La mirada del mendigo

1 febrero 2011

Lluvia sobre el desierto

Filed under: democracia,internacional,Música — Mendigo @ 21:45

No soy original ni lo pretendo, pero por si alguno no visita habitualmente los espacio de Juan Torres y Alberto Montero

Tengo dos técnicas para mantener una actitud psicológica positiva. La primera es que me digo que el tiempo geológico no es el tiempo de las civilizaciones, que el tiempo de las civilizaciones no es el de los regímenes políticos y que el tiempo de los regímenes no es el de los hombres. Hay que aceptarlo. Si me comprometo en el proyecto de transformar Túnez, con quince siglos de antigüedad, no voy a transformarla en veinte años. Debo aceptar por tanto los plazos del tiempo largo. Y a partir de ahí, no me desanimo, porque mi horizonte no consiste en los próximos seis meses o en la próxima elección presidencial: es el de los próximos cien años, que yo no veré, como es evidente.

Y la otra técnica proviene del hecho que soy un hombre del sur. Vengo del desierto y vi a mi abuelo sembrar en el desierto. No sé si usted sabe lo que es sembrar en el desierto. Siembra en una tierra árida y luego espera. Si cae la lluvia, recolecta. No sé si usted ha visto el desierto después de la lluvia, ¡es como la Bretaña!. Un día, usted marcha sobre una tierra completamente quemada, luego llueve y lo que sigue, usted se pregunta cómo ha podido producirse: tienes flores, verdor…Todo simplemente porque los granos ya estaban ahí…Esta imagen me marcó de verdad cuando era niño. Y, en consecuencia, ¡hay que sembrar! ¡Incluso en el desierto, hay que sembrar!
Y es de esta manera que veo mi trabajo. Siembro y si mañana llueve, está bien, y si no, al menos los granos están ahí, porque ¿qué va a pasar si no siembro? ¿Sobre qué caerá la lluvia? ¿Qué es lo que va a crecer, piedras? Es la actitud que adopto: sembrar en el desierto….

Moncef Marzouki, médico tunecino defensor de los DDHH y opositor del régimen de Ben Ali.

Un añadido: ningún periodista osó referirse a Ben Alí con el apelativo de “el dictador” hasta que hubo dejado su cargo y subido en el avión rumbo a la Arabia de los Saud (monarquía medieval teocéntrica sostenida con petrodólares, una de las más odiosas tiranías que hay sobre el planeta). Desde hace años, hasta caer en desgracia, era para los medios “el presidente democráticamente elegido”.

Hoy, la Internacional Socialista (por favor, sin risas) ha expulsado de su seno al partido de Mubarak. Si Ben Alí llevaba dos décadas en el poder, Mubarak lleva tres. Y se han ido a dar cuenta que es un sátrapa, y que las elecciones egipcias eran un fanfarria, justo ahora.

A moro muerto, gran lanzada.😛

Son unos repugnantes COBARDES.

7 comentarios »

  1. Qué bueno…

    Comentario por wenmusic — 1 febrero 2011 @ 21:59 | Responder

    • A mí me encantaron. El texto, la música y las fotos. Por cierto, la música me recuerda a jazz, pero tocado con instrumentos tradicionales. Como creo recordar que a ti te gustaba el jazz…

      Comentario por Mendigo — 1 febrero 2011 @ 22:52 | Responder

  2. […] This post was mentioned on Twitter by wenmusic, Mendigo. Mendigo said: Lluvia sobre el desierto http://bit.ly/eKGUnJ […]

    Pingback por Tweets that mention Lluvia sobre el desierto « La mirada del mendigo -- Topsy.com — 1 febrero 2011 @ 22:29 | Responder

  3. Es bonito lo que cuenta este hombre de sembrar en el desierto… ¡dan ganas de verlo! Y la forma de contarlo es muy poética… Aparte de médico, defensor de los DDHH y opositor de Ben Ali, ¿está seguro de que no debe añadir “poeta” al CV de Moncef Marzouki?

    Comentario por Red — 2 febrero 2011 @ 17:18 | Responder

    • Bueno, es escritor, pero que yo sepa sólo ha publicado ensayos de divulgación médica o sobre DDHH, no sobre poesía. Ahora, la imagen de sembrar en el desierto es tremendamente poderosa, evocadora. A mí me ha parecido una idea preciosa.

      Y lo de los tiempos, que no todos los cambios ocurren en una escala temporal humana, me ha parecido de una sabiduría extraña, fuera de lo común. Por eso hay que sembrar, aunque nosotros no lleguemos a ver los frutos. Nos consumimos con plazos cada vez más cortos.

      Comentario por Mendigo — 2 febrero 2011 @ 17:53 | Responder

      • Esas palabras tienen muchísima fuerza. Es agradable tal y como está la vida, poder leer cosas así, de veras.

        Comentario por wenmusic — 5 febrero 2011 @ 13:10 | Responder

  4. […] Bueno, pues en ese sembrado me hallo, lanzando ideas al aire con esperanza ilusa que alguna caiga y pueda germinar. Y si no, estimular por simpatía que otros también esparzan grano, y que algún día podamos ver florecer el desierto. […]

    Pingback por Distribución | La mirada del mendigo — 1 marzo 2015 @ 13:38 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: