La mirada del mendigo

23 septiembre 2010

Huelga General…e Indefinida

Filed under: política — Mendigo @ 17:25

Esta vez Urdaci está en todos las redacciones, tratando de deshalentar a los trabajadores para hacer huelga. El consenso de los medios es que la próxima huelga general es inútil, pues no logrará cambiar nada.

¡Y tienen razón!

¿Desde cuándo se ha torcido el brazo de la patronal con una sola jornada de huelga? Esta huelga debe ser sólo el primer jalón de un camino de movilizaciones que, desde el principio, debe estar concebido para lograr un objetivo: lograr que el gobierno capitule en su demolición de los derechos de los trabajadores. Si, como es previsible, el gobierno aguanta el primer aldabonazo contra su política, habrá que seguir cargando con el ariete hasta que las defensas claudiquen. Tras una huelga general, tendrá que venir otra más, y otra, y finalmente una huelga general indefinida. Es una partida en la que la victoria está segura, con la condición de que el jugador sea tenaz y no retire su apuesta, perdiendo todo lo que hay sobre la mesa.

Si en este enfrentamiento, el gobierno percibe que no hay voluntad del adversario de llegar hasta el final, la derrota de los trabajadores está asegurada. Si el gobierno, cualquier gobierno, supiera que el contrincante está dispuesto a emplear el armamento nuclear, es decir, la huelga general indefinida, no habría lugar ni tan siquiera a la primera jornada de huelga, pues se avendría a razones y se cuidaría muy mucho de molestar a un rival que es capaz de causar un daño absoluto. Es lo único bueno que tuvo el armamento nuclear durante la guerra fría: su efecto disuasorio.

Toda guerra ha de tener por objetivo la victoria, y contar con un plan de combate. Para tirar un par de salvas y, a continuación, rendirse, mejor ahorrar tiempo y pólvora. Quiero pensar que la comandancia en esta guerra, las dos grandes centrales sindicales, tienen una estrategia al servicio de un objetivo. Y que ese objetivo es detener la agresión a nuestros derechos, desde el abaratamiento del coste del despido hasta la postergación de la edad de jubilación. Espero que tal sea el objetivo de los sindicatos mayoritarios, y no el de salvar la cara, convocando una huelga presionados por las bases, y que no estén ahora preparando las excusas de la previsible derrota, en vez de preparando la siguiente.

Porque una cosa tengo clara: la próxima huelga general se presentará por los medios de comunicación como una derrota. Nunca, ni durante la dictadura, la profesión periodística estuvo tan postrada al servicio del empresariado, tan identificada con sus intereses. Se manejarán cifras de seguimiento, el 30%, el 40%, el 65%…y se presentarán como pruebas de una derrota, de la deslegitimación del sindicalismo por una clase obrera que, al fin, ha comprendido que la única ética en el nuevo mundo es la del sálvese quien pueda.

Leía hace poco en Escolar que esta es una batalla que sólo puede ganar la derecha: pues si la huelga es un éxito, es un éxito contra el gobierno, del cual se aprovechará el PP; y si es un fracaso, será un fracaso de la clase obrera y del sindicalismo. Creo recordar que fue Neruda el poeta que nos enseñó a los poco belicistas la diferencia entre estrategia y táctica. La Historia nos enseña que se puede salir derrotado de una batalla y ganar la guerra, y que ejércitos han sucumbido a pesar de cosechar una serie de victorias parciales, nunca resolutivas, que fueron minando su resistencia. Tal es el objetivo de la lucha de guerrillas.

La maquinaria de propaganda del régimen presentará la huelga al día siguiente, ese mismo día, como un fracaso, una derrota. Es esperable que la clase media no secunde sino de forma minoritaria la huelga. Eso no es ningún problema. ¿Desde cuándo la revolución la hicieron los burgueses y aburguesados? Los cambios vendrán de quien ya no tiene nada que perder. Trabajarán médicos, abogados, oficinistas… Eso ya lo sabemos, no es problema. Se pondrán como ejemplo de que la huelga no ha tenido repercusión, de que todo funciona con normalidad. Estupendo entonces. Con que sea el trabajador de la línea, la de limpieza, el transportista, el peón, el de mantenimiento que ese día se quede en su casa, es decir, la masa social productiva ninguneada, avasallada y despreciada mil y una veces por los señoritos de corbata, la huelga será un éxito. Ni tan siquiera es necesario que falten todos, para parar una cadena de producción basta con unas pocas ausencias irremplazables.

En vez de entrar en pleitos de cifras de seguimiento sobre qué guarismo es una victoria y a partir de cuál un fiasco, habrá que observar la actividad en los polígonos industriales. Por mucho que vayan a trabajar médicos y enfermeros, pleiteen los abogados y sesteen los funcionarios, si se estrangula la actividad productiva la victoria es segura: sólo hace falta paciencia y constancia para esperar que caiga como fruta madura.

¿Que esta huelga ha sido un fracaso? Pues esperad a que cosechemos dos o tres fracasos más y ya veréis como se arrodillan los vencedores pidiendo clemencia. Para ello es imperioso que la clase trabajadora recupere su dignidad robada: la conciencia de que es su trabajo la única riqueza, de que sin ellos nada funciona, nada es posible.

Sólo tengo un miedo: que la coacción que supone una larga fila de desempleados dispuestos a ocupar cada puesto de trabajo, terrorismo patronal, obligue a ese trabajador a acudir ese día al curro. Que la situación económica del trabajador, endeudado hasta el cuello para conseguir un techo, le haga sentir pavor a posibles represalias y prefiera no arriesgar un puesto de trabajo que, en cualquier caso, penderá siempre de un hilo.

Precisamente la reforma laboral aprobada trata de infundir este miedo entre los trabajadores: cualquier exigencia de respeto de los derechos puede acabar en despido fulminante. Volvemos a los tiempos en que cuando el jornalero amenazaba con denunciar al señorito, recibía una somanta de palos. Bajo el nuevo terrorismo laboral patrocinado por el P$O€, todo trabajador habrá de estar eternamente agradecido al empresario de que graciosamente le deje trabajar en su empresa, y aún por encima tenga la largueza de pagarle a cambio. Para los desagradecidos, espera la condena de la cola del paro y, con el tiempo, la exclusión social y la marginación.

Por eso mismo estamos luchando, para que un trabajador pueda reivindicar sus derechos, yendo a la huelga si es preciso, sea esta o venideras, sin temer por su puesto de trabajo, por su futuro, por su vida. El abaratamiento del despido, de 45 a 20 días (sólo 14 los paga el empresario) es otra vía abierta para que el empresario pueda despedir por causas arbitrarias. La vía que quedaba, después de que otro gobierno del P$O€ abriese el coto del empleo temporal, la eterna concatenación de empleos temporales que tienen al trabajador-vasallo siempre pendiente de agradar a su señor, o el contrato no será renovado. ¿Os acordáis? Esos nuevos contratos flexibles, tan modernos, que iban a resolver el problema del paro en España. El P$O€ es a la lucha obrera lo que la carcoma a la madera.

Ya hemos visto a qué ha conducido esa agresión del felipismo a los derechos laborales: una debilidad negociadora de los trabajadores que ha repercutido en una merma del pastel de riqueza que reciben frente las rentas del capital. Esta nueva agresión del P$O€ a los intereses de los trabajadores (también de los abogados, de los oficinistas, de los zipayos que el próximo 29 acudirán puntualmente al trabajo), en este caso fijos, dará sus frutos durante los próximos diez o veinte años, en forma de una pérdida de derechos, de iure pero también de facto, al no poder reclamarlos. Lo cual se traducirá en peores condiciones laborales, menor retribución por un mayor esfuerzo. Precisamente los objetivos de la patronal, objetivos con los cuales se siente identificado este gobierno como ningún otro tras la muerte del Caudillo.

Por mucho que se vista de progre, pues hechos son amores, y los hechos son que esta reforma laboral no se atrevió a hacerla ni el Felipe del GAL, ni el Aznar de las Azores. Pues a pesar de su talante, a Aznar le bastó una huelga general para detener su reforma laboral, mientras que Zapatero ya ha aprobado la suya, mucho más dura, con estivalidad y alevosía.

¡Quién nos iba a decir que acabaríamos echando de menos al inmundo bigotudo! Nos la ha clavado bien la burguesía, metiéndonos a Bambi como caballo de Troya. Ahora de poco sirve recordar que algunos advertimos que ese jamelgo era de palo y estaba hueco.

Así que el día 29, a la HUELGA GENERAL. Y al otro, y al otro. Si no es por solidaridad, si no es por justicia, que sea por puro interés económico: el dinero que pierdas en la nómina por hacer huelga unos cuantos días será fácilmente compensado por el que perderás si esta reforma laboral (y de pensiones) sigue adelante. Si no lo haces por vocación, hadlo por egoísmo: la huelga es una buena inversión para el trabajador.

huelga

77 comentarios »

  1. Gracias a fhku por el cartel del huelga.😉

    Me he enterado al repasar vuestras entradas de la muerte de Labordeta. Sólo me puedo conectar de tanto en cuanto, para ver el correo, el tiempo y poco más. Desisto por ello de dedicarle en mi espacio un homenaje, porque no podría hacerlo mejor de lo que vosotros lo habéis hecho. Me queda la sensación de que se van los mejores (en poco tiempo Ortíz, Saramago, y ahora otro gran referente moral de la izquierda) y de que los que quedamos sólo somos unos pringaos, unos mierdas, unos daosporculo sin valor de dar un puñetazo en la mesa y mandar a la mierda a los señoritos de la derecha. Supongo que Labordeta también se debió sentir en algún momento así, y tuvo mayores de los cuales tomar ejemplo.

    Que no nos vuelvan a arrebatar la dignidad, que tanto nos costó recuperar.

    Comentario por Mendigo — 23 septiembre 2010 @ 17:28 | Responder

  2. Un par de cosas te puntualizo:

    1 – La imágen la saqué del enlace que se ve en la propia imágen: http://3via.eu/
    2 – El de táctica y estrategia creo recordar que fue Benedetti: http://www.tinet.cat/~elebro/poe/benedetti/benedet2.html

    En cuanto a la huelga, la forma que esta debe adoptar, estoy contigo. Debe estar planteada para ganarse, cueste lo que cueste.
    La ciudadanía tiene que aprender a decidir por otros medios que no sean únicamente las urnas.
    Vemos por ejemplo el caso de la guerra de Irak en la que una abrumadora mayoría estaba en contra (el 90%), y sin embargo no pudimos detenerla. Porque cambiar al bigote asesino por Zapatero supuso salir de la guerra, pero no detenerla.
    Ahora, salvando las distancias y probablemente con un porcentaje de ciudadanos en contra de las medidas del gobierno menor que en el ejemplo de Irak, no hay una alternativa electoral. Si gana el PP no cambiará nada en relación a los recortes sociales, y a la izquierda, ni está ni se la espera institucionalmente hablando. Por lo tanto huelga general indefinida y por añadidura anticapitalista .

    ¡¡ Hasta que depongan las armas !!

    Comentario por manolox — 23 septiembre 2010 @ 22:21 | Responder

    • Ostia, qué desliz, es verdad, Benedetti. Gracias por el apunte😉

      Comentario por Mendigo — 24 septiembre 2010 @ 20:43 | Responder

  3. …ah, y otra cosa, que con esto de lanzar la soflama se me olvidó darle un puyazo a los sindicatos. Pues eso, que creo que más que ayudar están estorbando intencionadamente. Me refiero a los dos mayoritarios claro.
    CCOO y UGT fail

    Comentario por manolox — 23 septiembre 2010 @ 22:30 | Responder

  4. Los medios de disuasión de mi tierra también han estado haciendo los deberes, pero no lo suficiente:
    http://www.tv3.cat/enquesta/45692/Us-sumareu-a-la-vaga-general

    De un alumno de Labordeta http://1.bp.blogspot.com/_ZW-h0Hn99II/TIJtvDywqBI/AAAAAAAACVQ/FeEWDlNyNKU/s1600/vaga.jpg

    (Y cambiando de tercio, que lo he visto “zapeando”: http://www.tv3.cat/enquesta/45332/Sou-partidaris-de-prohibir-tambe-els-correbous )

    Comentario por Anna — 24 septiembre 2010 @ 2:02 | Responder

    • Pero ya sabes el valor de esas encuestas…el universo muestral son los lectores del periódico, que no tienen que ser representativos de toda la sociedad. Y ni siquiera son todos, sino los que quieren responder a esa encuesta.

      El nivel de éxito de la huelga se medirá en el interés q tenga el gobierno, la CEOE y los medios en convencernos de que es un fracaso. A ver si conseguimos que se pongan nerviosos…😉

      Comentario por Mendigo — 24 septiembre 2010 @ 20:47 | Responder

  5. Dudo mucho que los sindicatos tengan un plan para presionar a la patronal. Más bien me parece que tienen un plan para montar una huelga sin apenas repercusiones, sólo para contentar a la clase asalariada (lo de clase trabajadora o clase obrera son términos bastante gilipollescos la verdad, como si los autónomos y empresarios en general estuvieran todo el día rascándosela).

    Estoy de acuerdo en que hace falta más presión, pero el tema de las huelgas ahora mismo a quien peor le vienen es precisamente a la clase trabajadora. Hay medidas que serían mucho más efectivas… pero claro, también serían mucho más peligrosas de cara a multas y demás:
    – Haz una huelga, manifestaciones, etc. y al gobierno (es decir, a los bancos) se la sudará ampliamente. Realmente los únicos que salen perdiendo son los empresarios, por el tiempo que la empresa deja de producir; y los propios trabajadores, por los días que dejan de cobrar.

    – Ahora bien, deja de pagar los impuestos y ya verás cómo se espabilan. Pero claro, eso nadie lo hace por miedo a la consiguiente multa.

    Es decir, mientras los asalariados, autónomos y empresas sigan pagando puntualmente sus impuestos (IVA del 18% incluido), ¿qué le importa al estado que estés unos días sin trabajar? aparte de que como bien dices tenga éxito la huelga o no, beneficiará enormemente al PP… y cualquiera con dos dedos de frente se da cuenta de que están preparando el terreno para el cambio de relevo (PSOE-PP-PSOE-PP…). Sólo hay que mirar al pasado para ver que las medidas más drásticas e impopulares se tomaron cuando ya se estaba gestando un relevo de gobierno, táctica que funciona aquí, en USA y en cualquier país donde domine la gran banca.

    Comentario por marcostonhin — 24 septiembre 2010 @ 7:03 | Responder

    • Muy bueno lo de “términos bastante gilipollescos la verdad” para referirse a clase trabajadora. Es lo que tiene la educación en este país. Cada uno utiliza las definiciones que le da la gana y así es difícil ponerse de acuerdo.
      El término “clase trabajadora” o proletariado (y no estoy consultando la wikipedia pero dirá algo similar) apareció en el siglo XIX (gracias a Marx y a sus colaboradores) para referirse a aquellos que SOLAMENTE tienen sus músculos y su cerebro como herramientas de trabajo. La burguesía (los banqueros, los terratenientes, los empresarios, los autónomos -esto es más reciente-, etc.) tiene músculos y cerebro; pero sobre todo lo que tiene es capital (DINERO) y pueden ponerse el sueldo que les apetezca (pregúntale al actual presidente de la ceoe si no tuvo escrúpulos a la hora de ponerse sueldos altos a pesar de que no pagaba la seguridad social de sus trabajadores o el sueldo de algunos otros de SUS trabajadores). Los trabajadores no podemos decidir nuestro sueldo; el empresario decide su sueldo y el nuestro. Y lo mismo sobre las condiciones de trabajo y seguridad, etc.
      La huelga no beneficia a nadie; el trabajador no cobra y la empresa no produce (y tampoco gasta; que no se te olvide que la empresa no paga los sueldos de ese día, ni la electricidad, ni la materia prima no consumida, etc.) Pero, a pesar de ello, la huelga es necesaria: porque es la única forma de presión que tiene la clase trabajadora.
      A lo que tú te refieres es a una presión por parte de la sociedad en su conjunto. Me parece mejor una huelga de consumo que una huelga de impuestos; recuerda que pagamos impuestos cada vez que nos subimos al bus o compramos el pan.
      Ya he leído tonterias sobre reducir el Estado para ahorrar y salir de la crisis.
      Te pongo un ejemplo: un señor gordo se acerca a uno delgado y le dice: tengo problemas de sobrepeso, ponte a dieta tú.
      Pues eso es lo que está pasando: la banca provoca una crisis (no estoy en condiciones de asegurar que la haya provocado a propósito) y ciudadanos ingénuos (pongámonos en lo mejor) quieren que adelgace el Estado.
      Cambiando de tema: tengo previsto ir el día de huelga por las calles de mi ciudad y hacer fotos de los establecimientos abiertos, también me pasaré por la plaza de abastos y por varios polígonos industriales.

      Hasta luego
      Joseluis

      Comentario por Joseluis — 24 septiembre 2010 @ 9:23 | Responder

      • mmm. ¿podrías explicar para qué exactamente vas a sacar fotos de los establecimientos abiertos? porque si es para lo que suena, sería bueno recordar que, de igual modo que somos (o deberíamos) ser libres de hacer huelga, también somos (o deberíamos) ser libres de NO hacerla.

        Comentario por marcostonhin — 24 septiembre 2010 @ 9:49 | Responder

        • Porque van a hacer fotos de los que estarán haciendo huelga. Las utilizaré para lo mismo que se utilizarán las fotos de los huelguistas. Se llama información.
          De hecho, mi padre pasó media tarde y parte de una noche en un calabozo de la Policía Nacional por hacer huelga y manifestación (autorizadas ambas); eran tiempos del felipismo y la reconversión naval. Que yo sepa nadie, en este país, ha sido metido en un calabozo por no hacer huelga o por no haberse manifestado.

          Parece ser que el resto de mi comentario quedó clarito. Me alegro.

          Comentario por Joseluis — 24 septiembre 2010 @ 10:13 | Responder

      • Va ser un buen paseo.🙂

        Por cierto casi todos los negocios son de autónomos y esos no tienen un derecho real a la huelga. Me explico si pueden cerrar pero a un trabajador en huelga se le suspende el contrato mientras dure, en principio no cobra ni genera gastos sin embargo los autónomos no tienen esa suerte el porque muchos tributan por módulos y no hay días de descuento. Otra cosa es que muchos no sabes que se pueden dar de baja ese día sin más y de alta al siguiente a través de redtrabaja.es con su DNIe en poco más de 15 minutos.

        Estoy viéndolo yo para poder facturar y tributar las chapuzas y te puedes dar de alta y baja las veces que te de la gana.😛

        Comentario por kike — 24 septiembre 2010 @ 11:55 | Responder

    • Marcos, la insumisión fiscal ya la planteamos para rechazar el gasto en defensa (que es como tirar el dinero por el retrete, pero sin el como). La cuestión es que, a la mayoría, el Estado ya nos cobra cada mes los impuestos vía retención en la nómina. A pagar o a devolver, pero la diferencia es siempre pequeña, así que tampoco podemos avanzar mucho por ese lado.

      En cuanto al coste de un sólo día de huelga, para un trabajador, es mínimo en comparación con el dinero contante y sonante q va a perder gracias a la reforma laboral. Directamente, en el caso de que le despidan. E indirectamente por la pérdida de capacidad negociadora, al poder el empresario despedir cuando le salga de los huevos.

      Comentario por Mendigo — 24 septiembre 2010 @ 20:52 | Responder

  6. La mirada del mendigo suele ser muy lúcida, leyendo la mayoría de posts casi me pregunto: ¿Dónde puedo firmar?
    Peroooo….. esta vez, no.
    Estoy en la línea de marcostonhin.
    Yo apoyo la huelga, pero más que nada porque sólo me queda ese triste derecho al pataleo.
    Hay muchas ganas de protestar, pero no nos confundamos de objetivo. No son los empresarios. Nuestro problema viene de muy lejos, de más allà del mar. Sus representantes aquí son el gobierno, la banca, la gran patronal y los medios de la derecha. Los empresarios “normales” también son víctimas de la crisis. De los principales sindicatos mejor no hablar mucho: estómagos agradecidos que se deben a quien les subvenciona generosamente y que por tanto no hacen otra cosa que facilitar las cosas al gobierno… “venga proletarios, vamos a hacer una huelga, pero lo primero es lo primero y antes nos iremos de vacaciones a ver si mientras se calman las cosas…”

    ¿Huelga general indefinida?… ¡Pero hombre!!! Malas lenguas aseguran que el gobierno está suplicando a los sindicatos que le hagan ese favor!!!
    Todo el mundo sabe que el seguimiento de la huelga será mayor en funcionarios y servicios públicos, por lo tanto gobierno central y autonómicos van a ahorrar una pasta en sueldos y gastos varios. Huelga indefinida = gran rebaja del déficit público!!! Vamos, como un impuesto “autoimpuesto” por los propios trabajadores, el sueño de los que nos machacan!!!

    Imaginemos ahora una huelga masiva con gran éxito. ¿Qué iba a lograr? El gobierno no se echará atrás en sus medidas, pues le vienen impuestas “desde arriba”. Entonces, la rendición del gobierno solo puede ser su dimisión y convocar elecciones… para dar entrada a la derecha que mantendrá las mismas medidas o las ampliará. No imagino otra huelga indefinida en ese caso, pero suponiendo que se hiciera con éxito, el nuevo gobierno tampoco se podría echar atrás, más bien preferirán romperle las piernas a la democracia.

    ¿Queremos una huelga de verdad contra el sistema? Pues creo que nadie sabe como hacerla, pero ya va siendo hora de que nos pongamos a pensar en ello. Imaginemos. Ataquemos al núcleo del sistema. Boicot a todos los representantes del neoliberalismo: partidos, medios de comunicación, etc. Renunciemos al uso del sistema financiero, ni tarjetas, ni créditos, ni hipotecas, saquemos el dinero de los bancos…
    ¿Podemos hacer algo así?
    Creo que no, si lo intentamos vamos a darnos cuenta de nuestras propias contradicciones: TAMBIÉN SOMOS PARTE DEL SISTEMA.
    Desengañémonos, vivimos en una sociedad del bienestar.
    Aquí incluso los mendigos pueden hacer vacaciones. Aún no hay necesidad real de cambiar el sistema.
    Y así no hay quien tenga cojones para montar una revolución.

    Comentario por Josep — 24 septiembre 2010 @ 19:13 | Responder

    • Pero Josep, es que las huelgas generales no se hacen contra los empresarios, sino contra el gobierno. Que las sufren los empresarios…sí, claro. También se benefician los empresarios del despido barato que les ha regalado el gobierno, así que la bofetada contra el gobierno es justo que se la demos en la mejilla de la patronal.

      Porque no te confundas: la huelga no es por causa de la crisis. El gobierno no tiene culpa de la crisis financiera y sólo tangencialmente en no haber puesto los medios para evitar la especulación inmobiliaria que es lo que nos está hundiendo mientras en otros lugares ya han vuelto a crecer. Pero no. La huelga se hace para protestar por unas políticas sociales del gobierno, de recorte de derechos de los trabajadores. Es la respuesta a la crisis, agrediendo a los trabajadores en vez de pedir cuentas a los que, durante los años locos, se han enriquecido brutalmente a cuenta del ladrillo (banca, promotoras, contructoras…).

      Lo del mendigo…es sólo un apodo. No soy mendigo de dinero, sino de afectos, ya lo expliqué en su día. No soy rico pero desde luego no me muero de hambre. De todas formas, no sería la primera vez que pido la voluntad, aunque en su día lo hacía para recaudar más dinero para cervezas. XDDDDD

      Y lo de las vacaciones…no estoy de vacaciones, sino de viaje. No es lo mismo. Para empezar, marcho de viaje porque ahora mismo no tengo curro, ni mi compañera tampoco. Lo de viajar no es exactamente irse de vacaciones, sino casi una obligación, una necesidad. Y es más agotador que chollar un día cualquiera, desde que amanece hasta la puesta de sol, viendo sitios, descubriendo lugares, colores, acentos…es otra forma de aprender, además de leyendo libracos.

      Lo de necesidad de cambiar el sistema…depende para quien. Hombre, para mí no, yo con este sistema vivo de puta madre. Pero no es justo. Hay quien malvive para crear ese lucro, lucro de cuyas migajas nos regalamos en el primer mundo.

      Sí que hay necesidad de una revolución, sólo que no partirá de los estómagos llenos de los europeos, eso es evidente.

      Comentario por Mendigo — 24 septiembre 2010 @ 21:10 | Responder

      • Hombre mendigo, que ya imagino que no lo eres en sentido literal!!
        Eso de que en este país hasta los mendigos se toman vacaciones es una forma de decir que a pesar de la que está cayendo, aquí aún vivimos bien. Nos están apretando y nos quejamos con razón pero hay muy poca gente en situación realmente mala, incluso sin trabajo tenemos recursos: prestaciones, ayudas sociales y familiares… Veremos en unos años, pero ahora mismo aún no hay suficiente substrato para que fermente un cambio de sistema.
        Lo que más me jode es que somos una gran minoría los que estamos convencidos de la injusticia del sistema; sabemos que esto va a ir a peor pero no va a iniciarse un cambio real hasta que no caigamos en una crisis más profunda.
        Creo que ahora mismo no hay ideas para una alternativa real, no hay nisiquiera un embrión de movimiento organizado, ninguna clase de liderazgo alternativo. Solo veo un posicionamiento en la base. En esas estamos, tomando posiciones, no hay más.
        Por cierto, miedo me dan las revoluciones que puedan venir de fuera… tea party, nacionalcapitalismo chino, neoimperialismo japonés, integrismos religiosos… Creo que los europeos, con nuestros estómagos llenos, podríamos ir pensando alguna cosa… es que luego, con hambre y urgencias se piensa peor!

        Y la huelga… sí, para protestar, estoy de acuerdo y me apunto. Pero al gobierno no le hace daño. Ya verás como no cambian ninguna ley.

        Comentario por Josep — 25 septiembre 2010 @ 2:14 | Responder

        • Me hace gracia porque, incluso cuando me lleváis la contraria, acabo estando de acuerdo con vosotros… XDDDDD

          Es estupendo contar con comentaristas como tú. Y no es peloteo, que si me tengo que cagar en todo bien sabes que lo hago.

          Menos una cosa: la huelga le hace mucho daño al gobierno. Es una enorme ola de publicidad negativa desde su flanco izquierdo. Estos días se va a hablar de la huelga, y de las razones q llevan a convocarla. Esta huelga le va a restar muchos votos al P$O€.

          E insisto, si hubiera cuatro o cinco huelgas más, veías a Zapatero agitando la bandera blanca: con la prima de riesgo del bono español por las nubes por la conflictividad social, los números de los Presupuestos Generales, recién redactados, saltarían por los aires.

          Comentario por Mendigo — 25 septiembre 2010 @ 20:54 | Responder

          • Bueno, está bien eso del peloteo, a ver quien mete un buen gol por la escuadra 😀

            La huelga no le va a costar ni un voto al gobierno, todos los votos que pierda serán por lo que ha estado haciendo.
            Tampoco veo ninguna publicidad negativa para el gobierno, el momento más duro para la opinión pública fue antes de vacaciones; ahora más bien oigo hablar de “motivos para no participar en la huelga”. En cambio sí veo mucha publicidad negativa para los grandes sindicatos, ellos son los que de verdad se la están jugando.

            Y lo de la prima de riesgo del bono… pues ya hemos visto que los mercados siempre encuentran excusas: si hay huelga atacan por la inestabilidad, y si el gobierno rectifica atacan por la debilidad. Esto ha sido una de las últimas y más claras lecciones que hemos aprendido de la crisis: que los mercados, cuando les convenga, nos van a joder a la prima de riesgo, a la sobrina, a la hermana, a la madre y a toda la familia.

            Como básicamernte estamos de acuerdo, tiene su mérito discutir, no? jaja

            Comentario por Josep — 26 septiembre 2010 @ 0:54 | Responder

            • Ahora que estoy repasando un poco la prensa, para ponerme al día, me doy cuenta de la agresión conjunta que han sufrido estos días los sindicatos. Efectivamente, de ser parte ofendida, habiendo pecado de inmovilismo y suavidad, han pasado a ser casi parte del entorno de ETA, antisistemas que deberían ser ilegalizados.

              La manipulación de los medios españoles es repugnante, sólo comparable en nuestro entorno a la Italia de Berlusconi. Estamos viviendo una marroquización de España, con todos los engranajes de poder en manos de una camarilla adinerada, y con una población sumisa y embrutecida en la ignorancia.

              Publicidad negativa para los sindicatos…¿Y quién paga esa publicidad?

              Lo que dices de los mercados, es cierto, y desde luego divertido. Hagas lo que hagas, te van a crujir. Si no nos haces caso, por no hacerlo. Y si lo haces, la economía se deprime por ello (como reconoce hasta el Financial Times), y por lo tanto, te jodemos aún más.

              Se visten de traje para disimular lo payasos que son, lo risibles que son sus dogmas.

              Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 6:40 | Responder

  7. Ayer viernes, comiendo con mis jefes (que antes que jefes fueron amigos y lo siguen siendo y que antes que empresarios fueron currelas, y lo siguen siendo) les hablé de la conveniencia de que ellos también hicieran huelga, porque las medidas que se adoptan en la reforma laboral no van dirigidas a beneficiar a las pymes, sino al gran empresariado, a las empresas tipo Repsol, Iberdrola, Telefónica, El Corte Inglés…, y al poder financiero, y las medidas previstas en la reforma de las pensiones sí les van a perjudicar también a ellos, que van a ver mermadas sus pensiones. Creo que no les convencí, pero tenía que intentarlo, y creo que sí logré generar una duda en sus cabezas.

    Comentario por picapiedra — 25 septiembre 2010 @ 20:57 | Responder

    • ¡Y mucho que les perjudica!
      Las medidas del gobierno nos aprietan más el cinturón, o lo hacemos nosotros por si acaso. Reducimos el gasto. Si no consumimos, las empresas no venden. Las pymes lo están pasando mal desde hace dos años, muchas han cerrado y esto no acaba.
      Las que exportan pueden ver la luz al final del túnel, pero las que dependen del mercado interno lo tienen mal, las medidas del gobierno van a retrasar la recuperación del consumo.

      Comentario por Josep — 26 septiembre 2010 @ 0:18 | Responder

      • Muy bien dicho, Josep. Pero creo que te falta puntualizar una cosa, para ver hasta qué punto tiene razón José Manuel.

        Hay cierto consumo que depende no sólo del dinero que tengas en la mano en ese momento, sino de las expectativas de futuro que tengas sobre tu situación laboral, y por ende económica. Por ejemplo, si no tienes claro si vas a conservar el empleo, sólo a un gilipollas se le ocurriría hipotecarse. Esta Reforma Laboral va a crear, sobre todo, inseguridad laboral. Ya no existen fijos. Cualquiera puede ser despedido, en el momento que al empresario le salga del nabo, con cuatro duros. Si a esto le añadimos un paro del 20%, la incertidumbre del trabajador no funcionario frente al futuro va a crecer. De tal forma que decisiones vitales como tener hijos, comprar una casa, un coche nuevo…se van a postergar, esperando tener una cierta seguridad en poder hacer frente a esas obligaciones económicas en el futuro. Y quizá aplazar eternamente, pues la incertidumbre laboral ha venido para quedarse (como me temía, nos han colado la FLEXIbilidad, y Corbacho aún quiere reducir más la seGURIDAD recortando las prestaciones por desempleo y endureciendo las condiciones para acceder a ellas).

        En ese entorno, no es extraño que la gente escoja alquilar antes que comprar casa, que se compre un coche de segunda mano para ir tirando, y que baje la natalidad (aún más) pues no tiene la seguridad para plantearse la paternidad, al menos de forma responsable. Es decir, una depauperización de la sociedad que, irónicamente, sólo traerá beneficios económicos a las empresas exportadoras (menores salarios y derechos=más beneficios) pero que, como bien dices, provocará una depresión del consumo interno que hará migas a las pymes, que generalmente dependen del mercado interno.

        Como decía antes, esto es una marroquización de España. Nuestro modelo es una monarquía tutelada como la marroquí, una sociedad de castas como la hindú. Vamos de regreso al tercer mundo, al s.XIX.

        Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 6:52 | Responder

        • Bueno, no es que me faltase puntualizar, es que fui breve: “nos apretamos el cinturón por si acaso”. Pero por supuesto me parece muy acertado el desarrollo que has expuesto. Sobre la recuperación más rápida de las empresas exportadoras, sólo lo decía porque el consumo exterior se recuperará antes, pero la reducción de costes en mano de obra que tú apuntas merece ser considerado. En principio las exportadoras suelen ser las empresas de más nivel técnico, y en éstas se valora más la calidad, por tanto más capital humano y menos contratos basura.

          Aunque esté de acuerdo con casi todo lo demás voy a discrepar enérgicamente en un punto (para variar):
          Es un error “retrasar la paternidad” por la falta de recursos económicos. Teniendo en cuenta la evolución prevista de las pensiones, creo que más nos vale ponernos a hacer hijos para que nos mantengan en la vejez!!!!!
          (y no unos pocos, sino muchos hijos, porque va a costar que salga al menos uno dispuesto a ayudar a los padres…)😀
          ….

          ost…, ahora me doy cuenta de que hasta cuando discrepo enérgicamente te doy la razón! xDDD… acabo de describir el sistema marroquí de pensiones!!!,

          Buenoooo… pues para discutirte algo, lo que sea:
          Creo que no se dice “marroquización” sino “marroquinización”. 😀

          Comentario por Josep — 5 octubre 2010 @ 1:39 | Responder

          • Jajajaja, es cierto. Bueno, el término no existe, pero puestos a crearlo, vendría de Marroquí, y no de marroquinería, que supongo que es el palabro que tenía en mente cuando escribía. Muy bueno el apunte.

            Lo de tener hijos como conejos para sostener el sistema de pensiones…(sé que es una broma, pero por continuarla hasta al absurdo)…eso sería si esos hijos trabajasen. Con un 20% de paro, no parece la mejor opción incrementar la masa laboral. Para estar parados, aún ampliarían más la tasa de dependencia de la economía española, de por sí elevadísima. No hay que tener más hijos, hay que crear empleo para los que hay (si esa es la labor de los empresarios, que los despidan porque joder lo mal que lo están haciendo).

            La cuestión de las pensiones es que hubo una irregularidad en la piramide de población con nuestra generación, los babyboomers, luego seguida de otra de signo contrario. Esto va a tensionar durante una generación el sistema de pensiones, pero pasada esta ola se arreglará por sí mismo (cuando nosotros muramos, los siguientes pensionistas, que serán los de veintipico, serán pocos). Si ahora nos pusiéramos a reproducirnos como conejos, crearíamos otro babyboom que volvería a necesitar una pirámide más ancha de población para mantenerlo. Una espiral de crecimiento de la población insostenible.

            Lo único importante en este momento es buscar un puesto de trabajo, productivo (no abrir zanjas para luego cerrarlas, que es una forma como otra cualquiera de disimilar los problemas quemando dinero), para cuatro millones de ciudadanos. Si no es la empresa privada, que sea el Estado el que cree empresas, a ser posible rentables. Pero como eso va en contra de la religión liberal, y el Estado no puede hacer más que mirar desde la barrera y tirar dinero al ruedo para fomentar la fiesta…

            Y venga, para llevarte la contraria, que si no es aburrido. ¿La industria exportadora de más nivel técnico? ¿A qué te refieres exactamente, a las naranjas o a las alpargatas? Pues agricultura y calzado/textil son las principales exportaciones españolas. Sí, también coches, pero nosotros somos los chinos que fabricamos lo que viene diseñado de Alemania o Francia. Somos chinos, nosotros somos también chinos. Y, de hecho, nosotros suspiramos por hacer de chinos a los chinos, para que una empresa china de automoción (con capital público, estos chinos son unos ateos) se asiente en España.

            Y sí, también hay empresas tecnológicas españolas (es decir, que paga sus impuestos en España, luego su propiedad será de…). Ahora bien, eso de “capital humano”…creo que no le acaban de coger el concepto. Ahora mismo, soporta más precariedad laboral (flexibilidad, que nos la han metido doblada) un licenciado que un trabajador de la cadena. Puede que gane más, no mucho, pero a costa de echar horas como un burro y de estar siempre disponible, como buena puta. Y a los 6 meses, a la calle. Que no es otra cosa más que lo que nos merecemos, por otra parte, por habernos creído que éramos jefes, cuando no somos más que empleados resabidillos.

            Comentario por Mendigo — 5 octubre 2010 @ 8:26 | Responder

            • Un par de cosas técnicas: las exportaciones que citas eran las tradicionales, pero han perdido mucho peso. Todos los productos de bajo valor añadido han caído ante la competencia de países más baratos. En 2009 los principales sectores exportadores fueron con diferencia la tecnologia industrial y química. Es interesante repasar la lista pera tener una idea de como ha cambiado este país… y para que veas que a veces tengo razón 🙂
              http://www.icex.es/icex/cda/controller/pageICEX/0,6558,5518394_5549233_5554587_0_-1_-1,00.html?redirect=false&tipoinforme=RSE&moneda=EUR&anno=2009&idComunidad=-1&sector1234=-1&pais5678=&buscar.x=22&buscar.y=3

              Y de paso te meto otro gol:
              búsqueda en google:
              marroquización: 445 resultados
              marroquinización: 1760

              de nada, es un placer enseñar al que no sabe😀

              Comentario por Josep — 5 octubre 2010 @ 22:09 | Responder

              • Ostia!

                Estaba exagerando un poco para llevarte la contraria,pero no me figuraba que la tecnología suponía tal peso en el conjunto de las exportaciones españolas. Ahora me pica la curiosidad de analizarlo por sectores.

                En cualquier caso, si te fijas en los datos de exportaciones e importaciones:
                Tecnología industrial:
                Importado: 51.928.574
                Exportado: 52.471.174

                Los números en química están aún más desequiilbrados, siendo un importador neto.

                Lo cual quiere decir que existe un equilibrio en los intercambios de bienes tecnológicos, no se puede decir que seamos un exportador neto de bienes industriales (como lo podría ser Alemania). Que por cierto, me figuro que en esas exportaciones tendrá mucho peso la industria de la automoción, y cierto que la producción es en España, pero los beneficios vuelven para Alemania y Francia, así como la responsabilidad del diseño y desarrollo.

                El Estado Español es un exportador neto de productos hortofrutícolas (10-5) y, sobre todo, un importador voraz de energía (34M€).

                Pero vamos, que sí, que me has metido un golazo pues esas exportaciones tecnológicas existen, y no me figuraba yo que fueran tan importantes. De no haberlas, el desquilibrio en ese apartado sería mayor.

                En cuanto a las búsquedas en Google de uno y otro término, no demuestran la validez o no de un neoogismo, pues habría que analizar el contexto en el que es utilizado (hablando de Marruecos o del gremio de curtidores). Conténtate con el primer tanto, y no dejes tan despoblada la defensa no te vaya a crujir tu portería…😛

                Comentario por Mendigo — 6 octubre 2010 @ 8:44 | Responder

  8. […] Sigue leyendo en La mirada del Mendigo […]

    Pingback por Huelga General... e Indefinida | picapiedra — 26 septiembre 2010 @ 0:01 | Responder

  9. Despues de leer el post y algun comentario que otro, solo puedo decir que si a la huelga y que si a la huelga indefinida, que sin duda lo tendremos que hacer si queremos conseguir algo.

    Buscando informacion de dicho dia, 29-s, me encontrado una especie de carta que como me a gustado y como se que a mendi no le molestara la cuelgo aki, aunque tambien la e puesto en mi rincon.

    La HUELGA GENERAL es un arma que siempre tuvo la clase obrera (ahora somos asalariados, y curiosamente siempre los hemos sido, pero nos decíamos obreros). En Asturias, en Palencia, en León, en la minas de Sierra Morena, en los Altos Hornos de Vizcaya, en la minas de Somorrostro, en la increíble ciudad de Madrid, en Barcelona, en los puertos de Málaga y Barcelona, en la profunda soledad de los jornaleros de Castilla, en el silencio de los tajos en La Mancha, en todos los lugares en que se combatió al fascismo y la patronal, en todos, una huelga general era un grito de guerra contra el capital. En todos estos lugares, de norte a sur y de este a oeste, una huelga general era estar unos con otros aunque fuéramos desconocidos. Estaban todos.Una huelga de tres días en Asturias se la tildaba de “huelguina”, y aún es hoy que los mineros mantienen huelgas de semanas y meses; salen con tirachinas y rodamientos, y montan barricadas con ruedas incendiadas. Una Huelga General es un combate esencial, es un órdago, y por eso el 29 de septiembre ese envite se ha de ganar. Si el Gobierno ha de renunciar a su poder que se vaya, y sea cual sea el Gobierno que le sustituya será combatido a sangre y fuego. Una huelga general es un envite, una bayoneta, y así se ha de tomar la huelga del día 29 de septiembre. La han convocado los sindicatos “domesticados” por la monarquía, y nosotros la transformaremos en huelga general para la clase a la que pertenecemos.Se miente desde los periódicos que son pagados por el Gobierno –y lo son todos- y se convoca y a la vez se desconvoca, pues el mensaje – y es mensaje sindical- es que hay que hacer huelga, pero poca, poquita, poca, que viene Cospedal con Santa María, la Pinta de Madrid, y la Niña de Rajoy. Son unos tramposos los socialdemócratas –siempre lo fueron, recordemos que entregaron Madrid a Franco en marzo de 1939, entre otras lindezas-. Ahora entregan los derechos de los trabajadores al Gran Capital sin vergüenza alguna –nunca la tuvieron-, y mientras Pajín y Rubalcaba y Blanco y el “sonajero de la Mancha” el falangista José Bono, apuntalan el régimen monárquico y el sistema capitalista, nosotros haremos barricadas con tirachinas con rodamientos, y encenderemos las calles con ruedas de coches. Hay miles. Una barricada de fuego en cada ciudad, en cada calle, a la entrada de cada empresa. Una barricada de hombres y mujeres defendiendo sus derechos.La Huelga General no es una “boutade”, no es una tontería, no es una “caxigalina”. Es un momento para combatir. Que cada cual convoque, que cada cual se anude la corbata hasta que le ahogue, que se abrochen los cinturones los fascistas, porque vamos directamente hacia el corazón de los que pretenden hacer de este mundo un vertedero en que sólo van bien los que siempre han vivido bien. “A la huelga, compañeros, no vayas a trabajar, deja quieta la herramienta, es la hora de luchar”, cantan mis compañeros anarquistas. Y los comunistas con Léo Ferrer cantan “Ni dios, ni amo”Y a la huelga vamos diez, /cien, mil, mil cien,/y un millón si nos cuentan bien,/y diez millones si no hay traidores.Compañeros, esta Huelga General debe ser el principio de la libertad.

    http://www.insurgente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=4446:a-la-huelga-companeros&catid=147:manuel-f-trillo&Itemid=349

    Comentario por Mikel — 26 septiembre 2010 @ 20:05 | Responder

    • Todo eso está muy bien. Pero hemos llegado a un punto en que la huelga es la ÚNICA arma que tiene la clase obrera, y no me refiero sólo a los asalariados, sino a la gente de a pié en general. Y digo única, porque como bien se ha dicho en cualquier otra forma de presión nos tienen básicamente cogidos por los WebOS.

      ¿Crees que les importa un comino que hagamos huelga o no? ¿crees que le importó un comino al PP hace unos años que todo el país se levantara en huelgas, manifestaciones y protestas en contra de la guerra? de la que, por cierto, ahora no se acuerda nadie.

      Pues lo mismo: la huelga en este momento es una medida que no perjudica en absoluto al gobierno ni a la banca, sólo a los trabajadores y a la pequeña y mediana empresa que aguanta (los que aguantan) como puede.

      ¿Qué ocurrirá cuando veamos que el gobierno pasa ampliamente de nosotros? pues que habrá un cambio de gobierno… al PP, por supuesto (como ya dije en mi comentario anterior, es un cambio que ya lleva tiempo preparándose), que entrará como sustituto de “ese gobierno débil que no supo reaccionar” (en realidad son los mismos, pero hay que hacer teatro).

      Ya verás cómo a los 8 o 12 años el PP hace alguna animalada en contra de toda la sociedad, y entonces todos votarán de nuevo al PSOE sin acordarse de lo que está pasando ahora.

      Repito: la única arma efectiva sería una insumisión fiscal. Pero como bien apunta el Mendigo, eso es a día de hoy casi imposible, lo tienen todo atado y bien atado.

      Comentario por marcostonhin — 27 septiembre 2010 @ 18:58 | Responder

      • Venga Marcos, que hoy me apetece llevarte la contraria.

        Contra la guerra no hubo huelgas, y la última huelga general hizo recapacitar al mismísimo Aznar. Pero resulta que Bambi ha resultado ser más intransigente, más sordo que su antecesor.

        La huelga general perjudica al gobierno, por supuesto, porque le enfrenta contra sus bases. Y por supuesto a la banca, al reducir la actividad económica. Una sola jornada de huelga, quizá no mucho. Pero unas cuantas, y botín se arrodillaría a nuestros pies o se le hunde el chiringo.

        Lo de las medidas de presión, no sólo está la huelga. A mí me parece más interesante otra: no consumir ni trabajar. Entiéndase, consumir lo mínimo para poder ir tirando con poco curro. Esta es la forma de reventar su economía. ¿Quieres hacer la revolución? No hace falta ir a las trincheras con un rifle en la mano, sería una tontería, sus carros te pasarían por encima. Es mucho más sencillo: no compres. No compres vivienda, sobre todo. Espera a que bajen los precios. Si todos lo hacemos, si reconocemos que los precios de la vivienda son desorbitados, que es un robo que nos hacen de por vida, que demos lo que ganamos durante décadas para pagar una vivienda que se levantó con unos pocos meses de trabajo. Si la sociedad llega al convencimiento de que los precios de la vivienda son desorbitados, que no se ajustan a su valor, de que no sólo tienen que bajar sino que van a bajar, al menos un 50%…no acciones heroicas en el frente, con el puto fusil en la mano, basta con una decisión de inversión egoísta, pensando en el propio pecunio. Si pudiéramos demostrar a la gente que los precios de la vivienda están inflados en un 50%, y que por lo tanto no compren hasta que la burbuja no se haya desinflado…hundimos el sistema. Con los bancos cargados de activos inmobiliarios, no podrían soportar que estos pasasen a valer la mitad. Incumplirían incluso los laxos principios aprobados recientemente en Basilea, estarían quebrados. Por supuesto, antes habrían quebrado las grandes constructoras que han convertido al Reino de España en uno de los países europeos más corruptos.

        Es sencillo, incruento, y al alcance de la mano. Por eso mismo la ministrilla Corredor, la prensa, los esbirros de Botín nos quieren convencer, un día sí y otro también, de que los pisos ya han bajado todo lo que tenían que bajar y que es buen momento para comprar, un buen negocio. Lo llevan diciendo meses, ya va para dos años. Y los precios siguen bajando inexorablemente…

        Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 7:07 | Responder

  10. Ante la pérdida de derechos laborales es lo único que podemos hacer, y si dudamos de la conveniencia de hacerla o no, habrán vencido los que nos quieren perjudicar, exprimirnos más para seguir aumentando beneficios a costa de peores condiciones.

    Dudar del ejercicio de un derecho es una derrota. Debemos pensar en nosotros mismos, y olvidarnos de sindicatos y conveniencias de fechas. El gobierno ha tomado medidas impropias y perjudiciales para todos los trabajadores, y que poco van a mejorar las cifras globales además, sino solo los bolsillos de algunos empresarios. El motivo es más que suficiente:

    Nuestra dignidad como trabajadores y personas. No hay más.

    Pronto o tarde, mejor o peor convocada, es lo menos que podemos hacer por nuestros derechos, por nuestra responsabilidad, por nuestra dignidad.

    CUIDADO, SPAM:1m2: 29-S Hazlo por ti.

    Comentario por wenmusic — 27 septiembre 2010 @ 10:53 | Responder

    • Yo me he cagado en los sindicatos durante entradas y entradas. Y lo seguiré haciendo. Ahora, si convocan una huelga toca cerrar filas y cargar a una. Aprender esto es el A-B-C de todo trabajador. Si no has aprendido que en las movilizaciones, o permaneces unido, o estás haciéndole el favor a la patronal, es que no has aprendido nada de la cultura obrera que debe tener todo asalariado.

      Se puede discrepar de la fecha, caerte mal los convocantes, pero por encima de eso está mantener un bien superior, que es la unidad de acción de la clase trabajadora. Porque esto es como el cuento de los juncos, por separado, cada trabajador no vale una mierda, el empleador tiene la sartén por el mango y podrá hacer con él lo que quiera. Los trabajadores sólo tienen fuerza cuando se actúan al unísono.

      Esto es básico, pero parece que se está olvidando. Si en un combate, cada cual sólo busca salvar su propio culo, no sólo se pierde la batalla sino muy probablemente aquello que tan celosamente guardabas: tu culo. Un ejército retirándose en desbandada es la señal para que el enemigo cargue y lo extermine. Los soldados de las regiones romanas lo sabían, la única esperanza de salir con vida de aquello era mantener la formación cerrada y tirar para adelante. Confiar en que tu compañero no saldría huyendo descrubriéndote el flanco, y fijando la atención en avanzar, no en el momento de salir corriendo.

      Por eso es tan importante para el empresariado romper la unidad de acción de los trabajadores, difamar a los sindicatos, diluir la conciencia de clase. Que cada uno se busque la vida, es la idea que viene de los USA. Así, vamos camino del infierno.

      Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 7:20 | Responder

  11. Que puedo añadir mendigo que tu o tus visitantes no hayan comentado.
    Yo cada día alucino más con mis compañeros, amigos y familia. Gente de rentas medias bajas. Funcionarios normales.
    La mayoría creen que la Huelga no va a servir de nada.

    Te preguntan Que medidas se pueden hacer?.
    Que si se les mete mano a los bancos luego nos lo van a cobrar a nosotros.

    Miedo y resignación es lo que veo. No cabreo. Miedo y resignación. Y con esos sentimientos mal vamos.

    Todo el mundo va su puto rollo sin pensar en más allá y solo pensando en si mismos.
    Cogiendose el día para no ir a trabajar pero que no le quiten el sueldo.

    Es posible Mendigo que tus amistades y entorno estén cerca de tus ideas o por lo menos estén medianamente informados. Pero no es mi caso. Cuando comienzas a explicar cosas como que seguimos teniendo una estructura de renta igual a 1965 la gente no se lo cree.

    Cuando explicas que con la reapertura de impuestos como el de patrimonio y unos poquitos más se puede recuperar un pastizal igual a lo que les han quitado a los funcionarios no se lo creen.

    Cuando explicas que por que a las rentas de capital no se les mete la misma mano que las de trabajo? pues tampoco lo ven.

    Cuando explicas la idea de un banco público ya están pensando en funcionarios tocándose los cojones.

    Cuando les dices que es injusto que a los funcionarios le quiten 5% de su sueldo te dicen que son unos privilegiados. Pero que en vez de nosotros aspirar a esos “privilegios” es mejor que ellos vengan a nuestras condiciones peores condiciones.

    Cuando ya te empiezan a dicerte cosas como que la generación ni-ni va a joder las pensiones. Como le explicas que esta es la generación mejor formada de nunca.

    Cuando hablas con el director de la escuela de tus hijos y te dice que no hace huelga porque “es utilizar a los niños para chantajear” ¿?

    Y así todo el santo día.

    Cada día tengo más ganas de ponerme el pasamontañas de verdad y liarme a pedradas contra to dios.

    Pero lo patético es que cada día que pasa todo el mundo me ve más friki.

    Un saludo Mendi
    P.d Aprovecho para darte las gracias por los marcadores. Excelentes como siempre.

    Comentario por Karkos — 27 septiembre 2010 @ 15:56 | Responder

    • “Miedo y resignación es lo que veo. No cabreo. Miedo y resignación. Y con esos sentimientos mal vamos.” –> Cuanta verdad.

      Comentario por wenmusic — 27 septiembre 2010 @ 16:00 | Responder

    • Karkos, me temo que lo que tú sientes es lo mismo que padecemos otros en nuestra vida diaria. Si defiendes ciertas cosas, solidaridad, justicia, te miran como si fueras verde y tuvieras antenas y aletas. Vengo del planeta XGRTYPQ y quiero la revolución social.

      Cuando me topo con esa masa adoctrinada por el poder en su ideología, obedeciendo a intereses ajenos, contrarios, me entran unas tremendas ganas de ponerme un cubo en la cabeza y mandar al mundo a la mierda.

      ¿No queréis capitalismo? ¿Os parece bien esta monarquía bananera corrupta? Pues veeeeenga joder. Dos tazas de capitalismo. Veinte. Y cuando veas a tus putos hijos en la puta calle, aplaude las consecuencias de tu decisión. Si total, esto de las ideologías, de las clases, está ya superado…eso es de antiguos.

      Y luego, que vayan a que Ana Patricia (la nueva Reina de España cuando su padre, Emilio, muera) les de una limosnita en agradecimiento a haber defendido, con tanta convicción, sus intereses.

      Nunca había visto a tanto esclavo gilipollas pregonando con tanto amor la religión esclavista del amo. Vale que seas esclavo, pero al menos guarda la libertad en tu corazón de odiar las cadenas, de odiar al que te las puso, de guardar el anhelo de libertad.

      Pero si eres mujer maltratada y encima justificas a tu marido…pues es que mereces otras mil ostias más. Un esclavo que besa el látigo merece que le arranquen la piel a latigazos. A todos esta gente de la clase media que se ponen de parte del capital, siendo como son nada más que trabajadores, no merecen otra cosa que lo que les va a pasar: van a perder los derechos que ganaron sus padres, obreros, para ellos, y van a ver a sus hijos convertidos en lo que sus padres lucharon por evitarles.

      Pierden la dignidad, traicionan a su clase por aferrarse a su burbujita de buguesito, y es la forma de que lo acaben perdiendo todo. Les jodan, por ponerse del lado del capital.

      Quien a buen árbol se arrima…mal rayo le parta.

      Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 7:34 | Responder

  12. Reflexionando (que a veces lo hago) sobre los comentarios tanto de este blog como de compañeros de trabajo, me di cuenta ayer de por qué no nos ponemos de acuerdo con el tema de huelga sí o huelga no. En mi opinión es porque estamos confundiendo dos cosas que, aunque no lo parece, son distintas: HUELGA y MANIFESTACIÓN.

    HUELGA: Es cuando los empleados no acuden al trabajo como medida de presión HACIA LA EMPRESA (realmente al Estado y a la banca les da igual que la gente haga huelga o no).

    MANIFESTACIÓN: Reunión multitudinaria y pública en la que se quiere llamar la atención o protestar sobre un asunto de interés general.

    Personalmente sigo diciendo que hacer huelga en este momento es poco menos que absurdo. Sin embargo sí creo imprescindible hacer una MANIFESTACIÓN lo más multitudinaria posible.

    No se trata de perjudicar a la empresa como medida de presión, ya que salvo en el caso de la gran empresa (muy gran empresa) el empresario no tiene ninguna culpa de las medidas adoptadas por el gobierno. De lo que se trata es de hacer ver el descontento del pueblo (en todos los ámbitos, no solo el de los empleados) por esas medidas.

    Comentario por marcostonhin — 29 septiembre 2010 @ 8:03 | Responder

    • “el empresario no tiene ninguna culpa de las medidas adoptadas por el gobierno”
      ¿Ah no?
      ¿entonces, que son, una idea feliz del gobierno?
      ¿no es lo que pedía la CEOE?
      ¿no están aplaudiendo con las orejas?

      Hombre, la culpa…. no, la culpa la tenemos NOSOTROS por elegir a los que elegimos, y por dejarles hacer luego lo que les peta

      Ya lo propuse una vez,y creo que es la mejor protesta: ponernos de acuerdo y las próximas elecciones votar masivamente a un partido de esos chiquititos y testimoniales (da igual que partido sea, siempre que votemos todos al mismo, podríamos elegirlo incluso por sorteo), y dejarles sin escaños, sin poltronas, sin cargos, a estos profesionales del PPSOE. La ibamos a armar gorda😄

      Y, evidentemente, la primera reforma que hay que hacer no es la laboral, sino la política: ahora no hay democracia, hay un oligopolio político, en manos de dos (en algunos sitios, tres) directivas de partidos mayoritarios (que internamente, además, son verdaderas dictaduras), y que van alternándose en el poder, mejor o peor dirigidas por los titiriteros del capital (los que mueven los hilos).

      Comentario por santi — 29 septiembre 2010 @ 15:00 | Responder

      • Tienes toda la razón: qué contentos estamos los empresarios por estar endeudados hasta el cuello, hipotecando nuestra empresa y nuestra casa (particular) para poder seguir pagando los sueldos de la gente intentando no despedir a nadie. Qué contentos estamos los empresarios por tener que pasarnos todos los meses temblando de si podremos cobrar algo a final de mes (porque somos los últimos en cobrar). Que contentos estamos los empresarios por las malas caras que te pone la gente por la situación económica, cuando tus propios empleados viven mejor que tu (de hecho están cobrando más todos los meses) y si la empresa se va al garete ellos tienen paro y tú te quedas en la calle (por la hipoteca que tenías del piso).

        Qué suerte tenemos los empresarios por lo bien que la gestión del gobierno y la banca (que tanto monta monta tanto) que ha llevado a todas las empresas (excepto las MUY grandes) algunas al borde de la quiebra y otras al cierre total.

        Vamos hombre, no me vengas con las tonterías de siempre de que el empresario es un explotador sin escrúpulos y los empleados unos pobres explotados. Hace unas décadas podía colar, pero ahora mismo desde luego no (al menos en la pequeña empresa).

        Comentario por marcostonhin — 29 septiembre 2010 @ 16:42 | Responder

        • No lloraste cuando las cosas marchaban bien. Por aquellos años tu negocio iba viento en popa gracias al esfuerzo emprendedor del empresario. Ahora el gobierno y la banca (por ese orden, no nos vayan a confundir) tienen la culpa de que pierdas el piso (tranquilo, no será para tanto).
          Los malos empresarios quieren dictar las leyes económicas (y lo están consiguiendo).
          Mi tio tiene una panadería, con los años ha llegado a acumular varios pisos y apartamentos en varias localidades cercanas. Cada vez que se casa uno de sus hijos le regala un piso amueblado. Todos sus trabajadores tienen hipotecas. Y con el mismo gobierno y la misma banca que tú.
          ¿De qué es tu empresa? Lo mismo te podemos ayudar en algo. ¿Qué vendes? Anúnciate aquí, seguro que a Mendigo no le molestará.

          Hastaluego
          Joseluis

          Comentario por Joseluis — 30 septiembre 2010 @ 15:50 | Responder

          • Pues no, cuando las cosas marchaban bien no lloré. Lo que hicimos cuando las cosas marchaban bien fue dar trabajo a más gente. Desde luego, qué cabrones somos, mira que ocurrirsenos crear empleo…

            Comentario por marcostonhin — 30 septiembre 2010 @ 22:53 | Responder

            • No es de cabrones crear empleo (yo nunca lo he dicho). Pero cuando la cosa va mal se le hecha la culpa al gobierno……..no a las malas previsiones. No me alegro del mal de nadie. Pero yo no he pedido préstamos con la esperanza de que la situación mejore en el futuro.
              ¿Tanto trabajo te cuesta admitir los hechos? Los mismos que te daban el crédito hace tres años ahora te lo deniegan. Los mismos que te animaban a crecer y crecer ahora te dicen que te aprietes el cinturón. Y tu patrón (el de la CEOE) sique dando recetas que no aplica a sus empresas.
              Pero la culpa es del gobierno (dicen), y de los funcionarios (dicen), y de los sindicatos (dicen).
              Yo me lanzo al vacío (porque tengo cojones, no como vosotros que sois unos cagaos) y cuando me doy cuenta de que no tengo paracaídas le hecho la culpa a los pobres resentidos, al gobierno chupadinerorecaudadordeimpuestosquemehadejadosinparacaídas, a los trabajadores que no saben trabajar más por menos.
              ¿Te han quitado mercado los chinos?
              ¿Quiénes crees tú que le han abierto la puerta a los productos chinos? ¿los trabajadores o los empresarios (comerciantes y transportistas?
              Reconvierte tu empresa en una importadora de ropa china o algo así.

              Hastaluego
              Joseluis

              Comentario por Joseluis — 1 octubre 2010 @ 7:48 | Responder

              • Sigues repitiendo lo mismo, y lo mismo, y lo mismo otra vez. No te das cuenta de que los mismos problemas que están afectando a la clase asalariada (que me parece el término más correcto) son exactamente los mismos que están afectando a la pequeña empresa. La única diferenciación la hacen los que se empeñan a ver a la empresa como el enemigo (vuelvo a recordar que hablo de la pequeña y mediana empresa), cuando sufre de los mismos problemas que los asalariados.

                Me hablas de malas previsiones. Muy bien: ¿por qué los asalariados no fueron previsores y guardaron un fondo de dinero por si venían malos tiempos, en lugar de gastar todo según iba entrando? Porque en la mayoría de las casas todo el que tenga más de 20 años tiene coche propio, un televisor de última generación, se van (iban) de cena y/o de juerga todos los fines de semana…

                Pero claro, es mejor echar la culpa a la falta de previsión de la empresa por no poder seguir manteniendo el tren de vida al que te habías acostumbrado.

                Pues en la empresa pasa exactamente lo mismo: todas las empresas aprovecharon para hacer un montón de inversiones en lugar de guardar un fondo, y ahora se ven a dos velas. Eso te lo reconozco, pero la situación y la culpa es la misma en ambos bandos (ya que estáis empeñados, como siempre, en hablar de la relación empresario-asalariados como una confrontación).

                Entonces, ¿dónde está el problema? está en cómo se llevó la gestión de la crisis. En si la crisis es real o ficticia (creada por intereses de la banca). Está en que la crisis la originó la propia banca privada, y el Estado en lugar de dejar que se arreglen como puedan les dió dinero que era DE TODOS, y a cambio no hemos recibido nada. Está en que en lugar de hacer recortes y reformas en cosas que eran de verdadero escándalo (gastos militares. gastos de los mandatarios, sueldos multimillonarios acumulados de TODOS los ministros que tuvo este país desde hace más de 30 años, etc. etc. etc.) han hecho recortes y reformas en cosas que son de interés general.

                ¿Que las pequeñas y medianas empresas no tuvieron suficiente previsión? bueno, los asalariados tampoco. Y no es motivo para quemar en la hoguera al pequeño empresario.

                Por cierto que la CEOE ni es mi patrón ni me representa. Ni nos mandan nada, ni nos arreglan nada, ni conozco a ningún empresario que los haya elegido como representantes. Son ni más ni menos como los sindicatos de los asalariados: unos chupatintas trepas que están en ese puesto por amiguismo, y que hacen exactamente la misma labor que los sindicatos mayoritarios; es decir: ninguna.

                Comentario por marcostonhin — 2 octubre 2010 @ 8:19 | Responder

                • A mí también me parece correcto el término de clase asalariada.

                  Y volvemos a lo mismo: sí que es cierto que muchos problemas que provoca la financierización de la economía, así como concentración de poder y capital en pocas manos, son comunes a trabajadores y empresarios. Pero existen otros conflictos de intereses en los cuales tú no vas de la mano de tus trabajadores, sino que tus intereses son antitéticos. Por ejemplo, los derechos laborales. El poder que pierden los trabajadores en la empresa es poder que ganas tú, las menores indemnizaciones por despido son indemnizaciones que te ahorras tú. Et caetera.

                  Luego existe confrontación de intereses. En algunos casos. En romper el oligopolio que la aristrocracia económica ha montado en la economía española te conviene a ti, y por añadidadura a los que trabajen para ti.

                  Por lo demás, y como es habitual, estoy perfectamente de acuerdo con el resto de lo que expones.

                  Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:37 | Responder

                  • Y yo, como SUELE ser habitual, estoy de acuerdo contigo xD

                    Tienes razón en que las medidas concretas que mencionas perjudican al asalariado y benefician a la empresa. Pero justificar con eso la huelga es como si, ante una medida del gobierno que beneficia al asalariado en contra de la empresa, los empresarios dejaran de pagar los salarios durante un tiempo como protesta. ¿a que no tendría ningún sentido?

                    Pues para mi hacer una huelga como protesta ahora mismo me parece lo mismo.

                    Comentario por marcostonhin — 5 octubre 2010 @ 19:20 | Responder

                    • Jajajajaja

                      Muy bueno. La verdad es que es curioso, ver la realidad desde la atalaya del de en frente.

                      El ejemplo no es muy bueno, porque los salarios se pagan por un trabajo ya realizado, no es algo que puedas elegir no pagar, es una cantidad que ya debes. El contraejemplo sería un paro patronal, y sabes que eso está prohibido por ley (para evitar por ejemplo lo que le hicieron a Allende).

                      Pero vamos, que sí, que entiendo perfectamente tu argumentación.

                      Eso sí, Marcos, te recuerdo que los obreros tienen el recurso a la huelga general cuando el gobierno beneficia al “enemigo” (es una forma de hablar). ¡Pero es la única! En cambio el capital tiene mil y una formas de castigar al gobierno cuando éste favorece, como dices, a los trabajadores o, incluso, cuando no se aviene a concederles todos los beneficios que piden.

                      Una forma muy clara de este chantaje al que el capital somete a los gobiernos es la expatriación de capitales. Si un gobierno se atreve a subir los impuestos a la burguesía, ésta se lleva su dinero y su empresa a otra parte ¡como si fuera suyo y suya!, empobreciendo a la sociedad y predisponiendo a los ciudadanos con el gobernante que, precisamente, ha legislado en su provecho. De tal forma que sean los mismos trabajadores los que pidan ser sodomizados por el empresario, como estamos habituados a ver (al fin y al cabo, gobierna la derecha).

                      Comentario por Mendigo — 6 octubre 2010 @ 9:12

            • “Lo que hicimos cuando las cosas marchaban bien fue dar trabajo a más gente. ”

              No, no y no. Eso sí que no. Tú no das trabajo a nadie, no entremos en la confusión del lenguaje. Los que te dan tu trabajo a cambio de dinero son los trabajadores a ti. Tú cuentas con la propiedad de los medios de producción, pero son ellos los que te dan, te venden su trabajo y no al revés.

              Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:30 | Responder

              • Vamos hombre, no me fastidies. Si cuento con la propiedad de los medios de producción será porque los he tenido que pagar. Y ellos no me dan absolutamente nada: trabajan a cambio de dinero. ¿o es que los pobrecillos asalariados son unos esclavos a los que cortaré las manos si no trabajan?

                Si no te parece justo la solución es bien fácil: si alguien quiere entrar a trabajar en una empresa, para ello tendrá que pagar de su bolsillo la parte proporcional de la inversión que se ha hecho en la empresa. Es decir, si un panadero contrata a un ayudante para su panadería, el ayudante antes de nada tendrá que pagarle la mitad del precio del negocio. Y no sólo el precio de las propiedades, también tendrá que pagar por las horas que el empresario ha pasado luchando por levantar la empresa, por los créditos que ha tenido que pagar, etc.

                Una vez hecho esto, efectivamente, podrá exigir sus derechos sobre los medios de producción.

                Supongo que así te parecerá más justo, ¿no?

                Pues si no ya me dirás.

                Pero claro, aún no he visto a ningún asalariado comprarse ni un bolígrafo que haga falta para el negocio. Los asalariados aportan su trabajo, única y exclusivamente, y NO QUIEREN aportar nada más. y es por ese trabajo por lo que se les paga. Cualquier cosa que haga falta (CUALQUIER COSA, INSISTO) tendrá que ponerla la empresa. Y esto también me parece justo: la empresa le paga al asalariado por su trabajo, que es lo único que aporta y quiere aportar ese asalariado, y es obligación de la empresa aportar los medios de producción (que son tanto un bien como una carga).

                Comentario por marcostonhin — 7 octubre 2010 @ 21:26 | Responder

                • Yo no dije que el trabajador regale su trabajo (aunque hay empresas que eso pretenden, al no pagar las horas extras). Lo da a cambio de dinero, es decir, lo vende, alquila su fuerza de trabajo.

                  Otra cosa. Que el empresario haya comprado los medios de producción, no le hayan salido gratis, no es legitimación ninguna. De la misma forma que un amo esclavista podría justificar el esclavismo diciendo que él ha tenido que pagar por su mercancía humana, y por lo tanto tiene derecho de propiedad sobre ella.

                  Que hayas pagado por esa mercancía (en este caso, la empresa) no implica que su posesión sea moralmente justificable (te puedo poner un montón de ejemplos, pero creo que no es necesario).

                  En lo que sí que tienes toda la razón es que la mayoría de los trabajadores no quieren meterse en fregaos, quieren recibir un salario sin preocuparse del gobierno de la empresa o arriesgar su dinero.

                  Es lo mismo que hacen luego, cuando dejan el gobierno de la nación en manos de otros, los políticos profesionales.

                  Defender la Democracia es hacerlo en todas las esferas, en un Estado, en un ayuntamiento, en una empresa o en una comunidad de vecinos. Los ciudadanos/trabajadores/convecinos deben implicarse y asumir responsabilidades en el gobierno del bien común.

                  Evidentemente, eso implica poner también la pasta y el esfuerzo para crear el negocio. Es que de eso se trata una cooperativa!

                  En las empresas ya creadas, yo aventuré la posibilidad de que los trabajadores fueran recibiendo, como complemento a la nómina, participaciones en la empresa (algo así se hizo en Suecia, y el resultado no está mal, por lo que podemos ver). De esta forma, los trabajadores irían accediendo gradualmente a la propiedad y gobierno de las empresas, familiarizándose con las responsabilidades que ello exige.

                  En el plazo de unos años (según lo intensiva en capital o mano de obra que sea, más o menos) los trabajadores conseguirían el control de la junta directiva (aunque podría seguir funcionando como empresa de capital mixto, pudiendo buscar financiación en inversores privados o incluso el Estado sin perder el control).

                  Aps! Algo más. No niego que te lo hayas currado para sacar la empresa adelante. Pero no eres tú el único que has currado en esa empresa. Si ha salido adelante también es gracias al esfuerzo de los trabajadores.

                  Insisto: dormirías mejor si convirtieras tu empresa en una cooperativa. Y a lo mejor, hasta ganabas más pasta.😉

                  Comentario por Mendigo — 7 octubre 2010 @ 23:13 | Responder

                  • Que dormiría mejor, seguro xD

                    Comentario por marcostonhin — 8 octubre 2010 @ 9:19 | Responder

          • José Luis, insisto, no personalicemos este debate.

            Si lo personalizamos, sólo estamos hablando de Marcos como individuos. Y lo que nos interesa a todos son las relaciones trabajo-capital, sea quien sea el que desempeñe esos papeles.

            Por lo demás, Marcos me parece mucha mejor persona que muchos trabajadores, obreros o proletarios fascistoides que conozco.

            Y de lo de anunciarse en mi página…NI DE COÑA! No la uso para anunciarme yo mismo… XDDDD

            De todas formas, no creo que le ayudase en lo más mínimo, más bien al contrario.

            Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:28 | Responder

            • Tío, paso de ti que ya estoy casado (si es que con tanto piropo, no se, no se xD )

              Comentario por marcostonhin — 5 octubre 2010 @ 19:21 | Responder

              • No lo dudes, mi intención con tanta lisonja es clavártela pero bien.

                Al enemigo, ni agua.😛

                Comentario por Mendigo — 6 octubre 2010 @ 9:14 | Responder

        • Extraña respuesta, lloro más bien, y un tanto desenfocada.

          En mi post no entro a valorar la actitud de los empresarios, solo digo que SI tiene que ver con la reforma laboral, porque según el anterior pareciera que no sabían nada y se les apareció (la Virgen). De hecho, la reforma va en la línea de lo que pedian (si, lo que ellos pedian) en la “concertación social” previa al decretazo. Y la CEOE, según tengo entendido, tiene más, muchos más afiliados que los propios sindicatos.

          Aprovecho para recordarte que los bancos también son empresas, y de tu comentario veo clara una cosa: los empresarios tampoco teneis demasiados escrúpulos en hundir a otros empresarios. No es mala noticia.

          Por lo demás, no seas tan victimista. Tu no creas empleo por motivos altruistas, lo creas porque, como todo empresario, ganas dinero con las plusvalias del trabajador. ¿O tus beneficios salen sólo de tu trabajo personal?
          Y que conste que eso me parece legítimo (dentro de un orden), pero no me vengas con la cantinela del “pobrecito empresario”.

          Explotadores y explotados los ha habido, y muchos, y eso se ha corregido precisamente con leyes de protección laboaral y social, esas mismas que ahora se van desmontando poquito a poquito.

          Conozco empresarios de todo pelo, desde los simples oportunistas que cazan el dinero al vuelo (esos que se dedican a sus negocietes), otros (pequeños empresarios) que son prácticamente un trabajador más, y otros que dedican su esfuerzo a su empresa con ganas de hacerla prosperar; ninguno de ellos, sin embargo, tiene como objetivo principal crear empleo, eso sólo pasa en ciertas empresas públicas y chiringuitos varios (estos últimos para crear empleos bien pagados para amiguetes a costa del erario público, y son más comunes de lo que uno piensa)

          Porque, y perdona, debes ser muy torpe: la mayoría de los empresarios que yo conozco ganan más, en general bastante más, a veces mucho más, y en algunos casos, escandalosamente más, que sus empleados.

          No me malinterpretes, no me alegro de que te vaya mal (según parece), y si creo que tu esfuerzo y tu dedicación en tu empresa tiene que estar retribuido.

          Y también se que la mayoría de los empresarios no son monstruos (otra cosa son ciertos directivos, empresarios sin capital, que pueden ser verdaderos cabrones), y que en muchos casos se resisten a despedir a sus trabajadores que en no pocas ocasiones son también amigos.

          Y después de este rollo, vuelvo a mi idea: un partido, o un gobierno que se presenta a las elecciones con un programa, unas ideas y unas promesas, no puede luego pegar este bandazo. Lo honrado sería dimitir, convocar elecciones y plantear las soluciones a la crisis a los electores.

          Es posible que algunas de las medidas que se han tomado sean imprescindibles, otras (esta reforma, por ejemplo, o la de las pensiones) no lo creo, pero estoy abierto a que los candidatos me las expliquen, y a votar al que em convenza. Pero no a que me las impongan por el simple hecho de que hace tres años les votamos (porque entonces no nos dijeron que iban a hacer esto).

          Comentario por santi — 1 octubre 2010 @ 14:40 | Responder

          • Esto…

            Impecable comentario.

            No tengo más que añadir a lo ya dicho. De hecho, de haberlo leído antes, me hubiera ahorrado aporrear el teclado durante un buen rato.

            Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:41 | Responder

        • Otra respuesta que se me va a ir al carajo, así no hay forma de relacionarlas, pero bueno.

          Marcos, no todo empresario es un explotador sin escrúpulos, ni mucho menos. Ni tampoco lo era hace décadas, no creas. Como en todas partes, hay mejores y peores personas.

          Es preferible no personalizar el debate, porque tú te centras sólo en la posición del tablero que te ha tocado jugar, el de pequeño empresario. Intenta abrirte y entender el conjunto, no sólo bajo tus intereses, sino todos los que están en juego.

          Conste que entiendo que defiendas tu postura. Es más, reconozco lo que me cuentas, el dinero que no entra, tú eres el último en cobrar, te juegas tu vivienda…sacar una empresa adelante me parece una aventura arriesgada y realmente meritoria. Por supuesto que tienes problemas, que la vida del pequeño empresario no es un chollo, no quisiera que vieras esto como un ataque personal, de trabajadores contra empresarios. No se trata de las personas. Tengo colegas que son empresarios, uno de ellos bastante forrado de hecho, y son magníficas personas. Es más, precisamente el forrado tiene una mentalidad mucho más avanzada e incluso revolucionaria que cualquiera de sus trabajadores y que todos juntos también. No es cuestión de buenos y malos, e incluso tú mismo me pareces una buena persona, me agrada tenerte por aquí y que puedas exponer otro punto de vista.

          Para exponerlo mejor: yo no odio a Botín (por poner un ejemplo, o a Strauss Kahn…). Son personas, de las cuales poder aprender y con las que no me importaría conversar. No las odio como personas, odio el puesto que les ha tocado jugar en esta sociedad. Como te odiaría a ti si fueras presidente del Santander o director del FMI o como me odiaría a mí mismo. A Botín, yo le quito todo su capital, todo su poder, y no me importaría jugar al tute con él.

          Existe, por mucho que lo niegues, una contraposición de intereses entre tú y tus empleados. Si tu pudieras pagarles menos, tus empleados estarían jodidos pero tú tendrías mayores beneficios. No siempre es así. El que cada vez mayor cantidad de dinero se dedique a actividades especulativas, no productivas, nos empobrece a todos, empresarios y trabajadores.

          Por eso, intentemos debatir, incluso defendiendo nuestros intereses (aunque yo no considere legítimo el beneficio empresarial), pero manteniendo la cordialidad y la fraternidad entre las personas. Pues al fin y al cabo, no somos más que fichas, peones caballos o alfiles del Gran Juego.

          Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:24 | Responder

        • Por cierto, Marcos, ya que tanto envidias la suerte de tus trabajadores: si reconvirtieses tu empresa en una cooperativa vivirías mucho mejor, y tus trabajadores también. Compartiríais propiedad, responsabilidades y beneficios, como es justo.

          Si al final me vas a dar la razón, la propiedad privada no os conviene ni a los (pequeños) empresarios!😛

          Jajajajaja

          Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 9:33 | Responder

      • Lo de votar a un partido pequeño, o mejor dicho, ampliar el abanico de partidos que puedan formar gobierno en un futuro, lo que hace es dificultar al capital la labor de comprar a esos partidos. Tendrían que gastar más pasta. Ahora, les basta con tener bajo cuerda al PP$O€ para que todo esté atado y bien atado.

        Lo mejor sería una Democracia, gobierno directo del pueblo, pues así el capital tendría que sobornar a cada ciudadano para que votase de acuerdo a sus intereses. Y si unta a cada ciudadano, es decir, le da compensaciones económicas, es algo muy parecido a la distribución de renta que promete la Constitución y todos los gobiernos hasta la fecha han incumplido (la brecha entre ricos y pobres es cada vez mayor).

        Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:06 | Responder

        • Ponernos de acuerdo en votar a un partido pequeño es casi imposible. Aquí en este blog parece fácil: nos ponemos de acuerdo y listo. Pero a nivel estatal… ¿a que no adivináis quién controla los medios de comunicación, y con ellos a las masas? Pues eso.

          Mendigo: está muy bien lo del gobierno directo del pueblo, pero alguien tiene que ordenar ese gobierno. Sería imposible llevar a cabo las decisiones de un país sin utilizar representantes: ¿cómo harías, por ejemplo, para elaborar entre los millones de personas que vivimos en este país los presupuestos generales del estado? (por poner un ejemplo).

          El SISTEMA actual realmente me parece el mejor o al menos uno de los mejores. Otra cosa es que los gobernantes (que legalmente son los que representan la decisión del pueblo) se hayan convertido en lo que son. Es algo parecido a lo de los sindicatos: en teoría son representantes de los trabajadores que hablan en nombre de los trabajadores, pero en la práctica se han convertido en “amigos de”, trepas y demás que están a chupar del bote. El gobierno es algo parecido pero a mayor nivel.

          Es decir, el problema no es el sistema teórico, sino cómo en qué ha acabado en la práctica. Y eso ocurriría tengas el sistema democrático que tengas.

          Comentario por marcostonhin — 5 octubre 2010 @ 20:02 | Responder

          • ¿De verdad te parece tan difícil la confección de unos PGE en una Democracia?

            Pues en el mundo de la empresa, han encontrado hace mucho tiempo la solución: los presupuestos los elabora la Junta Directiva…Y LUEGO LOS SOMETE A APROBACIÓN EN LA JUNTA GENERAL DE ACCIONISTAS. Y si son rechazados, se devuelven para su reelaboración, hasta que satisfagan a la mayoría. Pues los accionistas de la empresa llamada España somos todos los ciudadanos. Y, lo que es más importante, hay que asegurarse que cada ciudadano sólo tenga una acción en esa empresa, y que no haya emisiones de acciones preferentes. El voto de todos valga lo mismo.

            Y mientras el gasto militar, que es puramente tirar dinero a la basura en el mejor de los casos, no se reduzca hasta hacerlo invisible, yo votaré en contra de los presupuestos. Y luego, habrá que ver qué opinan el resto de los ciudadanos.

            Lo que no puede ser, no sucede en ninguna empresa, es que un voto cada cuatro años sea una carta blanca para que el elegido haga lo que le salga del absoluto rabo, desde meternos en una guerra contra la opinión de la inmensa mayoría de la población, hasta tomar medidas de recortes de derechos en absoluta oposición con lo que prometía en el programa para el cumplimiento del cual fue elegido.

            Si existe disparidad entre la voluntad del pueblo y las acciones de los gobernantes, como en los casos que acabo de citar, NO EXISTE DEMOCRACIA. No gobierna el pueblo sino una casta elegida y manipulada por el verdadero poder: el económico.

            Democracia representativa no es Democracia, es un eufemismo para referirse a la oligarquía (gobierno de unos pocos). Legítimo en la medida que es representativo (y ya vemos que tampoco es muy representativo, luego tampoco es muy legítimo), pero no es democracia (o gobierno del demos, del conjunto de ciudadanos).

            E igual para cualquier otra ley, no sólo los Presupuestos. La redacta la cámara, pero quien la sanciona es el Soberano, el pueblo. Y a estas alturas es baladí recordar que internet lo hace técnicamente posible. El único requisito sería tener una ciudadanía educada y con interés por responsabilizarse del gobierno de la nación, del municipio, de la empresa…y no dejarlo en manos de “profesionales” de la política, que son marionetas sin honor ni palabra, que sólo dicen lo que les interesa, manipuladores de la realidad, cínicos y taimados.

            Comentario por Mendigo — 6 octubre 2010 @ 9:00 | Responder

    • Marcos, esta reforma laboral te beneficia, como empresario. Pagarás menos a tus trabajadores, cuando los despidas, lo cual te dará un mayor poder para despedirlos cuando te plazca. El gobierno quita dinero del bolsillo de los trabajadores para dejártelo en el tuyo. Te da más poder, quitándoselo a tus empleados. Eso te parece muy bien, porque la empresa es TUYA, piensas, y no de tus empleados que son sólo una fuerza de trabajo, una mercancía más como lo son los insumos que compras.

      El gobierno te ha favorecido, objetivamente, como empresario, con la reforma laboral. Así que es muy lógico que, insisto, tus trabajadores le den una bofetada al gobierno en tu carrillo. Pues tú eres el beneficiado de esa política, como te recuerda santi.

      Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:00 | Responder

      • Joder, con esto de los comentarios anidados y haber faltado todo este tiempo, la respuesta se me ha ido a tomar por culo.

        XDDD

        Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 8:02 | Responder

  13. Algunos comentarios aún utilizan una retórica propia de épocas históricas lejanas. Mucho de lo que aquí se acaba de discutir sobre empresarios y trabajadores resulta estéril por desfasado. Las relaciones económicas han cambiado en los últimos 30 años, pero una mayoría aún no se ha dado cuenta y con sus esquemas clásicos quedan fuera de juego. Y creo que precisamente en este blog se suele tener una visión más moderna de la realidad.
    Empresarios y trabajadores son personas y hay de todo, y tanta ética tiene el explotador como el currito que cobra subsidios públicos y trabaja en negro. Si invirtieran los papeles, uno y otro harían lo mismo que tanto critican. Lo que importa son las reglas de juego, las cuáles cada uno utiliza en todo aquello que le vaya en favor. Ahora tenemos una huelga motivada por cambios regresivos en esas reglas, aparentemente en beneficio de los empleadores y en perjuicio de los empleados.

    Pero las medidas del gobierno no son tanto para beneficio de “la patronal” sino que más bien cuidan los intereses de bancos y cajas. Hay que tener en cuenta que después de su reordenación ahora necesitan realizar una enorme reducción de personal con el mínimo coste.
    Para entender las regresivas reformas liberales introducidas por los socialistas, basta con darnos cuenta que nuestro sistema financiero forma parte de un entramado internacional con capacidad para forzar a cualquier gobierno. Díaz Ferrán y compañía sólo son unos actores de reparto cuyo papel se limita a aplaudir con las orejas.

    Y por si fuera poco, cuando aún se discute lo ocurrido en los últimos 30 años, la realidad sigue transformándose. Más nos valdría a todos abrir bien los ojos porque todo parece apuntar a que desde hace un par de años ya hemos entrado en otra nueva fase de la historia. Hoy mismo tenemos una confirmación de ello: China acaba de “comprar” Grecia.

    Comentario por Josep — 3 octubre 2010 @ 2:44 | Responder

    • Has explicado perfectamente lo que yo llevo no se cuánto tiempo intentando explicar (lo de las relaciones asalariado/empresario).

      Aún no me había enterado de lo de china, pero al leer tu comentario he echado un vistazo a las noticias relacionadas y me acabo de quedar anonadado.

      Bueno, aunque tampoco se por qué me extraño: EE.UU. hizo lo mismo en su momento comprando multitud de países a base de “ayudas” (muchos países europeos y la práctica totalidad de sudamérica tienen deudas inmensas con EE.UU., por lo que aparte de la imagen que dan frente al pueblo la realidad es que no les queda otra que hacer lo que los yanquis les ordenen)). Ahora que china se está convirtiendo (probablemente ya lo es) en la mayor superpotencia mundial, es normal y hasta esperable que siga el mismo método para asegurarse de ser “el que manda”: dar ayudas para después tenerte cogido por los WebOS.

      Resumiendo, es un funcionamiento de mafia pura y dura, pero a nivel mundial.

      Comentario por marcostonhin — 3 octubre 2010 @ 23:45 | Responder

      • P.D.: hablo de EE.UU. y de China, pero Europa también hizo lo mismo en muchas ocasiones.

        Comentario por marcostonhin — 3 octubre 2010 @ 23:47 | Responder

        • Bien. Una vez que das por sentado que hubo una falta de previsión en las empresas (ha costado trabajito que te enteraras), paso a lo siguiente (no te olvides de que la falta de previsión de los trabajadores es posterior a la falta de previsión de los empresarios; si los trabajadores no hubieran picado en el anzuelo del consumo las empresas hubieran cerrado por falta de ventas).
          Nunca he votado al PSOE. Ni al PP. Tampoco me oirán nunca responsabilizar a los políticos de la crisis ni de la gestión de la gestión de la crisis. Mejor dicho. Estoy totalmente de acuerdo en lo tocante a que el Estado se involucre más en la economía. Mientras que otros quieren adelgazar al Estado yo quiero que el Estado sea más grande y que gaste más dinero (para salvar bancos, o para salvar empresas, o para salvar a los trabajadores); como si fuese una gran enpresa de seguros. Al final va a resultar que los aquí defensores de las PYME están rezando para que el Estado de las soluciones y gestione la crisis. Pero cuando las cosas les iban bien no querían ver al Estado ni en pintura. Pero lo dijo mejor uno de los dirogentes de los empresarios: hay que hacer un paréntesis en el libre mercado.
          Socializar las pérdidas y privatizar las ganancias: así no.

          Hastaluego
          Joseluis

          Comentario por Joseluis — 4 octubre 2010 @ 7:54 | Responder

          • Añado algo para aquellos que piensan que todo esto está desfasado y tal.
            “Los datos no perdonan.Entre 1995 y el 2005 los costes laborales en España aumentaron sólo un 3,7%; ¡cinco veces menos que la media de los países de Europa occidental!, donde el aumento medio fue del 18,2%.
            “Sin embargo, durante el mismo período las empresas españolas aumentaron sus beneficios netos un 73%; más del doble que en el resto de Europa occidental, donde el alza media fue del 33% y, por si fuera poco, durante el mismo período la mayoría de los bancos españoles figuraron entre los que registraron los beneficios más elevados de Europa y ahora, paradójicamente, esos portentos bancarios teóricamente tan rentables están entre los que más ayudas han necesitado para sobrevivir y los que más restringen el acceso al crédito”.
            Los datos los tomo de Vicent Navarro.

            Hastaluego
            Joseluis

            Comentario por Joseluis — 4 octubre 2010 @ 8:25 | Responder

            • Vaya, yo también he acudido a esa misma entrada del profesor Navarro.😄

              De todas formas, insisto, mejor no personalizamos el debate, que con cordialidad se charla mucho mejor. Bastante mérito tiene Marcos con entrar a defender su postura en un momento en que su posición en el tablero es defendida por todos los altavoces del poder, incontestable la supremacía del capital sobre el trabajo. No tenía ninguna necesidad de entrar en un blog a justificar sus ideas.

              Por lo demás, sí, es evidente que compartimos la misma posición.

              Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 9:27 | Responder

      • Muy buena referencia al estilo mafioso de esas ayudas. Totalmente de acuerdo.

        Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 9:21 | Responder

    • ¿”retórica propia de épocas históricas lejanas”? Y un carallo, Josep, Y-UN-CARALLO.😛 La base económica es la misma hoy, que en el s.XIX que en el medioevo.

      Por ejemplo, en el s.XVII, un noble tenía la propiedad de la tierra, y obtenía rentas de la tierra (o un monasterio sobre unas salinas, o un industrial sobre unos telares…). ¿De dónde vienen esas rentas? ¿Del cielo? No, es la plusvalía o diferencia entre el rendimiento que obtiene de la venta de los productos que obtiene de sus tierras (simplificando, o de su arrendamiento en aparcería) y lo que le paga a los aldeanos.

      Si obtiene plusvalías es porque paga a sus trabajadores menos de la riqueza que ellos generan. Es decir, porque les roba. ¿La coartada? Que el noble tiene la propiedad de los medios de producción: la tierra (en muchas ocasiones, las herramientas de labor e incluso los animales de tiro los tenía que poner el vasallo). Parece justo retribuir de esta forma su propiedad, el capital. ¿Sí? Pero ¿Por qué tiene el capital? ¿Es justo que una persona acumule toda la tierra de la comarca, y los trabajadores tengan que trabajar para él, y no para sí mismos? ¿Por qué esa personas tiene tanta tierra? ¿Por qué sus hijos han de heredarlo? Al final, de lo que se trata es de si consideramos legítima la propiedad privada de los medios de producción, de los medios que necesita un trabajador para trabajar, y por lo tanto del trabajo asalariado. Según la respuesta que demos, estamos a un lado o a otro del línea.

      Porque un trabajador sin los medios de producción es como un cojo sin muletas. Podemos chantajear al cojo y decirle, si trabajas para mí, te devuelvo las muletas. Pero esto no es moral, es un robo. Es vivir del trabajo ajeno.

      Y estas relaciones llevan dándose desde que el mundo es mundo, desde que los fuertes se impusieron a los débiles y formaron sociedades jerarquizadas, haciendo que unos trabajasen para provecho de otros, haciéndolos cada vez más ricos y más poderosos.

      Las confrontación trabajo-capital suena antigua porque lo es, mucho más de lo que te piensas. Al final, se trata de cómo se retribuyen ambos factores de producción en cada sistema económico.

      En un sistema esclavista, el trabajo no vale nada. El trabajador/esclavo está obligado a trabajar para poder sobrevivir (nota: así sería en el esclavismo perfecto, porque en muchas sociedades antiguas el esclavo percibía un salario que le podía permitir pagar su propia manumisión tras años de trabajos para su señor…más o menos como las actuales hipotecas).

      En un sistema socialista, el capital no vale nada pues lo provee el Estado. Es el trabajo el único valor.

      Y entre medias de esos dos extremos, hay una infinita gama de retribución del trabajo y del capital. Según ganan fuerza los poderosos, quieren que sus beneficios gracias a que cuentan con los medios de producción sean mayores, ganando trozo de tarta a costa de lo que reciben los trabajadores (así ha sucedido en sociedades atrasadas, desiguales, como la Europa feudal, las dictaduras americanas o los petromonarquías árabes). Por contra, si los trabajadores son más fuertes, organizándose, consiguen mayor parte del pastel (como sucede en los países escandinavos).

      Luego la cosa se complica, porque el pastel a repartir puede menguar o crecer debido a crecimientos de la productividad, flujos internacionales de capital… la cosa es de todo menos sencilla. Pero dejémoslo aquí.

      Así que la cuestión última es: ¿Cuánto vale para ti el trabajo? ¿Cuánto vale el capital? Y según cada uno lo que responda, estará en un sistema o en otro. En España, en la última década, se han incrementado las rentas del capital (han crecido un 73%) a costa de las del trabajo (han crecido un 4%). Los trabajadores no han participado de la riqueza, y su trabajo es cada vez menos valioso porque cada vez lo que importa más es quién tiene el capital, las herramientas que necesita para trabajar. La última reforma laboral es un paso más en esa línea de devaluación del trabajo, en favor del capital.

      Esta ecuación no es nueva, pero no está ni mucho menos superada. Más viejo aún es el Teorema de la Gravitación Universal que mantiene a los planetas en sus órbitas, y no por ello está superada.

      Por lo demás, puedo estar de nuevo de acuerdo con el resto de tu comentario. Pero la primera frase no puede ser más desafortunada, porque de hecho está en la raíz de todo lo demás.

      Un par de matizaciones. China no sólo está comprando Grecia, lleva años comprando tierras de cultivo en África (lo cual me parece un crimen) a bajo precio, y acaba de comprarle a Repsol una buena tajada de plataforma continental brasileña.

      ¿Por qué? Porque tiene capital, y porque su infinito reservorio de mano de obra está completamente devaluado, tras siglos de opresión, con lo cual genera unas ingentes PLUSVALÍAS.

      Otra cosa: FUNCAS, la patronal bancaria, si mal no recuerdo, forma parte de la CEOE. Y la CEOE no son comparsas, sino actores principales. Algunas multinacionales españolas se encuentran entre los mayores jugadores del Gran Juego (Telefónica, Repsol, Iberdrola, Santander, BBVA…) y son los que ponen y quitan asientos, tanto en el gobierno como en la CEOE.

      Comentario por Mendigo — 4 octubre 2010 @ 9:20 | Responder

      • ¿Un CARALLO? Vaya, luego vas diciendo que no eres gallego… jajaja

        Pues sí hombre, te doy la razón en que la base económica es la misma de toda la vida. Puestos a argumentar que lo esencial no ha cambiado, no hace falta limitarse a la historia, la biología enseña que el pez grande es el que se come al pequeño, que la fuerza y la violencia determinan quién es el depredador y quién la presa. Y a ésta no le sirven de nada discursos sobre la justicia y la razón. Parece fatalista pero sólo es realista.
        Ser realista es lo que necesita la parte débil para sobrevivir. Saber que no es igual al poderoso y ver si conviene una estrategia para huír del peligro, o si es posible la unión con otros débiles para enfrentarse con éxito.
        REALISMO, UNIÓN Y DECISIÓN. Sin esto no hay lucha que valga para nada.

        Por lo del realismo me quejaba de la retórica desfasada, de los que parece que aún van sacando banderas rojas para ir puño en alto a la huelga general cantando la internacional. Los últimos que se tomaron eso en serio iban con chaquetas de pana y pantalones de pata de elefante. Creo que, por ejemplo, todos admiramos a Vicenç Navarro, y él no va por ahí. Me da bastante mal rollo oir hablar de los empresarios como explotadores dispuestos a aprovechar todas las reformas del gobierno en su versión más cafre; igual que me rechina oir eso de que los empresarios DAN trabajo a la gente ¡como si fueran Caritas!
        Y por supuesto, considero iluso pensar que una huelga va a echar atrás al gobierno, porque en realidad no deciden ellos, solo van a hacer como que ceden alguna cosa ya prevista de antemano como la edad de jubilación (con reducir la pensión media ya les basta por ahora).

        Yo, como no soy de letras ni sé expresarme muy bien, renuncio a hacerme entender, y mucho menos a poder elaborar un discurso moderno. Al menos intentaré ser original, y pongo un acertijo por si alguien pude intuir de qué voy:
        ¿En que se parecen un empresario textil español que traslada su empresa a Marruecos para producir más barato y un proletario español que compra ropa china porque es más barata?
        Pues evidente, son españoles, buscan precios competitivos y…
        contribuyen a hundir la economía de su propio país.
        Cada uno con sus muy autojustificadas razones, pero ambos unidos en el mismo esfuerzo común. En eso voy con lo de la desfasada retórica proletaria de enfrentamiento entre empresarios y trabajadores.
        Hoy volvía de trabajar en el tren, delante tenía a una mujer leyendo un libro electrónico. Supermegamoderna y de lo más guais. Dejando aparte la practicidad o no del artilugio, lo que me ha venido a la cabeza han sido más bien ganas de metérselo por… Veamos: España, una de las principales industrias editoriales del mundo y ahora nos vamos a poner nosotros a consumir libros fabricados en China porque es más moderno. Y más megamoderno aún es comprarlo un poco más barato por internet y con la VISA a una empresa de nosesabedonde. Bien, los del comercio local a la cola del paro con los de la editorial, pero siempre con un poco de beneficio para los bancos.
        ¡Qué suerte tenemos de que los chinos produzcan tan barato!¡Gracias a ellos los pobres curritos españoles aún pueden consumir algo con su magro sueldo recortado por nuestro mal gobierno!

        Y ya que sale el tema China, eso da para escribir libros, pero no tengo muy claro lo que están haciendo, aquí habláis de mafias y compra de tierras como un crimen. Pues no sé, si los africanos no tienen nada más que la tierra y alguien les da dinero por ella… Africa estaba abandonada, los chinos están inviertiendo en obra pública, poniendo fábricas y creando puestos de trabajo. Intereses estratégicos por supuesto, pero los únicos que ponen algo de valor en un continente hundido en la miseria. Y aquí, la semana pasada no sólo han comprado una parte de Repsol, también han entrado en Endesa para la producción de baterías (ambas noticias en La Vanguardia del sábado las destacaban como “buenas”… no sé hasta que punto puede serlo que la industria nacional vaya dejando de serlo…).
        Sin embargo lo que me parece más importante para nosotros es la “compra” de Grecia. Invierten en deuda de un país en quiebra al que no ayudan ni los socios europeos. Eso es un negocio de alto riesgo, ellos no tendrán ganas de tirar el dinero, ¿qué ocurre? No lo sé, pero es algo gordo. Quizá tengamos suerte y solo quieran aguantar el euro y entrar fuerte en él saliendose del dólar porque ven inevitable su caída (tienen enormes reservas de dólares y no querrán ese riesgo). En todo caso, lo que está empezando no acabará con Grecia, otros países con economías precarias (y no señalo a nadie…) van a ir pronto por el mismo camino. Y eso significa muchas cosas. Tengamos en cuenta, sobre todo, que los regímenes políticos de los países tienden básicamente al de la potencia dominante en la zona. Por eso somos una democracia. Pero eso no es algo fijo.

        Y los de FUNCAS, la CEOE, etc… insisto, unos comparsas. En España el que manda es Botín y los otros le ríen las gracias. A las empresas IBEX el PP ya se lo dejó todo arreglado y el PSOE lo ha mantenido. La legislación económica zapateril siempre cuida muy especialmente los intereses de la gran banca. Incluso con descaro, pero suele ser letra pequeña en los periódicos.

        Y volviendo a la huelga: sobre la unión de los trabajadores…. mejor no hablar.
        Sólo diré que yo hice huelga, aunque sólo por mi derecho irrenunciable al pataleo. Mi compañero más cercano es afiliado a UGT, hizo las cuentas de lo que le iban a descontar y pudiendo hacer huelga sin problemas no la hizo “porque no se lo podía permitir”. Me quedé :-O
        Así que decisión y valentía para cambiar las cosas… pues ya ves.

        Comentario por Josep — 5 octubre 2010 @ 1:58 | Responder

        • Cachis la mar, al final tanto hablo que me repito. En la otra contestación ya te he hablado algo sobre China. China, al fin y al cabo, somos todos. A mí me encantaría que el dinero de ese eBook fuera a parar a un obrero chino antes que a un español, porque lo necesita más, está en una situación objetiva de mayor necesidad. Quien dice chino o español puede querer decir malayo, ecuatoriano, alemán o lo que sea. Me la pela, o veo personas, no banderas.

          El problema es que ese dinero se lo están embolsando los empresarios y distribuidores, tanto es China como aquí, con los márgenes tan brutales que deja tener a un trabajador en semi-esclavitud (puedo quitar lo de semi, pues aún tendría más retribución un esclavo durante el Imperio Romano, más días de asueto, y mejor protección social…el amo procuraba sanarle, aunque sólo fuera porque era una mercancía cara, una inversión que debía preservar, mientras que en China el kilo de obrero va baratísimo, y como no hay compra puedes despedir a tu esclavo y coger a otro).

          Comentario por Mendigo — 5 octubre 2010 @ 8:32 | Responder

  14. Cierto que el obrero chino está más necesitado que el español, así como lo expones parece que hice un planteamiento egoísta. Y hay que reconocer que es verdad. Pero has entrado en un tema muy delicado y complicado, el de la ética en las relaciones económicas internacionales.
    Ese obrero chino merece toda mi solidaridad como persona, pero su relación actual conmigo es de competencia, por tanto lo que él gana lo dejo de ganar yo. Esto seguiría siendo así incluso en el caso de que fueran justos los márgenes de empresarios y distribuidores.

    En un mundo ideal podríamos hacer un planteamiento de solidaridad obrera internacional, en que todos intercambiáramos valores equivalentes para alcanzar una renta similar. En ese mundo ideal, también corregiríamos el exceso de desigualdad aportado por el neoliberalismo (según Vicenç Navarro el 1% más rico ha pasado de tener el 9% de la renta al 24%) Después de repartir la riqueza y dividir la renta global entre todos los trabajadores, nuestra renta quedaría en la mitad de la actual o menos.
    Acabamos de hacer una huelga general por recortes mucho menores que eso.

    Comentario por Josep — 5 octubre 2010 @ 22:54 | Responder

    • Ergo…a nosotros también nos conviene la explotación con la que el capitalismo somete a medio mundo, aunque sólo sea por participar de las migajas del pastel. Indirectamente o por añadidura, esos flujos de capital de un territorio a otro provocan un aumento del nivel de vida, aumento artificial, no provocado por un aumento de la productividad sino de los beneficios extraídos en otro territorio.

      En otras palabras, a nosotros también nos conviene que haya explotación, para poder seguir comiendo chocolate o bebiendo café todos los días, porque si se pagaran salarios justos sólo nos podríamos permitir tomar ambas cosas una vez al año. O darse el lujo de comprar una prenda de vestir para luego usarla una o dos veces y tirarla. O que un móvil cueste menos que un libro impreso, o… Es cierto, no nos conviene acabar con la explotación. Pero no todas las acciones tienen que tomarse por puro provecho económico, también existe la ética.

      Por otra parte, un mundo más justo, con intercambios comerciales equilibrados, entre regiones, entre empleador y trabajador, nos traería cuenta, puede que no mirando el bolsillo a corto plazo, pero a largo plazo sería un mundo más seguro y amable; un mundo más culto, menos violento y visceral. Onde não há pão, não há soçego, que decía la canción. Estamos desperdiciando la gran mayoría de la genialidad humana, sólo porque ha nacido en un país pobre, o en un país rico en un medio familiar pobre, o porque nació mujer en una sociedad patriarcal, o…inteligencias que podrían haber aportado a la Humanidad grandes avances científicos, irrepetibles obras literarias, un universo de conocimiento, se quedan en el limbo de los no nacidos simplemente porque la sociedad no se ocupó de darles las posibilidades de desarrollar sus posibilidades, condenándolos a una vida animalizada, a la lucha por la supervivencia.

      Por otra parte, no me parece egoísta lo que comentabas porque cada uno tiene la responsabilidad de cambiar, en primer lugar, su propio entorno. Yo no puedo ir a Mongolia a decirle a los mongoles lo que deben hacer, sólo tengo legitimidad para cambiar la sociedad que comparto, por eso mismo, porque yo pertenezco a ella (Democracia). Tenemos que hacer planteamientos para mejorar la sociedad de aquí, en la que vivimos. Y si lo que hagamos funciona en nuestra sociedad, será un aliciente para que otras sociedades sigan nuestro ejemplo.

      En cualquier caso, yo creo que antes que conflictos entre trabajadores de distintas sociedades, existe un conflicto mayor entre el trabajo y el capital, que es el que crea los mayores beneficios. Recuperando la teta del capital, habría para nivelar los niveles de renta en todo el mundo, sin que los trabajadores del mundo rico tuvieran que renunciar a más que a lo que les sobra.

      Comentario por Mendigo — 6 octubre 2010 @ 8:26 | Responder

      • Tu planteamiento me parece estupendo, a mi también me gustaría que el mundo fuera así. Yo no deseo aprovecharme de la explotación del tercer mundo y sinceramente podría vivir con una renta menor, de hecho no soy nada consumista y siempre he vivido “por debajo de mis posibilidades”, me educaron para ser hormiguita y no lo puedo evitar.
        Pero aquí el tema era la huelga general, y he intentado señalar que el problema no es tanto la actuación de nuestro gobierno al servicio del poder y en contra del pueblo, sino que el gran problema es que estamos compitiendo en un mercado global que necesariamente acabará igualando precios y salarios en todo el mundo y eso nos lleva a reducir nuestro nivel de vida, que es exactamente lo que estamos empezando a hacer una vez se ha agotado la vía del crédito para vivir por encima de nuestras posibilidades. No es tanto el conflicto clásico entre capital y trabajo (por ello insistí en lo de los criterios desfasados), sino que existe un exceso global de oferta de trabajo junto con una movilidad del capital infinitamente superior a la del trabajo, todo lo cual deja a este indefenso.

        Comentario por Josep — 6 octubre 2010 @ 20:09 | Responder

        • Pero tú crees que se producirá al final esa igualación en los salarios y en el nivel de vida?

          Yo no lo creo, porque los intercambios internacionales son desiguales, y los flujos de dinero entre dos regiones tienen un sentido predominante: del Sur al Norte global.

          Lo cual no quiere decir que tengamos asegurada una plaza en ese club de ricos por nacimiento. De hecho, sigo pensando que, por este camino, nuestros nietos coserán balones para los niños árabes y chinos.

          Comentario por Mendigo — 7 octubre 2010 @ 9:45 | Responder

  15. Anda, qué casualidad:

    Anguita dice a los sindicatos que estudien qué hacer el día después de la huelga

    Comentario por Mendigo — 9 octubre 2010 @ 12:26 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: