La mirada del mendigo

14 agosto 2011

Reflexiones estivales

Filed under: ecología,pacifismo,religión — Mendigo @ 16:22

Algunas ideas deslabazadas, que quería someter a vuestra consideración.

El ayuntamiento de Madriz cortó el agua a la marcha indignada, impidiendo que la gente que bajaba por la Castellana pudiera beber, cocinar o asearse en las fuentes. Madriz, en este caso su ayuntamiento, no tuvo ni agua para la juventud que lucha por la Democracia. Un mes más tarde, instala cientos de grifos para que los jóvenes católicos no pasen sed ni calor, mientras no sólo da permiso para que se adueñen de la ciudad, sino que les paga la fiesta y pone sus carteles en los balcones, para mayor agravio comparativo.

Iba a echar pestes del Camino de Santiago. El turismo católico es promovido con una red de albergues de puta madre, mientras que los albergues de montaña están hechos una mierda, derruidos o cerrados, y si voy con la furgo soy perseguido por sus perros por no ser el tipo de turista que ellos quieren. Sinceramente, si el Estado es de ellos y para ellos, que paguen ellos impuestos. Yo estoy hasta los cojones de pagar impuestos para ser un ciudadano de segunda, ser ninguneado o insultado por periodistas que pago de mi bolsillo, condenado por obispos que también costeo, y reprimido por policías que cobran de la misma fuente.

Edito:
Escolar – El anciano políglota
Marc Carrillo – Estado aconfesional e Iglesia Católica

+
+
+

Otra cosa. No quería que pasaran sin comentario las palabras del Secretario de Defensa, a cuenta de la deuda de 27.000 M€ del Ministerio de la Guerra que ahora se torna impagable (ver en la noticia el calendario de maduración, verdaderamente satánico).

No deberíamos haber adquirido sistemas [de armas] que no vamos a utilizar, para escenarios de confrontación que no existen y, lo que es más grave, con un dinero que no teníamos entonces ni tenemos ahora.

Totalmente de acuerdo. Pero si me hubieran pedido mi opinión, yo se lo hubiera dicho con un valor añadido: ANTES DE CAGARLA.

El militarismo nos empobrece. De hecho, esa deuda de 27.000 M€ en armas va a suponer en los próximos años un lastre para el crecimiento. ¡Gracias, oh militares, por defender de forma tan exitosa a España! El mundo, y España, sería mucho mejor si os volatilizárais.

+
+
+

Sobre los disturbios en Inglaterra. Veíamos hace unos meses que Inglaterra se ha ido convirtiendo en uno de los países con mayor desigualdad social, especialmente a partir del reinado de Thatcher. Bueno, esa es la sociedad que los ingleses han escogido, ¿no? Cada pueblo habrá de asumir sus decisiones. ¿No querían liberalismo económico? Pues ahí lo tienen. Ahora hay que ser muy tonto o muy hipócrita para sorprenderse que la injusticia social se haya inflamado en forma de disturbios. Afortunadamente para la clase dirigente, los sublevados están embrutecidos y desorientados por el consumismo, empleando su rabia en desvalijar tiendas de ropa o electrónica (los productos de deseo que el sistema les inculca) en vez de dirigirse de forma organizada para destruir el corazón del sistema. ¿El palacio de Buckingham? ¿El parlamento de Westminster? Bueno, tampoco estaba mal, pero me refería en concreto a la sede del HSBC o de Lloyds, en la city.

Por cierto, lo que a mí me sorprende es cómo todavía no se han organizado motines en el mentor, EEUU. El programa de idiotización televisiva está dando sus resultados, para que la población de tal forma narcotizada no proteste por usar el dinero de sus impuestos para salvar a los banqueros y especuladores, poniendo la misma supervivencia del Estado en un brete.
+
+
+

Y, para terminar, otro tema totalmente distinto. Estos días salgo a dar paseos por el Sur de Ourense. El deprimente paisaje de fuegos y repoblaciones, se ve alternado cerca de los pueblos por una alternancia de pequeñas parcelas cultivadas con otras abandonadas, algunas recientemente (la maleza ya sólo deja entrever las viñas). ¿No podría ser Galicia de otra manera? ¿Porqué tiene que ser el rincón más horrendo de la península, con el permiso de los portugueses? Igual que un niño pedichón, dando la matraca con que le compren una bici (o lo que coño los enanos cabezones de hoy se emperren), yo estoy empeñado en que Galicia esté ni un punto menos cuidada que las tierras europeas que visito (incluyendo Euskadi y Nafarroa).

Yo propongo la regla de las dos mitades. Una mitad, para que la Naturaleza se desarrolle a su antojo, en total libertad. Sólo especies autóctonas, donde la caza estaría prohibida y sólo se podría talar árboles en entresaca (como se hace en los lugares civilizados, y no la barbarie de dejar varias hectáreas de bosque arrasadas), y fuera de los lugares de protección.

La otra mitad, con los usos del suelo bien delimitados, urbano, agrícola, industrial. Ciudades y villas de densidad media, nada de la horterada de cada uno con su chalecito, diseminando las poblaciones como una vomitona por el campo, totalmente dependientes del transporte privado. No se recalifican terrenos mientras haya espacios vacíos en el casco urbano, o viviendas en ruina (el patrimonio arquitectónico popular es en Galicia muy rico y variado, y se está dejando hundir el centro de los pueblos para construir horteras chaletes en las afueras, sobre lo que antes eran huertos y viñas, destruyendo el paisaje rural).

Y, por fin, el campo. Galicia y su puto minifundismo, y la veneración por la propiedad privada que impide el desarrollo del sector agrícola gallego. Si vas al catastro, te encuentras que la mitad de las fincas en Galicia están inscritas a nombre de personas fallecidas hace más de medio siglo (ni siquiera figura su DNI), cuyos descendientes están en Madriz, Barcelona, México, Brasil, Argentina, Francia, Alemania…

Es absurdo tener esa cantidad de tierra buenísima a poulo (a monte, llena de maleza). ¿Os imagináis una empresa que tuviera una máquina que, siendo capaz de aportar a la producción, estuviera arrinconada y criando telarañas? Un viejo que, en vez de poner sus ahorros en un depósito, los metiera en un calcetín. Galicia, una de las regiones más pobres de Europa, no se puede permitir mantener esa cantidad de capital improductivo, sólo por el tabú de la propiedad privada. Lo primero, se debe acometer una concentración parcelaria obligatoria, para que cualquier parcela tenga un tamaño mínimo (una hectárea, al menos) que haga rentable su explotación. El campo gallego debe salir de las prácticas cutuales de subsistencia (hoy, gracias a las pensiones, convertido casi en un hobby, una distracción de los mayores o una segunda fuente de ingresos).

Y lo más importante: se debe obligar al propietario a poner en producción la tierra, o arrendarla, o venderla. La tierra que no sea cultivada, mucha porque sus propietarios desconocen de su misma existencia (emigraron, y hace generaciones que no vuelven), será expropiada y concedida al Estado al hacer la parcelaria. Con estas tierras recuperadas, el Estado deberá crear cooperativas (dejo en el aire el tema de la propiedad de la tierra) que den puestos de trabajo a una Galicia rural que necesita de ellos como el aire que respiramos. Grandes extensiones cultivadas de forma científica y ecológica (el abuso de fitosanitarios por los paisanos es una plaga y un peligro de salud pública).

Racionalizar el sector agrícola gallego. Lo que funciona, no se toca. Pero lo que está parado, toca ponerlo en marcha. ¿Que eso es comunismo? Pues muy bien, pues será comunismo. Pero tener vegas fértiles, tierra de aluvión, criando toxos y xestas es imbecilismo.

Por último, no sólo habría que forzar la ocupación del suelo agrícola abandonado, sino optimizar su uso. Por ejemplo, en las Rías Baixas. Entre las cotas 0 y 500m, se dan unas condiciones de insolación, humedad y ausencia de heladas que permiten cultivar hasta especies tropicales. Es un clima privilegiado que se desaprovecha plantando eucaliptos, madera barata de ciclo corto para hacer papel de limpiar el culo, compitiendo con otros países del tercer mundo. El eucalipto precisa de poca mano de obra para plantarlo, y no se le vuelve a tocar hasta su tala, 15 años más tarde (si no lo queman antes), proceso muy mecanizado. En su lugar, se podrían plantar cultivos mucho más rentables, como frutales (en Pontevedra se da todo, desde naranjos o kiwis hasta castaños o manzanos). Estos cultivos, además, precisan de un cuidado anual (especialmente en la época de recogida) que permitirían la creación de miles de puestos de trabajo, fijando población en el rural. De esta forma, se produciría un mayor retorno económico, y estaría distribuido entre más gente.

Pero con las poderosas comunidades de montes hemos topado…

Socialismo…o barbarie. Racionalización o miseria.

10 comentarios »

  1. Sobre el gasto en armamento, una reflexión que (creo) ya escribí en otro momento.

    Si españa es un gran fabricante de armamento, con cuya venta se mueven millones, ¿cómo es posible que tengamos una deuda tan alta por el gasto militar? No tiene sentido, me parece sencillamente imposible.

    La única conclusión que puedo extraer es la de siempre: la fabricación de las armas, sean para uso del ejército o para vender, la pagamos todos, mientras que el dinero que se recibe por las ventas se lo quedan los cuatro que dirigen el negocio.

    Comentario por marcostonhin — 15 agosto 2011 @ 13:24 | Responder

    • Bueno, es una deuda pública con compañías privadas, que pueden ser españolas o no, pero eso es otra historia. Incluso pueden ser compañías de capital público, como Navantia, pero computa igualmente como deuda pública.

      De todas formas, los F18 los hace Lockeed Martin, y los Tomahawks por General Dynamics. El gran exportador de armamento es EEUU, seguido de Rusia.

      Yo entiendo que la visión comercial de un problema. Un Estado gasta en la compra de armamento de sus empresas de armamento (por ejemplo, Francia con sus Mirage y Rafale de la compañía Dassault), para dar mayor fortaleza a la empresa y servir de exposición y demostrador de tecnología para sus productos. De esta forma, si el ejército de tu propio país es tu primer y principal cliente (y casi el único, en el caso de Dassault), las compañías lo tienen más sencillo para vender la segunda hornada de armas al exterior.

      Esto yo lo entiendo. Lo que me jode es que, para sostener una empresa PRIVADA (y ya obvio que sea de armamento, o de lo que sea), se tenga que gastar dinero PÚBLICO. Es una transferencia de recursos del Estado al sector privado, y a cambio el Estado recibe un material que no necesita (que se lo pregunten ahora a Grecia, que se va a comer sus aviones y submarinos con patatas).

      Porque además, el coste de mantenimiento de estos cacharros es tremendo…

      Comentario por Mendigo — 17 agosto 2011 @ 8:10 | Responder

  2. No sabía que Galicia siguiera siendo una región tan atrasada económica y socialmente. Acá cunde la creencia de que España es ya un país del primerísimo primer mundo, donde cualquiera que llegue a hacerse con el Spanish Dream tendrá las tres “c” rápidamente: Curro, Casa y Coche.
    Pero también cunde la creencia de que todo ese poderío está entre los Vascos y Catalanes, no en vano fueron quienes mejor desarrollaron el capitalismo en la península, la industrialización y el comercio.
    En fin, que me imaginaba que las zonas pobres de España eran las sureñas Murcia, Andalucía y la Extremadura; justamente por lo contrario a lo que mencionas, el latifundio que nunca las dejó progresar económicamente.
    A propósito, me leí un libro sobre las regiones españolas donde llaman a Galicia “el rincón verde de Europa” y le atribuyen a los gallegos cierto misticismo y cierta superstición que me pareció un poco jalada. ¿Que hay de cierto en ello? ¿Siguen siendo una sociedad así de campesina y local? A juzgar por los núcleos urbanos que tienen y por lo que mostraba el TVgalicia que alguna vez se trasmitió por aquí (que carajada, que eramos niños entonces y no entendíamos un forro) no lo creería tan fácilmente.

    He estado por pensar que eso del “realismo mágico” que le atribuyen a García Márquez, a Juan Rulfo o a Alejo Carpentier, no fue un invento américano, y que pasó el oceano desde allí, como tantas otras cosas de nuestra identidad.

    Saludos, Mendiño.

    Comentario por cami — 15 agosto 2011 @ 14:43 | Responder

    • Me comentabas, escandalizado, que en tu ciudad hay un 20% de paro. Bien, esa es la media española, y en ciertos sitios se pasa del 30%.

      Hay muchas Galicias, la costera y la de interior, la rural y la urbana. En el pueblo donde ahora estoy veraneando, se mezcla el Ferrari del dueño de un prostíbulo con el Renault 4 del paisano de la aldea que sigue practicando una agricultura de supervivencia. Muchas familias viven de las pensiones, que es de donde sacan los nietos para irse de fiesta. ¿De dónde crees que sale el coche? De los ahorros de los abuelos.

      No ya la incultura, el desprecio a la cultura, el odio a la razón es palpable entre mucha gente, gallegos y de toda la península. La modernidad les ha traído algo (o mucho) de dinero, pero siguen siendo unos aldeanos de miras estrechas.

      Por supuesto, también existe otra Galicia culta, activa, tolerante. Hay polos de actividad industrial importantes (especialmente Porriño-Vigo, pero también Coruña o el polígono de San Cibrao, en Ourense).

      Somos una curiosa mezcla de modernidad y atraso, de riqueza y miseria. No tan diferente de la que relatas tú en tu cuento. Nuevos ricos procuran parecerse a los de toda la vida, mientras que continúa habiendo los pobres de siempre. Ningún paraíso, pero vamos tirando…

      Aps! En cuanto a superstición, además de la superstición religiosa católica, existen elementos de religiosidad tradicional que todavía están muy arraigados en los pueblos (yo no le llamaría misticismo). En eso, como en los indicadores económicos, también nos parecemos al Sur de España.

      Comentario por Mendigo — 17 agosto 2011 @ 8:26 | Responder

  3. Sobre lo de Galicia; la realidad es la que está en los siguientes enlaces, no la que expresas en este blog:

    Texto de Félix Rodrigo Mora (Comentario sobre el libro “Galicia en liquidación: feridas no mapa antropolóxico”, de Marcos Lorenzo)
    http://felixrodrigomora.net/SOBRE%20LA%20DESTRUCCION%20DE%20GALICIA.pdf

    Texto de presentación de Marcos Lorenzo de su propio libro:
    http://felixrodrigomora.net/Galicia_en_Liquidacion_Marcos_Lorenzo-1.pdf

    Audio de una charla-debate de Félix Rodrigo Mora sobre el asunto:
    [audio src="http://www.archive.org/download/FelixRodrigoMoraOAtrasoPoliticoDoNacionalismoAutonomistaGalego/Felixrodrigomora_oAtrasoPolticoDoNacionalismoAutonomistaGalego_csCovaDosRatosVigo.mp3" /]

    Comentario por Ghalis — 16 agosto 2011 @ 22:13 | Responder

  4. Perdón, se me olvidaba el libro de Félix Rodrigo Mora, EL ATRASO POLITICO DEL NACIONALISMO GALLEGO
    Descargar aquí:
    http://www.nodo50.org/tortuga/O-atraso-politico-do-nacionalismo

    Comentario por Ghalis — 16 agosto 2011 @ 22:16 | Responder

    • Es impresionante la falta de formas que tienen algunos.

      “Lo que dices no es cierto, la verdad está en éstos enlaces de tal autor”

      Nada de razonar, de señalar los puntos en los que se difiere y argumentar tal divergencia. Has entrado aquí sólo para hacer spam sobre unos artículos y un libro de un sujeto que, la verdad, me parecen de escaso valor intelectual (un mentecato, vamos). Pero es que, además, no tienen nada que ver con lo que yo había expuesto. El fulano ése habla de la evolución de la sociedad gallega en el proceso de industrialización (es decir, de historia, en pasado); y yo trato de alternativas para recuperar la productividad del agro gallego (propuestas para el futuro). Ni en el tiempo ni en el sujeto coincidimos.

      Lo que sería ya lamentable es que fueras tú el mismo Félix Rodrigo Mora, y que entrases aquí sólo para hacer publicidad de tus textos. Entras y, sin argumentar nada, sueltas un porrón de enlaces de un mismo origen que sólo tangencialmente tienen que ver con el tema de la entrada. ¡Yo aquí he venido a hablar de mi libro! como dijo Umbral. Espameo vergonzante. No lo suprimo para que quede constancia de la colección de chorradas que escribe el tal Félix, para su mayor vergüenza.

      Comentario por Mendigo — 17 agosto 2011 @ 8:40 | Responder

  5. Seguimos comprando armas:

    Defensa abre en otoño la puja para sustituir los blindados más frágiles

    Comentario por Mendigo — 18 agosto 2011 @ 12:46 | Responder

  6. Se puede decir más alto pero no más claro. En Asturias pasa algo parecido: mucha tierra y poco aprovechamiento. Aunquehay visos de esperanza, un ejemplo de buena gestión:

    http://www.apratuc.com/Noticia-233/Recetas.aspx

    Con repercusiones internacionales:

    http://www.elcomercio.es/v/20110817/asturias/asturias-segunda-productora-arandanos-20110817.html

    Suscribo punto por punto todas tus recomendaciones. Sólamente quiero comentar dos cosinas:

    1) Añado a todo lo dicho un plan de ocupación para desempleados jóvenes: recolección de los frutos y frutas SILVESTRES, limpieza de senderos de montaña( tanto de mala hierba como de basura)… etc; a cambio de todo eso, facilidades para el arrendamiento de pisos de protección oficial. Así, por una parte tendríamos a un grueso de parados jóvenes ocupados en tareas que repercuten en el bien de una comunidad y, por otra, les estaríamos ayudando a independizarse sin que suponga un gran gasto ni por parte del Estado ni de los propios jóvenes.

    2) ¿ Pódemos ser considerados como especie superior? ¿ Acaso no son la mayoría de seres vegetales un ejemplo de adaptación a la Tierra sublime? Mínimo impacto y máximo aprovechamiento. Mientras que nosotros como especie,generamos cantidades ingentes de basura, ocupamos demasiado terreno para el desarrollo del día a día y un largo sinfín….

    PD: Pobre Félix, Mendigo. Gracias a tus ácidas críticas creo que nos has privado de disfrutar de una de las mayores mentes que ha visto este país, en futuras ocasiones xD.

    Comentario por V — 18 agosto 2011 @ 23:22 | Responder

  7. Hola mendi.

    Lo de la deuda de defensa manda guevos. Lo gracioso de todo es que ellos eran los que más aportan al i+d+i ejpañol.
    Pero vamos ya no nos sorprendemos de nada, la cosa está es que están empezando a contarnos la verdad porque ya se está cayendo la pirámide y no entra más pasta por lo tanto se está destapando todo.

    Sobre galicia, he estado buscando un enlace que explicaba que galicia era la comunidad más avanzada agrícola en el siglo Xvi al xviii, daban de comer a 1,3 millones de habitantes en su punto más alto de población. No lo encuentro, a ver si lo consigo, con técnicas de cultivo del estilo de la permacultura.
    Hay muchos ejemplos en la peninsula de buena gestión de campos, agua y montes, asi que yo tengo esperanza de que poco a poco se vuelva a esa gestión. Ya que esto lo hemos hablado todo será más local. Además si todo sigue así y aumentando van a tener que mandarlos al campo o en las ciudades ocurrirá lo de londres.

    El comentario de cami, me parece curioso ya que tiene una visión que aquí tambien se comparte y que en cierta medida es real, ya que gracias a las minas los vascos y los catalenes pudieron crecer industrilamente antes que los demás y a partir de ese momento la lucha fue desigual. Eso más que en el resto de españa no había minas de carbón decentes. La zona norte de españa tuvo la suerte de los recursos energéticos y el resto hubo de emigrar hacia allí. Simplemente eso, ellos tenían recursos el resto no

    un saludo

    Comentario por karkos — 19 agosto 2011 @ 17:47 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: