La mirada del mendigo

3 febrero 2011

Cada vez soy menos original

Filed under: información,Música,política — Mendigo @ 20:39

Pero si no lo digo, reviento.

Hace falta ser muy imbécil para suspender un examen cuando te han dictado de antemano las preguntas.

Y un comentario más, también evidente ¿Y a esta BAZOFIA han reducido el periodismo?

Raxoi es una marioneta, un mamarracho, un cobarde mental cuya actitud frente a los problemas es esperar que se resuelvan solos (recordemos su actuación frente al Prestige, cuya única decisión fue cerrar el espacio aéreo para impedir que el asunto fuera aventado por la prensa y pudiéramos tener imágenes ciertas sobre la magnitud de la catástrofe: sólo se preocupó de salvar su culo).

Su política de oposición es no molestar a nadie y dejar que el tiempo siga su curso, sin posicionarse en tal o cual asunto que le haga perder apoyos y le obligue a tener que definirse. Suponemos que su gobierno no será distinto: más discursos plagados de vaguedades y obviedades, seguidos de la más absoluta inacción: dejar que la naturaleza siga su curso, y el pez grande siga comiéndose al chico. Fuerte con los débiles, débil con los fuertes, como todo cobarde.

Su única ideología es el deseo de llegar al poder y hace de su falta de concreción virtud, siendo el punto medio que las diferentes facciones escogen como mal menor para ponerse de acuerdo.

Con modales amanerados y pinta de meapilas, por todo lo anterior me recuerda a cierto ferrolano. Espero que detrás de esa pinta de cura de pueblo cazurro no se esconda el mismo monstruo genocida.

Por ahora, sigue fiel a su recomendación: Evita meterse en política.

+++++++++++++++++++++++++++++++

Todo lo que tiene que ver con nombres de políticos y sus dimes y diretes (y eso no es política, es Tomate, que generalmente evito pero hoy no he podido resistirme a vomitar sobre este títere) me causa un malestar físico, me revuelven las vísceras. Para que esta entrada no esté tan cargada de desprecio y repugnancia intentaré después de la vomitona serviros una reconfortante tisana en forma de música.

Palästinalied, el “Cantar de Palestina” es una composición del maestro Walther von der Vogelweid, poeta medieval (s.XII) cuya obra lírica se conserva bastante completa, mas esta es la única pieza que se ha conservado también con su acompañamiento musical original.

El poema habla de su Palestina como lugar santo, y fue escrita como propaganda política en el marco de las cruzadas. Está escrito en alemán medieval, que dudo mucho que ninguno de nosotros comprenda, así que ofrezco las traducciones a alemán moderno y a francés moderno.

Existen un montón de versiones de este tema, pero yo recojo aquí la que más me plugo.

21 comentarios »

  1. ¡Joder! si es patético…

    Comentario por Nynaeve — 3 febrero 2011 @ 20:50 | Responder

    • Yo creo que a la mayoría de españoles, su partido de toda la vida pone a un mono de circo como cabeza de cartel y lo votan. Sobre todo con el PP, da absolutamente igual. Pueden ser ignorantes, mentirosos, corruptos, ladrones o pederastas (como el alcalde de Toques, que sacó más votos después de ser condenado por violación de una menor).

      Da iguaaaaal.

      La derecha siempre va a votar a su candidato. Como si es la mula Francis. Esa alucinante seguidismo acrítico, sumado a la ley electoral española, pues ya tenemos como la derecha impone otra vez más su candidato, a pesar de ser minoría en la sociedad.

      Comentario por Mendigo — 3 febrero 2011 @ 23:25 | Responder

      • Y otro problema: la práctica totalidad de la gente que se declara antisistema, y por lo tanto no vota, no son de derechas. Con lo cual les dejan el camino aún más allanado.

        Comentario por marcostonhin — 3 febrero 2011 @ 23:31 | Responder

      • Tú lo has dicho, la derecha… así que los psoístas, idem de idem…

        Comentario por Nynaeve — 3 febrero 2011 @ 23:56 | Responder

        • El juego consiste en criticarse entre ellos, Y SÓLO entre ellos, de modo que la gente piense que no hay más alternativas: o votas al PP o al PSOE. Y la gente pica.

          Comentario por marcostonhin — 4 febrero 2011 @ 0:00 | Responder

          • Pfff. Es que los demás tampoco suponen gran alternativa.

            Aquí gobernó el P$O€ en coalición con el BNG (federación cuya principal fuerza es la UPG, un partido que se sigue definiendo como “comunista”). ¿Tú has notado diferencia con el PP de Feixó? Pse. Algunas cosas, como la privatización de algunos hospitales, y el levantamiento de la veda para construir en el litoral (también piscifactorias), la castellanización de la enseñanza (adiós a la enseñanza primaria en gallego) y…poco más.

            Si al final, más o menos…

            Comentario por Mendigo — 4 febrero 2011 @ 10:45 | Responder

        • No te creas, los del PSOE son bastante más respondones. El índice de fidelidad de voto del P$O€ es una montaña rusa, en comparación con la meseta del PP.

          Haga lo que haga el PP, siempre le va a votar su gente. Si lo hace muy bien (o muy mal el P$O€), puede que le voten unos cuantos sociatas, pero eso no determina las elecciones. El techo del PP no es muy alto, pero es que su suelo es altísimo: en ningún caso, ocurra lo que ocurra, van a recibir menos votos. Para muchos españoles, votar al PP es un acto religioso. No vas a una romería porque lo razones y lo veas lógico, vas porque tienes que ir. Pues igual a las urnas.

          Sin embargo, los sociatas sí que se cabrean y dejan de votar a su partido (alguna vez se van a otros, pero es raro). De hecho, son más. Naturalemente, son más que los fachas. Cuando están ilusionados y votan unidos, ganan las elecciones fácilmente. Pero cuando se les cabrea, hunden a su partido (y se sienten felices por ello, porque se lo han merecido).

          Y cuanto más te vayas a la izquierda, más extremo es ese comportamiento rebelde o respondón. Fíjate por ejemplo en los bandazos que ha dado ERC. La fidelidad de sus votantes es bajísima. IU, siempre en el follón permanente, tiene que mimar a su electorado porque el votante de izquierda, por un quítame allá esas pajas, en seguida deja de votar y se considera traicionado.

          Como ves, totalmente al contrario del votante del PP, que da igual qeu su candidato haya sido condenado por soborno, malversación, fraude y hasta pederastia. Va a seguir yendo a misa y luego a votar al PP como buen español y buen cristiano.

          Son las dos Españas. Diferentes idiosincrasias, diferentes formas de ser, diferentes tipos humanos. Para mí, claro, porque soy de una parte, me parece más saludable la segunda. Refleja una mayor cultura democrática, considerando que los políticos tienen que merecer mi voto. Y, si me tocan los cojones, no lo reciben.

          En la derecha pueden dar por hecho, con acierto, que tienen el voto de sus acólitos, y por lo tanto pueden hacer lo que les salga de los huevos. Basta esperar a que los otros se consuman en sus propios errores y cabreen a su electorado (como magistralmente está haciendo Zapatero) y esperar que la propia defección en las filas del P$O€ les de la victoria (ya que IU no ha sabido canalizar ese voto descontento).

          Comentario por Mendigo — 4 febrero 2011 @ 10:41 | Responder

          • A ver. Estamos hablando de que tras una derechización manifiesta, la rehostia de corrupción y una guerra sucia… ¿cuántos votos sacó González?.

            No te equivoques el votante del PSOE es tan fiel cómo él de el PP, lo que varía es ese voto “prestado”. Porque la oferta a la izquierda del PSOE es más amplia y con alguna que otra posibilidad, no cómo a la derecha del PP, dónde están lejos de conseguir nada.

            Y ese préstamo al PSOE, además de fomentado por el voto (in)útil, viene de esa estrategia tan trillada del PSOE, el miedo a que viene la derecha (hay que tener cara), del PP.

            Vamos, que la culpa de que gobernara Aznar no fue por nada que ellos hicieran mal, sino por el crecimiento de IU… ¡La rehostia, vamos!.

            Y eso te lo digo yo, que con 8 años lo flipé viendo a González hablando de educación, con 12 lamenté no poder votar al PSOE, y cuando pude votar por primera vez ya lo hice a IU. Y durante años, cabreada porque mi voto “natural” era socialista… pero es que claro de lo que dicen (o más bien decían, que ahora ya hay cosas que ni se atreven) a lo hacen, no hay mundo para andar…

            Comentario por Nynaeve — 4 febrero 2011 @ 15:21 | Responder

            • Pero Nyna, también podemos ver el vaso medio vacío. ¿Cuántos votos sacó González? Sí, pero…¿Cuántos perdió? Venía de una mayoría holgadísima (casi la mitad de los votos, en 1982, más otro 4% el PCE) y su postración ante los USA, su política criminal en Euskadi, su corrupción y, sobre todo, la incompetencia de sus ministros fue dilapidándola (38% en el 93, y los socialistas tomaron estos resultados por magníficos, porque daban por hecho la victoria de Aznar).

              Pero no fue lo peor su pérdida de apoyo popular (que con mierda se la coman) sino que ensució la imagen de la izquierda, que previamente se había arrogado. En otras palabras, provocó la derechización de la sociedad española.

              Por supuesto que el P$O€ tiene un voto fiel, pero:
              a) es menor que el del PP. Sus votantes han mostrado una fidelidad pasmosa en las últimas elecciones.
              b) cada vez es menos fiel, con la llegada de gente joven, menos dispuesta a comulgar con piedras de molino.

              Sabemos dónde se encuentra el fondo del PP pero no sabemos donde puede tener el fondo el P$O€.

              Luego está la otra cuestión ¿En qué medida esos votos que pierde el P$O€ pueden ir a IU? Bueno, es difícil decirlo. Parte del voto que pierde el P$O€ va al PP, otra parte (menor) va a IU y, la mayoría, opta por hacer corte de manga y quedarse en casa.

              Tiene mucha enjundia el tema. Yo creo que toda solución pasa por laminar al P$O€, pues mientras esté no podrá haber democracia. Aprovechar una hecatombe del P$O€ para mandarlo como tercera fuerza política (y que se coma su propia trampa electoral) e intentar, en la siguiente legislatura, dar el salto y cambiar la Ley Electoral para evitar que, nunca más, vuelva a suceder esta ignominia (que le conviene a la derecha, que gobierna sin ser mayoría). Lo que pasa es que el cambio fundamental es de la Constitución, para hacer una única circunscripción electoral, y eso ya son palabras mayores.

              ¿Cómo ganarle la partida al P$O€? Mostrando un mensaje de izquierdas pero moderado, no revolucionario. Para eso tendría que quedarse el ala socialdemócrata de IU (que yo creo que son la inmensa mayoría) y fagocitar a los descontentos del P$O€ para formar un gran partido de izquierda como alternativa a lo caduco y neoliberal del P$O€. Inevitablemente, se tendrían que escindir los más izquierdosos de IU que, con suerte, podrían reorganizarse con pasadas escisiones (PCPE e IA) y formar un grupo, minoritario, a la izquierda. Esto también sería positivo porque así podrían tener al menos una mínima posibilidad de presentar un programa de corte netamente anticapitalista, rupturista con el sistema.

              Vale, esto es pura fantasía. Pero es que no se me ocurre otra forma de cambiar el sistema desde dentro. O eso, o seguimos con esta burla de sistema, hasta que acabemos como en Egipto.

              La prioridad debe ser instaurar un sistema democrático, pero mientras estén los dos monstruos taponando la reforma (normal, son los que salen beneficiados de ella), es imposible. Por lo tanto, es imposible cambiar nada.

              Y otro peligro, no menor. Si IU (bajo las siglas que sean) llegase algún día a gobernar, habría que ver si entonces le interesa cambiar la ley electoral. Es decir, que no se convierta en otro traidor al movimiento obrero como lo fue el P$O€. Está tan endeudada con la banca como el que más, así que no sería de extrañar que, si en un futuro pudiera gobernar, la banca tratase de lanzar sus tentáculos para controlarla.

              Pero vamos, por ahora, todo esto suena más a ciencia ficción.

              Comentario por Mendigo — 4 febrero 2011 @ 21:57 | Responder

  2. Voy a intentar aclarar una situación que me está rondando la cabeza desde hace un par de años.
    Lo mismo estoy totalmente equivocado.
    Hablo desde el punto de vista de alguien (yo) que conoce a un votante del PP. A ese votante del PP no le molestan los casos de corrupción en el PP. No le molesta el nivel intelectual de los candidatos del PP. Pero no porque les vote ciegamente como mendigüiño insinúa (estoy hablando del votante que conozco, no de todos), sino porque participa del discurso contra los políticos, contra todos los políticos. Para él solamente funciona la iniciativa privada, todo lo publico es una mierda; y el único partido que propone eliminar o reducir al máximo lo público es el PP (hay otros pero no tienen representación parlamentaria): por lo tanto vota al PP confiando que ese sea un mal menor y necesario para alcanzar un estado sin Estado y por lo tanto sin corrupción. Él no tiene en cuenta todos los casos de corrupción en empresas privadas ni la cantidad de empresas mal gestionadas que tienen que cerrar, pero mi comentario no va contra él. Quiero ponerlo como ejemplo de votante del PP que no tiene equivalente en los otros votantes a otros partidos con posibilidad de entrar en el parlamento o en corporaciones municipales. Por eso, a mi entender, el PP no baja en intención de votos; a los convencidos de la política del PP hay que sumar los que votan al PP con la esperanza de que en el futuro no haya políticos.
    No sé si he logrado explicar el caso de forma correcta.
    Seguro que hay casos parecidos en otros partidos (los que votan pensando en otra cosa diferente, sea la que sea, al programa electoral del partido votado), pero yo no conozco ningún caso.

    Hasta luego.
    Joseluis

    Comentario por Joseluis — 4 febrero 2011 @ 9:16 | Responder

    • La cuestión es que, para un empresario, un gobierno del PP significa que para medrar en el negocio tienes que pasar por su aro, cultivar las relaciones púbicas con el jerifalte local o provincial, y crearte amigos para que te abran puertas (en especial, las puertas de los contratos públicos). Eso ocurre con todos los partidos, pero con el PP es exacerbado, ya que esa gente tiende a creer que ganar unas elecciones les da derecho patrimonial sobre el Estado. No que tienen derecho a administrarlo, sino que es suyo, que lo poseen y que pueden disponer de él a su antojo.

      No creo que votar al PP sea la forma de librarte del Estado, ni muchísimo menos. De cualquier forma, ese ciudadano es muy libre de votar lo que quiera por lo que quiera, lo crea yo errado o no, por supuesto.

      Yo más bien creo que el voto se mueve más por fe. No se votan políticas (nadie se lee los programas, sólo yo y cuatro tolais más) que, por otro lado, son casi indistinguibles en muchos aspectos. Es más una cuestión de fe, o si lo prefieres de tribalismo, o empatía. De forma de ser. Un tipo de partido te cae mejor que el otro, conecta mejor contigo, con tu forma de ser. En España, el voto no es una decisión racional y razonada.

      Imaginemos una empresa de ropa, que tiene dos líneas de productos, dos marcas (como Zara y Berska, ambas de Inditex). Pues la empresa DemocraciaEspañola S.A tiene varias marcas (brands) cada una con su logo, y cada marca está dirigida a sector de la población, más abierto o conservador. También hay marcas con sabor local, que venden la misma ropa pero con la publicidad en su idioma. Al final, todas dependen de la misma empresa, y los beneficios de todas van al mismo saco. Aunque las dependientas de Zara y Berska se vean como rivales (y se lo crean, y actúen como tales), todas trabajan en beneficio del mismo jefe y lo que hacen es complementarse para copar todo el mercado, y así evitar que salga una nueva cadena que recoja parte de las ventas.

      Comentario por Mendigo — 4 febrero 2011 @ 10:28 | Responder

      • Me ha encantado el ejemplo, lo usaré😉

        Un muxu

        Comentario por Nynaeve — 4 febrero 2011 @ 15:30 | Responder

        • Es copyleft.
          😉

          :*

          Comentario por Mendigo — 4 febrero 2011 @ 21:57 | Responder

    • Yo conozco otro tipo de votante del PP. Uno liberal, otro ¿democristiano? creo que sí. (Bueno conozco más, pero me centraré para responder te en estos dos).

      Ninguno de los dos se cree lo de la corrupción del PP y cree que es una maniobra psoísta para desacreditarlos. A ambos les da vértigo la política de Zapatero, pero se la ha dado siempre. Que ahora haya dado un bandazo a lo que ellos creían que se tendría que haber hecho hace casi tres años sólo consigue reafirmar ese miedo.

      Y no niegan que algo de corrupción sí que habrá, pero en el PSOE ha habido mucha más y demostrada. Ambos recuerdan que el lío del lino, terminó siendo favorable a ¿era Matilde Fernández?. Lo que también da más credibilidad a que los psoístas son capaces de todo.

      El liberal, las anteriores ya votó muy cabreado a Rajoy (lo considera un soplapollas) y en las próximas ya ha declarado que no le vota ni jarto vino, pero yo lo dudo, les entrará el miedo a que el PP no pueda pactar lo que signifique tener a Zapatero otros cuatro años más y esta vez con mayor apoyo de los nacionalistas!!!.

      El democristiano, siempre ha declarado que a él no le importaría votar al PSOE, si se pudiera fiar de su política económica. Lo que en ningún caso, ha pasado con Zapatero. Rajoy cada día le gusta menos, pero recuerda que es un buen estadista y que en las cortes hablaba muy bien (este comentario me lo hizo una vez que yo aluciné tras escucharle y la respuesta fue, no sé qué ha pasado pero siempre ha sido… desde entonces, creo que no da una)…

      Ojo, también conozco a quien, el amiguismo como medio de marketing le parece cojonudo.

      Comentario por Nynaeve — 4 febrero 2011 @ 15:29 | Responder

      • Qué voy a decir…

        No sé, cada uno tenemos nuestras opiniones y nuestras razones para votar. Todas igualmente válidas, aunque no igualmente razonadas. ¿Raxoi estadista? Cuando lo he leído he dado un respingo en el asiento.

        Mira, yo no soy nada dogmático. Tengo una ideología pero también tengo una enorme carga de cinismo y ya empiezo a tener alguna cana. Raxoi me parece, como a tu conocido, un soplapollas. Pero por otra parte, yo me pregunto si un gobierno del PP hubiera tomado unas decisiones tan duras, tan agresivas con los trabajadores, como ha tomado el ejecutivo de Zapatero. Porque con mucho talante, pero nos la ha metido de través, cosas que Aznar ni soñó en conseguir. Cosas que si Aznar (o un hipotético gobierno de Raxoi) hubiera intentado, hubiera tenido a toda la sociedad pidiendo su cabeza.

        Así que, al final, entre esos dos…¿Qué más da quien gobierne? Es más una cuestión de formas. Salvo por el matrimonio homosexual, que ya ves, a la mayoría de los gays lo que les importa (es más una cuestión de tener el derecho, aunque no lo utilices), es que tampoco veo la diferencia.

        Perdón. Sí, el aborto, Y no es un tema menor. Y también tiene que ver con la dignidad.

        Pero en la mayoría…coincidencia.

        Entonces, entre un gilipollas socialdemócrata y una persona culta e inteligente de derechas, yo prefiero esta última. Sin duda. El daño que es capaz de hacer un tonto, es superior al de un malvado.

        La cuestión es que tenemos que elegir entre un soplapollas socialdemócrata (que ni eso, neoliberal como se ha visto) y un…ya no sé qué llamarlo. Es que es una piltrafilla el pobre idiota. Es que ni me lo imagino de presidente, si a Zapatero le torean cuando sale a Europa, a Raxoi le hubieran puesto banderillas. Al primer puñetazo de los mercados se hubiera escondido debajo de la mesa o se hubiera puesto a lloriquear.

        Así pues, guatemala o guatepeor.

        McDonalds o Burguer King, a ver quién tiene la comida más basurienta y el tipiño más payaso.

        De pena.

        Comentario por Mendigo — 4 febrero 2011 @ 22:14 | Responder

  3. Es lamentable que un triste ejemplar del género homo que ha perdido dos elecciones, y que a duras penas ha de saber atarse los cordones (lo de la respuesta balbuceando a una pregunta pactada es de órdago) vaya a gobernar este reino. Gris futuro nos espera. Aunque sea bastante irrelevante quién esté en el gobierno, pues solo son títeres de banqueros, empresas multinacionales y mercados, da muy mala imagen tener a semejante patán inculto e ignorante al frente, la verdad.

    Comentario por wenmusic — 5 febrero 2011 @ 13:14 | Responder

    • Pues vayamos atándonos los machos, este individuo será la próxima marioneta en la Moncloa. Podían compartir la presidencia los dos, el Raxoi y el Zapa, y de cartel electoral el la película de dos tontos muy tontos.

      Comentario por Javi — 5 febrero 2011 @ 20:54 | Responder

      • Notaremos la diferencia?

        Ya Merkel está pidiendo invalidar las cláusulas de revisión salarial (que, para el caso, es acabar de cargarse los convenios colectivos, que es lo que llevan pidiendo hace años los neoliberales y la CEOE).

        Sólo queda que ZP le de también eso y ya no se me ocurre nada más, qué otra cesión puede hacer. Raxoi puede que de un apoyo desde el gobierno a la privatización de la sanidad y la educación que su gente está haciendo donde gobierna, pero poco más. Zapatero ya le ha dejado todo el trabajo hecho en la construcción del paraíso neoliberal. No se me ocurre nada más, al menos. Será que tengo poca imaginación. ¿Queda algún punto por cumplir de las recomendaciones del FMI?

        Comentario por Mendigo — 6 febrero 2011 @ 1:15 | Responder

        • Pero no es poco. Si privatizan de todo sanidad y educación ya no veo motivos para vivir en este país (salvo los personales y/o familiares, claro).

          Comentario por wenmusic — 6 febrero 2011 @ 13:48 | Responder

          • Privatizar la sanidad…pero poco a poco. Privatizan la gestión (las fundaciones), la construcción, los servicios auxiliares, cattering…

            Con la educación, es seguir promoviendo los concertados en vez de construir más públicos. Ni te vas dando cuenta, y cuando miras hacia atrás, ves que lo que antes era público ahora ya no lo es. Es una red de empresas que chupan de la teta pública, mucho, y luego ofrecen el peor servicio que pueden, lo más barato, para ganar aún más.

            NO será ni público, ni privado, sino que tendrá lo peor de ambos.

            Bonito modelo:/

            Comentario por Mendigo — 7 febrero 2011 @ 3:03 | Responder

  4. […] la tenéis en versión de estudio, y desde ella podéis escuchar algunas más. Algunas ya son conocidas aquí, como el Palästinalied, […]

    Pingback por Yasmeen Amina Olya « La mirada del mendigo — 26 noviembre 2011 @ 11:16 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: