La mirada del mendigo

7 mayo 2010

De la servidumbre moderna

Filed under: política — Mendigo @ 22:44

Cuando Picapiedra cuelga un vídeo, es que realmente merece la pena.

Si os interesa ver el documental entero, podéis pasaros por la caverna del Picapiedra.

También podéis descargarlo directamente de su propia página:
De la servitude moderne

19 comentarios »

  1. Me a gustado mucho el documental, en realidad es un compendio de pensamientos que llevan entre nosotros más de dos siglos sin que hayan conseguido calar en ninguna sociedad. La contra revolución que se lleva a cabo uniformizando a los seres humanos gana, al menos por ahora.

    Una cosa más, el video esta chulo hasta los 4 últimos minutos que para mi coge lo peor del ser humano. Voy a citar a un verdadero revolucionario: “Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia”. En nuestro mundo actual una desobediencia pacifica provocaría un antes y un después real sin tener que dañar a nadie. Si mañana paras al mundo tumbas al enemigo “el poder” del documental, no nos podemos olvidar que los que forman las fuerzas de los estados también son como nosotros esclavos del sistema.

    Las huelgas que están haciendo los griegos son una aviso al cual le sobra la violencia, si mañana todos sacamos el dinero de los bancos, si mañana dejamos de ir a currar… simplemente te quedas en tu casita o te vas a dar un paseo ¿quien paga la deuda mundial? ¿que sistema existe sin sistema? “La fuerza no proviene de la capacidad física sino de una voluntad indomable”

    Hay una cruel realidad nueva desde el siglo XX, lo importante es el individuo, como si en realidad importásemos por encima de las demás cosas. Hay que ser humildes,tu, yo y cada ser de este planeta sólo es un organismo mono o pluricelular con una organización y con una programación inherente a nuestra especie con un estrecho margen de maniobra.

    Comentario por kike — 8 mayo 2010 @ 12:45 | Responder

    • Lo que acabo de leer, bueno voy a cortarme las manos por mi segunda palabra.

      Comentario por kike — 8 mayo 2010 @ 12:57 | Responder

      • Mientras sea un despiste, no pasa nada. A todos se nos escapa alguna (a Mikel, a puñaos).

        Lo de la violencia…es que hay muchas formas de violencia. De hecho, la violencia física, además de rechazable éticamente excepto en circunstancias extremas (cuando no quede otra alternativa, y la inacción sea más lesiva), en las circunstancias actuales es contraproducente: es empleada por los medios de manipulación para desprestigiar todo un movimiento.

        Por ejemplo, imaginemos que sale un grupo que se pone a matar policías, o militares. Aunque sea con un fin estupendo de destruir el capitalismo. Lo único que consigue, además de envilecerse, es causar un daño a una persona y su entorno. Sin embargo, el Estado puede asumir perfectamente la muerte de unos cuantos funcionarios sin inmutarse. ¿Cuántos policías muertos? 5000? Una masacre? Para el Estado eso no es nada, no cambiaría nada, son 5000 plazas que quedan vacantes, y para las cuales hay millones de parados deseando ocuparlas.

        La violencia contra las personas, incluso la más extrema, no sólo es moralmente reprobable sino manifiestamente inútil e incluso contraproducente.

        Sin embargo. ¿Qué hay de la violencia económica? ¿Qué mayor daño le puedes hacer a un empresario que mantenerle cerrada la empresa varias semanas? O incluso peor, con el sabotaje de las máquinas, causarle pérdidas millonarias.

        Contra el Estado, negándose a pagar impuestos.

        O lo más grave, no haciendo NADA. Mejor dicho: reduciendo tu actividad económica al mínimo. Trabajando lo justo, gastando lo indispensable. No contribuyendo a la alimentación de la maquinaria económica, dedicando tu tiempo al conocimiento, a la reflexión, al ejercicio…al sexo! En vez de al trabajo y el consumo.

        Esto es una verdadera bomba nuclear para el sistema. Eso sí, poner una bomba lo hace un iluminado, en cambio dejar de producir y consumir ha de ser una acción conjunta del conjunto de la sociedad (más democrático).

        Comentario por Mendigo — 9 mayo 2010 @ 1:30 | Responder

        • Tarde, ahora estoy escribiendo con el apéndice que rige mi consciencia. Y si suelen pasar estas cosas cuando escribes a la vez que vas intentado aclarar tus ideas, es mejor cuando estas escribiendo de algo, acto seguido se te viene otra idea a la cabeza que llega a tus manos y queda una linea que no tiene sentido. Para ti si claro porque ves la conexión pero para los que leen no hay forma de descifra nada. Tengo que comprar leche…

          Nunca se me a dado bien seguir al resto del grupo y eso que las personas me suelen definir como muy sociable pero jamas he conseguido sentirme realmente bien con la sociedad de consumo. Desde un punto de vista meramente personal no me siento bien en la sociedad que se ve en ese documental que con matices es como la que nos rodea, para mi es la dictadura de la publicidad. Es más sencillo dejarse llevar y que otros te digan lo que se supone que debes hacer, comer, comprar, vivir… porque el mundo es muy complejo y requiere mucho esfuerzo tener una mente critica. La mayoría de las personas son muy similares y es difícil que se planteen otra forma de vida porque su educación los lleva a perpetuar el sistema sin llegar entender el porque hacen lo que hacen.

          Yo creo que la revolución social empieza por uno mismo, por una idea que entra en colisión con el modo de hacer las cosas y que termina con una desobediencia al sistema. Si esta función crece lo suficientemente rápido llega un momento que el sistema colapsa o se adapta a la nueva realidad.

          Comentario por kike — 9 mayo 2010 @ 10:37 | Responder

          • Una revolución nunca es personal sino colectiva. Y no puede darse si la relación entre voluntades están puenteadas por los medios de comunicación. Las redes sociales están rotas, y nos relacionamos a través de modelos impuestos por la televisión, por la sociedad de consumo.

            Te pongo un ejemplo tonto. Cuando vivía en Madriz, siempre nos habíamos reunido en el parque, para beber unos litros y charlar (a lo que ahora se le llama botellón, y es más viejo que la rueda). Pero luego se impuso la moda de ir de pubs, y yo lo odiaba. Teníamos que estar en un local cerrado, con humo, y teniendo que gritarle a la oreja del otro para hacerse entender. Al final, estábamos en un espacio de incomunicación, mirándonos a la cara pero sin podernos hablar. Estupendo para el sistema.

            Cuando salíamos de una prisión acústica, yo respiraba aliviado. Aunque me gustase la música, pero yo lo que quería era charlar con los colegas. Esa socialización absolutamente imprescindible en el desarrollo de una persona y que el sistema condena, obligando a los jóvenes a recluirse en antros donde la comunicación es básica, precaria, imposible.

            Comentario por Mendigo — 9 mayo 2010 @ 20:50 | Responder

            • Un apéndice que rige tu consciencia…

              ¿Estás aporreando el teclado con la polla?

              XDDDDDDDDDDDDD

              Comentario por Mendigo — 10 mayo 2010 @ 9:48 | Responder

    • Kike, La cuarta guerra mundial lleva años librándose ante nuestras narices. Yo no quiero hacer ningún llamamiento a la violencia, entre otras cuestiones porque el enemigo es inmensamente más poderoso en ese campo y sería inútil. Estoy de acuerdo contigo en que es mucho más efectivo recurrir a la desobediencia civil como método de enfrentamiento contra la violencia económica.

      Comentario por picapiedra — 9 mayo 2010 @ 0:24 | Responder

      • El ejemplo de la independencia india nos basta.

        Con enfrentamientos violentos, lo único que se conseguían eran muertos (especialmente en el lado indio).

        Con las huelgas de sus sectores productivos (agrícola, hiladuras…) Inglaterra se dio cuenta que gastaba más en la colonización de los beneficios que de ella sacaba. Así que le salía más rentable largarse de allí y eso hicieron.

        Hay tener cerebro, y golpear donde duele. Y donde más le duele al sistema es en el bolsillo.

        Comentario por Mendigo — 9 mayo 2010 @ 1:32 | Responder

        • Mis citas son de Gandhi😛 Es un ejemplo peligroso para muchos.

          Comentario por kike — 9 mayo 2010 @ 10:39 | Responder

  2. Hola mendigo.Sigo con la imprenta viva, aunque como dice el Piyayo en un tango:” el preso cuenta los días, el presidiario los años y el que está metio en capilla, horas, minutos y cuartos”. Pus así ando, contando horas minutos y cuartos.
    Pero entre tanto he dado algunas vueltas por tus escritos y ciertamente me gusta. Totalmente de acuerdo en que hay que saber de economía y de historia; lo difícil es sustraerse a la propaganda y a la invasión de lo permitido. En psicología se vé claramente cómo el conductismo más infantil ha logrado borrar la potencia de Freud, Lacan,…………….,
    Me voy a permitir otro enlace
    http://spanish.larouchepac.com/news/2009/12/24/viene-ahora-el-tiempo-economico.html
    Saludos

    Comentario por Gustavo Giménez — 8 mayo 2010 @ 16:45 | Responder

    • Mi madriña, vaya artículo!

      Los ojos, a estas horas, no me dan para más. Mañana será otro día. Aunque la página me da bastante grima, me comprometo a leerlo.

      Ya me figuro que debéis estar con el agua al cuello, en esto de la imprenta. Espero que baje el nivel, antes de que la situación sea insostenible. Aunque por lo que parece, la cosa va para largo…

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 9 mayo 2010 @ 1:38 | Responder

  3. http://www.leap2020.eu/Contenidos_r55.html
    Aquí te enlazo otra de economía que no tiene desperdicio y analizan a mi entender con bastante profundidad y por fuera de los medios.
    Te estaba escribiendo durante más de diez minutos y se borró todo al ir a buscarte el enlace. Pardillo.
    Te decía que entiendo lo de la grima pues a mí me pasó lo mismo la primera vez que navegando por los comentarios de no sé qué artículo del economista me encontré un enlace. Pero vecí el repelus y me fuí encontrado con un joven de unos 87 años, qu además de dar cuenta de los fundamentos de su manera de enfocar las cosas me fué introduciendo en una visión de la historia de los EEUU y del mundo que cuando menos dá mucho que pensar. Y es ahí donde me voy topando con una visión del ecologismo qu me hizo encontrar el vídeo que dices tú está pagado por las petroleras. Me gustaría que te extendieras en este punto.
    A mí lo primero que me vino a la cabeza al ver el vídeo es lo bien que le fué a la iglesia/s con el manejo de la culpa durante siglos. Y esto va de lo mismo. Saludos

    Comentario por Gustavo Giménez — 9 mayo 2010 @ 5:10 | Responder

    • Un consejo que esto nos pasa a todos alguna vez. Si usas el Firefox o Chrome y un refresco de página te elimina lago que estas escribiendo usa el botón atrás y recuperas todo lo escrito.

      Comentario por kike — 9 mayo 2010 @ 10:23 | Responder

    • Bueno, me he leído el artículo.
      Está bien expuesto pero…la cuestión es que no me acaba de explicar la realidad. La realidad es que, a día de hoy, ni USA ni UK tienen problemas para colocar su deuda (estando UK en peores circunstancias contables que España, por ejemplo). Yo no sé si el artículo confunde deseos con realidades, pero prefiero explicaciones que me expliquen lo que ocurre, no que me digan lo que debería ocurrir.
      De hecho, el bono alemán tiene un diferencial respecto al usamericano. No entiendo el ejemplo del amigo rico y el amigo pobre, pues hasta ahora todo el mundo a quien quiere prestarle su dinero es al rico (su deuda es refugio en tiempos tumultuosos, por ejemplo estos dos últimos días la cotización en el mercado secundario de la deuda usamericana subió, sobra gente que los quiera comprar).

      En resumen: lo que dice es lógico, pero no se está cumpliendo.

      Con el primer enlace, yo no sé a dónde quiere ir a parar. Es una disertación farragosa que consigue hacerme perder el hilo cada párrafo. Si me puedes hacer tú un resumen, o alguien, porque yo no sé qué carajo quiere decirme el buen hombre que escribió eso.

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 9 mayo 2010 @ 20:15 | Responder

    • Aps!

      Es verdad, sobre el vídeo negacionista del calentamiento global. Hace ya tiempo Greenpeace sacó a la luz un informe en el que revela que la petrolera Exxon pagaba estudios “científicos” que contradijeran el cambio climático. Ese documental es uno de ellos.
      Exxon Secrets

      Y un par de reportajes del Guardian británico:
      The denial industry

      Y de cómo Exxon renunció hace dos años a seguir pagando esa campaña negacionista (admitiendo por lo tanto que hasta el 2008 la había subvencionado):
      Exxon to cut funding to climate change denial groups

      Pero insisto: lo mejor is a buscar directamente los datos. Los documentales suelen plantear una imagen deformada, simplista. Si el documental negacionista es basura científica, el de Al Gore es una almibarada distorsión de los datos.

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 9 mayo 2010 @ 20:40 | Responder

  4. Impresionante.

    Sólo comentar un pensamiento que tengo últimamente sobre la no-violencia.

    Yo soy antiviolencia. Vosotros sois antiviolencia. En realidad, si lo pensáis, nos educan desde que nacemos para ser antiviolencia. ¿la violencia es mala? la repuesta rapida es sí: la violencia sólo genera más violencia. Es lo que llevan años enseñándonos. Hasta la protesta airada, sin llegar a las manos, se considera radicalismo antisocial.

    Al final… la no-violencia a la que estamos llegando, física y verbal, genera comodidad. Mientras nuestras protestas y luchas sean pacíficas, al sistema económico le dará exactamente igual. Hablad (sin gritar) lo que queráis en mis puertas, mientras yo estoy tranquilo robándoos todo.

    Comentario por marcostonhin — 10 mayo 2010 @ 0:47 | Responder

    • Claro, pero es que también los bancos actúan con violencia. Si no les pagas la hipoteca, te dejan en la puta calle. Y si te resistes, llaman a la policía, que te sacará usando la violencia.

      Como la fuerza del poder es tan enorme, en comparación con la nuestra, no necesita casi nunca hacer uso de esa violencia. Pero eso no quiere decir que no sea violento. Si a ti te aparece un fulano con una pistola, y te pide que le des la cartera…tú no discutes, se la das con suma amabilidad. Pero evidentemente que hay una agresión, que hay violencia, aunque sólo como amenaza, sin llegar a cumplirse.

      Frente a esa violencia del poder, de policías, jueces, fiscales, es que hay que enfrentar otra violencia. Pero no violencia física pues la vida humana es sagrada. Y, además, como dije, no es útil, pues los individuos son sustituibles en el sistema. Y el enemigo no son las personas, es el sistema. Quítale a Botín el control sobre el mayor banco de este país y no es más que un abuelete, no necesariamente mala persona.

      ¿Violencia contra las cosas? Eso no deja de ser gamberrismo improductivo. Joder un cajero, romper un escaparate…otra estupidez que nada cambia, que sólo sirve para dar argumentos a los que piden apretar las tuercas sobre el populacho.

      Hay que golpear donde le duele al sistema. ¿Sirvió de algo estrellar dos aviones cargados de queroseno contra el centro financiero mundial? No, pues ya vemos que está más fuerte y soberbio que nunca. Pues entonces ¿De qué coño sirve tirarle un ladrillazo a una luna? Para dejarnos en mal lugar al resto.

      ¿Cómo hacer verdaderamente daño al sistema? Deslegitimándolo. En la batalla de las ideas, convenciendo a la gente para que no le de alimento a la bestia. Yo llevo tiempo intentando difundir los vídeos de “Money as debt”. Sembrar la desconfianza en el sistema, es el mayor daño que se le puede hacer a un sistema que vive de ella.

      Comentario por Mendigo — 10 mayo 2010 @ 9:46 | Responder

  5. Pero si ya todo el mundo desconfía del sistema.

    Todo el mundo sabe que nos roban, que nos esclavizan. De hecho, ahora mismo ni se puede decir que nos engañan, porque hemos llegado aun punto en que nos dicen: “nos estamos haciendo ricos a vuestra costa, tontainas”, y el pueblo de a pié piensa, o comenta con el de al lado: “esto es una vergüenza”, pero no se levanta del sofá. Y todos sabemos que hay un montón de ejemplos.

    Vemos en la tele, leemos en cadenas de e-mails, nos cuentan… en definitiva, SABEMOS lo que está pasando, pero nos hemos acomodado (nos han acomodado) tanto que, en tu ejemplo, el fulano con la pistola nos mete la mano en el bolsillo, y ya ni nos movemos, incluso más por comodidad que por la amenaza.

    Estamos en un punto en que al estado le da igual lo que digan de él, porque sabe que nadie va a hacer nada (espero equivocarme).

    (joer menudo rollo he soltado)

    Comentario por marcostonhin — 10 mayo 2010 @ 14:54 | Responder

    • mmmmm

      No estoy de acuerdo. La gente tiene la idea vaga, el presentimiento de que la están engañando, de que está siendo robada. Puede ver cómo cuatro mangantes, cuatro carotas se construyen mansiones descomunales mientras ellos curran toda su vida para pagarse un chabolillo.

      Pero no saben los mecanismos del robo. Nadie se ha molestado en explicarles, y jamás lo oirán en los medios de comunicación, que el capitalismo es el robo, es el sistema por el cual es legal (y merece reconocimiento social) que alguien les robe el producto de su trabajo. El capitalismo es el sistema que da derechos al capital y al que lo posee, despojando de derechos al que sólo tiene su fuerza de trabajo que ofrecer.

      Habría que enseñar mucho más a la gente, hacer pedagogía para que vean que, al final, toda la riqueza sale de sus manos. Que la riqueza del país les pertenece, aunque ahora se acumule en unas pocas manos.

      También es cierto que la gente está apoltronada. Pero incluso desde la poltrona, una sociedad que se da cuenta de que le están metiendo la mano en la cartera reacciona para impedirlo.

      Veremos…

      Comentario por Mendigo — 10 mayo 2010 @ 21:22 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: