La mirada del mendigo

15 enero 2011

Delenda non erit Carthago

Filed under: internacional — Mendigo @ 8:50

Túnez

Ahora esperemos que los religiosos o los militares no se aprovechen del vacío de poder para imponer su yugo. Ojalá (quierá Alá o no quiera, lo importante es lo que quiera la ciudadanía) que en pocas semanas podamos ver que los ciudadanos tunecinos reconquistan su país para hacerlo libre, laico y democrático.

Los gobiernos, tanto occidentales como árabes, cómplices en fraternal camaradería de cuanto sátrapa y explotador haya en el planeta, hoy se han levantado algo más alterados: uno de los suyos ha tenido que huir con el rabo entre las piernas.

Que no sea el último. A ver si tomamos lección de los tunecinos.

20 comentarios »

  1. ¡Que cunda el ejemplo! ¡¡Yes we can!!!

    Esperemos que sea lo que dices, que hayan reconquistado el país para hacerlo libre laico y democrático. Los carroñeros estarán al acecho para tratar de impedirlo.

    Por cierto este sátrapa se ha refugiado en otro país de sátrapas, muy amigos del yanqui y de cierta casa real.

    Comentario por Javi — 15 enero 2011 @ 11:19 | Responder

    • Pues sí, yo también pensé lo mismo, la mierda atrae a las moscas. Un puerco que ha restringido la libertad de la red, al feudo en el que para abrir un blog hay que ser universitario, no inmigrante, y solicitar en el ministerio un permiso. Ah! Y en el blog tienes que besarle el culo a Allah. Qué gran favor le hizo Mahoma a todos los reyezuelos y dictadores!

      Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos, porque me temo que pase como en la revolución iraní, que las protestas populares acaben siendo rentabilizadas por los islamistas, y se pase de un régimen corrupto post-colonial, a un régimen feudal teocrático.

      Me recuerda a un chiste del Perich. En la democracia existe la corrupción. En el franquismo no había corrupción. El franquismo ERA la corrupción.

      (lo cual es exacto, el fascismo es el gobierno de la arbitrariedad, del dedazo, de las razones del escalafón y la sangre, de privilegios y prebendas).

      Comentario por Mendigo — 15 enero 2011 @ 19:35 | Responder

  2. “Ahora esperemos que los religiosos o los militares no se aprovechen del vacío de poder para imponer su yugo.” Ahí está la clave, ojalá. De momento la ciudadanía está mostrando dignidad, más que otros…

    Comentario por wenmusic — 15 enero 2011 @ 11:58 | Responder

    • Más que, por ejemplo, los policías. Hay que ser puerco para disparar contra la multitud, contra tu propia gente, porque así te lo ordena la superioridad.

      Son perros que el poder interpone ante el pueblo. Que los pobres se pelen entre ellos, mientras que los ricos están en sus mansiones y palacios y, si la cosa se pone fea, siempre habrá un rinconcito en el feudo de los Saud para un corrupto más.

      Comentario por Mendigo — 15 enero 2011 @ 19:24 | Responder

  3. Pues un corrupto menos.
    El método para deshacerse del tirano me parece es más apropiado.
    Así se dió la patada a los Borbones en su día y así deberíamos darsela otra vez, pero ahora en el culo de ZP y toda su tropa del PPSOE.
    A esta gentuza hay que sacarla a patadas y no con su jueguecito amañado. Todo será pillar la oportunidad, porque motivos hay de sobra.

    Comentario por manolox — 15 enero 2011 @ 12:50 | Responder

    • Pero la sociedad tunecina estaba ya preparada para explotar. Y veremos qué pasa en Argelia, raro me parece que no se extienda las protestas.

      Aquí, aún mucho nos tienen que pisotear antes de que la gente levante el culo del sofá y salga a la calle. De todas formas, no basta con que se vaya el presidente, sino todos los oligarcas. La limpieza debe ser completa, que se depure toda la corrupción. Hablaba de España, pero sí, también en Túnez.

      Comentario por Mendigo — 15 enero 2011 @ 19:29 | Responder

  4. Mi Señor Mendigo,
    Veremos como evoluciona la situación en Túnez, la cosa hace exactamente unos minutos estaba en la capital bastante caótica y empeorando.
    En el 2009 estuve visitando el país en casa de un amigo, y el clamor contra el presidente y su mujer era un rumor social de boca en boca, con cualquiera que hablase me lo decía, también era obvio el control policial a la oposición y la censura en los medios, por lo demás, Túnez un paraíso económico para inversores y bastante bien infraestructurado para turistas, con más construcción y proyectos, que llegadas de Europeos.
    Pero la crisis económica y la inflación real en el 2010 ha sido un martillo y en las clases medias ha sido una bomba, y eso no ha era compatible con ser sabedores de la corrupción de la presidencia, familia y acólitos.
    Luego de las manifestaciones sociales y primeros encuentros con los manifestantes, los juegos de poder entre los que rodeaban a Ben Alí, han hecho el resto en pocos días para obligarle a marchar.

    Hoy a las 16:00 hablaba por Skype con mi amigo y me ha dicho, que la capital y alrededores es un caos, la ex-policía y ex-seguidores de Ben Alí están saqueando donde es posible hacerlo, casas, personas, comercios, sobre todo en las zonas más ricas, etc. Y ahora ya van de civiles y bien armados, es verdad que el ejercito los está persiguiendo, pero sin mucho éxito. Y los activistas políticos, se están levantando contra los intereses conocidos del circulo de Ben Alí y familia.
    Hay controles por todos lados, y nadie sabe quien es quien, así que lo mejor es quedarse en casa y ni ahí puedes saber si alguien aprovechará la situación para resolver su propia rencilla (a río revuelto y sin ley, todos tienen miedo), no hay comercios, colegios, nada en funcionamiento. Centros comerciales saqueados, almacenes, tiendas, columnas de humo y desinformación, porque nadie sabe quien controla nada o a quien tienes delante y que pasará en las próximas horas o días.
    El consejo es no confiar ni en ejército, ni en policía ni en civiles con ninguna consigna.
    Los islamistas radicales o islamistas moderados de momento no pintan nada en esta revuelta ni deberían pintar.

    Eso, es la descripción en la capital, de primera mano.

    Esperemos que se recupere el control por parte de un gobierno democrático, y se cacen a los lobos.

    Un saludo,
    Suyo, Z+—–

    Comentario por Señor de la Vega — 15 enero 2011 @ 17:11 | Responder

    • Muchas gracias, mi Señor de la Vega, por hacer de corresponsal. La descripción que su amigo, a través de usted, hace de la situación, se antoja muy verosímil.

      Ciertamente el peligro es que, con una situación caótica provocada por la caída de las instituciones apolilladas, surjan los islamistas o cualquier otro enemigo de la libertad, ofreciendo orden y seguridad, y la gente los asuma como una autoridad en medio del caos (algo así sucedió en Afganistán). Por suerte, Túnez no es Afganistán, sino que es uno de los países con mayor nivel cultural de la región. Esperemos que los tunecinos, que han mostrado valor para derribar, ahora muestren inteligencia en construir una sociedad mejor, más justa, próspera y libre. Para todos…y para todas.

      Comentario por Mendigo — 15 enero 2011 @ 18:46 | Responder

      • Por lo que me cuentan, y hablando de zonas periféricas de la capital, sin presencia del ejercito, los tunecinos vecinos y residentes, se están organizando en grupos para autoprotegerse, porque no les queda otra.

        El clamor popular, se inició sin consignas y como una mecha se alzó la clase media de la ciudad, gente formada y sensata, salieron todos a una. Pero esa expresión social que sería necesaria también aquí, tiene el punto débil de la falta de estructura organizativa, y eso lo aprovechan las mafias, delincuentes, secuaces y esbirros del ex-presidente Ben Ali, y los intereses de que exista y se propague el caos son muchos y muy peligrosos.

        En fin, la televisión española solo muestra imágenes de paz y calma, que contrasta con lo que me dicen desde allí.
        En la capital, la gente que conozco están indignados viendo los programas, italianos y franceses, dicen que todo está censurado en lo que cuentan sobre lo que sucede.

        Por otro lado, veía en twitters de la zona, que

        Comentario por Señor de la Vega — 15 enero 2011 @ 19:06 | Responder

  5. Di a la tecla sin querer y decía que he leído de activistas tunecinos que saben de manifestaciones sociales en Jordania, algo que me gustaría contrastar, porque en los medios encuentro poca cosa, de las réplicas del terremoto social magrebí, escala 9.

    Aunque imagino que si cunde el ejemplo, no solo Argelia podría sufrir convulsiones de gentes con ganas de acabar con los abusos de las plutocracias, reinos y dictadores de la zona.

    Por otro lado, a los estados Europeos en mitad de la crisis, un caos en el Magreb y Oriente Medio rico, sería un boquete en el casco de flotación económico. Así que no querrán que se mueva ni una hoja.

    Muchos bloggeros tunecinos fueron arrestados días atrás y no encuentro buenas fuentes para contrastar todo a través de la red (buscar entre tanta paja es cada día más difícil), veré si consigo gente que esté dando información de calle en directo y que se pueda linkar en blog o twitter.

    Toda la información de la televisión tunecina, está censurada para evitar nuevas manifestaciones, eso me dicen y también he podido comprobarlo.

    La fuente que considero más fiable es la BBC que emite un microblogging continuo con información de primera mano, es lo único que leo interesante, ahí se menciona por minutos, desde las pequeñas manifestaciones en favor del movimiento tunecino en Jordania y Egipto, hasta el miedo en las calles del país, y la falta de víveres y distribución de productos básicos en la capital.
    Además de links, que pueden ofrecer más claves informativas.

    http://news.bbc.co.uk/2/hi/africa/9362712.stm

    Un saludo,
    Z+

    Comentario por Señor de la Vega — 15 enero 2011 @ 19:47 | Responder

  6. Señor Mendigo, así es, las chispas son muy malas cuando en los países vecinos hay barriles de pólvora.

    Sí, las detenciones de bloggeros, raperos, y activistas fueron días atrás con Ben Alí en el poder, pero está claro que los gobiernos que lo han sustituido tampoco desean libertad de prensa. Según EPress “Piratas informáticos han atacado las páginas web de distintos organismos públicos de Túnez para llamar la atención por el “escandaloso nivel de censura” que sufren los tunecinos. Anonymous y hackers internacionales están presionando con ataques a la bolsa tunecina y otras instituciones por la falta de transparencia informativa de los acontecimientos y libertad de expresión.”.

    Tampoco creo que sea una buena noticia para el ala islámica más radical, ver como un movimiento civil y laico (en sus formas) se organiza y pide ayuda sin distinción de oriente u occidente, la primera revuelta de estas características desde hace 50 años.

    Soy pesimista, porque pienso que deben luchar en muchos frentes, gobierno saliente con escuadrones armados creando caos, el gobierno interino apoyado por el ejército que pretenderá cambiarlo todo para seguir lo mismo y los riesgos islamistas, que si no han surgido, surgirán. Sin contar lo que significa ponerse de acuerdo para crear o apoyar un partido político sin que exista ninguno actualmente referente. En Túnez no existe un ‘Solidaridad’ como existía en Polonia.

    Hasta mañana no podré contactar con mis amigos, pero he localizado algunas fuentes alternativas interesantes, que están siendo fuente de información en tiempo real:

    Por un lado Anonymous ha lanzado un comunicado a soportar: http://www.anonnews.org/?p=press&a=item&i=225 y están siendo muy activos.

    en Twitter hay muchos canales de tweets informativos #tunisia #SidiBouzid #jasminrevolt

    Por otro lado HannabaTV denuncia la presencia de un grupo de 3000 policías, milicia y militantes del partido RDC del derrocado presidente Ben Ali, que están creando caos, y según otros comentarios resulta obvio que están funcionando como escuadrones de la muerte.

    El ejército ¿bajo el mando? del gobierno interino está luchando contra los ex-policías, milicia y escuadrones, algo que verifican las propias fuentes tunecinas, pero la presencia de las fuerzas armadas no parece ser suficientemente, ni tranquiliza a los ciudadanos tunecinos que se ven indefensos y están organizando su propia defensa por barrios, pero cada uno por su cuenta ni más armas que palos.

    En cuanto a las manifestaciones en apoyo y por parecidas causas en todo el Magreb y Oriente Medio por parte de civiles en favor de su o a favor de la Revolución de los Jazmines, parece un hecho, pero es difícil de calibrar su alcance o contrastarlo.
    Como bien ha apuntado usted, no creo que a ningún dictador le interese darles publicidad y sí machacarlos antes que se aglutinen.

    A parte de las habidas en Algeria (estas sí que importantes).

    Por ejemplo, el apoyo de los egipcios no solo es digital, que también (todos los foros en internet están con los tunecinos) y la BBC relataba esto: “17:07 A small number of Egyptians have held a demonstration in Cairo in support of the Tunisian uprising, closely watched by the security forces. The signs in Arabic read: “Revolution in Tunis, tomorrow in Egypt”.

    También las hubo en Jordania: “14:36 Around 100 people joined a rally outside the Tunisian embassy in the Jordanian capital, Amman. Engineer Sarri Zuwaytar said: “We think that what is happening in Tunis is a lesson for all oppressive regimes and all corrupt regimes in the Arab world, and we want them to learn a lesson from what is going on.”

    Y en Marruecos: http://www.almasryalyoum.com/en/multimedia/photo/unemployment-protest-rabat de hecho la página de Asuntos Exteriores Británica advierte del peligro a sus nacionales: http://www.fco.gov.uk/en/travel-and-living-abroad/travel-advice-by-country/middle-east-north-africa/morocco/

    Bueno de momento es todo, un saludo,

    Suyo, Z+—–

    Comentario por Señor de la Vega — 16 enero 2011 @ 2:19 | Responder

  7. saludos atodos
    lo de libre democratico y laico , deje que sean los interesados que decidan .

    Comentario por fareed — 16 enero 2011 @ 23:45 | Responder

    • Bueno, estaba pensando ir allí a impedírselo, pero ya que usted me lo ordena, tendré que ser condescendiente y permitir que los tunecinos decidan por sí mismos.

      Hay que ser…

      Que los tunecinos creen un estado libre, democrático y laico no es, evidentemente, ninguna imposición sino un deseo. Ni más ni menos que lo que quiero para mí y mi país, así que imagínese si será sincero.

      ¿Qué es lo que más le molesta de los tres epítetos? Porque no he hecho más que repetir el mismo concepto moderno de Estado, con tres formulaciones distintas.

      Comentario por Mendigo — 17 enero 2011 @ 14:40 | Responder

  8. Tampoco hay que ser excesivamente optimista con la noticia. Sólo hay que ver el ejemplo de Irán, donde pasó algo parecido hace (mucho) tiempo. Después de años de una dictadura (en la que a pesar de ello se estaba logrando un nivel de vida general bastante decente) consiguieron la ansiada república. Pero claro, en esa ¿república? los islamistas radicales aprovecharon para hacerse con el control del país

    ¿Resultado?: se pasó de una dictadura donde se vivía más o menos bien y había cierta libertad a una república opresora y tiránica.

    Veremos qué pasa con Túnez.

    De todos modos y sin saber cómo será su futuro, cualquier despertar de un pueblo es bien recibido.

    Comentario por marcostonhin — 17 enero 2011 @ 8:49 | Responder

    • Señor marcostonhin,

      Hay un dicho que asegura “Si no te alzas por algo, cualquier cosa te derrotará”.

      ¿Quién lo iba a decir de los tunecinos? El país más occidentalizado del magreb y por otro lado, uno de los pueblos con autoestima más baja de la zona.
      Hay una clase media joven muy preparada y con una visión del mundo, muy parecida a la nuestra.
      Que en los últimos diez años eran conscientes del crecimiento de su país, pero de las diferencias que seguían existiendo, que han visto en cada rascacielos alzado o cada nueva empresa dominante en Túnez el saqueo de la clase dirigente, su impunidad escandalosa y un largo etcétera, y la prensa y todos los medios amordazados o censurados, los partidos políticos prohibidos y violaciones de derechos sin réplica.
      Y todos los países occidentales, Francia, Italia y España a la cabeza, no solo eran origen mayoritario de los turistas que inundaban sus playas, desiertos y ruinas históricas, sino cómplices y garantes del dictador que les tenía amordazados.

      En estas semanas, los jóvenes, pero también gente adulta, madura, profesionales, trabajadores, han recuperado la autoestima como pueblo de golpe, y eso cuando hasta ahora cualquier cosa les derrotaba, ha sido un impulso inimaginable a la esperanza, ahora se sienten, sí muy preocupados, sí con infinitas dudas, pero sobre todo con las fuerzas de cambiar el mundo.

      Hoy siguen sus protestas a pesar de los pesares, de los tiroteos de las milicias, de los chorros de agua fría del ejército del gobierno interino, pero es que no quieren al partido de Ben Alí el RDC ni en gobierno de unidad nacional, ni en pintura, ni en su memoria.

      Yo soy pesimista y usted no quiere ser optimista, pero aquí estamos en España.

      Ellos están allí, y por primera vez (algunos en su vida) ven que existe una esperanza de crear un país dirigido a su medida, por ahora van en el camino acertado y sí, son optimistas y felices, eso me cuentan y yo estoy feliz por ellos.

      Así que espero que disfruten de su presente, creo que se lo merecen. El futuro no existe, al menos todavía, pero tampoco es correcta nuestra construcción de futuribles, de hecho no vimos nada, ni nosotros ni nadie, hasta que ellos ardieron.

      Suyo, Z+—–

      Comentario por Señor de la Vega — 17 enero 2011 @ 13:15 | Responder

      • A mí no me gustan las etiquetas de pesimista y optimista. Siempre con toda la ilusión, pero con todas las precauciones para que esas ilusiones no se frustren.

        A nosotros no nos queda más que dejar que pasen las horas, los días, y esperar que los tejemanejes de los poderosos no sofoquen de nuevo las ansias de libertad de un pueblo.

        Comentario por Mendigo — 17 enero 2011 @ 15:12 | Responder

    • Marcos, en general estoy de acuerdo con tu mensaje, salvo un par de matices sobre la revolución iraní: fue también, en parte, una revolución social. Aunque sigue siendo un país muy desigual y corrupto, pero el régimen islámico ha dado mejores condiciones de vida a las clases más pobres. Esto no lo olvidan y por ello el apoyo al régimen es muy sólido, excepto en las clases medias y altas urbanas, más occidentalizadas.

      Yo lo comparo con una España gobernada por la Falange (que nunca sucedió, ya se encargó Franco de cargársela antes de ganar la guerra). Los iraníes ganaron una cierta, muy relativa, y limosnera justicia social. Y, a cambio, perdieron libertades civiles para adoptar una teocracia paleta. Como el pueblo llano ya estaba acostumbrado a vivir sometido a la religión, tampoco notó la diferencia. El irán de los ayatolas no es muy diferente a la España del Caudillo. La diferencia es que el Caudillo ahogó cualquier intento de construir un Estado social, por leve que fuera, y dejó sólo el cascarón.

      Comentario por Mendigo — 17 enero 2011 @ 15:20 | Responder

  9. Primero fue un argelino como eco al tunecino quemado vivo.
    Se ha repetido en Egipto y en el día de hoy en Mauritania.
    Quemarse vivo, es paradójicamente una locura pero también una muestra de dignidad extrema ante los indignos.

    Exiliarse con la calderilla de una tonelada y media de oro en metálico (según LeMonde.fr), como al parecer ha hecho el ex-presidente Ben-Ali, es el ejemplo, no de la inmoralidad de un criminal vergonzoso, sino de la indignidad de los países que le apoyaron, callaron la boca y de aquellos que le acogen.

    Z+

    Comentario por Señor de la Vega — 17 enero 2011 @ 13:36 | Responder

    • Puede que fuera emocionante el recurso del vendedor de verduras tunecino autoinmolado. Pero los que han seguido su ejemplo en Egipto y Argelia no conseguirán, creo, desencadenar el mismo efecto pues en su muerte les falta la originalidad.

      No es que el informático verdulero fuera más original, en realidad, pues lo de suicidarse incendiándose es muy anterior incluso al suicidio del monje budista. Pero ese hecho, que en otro momento podría quedar en una esquina de la sección de sucesos, llegó en el momento justo, y medio Magreb se sintió identificado con su desesperanza, sintió como propio ese fuego que le consumió.

      Para que la cerilla provoque una explosión, tiene que ser aplicada en el momento y lugar preciso para prender la mecha. Que ahora otras personas quieran suicidarse queriendo provocar el mismo efecto no es sino una triste, desgraciada muestra del afán de imitación que tenemos los primates superiores.

      Comentario por Mendigo — 17 enero 2011 @ 15:30 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: