La mirada del mendigo

12 diciembre 2011

Piris II

Filed under: fotos — Mendigo @ 15:11

Geranium robertianum

+
+
+
+
+
+
+
+

La banda sonora, de un grupo bretón que fue precursor de otros muchos que empezaron a rastrear en el acervo musical popular, o tomándolos como modelo para grabar temas tan desenfadados y alegres como este, seguro que os suena, de su primer disco (1974):

+
+
+
+
+
+
+

La Géla. Según se disipa la niebla, aparecen las formas de las montañas que nos rodean.

Tras la portilla que aparece a la izquierda (Port Vieux, 2380m) está el puerto de Bielsa-Aragnouet. En verano no deja de ser un largo paseo pero, ahora mismo, para franquear ese paso habría que escalar una cornisa con pendiente negativa. Lo peor es que hay gente que sí que es capaz. Yo flipo.

+
+
+
+
+
+
+
+

Lacerta sp.

+
+
+
+
+
+
+
+

Portada románica de la iglésia del antiguo monasterio de Santa Cruz de la Serós.

Probablemente, el escultor no había visto un león en su vida. Pero por los relatos que había escuchado, debía tener claro el peligro de sus garras y mandíbulas. Por la lengua, debía ser un miembro de los Kiss. Por lo menos.

+
+
+
+
+
+
+
+

Otra de la familia de las cejialbas, tan diminutas como bonitas

+
+
+
+
+
+
+
+

Un roisseau de montagne

+
+
+
+
+
+
+
+

Típica foto de salvapantallas. Son los botones de unas florcillas, a punto de explotar.

+
+
+
+
+
+
+
+

La foto está tomada desde el antiguo torreón que hay sobre Cadéac, mirando hacia el pico de Tramezaïgues y la Neste de Rioumajou.

+
+
+
+
+
+
+
+

Qué cara de mala hostia que tienen los caballitos del diablo. Si alguien sabe identificar este…

+
+
+
+
+
+
+
+

En esta vaguada es donde nos hartamos de hundirnos en la nieve, camino del Arbizón y paramos a comer, encaramados a un pedrusco.

La próxima vez, aunque parezca desde abajo que hay poca nieve…raquetas.

+
+
+
+
+
+
+
+

No consigo recordar qué árbol era este. ¿Alguien lo reconoce, por la flor? Se parece a un cerezo, pero creo que no es.

+
+
+
+
+
+
+
+

Pic de Guerreys (2972m)

+
+
+
+
+
+
+
+

No podía faltar…¡una limonera! (Goneptheryx rhumi)

+
+
+
+
+
+
+
+

Lac de Génos, al atardecer

+
+
+
+
+
+
+
+

+
+
+
+
+
+
+
+

La campa de Artiga de Lin, en la Vall d’Aran

+
+
+
+
+
+
+
+

Euphydryas aurinia. Vaya ojazos que tiene esta nena…

+
+

28 comentarios »

  1. Mmm, la banda sonora me suena a una canción de los Mago de Oz, furibundamente famosos por estas tierras. Las fotos están como para chuparse los dedos, excepcionales.

    Comentario por cami — 12 diciembre 2011 @ 15:34 | Responder

    • Uf!

      Mago de Oz es una pena, la voz de nenaza que tiene el Molina. Mejor que ponga los morros en la flauta y no los saque de ahí.

      Y sí, sí que es verdad, tienen un aire…

      Comentario por Mendigo — 12 diciembre 2011 @ 20:06 | Responder

      • Suena a los Mago porque es exactamente el mismo disco:

        Una versión noventera, en Spanish “Jiga irlandesa”.

        Apertas, Medi!!!

        Comentario por cami — 16 diciembre 2011 @ 4:05 | Responder

        • Ah! Pues no la conocía, tronk!
          Mola, como el Molina no abre el pico….

          Comentario por Mendigo — 16 diciembre 2011 @ 10:05 | Responder

  2. Luego volveré…
    Ahora, ¡a comer se ha dicho!

    Comentario por Campurriana — 12 diciembre 2011 @ 15:54 | Responder

  3. La verdad es que el bicho parece más un tigre que un león. Claro que en aquella época tenían la misma idea de cómo era uno como otro: gatos enormes y terribles que comían gente.

    La flor parece más de manzano que de cerezo, pero tampoco lo tengo muy claro. Es la foto que más me gusta de la serie, por cierto.

    ¿el “8” con dos rallas debajo, en la foto de “Un roisseau de montagne”, estaba pintado en el árbol? es que se ve raro, como si estuviera pintado en la foto.

    La banda sonora magnífica, por cierto. Tengo por casa un par de vinilos y unos cuantos CD’s de Gwendal, que debo haber escuchado unos cuantos cientos de veces y serán otros tantos miles sin que me cansen. Aunque me costó cogerle el gusto a algunas cosas, sobre todo las “fugas” donde parecían competir dos o más instrumentos turnándose en la melodía (antes me parecía que rompían un poco el ritmo), hasta que en bretaña descubrí que esa forma de “turnar” instrumentos es parte de la tradición musical del país.

    Comentario por marcostonhin — 12 diciembre 2011 @ 16:19 | Responder

    • El tigre no tiene el simbolismo religioso del león (era uno de los evangelistas, no recuerdo cuál; también símbolo del poder papal, al lado del Crismón, y un montón de cosas más). Aunque realmente, sí que me recuerda más a un tigre u otro felino.

      Sí, el número sí que estaba ahí. Pensé en quitárselo, lo que nunca haría sería añadirlo, claro.

      Así que te molan también los Gwendal? Tú algo le has pegado a la música, no? Es que a veces me comentas cosas que pasan de aficionadillo. ¿Qué tocabas?

      Comentario por Mendigo — 12 diciembre 2011 @ 20:09 | Responder

      • Mis padres no tocaban ningún instrumento, pero siempre se empeñaron (sobre todo mi madre) en que tuviéramos cultura musical. No recuerdo haber aprendido a tocar la flauta, porque ya la tocaba (algo al menos) desde que tengo memoria, y siempre hubo varios instrumentos por casa, aunque fueran sencillos (harmónicas, ocarinas, etc.). Pero lo mío era el piano, aunque lo tengo algo abandonado.

        Y sí, lo sigo diciendo: tocar o escuchar música de Bach para mi es la cosa más aburrida y tediosa del mundo. Y eso que desde que tocamos el tema he intentado volver a escuchar algo de el para ver si le cojo el gusto, pero nada.

        Comentario por marcostonhin — 13 diciembre 2011 @ 0:03 | Responder

        • Anda, otro pianista!

          Me gusta mucho, el sonido del piano. Bueno, de casi cualquier instrumento. Me dais envidia, yo soy un verdadero negao, o será más bien que nunca me he puesto.

          Y nada, no te preocupes, tampoco te voy a mandar a las calderas de Pedro Botero porque no te guste Bach. Todos tenemos nuestras filias o fobias. Me sorprende, es todo, porque a mí, que no soy ni muchísimo menos un gran conocedor de su obra, pero me gusta mucho.

          Comentario por Mendigo — 13 diciembre 2011 @ 0:29 | Responder

          • No te preocupes que ahora mismo estamos casi igual. Después de 15 años (que se dice pronto) sin haber tocado un piano de verdad más que 3 o 4 veces en todos estos años, y un piano “de mentira” (nada de piano eléctrico: un teclado con las teclas sensibles) de vez en cuando, ahora cada vez que lo intento me cuesta más tocar hasta lo más sencillo.

            Comentario por marcostonhin — 14 diciembre 2011 @ 16:28 | Responder

            • Y no quieres volver a ponerte? Debe ser precioso, eso de que la música salga de tus dedos. Yo, lo más parecido que puedo hacer, es jugar con la cámara de fotos…

              Me figuro lo que me vas a decir: tiempo. Tocar medio decentemente exige un montón de práctica.

              Comentario por Mendigo — 15 diciembre 2011 @ 21:29 | Responder

  4. Espectaculares. Me están gustando mucho mucho estas series montañeras.

    La flor me parece de cerezo la verdad.

    Comentario por wenmusic — 12 diciembre 2011 @ 16:36 | Responder

    • Bueno, también porque alterno un poco con otras cosas, porque si sólo subiera fotos de nieve se acabaría haciendo aburrido.

      Pero ná, a ver si van gustando las siguientes.

      Comentario por Mendigo — 12 diciembre 2011 @ 20:16 | Responder

      • Hombre, le llamo series montañeras por el entorno donde están sacadas, no solo me refiero a las fotos de montañas. Sigues teniendo una habilidad especial (o la paciencia del santo Job) para las mariposas y demás bichos. Salen de fábula.

        Y las montañas con el lago… Mmmmm bella.

        Comentario por wenmusic — 14 diciembre 2011 @ 13:13 | Responder

        • Será que tengo el cerebro de mosquito, y por eso no me cuesta entender a las mariposas y demás bichejos… XDDDDDDDDDD

          Es que, de verdad, no es para tanto. Como con las nenas: si quiere dejarse, bien, y si no, pues habrá otra querrá ¡será por mariposas!😉

          Comentario por Mendigo — 15 diciembre 2011 @ 21:33 | Responder

  5. La del lagarto, en la que las hojas parece que salen de la fotografía…preciosas.
    La portada románica de esa iglesia….¡qué tratamiento de la luz!

    Esa mariposa azul que me tiene enamorada…

    El agua de seda made by Mendiguiño…
    Esas florecillas a punto de explotar…

    ¡¡¡El caballito del demonio!!!

    Camino del Arbizón, ese árbol solitario…

    La flor me recuerda también a la de los cerezos pero ni flowers, valga la redundancia…(preciosa, por cierto)

    ¡Qué bonita la limonera!
    Y la siguiente mariposa sobre la flor de almíbar…

    La campa de Artiga de Lin, en la Vall d’Aran…
    Mágica.

    Creo que he dicho todas, o casi…
    🙂

    Comentario por Campurriana — 12 diciembre 2011 @ 17:08 | Responder

    • ¿?¿?¿?¿?¿?¿?

      ¡Pero eso no vale! ¡Las has dicho todas, pelotona! Así flaco favor me haces!

      Bueno, todas, todas no.Y esta vez, sí que has mencionado alguna que me ha sorprendido. Pero vamos a ver ¡si tú te quejabas del efecto seda!

      Por cierto, la cejialba no está sobre el mismo tipo de margarita que la que me salió con colores almibarados. Si te fijas, ésta tiene sólo una sola fila de pétalos, mucho más anchos y en menor número, y el centro no está en forma de cono. Mira, eso también es una cosa bonita que tiene la fotografía: te fijas en cosas que antes pasabas por alto, te obliga a mirar lo que te rodea con otros ojos.

      Comentario por Mendigo — 12 diciembre 2011 @ 20:22 | Responder

  6. No te subas tan alto que un día de estos te nos vas a caer😉

    La fotos bastante bien, las que mas me han gustado han sido las de los bichos. La flor me inclino por el manzano, pero tampoco lo aseguraría.

    Gwendal está muy bien, la última vez que los vi en directo fue hace unos diez años y desde entonces no he vuelto a saber de ellos. Fueron los segundos musicos bretones que conocí, primeramente había escuchado ya a Alan Stivell.

    Comentario por Javi — 12 diciembre 2011 @ 18:31 | Responder

    • No te preocupes, no me guste meterme en aprietos. Trepo, pero no escalo. Cuando llega el momento de encordarse, yo ya digo: hasta aquí hemos llegado, a partir de aquí, para los valientes.

      Alan Stivell es más o menos de la época, no? Sí, acabo de mirarlo. Lo que no sabía es que fuera bretón, creía que era de las islas! Ya me figuraba que tú sí que ibas a conocer a Gwendal…

      Comentario por Mendigo — 12 diciembre 2011 @ 20:44 | Responder

  7. Mendi, ya he dicho que me gusta tu seda…sólo la tuya (que no nos escuche la lobita, jeje)
    Y respecto a esa flor…me fijaré en la anterior fotografía…(ahora tengo que salir a un curso pero me fijaré).
    Estoy de acuerdo contigo en que lleva la cámara colgando provoca muchos aprendizajes, muchas “fijaciones”.

    Por cierto, ¿Cuáles te han sorprendido de mi elección totalmente sincera y nada pelotillera?. Te diré por qué no he elegido las otras…por qué no elijo las que no elijo…¿así quedarás contento?🙂

    Comentario por Campurriana — 12 diciembre 2011 @ 20:27 | Responder

    • Ah, pues por mí mejor. Si en vez de decir las que más te gustan, dijeras las que menos y por qué, me resultaba mucho más útil.

      A ver, cosas que me han sorprendido: de nieve, mencionas la del Arbizon, cuando para mí es muchísimo mejor la segunda, de la Géla.

      El presunto cerezo, que incluso es la que más le ha gustado a Marcos, yo flipo. Está subexpuesta, con un fondo mortecino, y sólo tiene cierta gracia la ramita de atrás, desenfocada. Por cierto, esa foto está reencuadrada (le corte un poco a los lados, para colocarla bien en el cuadro). De hecho, te recomiendo que pruebes a meterle tijera a las fotos (cuando sea necesario). La disposición de los protagonistas en la escena es absolutamente crucial, y distingue una buena foto de una vulgar.

      La limonera es muy chula, parece un peluche, pero la foto no vale gran cosa. Lo mismo, tuve que luchar con muy poca luz, estaba entre las flores, y está con unos colores raros. Además, el fondo es muy confuso, me genera desasosiego.

      Y la Artiga de Lin, si hubiera salido el sol en el prado que tenía delante…pero es que la mitad de la foto está prácticamente negra. La niebla jugando entre las montañas es una preciosidad, es lo que más me gustó ese día. Me gustaría ser montaña y que la niebla se fuera escondiendo así, seguro q le debe hacer cosquillas. Por eso la subí, pero vamos, no es una foto que destacaría.

      En cambio, no mencionas la del Lac de Génos, y a mí me parece una foto redonda. O la primera flor. Mientras que el tímpano románico…era por incluir un poco de arquitectura en la tanda, por meter una lechuga entre col y col, pero eso de “tratamiento de la luz…”. Llegué, ví…e hice clic. XDDDDD

      Pues eso, insisto, es interesante aprender a ver las fotos con otros ojos, con otra perspectiva. Encantado que las comentes (y critiiiiica, sin miedo….¡con saña!).

      Comentario por Mendigo — 12 diciembre 2011 @ 21:05 | Responder

  8. Ah! Y en cuanto al debate de si cerezo o manzano. Ambos tienen los pétalos más anchos y oblongos que los de la foto, más estilizados.

    Vamos, eso creo. Al menos estamos de acuerdo en que no es la flor de la calabaza, algo es algo…
    😉

    Comentario por Mendigo — 12 diciembre 2011 @ 20:46 | Responder

  9. Mendigo, un día delante de un piano yo te enseño lo de los modos mayor, menor, las corcheas, las fusas y las confusas si quieres, pero por favor dime que es eso de la “cornisa con pendiente negativa” porque me suena a aquel invento capitalista del crecimiento negativo para no decirlo de otra manera. En cuanto a Gwendal… joé, la de años que no escuchaba yo estas cosas. Me acabas de hacer abuelo… y a mucha honra, que nos quiten lo bailao.

    Comentario por Aurora — 12 diciembre 2011 @ 22:14 | Responder

    • Quisiera entenderlo, y me lo han explicado más de una vez, pero no acabo de metérmelo en la cabeza.

      Lo de la cornisa es muchísimo más fácil. Mira esta cornisa en Peñalara, en la Sierra Madrileña (esta la tengo franqueado alguna vez, con la laguna abajo) esta foto. En la coronación de una montaña, hay una unión de dos planos nevados, las dos vertientes de la montaña, cada uno con unas condiciones de insolación, pendiente, espesor de la nieve… A veces, en la cresta de la montaña, la unión de esos dos planos nevados se soluciona por una cornisa. Esto es, vas subiendo, subiendo, subiendo, hasta que te encuentras en la cima con una pared de nieve de varios metros, próxima a la verticalidad. Es muy jodido pasar por ahí, sobre todo si la nieve no agarra.

      Lo de la pendiente negativa, es mucho más sencillo. El concepto de pendiente es intuitivo, no? A más pendiente, más inclinado está el plano por el que subes. La máxima pendiente es del 100%, que es una pared vertical, por donde hay que escalar. Bueno, pues cuando la inclinación sigue aumentando y pasa de los 90º respecto de la horizontal, decimos que la pendiente es negativa. En este caso, la cornisa está volada, saliendo hacia afuera. Subir por ahí es dificilísimo, porque tu cuerpo cuelga hacia el precipicio. Mira, aquí tienes un escalador intentando subir por un tramo con pendiente negativa. En una roca es muy jodido, en hielo jodidísimo y en nieve, imposible, porque no tienes forma de fijar nada, ni agarrarte a nada que sostenga tu peso.

      En la foto de esa portilla en los Piris, la cornisa está bajo la parte izquierda de la nube. Ahora me doy cuenta que con la foto en pequeñito no se aprecia nada bien. Pero es un paredón de varios metros, volado hacia afuera.

      Comentario por Mendigo — 13 diciembre 2011 @ 0:48 | Responder

      • Mira, otra cornisa en Peñalara.

        Y esta muy volada. Al desprenderse, puede desequilibrar el manto de nieve y formar un alud.

        Comentario por Mendigo — 13 diciembre 2011 @ 0:50 | Responder

        • Luego están las “horizontalidades negativas”😉 . Escaladores capaces de moverse totalmente colgados de techos, con la sóla fuerza de sus dedos y de la punta de los pies, a veces agarrados a asideros, y a veces agarrados sólo a una punta. Me quedo con la imagen de Alain Robert, el tío ese famoso por escalar de forma ilegal los mayores rascacielos del mundo, practicando en su casa agarrado a clavos y piezas de escalada (las típicas de los rocódromos) en el TECHO de su salón.

          Comentario por marcostonhin — 13 diciembre 2011 @ 10:06 | Responder

          • No es el mismo tipo, pero es la misma situación. Éstos ya me parecen la caña:

            Comentario por marcostonhin — 13 diciembre 2011 @ 10:09 | Responder

          • Marcos, si a mí me dieras mil años para practicar, pilotaría mejor que Rossi. No hay problema, no lo veo difícil. O nadaría mejor que Felps, o incluso llegaría a aprender a tocar un instrumento.

            Pero nunca, nunca, nunca, sería capaz de hacer eso. Creo que es lo único para lo que me declaro absolutamente incapaz. Alguna vez que me ha tocado una trepada bastante aérea, y cuando llego al final trago saliva para que los testículos bajen de nuevo a su posición habitual.

            XDDDDDDDD

            Y no es ná, 10 o 20m. Cuando veo a esa gente subiendo paredones de cientos de metros… buf!

            Comentario por Mendigo — 13 diciembre 2011 @ 16:30 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: