La mirada del mendigo

30 mayo 2011

Chimeneas

Filed under: información — Mendigo @ 17:33

Esto es lo que pasa cuando te cargas a la mitad de la plantilla de un periódico, y la sustituyes con becarios.

Leyenda: Columnas de humo salen de las enormes chimeneas de la planta de producción eléctrica de carbón de Eggborough, Inglaterra.

En la imagen, por cierto, buena fotografía, no se aprecia ni una sola chimenea. Lo que se ve en la imagen son torres de refrigeración, descomunales duchas en la que se enfría el agua del circuito secundario aprovechando el calor latente de vaporización del vapor que asciende para enfriar la que no cambia de estado. Este agua, normalmente tomada de un río, se calienta al paso por el condensador (que a su vez refrigera el vapor del circuito primario, que viene de la turbina), robándole calor que luego cede al ambiente en estas torres.

Por lo tanto, lo que vemos no son chimeneas ni muchísimo menos es humo lo que de ellas emana, sino inofensivas nubes de vapor de agua. De hecho, estas torres de refrigeración las podemos encontrar no sólo en centrales térmicas, sino también en centrales nucleares (donde no existe ningún proceso de combustión y, por lo tanto, no tienen chimeneas).

Si os coincide pasar por una central térmica (aquí en Galicia tenemos la mayor de la península, la de As Pontes), la chimenea es una estructura más esbelta y muchísimo más alta. Esta sí, emite los productos de combustión, contaminantes (aunque, forzadas por las leyes ambientales europeas, en los últimos años han reducido las emisiones de NOx, SOx e inquemados en un 90%, es por eso que el humo que sale de ellas no es el penacho negro de otrora).

Es tan alta para mejorar la aspiración (el tiro, como una chimenea casera) y para inyectar los contaminantes en capas más altas de la atmósfera, consiguiendo diseminarlos y que no se concentren en el entorno de la planta (menudo alivio, esparcir la mierda).

Ya llevo detectados varios errores de bulto en un periódico que, se supone, es el de mayor calidad de España. Y esta vez, simplemente, no quería dejarlo pasar.

15 comentarios »

  1. Pues sí que es un error serio. Uno se da más cuenta cuando controla algo el tema tratado. Yo, normalmente cazo a los periodistas con los temas de informática (y yo soy un “matao”). Y siempre que pillo una de estas pienso: “Cómo nos las colarán en política, economía…” Si bien es cierto que cada vez creo que nos cuelan menos, les vemos más el plumero.

    Comentario por wenmusic — 30 mayo 2011 @ 18:12 | Responder

  2. menudas risas me tengo echado cada vez que en “El Correo Gallego”, incluso cuando aún pretendía ser un periódico, sacaban alguna noticia científica de cualquier índole.

    Comentario por marcostonhin — 30 mayo 2011 @ 22:33 | Responder

  3. Pero en vez de poner a un periolisto a escribir de lo que no sabe, que contraten a alguien que sepa para hablar de economía, a alguien que sepa para hablar de tecnología, de política internacional, de derecho…porque al final los opinadores profesionales escriben de todo y no saben de nada.

    Comentario por Mendigo — 31 mayo 2011 @ 6:57 | Responder

    • Entonces no sería un periódico, sería una enciclopedia, y no saldría todos los días, ni siquiera todos los años😄

      Comentario por santi — 1 junio 2011 @ 17:15 | Responder

      • No, coño. Se puede tratar una noticia, con la extensión que le corresponde, y en un tono divulgativo, escribiendo para una persona de cultura media, pero de forma rigurosa.

        Vamos, es lo que se hace en muchas noticias, también en El País (sobre todo artículos de colaboradores). Pero a veces, demasiado frecuentemente, te encuentras con informaciones escritas por alguien que no se entera de lo que está escribiendo. Un periodista que se encarga de extractar una información más extensa, y que al no conocer el tema que trata ni sabe detectar lo más importante, ni explicarlo correctamente.

        Comentario por Mendigo — 4 junio 2011 @ 7:52 | Responder

  4. Pasaba por aquí y me he dicho “pelillos a la mar”.

    En la película Brazil se ve una de estas “chimeneas” por dentro; algo espectacular. Yo pagaría entrada para verlas más a gusto que a algunos museos o catedrales.

    Otro error muy común es pensar que estas torres de refrigeración son exclusivas de las centrales nucleares (culpa de la tele, que solo saca centrales nucleares y no térmicas de carbón, no vaya a ser que se vea la contaminación; como la radiactividad no se ve, pues planos y planos de nucleares).

    Tiene razón wenmusic cuando dice lo de “cómo nos las colarán en política, economía…”. No tenemos más que ver el asunto de Libia (y hasta aquí puedo escribir).

    Hasta luego.

    Comentario por Joseluis — 31 mayo 2011 @ 8:26 | Responder

    • Rebienvenido, José Luis.

      La estructura de las torres creo que está hecha a partir de un paraboloide de revolución. Supongo que es por ello que resulta una figura tan agradable a la vista. Según tu acerques, con la perspectiva, las líneas verticales deben formar curvas muy bonitas, interesante entrar ahí con una cámara de fotos, jugando también con la sombra proyectada…

      Sobre las centrales térmicas-nucleares…yo preferiría vivir cerca de una nuclear a una térmica: el potencial carcinógeno de las emisiones de la térmica es superior a la de una nuclear (cuyas emisiones, incluso en caso de accidentes de mediana importancia, son mínimas). Las nucleares pueden resultar peligrosas (sobre todo si son operadas negligentemente por una empresa privada que antepone los beneficios a la seguridad), pero las emisiones de las térmicas (especialmente de carbón) SEGURO que son nocivas. Y ya digo, que en los últimos años se ha avanzado tremendamente en el tema de emisiones, antes era muchísimo peor (las zonas próximas a la central presentaban defoliación en los árboles debido a la lluvia ácida, el ácido nítrico, nitroso y sulfúrico creado al combinarse las emisiones de SO2y NOx con el vapor de agua de la atmósfera).

      Wen tiene más razón que un santo. Sólo nos damos cuenta de aquella parte del conocimiento que dominamos, pero por esa medida podemos imaginarnos que el resto de contenidos del periódico están al mismo nivel. Y en la televisión ya…

      En cuanto a Libia, no tienes por qué dejar de leer. Aquí puedes comentar siempre lo que quieras, más cuando los hechos, lamentablemente, os están dando la razón a los que os oponíais a la intervención.

      Comentario por Mendigo — 31 mayo 2011 @ 8:48 | Responder

    • Sólo para meterte un poco de “envidia”: yo sí he estado dentro de una torre de refrigeración. De hecho se puede estar dentro sin ningún problema, ya que simplemente es un espacio con muchísima humedad (al menos en la parte baja, por donde se podía andar, no hacía demasiado calor. No se en la parte alta).

      Y sí, era algo espectacular, pero lo era mucho más por fuera (estando al lado), pero al minuto ya estás aburrido porque tampoco hay mucho que ver.

      Comentario por marcostonhin — 31 mayo 2011 @ 17:57 | Responder

      • No es muy recomendable entrar cuando están funcionando, sobre todo porque saldríais muy mojados🙂

        Yo también he estado en varias, pequeñas y grandes. Son exactamente lo que dice mendigo: una ducha a lo bestia, con un relleno (de pástico en las modernas, de madera en las antiguas) por el que chorrea el agua, y mucha, mucha humedad. A causa del relleno, por dentro no se ven las curvas (salvo que esté vacía).

        Salvo que medie interés profesional, un minuto es bastante más de lo que tardaríais en aburriros de verlo.

        Las grandes torres de tiro natural tienen esa forma tan elegante; las pequeñas, mucho más comunes, que suelen ser de tiro forzado, son simples prismas. En algunas torres antiguas son curiosos los “ventiladores” de bronce, unas hélices como de avión, pero mucho más pesadas (las modernas tienen turbinas de álabes bastante vulgares).

        Comentario por santi — 1 junio 2011 @ 14:44 | Responder

        • ¿De bronce? Qué extraño. Eso debe pesar un mundo ¿No sería mejor hacerlos de chapa de acero?

          Comentario por Mendigo — 1 junio 2011 @ 15:42 | Responder

          • Si, de bronce….
            Tengo una de 900 mm de diámetro, tripala, no se lo que pesa, pero cuesta de levantar; me la guardé de una instalación que estaba desmantelándose, por usarla como adorno. Es fundición de bronce y se parece mucho a la hélice de un avión.

            El material, supongo que es por resistencia a la corrosión; no sé que tipo de agua se usaba en refrigeración. Hoy en día sería de chapa de acero inoxidable, multipala y mucho más ligera.

            Por cierto, el error de confundir humo y vapor es muy común en los periódicos …. y en la gente de la calle.

            Comentario por santi — 1 junio 2011 @ 17:11 | Responder

          • Si metes chapa de acero en un entorno de saturación de vapor, la chapa desaparece en nada por la corrosión; pintándolo con pintura anticorrosión o laca sólo consigues retrasarlo un poco.

            Lo propio es meter acero inoxidable o bronce, ya que aguantarán prácticamente toda la vida: depende del caso concreto es mejor uno u otro (para vapor suele ser mejor el bronce).

            Comentario por marcostonhin — 6 junio 2011 @ 0:08 | Responder

            • Aps!

              Pues tiene su lógica. Reconozco que no tenía ni idea de que se siguiera usando el bronce para piezas en ingeniería. Bueno, a excepción de cojinetes (y bastante raritos).

              Bien está saberlo.😉

              Comentario por Mendigo — 6 junio 2011 @ 7:26 | Responder

  5. Hola buenas! Soy nuevo por aquí… llevaba un par de meses leyendo las entradas y hoy me he decidido a escribir, aportando un granito más de arena jaja.
    Si el único problema del periodismo fuera ése, más de uno se daría con un canto en los dientes:
    http://www.abc.es/20110531/madrid/abcp-chinches-drogas-sexo-vivo-20110531.html

    Por desgracia, la manipulación, el sensacionalismo y un largo etc. están a la orden del día.

    Comentario por V — 2 junio 2011 @ 10:38 | Responder

    • Buenas V, sé bienvenido.

      La prensa derechuna se está cubriendo de gloria con la acampada de Sol, y en general con el movimiento 15M. Ya no queda epíteto injurioso que utilizar contra ciudadanos que…exijen la democratización de la vida política y económica.

      El ABC, en tiempos de Zarzalejos, aún se podía leer, guardaba algún rigor. Pero se dieron cuenta que el rigor no vende, especialmente entre las mentes negligentes y levantiscas de los que compran ese tipo de prensa. Con Expósito el ABC buscó recuperar la clientela perdida en el amarilleo de La Razón y El Mundo. Con el nuevo director, esta tendencia al insulto y la insidia no parece que haya ido a menos.

      Comentario por Mendigo — 4 junio 2011 @ 7:58 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: