La mirada del mendigo

30 abril 2010

El déficit

Filed under: economía — Mendigo @ 10:00

No, no voy a hablar esta vez de crisis, no de la presente al menos; puede que quizá sí de la gorda, de la definitiva, de la cual ésta es sólo el preludio.

Quería que viéseis un par de gráficos:

El déficit público de Francia.

Déficit francia

He tomado el ejemplo Francés por ser un estado maduro y equilibrado, más estable que la montaña rusa de economías de monarquías bananeras como la española. Tomadlo a título de ejemplo, trato de deuda pública como podría hablar de la deuda privada de cualquier empresa o particular. El sujeto es la deuda, en general.

Como vemos, desde el año 1966, las cuentas públicas están en déficit, esto es, el estado francés gasta más de lo que recauda, con un ligero paréntesis de equilibrio presupuestario entre los años 69-73.

Deberíamos contar la historia como a.N y d.N. Es decir, tantos años antes de Nixon y después de Nixon. Porque a partir de que Nixon desacopló el dólar de la riqueza (reservas de oro del Tesoro), y por lo tanto el resto de divisas que tenían el dólar como referencia, la economía mundial se separó del suelo para navegar por el espacio infinito. Esto es como en los dibujos animados: el día que nos enteremos que estamos volando, vamos a caer como un fardo.

Así pues, el 15 de Agosto de 1971, empezó una nueva era. Edad Antigua, Media, Moderna, Contemporánea y…¿cómo le llamamos a esta? Edad Endeudada, probablemente. Los países pueden aumentar hasta el infinito su masa monetaria sin tener la incomodidad de preocuparse de que esté respaldada por riqueza real. Entramos en la era de la relatividad, en el surrealismo económico.

La progresión se aprecia mejor en este otro gráfico, que incluye estos dos últimos años:

Deuda pública francesa

¿Da miedo, verdad?

Pero si un estado como el francés lleva desde hace décadas gastando más de lo que ingresa (desequilibrio fiscal) ¿Cómo es que llega a fin de mes? Pues como cualquier presupuesto familiar o empresarial: endeudándose.

Empero, la lógica nos dicta que endeudarse puede servir en un momento puntual, para comprarse un coche o una casa, por ejemplo, y distribuir ese gasto entre varios años. Sin embargo, si al año siguiente seguimos gastando más de lo que ganamos, y al otro, y al otro ¿Cómo podemos sobrevivir? La respuesta es sencilla: endeudándonos más.

Deuda pública

¿Tú dormirías tranquilo si los anteriores gráficos representaran tu balance de ingresos y gastos personales?

Y surge automáticamente la duda: ¿Es esta situación sostenible? ¿Nos podemos endeudar hasta el infinito? Porque, en un principio, las deudas están para pagarlas. ¿Cómo es posible que se pueda mantener en el tiempo una situación permanente de desequilibrio presupuestario? Parece intuitivo que si nos cargamos con más deuda de la que conseguimos pagar, cada vez estamos más y más empufados. El hoyo cada vez se hace más profundo.

¿Cómo pensamos, en este caso, cómo piensa el estado francés pagar esa deuda?

Respuesta: con el crecimiento de su economía. Aunque el hoyo sea cada vez más profundo, confía en que sus piernas cada vez serán más fuertes para ser capaz de salir del hoyo. Bueno, no exactamente salir del hoyo, porque la deuda ha llegado para quedarse. Pero sí al menos mantener un cierto equilibrio entre deuda y capacidad de ingresar dinero.

Este juego, al que también juegan muchas grandes empresas (recordemos que el grueso de la deuda española es deuda privada, de particulares, empresas y bancos, no pública) es terriblemente peligroso. Se basa en suponer que mañana estarás más fuerte, para poder hacer frente a lo que hoy no puedes. Siguiendo esta filosofía tan moderna y tan poco sabia, apalancarse esperando que vengan tiempos mejores para ayudarnos a pagar la deuda, muchos se cargaron con hipotecas de viviendas que ahora podemos encontrar en las subastas por internet de los bancos (que quedan desiertas).

Bueno, pues a este punto quería yo llegar.

Este nuevo capitalismo surrealista de la Edad de la Deuda d.N. (después de Nixon) sólo es sostenible con un perpetuo crecimiento de la economía. El hoyo se hace cada vez más profundo aunque no cavemos (por los intereses de la deuda). Si la economía deja de crecer, o incluso creciendo, no lo hace al mismo ritmo en que la sima de la deuda se hace más profunda, cada vez tenemos más difícil salir de ella. Y en el fondo del hoyo no llega la luz del sol, y nos cuesta ser cada vez más fuertes (cada vez tenemos que dedicar mayor proporción de nuestras energías, riqueza, a pagar la deuda, y tenemos menos para alimentarnos y fortalecer nuestras piernas para que el borde del abismo aún quede a nuestro alcance). Es un sistema recursivo.

Otra analogía sería intentar subir una escalera mecánica del metro, pero tomando la que desciende. Y confiamos en que cada vez tengamos más fuerzas para subir los escalones más rápido de lo que estos descienden, para mantenernos a flote. Porque la escalera mecánica nos conduce a los profundos infiernos.

Por lo tanto, la única forma de sobrevivir a esta espiral de endeudamiento es procurando que la economía crezca al menos al mismo ritmo del endeudamiento. Necesitamos el crecimiento perpetuo de la economía.

Pero, como tantas veces hemos repetido: No se puede operar un sistema que tiende al infinito, en un espacio acotado, es decir, finito, como es nuestro planeta.

En este nuestro planeta, en este mundo material, no puede haber nada que tienda al infinito, salvedad hecha de la necedad humana.

Ninguno de sus subsistemas puede crecer eternamente, tampoco el sistema económico. La fuerza de trabajo es limitada (por la incapacidad material del planeta de sostener a una población muy superior a la actual), los recursos son limitados (los que se agotan, como el petróleo; o los que se conservan o son susceptibles de reutilización, minerales como el oro, del cual se conservará la cantidad que haya pero no podrá seguir creciendo al infinito su producción cuando se agoten las minas).

Por lo tanto:
Si el neocapitalismo necesita una economía que crezca de forma perpetua para afrontar el pago de una deuda cada vez mayor.
Pero:
En nuestro mundo finito no existe nada que pueda desarrollarse hasta el infinito.
Entonces:
Este sistema económico es insostenible.

Quod erat demostrandum
+
+
+
De hecho, creo esta crisis es el aviso de que hemos llegado al borde del abismo. El inicio de la crisis no fueron las hipotecas basura, sino la cotización del barril de petróleo tocando los 150$, que provocó un parón en la economía usamericana, lo cual provocó un repunte del paro y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, se descubrió que el rey de las hipotecas subprime estaba desnudo y comenzó la gigantomaquia que terminó con la caída de Lehman Brothers y la absorción de otros gigantes. El resto ya no es historia sino presente.

El hecho de que, simplemente, no hay riqueza para pagar la deuda se ha querido soslayar dándole a la máquina de imprimir billetes. La máquina imprime billetes, pero las minas de oro, los yacimientos de petróleo y gas, los campos de cultivo o los polígonos industriales no se pueden imprimir. Se han inyectado millones de dólares (euros, yenes, libras o yuanes) en la economía, pero la riqueza permanece sensiblemente constante.

Fabulosamente, nadie parece haberse percatado de la estafa global que esto supone (porque nos empobrece a todos los que no hemos tenido acceso a ese chorro de millones, y seguimos ganando lo mismo, pero con menor valor), y de que es sólo una ingenua solución al problema de origen: falta riqueza para pagar la deuda. Pueden sobrar billetes, y de hecho quizá el problema es que la economía esté recalentada con tanto gigante ahíto de billetes, pero falta riqueza que la respalde. Porque el mundo es finito.

Podemos imprimir billetes con un valor nominal de billones, como en Zimbabue. Pero multiplicar la riqueza no es tan sencillo como añadir ceros a un billete. Lo único que conseguimos con esta patraña es aumentar la inflación; curiosamente no de los productos de consumo, pues el torrente de millones no ha llegado a la economía real, sino de activos financieros (acciones, opciones sobre futuros, bonos de empresas o países…) que son los productos que se compran en los mercados para gigantes (Goldman Sachs, JP Morgan…).

En la mitología griega, después de la era de los titanes y de los gigantes, llegó nuestra era, la de los humanos. Parece que titanes y gigantes han escapado del Tártaro en el que Zeus los recluyó para adueñarse de nuevo del mundo y reducir a la Humanidad a la esclavitud.

Altar de Pérgamo

31 comentarios »

  1. Que pasada, y eso que hablas de Francia, me da miedo pensar en la española, desde luego los gráficos están ahí, pero me parece una salvajada seguir endeudándose más, y más, pero imagino que no les o nos, queda otra, pero yo digo una cosa, llevando la economía de una casa, vamos sin ser economista, sabes que no te puedes gastar mas de lo que ganas, día a día tienes que mirar los gastos y el dinero entrante, esta gente que tanto a estudiado, con sus carreras de economía, ¿faltaron todos el día que lo explicaron en clase? como cojones quieren salir del embrollo en el que nos han metido?¿con nuestro trabajo? coño de verdad, hace tiempo me dijiste que una huelga general no era viable en estos momentos, pero es que ya no hace falta una huelga, sino un parón mundial hasta que reviente todo, si lo están pidiendo a voces, a tomar por culo el capitalismo, los capitalistas y su puta madre.
    Por cierto, el post(jejeje) muy bueno, pero que muy bien narrado, chapo.

    Comentario por Mikel — 30 abril 2010 @ 13:21 | Responder

    • A ver…en principio, la deuda no es intrínsecamente mala. Está bien endeudarse cuando esperas sacarle a tu negocio una rentabilidad superior del interés al que te prestan ese dinero.

      Eso lo haces porque esperas que tu negocio progrese, y ganar cada vez más dinero con el cual pagar las deudas.

      La cuestión es que en estos últimos años, nos hemos emborrachado de deuda. Todos. Particulares, empresas y gobiernos. Pregunta por la deuda que tiene tu municipio, por ejemplo. Hay alguno que está prácticamente al borde de la bancarrota.

      Entonces, no es que esperamos q esa inversión (por ejemplo, en comprar una máquina más eficiente) nos de un plus de rentabilidad que haga crecer nuestra empresa. Esa es la forma sana, racional, de beber vino. Es que nos hemos bebido la cuba de varios kilolitros de deuda. Es que estamos de deuda hasta las orejas, y la única salida, la única esperanza para no irnos al demonio, para que nuestros hijos no tengan que coser balones para que jueguen los niños árabes y chinos, es que nuestra economía crezca, y crezca mucho, con ese chute de deuda.

      Pero, como decía, todo tiene un límite. Puedes crecer, pero no infinitamente. Por ejemplo, montas un bar. Te va bien. Montas otro. Otro más. Montas una cadena de bares. Tu cadena salta a otros países, a otros continentes… ¿Aún puede crecer más? Imagínate que tu cadena de bares se hace con el control de todos los bares del planeta, que monta un bar por cada habitante del mundo, tienes el monopolio de los bares…incluso llevándolo hasta el absurdo, vemos que no hay ningún negocio que pueda seguir creciendo al infinito. Pero la espiral de deuda en que estamos metidos lo exige. Porque si no producimos más, no podremos hacer frente a la deuda y nos arruinaremos.

      Y en esas estamos. Cada vez produciendo más y más, como posesos, a pesar que de esa forma estamos acabando antes de tiempo con nuestro planeta (y estamos acortando la soga y, por lo tanto, el día de nuestra ejecución, cuando todo el sistema colapse).

      Comentario por Mendigo — 30 abril 2010 @ 19:06 | Responder

  2. El pacto de estabilidad era un concepto bueno, digo concepto porque Francia y Alemania durante sus crisis se lo pasaron por el forro y ahora en la supercrisis todos se lo pasan por el forro. Yo la verdad no veo solución posible salvo que una serie de nuevos productos salgan al mercado que hagan crecer el PIB de todos los países. El otro concepto es directamente cambiar radicalmente el modo en el que vivimos en este planeta dejando de crecer y viviendo de un modo más “frugal”.

    Hay un ejemplo que se pone muchas veces de como ve la vida un occidental y una persona de un país en vías de desarrollo: Hay un campo y un agricultor trabajando con su sacho para plantar maiz, llega un occidental y le dice: “te voy a regalar un tractor para que no pases tanto trabajo”. Al mes siguiente vuelve el occidental y ve el mismo campo con un maiz estupendo y el tractor parado y el agricultor tomando el sol. El occidental incrédulo le dice: ¿usaste el tractor? y el agricultor dice: Si es estupendo terminas en 1 día. El occidental extrañado dice: Terminaste en un día y antes estabas trabanjando un mes, ¿porque no seguiste labrando más para producir más y ganar más dinero? El agricultor responde: Para que si este es todo el grano que necesito.

    Nuestra mentalidad nos lleva a NECESITAR más de lo que tenemos y trabajar para conseguir eso, o acaso necesitamos la mayoría de las cosas que poseemos. Luego todo es una cadena y terminamos con el crecimiento infinito. No creo que ese occidental tenga futuro en nuestro mundo finito.

    Comentario por kike — 30 abril 2010 @ 16:49 | Responder

    • No me cuela tu cuento del buen salvaje.

      Mira, te cuento un cuento muy real, que ha ocurrido (y ocurre) en India con la Green Revolution.

      El occidental no le da un tractor, el campesino se endeuda para comprar el tractor. Punto primero. Entonces, el campesino, para pagar esa deuda, está obligado a arar esa tierra y 50 más, y a obtener un buen rendimiento por su grano (porque los tractores son jodidamente caro). Pero resulta que el vecino también se ha comprado un tractor, y se ha puesto a roturar nuevas tierras. En resumen, que el mercado está saturado de grano. Con lo que su cotización cae. El campesino no puede hacer frente a los pagos del tractor, y pide otro crédito….y así seguimos descendiendo en la trampa del endeudamiento perpetuo que ha conducido a muchos agricultores a suicidarse bebiendo herbicida (el que les vende Monsanto para cuidar de sus cultivos transgénicos).

      Comentario por Mendigo — 30 abril 2010 @ 19:13 | Responder

      • El buen salvaje es un cuento como tu dices de esos que se le cuentan a los niños para sacar una enseñanza o moraleja. Prescinde de los detalles para quedarse con una idea, realmente necesitamos tanto como sociedad, todos tenemos que tener lo que tienen los “famosos ricos”.

        Comentario por kike — 30 abril 2010 @ 22:24 | Responder

        • Si yo te entiendo, Kiño.

          Lo que te quería decir es que en la espiral de deuda en la que estamos metidos, no se salvan orientales ni occidentales. Y hay una tasa altísima de suicidios entre agricultores indios endeudados que han caído en la ruina.

          Comentario por Mendigo — 1 mayo 2010 @ 8:24 | Responder

          • Vamos a jugar a algo, vamos a hacer un “Que pasaría si…”

            Que pasaría si el problema heleno hace crecer los tipos de interes enormemente en toda la unión por efecto de caídas sucesivas de España, Portugal, Italia, Reino Unido… a la vez les inversores de medio mundo les da un pasmo y por primera vez miran la dueda Yanki con malos ojos dejando de prestarles, acto seguido defaults USA, y media Europa, china escupiendo dolares y el comercio internacional parado porque ya nadie sabe lo que vale un objeto en divisa extranjera.

            Como se empezaría de nuevo, haciendo que todas las monedas valgan 0, y generando unas nuevas internas hasta que la confianza vuelva a permitir el comercio entre estados. ¿?

            Guerras de forma instantánea¿?

            Obvio que mis ahorros pasarían a valer 0 pero que pasaría con las deudas de los ciudadanos, empresas y estados¿?

            Esto me recuerda al club de la lucha que vuelan todos los servidores donde se almacenan los saldos de las cuentas-deudas del EUA

            Comentario por kike — 1 mayo 2010 @ 10:42 | Responder

            • Yo también tengo en mente esa peli, pero para hacer algo más gordo y general.

              La deuda USA se mira con mala cara desde hace siglos, y China está saliendo poco a poco de la trampa en que ha caído ella solita comprando deuda en dólares a toneladas.

              Un “reset” a la economía? Eso sería la hecatombe. Antes harían tabiques con nuestros huesos, para detener la escorrentía de millones.

              Comentario por Mendigo — 1 mayo 2010 @ 14:26 | Responder

  3. Pues anda que no habrá gigantes rompiéndose los sesos para ver como seguir con el juego.

    Comentario por wenmusic — 30 abril 2010 @ 17:22 | Responder

    • La cuestión es que es su juego. Ellos ponen las normas. Y mientras nosotros tenemos que enseñar nuestras cartas, porque las cosas se discuten en parlamentos…ellos pueden ir con el sobrecito debajo de la mesa.

      Los gigantes tienen todas las de ganar. Y es lógico: es el fin del capitalismo, la concentración del capital en cada vez menos manos. Estamos creando gigantes que ya rivalizan en poder con los mayores Estados del mundo. Muchos habían predicho que esto iba a pasar, y ya lo tenemos aquí. Están intentando desplomar a Grecia! Y luego vienen más!

      El poder de las grandes financieras causa pavor.

      Comentario por Mendigo — 30 abril 2010 @ 19:18 | Responder

  4. Muy bueno el post y muy ilustrativo de conceptos importantes.

    Yo pediría reflexionar sobre algunas cosas:

    1. Ni siquiera se puede confiar en el crecimiento de la economía para compensar la deuda: fijaos que hablamos siempre en términos de % del PIB, el 3% de más PIB es más deuda.

    2. ¿El PIB representa algo? ¿Cuanto de la economía es real y cuanto ficticio? ¿Las ganacias en bolsa, en actividades financieras, en especulación son realmente riqueza, o sólo un artificio contable?

    3. A veces pienso que nuestra economía tiene exceso de capacidad productiva (muy bueno kike y su ejemplo del tractor). Si todos trabajáramos 8, 10, 12 horas diarias y todas las fábricas, máquinas, equipos que tenemos funcionaran a pleno rendimiento, ¿que haríamos con esas producciones? Buena parte de nuestros problemas no son de oferta, sino de demanda, las tiendas están llenas de cosas que (por unas u otras razones) nadie compra. Lo peor es que se nos dice que la solución es producir ¡¡más!!

    4. Hubo un tiempo en que la economía era la ciencia de gestionar la escasez. Hoy en día, me parece que más bien es la ciencia de repartir la abundancia de forma desigual. Y es que, para más inri, este sistema no funciona sin desigualdad, como las máquinas térmicas –aquí, guiño termodinámico😉

    Comentario por santi — 30 abril 2010 @ 19:14 | Responder

    • La economía mundial como un ciclo de Carnot, con un foco frío que cede aquello que menos tiene, es decir, calor, a un foco caliente, todo con el concurso de trabajo.

      No se me había ocurrido, pero la analogía es curiosa, es verdad. El que menos tiene da al que más tiene. Jejeje. Divertido. La máquina frigorífica es capitalista!!!😄

      También me ha gustado tu apunte: el PIB mide dinero, no riqueza. La City londinense genera buena parte del PIB anglosajón, sin embargo UK no aporta gran cosa al resto del mundo.

      Ah! Y bienvenido, Santi.😉

      Comentario por Mendigo — 30 abril 2010 @ 19:30 | Responder

      • Entonces, brindo por el aumento de “entropía económica”

        Comentario por santi — 30 abril 2010 @ 19:50 | Responder

        • El universo económico no tiende al caos, me temo, sino todo lo contrario…

          Jejejeje

          Comentario por Mendigo — 1 mayo 2010 @ 8:19 | Responder

  5. Para mi también todo esto también es de “cajón”. Lo curioso es que muchos pensabamos que todo esto tenía que explotar, pero la gente seguía endeudándose más y más. ¡pisos en barrios obreros a 40 millones de ptas! Y se vendían. Increíble.
    Subió el petróleo y todo el castillo de naipes se vino abajo. Lo que no entiendo, es que en mis conversaciones con amigos, no acaban de ver que la causa fue la subida del petróleo. Para mi es y era evidente, y cuando empezó a subir, arrastrando la inflación y esta el euribor, me esperaba el batacazo (aunque no tanto). Veo que para ti también, pero me inquieta que se me escape algo. ¿Es tan difícil de entender?
    Unha aperta

    Comentario por Dumbledore — 1 mayo 2010 @ 9:37 | Responder

    • Pero la subida del petróleo provocó una desaceleración…en EEUU, pero no en España q seguíamos creciendo subidos en el ladrillo (recordarás a Zapatero diciendo que en España no habría recesión).

      La economía gringa está mucho más expuesta a la cotización del petróleo que la europea (en parte por los impuestos europeos, que nos obligan a ser más eficientes).

      Que lo de la construcción tenía que parar algún día era evidente para todos…menos para los que dirigen este país. De hecho, yo hace años que, comentando con los colegas, coincidíamos en que era absurdo, insostenible. Tanto el ritmo al que se construía, como lo que subían los precios. Y cuanto más se hinchase la burbuja, más devastadora sería la explosión. El gobierno y los bancos están haciendo todo lo posible para que se desinfle un poquito, pero me parece que es un esfuerzo vano.

      Y fíjate que esta caída se está produciendo con el precio del dinero por los suelos. La subida del euribor paró el sector, pero es que el bajón al inicio de la crisis no sirvió para reactivar las compras. Con el mercado parado, como vuelvan a subir los tipos de interés…agárrate.

      En fin, nos espera un 2010 calentito, y un 2011 trágico. Me sorprende el optimismo de los que piensan que lo peor ya ha pasado. Con un 20% de paro y un montón de tierras y ladrillos sin salida en los balances de los bancos…esto parece una bomba de relojería.

      Veremos…

      Apertas, Dumbledore!

      Comentario por Mendigo — 1 mayo 2010 @ 21:07 | Responder

  6. Genial la analogía mitológica. Está claro que la deuda va a tener que pagarla alguien, o bien subvertir el orden económico y hacer caso a la máxima: cuando debes un millón, tienes un problema; si debes mil millones, el que tiene el problema es tu acreedor. Y son muchos los Prometeos dispuestos a volver a entregarnos el fuego, el conocimiento. Hagámosles más caso y sigamos sus consejos.

    Comentario por picapiedra — 2 mayo 2010 @ 12:49 | Responder

    • Realmente, lo que tendrían que hacer los griegos es declararse en bancarrota y que les jodan a todos los bancos. Como hizo Islandia, y ahora andan ingleses y belgas para recuperar el dinero que tenían ahí invertido.

      Pero ya harán todo lo posible los bancos para que esa posibilidad no se dé. Ayudas públicas, recortes sociales…lo que sea, pero lo primero es que el Estado griego pague religiosamente sus deudas.

      Esto es como en las pelis americanas, en que el poli (bueno, por supuesto) somete a tortura al malo de turno (no importa, es el malo) sacándole medio cuerpo por el precipicio. No lo va a tirar, pero lo simula para obtener lo que quiere. Pues es lo mismo, ponen a Grecia en el precipicio para que tenga que tenga que pagar 10% si quiere colocar su deuda. Pero no lo dejan caer, porque entonces sería la ruina de los bancos (y las aseguradoras que emitieron los CDS sobre la deuda griega).

      Comentario por Mendigo — 2 mayo 2010 @ 15:27 | Responder

  7. Supongo que ya la has leído o la leerás sin necesidad de que te deje aquí, pero es que este enlace no es para tí😉

    Grecia no es la causa principal de la crisis del euro

    Comentario por picapiedra — 2 mayo 2010 @ 20:58 | Responder

    • Jejeje, pues sí, sí que lo había leído.

      De hecho, he sugerido su lectura en el post de marcadores.

      Grecia es la continuación del capitalismo desastre, sometiéndonos a todos al estado de shock, amenazándonos con el derrumbe si no aceptamos los recortes sociales que plantean. ¿Qué desastre? QUe los bancos europeos y gringos se queden sin cobrar si el Estado griego se planta y se declara en bancarrota? Uf! Ya ves, qué penita que me da…😉

      Gracias por el enlace, igualmente.😉

      Comentario por Mendigo — 3 mayo 2010 @ 9:07 | Responder

      • Bueno, no hay más que ver los valores relativos, y absolutos, de deuda y déficit de los distintos paises del euro. Grecia es una parte muy, pero que muy pequeñita.

        Mirad como va la propia Alemania, o Francia, o Italia:
        http://www.funcas.ceca.es/indicadores/Coyuntura_Nacional_Internacional.asp

        (alguien se anima a buscar los datos absolutos y ponerlos aquí?, yo he hecho una búsqueda rápida pero no los he encontrado)

        En el caso de España, con una deuda del 54% del PIB, puede permitirse el lujo detener déficits del 10% durante este año y el que viene, y aún así se podría al mismo nivel que Alemania (73%)o Francia (76%), y necesitaríamos seis años para ponernos al nivel de Italia (114%), ninguno de ellos en la mira de los especuladores, por cierto (no mireis la deuda de EEUU o por japón, que os dará la risa).

        No poder pagar las deudas es muy malo para el deudor, pero también para el acreedor. Y si Grecia se declara en bancarrota, los que lo van a pasar mal son los ALEMANES, que son sus principales acreedores.

        ¿Por cierto, sabe alguien como han dejado las agencias de rating a los bancos o financieras acreedoras de Grecia, y a sus aseguradoras? ¿Les han bajado también el rating?

        Comentario por santi — 4 mayo 2010 @ 20:53 | Responder

        • En la página del Banco de España he encontrado un informe con el histórico de déficits y deuda, pero siempre en porcentajes, no en valores absolutos (pdf, pags 45 y 46):

          http://www.bde.es/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/InformesBoletinesRevistas/BoletinEstadistico/10/Fich/bes1003.pdf

          Comentario por santi — 4 mayo 2010 @ 21:06 | Responder

          • Hola, Santi.

            Lo primero, muchas gracias por el enlace. El de FUNCAS, me refiero. He estado mirando y los resúmenes de datos económicos son muy interesantes. El del BDE son un cerro de páginas y no me siento con fuerzas ni de hojearlo.

            Los datos de deuda absoluta…podríamos sacarlos, pero creo que lo importante es su relación con el PIB. Date cuenta de que si la deuda permanece constante, pero cae la economía, el ratio de deuda/PIB caería. Por lo tanto, no es importante el monto de la deuda en sí, sino la capacidad de pagar esa deuda.

            La forma de salir a corto plazo de esta no es reducir los gastos (más allá de los gastos superfluos, que es algo que hay que eliminar SIEMPRE). Lo que hay que hacer para reducir ese cociente es:

            a) reactivar la economía. Hemos estado tirando del ladrillo, y es un modelo agotado. Una reconversión del modelo económico de un país no se hace en cuestión de meses: lleva décadas (de formación de los trabajadores, de desarrollo del tejido productivo…). Pues habrá que inventarse algo pero hay que poner la economía a funcionar YA. Si sigue parada (y se aprecia muy bien el parón en el resumen de las cajas que has enlazado), la deuda nos ahogará. Me da igual que el gobierno gaste menos que un mechero, es exactamente igual, la deuda actual nos ahogaría.

            b) Para pagar la deuda pública hace falta subir los impuestos. No a las empresas, que bastante tienen. No a la base de la población, que son quienes están sufriendo. El Estado tiene que pasar el cazo por los ricos de este país, los que se han forrado durante estos años locos, para que equilibren las cuentas del Estado. Este punto no se lo oigo comentar a ningún economista del sistema, y es más que evidente. Un Impuesto sobre el Patrimonio que se cague la perra. Un Impuesto de Sucesiones (y a la mierda las CCAA y sus transferencias, eso es algo que compete al Estado) que lamine a las dinastías de ricachones. Una fiscalidad que grave las rentas del capital, y no las del trabajo.

            Aps, unas notas: a quien más dinero debe Grecia es a los bancos franceses, no alemanes (por eso Sarko estaba más condescendiente con Grecia que Merkel).

            Y sí, la calificación de los bancos griegos está por los suelos. Parece ser que empieza a haber fuga de capitales (los griegos están metiendo sus ahorros en bancos europeos).

            O arrancamos la máquina o la siguiente presa vamos a ser nosotros. Para ello, en vez de tener al Estado tirando billetes a la basura, sería interesante que crease empresas de capital público, ya que los empresarios no saben (les gusta el dinero fácil, y no son de lo más estudiado que digamos para meterse en sectores de alta capacitación).

            Comentario por Mendigo — 4 mayo 2010 @ 21:53 | Responder

            • Pues a mi, lo que me ha llamado la antención son los buenos números de Finlandia en el informe del BDE. Habrá que investigarlo un poco.

              Comentario por santi — 4 mayo 2010 @ 23:07 | Responder

              • Pues no tengo ni idea de la economía finesa. Sólo sé que pesa mucho la evolución de Nokia, su principal empresa. Y últimamente anda de capa caída, con el resurgir de Apple.

                Aps! Y que tienen uno de los mejores sistemas educativos del mundo. Así es más fácil cambiar de modelo productivo…

                Comentario por Mendigo — 6 mayo 2010 @ 8:04 | Responder

            • Lo de los valores absolutos es para poder contestar a esos que dicen que la estabilidad del euro corre peligro por lo de Grecia. A mi me da que no.

              Sobre los gastos (superfluos o no):

              Tengo una teoría: nuestro modelo económico se basa en eso, y precisamente nos iba tan bien en estos últimos años por la cantidad de gasto superfluo que hacíamos. Piensa que el gasto de unos es el ingreso de sus proveedores. La teoría es que, ante la crisis, la gente ha amarrado la cartera, prescindiendo de los gastos superfluos, precisamente, y eso es lo que nos ha hundido (y vuelvo a la crisis de demanda). Cuando los señoritos dejan de comprar Mercedes, o de comer en el Bulli, los obreros se van al paro, y dejan de comprar otras cosas, y así sucesivamente.

              Además, en todo esto ha habido un factor psicológico, he visto jubilados que objetivamente no corrian demasiado riesgo de perder ingresos a corto plazo, y que sin embargo, dejaban de tomar café “por la crisis”.

              Según esta teoría, los niveles de consumo en el fondo de la crisis se corresponden (más o menos) con las necesidades básicas, y con buena parte de las no tan básicas, de la gente, dejando fuera la mayoría de los caprichos a los que nos estábamos acostumbrando.

              Lo anterior no quiere decir que sea partidario del gasto superfluo, simplemente que creo que hay que cambiar de modelo (yo también soy fan del “decrecimiento sostenible”).

              Sobre la deuda:

              Todos ponen mucho énfasis en la deuda pública, y en cambio, nadie o casi nadie habla de la deuda privada. Aunque sea una obviedad, la(s) administración(es) del Estado (las que soportan la deuda pública) sólo son una parte del estado, nosotros también somos Estado, y también tenemos deudas que pagar. A lo mejor, uno de los hechos diferenciales de España es el enorme endeudamiento privado (en buena medida derivado de la burbuja inmobiliaria). Poca diferencia veo entre pagar impuestos para el servicio de la deuda pública, o pagar “impuestos” en forma de letra mensual al banco (por más que a algunos “liberales” lo primero sea infinitamente peor que lo segundo)

              SObre los impuestos:

              En algún momento, he pensado si no sería bueno eximir a las empresas de impuestos, al fin y al cabo, una empresa no es más que una “herramienta económica”, para organizar medios de producción. Así que los impuestos deberían gravar las rentas de los accionistas. Pero esto tendría muchas dificultades prácticas.

              Lo fácil es cobrar a la clase media, somos muchos y estamos bien localizados. Cobrar a los ricos es más difícil, primero porque tienen muchos recursos para esconderse, segundo, porque tienen una capacidad de chantaje económico impresionante. Y tercero, aunque sean muy ricos, son comparativamente pocos, así que las subidas o bajadas de impuestos a ese tramo suponen, al final, cantidades globales moderadas.

              Sobre empresas públicas:

              No hay buenos empresarios privados (bueno, si los hay pero no destacan mucho), pero búscame algún buen “empresario publico”, es más difícil que un político honrado. Es más, teniendo en cuenta que a los gestores de las empresas públicas los nombran los políticos, miedo me da (y he trabajado en una, así que creeme que se de lo que hablo). Si hubiera buenos gestores públicos, sería bueno tener empresa pública, pero tal y como estamos, no creo que solucione mucho. Si te interesa el tema, echa un vistazo a empresas como HUNOSA, TRAGSA y otras perlas.

              Gracias por lo de los bancos, creía que tenían más los alemanes(que también son dueños de una parte importante de nuestra deuda pública). Lo del rating, me refería a los acreedores, franceses en este caso, no a los bancos griegos, que ya imagino que estarán hechos unos zorros.

              Comentario por santi — 5 mayo 2010 @ 16:29 | Responder

              • Menudo comentario, Santi. Con comentarios como el tuyo es un lujo tener un blog.

                Pues rápidamente: Los Mercedes se fabrican en Alemania. Quiere decir, que muchos de los gastos superfluos (y otros muchos que no lo son, como la energía) son importaciones que desequilibran nuestra balanza comercial, empobreciéndonos.

                Por eso, a raíz de la crisis, ha mejorado nuestra balanza comercial.

                El factor psicológico para cerrar el grifo del gasto también me había percatado yo. Los ancianos son muy influenciables, por la dependencia que tienen de la tele. Y en la tele se está bombardeando todo el rato con crisis, crisis, crisis.

                Sobre la DEUDA:
                Me meo. Las derechas imponen el mensaje. La deuda privada es 3 veces superior a la pública, al revés que muchos otros países. España tiene un problema de deuda privada, no de deuda pública. Sin embargo, en todas partes lo que se habla es de la deuda pública, de que el Estado despilfarra, que hay que recortar derechos sociales…
                Al final, la receta es la misma: disminuir inversión social y abaratar el despido. Llueva o haga sol, es la receta del brazo político del empresariado.

                Sobre los IMPUESTOS:
                ¿Qué tiene de difícil gravar las rentas del capital?
                El problema, es que provocarías una fuga de capitales. Porque la organización de este burdel llamado EU, con una libertad de movimiento de capitales, pero sin unificar la política fiscal, es una competencia fiscal entre los Estados para atraer capitales (además de la competencia desleal de los pseudo-estados llamados paraísos fiscales). Esto redunda en una bajada de la fiscalidad a las rentas del capital, compensando la caída de ingresos con una mayor imposición sobre las rentas del trabajo y los impuestos indirectos (un trabajador no cambia de Estado para pagar menos impuestos, no tiene la movilidad de los capitales).
                Y esta es la clave de todo. En Europa se ha dado una bajada de la tributación a los rendimientos del capital, y era exactamente lo que pretendían. Enhorabuena. Ahora el Estado del Bienestar nos lo tenemos que pagar los mismos trabajadores, porque los capitalistas tienen su dinero a buen recaudo. Nos la han jugado. De eso se trataba, de eso va precisamente la EU.

                Sobre EMPRESAS PÚBLICAS:
                De Hunosa no sé, de Tragsa tengo referencias directas y entiendo lo que quieres decir perfectamente. Espanto.

                No digo que sea fácil. La corrupción y el clientelismo medran en esos ambientes público-privados. Al final el dinero público sirve para engordar unos pocos bolsillos. Para eso, privado puro.

                No tengo la solución, pero habría que ponerse a pensar, para tener empresas estatales eficientes. Para mí es un asunto clave. Sinceramente, yo no veo al modelo de empresario español ponerse a invertir en sectores tecnológicos de incierto futuro. Normalmente, el empresario español es un zote, un lerdo de escasos estudios que quiere dinero fácil.

                Hay gente con ideas, pero no tiene dinero. Y los que tienen dinero, no tienen ideas.

                El Estado debiera quitarles el dinero a quien lo tiene a espuertas, y ofrecérselo a quien tiene ideas para que las saquen adelante (en provecho de los trabajadores y del Estado).

                Un saludo!

                Comentario por Mendigo — 6 mayo 2010 @ 8:26 | Responder

  8. joder, lo explicas todo maravillosamente bien. Aquí uno que sabe lo justito de economía y le queda mucho por aprender, no sabría explicarlo mejor.

    Un saludo,

    Comentario por ...el que grita!! — 4 mayo 2010 @ 9:55 | Responder

    • Aprenderemos juntos de economía, entonces.

      Es necesario, es imprescindible que sepamos de economía en este mundo. Quieras o no quieras, es la que gobierna el mundo. Yo me di cuenta que si quería entender lo que sucedía en el mundo, tenía que prestar atención a las noticias económicas. La prensa normal da voz a los políticos, que no hacen más que hablar sin decir nada. No valen nada, no deciden nada. Son monigotes. Si quieres entender algo tienes que observar los flujos de dinero, quién gana y quién pierde en cada caso.

      Yo hace unos pocos años no sabía nada de economía. Es más, es que me daba repelús hasta entrar en un banco (y me sigue dando), era un mundo que me resultaba absolutamente ajeno. Es un error, un gran error que, además, solemos cometer las personas de izquierda. Imperdonable error. Las facultades de económicas están llenas de críos de derechas. Les hemos dado el control del ejército, de la policía, de la judicatura y de la economía. Sólo nos queda darles las llaves del país e irnos a la mierda.

      Hay que recuperar nuestra cuota de poder en todas las esferas y subsistemas de la res pública. Y la economía es la más importante.

      Unha aperta!!!

      Comentario por Mendigo — 4 mayo 2010 @ 18:58 | Responder

  9. Hay quien ha dicho que este plan es para Italia, España y Portugal. (R.U. no que estos no están en el € y así les va, tengo un conocidos que curran en Londres y con la crisis ya no les vale la pena porque lo que ahorran ha perdido muchísimo valor)

    http://www.eleconomista.es/internacional/noticias/2128818/05/10/Alemania-propone-un-plan-de-ayuda-para-los-necesitados-de-500000-millones.html

    No creo que ese dinero sea solución de nada.

    Comentario por kike — 10 mayo 2010 @ 8:21 | Responder

    • Yo alucino.

      Aquí ha habido mucha gente que se ha hecho de oro. Entre el Jueves, el Viernes y hoy, en este fin de semana, han ocurrido cosas extrañísimas.

      Comentario por Mendigo — 10 mayo 2010 @ 9:52 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: