril 2010 @ 22:42 | Responder

    • Buenos días, te comento, he encontrado el libro por dos sitios distintos y parece que son 112 fotos, pero en ninguno de los dos sale la guapísima morena en cuestión, solamente en la portada, creo que son las mismas fotos que pones tú. Este es un enlace http://rapidshare.com/files/144065703/Black_Ladies_Taschen.rar

      Comentario por Javi — 11 abril 2010 @ 9:15 | Responder

      • Fale, ahora entiendo.

        Son 118 fotos, pero en el enlace que puse faltan de la 97 a la 102. Y juuusto la 97 es en la que aparece la chica del pañuelo verde.

        El enlace que me pasas son exactamente esos escaneos comprimidos en un RAR. Faltan esas cinco fotos (mira en la página, al final, vienen las miniaturas).

        A ver si le pido a una amiga, que es quien me enseñó ese libro, que me la pase y la subo. Muchas gracias por la colaboración, tronk. Te mereces un besote.

        Oye, por cierto, te mola la canción o no?

        Comentario por Mendigo — 11 abril 2010 @ 14:50 | Responder

        • ¿La canción?, siendo de Zeca Afonso no puede ser más que lo que es, de lo más agradable al oido.

          Comentario por Javi — 11 abril 2010 @ 15:22 | Responder

          • Bueno, pues me alegro mucho que te haya gustado.

            Es que no sé si cuando subo música de este tipo, le va a gustar a alguien más o estáis pensando que es un peñazo…

            Comentario por Mendigo — 11 abril 2010 @ 22:25 | Responder

    • Y este el otro http://rapidshare.com/files/144065703/Black_Ladies_Taschen.rar

      Comentario por Javi — 11 abril 2010 @ 9:16 | Responder

  2. Ah! Y mi enhorabuena a todos los polacos.

    Y la próxima vez a ver si eligen a alguien menos paleto, porque no se tiene dos veces seguidas la misma potra.

    El Jefe de Estado, el director del banco central polaco, la cúpula militar, los presidentes del Congreso y del Senado…menuda carambola. Ya podían otros correr la misma suerte…

    Comentario por Mendigo — 10 abril 2010 @ 22:57 | Responder

    • (esto es medio en coña, porque al fin y al cabo también eran seres humanos por mucho asco que me dieran los que viajaban en ese avión, lo ideal sería que los propios polacos salieran de su garrulismo y echasen a toda esa camarilla de reaccionarios a patadas…y nosotros hiciésemos lo propio).

      Comentario por Mendigo — 10 abril 2010 @ 22:59 | Responder

    • Pero manda cojones, que el avión iba lleno de gente y parece que solo se pones a gemis por un fachón de tres pares de cojones. Aunque imagino que la mayoría serían de su camarilla.

      Comentario por Javi — 11 abril 2010 @ 9:07 | Responder

      • Era el avión presidencial, donde viajaba el equipo de semejante reaccionario, además de las más altas autoridades tanto civiles como militares.

        Bueno, yo lamento cualquier muerte de seres humanos. Ahora bien, es cierto que tengo que hacer un cierto esfuerzo para lamentar también este accidente y no descojonarme porque, por una vez, hayan muerto los ricos y poderosos de una nación.

        Comentario por Mendigo — 11 abril 2010 @ 14:40 | Responder

        • En parte, en mucha parte te doy la razón, pero nos olvidamos de los civiles, azafatas y alguno mas que habría, pero bueno el destino es el destino.

          La canción ma molao, esta bastante bien

          Comentario por Mikel — 11 abril 2010 @ 19:03 | Responder

          • Es cierto, tienes toda la razón Miguel.

            Rectifico: siento profundamente la muerte del personal de vuelo que viajase en ese avión.

            Aps! Y si el empecinamiento de aterrizar en el aeropuerto de Smolensk fue del Presidente Polaco, obligando al piloto a desoír las indicaciones de la torre, siento enormemente la muerte de los pilotos, que tuvieron que acatar la orden de un subnormal poniendo a todas esas personas en un peligro grave. Este extremo quedará desvelado con la caja negra que registra las conversaciones en cabina (si al final se hace pública).

            Si los pilotos recomendaron no aterrizar, y Kazynsky se empeñó, es para mearle en el ataud y luego tirarlo a una pocilga.

            Comentario por Mendigo — 11 abril 2010 @ 22:22 | Responder

  3. Mendi, enviamé un mensaje a mi correo para comentarte una cosa.
    * Es que ya no tengo tu dirección

    Comentario por fhku — 11 abril 2010 @ 22:32 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: