La mirada del mendigo

20 mayo 2010

Campaña publicitaria

Filed under: economía — Mendigo @ 8:45

Manel

Me lo estoy oliendo. Creo que ya sé de qué va el juego. El gobierno primero aprueba los recortes sociales, sabiendo que va a enfadar a la gente; y, dentro de unos meses (pero en este año, si quiere que entre en el siguiente ejercicio), aprobará la “subida de impuestos a los ricos“. Para compensar, calmar ánimos, y dejar un buen sabor de boca de cara a las elecciones. Como de gobierno equilibrado.

En principio no hay prisa, de nada serviría presentar un impuesto ahora porque hasta el año que viene no entrarían en vigor las modificaciones en la tributación. El problema viene del entrecomillado: que sea sólo una subida cosmética, que afecte a la clase media, medio-alta, pero deje escapar precisamente a las grandes fortunas.

Subir el máximo del IRPF a las rentas del trabajo afectaría a profesionales con altos ingresos (médicos, abogados pastosos, etc). Elevar la tributación del IRPF por las rentas del capital afectaría a esa clase media con depósitos bancarios, fondos de inversión, acciones de Telefónica…

No lo veo mal, pero es errar el tiro. Si quieres pescado tienes que ir a la pescadería, donde se corta el bacalao. ¿Dónde está el dinero? En manos de los capitalistas, de la media y alta burguesía que han inflado sus cuentas (en España y en Luxemburgo) en estos años locos.

Esta gente, el 0,1% de la población que controla la riqueza del Estado, es absolutamente inmune al IRPF. Su capital no está a su nombre, sino que figura a nombre de una empresa, generalmente junto con otros miembros de su familia (SICAV). Incluso piltrafillas como Aznar o Bono tienen este esquema de múltiples empresas montados con su familia (y eso que son unos indigentes, en comparación con la nobleza económica).

Es absurdo hacer pagar a un profesional (un arquitecto, por ejemplo) un 43% de lo que gana, mientras que su empleador, el que le paga la nómina y se queda con el beneficio de su trabajo, tributa a un 1%. Podemos cebarnos con la clase media, hacer que caiga en las manos de la derecha liberal, pero así no avanzamos gran cosa.

El sostenimiento del edificio del Estado ha de recaer sobre todos los ciudadanos, y cada uno aportar en la medida de sus posibilidades. Entendiendo que el capitalismo provoca una concentración de capitales, el Estado tiene el mandato (constitucional, no lo olvidemos) de redistribuir la riqueza, compensando ese efecto perverso del capitalismo. Por lo tanto, toda reforma fiscal que pretenda ser justa habrá de ser progresiva.

Que los que tienen poco paguen, los que tienen más paguen más, y los que tienen muchísimo más no paguen nada es intolerable. Hoy en día, el peso del Estado recae sobre las rentas del trabajo, es decir, sobre los hombros de los trabajadores, y no sobre el capital. Y claro, así pesa más.

Por lo tanto, rechazo con antelación de meses cualquier reforma fiscal cosmética, de cara a la galería, que vaya a presentar el gobierno. Una subida de las rentas del trabajo, un Impuesto sobre el Patrimonio con más agujeros que una espumadera por donde poder escurrirse, o seguir permitiendo la existencia de esa aberración legal que son las SICAV no las tomo más que como un insulto, una afrenta, una monigotada pretendiendo distraer la atención y ganarse a los más idiotas de su electorado. Puestos a hacer el payaso, puede presentarse Zapatero con una camiseta del Che. Me la suda.

Es infame que se castigue a las empresas que generan trabajo y riqueza con un Impuesto de Sociedades al 30%, mientras que empresas ficticias como las SICAV, que son sólo vehículos de inversión de fortunas privadas, tributen al 1%. No hay que gravar a las empresas, sino a sus dueños, cuando las descapitalicen para quedarse con sus beneficios. Una empresa es una entidad colectiva, que da sustento a unos trabajadores y riqueza a un territorio. Está muy bien que una empresa gane dinero. Lo que debe ser corregido es que ese dinero no vaya a los trabajadores, sino al capitalista. Por eso, no se debe gravar a las empresas, sino a las personas. Y distinguir claramente entre lo que es una empresa y lo que es un mero producto de inversión, una treta para burlar a la Agencia Tributaria. En resumen, se trata de promocionar el trabajo y darle preeminencia por encima del capital. Es decir: AL REVÉS de lo se lleva haciendo en estos últimos años (ojo, el enlace tienen dos años y medio, cuando aún había Impuesto de Sucesiones y de Patrimonio y no se había deconstruído el IRPF y subido el IVA…ahora estamos mucho peor).

La reforma fiscal que se presente será muy sencilla de evaluar: será tan eficaz como dinero consiga recaudar de los bolsillos de los más ricos. Un Impuesto del Patrimonio que sólo recaude unos pocos miles de millones será una burla. Exactamente lo que era el anterior impuesto, hasta que el P$O€ cumplió su programa electoral y lo eliminó, por ser algo “viejo” (como si la explotación fuera un fenómeno “nuevo”).

El capital debe colaborar en el sostenimiento del Estado al menos en la misma proporción que el trabajo. Y si el capital lleva años creciendo a costa de la riqueza del trabajo, es justo que contribuya en mayor cuantía, y no menos.

Más y mejor sobre el tema, Juan Torres:
Más improvisación, ¿más errores del gobierno?

Otro artículo recomendado por Escolar – El pozo, el perro y las pulgas

Y un artículo que subió Mikel, que me viene que ni al pelo:
Sepa lo que es el capitalismo

12 comentarios »

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Gana Dinero en Casa, Noticias Dinero. Noticias Dinero said: Campaña publicitaria « La mirada del mendigo: Lo que debe ser corregido es que ese dinero no vaya a los trabajador… http://bit.ly/99lPLq […]

    Pingback por Tweets that mention Campaña publicitaria « La mirada del mendigo -- Topsy.com — 20 mayo 2010 @ 9:31 | Responder

  2. Un momento.
    Dos cosas:
    1- ¿Qué es la clase media? ¿Quién decide cuándo empieza la clase media y termina la clase baja? ¿Y la clase media-alta? ¿Y la alta? ¿Los ingresos? ¿Los gastos? ¿El barrio en el que se viva? ¿El colegio de los niños? ¿El nivel de vida (comparado con cual otro)? ¿Acaso hay que hacer una tesis doctoral sobre cada persona para saber a qué clase social pertenece? Y yo que pensaba que estaba todo más claro cuando o se es proletario o se es burgués.
    2-¿Una empresa es una entidad colectiva? Eso sería en la URSS hace años o en Cuba o Venezuela hoy. ¿Desde cuándo los trabajadores de una empresa participan por igual (de forma colectiva) de los beneficios -de todo tipo- que obtiene el empresario?

    Siempre agradan los artículos como los de hoy, pero tenemos morriña de fotos de flores y valles. ¿Y los concursos?

    Hastaluego
    Joseluis

    Comentario por Joseluis — 20 mayo 2010 @ 9:37 | Responder

    • Jajaja ¿Pero de verdad crees que estamos para concursos?

      Las flores volverán, no habrá que esperar a la próxima primavera.

      A mí me gustaría que la idea de empresa cambiase, se viera como un proyecto colectivo. Pero es evidente que, sin cambiar la estructura de la propiedad, esfuerzo colectivo hay pero los beneficios son bien privados. Y si la cosa va mal, echa el cierre el empresario, se queda con lo hasta ahora ganado, y la gente a la puta calle. Ese es el riesgo que asume el empresario, y que justifica que se quede con el producto del trabajo. Manda huevos.

      Lo de diferenciar a la clase media de la burguesía es difícil, bien lo sabes. Podríamos establecerla en obtener rentas o no del capital, pero en esta época todos recibimos, en mayor o menor cuantía, rentas del capital (por una cuenta en un banco…). Si éstas rentas son los ingresos preponderantes, ahí está la burguesía. De todas formas hay puestos que aunque su remuneración es, en principio, un rendimiento del trabajo, el valor aportado no corresponde con la remuneración y podemos hablar de que también pertenecen a la burguesía (por ejemplo, el consejero de una empresa con un sueldo millonario).

      Voy regando las flores…

      Comentario por Mendigo — 20 mayo 2010 @ 16:49 | Responder

  3. Muy bueno, hasta yo lo e leído entero, que ya es decir.

    Ya se puede poner zapa lo que quiera que de esta no sale, pero el que entre desde luego, no se yo si lo hará mejor, por que peor desde luego se puede hacer, ejemplo: privatizacion.

    Con el sistema del capitalismo sabemos y esta comprobado que no adelantaremos nada, si no todo lo contrario, en lo alto de la pirámide se están descojonando de nosotros a la puta cara, y creo que lo que dices de aznar y bonobus, tienes razón, esos están por la mitad de la tabla, a los que no se les ve que manejan inmensas cifras de dinero a esos son a los que tenían que hacer pagar todo este enrroyo, pero claro, son ellos que con el dedo mandan hacer y deshacer.

    Jose luis, esto que te voy a decir no te lo tomes a mal, y si es así, me da igual,después de leer el post de mendi veo que hay un comentario, y después de leer las preguntas que haces terminas diciendo lo que crees que queremos todos y solo lo crees tu, una persona que ha dedicado su tiempo en preparar un post, creo que es injusto que termines de esa manera, ME DA la sensacion que el resto te la a soplado, y repito, es una apreciación personal.

    Comentario por Mikel — 20 mayo 2010 @ 11:29 | Responder

    • Tengo morriña de fotos de flores y valles. Y quiero más concursos. ¿Te vale así?
      El resto no ma la ha soplado. Pero no me negarás que Mendigo ha escrito escrito mejores críticas a la situación actual. Y ya que te has leído el post entero podrías ayudarme y contestar a algunas de las preguntas de mi primer comentario. La primera crítica a la situación tiene que ir directamente dirigida al uso del vocabulario. Vamos a llamar a las cosas por su nombre. Si empezamos por repetir sus coros y estribillos poco podemos avanzar. Lo de clases medias y altas y bajas es una terminología del siglo XVIII usada para definir socialmente a una persona. De lo que habla Mendigo es de la situación económica de los ciudadanos: son cosas emparentadas pero una determina a la otra. ¿Hay miedo a utilizar terminología marxista? ¿Alguien conoce alguna mejor? Que la explique.
      Y estoy enfadadísimo con tu comentario a mi comentario. No es tu apreciación personal; es que me has traducido a otro idioma.

      Hastaluego
      Joseluis

      Comentario por Joseluis — 20 mayo 2010 @ 11:57 | Responder

      • si, a si, es mas correcto, y no veo motivos para el mosqueo, pero bueno, tu mismo.

        Comentario por Mikel — 20 mayo 2010 @ 14:03 | Responder

        • Es lo que pasa por usar el plural de modestia y de autoría.

          Debe diferenciarse el uso del plural mayestático del uso del plural de modestia (pluralis modestiae) y del plural de autoría (pluralis auctoris), por cuanto se utiliza para incluir al hablante, que lo utiliza, dentro de un grupo hipotético al cual se le atribuye de forma conjunta la idea que expone tal hablante. Estas otras formas de plural se usan con el fin de incluir a lectores u oyentes. Este último tipo de plural es el usado comúnmente en los libros sobre matemáticas e imitado en otros libros científicos. Por ejemplo:

          «¡Calculemos!» — Leibniz
          «Esto nos lleva, por tanto, también a una definición de “tiempo” en física.» — Einstein

          (Según la wikipedia.)

          El mosqueo viene porque, a mi entender (debería haber escrito “a nuestro entender”), estaba claro el uso del plural en sentido de modestia. No ‘somos partidarios’ del sujeto sino del colectivo. Nadie es más que nadie. Todo lo sabemos entre todos.

          Hastaluego
          Joseluis

          Comentario por Joseluis — 20 mayo 2010 @ 14:15 | Responder

          • Juder, cómo mola que os ostieis. La de cosas que se aprenden.

            No, la verdad es que hoy no estaba muy fino.

            De todas formas, el límite entre trabajador y burgués es difuso hasta para autores marxistas, y más en nuestros días. No existe, en nuestras sociedades una dicotomía clara entre proletario y burgués.

            En este Estado todos, hasta el último mono, debemos parte de nuestra prosperidad a la explotación que las empresas con sede social española realizan en medio mundo. Todos somos, de alguna manera, explotadores de otros, pues participamos de las migajas de esa explotación sobre otros pueblos.

            Y como explicaba antes, entre trabajador y capitalista hay una infinidad de término medios, que es lo que comunmente se denominan clases medias, término que tampoco conviene rechazar pues es útil para referirse a ese sector de la población que está a caballo entre los que obtienen todos sus ingresos de arrendar su fuerza de trabajo, y los que detentan la propiedad de los medios de producción. ¿Un autónomo es burgués? ¿El gerente de una empresa es un trabajador? No es tan sencilla la distinción.

            De todas formas, yo no quiero salir en defensa de unas clases medias que no me han dado nada. Si estoy muy de acuerdo que se les sangre. Pero lo principal es que, si a la clase media se les aprietan las tuercas, a la burguesía vuelta y media.

            Comentario por Mendigo — 20 mayo 2010 @ 17:02 | Responder

      • Yo siempre negare que Mendigo allá hecho los mejor en cualquier cosa o ámbito (menos su vida sexual que se que es un macho porque la moza sonríe mucho). Mas aún mi responsabilidad es molestarle, es una ley karmica.

        Comentario por kike — 21 mayo 2010 @ 9:13 | Responder

        • No te creas, que los exámenes quitan mucha líbido…

          Comentario por Mendigo — 21 mayo 2010 @ 15:30 | Responder

  4. Yo vi el discurso del presi inmolando se en el congreso y dijo que habría medidas para las rentas altas. Imagino que se guardo las medidas a propósito para ahora sacarlas y cambiar rápido el foco de atención al recorte en gasto social (del que estoy de acuerdo en un 80%). El momento es lo importante.
    Este cambio si se hace bien será bueno para el déficit pero puede ser simplemente otro capotazo que luce pero no hace nada.

    Comentario por kike — 21 mayo 2010 @ 9:17 | Responder

    • Incluso el recorte en la inversión en infraestructuras me parece aceptable. Es absurdo que nos convirtamos en el país europeo con más kilómetros de alta velocidad. Cierto que la inversión hace crecer el PIB, pero de forma artificial, endeudándose. Esto, desde luego, no es sano si no consigues rentabilizar esas obras.

      Y lo de los medicamentos, si se hace bien, estoy plenamente de acuerdo.

      La cuestión es lo desequilibrado de las medidas. Que sólo exigen esfuerzo a uno de los bandos: el trabajo. Pero también es cierto que el capital es intocable, porque si intentas agarrarlo se zafa y se marcha a las Islas Caimán.

      Claro, de aquellos barros vienen ahora esos lodos. Lo primero que hay que hacer es acabar con la deslocalización de capitales. Si un capital se ha generado aquí, tiene que tributar aquí y revertir aquí. Pero entonces, ya estamos pidiendo responsabilidad social al capital y negando el derecho absoluto de la propiedad privada. Es decir, para entrar por ese camino hay que tener ideología y valores. Cosa de las que el P$OE carece.

      Sin una armonización fiscal y control de capitales, es tontería, jamás vamos a conseguir meterle la mano en el bolsillo a los ricos.

      Comentario por Mendigo — 21 mayo 2010 @ 15:36 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: