La mirada del mendigo

15 junio 2011

L’estaca

Filed under: Activismo — Mendigo @ 9:19

É salientable como a intelixencia colectiva é capaz de reformular vellos símbolos e enchelos, de novo, de significado.

Corría o ano 68 cando un rapaz chamado Lluís Llach compón unha canción que estaría chamada a ser un dos himnos da resistencia antifeixista: L’estaca.

Hoxe, o pobo volve coller esa bandeira e facela súa, para rematar o traballo que comezou vai oitenta anos. Hoxe, como entón, a xente sae á rúa reclamando liberdade, xustiza e dignidade.

A loita pola emancipación é tan antiga como o mundo. Esta terra tremeu cando o pobo erguéuse contra os señores nas guerras irmandiñas. Só poido ser acalado cunha terrible represión na que os poderosos “encheron os carballos de vasallos”.

Despois de seis cinco séculos dando de comer a nobles e reis, os nosos abós foron quen de botar ó Bourbon e comezar a construcción dun Estado social e igualitario. De novo, os poderosos remataron as arelas de liberdade do pobo pola vía do xenocidio, cando Igrexa, exército e burguesía adoptaron o ideario feixista para defender os seus privilexios fronte os traballadores.

Nós somos parte dun movemento con séculos da antigüidade, a loita da xente por desfacerse dos parásitos que medran grazas ó traballo alleo. Mudan os tempos, muda o decorado, pero a función segue a ser sempre a mesma.

6 comentarios »

  1. Grande Mendi pero te voy a votar Autobombo.

    Comentario por kike — 15 junio 2011 @ 10:55 | Responder

    • No, lo q hago es reciclar los mensajes, que soy muy concienciado.

      Tú no conoces el principio de la conservación de la energía, y la Ley del Mínimo Esfuerzo?

      XDDDDDDD

      Comentario por Mendigo — 15 junio 2011 @ 16:07 | Responder

  2. Pues con la ley del mínimo esfuerzo poco vamos a estirar ¡eh, perezoso!.

    Por mucho que pase el tiempo hay muchas canciones que lejos de quedarse desfasadas siguen siendo un fiel reflejo de la actualidad.

    Apertas!

    Comentario por Javi — 15 junio 2011 @ 18:45 | Responder

    • Jajajaja

      Kike lo dice porque sabe que esta entrada es copia de la que escribí en la página de los indignados pontevedreses (a ver si la animo, que eso parecía el puto BOE, vaya mierda de revolución de chupatintas que están haciendo).

      En cuanto a las canciones…bueno, es que seguimos en las mismas desde hace milenios. Los de arriba, casta improductiva de nobles, clérigos y soldados, viven a costa de explotar a los trabajadores, clase fértil que, a pesar de ser sus manos la única riqueza, es expoliada, explotada por los primeros, parásitos sociales, hasta relegarla a la indigencia.

      Porque casi todos somos indigentes. Indigente es el que no tiene y pide. Y qué coño es si no lo que vamos a hacer al banco, sino a pedir dinero a quien lo tiene, porque nosotros no tenemos?

      Pos eso.

      Hay que darle la vuelta a la tortilla, que ya está chamuscada! Yo, al menos, sí que lo estoy! Requemao, ya!!!

      Un abrazote, Javi!

      Comentario por Mendigo — 16 junio 2011 @ 1:41 | Responder

  3. UUUUYYYYY! me parece a mí que la revolución la hace cada uno como puede y quiere, no por ello es mejor ni peor…. creo que al final no eres tan diferente a algun@s….
    Anímate home!

    Comentario por Virgis — 17 junio 2011 @ 11:53 | Responder

    • ¿Ein? No capisco.

      Hay muchos tipos de revoluciones, por supuesto. Hay revoluciones estéticas, como fue en su día el modernismo. Revoluciones burguesas como la francesa, revoluciones socialistas como la rusa, socialdemócratas como la portuguesa o la checa o anarquistas como la que triunfó en los campos de media España. Hay contrarrevoluciones, revoluciones científicas…

      Eso de que la revolución la hace como cada uno quiere…no, es evidente. Para tener éxito, hay que someterse a una disciplina, canalizar los esfuerzos para que sean productivos. Si no, cada cual por su lado, es una chirigota. Otra cosa es que esa disciplina sea voluntariamente asumida. Insisto en la comparación: en la columna de acero de Durruti, la disciplina era estricta. Eso sí, se votaba a los comandantes, no eran impuestos en virtud a su nacimiento o arribismo al poder.

      Que si es mejor o peor…por supuesto que puede ser mejor o peor, según sean sus postulados, su dirección y sus conquistas. “Todo está bien”. Pues no, habrá que ver lo que hace cada uno, cual es su objetivo, y valorarlo.

      Comentario por Mendigo — 17 junio 2011 @ 16:01 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: