La mirada del mendigo

16 junio 2011

A privatización da Sanidade

Filed under: salud — Mendigo @ 1:25

lucro

Imos falar da sanidade pública, e dos planes para privatizar este servizo público, puntal do Estado do Benestar. O modelo público-privado ten o peor dos dous modelos: a atención médica é supeditada ós criterios de beneficio empresarial de calquer negocio, pero a sua factura engordada témola que pagar cos nosos impostos.

Manifesto:
Sanidade Pública ou barbarie privatizadora

Ligazóns para ampliar a información:
S.O.S Sanidade Pública
Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública

Como sabedes, o profesor Vicenç Navarro estudou durante décadas os sistemas sanitarios do mundo, e adoita escribir artigos sobre este tema, alertando que o modelo de sanidade privada é máis caro para a sociedade. Algúns dos últimos:
Los recortes del gasto sanitario
Los determinantes del gasto público sanitario
Recortes y polarización social
La sanidad española
El copago sanitario
¿Sanidad pública o privada?
Recortes innecesarios y perjudiciales en la sanidad pública en Cataluña y en España
What we mean by social determinants of health
Las compañías de seguros sanitarios en EEUU

sanidade

Vaiamos ó comezo da historia. No mundo das ideas puras existían dous sistemas públicos sanitarios. Un chamábase sistema sanitario universal, no que todos os cidadáns tiñan acceso a un mesmo sistema. Os seus detractores dician que iso era socialismo. E tiñan razón.

O outro chamábase sistema sanitario asistencial, ainda que por eses mundos de Deus recibía nomes como Medicare ou Medicaid. Este sistema público só protexía a aqueles que non tiñan recursos para pagarse un seguro médico privado. Era unha asistencia médica para pobres e, como calquera lector asisado pode supoñer, era unha merda.

Os medios vendían este último como se fose o máis moderno, pero non deixaba ser o mesmo tipo de asistencia médica da Idade Media, pola que a caridade cristiá dos ricos da vila procuraba ós menesterosos un hospicio onde a xente non ía sanar, senón a morrer. Neses hospitais, ó menos, os enfermos non morrían coma cans no recuncho dunha rúa. Caridade, a canto obrigas!

A cousa é que este sistema asistencial, que só cubría ós máis pobres, deixaba o campo libre ás aseguradoras privadas, que podían cravar as farpas na maioría da poboación.

A xente é capaz de calquera cosa por non enfermar, vai tempo Molière fixo chouta diso no Enfermo Imaxinario. Polo tanto, os pratos estaban na mesa e o negocio, servido.

O sistema universal era odioso para as compañías, xa que non podían vender uns servizos que xa tiñan cubertos todos os cidadáns. Polo cal, no mundo real, nun subcontinente chamado Europa as aseguradoras fixeron labor de zapa, procurando que os gobernos contratasen pólizas privadas para os seus funcionarios. Pola outra banda, compraron ós políticos que foron desfacendo a sanidade pública, enchendo as listas de espera, cargándoa de débedas que ben podían considerarse tamén como débeda odiosa, facendo en resumo o contrario do que ten que facer o que ten o engargo de velar pola protección do sistema sanitario: estragalo.

Entón, pechóuse o círculo vicioso: canto peor ía a sanidade, máis persoas saían dela cara a sanidade privada, que era vista como un artigo de luxo é, polo tanto, cobizado polas putas clases medias. Cada vez máis calaba na poboación que só pertencía á sanidade pública quen non tiña cartos para pagarse outra. O sistema publico percibía cada vez menos fondos xa que era visto por unha parte medrante da poboación como unha caridade, unha esmola, unha prestación social e non un dereito universal.

E deste xeito, roda que roda, chegamos ós USA, donde só pode salvarse aquel que ten cartos para pagar ó galeno e, quen non, lévaselle a unha cama nun hospital de merda onde fanlle máis levadeira a súa agonía (sen pasarse, porque o sufrimento tamén e cristián e o doutor Santos é un nazi, din en Telemadriz).

Isto é modernidade, retroceder quiñentos anos.

E para parar semellante progreso, haberá que cortar o nó gordiano (Alexandro era un radical antisistema). A salvación do sistema público sanitario pasa por botar fóra ós mercaderes da saúde. Prohibir a mediciña privada e que todos os cidadáns teñan que compartir o mesmo sistema. Cando as fillas do Bourbon teñan que parir nun hospital da Seguridade Social, cando Botín ou Francisco González teñan que agardar un ano para facerse unha analítica, ou o sociofalanxista señor Presidente do Congreso teña que facer cola nunha sala chea de xente ó seu turno, ese día a sanidade comezará mellorar, adicaránselle máis recursos, contrataranse máis profesionáis, vixilarase o fraude sanitario para optimizar os presupostos.

Mentres sexa o sistema dos pobres, seguirá sendo, cada vez máis, unha merda. A solución é asegurar a universalidade do sistema público sanitario, facéndonos iguáis a todos perante a enfermidade, xa que o somos fronte a morte.

¿Quen esta por iso?

P.S: Todo o devandito para o sistema público de saúde, é igualmente válido para o sistema público educativo.

18 comentarios »

  1. Estos días estoy sacando comentarios en gallego, simplemente porque reutilizo entradas escritas para la página local del movimiento 15M. Espero que no tengáis problemas con el idioma, habiendo leído algo de castellano antiguo se sacan la mayoría de las palabras. De todas formas, si alguien quiere preguntar algo porque se haya quedado con la duda, no hay ningún problema.

    Pero vamos, lo más interesante de esto es la colección de enlaces. Yo me he enterado de cosas tremebundas estos días, como que la Xunta, en esta villa, para ahorrar 100 millones de la ampliación del hospital público, va a gastarse 40 y pico millones al año, en una concesión de 20 años (total, más de 800 millones) en hacer un nuevo hospital de gestión privada.

    Luego, la sanidad es deficitaria, hay que recortar gastos, esto se hunde.

    Pura doctrina del shock.

    Comentario por Mendigo — 16 junio 2011 @ 1:33 | Responder

    • Yo antes de acostarme leo castellano antiguo jejejeje.
      Tienes unas cosas.

      Muy buen resumen la verdad que la sanidad estoy bastante pez.

      Comentario por karkos — 16 junio 2011 @ 12:47 | Responder

      • Joder, pues yo he leído a Berceo y tampoco me considero un alienígena por ello.😛

        Al final ¿se entiende o no se entiende? Yo creo que sí, no? Es como el catalán, es cuestión de ponerle un poco de interés, y casi todo se saca fácil. El vasco ya…telita, eso ya son palabras mayores.

        Comentario por Mendigo — 16 junio 2011 @ 14:19 | Responder

  2. Te quedas corto:

    http://www.expansion.com/2011/03/02/empresas/interiores/1299026521.html?a=e6c1c8732e5ada61ae679315a98fda02&t=1308208658

    Para el que no quiera leerlo hago un extracto (pero podéis leer la entrvista para comprobar que no es una frase sacada de contexto):
    Entrevista a John de Zulueta (2-3-2011), responsable de USP (hospitales privados, Sanitas): “Conseguimos dar un servicio único y rentable, dejando a un lado a los clientes que daban pérdidas.”
    Para los que no se hayan dado cuenta, lo traduzco al coloquial: Conseguimos llenarnos los bolsillos deshaciéndonos de los enfermos pobres.
    Mientras hay sanidad pública van ganando. Cuando todo sea sanidad privada ¿qué haremos los pobres? Por ahora no podemos elegir las enfermedades que padecemos. A ver si tengo suerte y me toca en la vida algo con tratamiento barato.
    Volvemos al siglo XIX.

    Hastaluego
    Joseluis

    Comentario por Joseluis — 16 junio 2011 @ 8:25 | Responder

    • ERROR!!!

      Lo que está diciendo este cabrón es: “Conseguiremos llenarnos los bolsillos, deshaciéndonos de los enfermos GRAVES o CRÓNICOS, que derivamos a la Seguridad Social”.

      Lo rentable no es cobrarle la póliza a un enfermo, sino cobrársela a un sano que no hace gasto.😉

      Comentario por Mendigo — 16 junio 2011 @ 9:54 | Responder

  3. El problema es que mucha gente ve la privatización (sea de la sanidad, de la educación o de lo que sea) como algo positivo. Sí, así es, aunque pueda parecer increíble. Han metido a la gente en la cabeza que un servicio privado es más eficiente, precisamente porque ponen gente al cargo que busca efectividad para gastar menos y dar mejor servicio (por la competencia), mientras un sistema público no funciona porque no se gestiona con eficiencia.

    Lo que no se da cuenta la gente es que la traducción de esto es: los servicios públicos no son eficientes porque han puesto gente al cargo que, o bien son unos inútiles, o buscan su propio interés o el de sus amiguetes, que no siempre son los mismos que los intereses de la ciudadanía.

    O bien porque no tienen que ser eficientes: la ventaja de un servicio público es que permite primar la calidad del servicio sobre la eficiencia contable, es decir, un hospital público puede (o debería) permitirse tener pérdidas para garantizar un servicio de calidad, ya que se paga con nuestros impuestos, mientras que uno privado tiene que tener los medios justos para poder dar sus servicios, ya que tiene que dar ganancias.

    Lo curioso es que incluso con las privatizaciones no se bajaron los impuestos, e incluso aunque se acabara privatizando la sanidad pública seguro que no bajarían… ¿por qué será?

    Comentario por marcostonhin — 16 junio 2011 @ 11:25 | Responder

    • Pero te digo más: ¿qué competencia hay con una concesión de la gestión de un hospital público a una empresa privada durante veinte años? Ninguna.

      Si tú estás en la Seguridad Social, vas a tener que ir a ese hospital y a tal o cual médico, nada de eso cambia. No tienen ningún incentivo por mejorar, dar mejor atención o captar clientes: es un mercado cautivo. Dentro de 20 años, el traidor que esté en la poltrona, renovará la concesión otros 40 años más, como se ha hecho recientemente en Rande o en el túnel del Guadarrama (que deberían ser ya públicas, gratuitas, que manda huevos) y listos. Viva el negociete privado costeado con fondos públicos!

      Comentario por Mendigo — 16 junio 2011 @ 14:24 | Responder

  4. El gobierno español ya ha descubierto casi todas sus cartas, ahora nos toca jugar a nosotros: o actuamos ya o me temo que después será demasiado tarde. Hay que hacerse una pregunta:¿ nos conformamos con nuestra situación actual, aceptamos todo lo que imponga el Estado o queremos luchar por lo que creemos justo,igualitario y necesario?
    Yo creo que el significado que se le da a la palabra democracia es una de las mayores farsas de la historia de la humanidad, me explico:
    Raíz etimológica: demos= pueblo; kratos= poder.

    Un pueblo es un ente formado por un conjunto de personas tan heterogeneas entre sí, que es imposible concebir un gobierno que representa de manera justa y fidedigna a todas y cada una de las personas que lo forman. Aceptada esta proposición, llegamos al siguiente escalón: tal y como está montado el sistema de elección de nuestros representantes, sobre el papel, siempre gobernaría una mayoría sobre una minoría perjudicada. Pero tampoco nos quedamos ahí; los gobernantes sirven a una minoría selecta dentro de esa amplia mayoría, gracias a su fuerte influencia en determinados ámbitos. En este caso, estaríamos hablando bien de oligarquía o bien de plutocracia, depende de como se mire.

    Desmantelada la falsa “democracia” actual, cabe hacernos una preguntas: ¿ Cómo se constituye una democracia?
    Mi propuesta es ésta: Aunque se establezcan diferencias semánticas entre democracia y anarquía, esta última representa de manera más tangible lo que debería ser una democracia. No un pueblo considerado como un todo, sino como la suma de sus partes. Cada uno debería ser capaz de gobernarse a sí mismo y de esta forma el pueblo estaría autogobernado. Ése es el significado genuino de la palabra anarquía: ausencia de líderes o mandatos, no de orden( como diría V).
    Como un hijo que le dice a su padre que ya no necesita su ayuda, que quiere independizarse, ser libre; así deberíamos ser nosotros: ya no queremos vuestro gobierno, ahora comienza el nuestro, el de cada uno.

    Un abrazo.

    Comentario por V — 16 junio 2011 @ 12:08 | Responder

    • Totalmente de acuerdo, pero…quién le pone el cascabel al gato?:/

      La anarquía es un orden supremo.

      Por ejemplo, puedo hacer un jardín y plantar los árboles siguiendo un patrón fijo. Por ejemplo, en hileras con marcos de 5m.

      Puedo complicarlo y plantar los árboles al tresbolillo. Incluso podría emplear la razón áurea para hacer una plantación de árboles realmente compleja. La mayoría creería que esos árboles están plantados de forma desordenada, sin embargo es un orden más fino, más perfecto, que no es evidente para mucha gente.

      Pues bien, cuál es el orden perfecto? La Naturaleza, que escoge por medio de sus leyes basadas en el azar y las probabilidades qué árboles medrarán y qué semillas no llegarán a nacer. Un bosque en el que no ha habido intervención humana ninguna se nos antoja caótico, desordenado, con una disposición anárquica de las especies. Sin embargo, esa disposición es la óptima, es un orden muy superior al que nosotros somos capaces de crear. Lo que pasa es que nuestra inteligencia no es capaz de comprender ese orden interno, y ve desorden donde existe sabio equilibrio.

      De la misma forma, las personas de inteligencia limitada sólo ven orden en las formas más burdas de estructuración de una sociedad (fascismo, estalinismo, teocracia…). Pero dejando libertad a las personas para desarrollarse, se llega a un orden más perfecto, basado en el equilibrio entre individuos. No es un orden determinista. No tiene la rigidez de la aritmética sino la flexibilidad de la estadística.😉

      Comentario por Mendigo — 16 junio 2011 @ 14:33 | Responder

      • El gato mismo, es decir, nosotros. No podemos ni debemos esperar a que llegue un redentor que cambie todo el sistema. Los judíos llevan esperando siglos la llegada del Mesías y todavía no se vislumbra… El Mesías eres tú Mendigo, soy yo, es tu vecino, tu amigo, aquel desconocido; Mesías es aquel que toma una decisión crucial: la de actuar. Trascender nuestro mundo interior, con nuestros sueños e ilusiones, para buscar a gente que se una a su causa, gente que crea en un mundo mejor. Claro está que necesitamos a los otros, no nos engañemos, yo sólo no soy nadie ni tú tampoco, desgraciadamente. Pero en el momento en que un montón de gente se une para luchar por una misma causa, en ese instante, lo imposible se torna en probable, lo ficticio en real y los ideales en estructuras.

        No necesitamos a Zapatero, ni a Rajoy, ni a ningún banquero, ni a ningún empresario de una multinacional: esa gente pertenece a este mundo, son parte de él porque así lo quisieron, porque les favorece. ¿ Pero nosotros porque nos encontramos dentro de este sistema?, ¿por miedo, apatía, ignorancia…etc?. Por lo que fuera, pero mientras sigamos impasibles somos partícipies o, mejor dicho, cómplices de un sistema que repudiamos, que rechazamos… pero al que seguimos ligados. a. ¿ De qué me sirve ser un indignado del 15-M si ,cuando llego a casa después de una asamblea, soy un consumista voraz? Contradictorio diría yo. La única fuerza de las palabras reside en la expresión de nuestras creencias, sentimientos, actitudes..etc, pero sin actos cae en saco roto.

        La anarquía no va a surgir de un día para otro, es un proceso lento. Pero, si que mañana tu o yo o el vecino podemos comenzar a instaurar el sistema. ¿ Cómo? Haciendo más conscientes y siendo consecuentes con nuestros ideales y valores,osea, el tópico de que una revolución comienza por uno mismo. Concluyo diciendo que los valores son un tipo de virus muy especial: no se hereda, ni se transmite por el aire( las palabras), sino que se contagia por medios de los actos; con el ejemplo inoculamos a los que nos rodean.🙂

        Comentario por V — 16 junio 2011 @ 20:19 | Responder

        • Jejeje

          Estás lleno de ilusión y eso me encanta. Espero que no se vaya convirtiendo, con el tiempo y los reveses, en cinismo. Es harto frecuente (por ejemplo, mi caso).

          La revolución empieza por uno mismo. Cada día, leyendo, informándome, aprendiendo, estoy haciendo la revolución. Ahora mismo el arma más poderosa es el conocimiento. Y la palabra para transmitirlo. No es coña, no son palabras bonitas. Es totalmente cierto. La única forma que tenemos de darle la vuelta al mundo, es mostrando a la sociedad los invisibles hilos que la manejan. El campo de batalla son las ideas, los medios de comunicación, Internet…

          Comentario por Mendigo — 17 junio 2011 @ 22:58 | Responder

  5. Yo la verdad que de este tema se muy poquito pero recuerdo la película del Moore sobre sanidad Sicko y la verdad que es espeluzante. Si a ese sistema vamos asusta.

    No recuerdo bien las estadísticas pero uno de los problemas más importante de las personas mayores eran caer enfermos y que sus familias intentasen curarlos porque llevaban a estas a la ruina.

    Gente que se corta un dedo y no va al médico por pasta.
    Gente que cruza a canadá para que atienda a sus hijos
    Canadienses haciendose un seguro especial para ir a EEUU por si tienen problemas.
    Arrepentidos de las compañias médicas que firmaban o no operaciones(Esto es realmente repugnante).
    Precios de las medicinas carísimos.

    En fin un autentico desaguisado para alguien sin pasta o un simple parado, simplemente no tiene asistencia médica de ningún tipo.

    Comentario por karkos — 16 junio 2011 @ 12:56 | Responder

    • No me acordaba del nombre y he mirado en la web, no lo recordaba pero el “capullo” de Moore se llevo a unos cuantos USAS a cuba a que los tratase.
      Leerlo de que va la peli la parte 4
      “En esta parte se muestra una contradicción del sistema: algunos de los bomberos y los socorristas voluntarios que ayudaron a las víctimas durante los atentados del 11 de septiembre de 2001 padecen secuelas crónicas del rescate. Mientras algunos de estos socorristas han perdido su cobertura médica, los detenidos por cargos de terrorismo en el Centro de detención de Guantánamo disponen de instalaciones sanitarias y personal convenientemente calificado.

      Con la intención deliberada de poner en evidencia a la administración Bush y al sistema sanitario estadounidense, Moore, en compañía de varios de estos socorristas afectados, fleta una embarcación con rumbo a La Habana. El objetivo de Moore en esta parte es mostrar que no solo países del primer mundo como Canadá, el Reino Unido o Francia ofrecen mejor cobertura sanitaria, sino que incluso un país como Cuba, tradicional enemigo de EEUU y permanentemente calificado por el gobierno estadounidense de tercermundista y comunista, puede ofrecer a sus ciudadanos un sistema de atención médica mejor que el norteamericano”

      http://es.wikipedia.org/wiki/Sicko

      Comentario por karkos — 16 junio 2011 @ 13:02 | Responder

    • Sí, si me acuerdo de esa secuencia. Demoledora. Eso sí que fue un HOSTIÓN en la cara del orgullo gringo. Pero hostión con guantelete de hierro. De los que arrancan todas las muelas. Eso dolió mucho.

      Uno se pregunta cómo es posible que un país que gasta en sanidad más que cualquier otro, tenga unas cifras de mortalidad infantil, esperanza de vida o prevalencia de enfermedades de país en vías de desarrollo. Que Cuba le adelante en estadísticas sanitarias a la mayor potencia del mundo, manda huevos.

      Por cierto, yéndonos a la economía: la mayoría de los desahucios de viviendas en USA se deben a familias arruinadas por una factura médica inesperada, que les ha dejado secos para afrontar los pagos de la hipoteca. Y claro, entre la vida y la casa, primero eliges la vida y luego, ya veremos.

      Es muy serio, es un tema muy grave.

      Pero de esto, no escucharás hablar en los telediarios…

      Comentario por Mendigo — 16 junio 2011 @ 14:38 | Responder

  6. Se entiende, se entiende.

    Por aquí vamos a coemnzar a probar dentro de poco la gestión por emprtesas privadas del nuevo hospital, de momento independientemente de la atención nos va a salir a cojón de pato. Prefiero ni pensarlo.

    Boa tarde e saúde, falta faranos

    Comentario por Javi — 16 junio 2011 @ 18:30 | Responder

    • Bueno, no me extraña que no tengas problemas con el gallego, es que tú ya eres un alumno avanzado.😉

      Lo de la gestión privada es una moda estúpida que ya me está dksfeklfnerufnlwef. Bueno, ya verás cuando te privaticen el agua, la gracia que le va a hacer a tu bolsillo. Cuando me dijiste lo que pagabas… ¡qué envidia!

      Eso de que lo privado funciona mejor, o que es más barato, es una chorrada que nos metieron en la cabeza, como lo de que la vivienda nunca baja.

      Comentario por Mendigo — 17 junio 2011 @ 22:49 | Responder

  7. Lo peor es que acabará llegando definitivamente, y lo peor aún es que lo pedirá la gente, harta de esperas y recortes. Lo que se está haciendo de unos años a esta parte es demencial, cruel y rastrero.

    Luego hay quien dice que estudiar historia no vale para nada. Claro, si no se le hace caso… Yo me sorprendía al ver cómo caían civilizaciones ricas y avanzadas y daban paso a otras más precarias. Me parecía difícil de entender, ¿cómo podía ser? Pues… Bueno, poco a poco. Nos están recortando derechos poco a poco, cada vez con más descaro, y cuando la mayoría se de por fin cuenta, será demasiado tarde. Aún así, los que percibimos esto, lo seguiremos denunciando, y lucharemos como podamos por defender lo nuestro, ya no solo para nosotros, sino para los que vengan detrás. Pensar a largo plazo y en colectivo, es lo único a lo que le veo sentido. Todo lo contrario que la doctrina de derechas, cortoplacista e individualista.

    Comentario por wenmusic — 16 junio 2011 @ 18:40 | Responder

    • Yo creo que es el fin de todo esto: cargarse la sanidad pública hasta que la gente pida que, de una vez, sea privatizada. Es su labor, por lo que vemos. Claro, han puesto a la zorra a cuidar gallinas, y la zorra no tiene interés en proteger las gallinas, sino en comérselas.

      Aunque la zorra lleve birrete…

      Comentario por Mendigo — 17 junio 2011 @ 22:45 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: