La mirada del mendigo

12 octubre 2010

Lorena y Luxemburgo

Filed under: fotos — Mendigo @ 22:33

La Rochefoucauld

Esta vez haré como Javi e iré sacando las fotos del viaje por fascículos, para alivio de vuestro router.

Por cierto, la foto de arriba es el castillo de La Rochefoucauld. No está en la Lorraine sino en la Charente, má o meno en medio de Francia, abajo a la derecha. Hicimos alto en el camino para comer y hacerle una visita.

Datos del viaje:

– 21 días
– 6.038 km
– 403 l de gasóleo (consumo de 6,67 l/100km ¡bien!)
– 598€ todo incluido

Es decir, 299€ por cabeza que, en tres semanas, da un gasto medio diario de 14,23€. Mucha gente se gasta más quedándose en casa o yéndose de copas.
¿Por qué pongo estos datos? Para convenceros de que viajar NO ES CARO, no tiene por qué serlo, basta con renunciar a lo superfluo para guardar pelas para lo interesante: conocer nuevos sitios. Por supuesto que, si quieres ir de rico, de hotel, restaurante y souvenirs, te gastas un pastón. Y más por donde nos hemos movido. Pero cuando se es pobre, basta con reconocerlo y no pasar por lo que uno no es. Con asumir este punto, y dejarse de pijadas (es decir, prescindir de lo que también prescindes estando en casa), todo va bien. Porque viajar es no es un privilegio, es una necesidad, es parte necesaria del aprendizaje vital de una persona; tan imprescindible como leer un libro o escuchar música.

La curiosidad de investigar, de saber qué hay más allá de la línea del horizonte que se ve desde tu ventana.

Navigare necesse est,
vivere non est necesse.

Pompeyo el Grande

+
+
+

Incidencias del viaje:

– Se estropea el freno de estacionamiento (que en la furgo no es de mano, sino otro pedal). Es el muelle del trinquete que lo asegura, que se le ha roto la cabeza. Con unos alicates oxidaos se moldea otro enganche nuevo y funcionando. Coste: 0€.
– Se estropea el ventilador del habitáculo. Es el conmutador-selector de velocidades. Con un apaño consigo que al menos funcionen dos velocidades. Con tiempo habrá que buscar la pieza en un desguace. Espero que muy pocos €.

El resto, la fula se ha portado magnífica: no consume ni una gota de aceite, siempre arrancando a la primera, ya le hemos hecho kilómetros como para dar seis vueltas al mundo desde que la compramos, y se sigue portando como una fiera, en asfalto, tierra y nieve. No está mal para una chatarrilla de cuarta mano…
+
+
+

La Lorraine et le Luxembourg

La catedral de Metz, capital de la Lorena, a orillas del Mosela (los trazos borrosos es gente que pasaba).
+
+
+
+
+
+
+
+
Un cisne joven en Pont à Mousson, en el Mosela (la Moselle).

Lo de joven es por el plumaje, que aún no ha adquirido el blanco níveo de los ejemplares adultos. El puto bicho era un borde, y no dejaba de graznar para echarme. Y yo, que estaba tan tranquilo remojándome los pies justo donde él se había empeñado en ir a comer, ya estaba viendo que me iba a dar un picotazo. Por suerte no lo hizo, porque ya estaba pensando en ponerle el pico en el cogote de un zapatillazo.
+
+
+
+
+
+
+
+
Bar le Duc

Bar le Duc es una villa preciosa, con un montón de casas de pequeños nobles y funcionarios del duque que se han conservado admirablemente. Supongo que habría mejores cosas que fotografiar, pero a mí me gustó esta puerta entreabierta.

Nota: Imagen retocada por gentileza de Javi. Tendré que enviarle una foto mía a ver si al menos de esa forma me veo estilizado y con pelo.
+
+
+
+
+
+
+
+
Como sabréis, la Lorena fue línea del frente durante la 1ª Guerra Mundial. El templete de la colina recuerda (y acaso justifica) esa carnicería. Parece increíble que ese molino de sangre funcionase en estos terrenos tan apacibles.

Un poquito más allá, está el Lac de Montsec.
+
+
+
+
+
+
+
+
De nuevo, la catedral de Metz.

metz

Vale que soy pesao. Tengo un montón de fotos de otras iglesias, palacios y castillos pero ¿no es una preciosidad?

Las vidrieras del transepto Sur (en esta foto sólo sale el transepto Norte, lo ziento) son las originales, del s.XIII, y narran la vida de San Pablo. Impresionante que esos cristalitos unidos con plomo hayan soportado cientos de años en uno de los lugares más convulsos de la Tierra: la frontera franco-germánica.
+
+
+
+
+
+
+
+
A Luxemburgo, como a Suiza, le tengo un odio especial.

Pero a parte de lo que me jode que esta peña viva de la hostia gracias al capital evadido de los cinco continentes, y que descansa en las cajas fuertes de sus bancos…lo cierto es que es un país precioso, lleno de bosques. Esta foto, una mierda, lo sé, es de la capital. Aunque no lo parezca, estamos en el centro mismo de la ciudad. La ciudad vieja se construyó sobre un bastión amurallado desde la Edad Media, casi impenetrable (para entrar en la ciudadela había que cruzar ocho cinturones defensivos), apoyado sobre los escarpados rocosos. Es una ciudad encantadora, muy agradable, en la que conviven murallas medievales y edificios renacentistas con modernas torres de acero y vidrio (la arquitectura ha progresado de cojones, ahora vivimos y trabajamos en invernaderos apilados, heladores en invierno y asfixiantes en verano si no fuera por el derroche de aire acondicionado).
+
+
+
+
+
+
+
+
Metz à nouveau

Puente sobre la Seille, poco antes de unirse a la Moselle.
+
+
+
+
+
+
+
+
+
Bar le Duc

Sé que es impresentable que os presente de una villa tan bonita unas contraventanas oxidades, pero esta foto me encanta. Podría ser peor, también le estuve sacando fotos a un R12 desvencijado.😛
+
+
+
+
+
+
+
+
Aunque os parezca raro, habéis oído hablar de este castillo desde pequeños.

Su nombre es Château de Malbrouck. ¿No? ¿No os dice nada? Eso de Malbrouck es la adaptación francesa de su nombre germánico: Marlborough. El Duque de Marlborough hizo de él su cuartel general cuando las potencias europeas entraron en guerra por ver qué casa real sentaba a su cerdo en el trono español (Guerra de Sucesión Española, 1701-1714). Ese episodio quedó inmortalizado en el cancionero popular en una canción: Malbrough s’en va-t-en guerre. Que llegó a la Península convertido en…Mambrú se fue a la guerra.

Es curioso ir recomponiendo piezas del mosaico cultural europeo según se viaja.
+
+
+
+
+
+
+
+
Han pasado ocho siglos de su construcción.

Y pasarán otros ocho más sin que logremos construir un edificio tan bello.

No sólo es elegancia en piedra, las catedrales góticas son una prodigiosa obra de ingeniería, de estudio pormenorizado de cargas que contrarrestar con arbotantes y pináculos; de tensiones que fluyen desde las bóvedas de crucería hasta los pilares, a través del bosque de columnas y arcos apuntados.

23 comentarios »

  1. Suscribo punto por punto tu inicial declaración. Yo compito mucho tanto en montaña, triatlón o atletismo y una de las razones por la que lo hago es porque me gusta viajar. De hecho elijo muchas carreras por el lugar. Cada vez gasto menos, este verano he dormido varias veces en la tienda, en el monte o en la playa con el saco al aire libre o con tienda. Como bien dices, si quieres, te puedes hacer un pedazo de viaje a los Alpes por cuatro perras.
    En el blog siempre tengo a un lado la cita de Pompeyo, incluida el uso de Pessoa en ese precioso portugués.
    Impresionantes imágenes. Aunque no soy religioso, me gusta el arte religioso y el interior de las iglesias, especialmente las catedrales góticas, me parece sobrecogedor. Al fin y al cabo eran una enorme muestra de propaganda del poder de Dios. Desde luego conseguían su objetivo, invitar al recogimiento e intimidar. Saludos.

    Comentario por Atalanta — 13 octubre 2010 @ 9:32 | Responder

    • Muy buenas, Atalanta. Me mola tu filosofía de viajar, el dinero no hace que disfrutes más, sino menos. Crea una barrera con la gente del lugar, vas a sitios para turistas, en vez de conocer realmente el ambiente, la gente.

      Ah! Y muchas gracias por prestarme la frase, me la sabía pero al entrar en tu página me la recordaste, y me dije…está me viene como anillo al dedo. Por cierto, si te mola Pessoa, éste tiene un pequeño librito que se llama “O banqueiro anarquista”. Se lee en media hora, quizá una, y es realmente curioso (Pessoa era próximo al fascismo, como los Panero, o al menos ó Estado Novo).

      En cuanto a las catedrales, yo me siento intimidado por el neorománico (muy típico, ahora que estamos hablando, del “reinado” de Salazar). Sin embargo, a pesar de las dimensiones de algunas catedrales, románicas y sobre todo góticas, tienen un equilibrio en sus proporciones tal que ni siquiera llegas a pensar que son demasiado altas. No, son perfectas, y no me siento atemorizado o empequeñecito ante sus dimensiones, sino envuelto por su belleza. Es una lástima que en el transcurso de los siglos, hayan alterado su planta original añadiéndole capillas, girolas, antecellas…compartimentando. Muy propio del barroco y su horror vacui. Por mi tiraba todos esos retablos y caralladas a la basura. O los ponía en otra iglesia sin valor, para liberar la grandeza de las grandes construcciones y que el visitante pudiera conocer la obra tal y como fue planeada en su día.

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 13 octubre 2010 @ 14:26 | Responder

      • Observemos si no la carallada que en su momento hicieron con la mezquita de Córdoba, plantando una señora iglesia en el medio del edificio…

        Quizá una pequeña excepción pudiera ser la Catedral de Santiago, románica a la que se añadió entre otras, una fachada barroca, pero que dentro de lo que cabe no es excesivamente recargada (quizá por ser granito en vez de otra piedra más manejable).

        Pocas veces se ven templos en su forma original, sin adiciones posteriores, manteniendo su original sobriedad.

        Comentario por wenmusic — 13 octubre 2010 @ 15:30 | Responder

        • Lo peor son las sacristias y las espadañas que se añadieron en el s.XIX (la mayoría) en pequeñas iglesias de pueblo románicas. Todo eso habría que demolerlo, es un atentado.

          El Obradoiro sí, es un añadido, pero al menos no han compartimentado el interior de la catedral y se puede disfrutar en toda su grandiosidad.

          Otro cambio es que las catedrales fueron pensadas para lucir en medio de una gran plaza, existe una teatralidad también en la arquitectura. Pero luego todos los ricos empezaron a presionar por construir su casa cerca de la catedral, porque eso daba prestigio (cuando no apoyándose en sus muros, y así se ahorraban una pared). De tal forma que muchas catedrales quedaron comidas, acosadas, rodeadas, perdiendo su forma externa original y haciendo imposible que un observador pudiera ver el conjunto de la obra.

          Si a mí me dejaran un poco de dinamita…

          Comentario por Mendigo — 14 octubre 2010 @ 1:22 | Responder

          • Cuando estuve en Angulema, me llamó la atención entrar en una capilla románica sin añadidos, lo más sobrio y sencillo del mundo. Fe basada en el recogimiento y la meditación, y no en el espectáculo.

            Creo que en la bonita iglesia románica de Coruxo en Vigo han quitado el retablo y demás, aún no he ido a verla. Pero puede ser un acierto.

            Comentario por wenmusic — 14 octubre 2010 @ 11:06 | Responder

            • Pues no tenía ni idea de esa iglesia, la verdad. Acabo de mirar dónde queda: al Sur de Canido. Pues cojo tu sugerencia y algún día que paso por ahí me paro a verla.

              Lo de las iglesias no es una mala idea. Me explico: no estaría mal crear estancias neutras, apacibles, para poder reflexionar. Vivimos en un mundo en el que el único momento de meditación es cuando vas al baño. Tener tiempo, y un lugar apropiado para la abstracción, sin símbolos que te condicionen, sería interesante.

              Comentario por Mendigo — 14 octubre 2010 @ 19:17 | Responder

  2. Vaya kilometrada… Muy buenas algunas fotos, para quitarse el sombrero.

    Sobre la arquitectura, yo creo que hoy en día apenas se busca algo más que el impacto, o simplemente en otros casos no se busca nada más que la practicidad. Antes, incluso los edificios de viviendas civiles tenían algún detalle mínimamente artístico, por sencillo que fuera. Hoy en día ni de broma. Y la arquitectura que busca cierta creatividad son puras líneas geométricas, de modo que el profesional en dibujo técnico prevalece por encima del artista, cuando lo hay, salvo excepciones.

    Muy bello el viaje. Francia es un país acojonante.

    Comentario por wenmusic — 13 octubre 2010 @ 11:57 | Responder

    • Nas Wen! Pues tampoco te creas que estoy muy contento con las fotos. La de la persiana oxidada, la única. Son más para mostrar lo que fotos buenas per se.

      Lo de la arquitectura…pues ojalá buscasen la practicidad. La economía de energía, para empezar. Porque en uno de esas torres de cristal, el día que se joda el aire acondicionado en pleno verano, y tienen que desalojarlo o la gente muere. Y ya me dirás qué practicidad hay en las obras del Calatrava. A los pocos años, ya tienen goteras, grietas…dentro de cien años, esas construcciones estarán en el suelo, y sin embargo ni se notará el paso del tiempo por los grandes edificios clásicos. Estuvimos en la Porta Nigra. 1900 años y ahí sigue, imperturbable.

      Por cierto, yo tengo mis dudas que la Lorena sea Francia. Sí, es parte de la República Francesa, claro, pero culturalmente…bueno, es la Lorena. A decir verdad, yo es que nunca he estado en Francia. He conocido la Auvernia, Las Landas, el Languedoc, la Gascuña, Bretaña, Normandía…cada una con sus peculiaridades, con su cultura. ¿Pero Francia? Creo que nunca he estado allí.

      Comentario por Mendigo — 13 octubre 2010 @ 14:34 | Responder

      • Eso mismo se puede decir de España. Vale, pertenecerá todo al rein…. parlam… repúbl……¿?¿? bueno, lo que sea España xD, pero hay muchas identidades completamente diferentes.

        Hace nada vi un reportaje de un yanqui que venía a hacer un documental sobre las fiestas de España… del norte: estuvo en Galicia, Asturias, Cantabria, Euskadi y La Rioja. Ni que decir tiene que venía con la idea de “Ezpaña, toros y olé” y se llevó una gratísima sorpresa.

        Si te vas a un país (que no nación) como Francia esperando encontrarte la idea preconcebida de los franceses (sea cual sea), te puedes llevar muchas sorpresas.

        Comentario por marcostonhin — 13 octubre 2010 @ 18:11 | Responder

        • “Eso mismo se puede decir de España.”

          Évidement, mon ami. Porque tanto España como Francia son Estados plurinacionales. De hecho, a caballo de ambos Estados están naciones como Euskadi y Catalunya. Por eso no se debe confundir Estado con país y con nación.

          Comentario por Mendigo — 14 octubre 2010 @ 1:16 | Responder

  3. Veo que seguís aprovechando los viajes para que luego nosotros sepamos por donde andarnos.

    Es curiosa la de la puerta entreabierta, a simple vista puede parecer una imagen del siglo XIX… con portero automático. A mi me gustan estas fotos, están bien, no todo tiene que ser calidad artística, también es lo que nos muestran de cada lugar.

    Y lo del cisne creo que podía tener razones para mosquearse, ¿acaso no le estabas contaminando su habitat lavándote los pies en el agua?😆

    Comentario por Javi — 13 octubre 2010 @ 18:12 | Responder

    • Jejejeje

      ‘Tas inspirao, eh?😛

      Y sí, el telefonillo en la puerta es una cagada, lo sé, lo seeeeee. Ya me darás un curso acelerado de retoque fotográfico, para cargármelo. Si fuera algo pequeño lo había intentado, pero así tan grandote si lo intento quitar hubiera quedado horroroso. Otra solución para que no saliera en la foto es haber llevado un destornillador y unos alicates en la funda de la cámara. De hecho, tardaría menos que retocar luego la foto.

      Cuando estás de viaje no te puedes parar a buscar una foto artística, disparas y tiras pa’lante porque hay muchas cosas que ver.

      De todas formas, el motivo principal de esta entrada no es recomendar a la gente que visite la Lorena, sino que SALGA, que viaje, a la Lorena o a la Cochinchina, da igual. Mira, nosotros veíamos matrículas belgas, holandesas (un montón, también porque están cerca), italianas, polacas, suizas, danesas…¿pero españolas? Ni una. ¡Ni una! Joder, vas por España y no es nada raro cruzarte con un francés, alemán, holandés o belga haciendo turismo. Es gente que le encanta viajar. En cambio, en cuanto nos alejamos doscientos kilómetros de la frontera, las únicas matrículas españolas que vemos son la de los camiones. El resto, como mucho, se atreve a llegar a Burdeos, o son los vasquitos pijos que sólo van a las Landas con la tabla de surf.

      Y mira que a nosotros nos queda a tomar por culo la frontera, que para llegar a Irún ya nos hemos tenido que meter 810Km entre pecho y espalda. Y eso a 90km/h es tela…

      Pues eso, mi principal interés es animar a la peña a moverse. En coche, en avión, en bici…pero salir de tricorniolandia. Tú, por ejemplo, puedes estar cruzando por Hendaye en un par de horitas. ¡Quien me diera, Javi, quien me diera! Ya que tienes esa suerte, aprovéchala!😉

      Comentario por Mendigo — 13 octubre 2010 @ 20:24 | Responder

      • Matrículas pocas, y sin embargo en nuestros viajes sí hemos visto bastantes españoles. En alguna ocasión demasiados. En avión sí viaja bastante la gente. Supongo que los españoles hacen menos el tipo de turismo que tú haces, imagino que por lo que comentas a veces de que con furgoneta o caravana aquí te molestan bastante los picoletos, y la gente ya lo debe tener asumido.

        Comentario por wenmusic — 14 octubre 2010 @ 11:01 | Responder

        • Mmmm. Pero ves a españoles…en las ciudades. Ya no es que vayan de hotel o de tienda de campaña. Pero es el típico turismo de sacarse la foto al lado de la torre Eiffel, y volver diciendo “he conocido Francia”. Cuando ni tan siquiera han conocido un arrodissement de los veintitantos que tiene Paris. Y Francia (lo que comunmente llamamos Francia) tiene miles de sitios que recorrer. Y eso, en las aldeas, en los bosques, en los castillos…que estén alejados de las catedrales, vemos visitantes alemanes, belgas…pero ni un español. Luego sí, alguna vez que estábamos por ahí y nos hemos acercado a una ciudad, sí, sí que hemos escuchado hablar en castellano. Raro pero sí.

          Comentario por Mendigo — 14 octubre 2010 @ 19:21 | Responder

  4. La puerta entreabierta, las contraventanas oxidadas y…echo de menos ese R12…
    Interesante entrada, Mendiguiño. Me quedo alucinada con el precio de vuestros viajes, por cierto…

    Comentario por Campurriana — 13 octubre 2010 @ 20:41 | Responder

    • Pues calla, que Moscú ya empieza a ponerse a tiro. Al fin y al cabo sólo son 8000 km…ida.
      😉

      Pero campu, lo que no sé es cómo no te vas a vivir a una fábrica desierta, una casa abandonada medio en ruinas o algo así. Tienes unos gustos que ni el mismísimo Vlad Tepes.

      Comentario por Mendigo — 14 octubre 2010 @ 1:13 | Responder

  5. Soy así de rarita, Mendiguiño. 🙂

    ¡Pues a por Moscú se ha dicho!

    Comentario por Campurriana — 14 octubre 2010 @ 18:15 | Responder

    • Pos ya somos dos decadentes!😉

      Comentario por Mendigo — 14 octubre 2010 @ 19:32 | Responder

  6. Pues pensaréis que estoy cegato como un topo, pero llevo ya minutos mirando la puerta entreabierta y no veo telefonillo alguno por ningún lado. Veo una puerta con la pintura que se cae a pedazos, una fachada de piedra que también necesita un repasito, el pomo, las ventanas… pero… ¿andestá el telefonillo?.
    Bonito reportaje y supongo por tus comentarios que el viaje os ha resultado muy enriquecedor. Me alegro que mis amigos conozcan mundo y luego compartan sus experiencias😀

    Comentario por picapiedra — 15 octubre 2010 @ 17:29 | Responder

    • El telefonillo lo ha mangado algún cabroncete, un destornillador y salir pitando😛

      Comentario por Javi — 15 octubre 2010 @ 18:09 | Responder

      • Como te pille la gendarmerie…te vas a cagar. Como se entere Sarko te deporta a Rumanía fijo.😛

        Comentario por Mendigo — 15 octubre 2010 @ 19:57 | Responder

    • Jajajaja

      JUA JUA JUA JUA

      Pobre pica, creo que lo estamos mareando.

      Venga, te lo explico: la foto original tenía un telefonillo enorme y antiestético en el lado derecho. Y Javi cogió la foto, y eliminó el telefonillo retocándolo. Y yo, tras darle las gracias, reemplace la original por su retoque. ¿A que le ha quedado bien al muy cabrón? Porque yo sé dónde estaba el telefonillo, que si no, ni de coña me doy cuenta.

      Me recuerda a una piva del playboy brasileño (creo que era Playboy), que de tanto retoque le quitaron…el ombligo!

      Comentario por Mendigo — 15 octubre 2010 @ 19:55 | Responder

  7. excelente!!!!!!!!!!! gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Comentario por ali — 7 abril 2013 @ 14:25 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: