La mirada del mendigo

4 julio 2010

Morreu un homem

Filed under: lengua — Mendigo @ 19:53

Saramago

Ya estamos de vuelta.

Durante casi tres semanas he vivido en la beatífica ignorancia de no entender nada de lo que oía en la radio o leía en las cabeceras de los periódicos de los sitios por los que pasaba. Así que ahora estoy haciendo un esfuerzo por hacerme una idea de cómo a cambiado el mundo en estos días de Junio en los que he estado ausente.

La respuesta, después de un buen rato delante del monitor, es más de lo mismo. En este último mes no ha pasado nada, nada nuevo, el poder atornillándonos vuelta tras vuelta al tablón de su sistema.

Me he enterado, con semanas de retraso, que ya no tenemos con nosotros a Saramago. Tragué saliva al leerlo en el espacio de Wen (luego he leído otras más). Una luz más que se apaga, y veo con desesperanza que no se encienden nuevas que tomen el relevo. No al menos que sean capaces de compensar la pérdida.

Esa es quizá la única diferencia. Seguimos perdiendo terreno, y estos días ha caído una torre, un baluarte que divisábamos en lontananza y nos permitía saber dónde estábamos y reagruparnos. Queda su obra, y su ejemplo. De la primera, ya hablé hace años metiéndome con el abuelete, y no voy ahora a endulzar ni una coma de lo que escribí entonces. Pero ahora que ya su boca ha enmudecido para siempre, intento recordar cuáles son las enseñanzas esenciales que le podemos agradecer.

De haberle leído en novelas, me queda una aspiración: la fraternidad universal. En todos sus libros subyace un profundo sentimiento de unión fraterna de toda la humanidad, de que ningún dolor ajeno nos sea indiferente.

También en su libros, y de forma más explícita en sus artículos, insistía en la urgencia a adoptar una ciudadanía activa, moralizando la política y la economía. Un asalto al Palacio de Invierno por parte del pueblo, para recuperar la soberanía que usurpan aquellos que dicen representarnos.

Por último, quisiera destacar de mi tocayo un consejo de viejo profesor: hablar con precisión, consultar frecuentemente el diccionario para adaptar nuestro discurso a nuestras ideas.

Los diccionarios no son infalibles, y los que los confeccionan no son inocentes. Su elaboración es autoritaria en vez de participativa, como corresponde a un patrimonio de todos, y dista mucho de ser profesional y excelente, gustando a los académicos la confusión de términos (país, patria, nación). Con todo, son una herramienta inestimable para ser capaces de poner en letras de molde la naturaleza etérea y volátil de nuestras ideas.

La potencia de nuestro discurso, y aún de nuestro pensamiento, será tan grande como rico y preciso sea nuestro vocabulario, y diestro nuestro manejo de la lengua.

Para que as coisas existam duas condições são necessárias, que homem as veja e homem lhes ponha nome

Quizá suene raro, pero tras pensarlo, la mejor manera que tengo que honrar la memoria de José Saramago es poniendo estos enlaces, y recomendando su uso frecuente. La palabra, bien usada, es capaz de liberar más energía que una reacción de fisión nuclear, de cambiar la historia, e incluso de hacer que trozos enteros de continentes se desgajen y naveguen burlando la tectónica de placas, buscando un horizonte más amable y humano.

Por respeto, el primer enlace es al diccionario de la lengua portuguesa, el mejor que conozco en la red.
Diccionário Priberam da Língua Portuguesa

El segundo, por razones de calidad, tiene que ser Le Trésor de la Langue Française. Con el Centre National de Ressources Textuelles y Lexicales ofrecen una herramienta poderosísima, excelente, para escribir en francés. Es un ejemplo para la acartonada y fachosa RAE.

Precisamente el diccionario de la RAE lo pongo en tercer lugar, porque los hablantes de castellano es lo mejor que tenemos. Con todo, es manifiestamente mejorable, tanto en la calidad de las acepciones, como en cuestiones de sencilla solución como en la usabilidad de la página y la capacidad del tercermundista servidor, frecuentemente colapsado. Habrá otros sitios mejores donde enterrar el dinero, deben pensar los que velan por la salud de nuestra lengua.

Por último, pongo el mejor diccionario en línea que conozco de un idioma huérfano, con una nación que lo desprecia e ignora, y unos poderes públicos que, lejos de protegerlo y promoverlo, lo atacan y acusan de agredir al todopoderoso castellano.
El diccionario de la Real Academia Galega.

La mejor forma de honrar la memoria de Saramago es seguir su ejemplo: escribir con elegancia, libertad, precisión y humanidad.

16 comentarios »

  1. Ola, aí che vai o mellor dicionario de galego que coñezo : http://www.digalego.com/

    Comentario por fumador — 4 julio 2010 @ 20:54 | Responder

    • Pois é certo, éche bo. Mellor que o da páxina da Xunta (non era difícil).

      Non o coñecía; moitas grazas, fumador!

      Comentario por Mendigo — 4 julio 2010 @ 21:47 | Responder

  2. Muy lúcidas me han parecido siempre las reflexiones de este hombre.

    Y… ¿qué idioma oías estos días? Para no entender un patacón tú que eres hábil para esos temas idiomáticos…

    Comentario por wenmusic — 5 julio 2010 @ 12:48 | Responder

    • Nada exótico, no creas, no he salido del viejo continente.

      Escrito aún entiendo algo, sobre todo de comida, para no morirme de hambre en algún súper. Aunque bastantes veces he pillado cosas que no sé qué eran o qué contenían. Por suerte, comemos de todo…😄

      Hablado, intentaba poner las noticias y sólo entendía un Afganistán por aquí, Espanien por acá (supongo que tratando del mundial).

      Comentario por Mendigo — 6 julio 2010 @ 6:49 | Responder

      • ¿”Spanien”? ¿Has vuelto a Alemania? ¿Austria quizá?

        Comentario por wenmusic — 6 julio 2010 @ 9:10 | Responder

        • Sasto. Premio!

          En principio queríamos llegar más lejos, pero por algunas circunstancias tuvimos que acortar el viaje.

          Comentario por Mendigo — 6 julio 2010 @ 16:18 | Responder

  3. Bienvenido, aunque igual para ti no tanto, jeje, espero que hayais disfrutado, donde quiera que hubieseis estado, lo de saramago era de esperar, el ciclo de vida de ese gran hombre estaba ya anunciado.

    Comentario por Mikel — 5 julio 2010 @ 15:00 | Responder

    • Ya, si no es que sea una gran sorpresa. Tenía que morir, como lo tenemos que hacer todos. Pero…bueno, como que me siento un poco más huérfano.

      El viaje ha estado chulo, no ha sido tan espectacular como otras veces, pues no ha habido montaña. Más bien paisajes muy dulces, mucha tranquilidad. Y sí, no sé qué pasa pero en cuanto atravieso Hendaye me entra la tristura.

      Comentario por Mendigo — 6 julio 2010 @ 6:53 | Responder

  4. Las reflexiones de Saramago eran muy lúcidas, tanto que se les quedaban grandes a mucho polítiquillos que se dicen de “izquierdas”. Desgraciadamente hacen falta muchos como Saramago, los pocos que hay acaban desapareciendo poco a poco.

    Nos llena de orgullo y satisfacción ver que habéis regresado enteros, veremos las fotos para saber donde lo pasastéis que no sueltas prenda.

    Comentario por Javi — 5 julio 2010 @ 17:28 | Responder

    • Jajajaja, uno quiere jugar con el factor sorpresa. De todas formas, no es nada del otro mundo, el destino. Y las fotos…tampoco, la verdad.

      Saramago soltó algunas cargas de profundidad contra los politiquillos de izquierdas que siguen cobrando su sueldo sin hacer su trabajo: la revolución. Aunque el resultado fue el mismo.

      Comentario por Mendigo — 6 julio 2010 @ 6:55 | Responder

  5. Excelente el repaso que das a la obra de Saramago en el enlace, Mendi.
    Y sí, es cierto que preocupa la desaparición de una persona de su talla moral, sobre todo porque cada vez van quedando menos. Me crucé en una ocasión con el en el aeropuerto de Madrid. Fíjate que chorrada, ese día Saramago se cruzó con miles de personas en el mismo aeropuerto el mismo día. Pero me miró fijo a los ojos durante unos breves instantes. No sé, tal vez porque percibió que yo le miraba a él. Me gustó su porte, sus movimientos, su forma de mirar: transmitía tranquilidad. Durante unos días escribí una frase que se atribuye a Saramago en la cabecera de mi chiringuito:
    “… cuanto más viejo más libre, cuánto más libre más radical…”
    Txapó.

    Comentario por picapiedra — 5 julio 2010 @ 20:08 | Responder

    • Me gusta la frase porque desmiente el axioma de que se tiene que ser de izquierdas cuando joven, y de derechas cuando maduras. Ya quisiera ser yo de derechas! Viviría más tranquilo, desde luego. Pero no puedo. O cierro los ojos y la mente y me hago idiota, o me inyecto anestesia en vena para soportar la injusticia. Si tengo ojos para ver el mundo, mente para entenderlo, habría de no tener conciencia para soportar la injusticia sin rebelarme.

      Cuanto más sé, cuanto más entiendo cómo funciona este mundo, más me radicalizo.

      Curioso eso de que lo encontraras en el aeropuerto. Yo no me hubiera dado cuenta, soy malísimo para las caras. Pero me hubiera gustado pasar una tarde a su lado, escuchándole. También yo creo que es una persona que transmite tranquilidad con sus gestos y miradas.

      Comentario por Mendigo — 6 julio 2010 @ 7:02 | Responder

      • Si fuera cierto que la vejez llevara a la sabiduría, con la inversión de la pirámide poblacional la revolución es inevitable. Pero el axioma es mentira, así que creo que es mejor que prendamos mecha a esperar.

        Comentario por picapiedra — 8 julio 2010 @ 23:21 | Responder

        • Hay críos de 15 que consiguen arreglarse. Pero a los 17,18,19 ya se ve lo que cada uno va a dar de sí. Quien es gilipollas a los 18 lo seguirá siendo cuando tenga 80. El tiempo enseña, es cierto, pero sólo a aquel que sabe aprender de él.

          Comentario por Mendigo — 9 julio 2010 @ 8:29 | Responder

  6. Cuánta razón llevas. Las palabras son magia. Ser capaz de aprehender un concepto, un objeto, una situación, con una serie de signos cada vez más ajustados a los que se quiere expresar me parece la mayor creación humana. Se te echaba de menos.

    Comentario por Atalanta — 6 julio 2010 @ 20:50 | Responder

    • Uf! Cómo mola llegar y que te digan algo así.

      Moito obrigado!

      Comentario por Mendigo — 6 julio 2010 @ 23:18 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: