La mirada del mendigo

7 enero 2011

Crecimiento sin empleo

Filed under: economía — Mendigo @ 10:03

Primer gráfico: PIB usamericano (dos medidas, la oficial y otra alternativa).

PIB usa

Como vemos, la economía usamericana ha recuperado la senda del crecimiento y, de hecho, su PIB ha recuperado los niveles del 2008, con lo que podemos dar por concluida la crisis.

¿Seguro?

Ahora os propongo otro gráfico, el de la tasa de desempleo:

desempleo usa

Hay tres series, según el modo de contabilizar el paro, pero ahora no me quiero detener en la veracidad de las cifras de desempleo oficiales (también aquí están maquilladas). Cualquiera de las tres series nos muestra lo mismo: la crisis provocó la destrucción de millones de puestos de trabajo, y hablo de destrucción porque ha sido permanente. La recuperación económica se ha producido pero las cifras de paro se han consolidado.

Edito: Josep nos advierte que el decalaje entre recesión y empleo en las dos últimas crisis es de año y medio, luego aún es muy pronto para considerar como definitiva la destrucción de empleo en la presente.

recesión empleo

La crisis ha sido la coartada perfecta para despedir miles de trabajadores a la par que se anuncian beneficios extraordinarios. Otras empresas, realmente tuvieron que despedir gente para adecuar su capacidad productiva a las circunstancias. El caso es que la economía usamericana ha expulsado permanentemente a varios millones de trabajadores del sistema laboral.

Para un economista del sistema, este fenómeno (que en idioma bárbaro se llama jobless recovery) es estupendo: el mismo beneficio con menos trabajadores, como causa ¿o acaso consecuencia? de un aumento de la productividad. El peso de la masa desempleada tira hacia abajo los salarios y las condiciones laborales (esas 45h semanales que ya son aquí la norma), reduciendo aún más los costes laborales, luego todo son ventajas para el capitalista.

En cualquier caso, parece que la economía ha alcanzado un nuevo punto de equilibrio, en el que puede seguir funcionando pero con una menor cantidad de trabajadores.

Llegados a este punto, quiero hacer una precisión: en modo alguno soy un moderno ludita. Las máquinas nos han liberado de la esclavitud de muchos trabajos penosos, lo cual es un progreso para la Humanidad. Lejos de la mística del trabajo promovida por el fascismo y buena parte de los autores socialistas (el trabajo hay que valorizarlo, mas no glorificarlo), yo considero el trabajo como un mal necesario de cuya alienación la Humanidad haría bien de liberarse. Todo progreso que reduzca la carga de trabajo es un bien intrínseco.

Ahora bien, depende de quién se aproveche de este avance. En una sociedad igualitaria, un aumento de la eficiencia del trabajo supondría una reducción de la jornada laboral efectiva, permitiendo mayor tiempo para el descanso, la socialización y el crecimiento personal.

Esto es, evidentemente, una utopía. En nuestra sociedad, un proceso mejorado que precise de menor mano de obra significa mayores beneficios para el empresario y unos cuantos trabajadores en la calle.

Esto es infame.

Creo que es momento de destapar de una vez las cartas y hablar claramente: no hay trabajo para todos. En un sistema productivo tan tecnificado, las personas menos capacitadas están prácticamente de sobra. Sí, es cierto, aún existen empleos de baja capacitación, pero su número es cada vez menor y no llegan para cubrir la demanda de empleo. Incluso en los puestos de trabajo de mayor cualificación existe sobreoferta, con una competición despiadada de titulados y masters, aspirantes sobrecualificados para el puesto de trabajo al que postulan (licenciados de cajeros de supermercado…).

Así que, digámoslo claramente: sobramos. Hay un número de personas en nuestra sociedad que, simplemente, está de más. Sea porque no tienen nada que aportar al sistema productivo, sea porque hay otro ocupando su puesto, siempre habrá miles, millones de personas sin trabajo.

Si seguimos la lógica del sistema que sólo aportando algo a la producción tenemos derecho a recibir un salario a cambio, implica necesariamente dejar fuera del círculo de trabajo-consumo a un número creciente de ciudadanos, que pasarán a engrosar la masa de desposeídos, que sobrevivirán, porque esa es su obligación como seres humanos, en las márgenes del sistema. Es decir, nuestro modelo de sociedad es el de las calles de Nueva Delhi, Bogotá o Johannesburgo.

Si una persona no merece sustento sólo por el hecho de serlo, de existir, estamos condenando a media humanidad a perecer de miseria. Entre las filas de estos fantasmas, muchas personas que, de tener una oportunidad podrían ser valiosas y, algunas de ellas, insustituibles.

Y llegamos a la cruel paradoja de un sistema que rechaza mantener a quien no aporta trabajo, pero niega la posibilidad de trabajar. Aquel que posee los medios de producción, decide quien trabaja y quien no. Quien trabaja, deja media vida en el tajo, si no la vida entera. Quien queda fuera, muere por la suerte del primero. Bajo tal sistema se maximizan los beneficios y los sufrimientos.

Es curioso también que un trabajador tenga que justificar su subsistencia, su misma existencia, con la utilidad al sistema. Sin embargo, aquellos que se llevan la mayor parte del beneficio, nadie les pide justificación a pesar de que sólo aportan al sistema despilfarro, inestabilidad y ceguera proverbial.

Justifican sus delirantes remuneraciones en el merecimiento de sus sobrehumanas capacidades. Falso. A esos puestos nunca se llega por merecimiento, sino por cuna, como demostré hace unas semanas analizando la desigualdad de la sociedad usamericana y su escasa permeabilidad social. Constituyen lo que suelo llamar una nobleza económica, un grupo restringido de familias que se reparten la riqueza de los países (el suyo por nacimiento y los demás).

¿Y cómo justificar los rendimientos del capital? ¿Qué aporta a la producción un capitalista sentado en su casa recibiendo los beneficios? ¿Cómo justificar la miseria del que no se le deja trabajar, cuando el mismo sistema que condena al trabajador desempleado a la miseria recompensa magnánimamente al capitalista ocioso?

El inversor aporta capital a la producción, porque lo tiene. Nosotros sólo podemos aportar nuestro trabajo, mercancía devaluada, pues carecemos de capital. He ahí la diferencia: él tiene y nosotros no. Pero eso no es ningún mérito. Y, de hecho, tal circunstancia podría cambiar rápidamente a poco que los más nos pongamos de acuerdo. La propiedad privada es sólo un convencionalismo social, como circular por la derecha o las normas de ortografía. Como el mismo valor del dinero. Basta con ponernos de acuerdo en otras normas, con no reconocerlo, para que desaparezca.

En conciencia, no puedo dar por buena esta injusta distribución de la riqueza del mundo al que el sistema capitalista nos ha abocado, por mucho que la fortuna de haber nacido en un país desarrollado me haya beneficiado en el reparto.

La lógica del sistema capitalista, de que todo trabajador (es decir, aquel que no tiene más capital que sus brazos) debe alquilar su trabajo para recibir del capital la recompensa del sustento en forma de salario es criminal. Llevada a sus últimas consecuencias, niega el derecho de existir a todos los inservibles para la gran máquina: desempleados circunstanciales, pero también enfermos, tullidos, niños y ancianos que quedarían, como en los tiempos feroces en que gobernaba la Cruz y la espada, al albur de la misericordia de sus familiares al no poder ganar por sí mismos su sustento.

El capitalismo mundial es el gran faraón de nuestros días. Sólo sirviendo en la construcción de su templo, que es a la vez su tumba, es como ganamos el derecho a recibir nuestra ración de comida, que nos permita seguir trabajando para su divina persona. Al nuevo faraón, el capitalismo, encarnación de Re, todo le pertenece, nuestras vidas y familias, el Alto y el Bajo Egipto, con todos sus nomos. Las tierras, los talleres, las aguas: todo es del faraón, porque éste lo heredó de su padre, y éste de su padre hasta tiempos inmemoriales. La justificación del trono es la misma que su divinidad: por herencia. Como también se hereda la miseria y la sumisión.

¿Qué ha cambiado desde entonces, si seguimos trabajando para otros?

¿En dónde radica la diferencia con un esclavo doméstico en la casa de un patricio, con un siervo de la gleba, con el lacayo de librea de un marqués?

Por lo tanto, no concibo una salida intermedia, una tercera vía. Por todos los cabos acabo llegando al mismo nudo. Que es un problema viejo, de enunciado bien conocido, pero porque aún no se ha resuelto.

El trabajo asalariado es una forma de esclavitud

La propiedad privada de los medios de producción es un robo –> ergo –> La tierra para el que la trabaja
Y, finalmente, otra forma de distribuir los bienes y el trabajo:

De cada cual según sus posibilidades, a cada cual según sus necesidades.

Es decir, un mundo en el que quepamos todos, que nos pertenezca a todos, que nos beneficie a todos. Todos tenemos algo que aportar a la sociedad, y todos tenemos derecho a recibir de ella sustento. No por el hecho de haber trabajado, de haber dado antes, sino por el mero hecho de existir, de pertenecer a ella.

Para terminar, voy a poner un último ejemplo histórico. Esta vez, me voy a ir mucho más atrás de las pirámides. El primer humano propiamente europeo fue el Homo heidelbergensis. Entró a Europa posiblemente por el Cáucaso hace más de medio millón de años. No es nuestro pariente directo, nosotros los sapiens venimos de la rama africana del Homo ergaster y entramos en Europa en fechas mucho más recientes (unos 60.000 años, en plena glaciación Würmiense). Los heidelbergensis son nuestros tíos, los padres de nuestros primos más cercanos, los neanderthales.

¿Por qué cuento esto? Bien, el heidelbergensis es el más fabuloso cazador de nuestro género, el Homo. Alto y poderosamente musculado, su apariencia debía ser temible. Y, sin embargo, ya hace medio millón de años aquella Humanidad cuidaba de los miembros de su grupo, aunque no aportasen nada, nunca hubieran aportado ni hubiera esperanzas de que lo hicieran jamás, como el caso de esta niña deficiente. Una boca más que alimentar, en tiempos en que la supervivencia pendía de un hilo. Un miembro improductivo, que además retrasaba el avance del grupo, de un grupo nómada cuya supervivencia depende de su extrema movilidad. Un lastre, una carga. Y, sin embargo, siguieron cuidando de la niña deficiente.

Quiero destacar esta reflexión de Bermúdez de Castro (paleoantropólogo del equipo de Atapuerca):

En estas sociedades es posible que, si por ejemplo un macho tenía alguna dificultad para ir a cazar, sobreviviera colaborando en el cuidado de las crías o con la recolección. En realidad, es muy posible que se comportasen de un modo muy similar al nuestro en la actualidad, con esa dualidad humana tan extraordinaria: son capaces de ser compasivos con los demás y al mismo tiempo involucrarse en guerras por el territorio con consecuencias terribles.

De nuestra capacidad por autodestruirnos en guerras cada vez más mortíferas hemos dado sobrada prueba. Sin embargo ¿estamos perdiendo aquella capacidad de compadecerse que tuvimos hace medio millón de años, dando a cambio de nada?

¿Es cierto que ya Nada es Gratis?

¿Somos más feroces que un homínido extinto hace cientos de miles de años? ¿Eran acaso ellos más humanos?

niña

Para ampliar la cuestión, un par de enlaces:
Alberto Garzón – Hipercompetencia en el capitalismo financiarizado
GurusBlog – Globalización y desempleo

22 comentarios »

  1. Welcome to the hell. xD Fuera de bromas me ha gustado mucho. El llevar la tendencia del capitalismo como una sucesión de pequeños hechos hasta el final deja un único hombre vivo con todo lo que los otros han tenido.🙂 Esta en la naturaleza del capitalismo por eso el mundo debería estar pensando como matarlo.

    Por partes:

    Creo que el PIB de USA y parte del mundo no esta creciendo vía mejoría de la economía real que se reflejaría en un aumento de bienes y servicios creados y consumidos sino que crece vía economía financiera vía aumento del precio de los productos consumidos. De ahí que no crezcan los puestos de trabajo pero si la suma de bienes X precio osea PIB. Para mi que desde hace mucho que todo se cae y sobrevive porque crece la deuda y el dinero fiducitario.

    Las empresas que se basan en el consumo de los ciudadanos no están creciendo, comida, ropa, telecomunicaciones, constructoras (de viviendas no obra pública)… crecen las financieras (pero las de inversión), tecnológicas (porque crean productos nuevos), energéticas (al subir el precio del petroleo las arrastra), materias primas (gracias a la FED y el QE2 que provoca inflación en las materias primas)… El riqueza del mundo avanza hacia los que tienen cosas y se aleja de los que trabajan para obtener cosas.

    Para mi el problema es que somos muchos para el mercado laboral mundial gracias a la mejora de la productividad que conduce a una crisis de sobreoferta. Ya sea de fuerza de trabajo o de capacidad productiva. Somos capaces de poner un Ipad, un coche, una casa y dar de comer a cada ciudadano de este planeta si queremos (aunque nos lo cargamos muy rápido claro) sin hacer trabajar a todos los ciudadanos de este mundo. Esto es una realidad, así que mi solución es ligar la productividad no al sueldo sino al tiempo máximo que podemos ser productivos. Si los 17 millones de trabajadores en activo ceden 10 minutos de tarea cada día sacas del paro a 2.83 millones de curritos. Si el sueldo se liga a las necesidades de las personas y no a las horas trabajadas ya hay un camino. El problema es que el mundo es global y que tener esclavos en china, india y vietnam elimina las posibilidades de algo así si no se hace a gran escala. El sacrificio también sería enorme porque los que tenemos algo veríamos una inflación brutal al subir el precio de los que hacen nuestros esclavos chinos igual que para los capitalistas de verdad pero para el mundo sería justo.

    Difícil de aceptar para el primer mundo salvo que fueses un indigente.

    Comentario por kike — 7 enero 2011 @ 11:41 | Responder

    • Exacto, repartir el trabajo. Bandera de la izquierda francesa hasta que Francia volvió a abrazar el conservadurismo.

      Hay muchas cosas que van en contra de ese principio. Por ejemplo, el sostenimiento de la Seguridad Social se hace mediante impuestos al trabajo, no al capital. De esta forma, al empresario le sale más caro tener a dos trabajadores a media jornada que uno a jornada completa.

      Y la tendencia general: al empresario le sale más rentable tener al mismo trabajador, explotarle para que trabaje una hora o dos más cada día, y pagarle lo mismo. O menos. Que es de lo que se trata.

      – Otra cosa, yo propondría romper incluso con la noción de sueldo. Tienes unas necesidades, que serán cubiertas. Hagas lo que hagas. Tienes una obligación, que es aportar en la medida que puedas (y el Estado tiene que asegurarse que tienes ocasión de hacerlo). Si quieres más, procura ganar dinero a mayores con tu negocio. Mientras no ganes tanto que te permita comprar los medios de producción de los demás, y vivir de su trabajo, estupendo.

      – La inflación. Pero el caso que pones, no es por la redistribución del trabajo, sino por la homologación de derechos y retribuciones de todos los trabajadores del mundo. Sí, claro. por supuesto que si un trabajador chino cobrase lo que merece el puto aipad sería ¿mucho? más caro (no tanto, ya que la mano de obra sólo supone creo recordar un 3% del precio del artilugio).

      No me importa. Prefiero consumir menos y vivir con la conciencia tranquila. Pero sí, claro, entiendo que para mucha gente embrutecida por el consumo, lo principal es cambiar de móvil cada año, sin importar del precio que supone para el planeta y la Humanidad.

      Comentario por Mendigo — 8 enero 2011 @ 12:14 | Responder

  2. Muy buenas mendigo, feliz año nuevo!
    (empecemos con buenos deseos ya que no tenemos buenas realidades)
    Con la que nos viene encima te vas a dar una jartá de meter posts, motivos no te van a faltar!
    Yo al menos estoy feliz con el nuevo teclado que me han traído los reyes (el último se me jodió por las babas caídas viendo tus sesiones de fotos…)
    😉

    Bueno, al tema… que no sé muy bien cuál es, porque tus entradas pueden abarcar toda la extensión del universo conocido. Hoy estás “moderado”: desde la crisis neoliberal a la evolución de los homínidos pasando por la estructura social del antiguo Egipto… xD

    No sé si empezar por discutir eso de que los heidelbergensis fueron los primeros homo europeos ¿Qué pasa con los habilis y erectus anteriores? Aunque supongo que no es lo importante, que las ramas de la evolución humana son exactamente eso: que te has ido por las ramas. ¿O no?… por si acaso: creo que debemos imaginar a los anteriores Homo esencialmente como nosotros, para lo bueno y lo malo, con individuos y grupos altruístas y otros encantadísimos de dominar y explotar a sus congéneres. Y así seguimos, todos los sistemas económicos y políticos acaban entrando en crisis porque están formados por la misma clase de elementos humanos, y por la misma razón las reformas acaban siendo más de lo mismo y acaban igual. Y así vamos haciendo camino. La inevitabilidad de este hecho biológico no implica conformismo, porque aunque no podemos cambiar nuestra naturaleza, sí debemos tener muy claro que se trata de un equilibrio entre fuerzas: si una de ellas deja de luchar, la balanza se inclina a favor de la otra. Nada nuevo, la vida es lucha y trabajo (aunque por desgracia no siempre remunerado!).

    Y entrando en cuestiones técnicas concretas, esos datos tan buenos que siempre nos aportas, aquí puedo añadir algo (aunque las referencias que tengo son “de libro” y no las puedo meter): las gráficas del principio tampoco son nada nuevo bajo el sol, si puedes encontrar
    la segunda en un período mayor de tiempo y la comparas con la primera, verás como en otras crisis la recuperación del empleo tiene un desfase temporal respecto de la recuperación económica. No es que se recuperen las empresas eliminando empleo “para siempre”, sino que primero aumentan su actividad y cuando ven el futuro mejor aumentan las plantillas (igual que en las caídas, las empresas también despiden después de bajar las ventas). Eso nos permite un poco de optimismo: la recuperación se ha iniciado (salvo doble suelo como auguran algunos), por tanto el paro ahora debe estar en un punto de inflexión.
    También es cierto que con el tiempo hay una tendencia a un aumento estructural del paro, pero eso ya es otro asunto en el que debemos tener en cuenta factores muy complejos, no solo el sistema económico y la evolución de la productividad sino también factores demográficos (aumento de población y distribución por edades y zonas geográficas) y recursos disponibles (costes y disponibilidad de energía, recursos básicos para atender una producción global creciente…) La eficiencia y productividad parecen no tener límites, pero sí lo tienen la población y los recursos.
    Tengámoslo claro: una población infinita no puede tener trabajo transformando unos recursos finitos.
    “”Por muy justo que sea el sistema económico, político y social””

    Comentario por Josep — 7 enero 2011 @ 13:15 | Responder

    • Nas tocayo!

      Venga, vamos a discutir un rato. El habilis, primer miembro de nuestro género, nunca pudo salir de África. E incluso en ella, tuvo una distribución muy restringida. El erectus es el nombre que le damos al ergaster cuando sale de África y se interna en Asia.

      Irme por las ramas? Bueno, sí, claro; prácticamente se trata de eso este espacio.😛 Había leído ese artículo hace poco, y me pareció conmovedor. Me parecía oportuno recordar conceptos como generosidad y fraternidad. Frente al egoísmo consumista, es necesario darnos cuenta que sólo juntos somos fuertes, y que somos corresponsables de lo que ocurra a cualquier otro individuo de la manada que, en nuestro caso, es toda la Humanidad. Mientras haya alguno de nosotros sufriendo, no podremos ser libres.

      Son principios, no pueden ser mensurados económicamente, ni tan siquiera razonados. Nuestra tendencia a la compasión y a la solidaridad viene en nuestros genes, y es lo que nos ha permitido sobrevivir donde otras especies se extinguieron (porque, a fin de cuentas, somos un mono pelón, debilucho y enfermizo). Mira, te pongo un ejemplo más allá del cuidado que los heidelbergensis daban a sus inválidos (con los neanderthales hay muchos más casos). En sociedades rurales, cuando a una persona le ocurría una desgracia (por ejemplo, se le hunde el tejado de su casa), el resto del pueblo acudía a socorrerla (ayudando a reconstruirlo entre todos), para evitar que perezca. Esta forma de compartir y repartir el riesgo de vivir daba una mayor esperanza de vida al conjunto. Hoy por ti, mañana por mi. El capitalismo trata de romper esos lazos, para que te eches en manos de las compañías de seguros y los bancos. Antes, si necesitabas unos dineros se los pedías a la familia o a los vecinos, los prestamistas eran el recurso de quien no tenía otro.

      Al romper los lazos de solidaridad intragrupal, se han hecho con un negocio que antes estaba cubierto.

      Y ahora, a las dos gráficas. Me ha encantado tu docto comentario, y no te falta razón. Sin embargo, permíteme defender mi postura: el decalaje entre la actividad económica y el empleo son sólo unos meses. Al menos, sólo fueron unos meses desde que cayó Lehman hasta que se alcanzó el pico de máximo desempleo en EEUU. Si todo es como esperas, y ojalá sea así, la subida tan fuerte de la actividad económica (que no de la capacidad productiva, que está muy lejos de máximos) se traducirá en breve en bajada del desempleo. Veremos este 2011.

      Por otra parte, creo que te refieres a la crisis provocada por el crack del 29, que duró durante toda la década de los ’30…hasta la Guerra Mundial. Efectivamente, con la necesidad de poner a toda la industria bélica a trabajar a destajo, y con parte de los trabajadores cargando con un fusil, se recuperó el empleo. Se recuperó el empleo, casi una década después, “gracias” a unas circunstancias especiales y sin mucha relación con el crecimiento de la actividad económica. ¿Qué hubiera sido del empleo en USA sin Guerra Mundial y New Deal? A saber…

      – Por último, efectivamente, con socialismo o con capitalismo, no podemos pensar en seguir permanentemente incrementando la producción en un mundo finito. Pero el socialismo no necesita de un crecimiento infinito para perpetuarse, el capitalismo financierizado, infinitamente apalancado, basado en el dinero-deuda, sí.😉

      Comentario por Mendigo — 8 enero 2011 @ 12:04 | Responder

      • Buenas,
        pues no, no me refería a la crisis del 29, que no soy tan mayor, mis referentes son algo más actuales 😉
        Me refería a las dos recesiones anteriores a la actual, las del 1991 y 2001, las cuáles están dentro del sistema neoliberal. Y no te voy a dar la razón en el decalaje actividad-empleo, porque no son “unos” meses sino año y medio largo en ambas. Lo tenía en un libro de Krugman pero he podido encontrar un enlace a la misma gráfica

        Las zonas sombreadas son las recesiones. Puede verse que en las crisis anteriores al último cuarto de siglo neoliberal el comportamiento del empleo tenía un aspecto más “lógico”: para aumentar la actividad (“actividad productiva”) hace falta contratar gente, y ambos factores van paralelos. En cambio, en las crisis del sistema actual hay una “anomalía”: el paro sigue aumentando durante casi dos años después de iniciarse la recuperación. Aquí hay mucho tema para pensar y no me atrevo con una explicación simple. Quizá ya no tenemos una economía “productiva” sino excesivamente finaciera que obliga a una reducción extrema de costes eliminando al máximo de personal, y donde la nueva inversión posterior no va a más sueldos sino a nuevas tecnologías para forzar la productividad de los empleados disponibles. Hay mucho a discutir. Personalmente conozco una pequeña empresa que al primer golpe de esta crisis despidió a la mitad de la plantilla porque la facturación no le permitía asumir las nóminas y el pago de los créditos al banco, por desgracia a éste no se le puede dejar de pagar (“exceso de costes financieros = trabajadores a la calle”)
        La crisis actual, si me lo permites, no la comentamos porque aún no está claro como va a seguir la evolución del paro. Parece que está bajando pero no lo hace con decisión y es muy probable un doble pico.

        La cuestión del reparto del empleo va a ser un tema importantísimo en los próximos años. En un siglo la jornada laboral se ha reducido mucho, pero eso no puede seguir indefinidamente por muchas razones, y será inevitable el excedente de mano de obra. Y ya se sabe: a más oferta peor paga y peores condiciones (en lo que ya estamos hace un tiempo: precarización, sueldos bajos que no llegan ni para pagar una vivienda…) pero entonces, si no hay dinero, ¿Quién consume la producción? Vamos a tener una crisis detrás de otra.

        Otra cosa, no veo posible eliminar el concepto de sueldo, la gente siempre va a ganar más por sus capacidades que por sus necesidades.

        …….

        En lo de los homínidos te voy a dar la razón, veo que tú los conoces mejor😉
        AL hacer el anterior comentario pensaba en Homo georgicus como un habilis, pero he repasado por ahí y parece que lo consideran más como un intermedio al erectus. El registro fósil es fragmentario y no permite asegurar mucho. Creo que es muy posible que hubiera habilis en Europa, simplemente no hemos encontrado fósiles, aunque hay indicios
        http://www.elpais.com/articulo/cultura/COMUNIDAD_VALENCIANA/restos/liticos/Castellon/evidencian/presencia/homo/habilis/Europa/elpepicul/19840418elpepicul_5/Tes
        En todo caso, hay algo muy significativo en tu comentario:
        “…el cuidado que los heidelbergensis daban a sus inválidos (con los neanderthales hay muchos más casos)…”
        Exactamente, y date cuenta: tanto unos como otros se extinguieron. Los robustos e inteligentes neandertales eran demasiado bonachones y fueron eliminados por los sapiens, unos hdp mucho más cabrones…

        Comentario por Josep — 9 enero 2011 @ 3:57 | Responder

        • Qué gustazo de comentario, Josep.

          Venga, por lo más fácil: ¿habilis en Europa? Me has dejado desconcertado por un momento. Mira la fecha de la noticia. Es normal: la navegación sólo llegó con los sapiens, y si no puedes cruzar por Gibraltar o los Dardanelos, te tienes que ir a Georgia para entrar, donde se encontrarán, en buena lógica, los fósiles más antiguos. Si no hay en Europa del Este ningún yacimiento de habilis, sería extremadamente raro que aparecieran en el extremo occidental del continente.

          Lo del Homo georgicus, igual que el antecessor, tómatelo con muchas precauciones. Cada equipo de investigación quiere haber encontrado una especie nueva (cada nuevo metacarpiano que se encuentra, es del “eslabón perdido”). No está nada claro que el georgicus o el antecessor no sean sino subespecies del heidelbergensis.

          Más cosas. De la supuesta bondad de los neanderthales, no me fiaría yo mucho. Vivían en un clima durísimo, sus huesos presentan un montón de fracturas (soldadas), debían tener una vida muy severa y eso determina el carácter, muy violento. Sea de una persona, o de un animal. Eso no quita para que tuvieran, también, un sentimiento de protección y generosidad entre ellos.

          ¿Por qué ellos se extinguieron y nosotros no? Es curioso que se extinguieran a los pocos años (sólo unos cuantos miles😉 ) de entrar nosotros en escena. De hecho, los restos parece que señalan a que los fuimos arrinconando, barriendo de sus hábitats de Este a Oeste. Y es curioso que los extinguiéramos en un momento de máximo frío (Würms) en que sus potentes cuerpos estaban más adaptados.

          Es un tema apasionante, del cual se han dado un montón de hipótesis. Desde matanzas entre las dos especies a un mejor aprovechamiento del medio por parte de los sapiens: compartían el mismo nicho biológico, cazaban las mismas presas; pero es extraño que, con las bajísimas poblaciones de entonces, los sapiens ejercieran una presión sobre el medio que dejase sin presas a sus competidores. Aunque, por ejemplo, hay especies como el oso de las cavernas que sí que parece seguro que lo extinguimos nosotros (la primera de una larga lista).

          Yo más bien apostaría a la ventaja que nos da nuestro organismo mucho más débil, pero también mucho más frugal, que nos permite resistir con muy poca comida. El poderoso físico de un neanderthal debía exigir un aporte calórico más regular e importante. En épocas jodidas, esto aumentaría la mortalidad de los neander respecto de los sapiens. Simplemente, los sapiens fueron cada vez más numerosos y, quizá, los neander que quedaban fueron emparentando con los grupos de sapiens más grandes, diluyéndose su genoma en el nuestro (sobre lo cual, cada año se descubre la prueba definitiva e irrefutable de que sí, o que no, hubo hibridación entre ambas especies).😉

          Comentario por Mendigo — 9 enero 2011 @ 12:25 | Responder

        • Y ahora, sobre economía (mira que nos gusta rajar)😉

          El gráfico es cojonudo, con tu permiso lo enlazo. Si me permites aventurar una explicación del decalaje de las crisis de las dotcom y del 87 con el empleo es que éstas, como la presente, son crisis financieras, no productivas (como tú mismo apuntas). En un primer momento, ni la demanda ni la producción se ve afectada, sino sólo sectores muy restringidos). En la medida en que estos sectores dejan de “chutar” a la economía (por ejemplo, con hipotecas baratas o dividendos fabulosos), esta se ralentiza, empieza a caer el consumo, la demanda, y las empresas empiezan a despedir gente.

          Yo no llamaría a esto una crisis, sino una vuelta a la normalidad. Es otra forma de ver el asunto. Los optimistas ven los picos de crecimiento como lo normal, y los valles como crisis. Yo más bien creo que los valles es la situación normal, y los picos son la consecuencia de la ingesta masiva de esteroides financieros por parte de la economía real. Al chute le sigue la euforia, y la necesidad de más dosis. Hasta que no puede pagársela, y aparece el efecto rebote. En España, el chute fue de ladrillo. Y ahora no estamos en crisis, sino volviendo a la normalidad. ¿No crees?

          Pero bueno, el tema principal es si el aumento del paro es circunstancial o estructural. Yo creo que ha venido para quedarse, pero tienes razón, es muy pronto para decirlo. Por aventurar una idea: el paro será directamente proporcional al peso del sector financiero sobre la economía de un país. No porque provoque paro, directamente. Pero en la proporción que el crecimiento de una economía depende más del sector financiero (intensivo en capital y muy poco en mano de obra) que del productivo o economía real (que es quien contrata), la recuperación económica será acompañada con más o menos empleo.

          Por otra parte, basar la economía de un país en la timba financiera me parece extremadamente peligroso. No es ya que no produzca empleos, sino que genera una inestabilidad mucho mayor (es dinero que puede volar de un plumazo, al ser los bancos empresas “sui generis”, con unos balances alucinantemente apalancados para cualquier otro sector.

          Países con un sector financiero hipertrofiado: Islandia. Irlanda. Y en España, le llega, pues el IBEX35 es uno de los índices en los que el sector bancario (léase Santander y BBVA) tiene más peso.

          Los bancos, para mí, son como sustituir en un motor la gasolina por nitroglicerina. Correrá que te cagas…hasta que haga ¡pum!

          Por último, para no ser pesao. Es muy difícil sustituir el sueldo. Sin embargo, la gente ganará por sus capacidades cuando les permitan ejercerlas. Si no hay sitio para ellos en el sistema…

          Gracias por tu comentario y un saludo!

          Comentario por Mendigo — 9 enero 2011 @ 12:47 | Responder

          • Es un placer discutir con alguien que conoce tantos temas. Y además una gran comodidad, uno se ahorra tener que comentar en varios blogs, aquí está “todo en uno”😀

            Tengo entendido que el heidelbergensis era un pre-neandertal, mientras que el georgicus, mucho más antiguo, era un intermedio entre erectus y habilis, más parecido a éste último. Habiéndose encontrado éstos a las puertas de Europa, y no existiendo barreras a la dispersión, lo lógico es pensar que a lo largo de cientos de miles de años hubiera colonización. La noticia de Castellón la he puesto como “indicio” porque no quedó claro el tema, igual que el cráneo de Orce, pero es evidente que los fósiles son registros muy puntuales, muy difíciles de encontrar en Europa donde se supone que las poblaciones de homínidos deberían haber sido de baja densidad y donde posteriormente los posibles yacimientos han sufrido intensa alteración antrópica durante milenios. O sea, que seguramente los hubo, por lógica y probabilidad, pero oficialmente no (aún no, cuando salgan te aviso😉

            La extinción de los neandertales parece claramente acción de los sapiens, sea en plan “indios de sudamérica” (por enfermedades) o “indios de norteamérica” (por matanza industrial). Eran demasiado bonachones. Seguramente los sapiens (ya te digo, unos hdp) tenían mejores técnicas asesinas y dominaban el arte de la guerra. Además, los sapiens pre-neoliberales tampoco querían compartir recursos y tenían gran afán por eliminar la competencia.

            Las fracturas en neandertales no implican violencia, son lógicas en unos individuos cazadores de grandes animales y que se jugaban el físico a diario (el homo oficinensis aún no existía)
            La supuesta hibridación sapiens-neandertal no debe ser considerada como tal. La pequeña porción de material genético compartido, lo más probable es que proceda de violaciones o esclavos.

            …..

            De lo económico, nada que añadir, estamos de acuerdo. Casualmente esta mañana acabo de leer en un periódico esta frase que viene perfecta:

            “La revolución industrial creaba empleo, la revolución digital lo destruye”

            Frase lapidaria para pensar un rato…

            Comentario por Josep — 9 enero 2011 @ 17:39 | Responder

            • Jajajaja

              Jua jua jua jua

              Curiosa forma de ver la evolución homínida. ¿También habría lucha de clases? XDDDDDD

              Me he estado informando más sobre los fósiles de Dmanisi, y tienes razón. Si la datación es de 1,8 Ma no tiene nada que ver con el heidel. Habilis evolucionados en las puertas de Europa…mmm, sugestivo. Y de Asia!

              Pues nada, rectifico, eso me pasa por hablar de memoria. La verdad es que, por lo que he leído, son una putada de fósiles, pues descabalan las teorías de todo el mundo. Se supone que, hace casi dos millones de años, no deberían estar ahí esos fósiles. A veces la realidad viene a jodernos una estupenda teoría. XDDDDD

              La cuestión es que esa primera oleada humana parece que no triunfó, al menos en Europa, y sólo empezamos a encontrar restos de antecessor 800.000 años más tarde…en el otro extremo del continente.

              Es como recomponer un puzzle de miles de piezas, contando sólo con tres o cuatro. Vaya lío! Eso sí, apasionante.

              Por cierto, un detalle: también los huesos de los niños y las mujeres neander tienen múltiples fracturas. No todas deben ser debidas a los riesgos de la caza…

              Por cierto, como curiosidad. ¿Te imaginas a ti y a mí cazando ahora, con unas piedras y unos palos, a un mamut? ¿Has visto el tamaño de las defensas que tenía el bicho? Podría acurrucarme en la corona de una de sus muelas. Desde luego, pelotas le echaban…

              Comentario por Mendigo — 9 enero 2011 @ 19:36 | Responder

  3. Otro tema que me interesa mucho.

    Hace unos años encontré un libro llamado End of Work de Jeremy Rifkin. Aunque el señor Rifkin no es santo de mi devoción, creo que la tesis de libro se va a cumplir yendo por este camino. Esta es, en el futuro no va a haber trabajo para todos y vamos a necesitar de un tercer sector que se encargue de emplear a toda esta gente innecesaria en las labores productivas. Se me ocurre un poco la idea de los tories en el Reino Unido con todo esto de la Big Society; “no hay trabajo, así que esperamos que haya gente buena dispuesta a ayudar a los desposeídos”

    Esto es, en mi opinión, como funciona el sistema hoy en día:

    Mejora tecnológica –> Aumento de la productividad –> Aumento de la oferta –> Pero menos demanda porque se necesitan menos trabajadores a los que se despide –> Solución: pasar de una sociedad productiva (y ahorradora) a una sociedad consumista –> Aumento de la demanda –> Aumento del número de trabajadores –> Todos contentos –> Aumento de la productividad –> (se repite el proceso)

    Evidentemente, estamos en un mundo finito, entonces qué pasa cuando ya no se puede consumir más? Cuando ya no tenemos más por donde endeudarnos?

    Crisis del crédito –> Trabajadores a la calle –> Trabajadores que consumen menos –> Economía en depresión. Pero gracias a las ganancias en productividad –> Empresas aumentan beneficios –> Más dinero para los accionistas.

    Ganadores: pocos. Perdedores: muchos

    Qué es lo que intenta la FED con su QE2? Subir la demanda de nuevo, volver al ciclo.

    Ya hace tiempo se habla que la economía actual (y especialmente) la de los EEUU es una “winner-takes-all economy”. Es decir, es un sistema que inherentemente produce fuertes desigualdades. Cómo lo solucionamos? Pues subiendo los impuestos del capital, así de simple. Por qué no se hace? Porque el sistema político está maniatado.

    2 temas que quería comentar ya como última cosa:
    a) Mendigo, qué piensas del giro en política económica de Cuba?
    b) Ha salido una película en EEUU que está recibiendo críticas muy interesantes, se llama “The Inside Job”, no la he podido ver, ni encontrar online. Trata sobre como se forjó desde dentro (economistas que recibían dinero para apoyar la industria financiera, políticos que idem, etc etc) la crisis económica de 2008. Te recomiendo el trailer: http://www.youtube.com/watch?v=X2DRm5ES-uA

    Comentario por Fidel — 7 enero 2011 @ 18:15 | Responder

    • Hola Fidel!

      Como siempre, empiezo por lo último: ya he encontrado varias reseñas de la peli, aunque no creo que cuente nada nuevo sí que, los que la han visto, dicen que es muy verosímil.

      Lo de Cuba. A ver, no tengo ni idea. Para hablar con un poco de sentido tendría que estudiarme bien el sistema cubano y las reformas propuestas por Raúl. Así, a bote pronto, a pesar de todas las críticas recibidas por los puristas, estoy totalmente de acuerdo con el gobierno cubano (ahora hay que ver cómo se desarrollan y que lleguen a buen puerto). Intentaré explicarme brevemente: en mi idea de socialismo, no todos los negocios tienen porqué depender del Estado. No todo tiene que ser Estado, sino sólo los sectores estratégicos (energía, banca, telecomunicaciones, transportes). Lo importante no es que no exista iniciativa privada, sino que no exista capital. Es decir, que nadie consiga hacerse con los medios de producción y que viva del trabajo de otros, porque esto es como si un trabajador tuviera varios pares de brazos, empezaría a acumular cada vez más capital rompiendo la igualdad de derechos en la sociedad (acabo de estar charlando en un post anterior sobre el ciudadano Fabra, pues eso).
      Mientras en Cuba existan trabajadores por cuenta propia y colectividades, es decir, que los cubanos trabajen para sí y no para otro, me parece estupendo. Y esta es la línea que he entendido se dirigen las reformas. Si en cierto negocio se producen ganancias exageradas, ahí estará el Estado para recaudarlas y evitar que se conviertan en capital. Que quien trabaje bien y tenga éxito en su negocio, viva bien. Estupendo. Pero que no use el dinero ganado para alquilar el trabajo de otros.

      – Más cosas. Creo que esta situación económica no conviene ni a los empresarios. Puede que la bajada de salarios y condiciones laborales les beneficie en el corto plazo, vía exportaciones. Pero a largo plazo, un empobrecimiento general de la población implica una caída de la actividad económica que inevitablemente se traducirá en pérdidas. Sólo las empresas monopolísticas, que no tienen con quien competir, seguirán sacando tajada de la situación (el señor Alierta podrá seguir imponiéndonos los precios del ADSL más caro y lento de Europa, et caetera).

      Comentario por Mendigo — 8 enero 2011 @ 10:47 | Responder

  4. […] This post was mentioned on Twitter by Gentevista, wenmusic. wenmusic said: La Mirada del Mendigo: Crecimiento sin empleo http://t.co/E1e5vp0 […]

    Pingback por Tweets that mention Crecimiento sin empleo « La mirada del mendigo -- Topsy.com — 7 enero 2011 @ 22:45 | Responder

  5. Feliz año si no te lo he dicho y gracias por el post de los marcadores.

    Sobre los “homos” comentar que tambien leí la noticia y me sonreí un poco la verdad. Siempre es bueno pensar que no venimos tarados, si no que nos vamos haciendo poco a poco.
    Yo soy de la opinión que cuando la sociedad es más cómoda, más hijoputa es, es decir, puede ser uno más individualista, pero ay, si faltan recursos no queda más que colaborar y soy optimista en ese sentido, otra cosa es que vengan luego unos hideputas y te machaquen.

    Sobre tus tres negritas
    El trabajo asalariado es una forma de esclavitud
    – La propiedad privada de los medios de producción es un robo –> ergo –> La tierra para el que la trabaja
    Y, finalmente, otra forma de distribuir los bienes y el trabajo:
    – De cada cual según sus posibilidades, a cada cual según sus necesidades.

    Mira que eres izquierdoso jajajaja.
    Yo tambien tengo una negrita jejeje.
    Simplemente no desando tener beneficios o dicho de otro modo castigando la acumulación de beneficions, dinero, tierras hasta extremos insoportables para el acumulador. Creo que sería suficiente.
    Si no mereciese la pena ganar dinero o acumular propiedades la vida sería mucho más sencilla.

    Pero parace que el HOMO SAPIENS es HOMO PASTA y ya lo tenemos incluido en los genes jejejeej

    un saludo.

    Comentario por karkos — 11 enero 2011 @ 18:04 | Responder

    • Nas Karkos!

      No soy especialmente izquierdoso, aunque entiendo que lo pienses así. No defiendo esas tres sentencias como apriorismo o punto de partida, sino que razonando sobre la injusticia de lo que tenemos acabo llegando a ellas. No soy para nada dogmático, ya te habrás dado cuenta. Y por las mismas me puedo burlar de la momia de Lenin o de la boina del Ché. No es cuestión de pelearse a ver quién es más rojeras; de hecho, soy bastante conservador en mis gustos, totalmente alejado de la idea que se suele tener de progre.

      Lo de los beneficios…se puede tener beneficios, lo que no se puede es dejar que los acumules hasta que se conviertan en capital, es decir, hasta que puedas comprar con ese dinero las herramientas de trabajo (la tierra, la empresa) de otro. Tener beneficios es estupendo, es una fantástica forma de usar a los empresarios como recaudadores de impuestos. Luego, los afeitas hasta dejarlos sólo con el dinero que pueden gastar, y ya tienes de nuevo las arcas llenas.

      Hay déficit porque se recauda poco, y se recauda poco porque no se quiere ir a buscar allí donde hay. Por que, en vez de invadir un asqueroso islote como Perejil, no se envía a los aguerridos soldaditos a tomar la isla de Jersey o Guernsey?😉

      Apertas, Karkos!

      Comentario por Mendigo — 11 enero 2011 @ 19:55 | Responder

      • Hola

        He leido este post que va mucho sobre tu punto de vista este de tus tres negritas creo que te va a gustar.
        http://acorazado-aurora.blogspot.com/2011/01/la-liebre-y-la-tortuga-y-iii.html

        Sobre lo que comentas sobre los beneficios de las empresas y de usarlas para recaudar impuestos…. Al final te ves obligado a meter un sistema burocrático y ya sabemos como los distintos colores se las gastan.

        Es mucho más simple(Creo), simplemente es hasta aquí puedes acumular como persona, lo sentimos si das más se reparte para el resto. Las empresas simplemente no deberían existir. Podrían existir agrupaciones formadas de personas, pero castañas estas de sociedades anónimas y personajes jurídicos ni de coña. Menudos pantallotes son.

        Bueno es mi paja mental de viernes. A ver si le doy un par de vueltas.

        un saludo.

        Comentario por karkos — 21 enero 2011 @ 13:49 | Responder

        • Nas compi!

          A ver, no existen empresas sino agrupaciones de personas. Vale, es llamarle de forma diferente. Lo importante sería que las empresas fueran propiedad de los trabajadores. Que estos tuvieran beneficios. Y que si obtienen demasiados beneficios, tantos que podrían empezar a vivir del trabajo de otros, el Estado los afeita.

          Sistema burocrático? Bueno, sí, claro, una administración de Hacienda, como la que tenemos, pero que funcione. Nada nuevo, como te digo.

          Además, que es lo mismo que, creo, dices tú. Hasta aquí te puedes enriquecer. Más allá de esta cantidad, ya afecta a la igualdad de derechos, ya empiezas a desequilibrar la democracia.

          Dicho de otra forma: ¿Tienes dinero? Muy bien, puedes comprarte un BMW. Un plasma de 80″. Irte de vacas a Vanuatu. Cojonudo. Lo que no puedes comprar es a las personas, para que trabajen para ti. Su casa. Su puesto de trabajo. Su vida. Eso es esclavismo.

          Comentario por Mendigo — 22 enero 2011 @ 23:56 | Responder

  6. No voy a leer los comentarios que me preceden por muy buen debate que hayan generado, pero si quiero dejar aquí mis felicitaciones por uno de lo mejores apuntes que he leído en mucho tiempo. Txapó, Mendi.

    Comentario por picapiedra — 11 enero 2011 @ 22:04 | Responder

    • Muchas gracias, tronk. Empecé escribiendo con la cabeza y acabé haciéndolo con el corazón. Sé que me fui por las ramas, siguiendo mi herencia de gran primate, pero…

      Eso, muchas gracias por decirme que te ha gustado. No estaba muy conforme con el resultado pero ahora lo veo con otros ojos.

      Un abrazo, Pica!

      Comentario por Mendigo — 12 enero 2011 @ 10:58 | Responder

  7. Dos twitteras que les ha encantado tu apunte (seguro que hay muchas más pero se callan😛 ): una es @anonima y otra @maializar, que deja un enlace a un video en la página de un reciente grupo pro-decrecimiento que se ha formado en Bilbao http://www.deshazkundea.org/es/videos/159-paul-aries-sobre-el-trabajo

    Comentario por picapiedra — 11 enero 2011 @ 23:25 | Responder

    • He estado viendo el vídeo; es curioso, desde luego. Al final versa sobre volver a poner al ser humano en el centro del mundo. Porque desplazamos a Dios pero no para situarnos nosotros, sino para reemplazarlo por el capital.

      Comentario por Mendigo — 12 enero 2011 @ 11:10 | Responder

  8. Buenas, traigo cosillas que he recogido en foros y noticias varias. Parece que el paro en USA lo están maquillando sacando a gente del paro oficial. Si esto es así, la gráfica que tenemos arriba quedaría como en las dos crisis anteriores: el PIB está subiendo pero el paro no baja.

    “” El dato de % de paro en EEUU, no tiene ninguna validez y está totalmente manipulado. “”
    “”la cantidad de personas que pasaron de estar desempleadas a quedar fuera de la fuerza laboral alcanzó un récord de 3,1 millones en diciembre, según cifras del Departamento de Trabajo emitidas hoy en Washington.””
    “” “La gente se está esfumando”, dijo John Silvia, economista jefe de Wells Fargo en Charlotte, Carolina del Norte.””
    “”Las plantillas aumentaron en 103.000 trabajadores en diciembre, menos que el pronóstico mediano (…) La tasa de desempleo bajó a 9,4 por ciento, con una caída de 260.000 en la fuerza laboral (…) La tasa de participación, o proporción de la población en la fuerza laboral, cayó a 64,3 por ciento, el menor nivel desde abril de 1984.””

    Parece que en el imperio las cosas están muy chungas, por otra parte su deuda es enorme y lo único que están haciendo es fabricar más y más dólares empeorando la situación mientras esperan que amaine la tormenta. Miedo me da pensar la que pueden montar estos para salirse del embrollo en que se están (y nos están) metiendo…

    Comentario por Josep — 12 enero 2011 @ 2:05 | Responder

    • Bueno, pero aquí también está maquillado. No se cuenta a los que están en cursillos de formación…

      Pero, sobre todo, cuando alguien se borra de las listas del INEM porque ve que es inútil, que no sirven para encontrar trabajo y ni tan siquiera acceder a ningún curso, el sistema computa como UN PARADO MENOS. Cuando no sólo ese ciudadano sigue parado sino que ha perdido la esperanza. Muchas veces mujeres, que se resignan a ser toda su vida amas de casa. Hombres de más de 50 años. Jóvenes que dejan de perder el tiempo con el INEM y se dedican a buscarse la vida en la economía informal…

      El imperio va de culo, nosotros también, pero realmente consiguen mantener a la gente sometida, culpándose a sí mismos, en vez de salir a reclamar su parte en la riqueza de un país.

      Los medios de comunicación y embrutecimiento son un invento fantástico, sin duda. Mejor que los fusiles y los cañones de los militares con que tradicionalmente se ha contenido a los sediciosos, qué duda cabe.😦

      Comentario por Mendigo — 12 enero 2011 @ 11:16 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: