La mirada del mendigo

27 noviembre 2011

Las diez monedas

Filed under: economía — Mendigo @ 23:45

Hace poco me llegó un correo de Javi, trayendo a colación un fragmento de una película que ya es una vieja conocida aquí: el Concursante.

Hablamos de ello en la primavera del 2008, ahora sabemos mucho más hasta dónde puede llegar el servicio de la deuda. Creo que merece la pena que volvamos a analizar este vídeo.

Lo que dice el erudito es cierto, pero sólo en un sistema de suma cero, esto es, en aquel sistema en el que la cantidad de riqueza permanece constante. La obvia crítica a esta afirmación es que con las diez monedas, el agricultor puede invertir para modernizar su huerto y obtener una mejora en la productividad. De tal forma que podrá devolver las diez monedas más los intereses y aún le habrá tenido cuenta la operación. Otras veces, el prestatario no obtenía un rendimiento por su dinero superior al tipo al que se lo ofrecía el banco. En este caso, se arruinaba y se colgaba de la viga de su casa o se descerrajaba un tiro en la cabeza, pero el mundo seguía girando sin él.

Pero eso está cambiando. La Humanidad empieza a tocar con los límites materiales del planeta, con su capacidad de regeneración, con condicionantes físicos que impiden incrementos ulteriores en la productividad que alivien el peso de la deuda. Se consume más petróleo de lo que los nuevos yacimientos aportan a las reservas, las minas de oro, cobre o zinc no verán el nuevo siglo, la agricultura industrial avanza sobre territorio forestal para cubrir la voracidad de una población mundial en constante aumento, a la cual se unen las fauces de los automóviles que compiten por el mismo grano que el hombre. Nos estamos dando cuenta que el mundo ya no da más de sí. Tenemos el mundo que tenemos, y cada vez más esto es un juego de suma cero.

Esto es, en la sociedades desarrolladas, es muy difícil lograr un crecimiento sostenido que no sea por la falsa vía de la acumulación de deuda o la impresión de moneda nueva. Los nuevos procesos, las nuevas fuentes de materias primas no son suficientes para cubrir los intereses de la deuda.

Las economías desarrolladas deben, en conjunto, entre la deuda pública, privada y financiera, sobre el 300% de su PIB. Esta deuda sólo es asumible con crecimiento o inflación, perdón, quería decir e inflación.

Del crecimiento no podemos esperar más que un 1 o un 2%, y eso cuando salgamos del hoyo. Bueno, si caemos muy profundo ya estaremos en la categoría de país subdesarrollado y sí que tendremos margen para crecer más…porque vendremos de muy abajo y habrá recorrido.

¿Y de la inflación? Para los que tienen una enorme deuda contraída (todos, como sociedad), una sana inflación del 5-6% nos ayudaría muchísimo para ir aligerando la carga de la deuda y hacerla asumible. Como estamos viendo estos días, esto no va a pasar, el BCE no va a dejar que pase. Con una tozudez enfermiza, sus directivos repiten una y otra vez que no permitirán que se desboque la inflación con una política monetaria laxa (monetarizando la deuda de los países miembros, acudiendo al primario).

Pero ¿Por qué ese empeño, casi suicida? Esto sí que es muy sencillo de explicar. La inflación es el vampiro de cualquier prestamista, sangra su inversión, devaluándola. Podemos decir que cada punto que sube la inflación, es un punto menos que el banquero obtiene sus ganancias. De hecho, el BCE tiene en su mano el precio del dinero, lo cual, indirectamente, afecta a la inflación. Uno y otra son las dos variables principales en el oficio del banquero, luego es de todo punto esperable que la banca haya querido tener al BCE bajo su control.

Y así es. Una y otra vez los funcionarios del BCE (porque son funcionarios, pagado con dinero de los contribuyentes) nos recuerdan su independencia del poder político, para no acudir a las subastas de deuda pública (sí que la aceptan, pero de los bancos comerciales en el secundario, haciéndole un favor a estos pero no a los países que son, a la postre, los que lo mantienen). Esa idea de la independencia a mí me rompe los esquemas. ¿Cómo va a ser independiente un banco central de la ciudadanía? Si no mandamos nosotros sobre el banco central ¿quién lo hace? La respuesta es obvia: proclaman la independencia de cualquier control democrático, porque son absolutamente dependientes del sector financiero. En España tenemos buen ejemplo de la independencia del gobernador del Banco de España, perfectamente confundible con el puesto de portavoz de la patronal bancaria. Independiente de los deseos y exigencias de la ciudadanía, sometido absolutamente al poder financiero.

De hecho, aunque hubiera un estrecho control político del BCE, ya los banqueros harían por mangonear en sus decisiones (porque, como hemos dicho, afectan directamente a su negocio). Cuando más si declaramos a los bancos centrales libres del control democrático. MAFO, Trichet o Draghi son asalariados del Santander, Commerzbank, BNP Paribas, ING Groep….

Ahora entendemos por qué el BCE no quiere adoptar políticas que generen inflación, porque no se lo permite su jefe, la banca. ¡Ojo! La hiperinflación es muy peligrosa. Pero mencionarla en estas circunstancias, con la inflación europea en el 2%, con un crecimiento anémico y un 30% de la capacidad productiva industrial ociosa, es negar un vaso de agua a un sediento, no se vaya a ahogar. Más bien las circunstancias europeas nos conducen a una deflación, situación tan peligrosa como la hiperinflación, pues seca la actividad comercial (nadie quiere comprar algo que sabe que en unos meses podrá adquirir más barato, lo que está pasando, por ejemplo, con la vivienda).

Por lo tanto, si la vía matemática para escapar de la deuda, que es con una combinación de crecimiento (ni está ni se le espera) e inflación (no mientras el BCE siga estando en Frankfurt y se rija por su constitución ultra-liberal), Europa se encuentra correctamente representada en el tablero de ajedrez del vídeo. Efectivamente, sin crecimiento ni inflación (más precisamente, con éstas por debajo del tipo de interés a que se está financiando el Estado o las empresas), la deuda es impagable.

Entendámonos, no es que sea poca o mucha, es que va a crecer por encima de nuestras capacidades de amortizarla. Y de nada sirve meter la tijera y reducir el déficit público (que es la parte pequeña de la deuda que tiene el subsistema económico llamado España) al 3%, e incluso lograr el equilibrio fiscal en un alarde de atrocidad presupuestaria. Es igual, aunque no acumulemos más deuda, la deuda que tenemos seguirá siendo impagable mientras los tipos a los que nos financiamos estén por encima de nuestras capacidades de crecimiento o del incremento de masa monetaria (imprimiendo dinero que genere inflación).

Si no ocurren cualquiera de las dos cosas, efectivamente, como nos adelanta el vídeo, la deuda es impagable porque no hay ese dinero en el sistema, ni podemos crearlo. No hay esas ciento diez monedas. El banco se lo quedará todo, y nosotros aún le seguiremos debiendo esas 10 monedas con lo que, en la práctica, nos convertiremos en esclavos del banco.

Ya hace cinco años que escribimos La esclavitud por deudas. No es por reinvindicarme ni postularme para el Nobel, pero en el 2006 estaban Solbes y Rato, Presidente del FMI y Ministro de Economía, junto con el resto de gurús económicos, felicitándose por el esquema Ponzi que habían inventado y vendían como la ruptura de los ciclos económicos y la entrada en una etapa de venturoso crecimiento sostenido sin final, la pócima de la eterna juventud merced a los brebajes de la ingeniería financiera.

Dos años después, empezaba el baile de rescates hasta la quiebra de Lehman Brothers.

+

Edito: El emperador se está preparando para impagar sus deudas

En realidad, los ingleses y usamericanos lo llevan haciendo desde el principio de la crisis. Con disimulo, van devaluando su moneda y haciendo más asequible el pago de su deuda (para tortura del banco central chino o japonés, que ve como, por arte de magia, baja la ley de las monedas que tienen almacenadas en sus cámaras acorazadas). La impresión de dinero y la inflación es un default pero a cámara lenta, progresivo. Los alemanes quieren hacerlo, sin embargo, al estilo de los Nibelungos, por las bravas.

49 comentarios »

  1. Mendi este listado no es tuyo?
    http://aprendizdebolsa.blogspot.com/2011/11/quien-es-quien-en-los-medios-de.html

    Comentario por karkos — 27 noviembre 2011 @ 23:59 | Responder

    • Sip.

      Me encanta que haya mucha peña a la que le esté interesando. Ya me he pasado para saludar.

      La verdad, no me importa nada de nada que la reproduzcan sin citar la fuente. Lo que importa es que la peña tome conciencia de quién controla los medios.

      Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2011 @ 17:06 | Responder

  2. Y yo que pensaba que pensaba que te había convencido jajajaja.

    La inflacción es un truco contable que tiene los mismo efectos físicos que una quita es decir, si te debo 100 y genero 1 devaluo tanto que 1 pasa a ser 100, eso es lo mismo que decir no te pago 99.

    Por otro lado mendi, al menos ya crees que el crecimiento si no imposible va a ser jodidamente dificil, los paises desarrollados no van a salir del hoyo y cuando caigan y pasen a ser como cualquier otro pais pobre, no tendrán tampoco con que pagar, y no volverán a crecer porque en breve volverán a los limites materiales con lo que al final volveran a caer y volverán a crecer hasta los límites y estos cada vez serán más pequeños.

    Recuerdo a los presentes que nuestro sistema está pensado para crecer o al menos simularlo un poco mediante la inflacción.

    Da igual si hacen una cosa u otra el destino está escrito vamos al hoyo seguro.
    Te dejo este gráfico

    Su explicación según turiel
    “En el gráfico se muestra cuál ha sido la evolución de la producción de petróleo en función del precio desde 1997 hasta 2011 (datos del Departamento de la Energía de los EE.UU.; los valores de producción y precio serán, por tanto, los promedios para cada trimestre); los puntos están unidos por una línea siguiendo el orden cronológico. Se observan dos regímenes claramente diferenciados. Hasta que la producción llegó a unos 85 millones de barriles diarios (Mb/d) -cosa que sucedió hacia 2005- la producción de petróleo era muy elástica: un pequeño aumento del precio inducía un gran aumento de la producción. A partir de la marca de los 85 Mb/d la producción se hace muy inelástica (hace falta aumentar mucho el precio para aumentar marginalmente la producción), y la proeza de haber llegado puntualmente a los 88 Mb/d (Julio de 2008) no ha servido para romper esta inelasticidad. Juan Carlos Barba considera este gráfico una prueba concluyente de que hay un problema estructural con la producción de petróleo y yo no puedo menos que estar de acuerdo: después de 6 años de precios crecientes la industria no ha sido capaz de cambiar una tendencia que, de acuerdo con los modelos clásicos de la economía, muestra la limitación del recurso. Dicho con palabras sencillas: a pesar de lo que estemos dispuestos a pagar no conseguimos aumentar tanto la producción como nos gustaría. Por tanto, en el caso del petróleo es obvio que hay algo más estructural que meramente especulativo en su comportamiento, sobre todo porque el fenómeno dura ya lo suficiente -6 años- como para que en ese período las estrategias de inversión hayan cambiado varias veces sin que se haya invertido esa tendencia”

    Los límites del crecimiento……

    Comentario por karkos — 28 noviembre 2011 @ 0:40 | Responder

    • ¿La inflación es un truco contable? Sí y no, compañero, sí y no.

      Si generas inflación artificialmente, aumentando la masa monetaria, efectivamente es un artificio, no exactamente contable, sino monetario. Lo cierto es que, si el euro es lo suficientemente fuerte para soportar la cotización con este artificio (y el dólar y la libra la está resistiendo), vendría que te cagas a todos los que están endeudados.

      Pero la inflación natural, la que se deriva del crecimiento económico, no es un artificio sino que responde a un aumento real de la riqueza. Esta inflación no sólo es sana, sino que es deseable. No tiene nada que ver con la hiperinflación, que es una pérdida de confianza en el organismo que respalda la moneda (y en último término, en la economía de ese país).

      Lo de va a ser difícil crecer, yo lo suelo comparar con, por ejemplo, los tiempos que puede hacer un deportista. Por ejemplo, pongamos un piloto de motos. Entre un conductor normal y un aficionado a las carreras, la diferencia es brutal, abismal. Entre el aficionado y un piloto semi-profesional, es también gigantesca, le mete medio circuito en pocas vueltas. Pero ya entre pilotos profesionales, buenos y malos, las diferencias no son tan grandes. Y cuando llegas a la élite, cuando todo el mundo va a tope y las máquinas están al máximo de su desarrollo, las diferencias son mínimas, de milésimas. Media parrilla está en el mismo segundo. Año tras año se bajan los tiempos en cada circuito, pero en unas centésimas, y a veces hay records que tardan años en ser batidos.

      En el crecimiento de las economías es muy parecido.

      Por ejemplo, de algo que te gusta mucho hablar: la eficiencia energética. Los primeros ahorros son muy fáciles y baratos, pero para raspar los últimos % de rendimiento a un aparato hay que meter mucho dinero y una tecnología muy avanzada. Los países más ricos estamos ya acercándonos a muchos límites físicos, y no hay mucho más donde rascar para conseguir ventajas competitivas y seguir creciendo. Necesitamos crecer a costa de otros y, si estos no se dejan, languidecer hasta ser alcanzados.

      +

      Y ahora, otra cosa, lo que comentas del petróleo. Es muy complejo el asunto de la composición del precio del petróleo, intervienen muchas variables, entre ellas la humana que va asociada al componente especulativo. Ya no sé qué pensar. Creo que hay cierto margen aún en la producción de petróleo (con lo de Libia, Arabia demostró que no iba de farol y podía aumentar la producción). Y queda saber la capacidad de aportación a la oferta mundial de las arenas bituminosas de Alberta.

      No sé, no me atrevo a hacer conjeturas de si el precio subirá o bajará, o de si hemos pasado el pico global o aún puede estrujarse un poco más la maquinaria si repuntan los precios.

      No lo sé, sinceramente.

      Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2011 @ 17:46 | Responder

      • El ejemplo que pones del crecimiento es chulillo pero ya estás mostrando el problema de los rendimientos decrecientes, que no es otra cosa que parte de la segunda ley de la termodinámica(Entropía vamos). El problema es que para seguir creciendo ese poquito necesitas más energía y más complejidad, esos motoristas llevan unas motos con muchísmo más desarrollo e investigación para ganar medio segundo(Es decir más energía y más complejidad)
        Pero yo siguiendo con ese ejemplo cuantos equipos de motos, formula 1 y de cualquier deporte se han pasado en su crecimiento que al final deben tanta pasta que no pueden continuar y colapsan??? o si no colapsan se ven obligados a ser unos equipos del montón o de última fila??

        +

        Sobre la inflacción, da igual quien gane en cada momento la inflacción es pérdida de valor da igual si es a posta o debido a, el caso es que la inflacción es más pobreza. Son quitas encubiertas. Y es falso crecimiento. Porque si el ipc sube un 5% y los sueldos un 1% tu me dirás donde cojones está el crecimiento. Podremos pagar las deudas pero nos quedará el sueldo solo para comprar pan.

        Mi impresión es que no hay inflacción en el dolar y en la libra sobretodo porque el dinero es ahora confianza en/y deuda pero en cuanto esta se termine verás donde va todo.

        +

        Sobre el petróleo, el problema principal no es tanto si sube o si baja, el problema es la disponibilidad de este, es que no puede aumentar (arabia no aumentó tiró de reservas de un petroleo sucio muy azufrado). Si lo quieren vender o no, porque cada vez queda menos( se habla que el mar del norte tiene un declive del 5% igual que México)
        Las arenas no consiguen crecer al ritmo del declive de crudo normal y lo que es peor por cada 5 barriles gastan 1, cuando el crudo normal por cada 20 barriles gasta 1.
        Asi que con el petróleo tenemos varios problemas
        Declive del petroleo convencional
        Baja tasa de Retorno de los no convencionales lo que hace que haya menos petroleo disponible a la misma producción.
        Caida de las exportaciones debido a que los paises productores siguen creciendo y por lo tanto usan más petróleo.
        Guerras.

        Si no podemos crecer energéticamente no podremos crecer de ninguna otra manera.

        Comentario por karkos — 28 noviembre 2011 @ 19:20 | Responder

        • Sí, sobre el primer tema estamos de acuerdo. Si no hay crecimiento, o no suficiente crecimiento, la deuda es impagable y se te viene encima. El ejemplo que tú has puesto de un equipo de F1. O cualquier empresa, no hace falta ponerse tan exóticos. Si tú no consigues crecer por encima del tipo de interés de tu deuda, estás muerto. Es así de claro. Y que me digan cómo un país europeo puede ponerse a crecer al 5%, al 6%, al 7%. Espera, que me descojono. Además, crecimiento real, no un crecimiento falso del PIB por la asunción de deuda, porque eso es patada para delante, pero algún día habrá que pagar esa deuda.

          +

          Sobre la inflación. Depende si hay crecimiento de la riqueza, o sólo expansión de la base monetaria. No me meto en cómo se reparte luego la inflación, en si los trabajadores tienen capacidad de trasladar esa inflación a sus salarios, igual que el empresario a sus productos. Eso es un tema muy importante, pero lo que te digo va antes. Si hay subida de precios por un crecimiento neto de la riqueza (ahora no hablamos de cómo se distribuye), esa es una inflación sana. Si sólo suben los precios porque hay más moneda en el mercado, sin haber más riqueza, es una devaluación encubierta de la moneda. ¿Nos empobrece a todos? Depende. Empobrece a los que tienen y beneficia a los que deben, como todas las devaluaciones (siempre que la deuda este denominada en la misma moneda).

          +

          Sobre el petróleo (y el gas) la cuestión es cuánto pueden aportar las fuentes no convencionales. Porque si es realidad las estimaciones que están dado, quedan reservas para varios siglos. Para muchos esto puede ser maravilloso, pero para mí eso significaría una catástrofe ambiental (directa, producto de la explotación, e indirecta por el cambio climático).

          Ahora piden aplazar las conversaciones post-kyoto hasta el 2015, y se salen Canadá y Japón. Vamos, que se queda la UE sola (no porque seamos muy buenos, sino porque la eficiencia y las energías renovables nos dan pasta). Es alucinante. La ceguera, la avaricia, la falta de altura de miras.

          Pesimismo absoluto.

          Comentario por Mendigo — 29 noviembre 2011 @ 9:31 | Responder

          • Bueno la puñetera inflación es jodida de entender, algunas definiciones de inflación
            “Inflación es el crecimiento continuo y generalizado de los precios de los bienes y servicios y factores productivos de una economía a lo largo del tiempo. Otras definiciones la explican como el movimiento persistente al alza del nivel general de precios o disminución del poder adquisitivo del dinero”
            Extraído de aquí http://www.econlink.com.ar/definicion/inflacion.shtml

            Sigo pensando que esto es un truco contable, si te fijas en ningún lado hablan de riqueza, es decir se puede o no producir riqueza independientemente del aumento de la inflación. Solo tiene relación con el dinero que cada día vale menos por lo tanto tienes menos acceso la riqueza.

            Fíjate lo que dices. “Si hay subida de precios por un crecimiento neto de la riqueza (ahora no hablamos de cómo se distribuye), esa es una inflación sana”

            Yo no se donde ves tu lo sano, da la sensación que el aumento o crecimiento de riqueza genera una contaminación que es la inflación que obliga a todo el mundo a crecer en riqueza o a hundirse.

            Sana, sana? Culito de Rana.

            +
            Sobre el petróleo.

            Creo que te contradices Mendigo.

            Por un lado te indignas porque los países vayan a su rollo pero por otro lado defiendes que en la situación que estamos es necesario crecer para luego en algún momento empezar a decrecer.

            Como va a crecer Japón sin energía?? Han perdido el 30% de electricidad por las nucleares, como substituyen eso?
            Canadá si no es por los bituminosos su crecimiento….

            Como va a crecer China que es nuestra fábrica y que gracias a ella crecen otros muchos si no pueden usar energía y si el petróleo esta en declive??(Para mantener su crecimiento actual en 7 años consumirían todo el carbón que se produce en el mundo ellos solos)

            No podemos tener todo, o seguimos creciendo con lo que eso conlleva a todos los niveles o bajamos nuestro nivel de consumo(vida), las dos cosas no se pueden hacer creo yo.

            Comentario por Karkos — 29 noviembre 2011 @ 13:45 | Responder

            • La definición de inflación está clara, la cuestión son sus causas y sus consecuencias.

              En cuanto al crecimiento, no es que me contradiga (lo suelo hacer con frecuencia, de todas formas, pues no tengo prácticamente nada claro, y no siento cátedra sino que lanzo ideas al aire). Pero en este caso no hay contradicción, sino que estamos en un callejón sin salida en el que tomes el camino que tomes te lleva al desastre. No hay una salida óptima, así que habrá que navegar con mucha inteligencia, sorteando los escollos. Hay que crecer para no ser engullidos por la deuda pero, sin embargo, este crecimiento está limitado además de producir rupturas sociales (como el desempleo, porque la reforma q se propone no es más que tirar lastre, desprenderse de parte de la sociedad inservible) y ecológicas.

              Comentario por Mendigo — 1 diciembre 2011 @ 21:36 | Responder

      • Lo de que hemos pasado ya el pico, lo dice hasta la propia AIE (el pico es más bien una meseta, pero ahí está, entre 2000 y 2010).

        La gráfica de karcos es una más que abunda en el tema, pero no permite sacar conclusions directas, porque el mercado del petróleo es de todo menos libre. Hay un cártel de paises productores (la OPEP) y otro cuasi-cártel de empresas (las grandes petroleras) que manejan la producción con criterios políticos o económicos, y que fija techos o suelos en función de sus intereses. Y, evidentemente, hay una capacidad de producción que no puede sobrepasarse fácilmente (las bombas dan para lo que dan) sin inversiones cuantiosas (que a lo mejor no se tiene ganas de hacer). Por otra parte, la demanda depende mucho de la actividad económica, y con la crisis actual, se resiente, lo que paradójicamente no hace moverse los precios en consonancia.

        Los precios del petóleo son muy inelásticos en todas las circunstancias, porque son fijados no por la libre oferta y demanda sino por otros muchos factores ajenos: por ejemplo financieros (especulación) o geopolíticos (incluso por medio de guerras).

        Aquí tienes un par de gráficas también interesantes, como todo el artículo:

        http://www.elblogsalmon.com/economia/la-nueva-crisis-del-petroleo-y-como-salvamos-a-la-economia-y-el-planeta

        Se ve muy bien la escalada de precios reciente, la incidencia de la crisis en 2008, la nueva escalada posterior hasta hoy.

        Vamos, que estoy de acuerdo con karkos, el petróleo (barato) se ha acabado, y el caro no durará mucho, y eso va a suponer profudos cambios en la economía, en un horizonte de unos 10 a 20 años, tal vez.

        Comentario por santi — 29 noviembre 2011 @ 15:16 | Responder

        • Santi, si el precio sube, entran los petróleos no convencionales en las reservas y eso es una burrada, pero una verdadera burrada de petróleo. Por cada barril de petróleo convencional puede haber 6 de no convencional (aguas ultraprofundas, el ártico, las arenas bituminosas…). Con el barril por encima de 200$, además, es rentable obtener combustibles líquidos del metano o del carbón. Y metano no, pero carbón hay para aburrir.

          En resumen: tenemos gasolineras para mucho, mucho tiempo. Si es que no llega antes el coche eléctrico y plantea una alternativa más económica (en todo el ciclo de vida del vehículo, porque en consumo por kilómetro ya lo es). Es horrible la irresopnsabilidad con que se están conduciendo los gobiernos de las principales potencias mundiales. Como si no hubiera un mañana…

          Comentario por Mendigo — 30 noviembre 2011 @ 0:28 | Responder

          • Tienes más moral que el alcoyano.
            Las reservas no indican nada si no puedes extraer al mismo ritmo que ahora. De que te sirve tantas reservas si para poder acceder a ellos tardas 10 o 15 años o si extraes más lento.
            Aguas profundas??? a 200 dólares???, diselo a la deep horizont. O diselo a Total su última joya les ha costado 9.000 millones comparado con la plataformas del mar del norte que costaron 15 millones…..
            Bituminosos??? no hay agua para poder producir todo ese petróleo además de ser menos energético y su producción mucho más lenta. Por eso no puede aumentar la producción independientemente del precio.
            Cuantos kilos de carbón necesitas para un litrillo de gasofa??
            Carbón para aburrir dice, madre mia. Toneladas de carbon del malo, de hecho se cree que se ha llegado o se está a punto de llegar al pico energético de carbón(no de producción)

            Tenemos gasolineras para mucho??? si?? quien va a comprar gasolina a 2 o 3 euros.
            Como se puede mantener un sistema que está basado en el petroleo, que el 95% del transporte es gasolina como puede funcionar a 2 euros el litro?
            Además desde el 2008 ya ha caído el consumo más de un 17% de gasolina.

            Coche eléctrico?? como se van a cargar las baterias de 800 millones de motores?? y con que energía se van a extraer el material y construir esas baterías??
            Que el kilometro es más barato?, quitale la subvenciones, cuenta lo que dura la batería y hay que reponerla, la basura que genera, los materiales que usan, las infrestructuras, ah pero el kilometro es más barato jejeje.

            En resumen el transporte está jodido con el aumento y la falta de petroleo y sin transporte no funciona nada.

            Tienes más moral que el alcoyano.

            un saludo

            Comentario por karkos — 30 noviembre 2011 @ 1:52 | Responder

            • Todo lo contrario, Karkos. Ojalá mis pronósticos no se cumplan y haya menos petróleo disponible del que me figuro. Si se agota el petróleo, nos espera una crisis del copón. Si no se agota, nos espera un mundo devastado por un cambio climático tan repentino. Sin dudarlo, prefiero lo primero, ya le voy cogiendo el truco a manejar la azada.

              Bueno, a lo que vamos:
              “Las reservas no indican nada si no puedes extraer al mismo ritmo que ahora” –> Si es rentable, se puede extraer al ritmo que te dé la gana. Lo importante es que se hagan las inversiones. Puede haber un lapso, mientras se construyen las instalaciones, pero una vez construidas se puede bombear al ritmo que sea. Canadá se está planteando construir toda un parque de nucleares para proveer de calor (sólo calor, no generarían ni un MW) para crackear el betún que sacan en Alberta.

              “Tenemos gasolineras para mucho??? si?? quien va a comprar gasolina a 2 o 3 euros”
              Ahí está el quid de la cuestión. Pues mucha gente, me temo. Igual pensábamos en los ’70, que la gasolina estaba por las nubes y quién se la iba a permitir…y mira. Nos privaremos de otras cosas, pero no de llenarle el depósito al carro. Yo no soy tan viejo, y recuerdo ver el gasóleo a 40pts/l…

              Y si hay demanda a 3€/l, es rentable hasta ir a la Luna a buscarlo. Y, por supuesto, hacer las infraestructuras que hagan falta para aprovechar ese petróleo no convencional.

              “Como se puede mantener un sistema que está basado en el petroleo, que el 95% del transporte es gasolina como puede funcionar a 2 euros el litro?”
              Tú mismo das la respuesta, tronk! Porque nuestro sistema está basado en el motor de combustión interna! Porque no hay otra alternativa!!!!
              Ahora, piensa en los condicionantes geoeconómicos de un barril a $200. Porque a la familia Saud le seguirá costando lo mismo (6€ de media en Ghawar) extraer cada barril. Luego todo lo que suba el barril, son beneficios netos. Mejor le vamos diciendo adiós al cerdo y al vinito…

              “Además desde el 2008 ya ha caído el consumo más de un 17% de gasolina.”
              Por el parón en la economía, no por el precio. En 2008 llegó a estar más cara que ahora, para luego derrumbarse con la crisis.

              En cuanto a las objeciones respecto al coche eléctrico, son oportunas todas. Por eso me refiero a ser una alternativa competitiva en todo el ciclo de vida del vehículo.

              Apertas, compañero!

              Comentario por Mendigo — 30 noviembre 2011 @ 9:48 | Responder

              • Sigues pensando que si es rentable “económicamente” y con más inversiones todo se puede. Pues no, no es así. El gráfico que he puesto más arriba indica justamente eso, que ya no podemos extraer más y a la misma velocidad, independientemente de los condicionantes geopolíticos del petróleo que ha indicado Santi o del aumento de precio no podemos producir más.

                Luego está el retorno energético si vas a gastar más o menos lo mismo en extraer que lo que te da esa extracción ¿para que vas a extraer? y como cada vez va a ser más jodido extraer los petroleos no convencionales(fíjate te tu centrales nucleares acojonante) la inversión ha de ser más alta y por lo tanto más arriesgada con lo que un fallito y te hundes(Deep horizont y BP contra las cuerdas).

                Y sí es importante el tiempo de instalación, porque si tu tardas 10 años en montar tu instalación cuanto tiempo tardas en cubrir tus gastos, 15?, es decir a partir de 15 años empiezas a recuperar pasta, para eso lo invierto en otra cosa sobre todo por el volumen tan alto de inversión y riesgo.

                A la familia Saud le cuesta, imaginemos que lo mismo(para extraer la meseta ha de realizar más inversión pero bueno) pero necesita cada día más barriles para ellos mismos por lo tanto tiene menos que exportar, con lo cual tiene menos a ganar, por lo tanto sus beneficios netos al final irán cayendo por su propio aumento de consumo, eso si mantienen la meseta y si no la mantiene hay que descontar el declive en lo que exporta.

                “El consumo cayó Por el parón en la economía, no por el precio. En 2008 llegó a estar más cara que ahora, para luego derrumbarse con la crisis.”
                Menos mal que decías que dejabamos antes otras cosas que el coche.
                Estoy de acuerdo que es por el parón de la economía pero yo creo a diferencia de ti que ese parón es debido a la falta de energía, a la falta de crecimiento en petróleo que ha hecho que el coste energético se triplique desde el 2000 y que no se pueda superar las burbujas de turno.
                Esta vez tu lo estás diciendo, se llegó más alto para luego hostiarse, da la sensación de que tiene relación no?, ahora estamos cerca pero claro con la ayuda de todo kiski y de todas las medidas posibles(redución de reservas de petroleo por ejemplo, estamos ya casi en mínimos históricos).No hemos caído aun pero a estos precios(por encima de 100 $) es imposible que aguantemos mucho más y creo que todos somos conscientes ya que estamos en recesión otra vez…

                un saludo.

                Comentario por karkos — 30 noviembre 2011 @ 15:42 | Responder

                • No podemos extraer a más velocidad de los campos existentes. Y, de hecho, ésta seguirá cayendo. Pero si entran otras zonas lo suficientemente amplias en explotación, en un plazo de 5-10 años pueden estar bombeando petróleo como para suplir la decadencia de los actuales. En el gas ya está pasando, con el gas de esquisto. En EEUU la proporción de gas de esquisto empieza a suplir la caída en la producción del natural.

                  En resumen…no lo sé, pero sería factible. Ahora bien, como dices, es muy arriesgado comprometer grandes inversiones en un plazo tan largo de tiempo en un mercado tan volátil. Pero si se disparasen los precios, viviríamos otra nueva fiebre del oro negro y cualquier banco prestaría apoyo financiero.
                  +
                  Más cosas: el consumo saudí de petróleo ya es demencial. No puede incrementarse mucho más. Aún así, el consumo interno es sólo una pequeña parte (no me digas ahora cuánto, recuerdo haberlo visto pero no me sé la cifra). Son ya riquísimos. Si sube el barril, serán aún más ricos. Tal acumulación de capital en muy muy pocas manos, una familia en sentido laxo, a mí me da pavor. Además del carácter ultraconservador de esa familia…
                  +
                  El consumo de combustibles cae, algo en parte por la necesidad de ahorrar, pero sobre todo porque si la economía se ralentiza son necesarios menos desplazamientos, tanto de personas como de mercancías.
                  +
                  Lo del pico del 2008 para luego hundirse es un puro efecto especulativo. Yo no sacaría ninguna conclusión estructural de los movimientos a corto plazo de los mercados. En cuanto a la recesión, parece que sólo se circunscribe a Europa. EEUU crece, ligeramente y a base de deuda, pero crece. Lo importante es crecer por encima del endeudamiento, entonces eres capaz de salir del hoyo.

                  Europa no, y mientras no vuelva a crecer, está sentenciada.

                  Apertas!

                  Comentario por Mendigo — 30 noviembre 2011 @ 17:00 | Responder

                  • Sobre el gas de esquisto tiene una TRE baja de 5 pero te dejo un link que habla de esto y concretamente en EEUU, parece que hay dudas
                    http://oilcrash.net/2010/12/29/%C2%BFun-mar-de-gas-natural/
                    +
                    Sobre los saudís, recuerdas que hablamos del ejército pues los tipos se gastan un 11% de pib en ejercito asi que hecha cuentas si hay alguna guerra más por alli(irán?, siria?, baharein?), pueden aumentar muuuuucho su gasto energético, además están teniendo problemas y la primavera árabe les está haciendo que se rasquen los bolsillos con lo que más consumo de energía o revueltas.
                    http://www.indexmundi.com/es/arabia_saudi/petroleo_produccion.html
                    http://www.indexmundi.com/es/arabia_saudi/petroleo_consumo.html
                    La relación desde 2005 a 2010 en barriles netos a exportar es menor unos 300 mil barriles diarios.
                    Por otro lado si te fijas el año que más han producido es en el 2008 con lo que tu dices especulación
                    Si te fijas han ido creciendo siempre pero no han vuelto a superar su pico y eso que está a unos precios molones.
                    +
                    Cual es la raíz de la caída de la economía? La raiz no la burbuja de turno, la raiz. O dicho de otro manera porque no se supera esta burbuja, lo llevas diciendo todo el rato porque no se crece.
                    +
                    EEUU creciendo?, Uk Creciendo? Donde está el empleo mendigo en esos paises?, no me digas que la productividad.
                    A mi me da que miente, que ese PIB está cargadito de cositas financieras y de menos economía real.

                    un saludo.

                    Comentario por Karkos — 1 diciembre 2011 @ 10:07 | Responder

                    • Tampoco me fío yo mucho ni de los niveles de producción actuales ni de los que puedan tener en el futuro.

                      Dices: “no han vuelto a superar su pico y eso que está a unos precios molones”. Los precios van a seguir subiendo, eso lo sabemos todos. ¿para qué extraer ahora todo el petróleo y venderlo a precios actuales, si pueden ir extrayendo poco a poco y aumentar cada vez más el beneficio a medida que sube el precio del petróleo? No me extrañaría que quedaran unas reservas inmensas, pero que no lo digan para multiplicar el precio por barril.

                      OJO: no digo que sea así, pero tampoco lo descartaría demasiado. Cuando parece que el petróleo es inagotable se intenta extraer lo máximo posible. Cuando comprendes que algún día se acabará (más pronto o más tarde), empiezas a plantearte la mejor estrategia para ganar lo máximo posible con el que quede: que vendan los demás su pertróleo al precio actual, y cuando se esté agotando venderé yo el mío a precios astronómicos.

                      Comentario por marcostonhin — 1 diciembre 2011 @ 10:17

                    • @marcostonhin
                      Los sauditas son la gran incógnita y como dice santi el petróleo tiene tanta geopolítica que es imposible saberlo a ciencia cierta que pasa.

                      Ellos dicen que tienen unas reservas inmensas, de hecho llevan años con las mismas reservas(no se les deben acabar nunca o encuentran algo que tampoco dicen)

                      Empieza a ver gente que duda de que puedan aumentar esos 3 millones de barriles más que dicen que pueden aumentar.
                      Primero porque cuando han aumentado ha sacado el crudo más azufrado, que no tenemos refinerías para él (pasa lo mismo para el superpesado). De hecho solo lo han estado haciendo un par de meses por lo de Libia mezclandolo con el otro petróleo y no lo quería nadie.
                      Segundo porque están invirtiendo mucho en sus propios pozos a un ritmo muy alto que no corresponde a la producción, por lo que puede, digo puede que con lo que tienen ya no puedan crecer mucho más y estén mejorando más la extracción para mantener al menos la producción actual o aumentarla un poco más. Con lo que si esto es así el coste de sacar un barrilete estará aumentando y no podrán por mucho tiempo mantener la meseta o bien superarla.

                      Yo no digo que no haya especulación con el petróleo, que por supuesto que la hay pero es la materia prima por excelencia, toda nuestra economía bien directa o indirectamente depende de él, Que el precio sea alto hace que todo se atasque, solo con una energía barata podemos crecer. Que es de lo que se trata.

                      Si los sauditas no crecen o pueden crecer poco, el tema es que ellos son solo 1/8 del petróleo, es mucho, pero hay más gente que debe intentar extraer más.

                      Y ahí es donde comienza el problema por ejemplo con Europa. UK desde el 2008 empiezan a comprar petróleo

                      http://www.indexmundi.com/es/reino_unido/petroleo_produccion.html
                      http://www.indexmundi.com/es/reino_unido/petroleo_consumo.html

                      El brent está en declive y todos esos paises tiene que salir fuera a comprar eso más los que le compraban a ellos.
                      Si te fijas en la producción de noruega la caída es aterradora desde el 2003 1 millón de barriles casi el 30%. Los que le compraban ese millón se han tenido que ir a otro lado.
                      http://www.indexmundi.com/es/noruega/petroleo_produccion.html

                      Pero esto como dice mendi se está supliendo con petróleos, que su extracción es más cara, porque curiosamente se necesita más energía para extraer la misma energía con lo que el valor neto de energía es menor.

                      Eso lo podría apaciguar la caida de la demanda de occidente que se está dando, pero se esta viendo compesandad por la demanda de los Brics y demas paises no OCDE.

                      En fin que es un lío de mil demonios, pero que el petróleo esta en las causas y no en los síntomas de esta crisis creo que es claro y es por eso que va a ser imposible crecer o superar el nivel de vida de 2005

                      Un saludo

                      Comentario por Karkos — 1 diciembre 2011 @ 15:30

                    • Los datos de consumo y producción saudíes están basados en estimaciones, y algunos son bastante incongruentes. Prefiero ponerlos en cuarentena (pero gracias por aportarlos, por supuesto).

                      Me quedo con el primer artículo, con enlaces muy interesantes. Pero al final mi conclusión es la misma: no tengo ni puta idea de cuánto hay de verdad es las cifras que se manejan de hidrocarburos no convencionales. Que un país duplique sus reservas de una tacada, y pase de ser el mayor importador al exportador, como el caso de USA…

                      Me faltan datos para opinar, y esos datos los conocen unas pocas personas en el mundo (la curva de producción de estos yacimientos -depletion-, y el cálculo de su capacidad a partir de ella).

                      Comentario por Mendigo — 1 diciembre 2011 @ 21:01

  3. “negar un vaso de agua a un sediento, no se vaya a ahogar”.

    Chapeau.

    Comentario por wenmusic — 28 noviembre 2011 @ 12:58 | Responder

    • Es que es es absolutamente ridículo ahora mismo preocuparse por que se dispare la inflación.

      Como un hortelano que se pusiera un verano a cubrir sus plantas, no se le vayan a helar. ¿Pero qué helar, joder? Si el problema es justo el contrario!

      Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2011 @ 16:54 | Responder

  4. ¿No es curioso?

    Trabajamos para ganar dinero.
    Necesitamos dinero para comprar.
    Compramos para autoengañarnos con la ilusión de que somos felices.

    Esta pescadilla que se muerde la cola crea montones y montones de basura al día. Contamina el planeta. Genera pobreza.

    ¿Este ciclo hasta cuando se puede repetir?

    Cuando esta barra libre de recursos se acabe, ¿Que haremos?

    ¿Está la sociedad preparada para prescindir de iPhones, ferraris y yates?

    Cuando los euros, las libras y los dolares no valgan para nada, ¿que pasará?

    Comentario por Edgar — 28 noviembre 2011 @ 14:06 | Responder

    • Pues ya empieza a pasar, compañero. Que nos comemos los unos a los otros.

      Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2011 @ 16:50 | Responder

  5. Lo mejor del vídeo es que deja claro que lo que mueve el mundo actualmente no es el valor de los BIENES o de la PRODUCCIÓN, sino el valor del DINERO EN SÍ y su disponibilidad. La capacidad de producción de un país es importante, pero si los bancos pueden regular la cantidad de dinero (sea físico o sea electrónico) que circula en el país, que pueden, tienen una forma sencilla de limitar la economía a su antojo.

    Como bien se explica en el vídeo, si los bancos limitan la cantidad de euros totales disponibles a “X” miles de millones de euros, la economía de los países tiene ese tope y de ahí no pueden pasar por mucha capacidad de producción que tengan. Da igual que los 10 paisanos del ejemplo consigan que sus negocios marchen divinamente, ya que llega un momento en el que no hay más dinero y por lo tanto es imposible ganar más… a menos que el banco fabrique más dinero, y en eso radica su poder.

    La conclusión es que, se agoten los recursos o no, a menos que cambie el sistema (y con la dependencia que hay ahora mismo del dinero es casi imposible) los bancos tienen poder absoluto sobre la economía, simplemente por poder controlar la cantidad de dinero que hay en el mercado.

    Comentario por marcostonhin — 29 noviembre 2011 @ 10:20 | Responder

    • En teoría, quien controla la masa monetaria (las monedas o billetes) debe ser el banco central, y pone en circulación una cantidad suficiente para poder efectuar de forma cómoda los intercambios comerciales. Esta cantidad es mucho menor que el valor real de los activos (el valor de todas las cosas que tienen precio en la economía). Es decir, en nuestro balance global, tenemos un montón de activos (casas, carreteras, fábricas, minas, coches, lapiceros, patentes,….) y una cierta cantidad de moneda (sería algo así como lo que hay en caja).

      Sn saber nada de macroeconomía, pienso que es precisamente la existencia física de dinero lo que crea la inflación. Podemos tener riqueza en forma de patatas, tomates, huevos, coches, etc….. que tienen un valor y una utilidad. Y además, unas monedas, que en realidad no tienen utilidad intríseca, pero que dan derecho a las anteriores. Eso hace que el valor “contable” de los bienes (activos no monetarios + dinero líquido – monedas) sea mayor que el valor real de los bienes (sólo los activos no monetarios, que son los que tienen utilidad per se). De esta desigualdad nace la tendencia a que los bienes útiles sean valorados por el total, haciendo que la moneda pierda valor, es decir, generando inflación.

      Un ejemplo exagerado que me propuso un amigo: dos náufragos, economistas ellos, llegan a una isla (de esas de chiste, con una palmera y 5 metros cuadrados de arena). Uno ha conseguido salvar del naufragio un bote de aceitunas, el otro sólo una moneda de euro, olvidada en el bolsillo del bañador. Como son macroeconomistas, es decir, gente que vive en la irrealidad, deciden hacer balance de sus posesiones. Se ponen de acuerdo en que el bote de aceitunas vale un euro, por lo que sus posesiones totales ascienden a 2 euros (1 en bienes y otro en cash), que es la riqueza de su nueva sociedad. Y a la hora de cenar, deciden comer aceitunas: ¿cuantas?
      Pues, teniendo en cuenta que un bote vale 1 euro, y su riqueza es de dos euros ¡¡les da para dos botes!! 🙂

      Comentario por santi — 29 noviembre 2011 @ 15:36 | Responder

      • ¡Ojo! Estás confundiendo dinero numérico con dinero físico, y actualmente no tiene que ver una cosa con otra. Efectivamente, el Banco de España y la casa de la moneda tienen la obligación de asegurarse de que haya suficiente moneda FÍSICA para los intercambios comerciales donde se necesite. Pero como bien dices la moneda física es sólo una parte.

        Yo hablo de dinero REAL, la cantidad de dinero total tanto en moneda física como en los ordenadores de los bancos. Para la BANCA (con mayúsculas) es relativamente sencillo, jugando con bonos, activos, obligaciones, letras y, sobre todo, con tesorería e INVERSIONES PRIVADAS DEL BANCO (principalmente si invierte en empresas extranjera), aumentar o disminuir la cantidad de dinero disponible dentro de un mercado (tanto físico como en la “nube”, es decir, en números de ordenador). Y no seamos ingenuos: el Banco Nacional, al igual que el Banco Central Europeo, está controlado por la banca.

        Una vez tienes limitada la cantidad de dinero disponible en un mercado el resto es relativamente fácil: sin que la gente sepa cómo ni por qué, de repente el mercado se ralentiza. No se para, se ralentiza, cada vez más, ya que no hay dinero suficiente para mover el mercado con agilidad. Si esto fuera verdad, yo SUPONGO que tendría entre otras dos consecuencias:

        – El precio de los bienes sube (ya que hay menos dinero para los mismos bienes).
        – La gente tiene menos dinero.
        – Por el efecto que vimos en el vídeo, la deuda en general a favor de los bancos aumenta.

        ¿a alguien le suena?

        Comentario por marcostonhin — 29 noviembre 2011 @ 16:41 | Responder

        • Si hay menos dinero para los mismos bienes, los precios bajan (deflación, que es lo que está ocurriendo con bienes de consumo)

          Por lo demás, muy acertada la distinción entre moneda física (creo que un 5%) y dinero.

          Comentario por Mendigo — 29 noviembre 2011 @ 17:41 | Responder

          • Aún habría un tercer tipo: el dinero “imaginario”, muy usado por los bancos. Imaginemos que, en el ejemplo del vídeo, una vez que se ha terminado la cantidad de dinero disponible tanto en el mercado como en los bancos, éstos empiezan a prestar un dinero que en realidad no tienen (de forma representativa: un papel simbólico, un número en un ordenador…). Entonces el negocio es cojonudo: teniendo 10 monedas, son capaces de prestar creando una deuda a su favor de 100 monedas y recibir intereses por un dinero que jamás han tenido (y por tanto no podrían haber prestado).

            Ésto, que es algo común y que hacen todos los bancos como lo más normal del mundo, en otros ámbitos se consideraría una ESTAFA.

            Comentario por marcostonhin — 29 noviembre 2011 @ 18:30 | Responder

            • Pero Marcos, eso que tú llamas el “dinero imaginario” es, ni más ni menos, que la masa monetaria.

              Existe la M0, M1, M2 o M3 según incluyas formas de dinero más o menos líquidas, desde las monedas, billetes, depósitos, pagarés…

              Espera, que te enlazo la Wikipedia: Oferta de dinero. Esos préstamos que el banco concede por encima de sus depósitos, son tan reales como el dinero del depósito. El banco te lo anota en tu cuenta y tú lo gastas como dinero real que es.

              Verdaderamente, es una locura, una estafa. Si yo te vendo o te alquilo, por ejemplo, mi coche. Y justo después de cerrado el trato contigo, voy y se lo alquilo a otro, y a otro, y a otro…es evidente que es una estafa. Porque vendo un coche que ya no tengo. Pero los bancos han ganado ese derecho.

              Y así nos luce el pelo.

              Comentario por Mendigo — 29 noviembre 2011 @ 23:58 | Responder

              • Pero sigue siendo dinero imaginario. Si yo tengo 10 monedas, y le presto 10 a un paisano, otras 10 a otro, otras 10 a otro… y así hasta que he prestado 100 monedas, resulta que estoy prestando 90 monedas que en realidad no existen.

                Claro, contablemente es muy fácil: en el papel, sin bienes materiales por medio, no hay ningún problema en aumentar el activo hasta el infinito sin aumentar el capital, al fin y al cabo sólo son números. Pero eso no quita que estás prestando “aire”, números en un papel que representan un dinero que en realidad no existe. Estás pagando intereses por nada.

                Comentario por marcostonhin — 30 noviembre 2011 @ 9:52 | Responder

                • Sí, sí, si estoy totalmente de acuerdo. El papel lo aguanta todo.

                  También yo te puedo firmar un contrato de venta de mi coche, y luego volver a firmar otro, y otro, y otro…

                  Si yo no digo que no sea imaginario, lo es. Pero es que ese dinero creado, es tan válido como el euro que tienes en el bolsillo!

                  Comentario por Mendigo — 30 noviembre 2011 @ 16:49 | Responder

        • Si, claro que estaba hablando de dinero físico, de monedas y billetes, de la base monetaria, del “dinero legal”en suma. Eso es lo que (entre otras cosas) manejan los bancos centrales, que tienen a su servicio las casas de moneda. Lo controlan emitiendo o retirando billetes y monedas. Lo que quería expresar es que, independientemente de quien genere el dinero o en que cuantía, su propia existencia genera la inflación (sin entrar en otros fenómenos financieros tanto o más importantes).

          En el ejemplo de los náufragos, ¿Cuánto creeis que vale la lata de aceitunas?¿Cual será entonces el valor de la economía de la isla?¿Cuantas latas se pueden comprar con ese valor?
          Por cierto, ¿dónde está el dinero? Hasta hace cinco años, circulaban billetes y monedas más que suficientes para pagar el fiestorro. ¿Qué ha sido de ellos?

          Comentario por santi — 29 noviembre 2011 @ 21:17 | Responder

          • Santi, échale un ojo al enlace que le he puesto a Marcos. Legal es todo el dinero. Es tan legal la cantidad anotada en tu libreta como las monedas que tienes en tu bolsillo, con el mismo poder de compra. El dinero físico es sólo una mínima parte de la masa monetaria (no confundir con base monetaria), incluso en su definición más restringida del agregado monetario M0.

            En otras palabras, que monedas y billetes hay sólo una pequeña parte del dinero que existe en circulación. De hecho, piensa cuánto dinero tienes en el banco, y cuánto de ese dinero lo tienes en efectivo.

            En cuanto a la lata de aceitunas, valdrá un mundo si es lo único que tienes para comer. Como no existe intercambio comercial, no tiene precio (el precio se fija cuando hay un intercambio, no nos olvidemos de esto, que yo le ponga a mi piso un cartel de chorrocientosmil euros no quiere decir que sea su precio, su precio será aquel por el cual logre venderlo).

            Comentario por Mendigo — 30 noviembre 2011 @ 0:07 | Responder

            • Pues no estoy muy seguro, hasta donde yo sabía, se llamaba “dinero legal” justamente a monedas y billetes emitidos por el Banco central que sea, y son la base monetaria (en el primer post lo puse mal). EL M0 es ya una definición de masa monetaria. Toda masa monetaria es legal, por supuesto, pero no es moneda de curso legal. De hecho, tu tienes que aceptar pagos en moneda de curso legal, pero no en títulos dinerarios de otro tipo (puedes si quieres, pero no tienes obligación).

              Por lo demás, estamos de acuerdo en que el dinero físico es sólo una pequeña parte del dinero total.

              Lo de las aceitunas no lo has resuelto. Imagina que el náufrago A le vende a B la lata por un euro, ya han fijado el precio. O que le vende media lata por un euro. O imagina que son veinte latas de aceitunas y el náufrago B tiene un jamón.

              La respuesta al caso inicial es que la lata vale un euro porque así lo han decidido ellos al principio (entendiendo que “un euro” es en este caso el precio, es decir, una cuantificación del valor utilizando una determinada unidad de medida más o menos arbitraria). Podrían haber utilizado otro patrón, por ejemplo el “gallifante” (en cuyo caso podrían haber acordado que la lata valía 0,345 G), o, mejor aún, el “la” -abreviatura de “lata de aceitunas”- en cuyo caso la lata vale lógicamente 1 la.

              Y resulta que la moneda, de valor facial 1€, en realidad no vale nada. Pero si se empeñan en reconocerle un valor, entonces viene la paradoja anterior.

              Nuestra economía si le reconoce valor a las monedas, a los billetes y al resto del dinero, igual que a los bienes reales.

              El dinero, la moneda, el billete o cualquier otra clase, es un certificado de deuda. Tu trabajas, produces algo y lo vendes recibiendo dinero. Has cedido un bien que has producido, que era tuyo, sin recibir ningún otro bien a cambio, sólo un pagaré. Ese dinero-pagaré es el reconcimiento de que la economía te debe una cierta cantidad de bienes a cambio de los que tu has producido y cedido, valorados de acuerdo con un cierto patrón de medida (el precio).

              El náufrago A tiene un bien, que incluso tiene un precio, el náufrago B no tiene bienes, sólo un título de deuda en forma de moneda, y su deuda no es reconocida por A, luego no vale nada.

              Comentario por santi — 30 noviembre 2011 @ 1:44 | Responder

              • Tú y yo somos de otro palo, así que no tiene nada de raro que dudemos de estas cosas. Pero bueno, vamos a ver. Según yo lo entiendo, la base monetaria son las reservas que los bancos tienen en el BdE. La masa monetaria es el dinero que realmente existe en circulación (en forma física o “en la nube”, en la acertada definición de Marcos, es indiferente), tras pasar por el multiplicador bancario.

                Respecto al ejemplo de la lata de aceitunas, lo has dejado perfectamente explicado. Sí, la moneda no tiene valor intrínseco desde hace siglos, es un sistema fiduciario. En cuanto falle la fe…el tinglado se viene abajo.

                Comentario por Mendigo — 30 noviembre 2011 @ 9:30 | Responder

                • Me ha gustado mucho la metáfora de la isla y su explicación, muy clarificadora.

                  Sólo quería añadir una cosa: Mendi, la moneda nunca tuvo un valor intrínseco. Piénsalo, el patrón oro era sólo una creación artificial. Me explico, el oro sólo tenía el valor que se le quiso otorgar( extrínseco), por sí mismo carecía de él( intrínseco). Y pensar en la cantidad de gente que murió por el oro, menuda puta locura de especie que somos.

                  Todas las grandes fortunas tienen como origen un sistema falaz y embaucador. Así nos luce el pelo.

                  Comentario por V — 30 noviembre 2011 @ 22:56 | Responder

                  • En el fondo, tienes razón….a medias. El oro sí que tenía valor por su uso en orfebrería, aunque las joyas no eran sino otra forma de tesaurización.

                    Comentario por Mendigo — 1 diciembre 2011 @ 21:30 | Responder

                    • A ver, valor sí que tiene. Pero una cosa es el valor útil (intrínseco) y otro el valor estético( extrínseco). Me puede decir alguien: ” si pero es que su extracción es un trabajo arduo”. Y yo diría: ” Sí y también lo puede ser la extracción de feldespato y no creo que esté muy cotizado como piedra preciosa…”

                      Chorradas de los humanos, Mendi, lo mires por donde lo mires. Como los cuervos, vemos algo reluciente y lo atesoramos….

                      Comentario por V — 2 diciembre 2011 @ 0:39

                    • Si ya te digo que, en el fondo, tienes razón. El oro sólo es otra forma de dinero, un signo que sustituye un significado. Lo verdaderamente valioso es aquello que comes, aquello que te arropa, aquello que disfrutas.

                      Eso sí, el feldespato es infinitamente más abundante que el oro…
                      😉

                      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2011 @ 10:34

  6. Hay varias categorías de dinero:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Agregado_monetario
    http://es.wikipedia.org/wiki/Oferta_de_dinero

    Sin embargo, la riqueza, la única real, son los bienes (físicos o no, también hay intangibles). Luego están las distintas clases de dinero: los billetes, las monedas, los contratos, las deudas, los derivados, los futuros, y toda esa recua de”instrumentos financieros”, que en realidad no valen nada, pero tienen la pretensión de garantizar derechos a la riqueza. Todos ellos son, en realidad, sólo mecanismos para asignar los derechos sobre esos bienes. Algunos son simples e intuitivos: un título de propiedad, o incluso la simple posesión física de algo (mi bolígrafo, por ejemplo), dicen que ese bien me pertenece, que tengo derecho a usarlo, consumirlo o beneficiarme de el. Un billete, en cambio, no vale nada per se, ni se come ni abriga, es un título de deuda más, un presunto derecho a futuro sobre un bien que ahora está en posesión de otro. A partir de ahí, el resto son trucos contables, que hacen aparecer derechos, deberes, contrapartidas, rendimientos, comisiones….en suma, dinero de la nada, dinero que no responde a bienes concretos.

    Tomando un poco de perspectiva se ve fácil: los labradores producen bienes, los obreros producen bienes, los médicos producen bienes (un activo intangible, salud), los maestros producen bienes (otro intangible: educación). Entre ellos comercian con esos bienes, los intercambian, y todos se benefician del intercambio de una forma digamos “justa”, aportan y reciben. Esto es lo que podríamos llamar la “economía real”.

    Ahora bien, el sector financiero no produce nada (o casi nada, admitamos que algunos servicios financieros si tienen valor). Entonces, no puede participar en el juego del intercambio justo. Pero sin embargo, absorbe dinero como un vampiro chupa la sangre, y ese dinero (lo que ganan los financieros, los intereses de las hipotecas, etc….) tiene valor en tanto da derecho a consumo de bienes, producidos por los primeros.

    A día de hoy, el sector financiero se ha vuelto enorme frente a la economía real. El vampiro, que era una pequeña sanguijuela, ahora es varias veces más grande que la vaca. ¿Cómo no vamos a tener crisis?

    ¿Qué es lo que está pasando ahora? Pues que los “mercaderes del dinero” pretenden que toda esa riqueza ficticia que han estado inventándose en los últimos 30 años se materialice, y para ello, tienen que exprimir a la economía real, esa que produce la riqueza de verdad. En algún caso, parece que se les está yendo la mano (como dice el dicho, a una oveja se la puede esquilar muchas veces, pero desollar solo una). Y les da igual, con dos cojones.

    Así que una posible salida es la inflación. Devaluar todo ese dinero, esa “falsa moneda”, para que pierda el derecho a comprar el mundo varias veces. Aumentar el valor monetario de todo, inflar la vaca, para que vuelva a ser mucho mayor que la sanguijuela. O bien al revés, aplastar la sanguijuela, encogerla, hasta que vuelva a tener la talla de un bichejo que se arrastra por el suelo.

    Comentario por santi — 29 noviembre 2011 @ 22:38 | Responder

    • Ah, coño, eso me pasa por contestar sin leer todo lo que habías escrito.

      La cuestión es que a los bancos no les interesa que mengüemos la deuda por medio de la inflación. Oye, por cierto, no me sabía el dicho de la oveja y me parece estupendo.

      Comentario por Mendigo — 30 noviembre 2011 @ 0:10 | Responder

  7. Error en el texto: “conducen a una estanflación, deflación sumado a una caída de la actividad económica”
    En la estanflación hay alta inflación…
    No soy banquero🙂 y NO QUIERO INFLACION. Me parece muy bien la política alemana (BCE) de mantener la inflacion baja: Lógicamente esto beneficia a unas personas (siempre hay un maldito desfase entre la inflacion y la “recuperación del poder adquisitivo” por no mencionar la burla del IPC oficial al que están ligadas subidas de pensiones, salarios, etc.)… y perjudica a otras.

    Comentario por Karl Baden — 30 noviembre 2011 @ 20:42 | Responder

    • Evidentemente, yo tampoco quiero inflación,que come valor de forma indiscriminada (lógicamente pierden más los que más tienen, pero no deja de ser un “impuesto” lineal, no progresivo.

      Prefiero corregir los desequilibrios financieros con impuestos directos a los movimientos de capitales, a tasas confiscatorias en el caso de los movimientos especulativos, y con impuestos de patrimonio y sucesiones también confiscatorios.

      No creo que nadie tenga derecho a ser inmensamente rico, la única riqueza que reconozco es la derivada del trabajo, y por muy generosamente que queramos valorar el trabajo de algunos financieros, o capitalistas en general (y no hablemos de rentistas o herederos de grandes fortunas), no da para acumular lo que acumulan, lo han sacado del sudor de la frente de otros.

      Ahora bien, no creo que el BCE esté haciendo lo que tienen que hacer. Ahora es necesario que defienda a los estados de los ataques especulativos a los que están sometidos. Y si eso implica un poco de inflación, bueno, pues habrá que convivir con ello. Lo contrario es mantener el drenaje de recursos de la economía real hacia los casinos financieros.

      Por otra parte, algún día habrá que hablar de la inflación real y de la “oficial” según IPC.

      Se me ocurre que el incremento del precio de la vivienda de los años 2000-2007 no se refleja en ningún IPC, con la escusa de que no es consumo sino inversión.

      Pero para mi tengo que un casa SI es un bien de consumo (si no el solar, al menos sí el edificio, que se gasta, se deteriora, hay que mantener, y al final hay que tirar y reconstruir). Y más aún, el coste de la financiación es un gasto consuntivo evidente ligado a ese precio.

      Vamos, que en el precio hay tres componentes: solar + edificación+ financiación, y los dos últimos son gasto, no inversión.

      Como necesitamos una madriguera donde meternos, el precio de la vivienda incide muy directamente en nuestro poder adquisitivo, por mucho que ei IPC diga lo contrario.

      Comentario por santi — 30 noviembre 2011 @ 21:06 | Responder

    • Por cierto, el coste del alquiler de una vivienda o de un coche sí entra en la cesta de la compra del IPC.
      ¿Alguien sabe como se incluye en esa cesta los tipos de interés, que son al fin y al cabo costes de alquiler de dinero?

      Comentario por santi — 30 noviembre 2011 @ 21:14 | Responder

      • Que yo sepa eso no se incluye, ya que es un gasto financiero, no se computa como consumo.

        Comentario por Mendigo — 1 diciembre 2011 @ 21:13 | Responder

        • Pues eso, que no se incluye

          Asi que cuando te sube la hipoteca, el IPC oficial ni se entera.

          Comentario por santi — 1 diciembre 2011 @ 21:48 | Responder

    • Absolutamente cierto, Karl. Te agradezco mucho que hayas detectado el error y corro a subsanarlo.

      En cuanto a la inflación, como dije, es estupenda para el que debe y trágica para el que tiene. Si existiera revisión automática de convenios con la inflación, y el IPC estuviera bien calculado (estos años nos han robado con un IPC clamorosamente por debajo de la inflación real), su efecto sería nulo para la inmensa mayoría de la población (que no posee muchos dineros), e incluso muy de agradecer para los que se han cargado recientemente con una macrohipoteca.

      Pero claro, esto es hacerle trampa a los bancos, y los usos y costumbres de este país exigen que sea al revés.

      Comentario por Mendigo — 1 diciembre 2011 @ 17:06 | Responder

  8. Lo que oculta el nuevo plan de los seis banqueros centrales

    Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2011 @ 10:31 | Responder

  9. Kyle Bass y el fin del super ciclo de la deuda

    Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2011 @ 14:00 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: