La mirada del mendigo

5 mayo 2011

Ejercicio Teórico: solución

Filed under: economía — Mendigo @ 22:19

pib

+
+

deuda

AMARILLO: Vemos un país que ha tenido históricos problemas de deuda pública. Ha tenido un vigoroso crecimiento pero la deuda aumentaba al mismo ritmo que el PIB, con lo que la deuda relativa se mantenía aproximadamente constante. Al llegar la crisis, bajó levemente el PIB pero siguió endeudándose al mismo ritmo, lo que ha disparado la deuda relativa muy por encima del 100% del PIB.
El gran crecimiento pudiera indicar que se trataba de un país pobre que se benefició de los fondos de cooperación europeos, como pudiera ser GRECIA.

AZUL OSCURO: Tenemos un país de crecimiento mediocre y con un evidente problema de deuda heredado de décadas anteriores. Durante las vacas gordas apenas logró reducir el monto de la deuda (tiene una de las burocracias más caras y corruptas del continente) y la crisis, que no le golpeó severamente, devolvió a la deuda al punto de partida hace tres lustros. Si Grecia no hubiera naufragado, seguiría siendo el campeón europeo de la deuda, deuda que está repartida, mayoritariamente, entre la potente banca nacional (lo cual, como comentaba, tiene sus ventajas e inconvenientes). Probablemente a esta banca le interesa que esa deuda nunca se enjugue, para tener una teta de la que seguir chupando indefinidamente. A pesar de su altísima deuda pública, sigue colocando sus títulos a razonable buen precio. Estamos hablando, evidentemente, de ITALIA.

VERDE CLARO: El campeón del crecimiento de los analizados. Su economía (al menos su PIB, ya hemos comentado otras veces las carencias que tiene como indicador macroeconómico si no lo completamos, por ejemplo, con los datos de deuda pública y privada) creció brutalmente estos años. Venía de muy atrás, pero además se benefició del efecto insular, habiéndose convertido en una suerte de paraíso fiscal, pero con un Estado real detrás. Este crecimiento tan brusco se retroalimentó por un efecto especulativo, dinero de todas partes del mundo recaló en la isla esperando participar del milagro financiero. Durante los años de bonanza hubo superávit en las cuentas públicas hasta que la crisis financiera tumbó su sector bancario y el gobierno, en un acto de traición, prometió cubrir con dinero público las pérdidas que las entidades privadas habían tenido en el casino financiero. Debido a este apoyo, las cuentas públicas que eran de las más saneadas de Europa han saltado en pedazos. No es lo peligroso su nivel de deuda, sino la tasa a la que crece cada vez que los bancos descubren otro agujero negro que debe ser tapado. Es, con Grecia, el único país que sigue hundiéndose en el agujero, quizá gracias a la “ayuda” y consejo que ha recibido del FMI. Este país podría ser IRLANDA.

VERDE OSCURO: Estamos en el caso de una Grecia, pero con un crecimiento mucho más modesto. A partir del año 1999 el crecimiento de la deuda pública es superior al del PIB. No sería un gran problema, y hasta ahora no lo había sido si no fuera por la crisis. Al frenarse el crecimiento, la deuda relativa aumentó fuertemente. Si el país vuelve a crecer y no es extorsionado exigiéndole intereses excesivos por el pago de la deuda (lo cual mermaría su crecimiento, como le pasaría a cualquier empresa cuyo coste de financiación es alto) sus niveles de deuda no son alarmantes. Hay varios países que entrarían en este cajón, por ejemplo PORTUGAL.

NEGRO: Un país de abultada deuda pública, probablemente por una costosa reunificación. Su crecimiento ha sido anémico durante años, y sólo a partir de 2005 se aprecia un punto de inflexión tampoco especialmente acusado (ya era un país rico, los milagros sólo se producen en casa del pobre o del ladrón). Le afectó la crisis con una severidad similar al resto, aunque fue de los primeros en recuperarse y ahora está saliendo con buen pie (aunque estos últimos días parece que le empieza a faltar fuelle). A pesar de tener una de las deudas más altas, y de crecer a buen ritmo (el déficit es la tasa de crecimiento de la deuda) sus títulos, de forma incomprensible para el que esto escribe, son el sinónimo de seguridad (junto con, alucinantemente, los EEUU) y los que consiguen financiarse más barato (lo cual, sin duda, estimula su crecimiento). NO hace falta decir que tal país se parece mucho a ALEMANIA.

AZUL CLARO: País muy similar al anterior, que calca el recorrido histórico de su abultada deuda, y mejora un poco la mediocridad de su crecimiento (también venía de muy arriba). Sufrió menos la crisis por su menor vocación exportadora, aunque la salida no ha sido tan fuerte como la del país teutón. Estamos hablando de la otra mitad de Europa: FRANCIA.

GRIS: Al mismo nivel de deuda que los anteriores, se encuentra esta gran isla. Su crecimiento a partir del 2005 fue superior al de los dos colosos continentales (hasta igual a Portugal), pero su tasa de endeudamiento creció a un ritmo aún superior, especialmente cuando sus bancos empezaron a quebrar y el Estado se gastó el dinero público en apuntalar el sector financiero privado, nacionalizando algunas entidades y saneando sus cuentas. Una Irlanda, sin milagro económico pero más grande y diversificada, que ha digerido el rescate bancario sin catapultar su deuda. Con todo, pasar del 42% al 80% de deuda en tres años duele. Misteriosamente, las agencias calificadoras no se cebaron con ella como con su vecina, y mantiene la máxima calificación. Está claro de qué isla se trata: REINO UNIDO.

ROJO: Con una deuda netamente inferior a todos los anteriores, preocupa la tasa de crecimiento de esta. En cualquier caso, llevaría décadas alcanzar a países como Italia, Alemania o UK, aún de continuar esta tendencia. Tuvo un durante años un crecimiento muy poderoso, aún superior al de países que partían de posiciones más retrasadas como Portugal. Sin duda, este crecimiento también estuvo alimentado, como en Irlanda, por factores especulativos. Tan rápido fue el ascenso, que fue muy duro el parón. No tanto en términos de actividad económica, donde apenas se cedió terreno, aunque la recuperación no acaba de llegar, sino en el plano laboral: la destrucción de empleo (también podríamos comparar los gráficos entre diferentes Estados) ha sido demencial. Durante la época de expansión de la economía se aprovechó para reducir el monto de la deuda, por debajo del 40%. Al llegar la crisis, el final de la burbuja inmobiliaria, unido a la reforma fiscal, provocó que los ingresos del Estado se derrumbasen y se disparase el déficit, que ahora intenta ser corregido por medio del ajuste en la cuenta de gastos (lo cual explica en parte el estancamiento de la economía). A pesar de ser uno de los países con una situación del erario público más saneada, el acoso de los especuladores (más dos oportunas bajaditas de calificación) ha llevado a que la deuda española se pague al nivel de la italiana (con el doble de deuda en relación a su economía y creciendo al mismo ritmo que la nuestra). Los mil millones extra que suponen en intereses son otro lastre más para nuestro crecimiento. Es evidente que es un país con las características de ESPAÑA.

Y finalmente…

El MORADO. ¿Quiénes son los morados? Han tenido un crecimiento espectacular, como podríamos esperar de una economía en vías de desarrollo que alcanza su madurez. Pero nada de eso, era en 1995 el país con mayor renta per capita del mundo, y lo sigue siendo, aún más. ¿Cómo es posible? Sufrió la crisis económica, pero lejos de derrumbarse como otros ejemplos de crecimiento especulativo como Islandia, Irlanda o los países bálticos, ha tenido una recuperación prodigiosa, e incluso parece que la inestabilidad reinante le hubiera favorecido. Sus niveles de deuda son despreciables, para los cánones que se estilan en Europa. Un leve repunte al inicio de la crisis que ya parece controlado. ¿Quién es ese fantástico Estado? Un pseudo-Estado. Un paraíso fiscal como podría ser LUXEMBURGO, donde se refugiaron los dineros de los acaudalados de medio mundo cuando empezó a tronar en las plazas financieras. Es el gran vencedor de la crisis, sin apenas otra industria que no sea la financiera, no sufrió la caída del consumo, la sequía crediticia ni el colapso del comercio mundial. Su laxo sistema fiscal atrae los capitales del resto de países, cuyos ciudadanos trabajan para generar un beneficio que acaba en los bancos de este miniestado (o de otros notorios paraísos fiscales y lavaderos de dinero, la mayoría bajo tutelaje de las potencias anglosajonas).

¿Sorprendidos con algún dato? ¿Confusos?

Siempre es interesante poner los datos en relación.

¿Encontráis vosotros justificación a todo el revuelo que se ha armado con la deuda, con el efecto dominó, y que nosotros íbamos a ser los siguientes?

Y ahora, para quien aún no haya tenido suficiente, el resto de los países (para los cuales hay series completas de datos):

Los nórdicos y bálticos (uso España como escala):

+
+

+
+
+

Los de centroeuropa:

+
+

Y me falta Rumanía que tiene un crecimiento tan espectacular (del 6000%) que me jodería la escala, por eso lo omito.

¿Cuáles son vuestros comentarios a tanta curva?

6 comentarios »

  1. Pues yo llego a la conclusión de que aunque tengas tus cuentas saneadas y no demasiada deuda, si te quieren joder, te joden. Eso sí, aunque las cuentas no estén del todo mal, el problema del paro aquí es tremendo. Algo digno de estudio…

    Por otra parte, está claro que lo de Luxemburgo muestra quiénes son los beneficiados de la crisis, el resto de países y sobre todo los PIGS son los que pagan la cuenta del festín. La verdad, deberíamos ir a Luxemburgo y sitios así a tirar la basura, al médico, y pedir ayudas. Al fin y al cabo, nuestro dinero está allí, así que deberíamos ir a usar sus servicios, que para eso los pagamos.

    Comentario por wenmusic — 6 mayo 2011 @ 7:55 | Responder

    • El paro aquí es tremendo, pero…eso les da igual a quien sólo espera que el Estado cumpla con los pagos de la deuda. Podrían fusilar a los parados, que no afectaría en nada a la capacidad financiera del Estado (aún mejoraría, al no tener que pagar subsidios). Con los números en la mano, vemos que España tiene una deuda bastante contenida (60%), mientras los grandes andan por el 80%, e Italia por el 120%. Pero fijaron una serie de países para especular con su deuda, triunfó la gracia de los PIGS, y los bancos se han puesto las botas mientras arruinaban a varios países. Por supuesto, escogieron los más fáciles para el ataque, los más débiles, como hacen los lobos.

      Lo de Luxemburgo me parece estupendísima idea. Si Luxemburgo tuviera que cubrir los servicios a todos los europeos, ya que almacena (con Suiza y otros muchos) el dinero expatriado de sus economías, ya no podría tener unos impuestos al capital tan bajos…

      Comentario por Mendigo — 6 mayo 2011 @ 8:18 | Responder

  2. Sorprendente lo de Alemania, sí. Pero además ¿alguien me puede explicar por qué dan mucha más importancia al déficit que a la cantidad total de deuda? Porque eso pasa con los países, no con los individuos. Si yo tengo ya dos hipotecas, es difícil que me den un crédito. Si me acaban de dar un crédito, pero no debía nada, mi déficit es más alto, pero seguramente pueda pedir otro crédito sin muchos problemas.

    Comentario por Red — 6 mayo 2011 @ 9:30 | Responder

    • Lo de Alemania o Italia, en comparación con España o Portugal, no tiene nombre.

      El déficit es importante…en relación con la deuda total, porque es la tasa a la que crece. Pero un déficit coyuntural, debido a la crisis y la necesidad de una política expansiva del gasto público para reactivar la economía…no me parece ni mucho menos como para echarse a temblar. Es, de hecho, estos planes de austeridad lo que pueden hacer descarrilar la economía.

      Ello no quita que reconozca que la austeridad en los superfluo, en lo accesorio, es necesaria siempre. Lo que me temo es que todos esos gastos superfluos y corruptelas del Estado son los últimos en los que se aplicará la tijera, y los recortes caerán en inversión de futuro, como educación o investigación, o en gasto social. Lamentable. Ahora, una cura de adelgazamiento de las administraciones (las tres) era muy necesaria y no comportaría ninguna desventaja para la ciudadanía (tenemos más coches oficiales que ALemania o EEUU).

      Comentario por Mendigo — 6 mayo 2011 @ 10:51 | Responder

  3. Estaré fuera unos días, así que no podré mientras tanto contestar a nadie ni salvar del purgatorio los mensajes de los nuevos hasta la vuelta. Eso no quiere decir que no contestéis, sólo que no me peguéis fuego al chiringo en mi ausencia.

    Que disfrutéis de la exuberante primavera en naturaleza y libertad como prometo hacer yo.

    Salud!😉

    Comentario por Mendigo — 6 mayo 2011 @ 15:55 | Responder

  4. […] ¿Os acordáis cuando hablábamos del déficit en Europa? […]

    Pingback por El gran robo « La mirada del mendigo — 2 noviembre 2011 @ 9:05 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: