La mirada del mendigo

1 diciembre 2011

Okupación rural

Archivado en: Activismo,ecología,patrimonio — Mendigo @ 18:09

Buscando lugares deshabitados para visitar en Teruel durante este acueducto, me he topado con este artículo que me ha parecido muy interesante.

okupa

Dentro del llamado movimiento okupa existe una vertiente menos conocida orientada a la ocupación de propiedades rurales abandonadas. Este movimiento tiene sus orígenes en el neorruralismo europeo de los años de 1960 y 1970, pero es en los años de 1980 cuando empezamos a encontrar casos de ocupación rural en España.

Las ocupaciones rurales se hacen generalmente en terrenos estatales, porque los resortes de la administración pública son más lentos y pueden pasar años antes de que se tomen medidas, pero también porque existe la posibilidad de que finalmente podamos pedir una concesión del pueblo ocupado, comprometiéndonos a rehabilitar las viviendas respetando el estilo y materiales originales, como ha ocurrido en Aineto, Artosilla e Ibort, en Huesca.

Aunque es tan ilegal ocupar una propiedad pública, como una privada, desde el punto de vista ético son cosas muy distintas. Los pueblos abandonados propiedad del Estado fueron expropiados en su momento en nombre del “bien común” y no están proporcionando ninguna utilidad a la sociedad. Es, en todo caso, el okupa quien está prestando un servicio, invirtiendo su dinero y esfuerzo en rehabilitar aldeas que son un bien público y que, de otra forma, terminarían desapareciendo.

Aunque desde 1996 la ocupación de lugares abandonados está tipificada como delito de usurpación en el código penal, los juzgados suelen considerar resuelta la cuestión con el desalojo de la propiedad ocupada, archivando la causa a continuación. Es decir, que casi nunca se han dictado las condenas previstas legalmente por el delito de usurpación, menos aún tratándose de pueblos completamente deshabitados y sin ninguna función social.

Muchas ecoaldeas hoy consolidadas iniciaron su desarrollo partiendo de ocupaciones realizadas hace veinte años y, con ello, han demostrado que es una opción viable a tener en cuenta a la hora de asentarse en el medio rural en caso de no dsiponer del dinero suficiente para comprar una propiedad.

Para optar por esta solución hay que estar dispuesto a vivir con cierta incertidumbre porque, de hecho, la única certeza que tendremos es que, probablemente, nunca seremos propietarios de la casa que habitemos. A cambio, podremos dedicar nuestro dinero únicamente a acondicionar la vivienda y a hacer mejoras que de cualquier forma serían necesarias.

Un proyecto de este tipo no debemos pensarlo con mentalidad de propietario, sino como si se tratase de un alquiler sin contrato. Es decir, prorratearemos el dinero invertido entre el número de meses que estimemos vivir allí. El resultado, seguramente, será una cifra ridícula si la comparamos con cualquier alquiler legal y, además, el tiempo siempre correrá a nuestro favor, algo muy positivo si queremos llegar a viejos.

+

De pueblos okupados, comunas hippy, ecoaldeas, neorurales o como se les quiera llamar, sé de cuatro por la zona de Laza-Vilar de Barrio. Ninguno de ellos viene en las “listas oficiales” de pueblos ocupados, y es muy difícil localizarlos si no te acompañan. De hecho, el último, ni sabía de él y lo encontré de casualidad mientras paseaba por la montaña. Y mejor así, cuanto menos gente sepa que están ahí, menos problemas tendrán. Sé de otro aquí cerca, a orillas del Lérez, pero nunca lo he localizado (tampoco nunca me he puesto, la verdad).

También alguna peña que, en vez de en una pequeña comunidad, vive una casa aislada. Así recuerdo dos casos curiosos.

Uno en Francia, en la Auvernia, donde encontramos a un fulano que había restaurado una antigua estación de tren (ignoro el régimen de propiedad) que había quedado abandonada al cerrarse las vías. Especialmente curioso era el invento que tenía para desplazarse: había adaptado una chiva (Citroën 2CV) a los raíles del tren, y de esta forma (marcha adelante y marcha atrás) podía llegar a otros apeaderos abandonados rápidamente. Creo que puse una foto del invento hace tiempo…sí, aquí está.

Y luego el duende de Laza (su nombre de pila es José), un cincuentón de barbas hasta las rodillas que vive solo en medio de la sierra. Una persona absolutamente asombrosa. Compró hace ya bastantes años una enorme extensión de terreno por 10 talegos (era peña casi pelada en medio de la nada, el puto culo del mundo) y, con el tiempo (y cagallón a cagallón, como nos contaba) fue haciendo tierra fértil donde plantó de todo. Frutales, un par de huertas y un terrenito de maría (que le había dado no pocos quebraderos de cabeza con los picolos). Llegar a su casa es increíblemente difícil si él mismo no te dirige, incluso alguna vez he intentado llegar y he acabado perdiéndome en la red de veredas, incluso habiendo estado otras veces. Su casa es una choza de lascas de lousa (pizarra, muy abundante en esas montañas) hecha por él mismo. Más bien una guarida, en que la parte más alta no permite estar más que de rodillas. Pasar las terribles noches de invierno ahí dentro debe ser duro. Me contaba que su casa le había costado veinte duros. Se partía el culo él mismo (supongo que por la cara que debía poner) y luego me explicó que era lo que le había costado una caja de puntas (clavos). El resto eran materiales que había recogido del entorno.

La última vez que le vi, ya hace años, estaba construyéndose otra casa aneja. ¿Quién dice que no se empieza una casa por el tejado? Me comentaba risueño. Me llevó a verla y es cierto. Aprovechando el alero de una roca, lo había prolongado con una estructura de maderas y lascas de piedra para hacer un tejado. Ahora tocaba apilar piedras para hacer las paredes. Al menos, en ella, sí que podrías estar de pie.

Curioso personaje, siempre he tenido por él un gran respeto.

Los de las comunas no, esos son unos dandys en comparación con este fulano. Placas fotovoltaicas, agua corriente, casas bien reabilitadas…se lo tienen todo muy bien montado.

Luego conocí a otro chaval, que decía que iban a hacer lo propio con una aldea despoblada por Trevinca. Entre sus burradas (estaba muy pillao), decía que quería construir una catapulta. ¿Se pondría a cazar jabalíes con ella? ¿Atacaría las aldeas vecinas? Estaba muy mal, pero es este tipo de personas con las que merece la pena relacionarse. Porque la gente es cada vez más aburrida, monótona, remilgada y predecible.

Aps! Que estaba tratando sobre el tema de la okupación de pueblos, un par de enlaces más:
- Okupación rural
- Neoruralismo y okupación rural

Y un mensaje curioso que me he encontrado en el foro de A las barricadas:
[...]
Este agosto mi mujer y yo cojimos unas cuantas cosas en mochilas, fuimos a vizkaya, compramos un burro y salimos de alli direccion al pirineo, sin mas objetibo ke buscar donde keriamos ke nuestros futuros hijos corrieran y crecieran.

Si queréis seguir leyendo cómo les fue, podéis hacerlo aquí.

+

Venga, y una canción de regalo. Un tema que el trovador de Carabanchel dedicó a los hijos de republicanos muertos, criados en horfanatos durante el franquismo.

Por cierto, ¿sabíais que uno de los instrumentos que Rosendo empezó tocando era un arpa? La encontró descordada en un contenedor, la reparó y se puso con ella. Este tío es una de las pocas personas que verdaderamente respeto. Por cierto, sigue viviendo en Carabanchel.

O acaso alguno prefierís la versión de Reinci?

Un himno, un puto himno, toda una declaración de intenciones. Me pareció que le venía bien a la entrada.

About these ads

17 comentarios »

  1. Te faltó un caso paradigmático de España: Marinaleda. Que no sólo ocupa los terrenos, se preocupa por construir relaciones sociales distintas entre los ocupantes, basadas en la colectividad y la solidaridad. En América Latina es toda una tendencia, y aunque varía en circunstancias dependiendo de si la ocupación la realizan movimientos campesinos, indígenas, o afros, generalmente son luchas contra el Estado y los terratenientes. También van acompañadas de formas distintas y más ecológicas de producir y trabajar la tierra, no basadas en el extractivismo sino en el respeto y convivencia con la naturaleza.

    Échale un vistazo a estos fulanos, indígenas en una ocupación de un finca de 1.000 hectáreas, empezaron por allá a mediados de los 2000. Los han desalojado una y otra vez, pero ellos vuelven a ocupar.

    Comentario por cami — 1 diciembre 2011 @ 20:50 | Responder

    • Jajajajajaja

      Eres genial, compañero.

      Sabes de la existencia de un pueblo sevillano, cuando aquí diría que el 95% de los españoles no ha oído hablar nunca de él (bien que callan sus experiencias los medios). Hace siglos que hablé de Marinaleda, y Gordillo me parece un fulano absolutamente ejemplar.

      Pero lo de Marinaleda fue también un desafío a la propiedad privada, pero de otro tipo. Ellos ocuparon las fincas, tenían un pueblo, lo que querían eran tierras para poder trabajarlas.

      Por cierto, tú sabes de Marinaleda y yo no sabía de este movimiento de recuperación de tierras en el Cauca. Joder, qué vergüenza, vivimos creyéndonos el ombligo del mundo, aquí en Europa. Y es exactamente lo mismo, sólo cambia el paisaje y la tez de los jornaleros. Muchas gracias por enlazar este vídeo! Es muy importante que nos ayudemos, aunque sea con la voluntad, a través de los océanos.

      Comentario por Mendigo — 1 diciembre 2011 @ 22:01 | Responder

      • Es que Marinaleda es una especie de símbolo de IU y de la izquierda jornalera Española. La conocí por la canción de los Reincidentes “andalucía entera… como Marinaleda”, en un viejo cassete allá por los años 2000, cuando era un chiquillo. Acá se habla -no mucho la verdad- de Marinaleda, con mucha admiración, como se dan a conocer por ejemplo las experiencias de los Sem Terra del Brazil (todo un referente en América) o de los Zapatistas en Chiapas o de los Mapuches en Chile. Cambian los paísajes como dices tu, pero es la misma vaina en todo lado: una lucha contra el latifundio y el poder de las élites.
        Me olvidaba de algo: la ocupación rural es la única que conozco en mi país, nunca he visto ni sabido de casos de Okupas urbanos o de centros sociales okupados como los de Europa. ¿Por qué? Ni tengo idea, pero creo que el fenómeno no tardará en saltar el océano, al influjo de la red y las corrientes migratorias.

        Comentario por cami — 2 diciembre 2011 @ 19:17 | Responder

        • Bueno, la verdad es que Colombia es una excepción no sólo comparado con Europa, sino también en América Latina. Me sorprendió gratamente cuando me empezaste a mandar el relato de la marcha estudiantil, sería estupendo que Colombia encontrase una salida de izquierdas sin recurrir a la violencia. Ahora, esto supone aguantar muchas muertes a mano de la policía y los paramilitares, poniendo la otra mejilla.

          En menuda tesitura estáis.

          Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2011 @ 23:18 | Responder

  2. Joder, es increíble. La historia ,del duende de Laza que comentas, es idéntica a otro caso que conozco yo. En este caso, en una zona cercana a Teverga, en Asturias. Pero, igualita eh, sólo cambia el tipo de vivienda: en este caso, una caseta de obra. Y también se estaba construyendo una casa en estos momentos. Iniviernos duros sí, y no sólo por el frío, sino por la monotonía de los días. Encerrado casi las venticuatro horas del día ,durante varios meses, en un cubículo. Este gran hombre se gana la vida vendiendo alguna figura que él mismo talla o realizando cualquier trabajo que pueda conseguir. Al parecer está cada dos por tres yendo al ayuntamiento a quejarse porque hay mucha manga ancha a la hora de repartir trabajos y les pone a parir jajaja. Yo no lo conozco nada más que de vista, la verdad, lo conoce más mi hermano. Sí que merece la pena este tipo de gente, intentan sobrevivir al margen del sistema y eso es muy difícil. No es la típica película con final feliz ni mucho menos. Muchas penurias y mucha soledad. Son de admirar la verdad: ¡qué fuerza y qué ganas de vivir tienen!

    Había visto un vídeo muy bueno del alcalde de Marinaleda discutiendo con unos lameculos capitalistas, pero no lo recuerdo. A falta de eso, buenos son los reincidentes, ya que estamos:

    Comentario por V — 2 diciembre 2011 @ 1:08 | Responder

    • Ya veo que te mola Reinci…por mí, cojonudo.

      De Marinaleda, recuerdo un vídeo que le preguntaban a la oposición del P$O€…y era asqueroso ver a esos bocazas clamando por la propiedad privada de la vivienda, que eso era lo bueno, porque luego podías especular con ella. El P$O€ se ha convertido en un partido de reaccionarios, sin ideología y ya sin ni siquiera ideas.

      Y esta gente, el fulano que tú comentas en Teverga…sirven de ejemplo de que hay otras formas de vivir. Y más! No hay sólo un carril, un camino, se hacen los caminos al andar. No es que su opción sea mejor ni peor, simplemente es SUYA. Cada cual debe encontrar su propia forma de conducir su vida, ojalá la sociedad fuera la suficientemente flexible para que cupieran todas esas formas. Sin embargo, la sociedad es muy rígida, o te pones el collar al cuello, o te excluye. Es imposible ser la persona que deseas ser, tienes que amoldarte a lo que se espera de ti.

      Y esto crea insatisfacción e infelicidad.

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2011 @ 10:40 | Responder

      • Sí, me mola Reincidentes. Hace dos o tres años lo escuchaba mucho, junto con Ska-p, Boikot, Barricada…etc. Ahora mismo, me tira más el rap. Géneros muy dispares, pero con algo en común: la protesta. Ésa es la música que a mí me gusta, en general.

        Respecto a lo del segundo párrafo…. ¡Chapeau! O como te gusta decir a ti, onomatopéyicamente: Plas! Plas! Plas! Jajajaja.

        Estoy leyendo ahora mismo ” El espectador” de Ortega y Gasset y comenta algo sobre esto que dices, relacionándolo con la concepción de la sociedad. Si lo encuentro por internet, te lo paso, está muy interesante.

        La sociedad, por definición, coarta muchos las libertades individuales de cada uno. Al forma parte de un todo, hay que amoldarse hasta cierto punto para facilitar el engranaje que permita que la sociedad funcione. Pero, es que hoy por hoy, es brutal. Parece que hay mucha libertad, pero sólo es un velo de apariencia. Vivimos en la era del Mono-pensamiento. Todo lel que se salga de ahí está descarriado y es un bárbaro.

        Bárbaro: http://blog.lengua-e.com/2010/de-donde-viene-la-palabra-barbaro/

        Es curiosa esta palabreja. No es lo que nos quieren hacer ver. El bárbaro no es el típico personaje violento que arrasa con todo, allá por donde va( como Atila). Un bárbaro es, simplemente, un hombre sin cultura. Pero está definición está relacionada, intimamente, con la persona que utilize la palabra. Es decir, para mí, un bárbaro puede ser un amerindio y viceversa. Pero no porque sea un ignorante total: sino porque ignora mi cultura y yo la suya. De ahí, emana la importancia de la barbarie para cambiar una sociedad: desde una óptica externa se perciben mejor los fallos de un sistema. ¡ Bienvenida la barbarie!

        Comentario por V — 2 diciembre 2011 @ 11:39 | Responder

        • Lo encontré :) :

          “No es lícito ser ante todo demócrata, porque el plano a que la idea democrática se refiere no es un primer plano, no es un “ante todo”. La política es un orden instrumental y adjetivo de la vida, una de las muchas cosas que necesitamos atender y perfeccionar para que nuestra vida personal sufra menos fracasos y logre más fácil expansión. Podrá la política, en algún momento agudo, significar la brecha donde debemos movilizar nuestras mejores energías, a fin de conquistar o asegurar un vital aumento; pero nunca puede ser normal esa situación.

          Es uno de los puntos en que más resueltamente urge corregir al siglo XIX. Ha padecido éste una grave perversión en el instinto ordenador de la perspectiva, que le condujo a situar en el plano último y definitivo de su preocupación lo que por naturaleza sólo penúltimo y previo puede ser. La perfección de la técnica es la perfección de los medios externos que favorecen la vitalidad. Nada más discreto, pues, que ocuparse de las mejores técnicas. Pero hacer de ello la empresa decisiva de nuestra existencia, dedicarle los más delicados y constantes esfuerzos nuestros, es evidentemente una aberración. Lo propio acontece con la política que intenta la articulación de la sociedad, como la técnica de la naturaleza, a fin de que quede al individuo un margen cada vez más amplio donde dilatar su poder personal.

          Como la democracia es una pura forma jurídica, incapaz de proporcionarnos orientación alguna para todas aquellas funciones vitales que no son derecho público, es decir, para casi toda nuestra vida, al hacer de ella principio integral de la existencia se engendran las mayores extravagancias. Por lo pronto, la contradicción del sentimiento mismo que motivó la democracia. Nace ésta como noble deseo de salvar a la plebe de su baja condición. Pues bien: el demócrata ha acabado por simpatizar con la plebe, precisamente en cuanto plebe, con sus costumbres, con sus maneras, con su giro intelectual. La forma extrema de esto puede hallarse en el credo socialista —¡porque se trata, naturalmente, de un credo religioso!—, donde hay un artículo que declara la cabeza del proletario única apta para la verdadera ciencia y la debida moral. En el orden de los hábitos, puedo decir que mi vida ha coincidido con el proceso de conquista de las clases superiores por los modales chulescos. Lo cual indica que no ha elegido uno la mejor época para nacer. Porque antes de entregarse los círculos selectos a los ademanes y léxico del Avapiés, claro es que ha adoptado más profundas y graves características de la plebe”.

          Es muy interesante el capítulo, si alguien lo quiere leer entero…:

          http://www.jornada.unam.mx/2005/11/27/sem-democracia.html

          Comentario por V — 2 diciembre 2011 @ 15:35 | Responder

          • No me gusta Ortega. Me parece que, en su tiempo, fue sobrevalorado. Su mayor mérito es hablar fluidamente el alemán, con lo que traía a España las ideas q se estaban cocinando en centroeuropa, y él las presentaba como propias.

            Singularmente ese párrafo, con su farragosa prosa elitista y culterana, me parece buen ejemplo de su obra (al menos, de lo que he leído de él). Me produce tanta antipatía como simpatía Unamuno, a pesar de ser dos personajes que siempre se les ha relacionado y buscado paralelismos.

            De todas formas, te felicito por tus lecturas, Leer un libro de Ortega es de todo, menos ameno. Es un placer encontrar alguien que prefiere los buenos filetones a los yogurcitos literarios. Aunque te sugiero que, si te gusta Ortega, vayas a la fuente: Nietzsche, Husserl, Heideger…

            Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2011 @ 23:09 | Responder

            • Vaya es una pena, porque “El espectador” por lo que llevo leído hasta la fecha, me parece una obra muy recomendable. No sé si serán propias o ajenas las ideas, eso es lo de menos, lo importante es el valor de las ideas. Y ahí, gana mucho.

              Y bueno, no quiero sonar pelutante, pero yo me divierto con este tipo de lecturas, de verdad. Me gusta aprender. Me gusta encontrar palabras que den cuerpo a mis ideas y las ordenen, me gusta encontrar propuestas e ideas interesantes, me gusta conocer diferentes puntos de vista razonados e ingeniosos… Prefiero leer a Ortega y Gasset que Crepúsculo, por ejemplo. La lectura de esparcimiento, en general, no me gusta( sólo algunas de fantasía). Con las obras que no puedo son las historiográfica: me pasó con “Las venas abiertas de amñerica latina” y con ” La doctrina del shock”. Reconozco su valor, su interés, su excelente redacción… pero fui incapaz de terminarlos. La sobreabundancia de reseñas históricas es superior a mí..

              De Nietzsche leí ” Así habló Zaratustra” y sí, de lo poco que he leído hasta la fecha, me parece de lo mejorcito. ¿ Lo mejor? Carlos Castaneda: Los libros de don Juan.

              Comentario por V — 3 diciembre 2011 @ 2:40 | Responder

              • Cada uno tiene sus preferencias, es evidente. Yo disfruto con el ensayo social o histórico, y los dos libros que mencionas me los ventilé en un pis pas. En cambio, la sola idea ahora de leer a Ortega…

                ¿Carlos Castaneda? Me suena el nombre, pero no lo ubico.

                Comentario por Mendigo — 3 diciembre 2011 @ 9:37 | Responder

                • Jajaja, yo los leo con mucha tranquilidad. Me gusta leerlos despacio y reflexionando sobre lo que lea en cada capítulo. También me gusta releer un capítulo, más adelante( incluso después de acabado), para descubrir un sentido que ignoraba… Zaratustra, tardé unos mesecillos en leerlo. No me parece que sea una lectura rápida. No te da tiempo a digerirla. Pero bueno es cuestión de gustos… como casi todo. Eso sí, hay que evitar caer en la tentación de “consumir” libros. Ya lo hacemos bastante con infinidad de cosas, como para tratar un arte así, de esa forma

                  Pues, si tiene tiempo, te recomiendo leer los libros de Castaneda. Y sólo con dos indicaciones: Una( espero que no lo hayas hecho ya), no leer nada sobre su figura en la red, para no comenzar la lectura con ideas preconcebidas. Y dos, no leer sus libros por el orden de publicación porque están desordenadas cronológicamente las historias. Para empezar: Viaje a Ixtlán, sin leer la intro, y dejando de leer en el capítulo que lleva por nombre el título del libro.
                  Yo lo leí como te digo, porque me lo recomendó mi hermano, y me encantó. En cambio, se lo recomendé a un amigo, con las mismas indicaciones, y no me hizo caso. Leyó el primer libro, que es el más flojo de la saga, y no le gustó en demasía. Yo, personalmente, te digo que, hasta la fecha, ha sido el libro que más ha influído en mi personalidad hasta la fecha. Y para bien. Aparte de aprender cosas muy interesantes, es una lectura muy amena y ,en ocasiones, hilarante. Si te animas a leerla… Te seguiré indicando el orden correcto ;). Ústed mande.

                  Un saludo :)!

                  Comentario por V — 4 diciembre 2011 @ 1:09 | Responder

        • Efectivamente, no es que sea una persona sin cultura, sino que no posee la cultura occidental grecolatina (que los romanos consideraban como única).

          Bárbaro significa, en suma, extranjero.

          Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2011 @ 22:54 | Responder

  3. Los neorruralistas asustan a Sarkozy

    Comentario por Mendigo — 15 diciembre 2011 @ 9:24 | Responder

    • Joder…. ¿ A qué esperamos para organizarnos así? Resistencia pasiva, desobediencia civil, presión boicoteadora…… Ya!!!!!!!!!!!!

      Comentario por V — 15 diciembre 2011 @ 12:49 | Responder

      • Pues a ser más de cuatro gatos, compai, a eso esperamos.

        Mientras tanto, el mejor boikot que puedes hacer es no consumir. Mientras la rueda de la economía sirva para llenar los bolsillos de una minoría, contribuir lo menos posible a su giro. Lo que propongo no sólo es comprometido, es bueno para tu bolsillo y probablemente para tu salud. Lo malo es que…esta año muchas personas tendrán que hacerlo forzadas por la necesidad.

        Comentario por Mendigo — 15 diciembre 2011 @ 18:53 | Responder

        • Lo sé. Pero también sé que una revolución auténtica empieza por uno mismo. Aunque fueramos cuatro pelagatos los que nos uniéramos para seguir otro estilo de vida, seguro que algo cambiaría, por poco que fuera. Ya sabes: la fuerza del ejemplo que empuja a otros a seguir los pasos. Esperar, a veces, me da la sensación de que es ineficiente y estúpido: no se puede pretender que el mundo cambie por sí solo, hay que propiciar ese cambio. Además, no hace falta ser muchos para vivir como uno quiere de verdad; es más, el ser muchos implicaría cierto punto de aborregamiento dañiño y detestable. Un cambio verdadero en el estilo de vida tiene que ser promovido por personas comprometidas, de forma honesta, con dichos ideales: el aborregamiento falsea cualquier intento de vivir de forma idílica.

          La verdad que a mí me atrae la idea de vivir en una especie de comuna, aislada del sistema actual, en una zona de montaña.

          Comentario por V — 15 diciembre 2011 @ 19:05 | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 208 seguidores

%d personas les gusta esto: