La mirada del mendigo

19 abril 2011

Las hermanitas de Keynes

Filed under: salud — Mendigo @ 23:38

Todos sabemos que el gobierno, para frenar el déficit público, decretó una congelación de las pensiones. Todos estamos de acuerdo en que recortar gasto en una de los capítulos más redistributivos es injustificable.

Ahora bien, para muchos jubilados, aquellos que no tienen autonomía y viven en una residencia, este es un problema muy menor. Me explico. ¿De qué sirve darle unos euros de más o de menos a los viejos si, a la postre, toda la pensión se la va a quedar el geriátrico que los atienda?

Una plaza en un geriátrico privado cuesta sobre los 1500 (entre 1000 y 3000€) lo que una buena nómina y mucho más que la pensión media. Para hacer frente a este gasto, muchos ancianos malvenden su vivienda. Buitres ávidos de carroña, los bancos han olfateado el negocio fácil y han creado uno de sus productos más miserables: las hipotecas inversas (ceden la propiedad de la vivienda al banco, a cambio de una renta).

Para hacernos una idea de lo que suponen esos 1500€, es algo menos de lo que supone vivir en pensión completa en un hotel de 4 estrellas, pero sin las comodidades que se le suponen. Las residencias de ancianos se están agenciando un pastón, cobrando como lujosos establecimientos y malpagando a las cuidadoras. Hace un tiempo hablaba de una de las empresas gallegas más boyantes, la Fundación San Rosendo, una cadena de geriátricos privados ligada a la Iglesia Católica, y sospechosa de manipular a los ancianos para que los declarasen herederos.

Ese lucrativo negocio privado, en ocasiones concertado (es decir, ponen el cazo a dos bandas, como en la educación), sangra a nuestros mayores sus pensiones. Así pues, que suba la pensión no redunda en un beneficio para el jubilado residente, sino para el establecimiento geriátrico, que ve margen para aumentar sus tarifas. Por lo tanto, de nuevo, el esfuerzo público en un aumento de las pensiones va directo a la cuenta de resultados de una empresa privada.

Pondré otro ejemplo, en las antípodas del periplo de la vida: el “cheque bebé”. Es la parca ayuda que ofrece el gobierno a la maternidad, en lugar de ofrecer escuelas infantiles públicas gratuitas para que la mujer pueda trabajar sin gastar su nómina en la guardería (lo comido por lo servido, para eso, la mujer se queda en casa cuidando al niño, como siempre).

Es como la renta de emancipación, que en realidad es una subvención que recibe el inquilino y acaba íntegra en el bolsillo del propietario del piso. Se vende como una ayuda a jóvenes, y es una subvención pública a los caseros: toda esa ayuda se la come el aumento del precio de los alquileres que ella misma provoca.

¿Os acordáis del Plan E? El gobierno regó con 8.000 millones a las empresas de obras públicas con el objetivo de fomentar el empleo. Se crearon 63.000 empleos. Como sabiamente señaló JaviMoscas, esto supone haber gastado 127.000€ por cada puesto de trabajo. Como ese dinero no se vio por la cuenta corriente del currito, es de suponer que acabó en la del empresario (salir, salió de la del Estado, lo sabemos por el hueco de deuda que dejó en los presupuestos).

Son las limitaciones del keynesianismo. No se trata de que el Estado bombee dinero a la economía, que acaba indefectiblemente en los bolsillos de los empresarios, sino que provea de servicios a la ciudadanía.

El Estado no se puede limitar al papel de emisor de vales de descuento, un 50% menos en la segunda unidad en tu próxima compra de Ariel, el que lava más blanco.

El Estado puede y debe ser un agente activo en la economía, haciendo de empleador, cubriendo él mismo los servicios en vez de subarrendarlos a la iniciativa privada; oficiando de inversor, en vez de los carroñeros fondos de capital-riesgo; dando crédito a los emprendedores, cuando la banca privada se dedica a actividades más lucrativas engrasada con dinero público (BCE); finalmente, el Estado puede ser empresario, promoviendo empresas y grupos de empresas para relanzar la actividad económica ya que los agentes privados no son capaces.

Volviendo al tema principal. Para un anciano, es lo mismo que le suban la pensión de 1000 a 1100€, si no se puede permitir los 1500-2000€ de un asilo. Claro, lo pueden pagar los hijos (si pueden, si es que no viven de la pensión del viejo). Y si no tiene hijos, que se muera de asco, desatendido como tantos ancianos en los pueblos y ciudades.

A un anciano lo que de verdad le representa un cambio es tener una plaza gratuita en una residencia de ancianos, con una asistencia de calidad por profesionales. Y, si aún se puede valer por sí mismo, tener una asistencia en el domicilio que le ayude a permanecer en su casa, que es lo que toda persona mayor más desea. Con esto resuelto, un punto más o menos en la pensión es para ellos un asunto menor. Es más, a un anciano le compensa recibir la mitad de pensión y tener la asistencia pública gratuita (en su casa o en un centro) que recibir lo que recibe y tenérselo que dar íntegro a extraños, y ni aún así cubrir los gastos y tirar de ahorros.

Y si tiene mala suerte el viejo y dura más de lo que se esperaba ¿qué? ¿A tirar al viejo a la calle? Porque los cuatro centros públicos que hay no dan abasto.

La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que se trata a sus niños y a sus ancianos.

Reelaboración del Mendigo de la famosa cita de Gandhi

😛

+
+
+

Relacionado:

No es muy elegante, cuando declaras tener la llave que conduce a la eternidad, pasar a continuación el cepillo. Hay quien podría llegar a la conclusión de que, en realidad, la Iglesia Católica no funciona de forma distinta a cualquier otra secta.

Al atardecer de la vida,
nos examinarán del amor…

Testamentos por amor.

Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Y de fondo, dos viejos contemplando un ocaso.

A mí me parece un chantaje, una extorsión a las personas mayores, usando el miedo a la muerte y la promesa de burlarla para recaudar fondos. Una bajeza, si no un delito, lo que sugiere (si pagas, es que amas, y tendrás pase al cielo). Esto tiene un nombre: simonía.

Mercachifles en todos los tiempos han vendido el crecepelo milagroso, el ungüento de Fierabrás que cura todos los males, aprovechándose de los débiles e incautos para burlarles la bolsa. ¿Qué precio no sería capaz un creyente de pagar a cambio de la eternidad? Tan abyecto truco recaudatorio le ha llevado a la Iglesia, a través de los siglos, a amontonar propiedades sin cuento (antes de la desamortización, era el primer propietario latifundista, por delante de la Casa de Alba).

Y parece que el truco funciona, y que no tienen pudor en seguir explotándolo.

+
+
+

Nota: La imagen de la cabecera la saqué a la vuelta del último viaje, en Barbastro (villa natal del Santo Fascista). Me costaría encontrar un forjado más repugnante.

El panfleto lo cogí de la Catedral de Jaca (bella muestra del románico formativo), me fijé en él mientras buscaba una superficie horizontal para aposentar la cámara.

6 comentarios »

  1. Lo que se ve en el forjado y en el folleto es insultante, esta gente, al igual que los banqueros, los grandes empresarios (tipo Alierta) o los políticos no tiene reparo alguno en no disimular su estafa, sino al contrario la publicitan.

    Y nosotros venga a regalarles dinero en cantidades ingentes, tanto a la banca, como a las grandes empresas, como a la iglesia… Como nos sobra, ¿verdad?

    Comentario por wenmusic — 20 abril 2011 @ 7:26 | Responder

    • Los pobrecitos ancianos, adorando a la santa por su generosidad. La iconografía de sumisión me recuerda a relieves acadios, babilónicos o egipcios. Jerarquía expresada por el tamaño, la posición (inferior-superior), la actitud de pleitesía…esta gente vive todavía con los esquemas mentales de las civilizaciones mesopotámicas. Para la religión abrahámica no ha existido filósofos griegos, racionalismo romano, humanismo renacentista, revoluciones liberales ni socialistas. Eso es conservadurismo!

      Comentario por Mendigo — 20 abril 2011 @ 13:58 | Responder

  2. – ¿1500€ al mes por vivir en un hotel de 4 estrellas a pensión completa? joer dónde has encontrado eso (sale a unos 30€ al día). Yo en los sitios que duermo cuando viajo por trabajo, que suelen ser hostales de carretera (el típico hostal de camionero), es raro que baje a esos 30€ sólo con cena y desayuno.
    – Los geriátricos ya hace tiempo que se sabe que son centros donde se intenta recaudar lo más posible gastando lo mínimo. Panfletos bonitos para engatusar a ancianos desesperados y luego quitarles todo y más. Cuando la iglesia está metida por el medio ya huele a chamusquina, pero si se meten los bancos ya queda clara la cosa.
    – Cada vez que en este país se sacan ayudas a algo, o grandes subvenciones, inversiones, o lo que sea, curiosamente suele haber un gran descuadre entre el dinero que se destina y lo que realmente llega a destino. Si yo fuera mal pensado, que todos sabemos que no lo soy, diría que cada cosa que hace el estado es una excusa para repartir dinero público entre los que dirigen el cotarro, distribuyendo el dinero en un millón de cuentas, destinos, facturas, etc.etc. para que sea imposible realizar un seguimiento.
    – Parece imposible que la iglesia me de más asco, pero lo están consiguiendo. La frase: “ayuda a la iglesia necesitada” me parece tan… no se, no se me ocurre ninguna palabra lo suficientemente fuerte para describirlo. ¿qué coño necesita la iglesia?

    Comentario por marcostonhin — 20 abril 2011 @ 8:31 | Responder

    • Te me adelantaste.😛 Un 4 estrellas céntrico de 90-140€ noche con desayuno. Un hostial 40-50€ noche con desayuno (café, bollo y no te pases). Mendi me recuerdas a ZP con su café a 0.60€ en la cafetería del congreso con precios concertados.

      Comentario por kike — 20 abril 2011 @ 10:07 | Responder

      • He visto las facturas de un céntrico hotel pontevedrés, de 4 estrellas, que no pasaban de 700 por media pensión. Cuando se trata de periodos largos, puedes negociar precios.

        Comentario por Mendigo — 20 abril 2011 @ 13:48 | Responder

    • Marcos, eres un malpensado. ¿Cómo te atreves a sugerir que se hacen obras y concursos para entregárselos a la empresa de un familiar, amigo o benefactor del partido?

      A este paso, acabarás diciendo que esas oposiciones de los ayuntamientos y los organismos públicos, convocadas con 7 días naturales de plazo, tienen ya nombre y apellidos, están hechas tan a la medida como el traje de un sastre.

      Tendremos que seguir diciendo que el rey va vestido…

      Comentario por Mendigo — 20 abril 2011 @ 13:52 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: