La mirada del mendigo

30 julio 2011

El túnel del Guadarrama

Filed under: democracia — Mendigo @ 16:13

El túnel del Guadarrama, que atraviesa la Sierra del Guadarrama abriendo paso a la AP-VI, es una obra especial. Fue la primera gran obra viaria del franquismo, allá por el año 63, con especial relevancia porque pasa cerca del monumento más célebre al nacionalcatolicismo: el mausoleo del dictador.

Pero también es importante por una cuestión: fue la primera vía de peaje en España.

Nota: aunque nos hayamos acostumbrado a que en ciertas carreteras hay que pagar, la privatización de las autopistas no es común a toda Europa. En Alemania, Holanda, Bélgica, Dinamarca, Luxemburgo, Irlanda, Finlandia y Suecia las autopistas son de uso gratuito. En otros países como Suiza, Austria, Chequia, Eslovaquia, Bulgaria, Eslovenia y Hungría se pide la “plaqueta”, una pegatina que da derecho a un uso ilimitado de la red estatal de autopistas por el periodo en cuestión (generalmente, un año).

Recientemente, el túnel volvió a ser noticia gracias a que la columna noroeste de indignados decidió atravesarlo como protesta.

Allá por el año 99 recuerdo que subía las rampas de acceso al túnel, mientras juraba en arameo. Acababa de leer una noticia chiquitita, en El País, en la que daba cuenta de forma aséptica que el gobierno acababa de renovar la concesión del túnel del Guadarrama durante 37 años más. A cambio de nada.

Es decir, el contrato de concesión expiraba el 29 de Enero del 2018, y Aznar le regalaba a la concesionaria 37 años más en los que podría seguir poniendo el cazo (exactamente, entre 32 y 37 años, en función del tráfico…ya me figuro que agotarán el plazo, y lo renovarán). En Enero del 2018, esa obra pasaría de nuevo a dominio público, pudiendo aprovecharla todos los ciudadanos y evitando el riesgo y despilfarro de combustible que supone que muchos vehículos prefieran ahorrarse el peaje yendo por el puerto, habiendo una vía alternativa (tendrá todo el sentido económico privatizar una obra pública, pero en cuestiones de eficiencia energética y de puro sentido común es un absurdo, que una sociedad promueva una obra que luego no sea aprovechada por el 100% de los usuarios…cosas del capitalismo).

La enorme cantidad de beneficios que suponen 37 años más de poner el cazo, cuando la infraestructura está hecha y más que amortizada (55 años de concesión dan para amortizar hasta las pirámides de Guiza) es un regalazo para uno de los miembros del IBEX35: Abertis (la dueña al 100% de Iberpistas como de Castellana de Autopistas, la antigua y nueva concesionaria). Pero también es una traición al pueblo español, que podríamos disfrutar por fin, de forma gratuita, de una infraestructura que llevamos varias generaciones pagando, y que de un plumazo Aznar regala a una empresa privada por otras dos generaciones más…hasta el 2036.

Andaba yo rumiando estas cosas, aderezadas con todo tipo de maldiciones y blasfemias, mientras subía la A-VI camino de Ourense, huyendo de la gran ciudad.

Este hecho, que suponía un regalo/robo de miles de millones de pesetas, pasaba totalmente desapercibido para el “gran público” gracias a la casta periodística.

Ahora, al menos, tengo un blog donde vomitar mi rabia por la enésima vez que me roban y no puedo ni gritar al ladrón, porque el robo viene firmado por Juan Carlos de Bourbon et Bourbon en el Real Decreto 1724/1999, de 5 de noviembre, donde se da cuenta de la expoliación al patrimonio público.

Bajo su firma, la del ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado (qué estúpida manía de los derechunos por ponerse apellidos compuestos, desde Escribá de Balaguer a Millán-Astray, para así ser alguien y disimular que vienen del populacho).

El túnel del Guadarrama no es más que la primera de las grandes concesiones públicas de grandes obras del franquismo que irán caducando en los próximos años. Apunto unas especialmente llamativas: las grandes presas con sus centrales hidroeléctricas. En esta década empiezan a vencer las concesiones y volver a dominio público. ¿Qué apostamos a que Raxoi, no menos traidor que Aznar a los intereses del pueblo español, renovará las concesiones a las eléctricas por plazos de varias décadas más? Y, probablemente, a cambio de nada. Al tiempo.

Y también saldrá, de nuevo, como una pequeña reseña en las páginas interiores de algún periódico (otros, ni eso).

Tampoco tendrá eco en los medios de manipulación la denuncia de CCOO-Ávila y de la asociación ecologista Centáurea por las irregularidades habidas en el proceso de licitación (fue entregado a dedo a Abertis, tanto la ampliación de concesión del túnel de Guadarrama, como la construcción de los entronques con Ávila y Segovia).

No tendrá eco ni aún cuando la Comisión Europea DECLARE ILEGAL EL CONCURSO, dando la razón (siete años después) a los demandantes.

Aquí tenéis la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 22 de abril de 2010:

En virtud de todo lo expuesto, el Tribunal de Justicia (Sala Cuarta) decide:

Declarar que el Reino de España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud de los artículos 3, apartado 1, y 11, apartados 3 y 6, de la Directiva 93/37/CEE del Consejo, de 14 de junio de 1993, sobre coordinación de los procedimientos de adjudicación de los contratos públicos de obras, en relación con el anexo V de ésta, debido a la adjudicación a Ibérica de Autopistas, S.A., el 5 de noviembre de 1999.
[…]

Si la legalidad importase una mierda, ahora habría que repetir el concurso y dar la oportunidad a que la concesión del túnel de Guadarrama se extinguiese y pasase a dominio público. Pero el imperio de la ley del embudo sólo sirve para someter a los ciudadanos, unciéndolos al yugo de la noria del señor del lugar. Como siempre se hizo, como Dios manda.

13 comentarios »

  1. Relacionada: El Consello de Contas critica el abuso de la contratación público-privada

    Contas advierte ya de los riesgos de un método que “genera incertidumbre en cuanto a la sostenibilidad futura de las finanzas, restringe el margen de maniobra de próximos gobiernos y traslada la carga de las inversiones presentes a generaciones futuras”.

    La utilización de estas fórmulas genera “endeudamiento no financiero”. “La no consolidación contable no altera el fondo económico de estas operaciones”, aprecia el informe, que aconseja: “Deben ser utilizadas de forma que se muevan en unos límites compatibles con la sostenibilidad de las finanzas públicas”.

    +

    Es decir, que sale más caro a largo plazo el encargar a una empresa privada de la construcción y gestión de las infraestructuras (desde autopistas a hospitales). Eso sí, no genera deuda, pero sí un compromiso de pago en plazos de décadas. Las autonomías pueden mostrar una deuda pública baja, pero año tras año sus presupuestos se ven sangrados por el pago, no de intereses, sino de facturas.

    Es lo que persiguen los talibanes del endeudamiento cero, que el Estado no tenga capacidad de acometer obras que, por lo tanto, deberá realizar la iniciativa privada (las empresas sí pueden endeudarse, y lo hacen, para poder crecer, pero al Estado le está vedado).

    Un nuevo paso más en la liliputización del Estado. Primero le dicen que recaude poco, especialmente de los ricos, de los capitales. Y luego, que no se endeude. Pues ya está: mini-Estado y macro-corporaciones.

    ¿Quién defiende nuestros intereses como ciudadanos? En el Parlamento no, que nos venden a las empresas, nos sirven en bandeja, para ello legislan y gobiernan, para que el agua pase por su molino.

    Nos están robando. Nos están timando, engañando, burlando.

    REVOLUCIÓN!!!!!!!!

    Comentario por Mendigo — 30 julio 2011 @ 20:10 | Responder

  2. Hay una caso por aquí en el que durante sucesivos gobiernos se ha estado prorrogando la concesión del tramo de autopista entre Burgos y Miranda. Bueno, pues tras tanta prorroga (la próxima hasta 2018) la N-I sigue sin desdoblarse y en este periodo la cifra de muertos ha sido muy amplia.

    De nada sirven las movilizaciones desde hace tiempo para que se acabe con la concesión y pase a dominio público o que se haya pedido en su defecto el desdoble de la N-I. La mejor alternativa en seguridad es usar la autopista, 10 euracos por un tramo de unos 80 km.

    Para colmo se da la paradoja que cada vez que hay alguna nevada un poco importante la autopista se queda cortada y con muchisimos cohes bloqueados, mientras que la N-I sigue abierta al tráfico.

    No importan los muertos, el negocio es el negocio.

    Comentario por Javi — 31 julio 2011 @ 9:42 | Responder

    • Pues ahora que dices, la que se armó el año pasado a la salida del túnel de Guadarrama fue gorda. Estaba nevando, y se cruzó un camión. No podían acceder los servicios de emergencia, y hubo coches que pasaron la noche dentro del túnel, sin ofrecérseles agua o comida (había gente con críos que estaba cabreadísima). La cuestión es que, para no perder pasta, no se avisaba a la gente del pifostio que se estaba armando hasta que ya habían pasado por la caseta de peaje, en Adanero.

      Que esa es otra. Tú pagas lo mismo, pero si luego hay retenciones, las concesionarias no tienen ninguna obligación de devolverte tu dinero.

      Y podemos seguir. El peaje del puente de Rande, lo mismo. Iba a caducar la concesión, y también se la han prorrogado.

      La autopista Santiago-Ourense. La mitad que construyó el bipartito es gratuita (hasta Lalín). Pero el tramo Lalín-Santiago es de pago, y creo que por kilómetros es la más cara de España, a pesar de que la mitad de la pasta la puso la Xunta.

      Los ciudadanos ponemos la pasta, y las empresas privadas, el cazo.

      Lo odio. Es algo que odio, como la educación concertada o lo de los hospitales público-privados. O público, o privado, porque esas mezclas sólo sirven para que las empresas cobren por duplicado.

      Quiero a alguien que vigile por nuestros intereses! Pero… ¿quién?

      Comentario por Mendigo — 31 julio 2011 @ 13:47 | Responder

  3. Según recuerdo y así lo confirma la wiki, la primera autopista española de peaje fue la Barcelona-Mataró. Pero vamos, que para nada deseo llevarte la contraria, que luego acabaría saliendo malparado. Un tipo tan documentado como tú seguro que tiene razón aunque sea con una pequeña trampa: dices “vía de peaje” (el túnel) cuando todos pensamos en autopistas. Pero por ahí tampoco te acepto el pulpo como animal de compañia, que sepas que el puente de mi pueblo ya era de peaje en la edad media!

    Bueno, ahora más en serio, por un momento me voy a poner un poco comprensivo con aquellos que dices nos roban y traicionan, y sobre los cuales “vomitas tu rabia desde este blog” (siempre tan fisno, bien, aparto los salpicones y sigo…) :
    No sé los detalles de la prolongación de concesión que nos cuentas, la pintas como un regalo por la cara, y puede ser, pero creo más probable que sea como el caso de la autopista de Mataró: la concesión terminaba en 2004 y cuando ya esperábamos el momento de ver por fin una autopista catalana sin peaje… nos metieron una prolongación hasta el 2021. Pero se justificaron: fue a cambio de reducir el peaje a mitad de precio en ese tramo y en su nueva prolongación.
    Y lo que no se dijo pero es la clave del asunto: el fin de la concesión significaría hacerse cargo del mantenimiento. Eso es un coste elevado con poco rédito: es mejor ponerse medallas electorales gastando el dinero en inaugurar nuevas obras. Entendiendo esto es fácil predecir que en este país no va a caducar ninguna concesión. Luego lo vestirán con los argumentos del tipo “es de justicia social que paguen quienes lo usan y no el conjunto de la sociedad”, etc., más o menos lo mismo de siempre: para construir las autopistas destruyendo el paisaje se dijo que “contribuirían al desarrollo económico y beneficiarían al conjunto de la sociedad”.

    Bien, hasta puedo llegar a ponerme comprensivo con la renovación de concesión de las viejas autopistas… pero últimamente esta ocurriendo algo muchísimo más grave, gravísimo, robo y traición es poco. Es lo que añades en tu comentario, pero creo que la realidad es peor de lo que dices.
    En los últimos años nuestros políticos se han vuelto no locos, sino directamente unos irresponsables e indeseables que no merecen otra cosa que una patada en el culo. Con su afán enfermizo por ponerse medallas (y/o recibir comisiones) se han lanzado a construir obra pública sin dinero, es más, sin nisiquiera financiación. Eso sí, con bienpagados asesores que han justificado sus desorbitados sueldos haciendo informes y recomendaciones sobre como gastar sin tener:¡ qué brillante resulta eso del método alemán o lo del peaje en la sombra!. Resumiendo: “yo construyo e inauguro y que pague el que venga detrás”.
    El “método alemán” aún puede considerarse socialmente aceptable por un sobrecoste moderado sobre el coste de la construcción (alrededor del 10%): la obra se paga a la constructora una vez finalizada, en una fecha acordada, unos 4-8 años desde el inicio de las obras. En este tiempo la constructora corre con los gastos de construcción y financiación.
    Este método lleva implícito cierto grado de desfachatez política, pues si hay un cambio de gobierno, un político inaugura su sueño faraónico pero la factura se la carga al siguiente.

    Lo que ya no tiene perdón de ninguna clase es el “peaje en la sombra”. eso es UNA INDECENCIA!!!!!!!!!!!!

    Pagar a plazos en un periodo largo de años y en los términos que se está haciendo significa que al coste de construcción se une un coste de financiación INCLUSO MAYOR QUE EL DE CONSTRUCCIÓN!

    Un ejemplo: autovía Puigreig-Berga, inicio 2004, periodo de pago 2006-2041: coste inversión 266 millones, coste final total 1.204 millones (queda por pagar el 92%).
    Actualmente, solo en Cataluña, los peajes en la sombra representan una factura pendiente de 6.500 millones de euros (más otros 500 de método alemán) cuando el coste de todas esas obras es de poco más de 2.000 millones
    http://hemeroteca.lavanguardia.com/edition.html?edition=Vivir+Barcelona&x=13&y=11&=ir&bd=04&bm=06&by=2011

    Implicaciones:
    Endeudamiento público para alimentar a las constructoras Y A LOS BANCOS NEGOCIO GARANTIZADO POR 20 o 30 AÑOS
    Las obras faraónicas electorales ya no solo las pagará el siguiente gobierno, sino LAS SIGUIENTES GENERACIONES

    Nos han metido en un agujero de deuda tan enorme y por tanto tiempo que se nos escapa su dimensión real. Nos esperan muchos años bajando escalones de desarrollo económico y social.

    Y perdón por las mayúsculas… tampoco yo pude dejar de vomitar mi rabia…

    Comentario por Josep — 1 agosto 2011 @ 1:53 | Responder

    • ¿Ves? Al final en vez de apaciguarme voy a ser yo el que te haga perder la compostura. XDDDDDDDDDDD

      A ver, lo primero. NO, y mil veces no. Sí, claro que la concesionaria se hace cargo de la conservación, a cambio de la ampliación de la concesión. ¡Sólo faltaba, que el mantenimiento también fuera público! Eso es lo que recuerdo que dijo entonces el gobierno Aznar, que el mantenimiento era muy caro y que así se descargaba al Estado de su coste. No y mil veces no. El mantenimiento de una infraestructura viaria es de varios órdenes de magnitud inferior al de su construcción. Explotar una autopista que debes construir es un buen negocio. Pero explotar una autopista QUE YA ESTÁ CONSTRUIDA Y AMORTIZADA en libros es un negocio brutal, es prácticamente dinero llovido del cielo.

      Y lo siguiente, ya lo mencioné yo de pasada, es la financiación público privada. Te pongo un ejemplo local. Querían ampliar el actual hospital de Pontevedra, en Monteporreiro. Se compraron los terrenos anejos, empezaron las obras…todo con un coste presupuestado de 200 millones (lo cual haría incurrir en deuda a la Xunta).

      Llega el PP y desestima el proyecto, a pesar de que ya estaba comenzado y parte del desembolso efectuado, y prefiere construir otro hospital nuevo en otro emplazamiento (Montecarrasco). Para no endeudarse, la construcción y gestión del hospital corre a cargo de empresas privadas (una UTE formada por bancos y constructoras) y la Xunta sólo tendrá que pagar 47 millones…AL AÑO!!!! ¡DURANTE 50 AÑOS!!!! Es decir, en cuatro años, ya habríamos pagado la ampliación del antiguo hospital.

      ¿Eso es ahorrar dinero? Esa factura va a pesar durante 50 años sobre las cuentas gallegas, entre quien entre en el gobierno.

      Sin embargo, la ciudadanía permanece ajena a este debate. No ve más allá de sus narices. Y dentro de unos años, dirán que el sistema sanitario es insostenible, y que hay que privatizarlo.

      Y luego, lloraremos como súbditos lo que no supimos defender como ciudadanos.😦

      Abraçadas, Josep!

      P.S: Si tú dices que es la de Mataró el primer peaje, me lo creo. Me sonaba haber leído que fue el de Guadarrama, pero os quedáis los catalanes tan dudoso honor…

      Comentario por Mendigo — 2 agosto 2011 @ 10:52 | Responder

      • No, no, si el peaje de Guadarrama fue antes, pero el túnel, no la autopista (posterior). Lo que digo es que pasos de peaje los ha habido toda la vida, pero que la primera autopista fue la Barcelona- Mataró. En fin pequeñeces para distraerse un poco, porque lo otro da tanto miedo que casi mejor ya ni pensar en ello. Tenemos un país irresponsablemente endeudado por dos generaciones y sin capacidad para pagar ni mentalidad para entender lo que implica. Y como somos débiles y tontos, los que no son ni una cosa ni la otra nos están desplumando. Hoy nos han dado otro palo más. ¿Tú crees que la gente entiende lo que significa el brutal incremento del diferencial de deuda para un país tan endeudado?
        En fin, es más divertido discutir sobre historia de las autopistas. ¿nos pasamos al fúrbol?

        Ah, y puestos a corregir cosillas, en catalán decimos “una abraçada” o “una forta abraçada”, siempre en singular. Quizá damos solo una por el clásico espíritu ahorrativo, pero ahora con los recortes a todos los niveles ya vale, y esperemos no tener que dar pronto “mitja abraçada”.
        Y tal como está el patio, yo me inclino a recuperar la antigua fórmula popular de despedida:

        Salut i peles!

        PD por si acaso: “peles” es el plural de “pela”, y eso creo que todo el mundo ya lo sabe, lo de “la pela es la pela”. Sabiduría de la que vale, a la que volveremos pronto porque lo del euro no paece que vaya a durar mucho…)

        Comentario por Josep — 3 agosto 2011 @ 1:20 | Responder

        • Bueno, a ver, que al final acabamos hablando del derecho de portazgo.😛

          Y de furbo…me parece un juego demasiado aburrido, como el resto que se practican con un balón esférico (creo que es suficiente la pista, no?).😉

          En cuanto a los abrazos ¿quién ha dicho que era catalán y no portugués en el idioma que te los daba? Se escriben igual.😉

          Es coña. Creo que los protugueses también lo emplean en singular: unha abraçada.

          Comentario por Mendigo — 9 agosto 2011 @ 14:18 | Responder

  4. Todo esto me recuerda a una historia de la tierra de Aixa, Fátima y Marién (sé que por aquí gusta esa canción…)

    Pongamos antecedentes. Jaén es una ciudad profundamente conservadora (donde las bibliotecarias enseñan a sus niños de tres años gritar “¡Zapatero, dimisión!”; y los abuelos creen que Radio María no se escucha en sus casas debido a una conspiración de los socialistas); y con un Ayuntamiento endeudado hasta la última teja. ¿El origen de esa deuda? Hará unos ocho años, al acercarse las elecciones municipales, los sondeos indicaron que en Jaén iba a ganar la oposición. Así que el equipo de gobierno de entonces decidió derrochar el dinero de las arcas municipales a manos llenas, con el objetivo de que el siguiente consistorio tuviera que gobernar con las manos atadas por la deuda, y así desprestigiarlo de cara al electorado. El tiro les salió por la culata, ya que los jienenses volvimos a dar al PP la mayoría absoluta (el cambio no vendría hasta el 2007). Pero desde entonces el Ayuntamiento no tiene dinero ni para pagar los botellines de agua de las sesiones. Me apuesto una tapa en El Lagarto a que la deuda de la inmensa mayoría de los Ayuntamientos de España, que tanto han contribuido a hipotecar el país entero, tiene un origen parecido.

    Otra de las Leyendas de Jaén, junto con la del Lagarto de la Malena y la del Abuelo, es la de que aquí cualquier proyecto urbanístico público (ciudad sanitaria, Museo Ibérico, por ejemplo) tarda una media de 10 años en terminarse. El motivo: el Ayuntamiento tradicionalmente ha sido del PP; la Junta de Andalucía, del PSOE; y cada vez que se necesita del acuerdo de ambos para llevar a cabo uno de esos proyectos, se dedican a ponerse la zancadilla mutuamente. También con el objetivo de desprestigiar al oponente de cara a las siguientes elecciones, claro. Bueno, hablo de esto sólo para dejar claro el daño que el bipartidismo está haciéndole a las ciudades.

    Empecemos con la historia:
    1. En el 2007, el PSOE logra la alcaldía de Jaén después de muchos años (gracias al apoyo de IU). El proyecto estrella del nuevo Ayuntamiento es una línea de tranvía que atraviese el eje principal de la ciudad, uniendo el centro con las afueras. Oficialmente, el objetivo principal era reducir el tráfico, y con él, el consumo de gasolina, la contaminación, y los problemas de aparcamiento. Se suponía que los que llegaran a la ciudad podían dejar sus coches en un aparcamiento al lado de la estación, y tomar allí el tranvía que les dejase directamente en el centro. El dinero venía de un fondo europeo especial para ese tipo de infraestructuras; y se sugería que se contrataría a una empresa de la provincia para fabricar los vagones. Sin embargo, desde el primer momento la oposición movilizó a la ciudadanía en contra de ese proyecto (lo más curioso es que ellos mismos habían votado al tranvía en el pleno municipal). La crisis había comenzado, y resultó fácil convencer a los jienenses de que se estaba gastando una morterada de dinero en un capricho (101 millones de euros), mientras que ese dinero podría haberse invertido en fomentar el empleo. Al final, se contrató a una empresa francesa para fabricar los vagones. Las obras se alargaron durante dos años, volviendo más caótico el tráfico de la ciudad, perjudicando a los negocios del centro, llenando el aire de un polvillo molesto, y arrasando con todos los árboles que las vías se topaban en su camino. En medio, los jienenses escuchábamos los argumentos de unos y de otros, acusándose mutuamente de manipular y engañar a la opinión pública… y no sabíamos muy bien a quién hacer caso.

    2. El Ayuntamiento decidió retrasar la inauguración del tranvía hasta el comienzo de la campaña electoral, decretando además que, durante los tres primeros meses, el servicio, en periodo de pruebas, sería gratuito para todos los jienenses. El centro de la ciudad se llena de un ambiente festivo: los abuelos llevan a sus nietos al tranvía como si fuera un cacharrico de la feria a escala adulta. Sin embargo, a las dos semanas, la jugada sale rana. La empresa encargada del servicio municipal de autobuses, Castillo, interpone una demanda contra el Ayuntamiento, alegando que ese servicio de tranvía gratuito suponía competencia desleal, y que ya les había supuesto pérdidas millonarias. El Juzgado admite la demanda y ordena la suspensión del servicio gratuito, interrumpiendo los cursillos de todos los conductores y empleados que el Ayuntamiento había contratado. Diarios como “El Mundo” o “Ideal”, anuncian que en Jaén se había acabado el “gratis total”. Por otra parte, Castillo goza prácticamente del monopolio del transporte público en Jaén (las malas lenguas, dicen que pactado con los Ayuntamientos anteriores); y su servicio de autobuses sucios y sin aire acondicionado tiene muy satisfechos a los jienenses…

    3. Se celebran las elecciones y los jienenses volvemos a nuestras costumbres: el PP regresa al Ayuntamiento con mayoría absoluta.

    Se suponía que la demanda prohibía el uso gratuito del tranvía; pero nada impedía que se iniciara su explotación comercial. Sin embargo, han pasado ya más de tres meses desde que se inaugiró el tranvía, y los jienenses no hemos vuelto a disfrutar de él. En los jardines y las glorietas comienzan a crecer malas hierbas, y en las paradas y aparcamientos se acumulan el polvo, las pintadas, los carteles. ¿El motivo? Nada más llegar al poder, el nuevo Ayuntamiento se niega a asumir la gestión del tranvía, asegurando que como modelo de negocio era un desastre (¿cuántos jienenses van a pagar un euro por el billete, cuando Jaén es una ciudad pequeñita, y se puede ir a cualquier sitio a pie?), y que las arcas municipales no pueden costear los seis millones de euros anuales que exige su mantenimiento. Condiciona el funcionamiento del tranvía a que la Junta de Andalucía se comprometa a cofinanciar parte de esos seis millones. Y la Junta alega que ya soltó bastante pasta durante la construcción de la infraestructura. Aunque, de todas formas, el nuevo alcalde dejó bien claro nada más llegar, que su objetivo principal era privatizar el tranvía: al ser un negocio tan pésimo, no se podría exigir a los empresarios un precio demasiado caro; pero esos millones le vendrían al Ayuntamiento de perlas para pagar las nóminas atrasadas y tal…

    Negocio casi perfecto. Dinero público para levantar las infraestructuras; y cuando el cacharro está listo para funcionar y comenzar a dar beneficios, se vende a precio de saldo a una empresa privada.

    Para saber un poco más . Aqui también. Se teme que, cuando se decidan a poner el tranvía en marcha, será necesario pagar otra morterada para reparar las infraestructuras, que han sido abandonadas por completo; la otra opción que se baraja, la de desmontar todo el tinglado, también supondrá una morterada mayor y pasar otros dos años de obras, polvillos y molestias.

    Otro día contaré la historia sobre cómo se intenetó salvar al Real Jaén. Otro ejemplo para ilustrar la clase de políticos (y de ciudadanos) que tenemos.

    Comentario por Shy Girl — 8 agosto 2011 @ 13:22 | Responder

    • Un bellísimo ejemplo, de libro, de como tirar el dinero público.

      Hasta ahora, yo tengo el mejor ejemplo en la moratoria nuclear de Felipe (dos centrales nucleares, casi totalmente acabadas, Lemóniz y Valdecaballeros), que jamás se pusieron a funcionar. Una talegada que aún les seguimos devolviendo a las eléctricas (mira tu recibo de electricidad), a pesar de que fueron ellas mismas las que se metieron en la burbuja nuclear.

      El caso que presentas es un ejemplo de cómo sería preferible el gobierno directo de los ciudadanos, para implicarlos en grandes proyectos de transformación, dándoles una continuidad necesaria en el tiempo. En cuatro años sólo cambiamos una y otra vez farolas, pavimentos y rotondas.

      Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2011 @ 14:36 | Responder

  5. Hola Mendigo, haces unas entradas que hay que tomárselas con tiempo para digerirlas. Y de tus lectores se puede decir lo mismo, cosa que hago con una sonrisa ausente de crítica, porque te doy la razón en casi todo. Solo una pequeña puntualización: cuando hablas de paises donde las autopistas son de uso gratuito hay que matizar, pues son tan gratuitas como la Seguridad Social en España. Conozco el caso de Holanda y de Francia. En Holanda los coches pagan un impuesto anual nada despreciable a la hora de decidir que coche comprar. Un ejemplo, el mio: un Renault Laguna de gasolina pagaba en 2005 alrededor de 1000 euros anuales, si es diesel cerca de 3000. Y de esto no se libran ni los coches diplomáticos. El caso de Francia es curioso: aquí había viñeta anual además del peaje de las autopistas; ahora la viñeta no existe y no existe impuesto alternativo. Por último: mis noticias son que en Holanda van a cambiar el sistema de impuestos para vehículos: quieren que cada coche vaya con un GPS que grabe los recorridos del coche. Dependiendo de las carreteras (y los horarios!) utilizados el usuario recibirá una factura en casa.

    Resumiendo: estoy de acuerdo contigo, hay muchas formas de pagar la construcción de una autopista sin que tenga que ser siempre el enriquecimiento de los mismos a costa de todos los demás.

    Comentario por Aurora — 9 agosto 2011 @ 9:00 | Responder

    • Lo del GPS lo llevo oyendo yo bastante tiempo, y creo que no era de Holanda. Veremos, si en algún lugar planean instaurarlo, cómo resulta.

      Sí, es evidente que, de un modo u otro, las cosas se pagan. Digamos que son de uso libre.

      Ayer estaba comentando una cuestión parecida. Gallardón ha endeudado al Ayuntamiento de Madríz con una cantidad ciclópea: 7000M€. Principalmente, en una apuesta por el coche privado, el sacrosanto derecho de ir en tu coche a cualquier parte, que si no está en la Constitución, debiera estarlo. ¿Hasta qué punto es justo que alguien que va en metro, en bici o andando al trabajo cargue con la descomunal deuda, en las misma proporción de quien se obstina en emplear un modo de transporte ineficiente y contaminante?

      Entiendo que las vías de comunicación deben ser de uso público y gratuito, para maximizar la ventaja que suponen. Ahora bien, vías muy puntuales que en vez de mejorar la eficiencia (una autopista que recorta curvas o limita pendientes) promueve un tipo de movilidad urbana insostenible, esas no me importaría que fuesen de pago. Pues existen alternativas perfectamente válidas a coger la M-30. Sin embargo, no existe alternativa lógica a, por ejemplo, la autopista de Tarnos-Biarritz-Bayonne-Behovie. La alternativa es volverse loco en miles de rotondas. Como tampoco hay alternativa al túnel del Guadarrama en invierno, con el puerto nevado o helado.

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2011 @ 14:29 | Responder

  6. […] Y, además, les dan a las concesionarias (en manos de las principales constructoras, que son junto con los bancos quienes realmente gobiernan en España) directamente dinero público (ya hemos adoptado otro hijo tonto, como Bankia) o les amplían canallescamente las concesiones, como comentábamos el año pasado. […]

    Pingback por Autovías de pago « La mirada del mendigo — 27 junio 2012 @ 0:15 | Responder

  7. si señor, un pedazo comentario el suyo,tan real y lleno de verdades como puños reciba ud un saludo……j.c.

    Comentario por juan carlos — 2 mayo 2014 @ 16:44 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: