La mirada del mendigo

26 diciembre 2011

Religión albóndiga

Filed under: religión — Mendigo @ 11:19

En el mundo hay y ha habido infinidad de Dioses y Diosas, los cuales han sido alabados y adorados por un sinfín de religiones (una manifestación organizada de la superstición). Hay dioses primigenios y dioses secundarios, generalmente hijos de otros dioses. Si prescindimos de la genealogía divina y rastreamos su origen histórico, nos encontramos con interesantes filiaciones, pues como cualquier otra manifestación cultural (como la lengua o música) ninguna religión proviene de la nada, sino que toman elementos de otras pretéritas o coetáneas.

Pero como con la música, hay obras originales inspiradas en algo, reelaboraciones, copias descaradas y batiburrillos infectos. El cristianismo pertenece a esta última categoría. El cristianismo es a la historia de las religiones lo que las croquetas o las albóndigas son al arte culinario: lo que cocinamos para aprovechar el resto de los platos.

Efectivamente, el cristianismo toma el libro sagrado hebreo, el Tanaj (cuyo núcleo es la Torah, llamado en la cristiandad el Pentateuco) y le añade un opúsculo sobre las andanzas de su Dios secundario y sus acólitos. Esta rama del judaísmo quiere ver en ese Jesús el cumplimiento de la profecía relatada en la Torah sobre la venida del Mesías (aunque todavía no hemos visto cumplida la parte del fin del mundo). Los mormones añadieron aún otro opúsculo más, el evangelio de Joseph Smith (que como nombre de profeta queda un tanto ridículo), que es la expresión más pura y sublime del cretinismo. Y en la cima de la depravación está el refrito violento que Mahoma hizo de la fe rabínica en su pútrido Q’ram (el siempre creyó que lo que él defendía, era la fe judía original).

Pero es que la religión nacional hebraica dista mucho de ser una religión original, pues este pueblo seminómada fue tomando elementos de otras religiones de culturas más poderosas durante su largo periodo politeista hasta que fueron a terminar en un concepto de Dios supremo sospechosamente parecido al que enseñaba el clero heliopolitano. Yahveh es sospechosamente parecido en sus cualidades y atributos a Re, aderezado con una pulsión genocida muy del gusto de ese pueblo de cabreros y salteadores de caminos (oficios que siglos más tarde seguía practicando Mahoma y sus banda).

Al respecto recomiendo el artículo de Yuri: El origen de Dios.

El diluvio universal se puede rastrear en decenas de mitos de otras tantas culturas, que quizá guarden el recuerdo legendario del fin de la glaciación würmiense, periodo de rápido cambio climático que lleva asociado la fusión de los glaciares, subida del nivel marino y aumento de la pluviosidad. El árbol del bien y del mal es un calco del árbol de la vida, central en la mitología sumeria, civilización superior de la cual los pueblos semitas tomaron la mayor parte de su religión, deformándola hasta adoptar la forma de un nacionalismo belicoso. El mismo mito de la creación del hombre a partir de barro, cuya vida fue insuflada por Dios no es más que la mala traducción semita del mito sumerio, por la confusión entre las palabras sumerias para costilla y vida (ti). Es estúpido pensar que la mujer nació de una costilla del hombre, la traducción correcta de ese mito, en el original, es que el hombre nació de una primera mujer, Ninti o “mujer de la vida”, como entiende cualquier que tenga dos dedos de frente. La mujer como principio generador de vida, mientras que la misoginia semita no podía aceptar una leyenda que hiciera a la mujer anteceder al hombre, deber a ella su existencia.

Por cierto, como curiosidad, el ADN mitocondrial confirmó que toda la humanidad descendemos de una misma mujer, que se piensa habitó en lo que ahora es el cuerno de África: la teoría de la Eva negra.

Pero estas coincidencias creo que ya las he contado otras veces. Ahora vamos a ir a tiempos más recientes, para analizar algunos parecidos razonables de la iconografía cristiana con la religión pagana, es decir, de los habitantes de los pagus o aldeanos, los que persistieron en los cultos tradicionales sin someterse a la religión que tras la conversión de Constantino pasó a ser religión oficial (su hijo, Constancio, mandó ejecutar a filósofos y sacerdotes fieles a los cultos tradicionales, mártires de la religión grecolatina que no pasaron a la historia por defender un culto ya extinto).

Por ejemplo:

ascensión

La asunción de la Virgen, tema infinitamente representado en la cristiandad (en este caso, por Murillo, s.XVII). Podría despotricar del insulto a la mujer que supone la sublimación del himen, pero mejor me centro en la cuestión principal.

En este grabado del s.II la que asciende a los cielos es Sabina, ante la mirada de su esposo el emperador Adriano.

apoteosis de Sabina

En ambos casos, ambas semi-diosas (mujeres mortales cuya relación con personajes divinos les confirió los poderes divinos) son elevadas con ayuda de querubines en un caso y una Victoria alada, en el otro. Por cierto, la diosa Victoria, Nike, es la deidad griega que da nombre y logo (su ala) a una conocida marca de ropa deportiva. Su pronunciación correcta no es, como todo el mundo pretende, “naik” sino “niqué”.

En el caso de Jesús no se puede hablar de asunción sino de ascensión, pues no necesitó el concurso de otra fuerza para subir a los cielos. Tampoco el emperador Octavio Augusto, que de su pira funeraria salió un águila, símbolo del imperio, que ascendió a los cielos. Al menos así lo contaba la religión oficial del Imperio Romano, hasta ser sustituida por el nuevo culto oriental. ¿Nuevo?

Aquí vemos una foto actual que se repite en algunas iglesias. Figuras de cera en un templo cristiano (Olhão, en el Algarve) representando el miembro del cual se pide su sanación.

exvoto

Se lo piden a Nuestra Señora de los Afligidos, curiosa forma de sincretismo religioso, que transformó el numeroso elenco de diosas en “advocaciones” de la misma diosa secundaria: la madre virgen. Podríamos recordar que todo héroe o Dios que se precie también ha nacido de vientre de virgen, cómo los Dióscuros, Cástor y Pólux, hijos de Leda y Yahveh-Zeus, que sedujo a la virgen convertido en ¿paloma? No, en cisne, según esta variante griega del mismo mito (que seguramente habrían escuchado los evangelistas, pues Palestina era de aquella parte de los dominios seleúcidas, un reino helenístico).

Pero dejemos de divagar. En la Roma Republicana no ofrecían las reproducciones de órganos enfermos (magia simpática) a la Virgen de los Desamparados, sino a Esculapio, Dios de la medicina (el Asclepio griego que tomaron del Imhotep egipcio, personaje real que vivió en el siglo XXVII a.C. Un verdadero hombre renacentista en el Imperio Antiguo, estadista (visir de Zoser), sacerdote de Ra, arquitecto (él diseñó los planos de la pirámide escalonada de Saqara, la primera), aunque ganó la divinidad por sus conocimientos de medicina (en el Imperio Antiguo ya existía la cirujía, ya que nos han llegado trépanos, bisturíes y escalpelos de cobre de aquella época).

exvoto

En concreto, esta es una mano votiva de terracota del s.III-I a.C. Era una costumbre muy generalizada hasta el s.I y, como no se podían destruir por su carácter sagrado, se acumulaban en grandes zanjas en las inmediaciones del templo, donde ahora han sido recuperadas por cientos.

Seguimos con los parecidos razonables disfrutando esta talla del siglo XIII de una Virgen entronizada.

entronizada

Escena mil veces repetida, como lo era antes de que Justiniano forzase la religión cristiana como la única verdadera, la imagen de la Magna Mater:

magna mater

Antiquísima Diosa común a todos los pueblos del Mediterráneo, que en cada puerto tenía un nombre, aunque el que más ha triunfado es el minorasiático: Cibeles. Aquí, con dos leones, sus dos desgraciados amantes (no era tan estrecha como su copia judeocristiana).

+

En Irlanda, en Bretaña, en Galicia…ha perdurado la costumbre de poner un sencillo templete (un podium) con una cruz en las encrucijadas de caminos, que servían de protección al viandante. Aquí les llamamos cruceiros (muchos de los cuales fueron robados y ahora están adornando el jardín del chalet del señorito).

cruceiro

Pues también esta cristianísima tradición no es más que la adaptación de un culto mucho más antiguo, más incluso que la fundación del pomerio romano. Los pueblos del Lacio situaban en los cruces de caminos templetes en los cuales ponían la imagen de un tipo particular de dios lar, el lar compital, que protegía a los caminantes y que, un cierto día del año, era objeto de procesión por los vecinos del lugar (las Compitalia).

lar

Con la imposición del cristianismo como religión oficial y la prohibición de cultos paganos, se bajaron a los lares del fuste de las columnas y se colocaron cruces en su lugar.

Otras veces, se construían iglesias con los restos de un castro, para cristianizar un lugar. Y así ad infinitum, hasta que fueron borrando las huellas del pasado para que no quedaran resquicios en la cosmovisión cristiana que se ofrecía desde todos los ángulos.

+

Con todo esto, quería hacer mi particular celebración de la Navidad, es decir, el rito pagano de las Saturnalia, la festividad romana del solsticio de invierno (común a todas las civilizaciones agrícolas del orbe) en que se detenían las guerras (inútil, pues hasta la primavera no había nuevas campañas) y en la que se intercambiaban regalos y votos de paz y felicidad.

Aquí le doy la palabra a V, que ha investigado un poco más el asunto:

La palabra Navidad viene del latín nativitas, que significa “nacimiento”. ¿Pero de qué nacimiento hablamos? Del de Cristo desde luego que no, porque como bien documentado está en la santísima Biblia, Jesús no nació en invierno.

El 25 de Diciembre no es la fecha en que Cristo nació, porque diciembre en los tiempos de Cristo era invierno, pues, cuando él nació, los pastores velaban sus rebaños en el campo. Dice(Lucas 2:8) “Había pastores en aquella región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.”. Los pastores en Palestina no guardan las vigilias sobre sus rebaños durante el invierno. Siempre traen sus rebaños de las montañas a los rediles antes del 15 de Octubre. Ese detalle en primer lugar nos enseña que Jesús no nació en invierno sino en otoño.

Entonces, ¿por qué se celebra su nacimiento el 25 de Diciembre? Muy sencillo, porque la Iglesia trató de aprovechar la religiosidad pagana, dándole a los atávicos rituales un barniz que los hiciese compatibles con la nueva teología (si no puedes con tu enemigo…).

En el Imperio romano, las celebraciones de Saturno durante la semana del solsticio, que eran el acontecimiento social principal, llegaban a su apogeo el 25 de diciembre. Para hacer más fácil que los romanos pudiesen convertirse al cristianismo sin abandonar sus festividades, el papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en esa misma fecha.
Algunos mantienen que el 25 de diciembre fue adoptado solamente en el siglo IV como día de fiesta cristiano después de que el emperador romano Constantino I el Grande se convirtiera al cristianismo para animar un festival religioso común y convertir a los paganos en cristianos. La lectura atenta de expedientes históricos indica que la primera mención de tal banquete en Constantinopla no sucedió sino hasta 379, bajo San Gregorio Nacianceno. En Roma, puede ser confirmado solamente cuando se menciona un documento aproximadamente del año 350, pero sin ninguna mención de la sanción por el emperador Constantino.

Como ingeniero, os deseo una Feliz Natividad de Isaac Newton, nacido el 25 de Diciembre de hace 369 años. Es decir, quedan pocos días para terminar el año 369 d.N.

+

La banda sonora no puede ser otra cosa que…Madredeus:

A ver si, al menos, convierto a Marcos en fiel a la Magna Mater y la buena música.

33 comentarios »

  1. La originalidad hecha religión vaya… Pero bueno al fin y al cabo, la mayor parte de nuestra cultura ha adaptado muchas de las tradiciones y conocimientos pretéritos, a nuestro tiempo, con sus progresos y sus modificaciones… Por ejemplo, la doctrina aristótelica está muy presente en el conocimiento epistemológico occidental y, ésta a su vez, se interrelaciona con el dogma cristiana. En resumen, una amalgamia completa.

    Por cierto, ya que pones música… No sé si conoces a esta paisana tuya, pero creo que merece la pena escucharla:

    Realiza una mezcla de música popular y música electrónica interesante. Yo la descubrí, en verano, por una entrevista suya en Radio 3, en el programa “Carne Cruda” y me llamó la atención su forma de ver la música.

    Comentario por V — 26 diciembre 2011 @ 19:16 | Responder

    • Mercedes Peón? Uy! Esta piva ya ha hecho de todo, desde lo más tradicional a movidas contemporáneas y más arriesgadas como ésta.

      Realmente, hablar en la religión cristiana de “ortodoxia” es un completo absurdo, ya que, de aplicar la ortodoxia a las religiones, el mismo cristianismo debiera desaparecer pues no es más que un batiburrillo de mitos montados sobre la base de la religión hebrea, que a su vez es un refrito (de sabor desagradable, es más enojoso leer el Tanaj que el Mein Kampf).

      Comentario por Mendigo — 28 diciembre 2011 @ 0:20 | Responder

  2. Como explican perfectamente en el famoso documental de Zeitgeist, la mayoría de las religiones proceden de la adoración de los astros. Cosa totalmente lógica, ya que los astros eran lo único que tenían los antiguos, día sí y día también, y entre ellos el Sol, que les traía la luz y el calor, era el rey, el Dios supremo. Ante su aparción todos los demás se desvanecían. Es normal que se celebrara tanto los solsticios, principalmente el de invierno, en el que se celebra el nacimiento o, más correctamente, el renacimiento del sol (derivando en el nacimiento del dios/semidios correspondiente de cada religión). Es decir, se celebra el fin de la época de frío y oscuridad… y miedo, y el comienzo de los días cada vez más largos. Hay que tener en cuenta que hoy es fácil salir a dar una vuelta por la noche, pero hace unos milenios la noche era una tremenda oscuridad donde acechaban a saber que bestias (la mayoría reales), y al ser humano no le quedaba otra que refugiarse en sus casas para estar seguros. Ello explica aún más la adoración divina que tenían que sentir por el sol.

    Diluvio universal: hay una teoría, cada vez más probable a medida que se hacen nuevos descubrimientos, que apoya que el mito del diluvio proviene del nacimiento del Mar Negro. Aunque aún no hay pruebas concluyentes, parece muy probable que el mar negro fuera en la antigüedad un inmenso territorio donde vivían muchos pueblos. En un momento dado, supongo que debido al deshielo, la masa de tierra que separaba el mediterráneo del “Valle Negro” cedió, inundando todo ese territorio con resultados previsiblemente cataclísmicos. Si fue así, tuvo que ser algo enorme y horrible, aguas revueltas arrasando con multitud de pueblos distintos durante meses (la tremenda cantidad de agua que constituye el mar negro no se mueve en dos días). Tubo que ser algo bestial. Si realmente fue así, es totalmente comprensible que derivara en un mito en todas las religiones de la zona, un castigo divino de magnitud global.

    No sabía de dónde venía la palabra “pagano”. Curioso lo bien que demuestra el desprecio de los poderosos por el pueblo.

    Y sí, me encanta la banda sonora de hoy. Como ya te dije, Madredeus me parecen buenísimos y me encanta escuchar una canción o dos. A la tercera mi atención se desvía hacia el vuelo de las moscas o el paso de las nubes.

    Comentario por marcostonhin — 26 diciembre 2011 @ 23:22 | Responder

    • P.D.: Lo de que todos venimos de una sóla mujer ya lo escuché muchas veces y me sigue pareciendo una chorrada. Sí, es fácil (muy fácil) que todos tengamos un antepasado común en una mujer. Bueno, más bien en multitud de mujeres (y hombres), ya que después de cientos de miles de años una generación tras otra se habrá entrecruzado, por lo que en realidad todos estamos emparentados con todos. Si vas subiendo por la red de generaciones, es fácil llegar a cualquier punto (o a cualquier individuo) si es suficientemente lejano.

      Comentario por marcostonhin — 26 diciembre 2011 @ 23:27 | Responder

      • Efectivamente, Marcos. En realidad la importancia de la teoría de la Eva mitocondrial no es afirmar que todos descendemos de una misma mujer que, como dices, es lógico. Sino ser capaces de determinar cuándo habitó esa Eva (por la variabilidad del genoma entre generaciones) e intentar discernir dónde, por comparación con los grupos étnicos actuales, y seguir a partir de ella un mapa de las migraciones que llevó a nuestro linaje a poblar el mundo.

        En cualquier caso, me parece una idea hermosa la de pensar que todos descendemos de una misma mujer.

        Comentario por Mendigo — 28 diciembre 2011 @ 0:05 | Responder

        • Es que, yendo hacia atrás en el tiempo, acabaremos en un punto en que casi todos los habitantes que haya en un momento dado (y que tengan descendientes) son antepasados comunes de toda la humanidad actual. Es absurdo, por no decir manipulador, decir que hay “una mujer” de la que descendemos todos. De ahí a que los magufos lo pongan como prueba de la existencia de Adán y Eva hay un paso.

          Comentario por marcostonhin — 28 diciembre 2011 @ 19:38 | Responder

          • La teoría de la Eva mitocondrial habla de mitocondrias más que de mujeres; dejando de lado licencias poéticas, aquí las hembras humanas actuan solo como portadoras. El interés de esta teoría es tal como indica Mendi, aunque no es cierto que pueda hablarse de una primera mujer, pues sus mitocondrias venían de su madre y de su abuela, etc, y así llegaríamos a la primera mitocondria cuando no existían ni los dinosaurios. El interés está en que permite situar no a una, sino a distintas “evas” a lo largo de la evolución de los grupos humanos, pero también otros parientes, pues todos los animales y plantas tenemos mitocondrias que descienden de aquella lejanísima antepasada.

            Por otra parte decir que todos tenemos una antepasada común es correcto, pero confunde. Porque solo es a efectos “nominales”: si pudieramos hacer el árbol genealógico podríamos poner a un Adan y una Eva en la base del tronco, pero en nada nos pareceríamos a ellos, porque no estaban solos y los cruzamientos entre distintos linajes en múltiples generaciones hacen que poca cosa quede ya en nosotros de aquellos genes. A veces cuesta hacerse una idea de estos conceptos, aunque responden a leyes simples; un ejemplo de los efectos “nominales” es el efecto fundador en la colonización de islas, que ya ha sido estudiado y comprobado. Imaginemos un barco con 20 marineros que naufraga en una isla paradisíaca y aislada donde vive un grupo de indígenas. Se hacen los amos del lugar, forman familias y les dan sus apellidos. Al principio hay 20 apellidos distintos, pero al cabo de dos siglos, todos los habitantes se llaman igual. No parece posible, pero es así, en un grupo pequeño la variación en los apellidos tiende a desaparecer por varios motivos de azar: falta puntual de descendencia por infertilidad o muerte prematura, o por ley: cuando en un momento dado la descendencia de un apellido son hembras y solo se transmite el del padre. En este caso queda claro que al final todos los habitantes parecen descender de un primer colonizador porque llevan su apellido, pero en realidad llevan los genes mezclados de la mayoría de aquellos primeros náufragos. Es el mismo caso de las mitocondrias pero en transmisión masculina. (Y en esta isla el análisis genético mitocondrial diría que nadie desciende de aquellos náufragos, lo cual también es falso)

            Comentario por Josep — 29 diciembre 2011 @ 0:59 | Responder

            • También hay un estudio semejante con el ADN cromosómico, que se transmite por vía paterna, y que sitúa a “Adán” en épocas mucho más recientes, de 75.000 años (es decir, que entre “Adán” y “Eva” habría 125.000 años de diferencia.

              Lo importante de relacionar estas dos teorías es constatar que el poblamiento del mundo se produjo en varias oleadas desde África, usando los puentes naturales creados por la sucesión de glaciaciones (corredores de vegetación en desiertos, bajada de las aguas, puentes de hielo…).

              Muy buen comentario, Josep. Se te echaba de menos.

              Comentario por Mendigo — 29 diciembre 2011 @ 15:52 | Responder

    • Es verdad, había leído sobre lo del Mar Muerto. También en la región de los grandes lagos ocurrió un fenómeno parecido, cuando un dique de hielo cedió, anegando una gran superficie que ahora es el lago de ¿San Lorenzo? No, lo acabo de consultar, es el río de San Lorenzo que se forma en el lago Ontario.

      Igualmente, puede que el recuerdo de ese episodio de la última glaciación (cuando estaban entrando la última expedición de pobladores americanos desde beringia) el que marcara en la memoria colectiva de los pueblos americanos la idea de la gran inundación.

      Es muy interesante, y bonito pensar que detrás de los mitos (como el del Dios Esculapio) existe el germen de una historia real, un canto rodado irreconocible después de discurrir por el río de la historia.

      Comentario por Mendigo — 28 diciembre 2011 @ 0:14 | Responder

  3. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Religión albóndiga esmola.wordpress.com/2011/12/26/religion-albondiga/  por javierchiclana hace […]

    Pingback por Religión albóndiga — 29 diciembre 2011 @ 11:18 | Responder

  4. ¿No conocen al doctor Repronto?
    http://minchinela.com/repronto/2008/12/01/especial-navidad-%C2%BFcual-es-el-espiritu-de-la-navidad/

    Comentario por HugoMM — 29 diciembre 2011 @ 11:34 | Responder

    • Jajajaja

      Sí, lo conocía, pero no había visto este capítulo. Muy bueno, acabo de terminar de verlo. Sin embargo, creo que es incorrecta la afirmación que hace, sacada del Zeitgeist, de que algunas de esas divinidades nacieran un 25 de Diciembre. Sería interesante comprobarlo, por cierto. Pero aún me tengo que poner, y tú me lo recuerdas, con lo de los medios de comunicación…

      Ahora, es mucho más bonito ponerse a bucear en la mitología antigua que en los accionistas de unas empresas, qué duda cabe! XDDDDDD

      Gracias, por el enlace, tronk!
      😉

      Comentario por Mendigo — 30 diciembre 2011 @ 0:24 | Responder

      • Todas las mitomanías sobre fechas son absurdas, pues como bien saben todos los estudiosos de estas creaciones humanas (calendarios) hay múltiples saltos de fechas (por ejemplo, un escrito arqueológico en que se mencione una batalla el 23 de Febrero del año 680, esa fecha no se corresponde con nuestro calendario gregoriano).
        Es fácil indagar los cambios y manipulaciones que históricamente se han hecho por ejemplo en la asignación de la supuesta fecha del nacimiento de Jesús (cuya existencia real, como un simple humano, ni siquiera está clara).
        Desde tiempos muy remotos, el Solsticio de Invierno es una fecha clave y los astrónomos de la antigüedad habían comprobado como tres días después de esta fecha se podía observar como el Sol (la divinidad por excelencia) detenía su caída respecto al horizonte y empezaba a remontar (renacer). Obviamente, todo esto desde el punto de vista ridículo y egocéntrico de los habitantes del hemisferio norte (que tienen la hegemonía de imponer la ideología al resto de la humanidad).

        Comentario por Panoramkamix — 2 enero 2012 @ 20:00 | Responder

        • Pero sí que sabemos pasar, por ejemplo, fechas del calendario juliano al gregoriano. En las conversiones de calendarios no habría muchos problemas.

          Comentario por Mendigo — 3 enero 2012 @ 9:39 | Responder

  5. “el ADN mitocondrial confirmó que toda la humanidad descendemos de una misma mujer”
    Falso. Como ya se ha objetado en comentarios anteriores. Ademas, estudios recientes cuestionan la principal premisa de que el ADN mitocondrial proviene exclusivante de la mujer (óvulo)… aparte de “ingenuas” suposiciones propias de la euforia de una ciencia incipiente. La realidad es muchísimo más compleja.

    Comentario por Panoramkamix — 2 enero 2012 @ 19:35 | Responder

    • No, no es falso. En todo caso será erróneo.

      En comentarios anteriores lo que se ha objetado es que es una obviedad: retrocediendo en los linajes lo suficientemente, siempre podremos encontrar un antepasado común.

      En cuanto a que el ADN mitocondrial no se hereda por línea materna, es la primera noticia que tengo. Si quieres aportar alguna información…pero vamos, no creo que los estudios sobre genoma sean ni ingenuo ni incipiente. En todo caso, serán perfectibles. Si tienes alguna información interesante, mejor que pongas enlaces y la compartas.

      Comentario por Mendigo — 3 enero 2012 @ 9:43 | Responder

      • El ADN mitocondrial tiene que heredarse por línea materna, sí o sí. Del espermatozoide sólo entra en el óvulo el núcleo, nada más, por lo que el único material mitocondrial que puede recibir el feto es el del propio óvulo (el de la madre, por lo tanto).

        Comentario por marcostonhin — 5 enero 2012 @ 21:30 | Responder

        • El espermatozoide tiene mitocondrias y teóricamente podrían mezclarse con las del óvulo y mantenerse en las celulas del embrión. Se considera que esto no ocurre porque son pocas y son eliminadas dentro del óvulo. Pero la biología no es una ciencia exacta y hay diferentes posibilidades para que esto no sea siempre así. Y aunque sea un fenómeno de frecuencia tan baja como una mutación, sería suficiente para introducir errores importantes en la cronología de la evolución humana estudiada según esta técnica. Ya ha citado mendigo la gran diferencia de años estimados entre el “Adán cromosómico” y la “Eva mitocondrial”. Son técnicas muy interesantes, pero aproximadas, y no más precisas que otras disponibles. Lo bueno es que todas las aproximaciones tienden a apuntar en la misma dirección, y entonces tenemos la base para construir teorías sólidas.

          Aqui un ejemplo de transmisión de ADN mitoc. paterno.
          http://www.mitochondrial-disorder-information.com/support-files/mitochndrial_inheritance.pdf

          Comentario por Josep — 5 enero 2012 @ 23:40 | Responder

          • No tenía ni la menor idea de que el ADN de la mitocondria pudiera mezclarse con el ADN del núcleo.

            Gracias por la aclaración, tocayo.

            Comentario por Mendigo — 8 enero 2012 @ 22:34 | Responder

            • ¿¿¿???
              Eso no digo que no pueda ser, pero parece más difícil. Mi comentario se refería a los anteriores sobre la posibilidad o no de transmisión de mitocondrias del padre junto con las mitocondrias de la madre. Del ADN nuclear no dije nada.

              Comentario por Josep — 10 enero 2012 @ 0:31 | Responder

              • Vale, lo había entendido mal, perdona. Eso me pasa por leer aprisa y corriendo. Estamos hablando siempre del ADN mitocondrial, que queda “contaminado” por el ADN mitocondrial del espermatozoide.

                Comentario por Mendigo — 10 enero 2012 @ 0:42 | Responder

  6. No había leido esta entrada.
    Recomiendo un libro sobre esto del génesis y más cositas “Ismael”. Para el que no lo conozca aquí lo paso.
    http://www.quedelibros.com/libro/72954/Ismael-espanol.html

    Comentario por Karkos — 5 enero 2012 @ 12:46 | Responder

    • Karkos, luego te quejas de que me meto contigo, pero hostias, no sé si vas a hacer muchos amigos por aquí recomendando libros con argumentos como el “Ismael” éste: “diálogos socráticos por via telepática entre un maestro gorila y su alumno humano”. Vaya tela…🙂

      Comentario por Josep — 5 enero 2012 @ 23:59 | Responder

      • Juder, hasta llegar al gorila telepático, tampoco tenía mala pinta.

        Se agradece la recomendación, pero voy de dejar que se lo pille primero Josep, que se ve que le ha despertado interés, para que luego me lo pase y me ahorro las pelas.

        XDDDDDDD

        Desde luego, ocurrente. Y si lo recomiendas, al menos merece ser tomado en consideración.

        Comentario por Mendigo — 10 enero 2012 @ 0:48 | Responder

  7. Lo siento Mendigo, con la religión tengo solo dos reacciones posibles. Una es partirme de risa sobre las barbaridades que cuentan (la católica sobre todo) y la otra es un dolor visceral de estómago como reacción a todo el beaterío que intentaron hacerme arrastrar y del que me costó mucho (y me cuesta aún) evadirme. Así es que he leido en diagonal tu entrada y me he quedado directamente con el final. Con la música, como siempre, no defraudas. Y la idea de celebrar lo de Newton me parece excelente!

    Comentario por Aurora — 5 enero 2012 @ 22:25 | Responder

    • Bueno, no te preocupes, es cuestión de gustos. A mí, la historia de las religiones me parece muy interesante, cómo evolucionan, mutan, se intercambian mitos… Es como los cuentos populares, que si aparecidos, lobishomes, Santa Compaña, meigas y trasnos…me encanta. Son una expresión muy interesante de la imaginación popular. Pero claro, de ahí a creérselos…

      Además, los dioses dicen mucho de los pueblos que los crean. Nada que ver, por ejemplo, el panteón griego, con Dioses socarrones, caprichosos, enamoradizos…al Yaveh abrahámico, un monstruo nacido en una de las tierras más duras del mundo: el desierto del Neguev. O en lo cercano, nada que ver la religiosidad andaluza, ferviente adoradora de iconos (idólatra), con la castellana, mucho más próxima al rígido dios semita; o la gallega, politeísta y animista, con una rica variedad de dioses y seres fantásticos.

      Comentario por Mendigo — 8 enero 2012 @ 22:44 | Responder

  8. A mi este tema me encanta… un día volveré a tener tiempo, grrrrr… pero según iba leyendo, voy recordando uno de esos artículos que tengo a medio escribir… es un relato en el futuro, que trata de unos antropólogos que están investigando la religión de los Jedis, porque hoy nos sonreímos al saber que se ha creado como religión oficial, pero en un par de siglos… ¡igual es la imperante!😀 jajajaja

    Feliz año…

    Comentario por Nynaeve — 6 enero 2012 @ 21:16 | Responder

    • Yo, en esto, cada vez tengo menos esperanzas. Parece que la gente evoluciona, deja de creer en estupideces…pero sólo se reconvierte, y cree en otras. Dejan de rezar el rosario, para leer el horóscopo, recitar vedas o comprar unas velas mágicas (cerca de mi casa ha abierto una tienda de magufadas, se ve que hay clientela).

      La gente es idiota, y desde siempre es mucho más sencillo explicar los fenómenos naturales por medio de cuentos (truena porque Zeus se enfada o llueve por la intervención de San Cucufato) en vez de aprender que se trata de una descarga eléctrica debida a una diferencia de potencial entre la tierra y las nubes, o que la lluvia no es más que la coalescencia de minúsculas gotas de agua cuando las condiciones de temperatura producen la condensación del vapor que existe en el aire. A mí me parece fascinante la explicación científica. También es muy bonita la otra, la mitológica o mágica, pero simplemente no es cierta.

      Un abrazo, compi!

      Comentario por Mendigo — 8 enero 2012 @ 22:52 | Responder

      • Somos supersticiosos. Pero hay más. Para el ser humano, parece ser que perder la tutela es algo que lo puede hasta volver loco. Necesitamos los límites. Eso se nota mucho en los niños. Si a un niño no le pones límites, él los busca incesamentemente, aunque en el camino pueda hasta matarse.

        Podríamos decir que ahora los límites son la ley, pero para eso tienes que respetarla, o mejor dicho que sea en sí misma objeto de respeto, cuando la ley y todo lo que hay alrededor se ha vuelto tan “partidista”, se le pierde el respeto. No es lo mismo que le regañen a un niño sus padres que un desconocido. Igual que el ejemplo de los límites, ellos quieren los límites puestos por sus padres. Igual un profesor se los intenta poner, pero eso no les hará parar, hasta que sean los que ellos han decidido que tienen que ponérselos.

        Con la religión pasa un poco igual. Es un “ser superior” quien te está poniendo los límites. No te castiga un igual si los traspasas. En esto de internet se nota un montón. Hay gente por aquí que ha llegado a verdaderas bestialidades, escondido en el anonimato. Igual luego les conoces en la vida real y son ¿ceros a la izquierda? o simplemente anodinos, o la típica persona con la que todos “podemos contar”.

        No hace falta ni magufadas ni nada. Yo no he sido creyente jamás… pero la letanía de “si no me saca hoy el profe para dar la lección, prometo que mañana me la sé para un 10”, es algo que tengo fijo en mi memoria, y más la sensación de que alguien me había quitado un peso de encima, cuando efectivamente no me sacaba a la pizarra.

        Muuuuuuuuuuuaks!

        Comentario por Nynaeve — 9 enero 2012 @ 21:02 | Responder

        • Pero precisamente, la autoridad externa es necesaria en el caso de los niños. Pero según van desarrollando su inteligencia, le vamos quitando los ruedines a la bici de su conciencia. Poco a poco, tienen que ir aprendiendo a tomar decisiones de forma autónoma, y asumir sus consecuencias, por supuesto. Para mí de eso va la educación: enseñar al niño a pensar y decidir libremente.

          Y tienes toda la razón, hay personas que nunca aprendieron a ir en bici sin ruedines, y necesitan del apoyo de normas externas, impuestas por el Estado o la divinidad. Sin ellas, se encontrarían perdidos en un mar de decisiones. El esclavo que, aunque se le rompan sus cadenas, sigue aferrado a ellas porque no sabe qué hacer con su libertad, le atemoriza (siempre recomiendo sobre ello un libro del psicólogo alemán Erich Frömm, el miedo a la libertad, soberbio). Una especie de agorafobia del que ha pasado desde niño, toda su vida recluido. No deja de ser una invalidez intelectual, un individuo lisiado moralmente desde pequeño, al haberlo encerrado en una jaula normativa fuera de cuyos barrotes no sabe vivir.

          Sin embargo, el mundo es infinito y multiforme, al cual la más completa y extensa de las legislaciones se adapta de mala manera. Nuestra inteligencia es mucho más potente para tomar la decisión adecuada en cada caso que cualquier compendio de normas, leyes o mandamientos (que pudieran existir, aunque sea como referencia).

          Comentario por Mendigo — 10 enero 2012 @ 0:37 | Responder

          • Gran autor Erich Frömm, sí señor, Yo te recomiendo, si no has leído, el “Arte de Amar”; también tengo pendiente otro suyo, “El humanismo como utopía real” y apuntaré el que tú comentas😉.

            Sé que no te gusta Ortega y Gasset, pero quería sacarlo a colación porque, en “El Espectador”, comenta algo interesante sobre la etimología de la palabra “superstición”.

            De la wiki:

            Etimología del término: la palabra española «superstición» corresponde al verbo latino super-stare (‘permanecer sobre’, que para los romanos tenía el sentido figurado de «ser testigo» o «sobrevivir»).

            Más claro el agua, ¿ no?. Se llama superstición a todo poso de creencias irracionales que se han ido conservando en la mente de las personas a lo largo de los siglos. Somos una amalgamia de creencias y conocimientos y no lo digo, solamente, por la cultura en sentido abstracto. Aunque, científicamente no esté comprobado, es obvio que, al igual que los instintos en los animales, se heredan, se alguna forma, las creencias y saberes. Así pues, no sólo la cultura sino también los genes influyen a la hora de tomar, ante la vida, una u otra actitud espiritual.Conservamos, como decía Gasset, un fondo mágico propio de nuestros antepasados primitivos; en aquella época, la relación con el mundo que les rodeaba se regía por esta norma, la de asociar de una manera irreal una pauta con otra( como por ejemplo, las pinturas rupestres). Por supuesto, hay que aprender a desmarcarse del camino de la mitología y las supersticiones para encarar el mundo con su verdadero rostro, pero claro, esto es lo difícil, lo más fácil es creer cuatro chorradas que nos han inculcado y quedarnos tan a gusto sin gastar un ápice de energía en pensar criticamente.

            Comentario por V — 12 enero 2012 @ 13:10 | Responder

  9. […] un par de semanas hablábamos del sincretismo cristiano en: la religión albóndiga. Ahora vamos a tratar de una de las múltiples contradicciones del […]

    Pingback por Idólatras « La mirada del mendigo — 21 enero 2012 @ 11:45 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: