La mirada del mendigo

2 diciembre 2010

Krugman, los irlandeses y nosotros

Filed under: Crisis,economía — Mendigo @ 3:03

Tengo algunas cosas pendientes, pero la actualidad manda. Por su interés, ya que es uno de los economistas más citados, traduzco tres de los últimos artículos de Paul Krugman.

Lands of Ice and Ire (Tierras de fuego e Ira)

Volviendo a principios del año pasado, una muestra de humor negro:
– ¿Cuál es la diferencia entre Irlanda (Ireland) e Islandia (Iceland)?
– Una letra y unos seis meses

Casi dos años después, el chiste es sobre los payasos: a pesar de la épica irresponsabilidad de parte de sus banqueros, en una escala tal que, en comparación, hace que los banqueros irlandeses sean tan severos como Jimmy Stewart, en este momento Islandia tiene una pinta un poco mejor que Irlanda.

No hace mucho escribí sobre la sorprendente resistencia de Islandia. Desde entonces, Irlanda ha logrado un pequeño crecimiento, mientras que Islandia tuvo un leve retroceso en la primera mitad del 2010 (debido en parte a la erupción del volcán). Usando los datos de Eurostat, tenemos esto:

Irlanda Islandia

Una evolución del PIB ligeramente peor (pero dentro del error de medida) de Islandia, pero un sustancial mejor comportamiento del empleo. Y no me obliguéis a recordar a Letonia o Estonia.

El último informe del FMI sobre Islandia es curiosamente halagüeño:

Siguiendo el programa de recuperación, la recesión en Islandia ha sido menos profunda de lo esperado, y no peor que en otros países menos afectados por la crisis financiera. Además, la corona islandesa se ha estabilizado a un nivel competitivo, la inflación se ha reducido del 18 al 5%, y los diferenciales de la deuda (CDS) ha caído desde 1000 a unos 300 puntos básicos.

El déficit por cuenta corriente se ha relajado, y las reservas internacionales han sido reconstruidas, mientras que las bancarrotas del sector privado han conducido a un marcado descenso de la deuda externa a niveles del 300% sobre el PIB.

¡Ah! Y mientras el FMI está exigiéndole a Irlanda que recorte el salario mínimo y reduzca las prestaciones por desempleo, su delegación para Islandia elogia su “interés en preservar el valioso modelo de bienestar nórdico que gozan en la isla”.

¿Qué está pasando aquí?

En pocas palabras. Irlanda ha sido ortodoxa y responsable, garantizando todas las deudas, sometiéndose a una salvaje austeridad para tratar de pagar el coste de esas garantías y, por supuesto, permanecer en el euro.

Islandia ha sido, por el contrario, heterodoxa: controles al capital, fuerte devaluación, y una masiva reestructuración de la deuda (daos cuenta de qué forma tan maravillosa acabamos de ver que lo describe el FMI: “las bancarrotas del sector privado han conducido a un marcado descenso de la deuda externa”.

¡Declárese en bancarrota para poder recuperarse! No es broma.

Y me parece que la heterodoxia económica está funcionando bastante mejor que la ortodoxia.
+
+
+
+
+
Eating the Irish (Zampándose a los irlandeses)

Lo que necesitamos en este momento es otro Jonathan Swift.

La mayoría de la gente conoce a Swift por ser el autor de “Los Viajes de Gulliver”. Pero los eventos recientes me han hecho acordarme de su ensayo del 1729 “Una Modesta Proposición”, en la cual observaba la extrema pobreza de los irlandeses, y ofrecía una solución: vender a los niños como comida. “Garantizo que esta comida será un poco cara”, admitió, pero esto la haría “muy apropiada para los nobles, quienes, así como ya han devorado a la mayoría de los padres, honrarían de la misma forma a sus hijos”.

De acuerdo, hoy en día ya no hay nobles, pero están los banqueros, y ellos sólo están empobreciendo a la población, no comiéndosela. Pero sólo un escritor satírico, uno con la pluma especialmente afilada, podría hacer justicia a lo que está ocurriendo hoy día en Irlanda.

La historia irlandesa empieza con un genuino milagro económico. Pero eventualmente esto dio pie a un delirio especulativo dirigido por
un sector bancario desbocado y los promotores inmobiliarios, todos en lujuriosa relación con la clase política dirigente. La orgía fue financiada con enormes préstamos tomados por la banca irlandesa, fundamentalmente de bancos de otros países europeos.

Entonces, la burbuja explotó, y los bancos irlandeses se enfrentaron a enormes pérdidas. Se podría haber supuesto que aquellos que prestaron dinero a los bancos compartiesen las pérdidas. Después de todo, ya eran adultos para saber dónde metían su dinero, y se equivocaron al calcular los riesgos que estaban tomando, luego la culpa no fue de nadie más que suya. Pero no. El gobierno irlandés dio un paso al frente para garantizar la deuda de los bancos, convirtiendo las pérdidas privadas en deuda pública.

Antes del desplome bancario, Irlanda tenía una pequeña deuda públia. Pero los contribuyentes fueron enganchados de súbito por las gigantescas pérdidas de los bancos, al mismo tiempo que se desplomaban los ingresos, y la solidez de la deuda pública fue puesta en duda. Así que Irlanda trató de tranquilizar a los mercados con un riguroso plan de recorte de gastos.

Recapitulemos un momento y parémonos a reflexionar. El Estado incurrió en esa deuda, no para pagar programas públicos, sino a trileros que sólo buscaban su propio beneficio. Y los ciudadanos de a pie en Irlanda están pagando hoy en día el peso de esa deuda.

O, para ser más precisos, ellos están cargando con un peso muy superior al de la deuda, porque esos recortes de gastos han causado una aguda recesión a la cual se suma la deuda de los bancos, y por lo que los irlandeses están sufriendo una caída de los ingresos y una alta tasa de desempleo.

Pero no hay otra alternativa, dice la gente decente: todo esto es necesario para restaurar la confianza

Resulta complicado reconocer que, sin embargo, la confianza no está mejorando. Al contrario, los inversores se han percatado que todas esas medidas de austeridad están deprimiendo la economía irlandesa, y huyen de su deuda pública debido a la debilidad que muestra su economía.

¿Y ahora qué? El pasado fin de semana, Irlanda y sus vecinos acordaron lo que ha sido ampliamente descrito como un “rescate”. Lo que en realidad ocurrió fue que el gobierno irlandés prometió infligir aún más dolor a sus ciudadanos, a cambio de una línea de crédito. Una línea de crédito que presumiblemente daría al gobierno irlandés más tiempo para, umm, restaurar la confianza. Los mercados, inexplicablemente, no se dejaron impresionar: el tipo de interés de los bonos irlandeses ha continuado creciendo aún más.

¿Verdaderamente tiene que ser así?

A comienzos del 2009, era muy popular un chiste:
– ¿Cuál es la diferencia entre Islandia e Irlanda?
– Una letra y unos seis meses.

Se suponía que era humor negro. No importaba cuán mala fuera la situación irlandesa, no podía ser comparada con el completo desastre que estaba ocurriendo en Islandia.

Pero hoy Islandia parece que, por lo menos, lo está haciendo mejor que su casi-homónima. Su depresión económica no ha sido tan profunda como la irlandesa, su destrucción de empleo no ha sido tan grande y parece mejor posicionada para recuperarse. De hecho, los inversores ahora parecen considerar la deuda islandesa más segura que la irlandesa. ¿Cómo puede ser posible?

En parte, la respuesta viene de que los extrajeros que prestaron dinero a los bancos islandeses que luego quebraron, pagaron el precio de su mala inversión, en vez de cargar a los contribuyentes con el peso de garantizar esas deudas privadas fallidas. Como el FMI describe ¡aprobándolo! “las bancarrotas del sector privado han conducido a un marcado descenso de la deuda externa”.

Además, Islandia ayudó a evitar el pánico financiero en parte imponiendo controles temporales al capital, esto es, limitando la capacidad de los residentes a sacar fondos fuera del país.

E Islandia se ha también beneficiado del hecho que, a diferencia de Irlanda, aún posee su propia moneda. La devaluación de la corona, que ha permitido que las exportaciones islandesas sean más competitivas, ha sido un importante factor que ha detenido el desplome de la economía islandesa.

Ninguna de estas opciones tan heterodoxas son válidas para Irlanda, dicen los sabios. Irlanda, dicen, debe continuar infligiendo dolor a sus ciudadanos, porque actuar de otro modo minaría de modo fatal la confianza.

Pero Irlanda está ya en su tercer año de austeridad, y la confianza no deja de disminuir. Y me pregunto qué hace falta para que la gente decente se de cuenta de que castigar a la población a causa de los pecados de los banqueros es peor que un crimen: es un error.
+
+
+
+
+
The Spanish Prisoner (El prisionero español)

Lo mejor acerca de los irlandeses ahora mismo es que son pocos. Por sí mismos, los irlandeses no pueden causar mucho daño a las perspectivas de futuro europeas. Lo mismo podría decirse de Grecia o Portugal, a los que se suele identificar como las siguientes piezas del dominó.

Pero entonces llegamos a España. Los otros son tapas; España es el plato principal.

Lo más impactante de España, desde una perspectiva gringa, es cuánto se parece su historia económica a la nuestra. Como EEUU, España ha experimentado una descomunal burbuja inmobiliaria, acompañada de un gran incremento en la deuda privada.

Al igual que EEUU; España cayó en una recesión cuando la burbuja explotó, y ha experimentado un crecimiento del desempleo. Y como EEUU, España ha visto engordar su déficit público debido a la caída de ingresos y los costes asociados a la crisis.

Pero, a diferencia de EEUU, España está en el borde de una crisis de deuda. El gobierno usamericano no está teniendo problemas para financiar su déficit, con tipos de interés por debajo del 3% para la deuda federal a largo plazo. España, por el contrario, ha visto como se disparaba el coste de su deuda, reflejando el miedo creciente a una posible bancarrota.

[N.d.M: A lo mejor el que España no sea la primera economía del mundo también tiene algo que ver]

¿Por qué España está en tal tesitura? En una palabra, es el euro.

España fue de los más entusiastas en adoptar el euro en 1999, cuando la moneda fue introducida. Y por un tiempo las cosas parecían ir estupendamente: los fondos europeos llovían sobre España, potenciando el gasto del sector privado, y la economía española se benefició de un rápido crecimiento.

[N.d.M: A la señora ésa yo no la conozco, pero sí que conozco a algunos que se beneficiaron mucho más que otros]

Durante esos años venturosos, el gobierno español daba muestras de ser un modelo de responsabilidad fiscal y financiera: a diferencia de Grecia, obtuvo superávit en las cuentas públicas; y a diferencia de Irlanda, procuró con ahínco (aunque con éxito parcial) regular sus bancos. A finales del 2007 la deuda pública española era sólo la mitad de la deuda alemana, e incluso hoy en día sus bancos no tienen nada que ver con los bancos irlandeses.

[N.d.M: Yo más bien diría que los bancos han tratado, con éxito notable, de regularnos a los ciudadanos]

Pero los problemas fueron medrando bajo la superficie. Durante la expansión, los precios y los salarios crecieron más rápidamente en España que en el resto de Europa, ayudando a que creciera el enorme déficit comercial. Y cuando la burbuja explotó, la industria española se quedó con unos costes que la hacían poco competitiva con la de otros países.

[N.d.M: Los precios se igualaron con el resto de Europa, los salarios se quedaron en la mitad.]

¿Y ahora qué? Si España tuviera su propia moneda, como EEUU o Reino Unido, con el cual comparte algunas características, podría haber dejado caer su moneda, recuperando competitividad para su economía. Pero con España dentro del euro, esa opción no está disponible. En su lugar, España debe acometer una “devaluación interna”: debe recortar salarios y precios hasta que los costes vuelvan a estar en línea con sus vecinos.

[N.d.M: Que el salario medio sea alto no quiere decir que todos nos hayamos beneficiado de esa subida. Es la misma trampa estadística de siempre cuando se usa la media: que dos personas coman dos pollos no quiere decir que cada uno de ellos hayan comido un pollo ¿Qué salarios se van recortar, para mejorar la competitividad? Aquellos que NO subieron en la época de vacas gordas, más que la revisión de una inflación fraudulentamente calculada por los gobiernos. Sin embargo, es curioso que para recuperar competitividad se mencione siempre los salarios, pero no a los beneficios empresariales. No se mencione la formación, la investigación y la innovación. La falta de competitividad sea siempre culpa del obrero, y no de los empresarios zotes que no saben producir más barato y ser capaces de competir, aún pagando a sus empleados la mitad que en Europa]

Y una devaluación interna es un asunto difícil. Por una parte, es lenta: normalmente lleva años de mucho desempleo para conseguir disminuir los salarios.

[N.d.M: Lo dice con toda la naturalidad: castigando a los trabajadores con paro, acaban acepando rebajas salariales. Puedo proponer otras formas más de terrorismo patronal: recorte de derechos, abaratamiento del despido, temporalidad, desaparición de los convenios sectoriales, introducción de ETTs y subcontratas…hay otros muchos otros mecanismos por los que se puede forzar un abaratamiento de la mano de obra]

Además, una reducción salarial implica una reducción de ingresos, mientras que la deuda sigue siendo la misma. Luego la devaluación interna empeora los problemas de la deuda del sector privado.

[N.d.M: Evidente, si cobras menos, te cuesta más pagar la hipoteca. No hace falta apellidarse Krugman para darse cuenta]

Lo que todo esto quiere decir para España es que es de esperar un mal comportamiento de su economía durante los próximos años. La recuperación usamericana ha sido decepcionante, especialmente en términos de empleo, pero al menos hemos visto algo de crecimiento, con un PIB cerca de los niveles pre-crisis, y podemos razonablemente esperar un futuro crecimiento para ayudar a mantener nuestro déficit bajo control. España, por el contrario, no se ha recuperado en absoluto. Y la falta de recuperación se convierte en miedo sobre el futuro fiscal español.

[N.d.M: Pues ya ves qué consuelo para el parado usamericano el que el PIB de su nación haya crecido un poquito]

Debería el país tratar de romper sus ligaduras abandonando el euro y restableciendo su propia moneda? Lo hará? La respuesta a ambas preguntas es, probablemente, no. España estaría mejor ahora si nunca hubiera adoptado el euro, pero si ahora tratase de abandonarlo crearía una enorme crisis bancaria, con los depositarios peleándose por llevarse su dinero a cualquier otra parte.

[N.d.M: What if…]

Aunque hubiera una debacle bancaria, lo cual parece plausible en Grecia y cada vez más posible en Irlanda, pero improbable aunque no imposible en España, sería difícil de imaginar un gobierno español tomando la arriesgada decisión de salirse del euro.

Así que España es en efecto prisionera del euro, dejándola con no muy buenas opciones.

Las buenas noticias para nosotros, los gringos, es que no estamos en esa clase de trampa: aún tenemos nuestra propia moneda, con toda la flexibilidad que ello implica.

[N.d.M: Otra ventaja es que vuestra moneda se llama dólar. Que si se llamase peseta, por los cojones ibais a darle a la maquina de imprimir billetes con tanta alegría y confianza]

Por otra parte, también la tienen los británicos, cuyo déficit y deuda son comparables con los españoles, pero en los cuales los inversores no ven un riesgo de bancarrota.

[N.d.M: Quizá sea una muestra de patriotismo, pues mucho especulador vive, o al menos trabaja, en la City o en algunos de sus paraísos fiscales. Pero…al tiempo. Unas cuantas políticas de austeridad más de Mr.Cameron, y UK ya estará preparada para ser arrojada de pasto a los tiburones.

Pobriños.

Tiburones, digo ]

Las malas noticias para EEUU es que una poderosa facción polítca está tratando de maniatar a la Reserva Federal, quitando la gran ventaja que tenemos sobre los pobres españoles. Los ataques republicanos a la FED pidiéndole que detenga su intento de promover la recuperación económica y centrándose en su lugar en mantener la fortaleza del dólar y luchar contra un imaginario riesgo de inflación, que suponen que nos metamos voluntariamente en la prisión española.

[N.d.M: Promover la recuperación económica no significa crear empresas, desarrollar nuevas formas de producción o tecnologías. No, es insuflar más y más dinero nuevo al sistema. Come, niño, come. Verás que lustroso de pones. Están cebando su economía, y pronto llegará su San Martiño]

Esperemos que la FED no escuche. Las cosas en los EEUU van mal, pero podrían ir mucho peor. Y si la facción del dinero duro consigue salirse con la suya, lo irán.

[N.d.M: Amén]
+
+
+
+
+
Edito: Vicenç Navarro – No a los mercados financieros

13 comentarios »

  1. Me imagino que sabes que la FED es un organismo PRIVADO
    Wiquipedia: El Sistema de Reserva Federal, es un banco privado encargado de guardar todos los fondos privados de los bancos del sistema bancario norteamericano.

    La Junta de Gobernadores del Sistema de Reserva Federal es una agencia gubernamental independiente, sin embargo está sujeto a la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act). Como muchas de las agencias independientes, sus decisiones no tienen que ser aprobadas por el Presidente o por alguna persona de la rama ejecutiva o legislativa del gobierno. La Junta de Gobernadores no recibe dinero del Congreso, y su mandato tiene una duración que abarca varios gobiernos y legislaturas. Una vez que el presidente designa a un miembro de la junta, éste se hace independiente, sin embargo puede ser destituido por el presidente según lo establecido en la sección 242, Título 12, del Código de Estados Unidos.

    El Sistema de Reserva Federal fue creado el 23 de diciembre de 1913 por la Ley de Reserva Federal (Federal Reserve Act). Todos los bancos nacionales tuvieron que unirse al sistema. Los billetes de la Reserva Federal (Federal Reserve Notes) fueron creados para tener una oferta monetaria flexible.

    Y que yo sepa, la mayoría del dinero creado en estos tiempos ha ido a salvar a la banca.

    Son los herederos de la tambien privada Compañia de las Indias Orientales, y quienes estan detras son los mismos capitales. No veo tampoco en los EEUU ningun interés por la economía real.

    Comentario por Gustavo Giménez — 2 diciembre 2010 @ 7:51 | Responder

    • Bueno, la FED no es exactamente un organismo privado, en el sentido que se guía por sus propios intereses. La FED, como el Banco de España, el BoE o el BCE son entidades independientes…de la ciudadanía. Es decir, son entidades dependientes de los bancos, a cuyo servicio están.

      De hecho, la FED se está comportando de un modo más responsable con la economía que el BCE, cuyo única preocupación es el control de la inflación (la gran bestia negra de los bancos, pues la inflación hace más pequeñas las deudas que tenemos contraídas con ellos) aunque eso signifique infligir dolor, paro, pobreza a la población.

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2010 @ 9:36 | Responder

  2. Por si uno no se liara ya suficiente con los PIBs (yo es que soy más de pubs) y los ipecés (algo entiendo de IPs y de PCs, pero creo que no es lo mismo), cuando uno cree que entiende algo, ¡zas! le cambian todos los esquemas.

    ¿El FMI elogiando la heterodoxia económica? Uf, es duro de tragar. ¿Pero no son los mismos a los que les mola, o al menos les molaba, el rollito ese de hundir países con su puñetera ortodoxia?

    Que les den. Volvamos al trueque.

    Comentario por Red — 2 diciembre 2010 @ 10:41 | Responder

    • Bueno, el FMI elogia la estrategia de Islandia…a posteriori, porque no le queda más puto remedio. En su día intentó forzar que los islandeses asumiesen el agujero dejado por los bancos. Pero los islandeses se negaron, forzaron el referendo, y ahora les está yendo mejor.

      Como son ya hechos consumados, al FMI no le queda más remedio que aplaudir.

      No te preocupes, somos igual de legos en economía, compi. Aprenderemos juntos.😉

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2010 @ 17:56 | Responder

  3. Yo la verdad es que no lo entiendo.

    De todas formas una parte de la deuda de Islandia se fue con la quita y la otra se esta yendo con la inflación del 18% que tuvo hace nada. Vamos la corona se fue a tomar por el culo y los ahorradores Islandeses han llevado un palo muy grande frente a los deudores. Al final todo el mundo paga algo.

    Comentario por kike — 2 diciembre 2010 @ 11:02 | Responder

    • Sí, desde luego, en una devaluación los ahorros denominados en la moneda nacional pierden poder adquisitivo si intentas ir fuera. A mí no me gusta la idea de la devaluación, desde luego, me parece otro artificio contable más.

      Pero a los que le está saliendo la jugada limpia es a los EEUU. Imprimen dinero a saco, luego la moneda debería perder valor en la misma proporción. Pero como no hay nada contra lo cual devaluarse, pues el dólar es la referencia mundial, son capaces de imprimir dinero y que éste siga valiendo lo mismo.

      La cuestión es que eso sólo lo pueden hacer ellos. Si tuviéramos la peseta y la devaluásemos, además de empobrecernos en esa proporción nuestra deuda saltaría por los aires (no deja de ser una forma de quita).

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2010 @ 17:54 | Responder

  4. ¿Por qué todos los economistas reconocidos son neoliberales? Bueno, claro, los interesados no van a dar premios a economistas más de izquierdas, que no favorecen al sistema por encima de las personas.

    Qué asco. Y hasta son respetados estos tipos. Como si fueran alguien.

    Europa, la CEE, el Euro… Son una gran MENTIRA. Una gran ESTAFA, y ahora lo vemos más claro. Tendríamos que tener gobernantes con muchos huevos para plantarle cara a todo esto, pero de eso no sobra por aquí…

    Comentario por wenmusic — 2 diciembre 2010 @ 12:13 | Responder

    • Bueno, los economistas, como cualquier otro profesional, van a donde hay dinero. Es natural.

      De todas formas, no siempre ha sido así. Buena parte de los logros de la ciencia económica del pasado siglo fueron obra de los economistas soviéticos. Y hay muchos Nobel de economía que distan mucho de ser neoliberales. Lo que pasa es que, a la hora de implementar las teorías económicas, se escogen las más propicias para los poderosos. Y buscan los economistas que les dan la razón.

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2010 @ 17:48 | Responder

  5. Váiseme acumulando o chollo con isto do que non controlo (economía, inglés, ¡fútbol!) e xa non vos sei cando estudar.
    Por certo, o do ghicho este Krugman, non é ironía, ou que? Fala en serio no último artigo?
    Pois nada, grazas polas traducións e polo interese.

    Comentario por Calamardo — 2 diciembre 2010 @ 23:25 | Responder

    • Gustouche a relación Islandia-Irlanda que che preparei?

      O certo é que a idea desta entrada foi túa.

      Non, o do Krugman non é ironía. Fala en serio. Leva tempo repetindo o mesmo, a devaluación interna e a saída do euro.

      A ver, en parte o fulano ten razón. É certo que as estadísticas din que os salarios subiron moitísimo en España. A cousa é que, agás algún colega que cañou unha burrada traballando de encofrador en Levante, non coñezo ninguén que haxa medrado o seu soldo de xeito significativo estes anos. Máis ben ó contrario: xente que botárona a rúa, e no novo posto cobra menos e con peores condicións laboráis (máis horas, quen ostias traballa só 40 horas xa? As 45 ou 50 son un standard de feito.

      Entón, se a maioría non gañamos máis ¿cómo é que as estadísticas din que os españois cobramos máis cun europeo? Pois iso, porque hai uns privilexiados que viven…pois ben sabemos nós como viven eses fillos de puta.

      Así que, é certo que hay que baixar salarios para ser máis productivos…pero baixar os que subiron, non baixarlles ós que gañan o mesmo que vai anos, ou menos!

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2010 @ 23:54 | Responder

  6. Los banqueros islandeses, en prisión

    Todo un ejemplo.

    En Irlanda, con una larga historia de opresión, seguro que no se atreven. Y aquí menos. La Iglesia Católica ha inoculado durante siglos las virtudes de la sumisión y la resignación en la conciencia colectiva.

    Comentario por Mendigo — 6 diciembre 2010 @ 21:05 | Responder

  7. Guerra Eterna – Islandia no es Irlanda

    Comentario por Mendigo — 19 diciembre 2010 @ 22:49 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: