La mirada del mendigo

27 enero 2012

Austeridad mortal

Filed under: Crisis,economía — Mendigo @ 1:32

Hace tiempo puse unos vídeos, en plan coña, con el pugilato entre Keynes y Hayek. Normalmente pongo enlaces de gente partidaria del primero, Torres, Navarro, Krugman…

Como debe estar la cosa, para que incluso la otra orilla esté alarmada de las consecuencias de un reequilibrio de balance demasiado brusco.

Acabo de estar leyendo un artículo de Garicano (de los economistas de FEDEA, neoliberalismo puro y duro): Peligro de depresión.

Que no es sólo que lo digan Navarro o Torres, que lo dice uno que sonó como ministro de economía del Raxoi, absolutamente afín al sector financiero, vamos, no precisamente un punky perroflauta:

+

El pronóstico del FMI del que está hablando continuamente la prensa esta semana y que predice una caída del PIB del 1.7%, no incluye un ajuste fiscal adicional por la desviación del déficit de finales del 2011. Es decir, si el déficit da el 8%, y se necesitan recortar otros dos puntos del PIB, y ajustamos en ese sentido el pronóstico, usando un multiplicador fiscal de 1 más o menos (esta es la estimación de Jesús F-V del multiplicador fiscal, teniendo en cuenta que no tenemos control de la política monetaria que pueda ajustarse) , supone 1.5%-2% más de caída del PIB.

Es decir, el pronóstico del FMI ajustado a un recortazo en Marzo de algo menos de 20,000 millones es de una caída del PIB de más del 3%.

Hay que añadir que vemos caídas del crédito esperadas del 8% este año, dada la incertidumbre sobre provisiones, sobre regulación, sobre capital, y los incrementos esperados.

¿Cuáles son las consecuencias para el desempleo? En España, el empleo cae normalmente más que el GDP (así de estupendo es nuestro mercado de trabajo), o sea que puede haber unos 3 puntos adicionales de pérdida del empleo, es decir alrededor de 500,000-600,000 parados adicionales llegando a 6 millones si es cierto que la EPA da mañana da 5.4 millones. Es decir, la tasa de paro llegará a finales de año, según estas predicciones “mejoradas” del FMI, al 26%.

+

¿Espantoso? Para poner la guinda, os dejo con el El Blog Salmón: ¿Y si nos vamos a los 6 millones de parados? (pero no es una entrada de Marco Antonio, sino de Alejandro Nieto, el editor de sensibilidad más neoliberal).

+

Por un lado tenemos que el FMI hace una previsión para España de una contracción del 1,7% del PIB y un déficit del 6,8%. Esto haría que el paro aumentara. Pero si España se empeña en cumplir el objetivo de déficit y dejarlo en el 4,4% sólo hay una vía: un nuevo tijeretazo y más subidas de impuestos. Esto nos llevaría a una contracción del PIB de cerca del 3% y superaríamos los seis millones de parados. Así de fácil.

Para que os hagáis una idea de lo que es una contracción del 3% del PIB: en el 2011, el año horrible del que todos hablan, España creció un 0,7% del PIB. Una contracción tan fuerte en estos momentos sería, desde luego, brutal.

+

Si creciendo por debajo del 1% hemos llegado a 5 millones de parados. ¿Qué pasará si cae el PIB un 3%?

Este 2012 puede ser catastrófico, sobre todo si el gobierno se empecina en el ensañamiento contable. No sólo puede gripar la economía con sus curas de austeridad, destruyendo el tejido productivo que puede ser ya luego imposible de reconstruir. Es que puede romper la sociedad, y esto va a traer violencia y sufrimiento.

Me gustaría que la revolución llegara en otras circunstancias, no siempre forzada como huida hacia adelante de quien no tiene nada que perder.

+

Edito: José Carlos Díez (éste sí, uno de los de Keynes) – Viernes negro

La economía española destruyó casi 350.000 empleos, la tercera caída más intensa de la historia de la serie que comienza en 1976 y da una idea de la intensidad de la recesión a la que nos estamos enfrentando. Hasta 2009 la destrucción de empleo se concentraba en la construcción, derivada del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, ahora es el sector servicios el que destruye. El sector servicios destruyó 306.000 empleos en el 4tr11.
[…]
Hasta 2009 destruimos principalmente empleos temporales, en el último año se destruyeron 389.000 empleos con contratos indefinidos y 96.000 con contrato temporal. La destrucción es generalizada por cohortes de edad y de cualificación profesional. La Comunidad de Madrid que había estado más resguardada de la crisis en 2008 lidera la destrucción de empleo en 2011 y explica el 25% de los puestos de trabajos perdidos
[…]
El problema es que la recesión no ha hecho nada más que empezar y el dato del 1tr12 será aún pero y el del 1tr13 mucho peor aún. […] casi 1.6 millones de hogares no tienen ningún ocupado y son 250.000 más que hace un año. En los datos del INEM un tercio de los parados ya no tienen protección y de los que la tienen un tercio ya sólo cobran los 400 euros de la no contributiva. Esta recesión se suma a la anterior y el riesgo ahora es la fractura social. Aquí es importante mantener la solidaridad cómo un mecanismo de supervivencia.
[…]
El FMI ya nos ha dado una previsión de déficit del 6.8% y una caída del PIB del -1.7% en 2012. Podemos presentar algo más de ajuste en el presupuesto pero bajar del 6% de déficit sería un error histórico de nuestra política económica. […] En breve conoceremos el dictamen de la comisión pero si nos obligan a cumplir el 4.4% y a presentar un plan de ajuste de unos 30.000 mill., como dijo el secretario Paulson en 2008 tras la quiebra de Lehman, “qué Dios nos asista”

+
+
+

Edito:
GurusBlog – El Banco de España estima que la economía española se hundirá en 2012
José Carlos Díez – Preocupante dato de empleo
Idem – Los efectos devastadores de la austeridad

29 comentarios »

  1. El Blog Salmón – La combinación fatal de austeridad y desempleo arrastra a Europa a la recesión

    Comentario por Mendigo — 27 enero 2012 @ 2:16 | Responder

  2. Lamentablemente, sólo un pequeño porcentaje de la población lucha por cambios cuando todo parece ir bien.
    99% se mueve sólo cuando no tiene ninguna otra alternativa. Es decir, cuando le cortan la luz y se queda sin teleburra con el último partido del siglo.

    Comentario por Sheldon — 27 enero 2012 @ 9:56 | Responder

    • Pero es que, incluso cuando le corten la luz, encontrará alguien más débil a quien echarle la culpa de sus desgracias. Porque el análisis del sistema lleva tiempo y esfuerzo, y se acostumbra a la gente a no pensar, a sólo sentir pasiones recauchutadas (como la euforia deportiva con las hazañas ajenas).

      Comentario por Mendigo — 27 enero 2012 @ 17:16 | Responder

      • esatamente, mendiguiño!
        Eso es lo que pasa, que este no es camino para la revolución, sino para que la gente acabe tan hasta los cojones que se lleve TODO por delante, y lo más probable en ese contexto es que lo primero que se lleven por delante sea el propio futuro de sus hijos.
        Lo que está claro es que la violencia ciega (sin análisis, sin objetivo, sin método), aunque sea con razón, donde lleva con toda probabilidad es a dañar a los más débiles. Es el típico elefante en una cacharrería.
        Así pues, a los del “cuanto peor, mejor”, un gran “NO ES ASÍ” (con lágrimas sinceras en los ojos)

        abrazos, y que Maradona nos pille confesados

        Comentario por escaiguolquer — 29 enero 2012 @ 14:11 | Responder

        • Muy buenas, compañero!

          Oye, por cierto, antes de que se me olvide: enhorabuena por tu página. Un espacio para la reflexión sosegada.

          En cuanto a la necesidad de una revolución. Mira, yo creo que eso depende de las perspectivas de cada cual. Si estamos jugando al poker y llevas doble pareja, corres pocos riesgos y, como mucho, pides una. Pero si tienes una mano de mierda, tiras todas las cartas a la mesa, y a ver si la próxima mano tienes más suerte. Hay gente, cada vez más, que cada vez tiene menos que perder. En esta sociedad y en las del Sur global. Esa fuerza es abrumadora, pero como bien dices, también temible.

          Lo que sí que me gustaría dejar claro es que, si alguien acorrala a un gato, luego no puede ser tan cínico de quejarse si sale con la cara arañada. Quien es tan idiota de comprimir un muelle, no puede sorprenderse de que le salte al rostro. Toda acción tiene unas consecuencias, una reacción. Desgraciadamente, están llevando a la sociedad a un empobrecimiento generalizado, en una torpe adición a las riquezas: codicia. No han aprendido NADA de la historia, no se conforman con mucho, lo quieren todo, y eso puede ser su final.

          En el pecado va su condena.

          En cuanto a los que queremos hacer la revolución como sinónimo de progreso y no de algarada callejera, progreso real, línea de falla respecto del capitalismo y crear algo nuevo, pero a partir de una sociedad íntegra que decide superarse. Porque crear un sistema justo y sabio a partir de un mar de escombros y cenizas es prácticamente imposible. Lo peor es que la burguesía no cederá el poder sin antes presentar batalla, llenar de sangre las calles y reducir toda nuestra civilización a pavesas.

          Una gran mierda, en suma.

          Un fraternal abrazo!!!!

          Comentario por Mendigo — 30 enero 2012 @ 0:37 | Responder

  3. Supongo que tenemos que empezar a hablar de países en vías de subdesarrollo o países sumergentes.

    Comentario por HugoMM — 27 enero 2012 @ 13:47 | Responder

    • Pues no lo había pensado, Hugo.

      Y es un término tremendamente poderoso, vaya si lo es. Lo habías leído en alguna otra parte o es de tu cosecha? Estaría bien difundirlo porque su poder de sugestión, ahorra muchas otras palabras.

      Muy bueno, compañero.

      Comentario por Mendigo — 27 enero 2012 @ 17:18 | Responder

  4. A mí también me parecen buenos los calificativos. La verdad es que es una lástima que la sociedad sólo se mueva cuando siente hambre física. Creo que estamos cerca de un estallido. Y temo pensar en lo que tiene que llegar a hacerse (cometerse) para que nos tomen en serio.

    Comentario por Campurriana — 27 enero 2012 @ 17:47 | Responder

    • Yo soy incapaz de determinar el aguante de la sociedad.

      Túnez, Egipto, Libia…parecían balsas de aceite hasta que, de repente…

      De todas formas, hay mucha gente que lo está pasando mal, pero otra mucho que no, que le va bien, y que no quiere arriesgarse a que barajen de nuevo las cartas, ya que lleva buena mano.

      Por ejemplo, quien no tiene piso, quiere que bajen, que se pinche de una maldita vez la burbuja. Pero quien lo tiene, no. Sobre todo aquellos que acaban de pillárselo y ven como su valor baja del valor de la hipoteca. O aquellos que lo pillaron para hacer negocio, vendiéndolo o alquilándolo (el mercado de venta y alquiler son vasos comunicantes). Al final, es la pelea de siempre, entre quien tiene y no tiene. A quien le va bien, no quiere que nada cambie. Es natural. Cada uno cuenta la historia según le va en ella.

      Comentario por Mendigo — 27 enero 2012 @ 20:54 | Responder

  5. Agarrémonos los machos que viene la caída libre sin frenos…

    Comentario por wenmusic — 28 enero 2012 @ 20:52 | Responder

    • O aprendemos a sobrevivir sin comer, como el burro del gitano del chiste, o vamos haciendo las maletas. En España sólo hay sitio para los ricos, los emprendedores, los molt honorables…

      Comentario por Mendigo — 29 enero 2012 @ 11:22 | Responder

  6. Esto es un sin dios

    El video que tiene el artículo se debería ver antes de leerlo.(Está al final).

    http://www.grupotortuga.com/Indefension-aprendida-y-consumismo

    un saludo

    Comentario por karkos — 30 enero 2012 @ 0:12 | Responder

    • Qué bueno, la escopeta nacional!!!

      Cuando llegó ya ese final, recuerdo que me dolía ya la tripa de tanto reír. Y va el madero, se lía a tiros con el Sol por salir por donde no debe, y ya estaba por el suelo. Que bueno, buenísimo, genial Berlanga.

      Comentario por Mendigo — 30 enero 2012 @ 0:42 | Responder

      • La peli no es la escopeta nacional jejejeje y no es de berlanga jejejeje

        Comentario por karkos — 30 enero 2012 @ 7:29 | Responder

        • Faaaale, listorro. Me acaban de recordar el título: “Amanece que no es poco”, de Cuerda. Es en la que aparece Gabino Diego de niño gringo diciendo lo de “alcalde, no nos toques los cojounes”.

          La peli la tengo perfectamente fichada, lo que me ha patinado es el título y director. Ya sabes, toda la culpa es del alemán ese que tiene un nombre tan raro. Ese tal Alzheimer…
          😛

          Comentario por Mendigo — 30 enero 2012 @ 9:16 | Responder

          • “La peli la tengo perfectamente fichada”.
            Perfectamente acojonante documento jajajjajajaaj.

            Se que te iba a gustar y es más que oportuna para el sinsetido actual de todo.

            un abrazo mendigo.

            Comentario por karkos — 30 enero 2012 @ 10:26 | Responder

            • Si serás cabrón…

              Que siii, que sé perfectamente qué peli es, y es que hasta recuerdo cuándo la vi. No hasta la última escena pero sí que la recuerdo bastante bien. Desde luego, qué falta de misericordia, al más leve patinazo, ya me sueltas los perros.
              😛

              Es muy buena, la peli. Y esa escena final, con el madero que no es capaz de comprender un mundo cambiante, con el que se lía a tiros. Le comprendo, por otra parte.

              Apertas, tronk!

              Comentario por Mendigo — 30 enero 2012 @ 14:20 | Responder

              • jajaja
                “Si serás cabrón…”
                A ver si te crees que vas a ser tu solo
                jajajaja

                Comentario por karkos — 30 enero 2012 @ 14:33 | Responder

                • Mendi, todos somos contingentes, pero tu eres necesario🙂

                  Comentario por santi — 30 enero 2012 @ 21:17 | Responder

                  • Joas joas joas joas

                    Soy un cabrón necesario, o necesariamente un cabrón. XDDDDDDDD

                    En puridad, todos somos necesarios. Pero no sólo los seres humanos, los animales, las plantas, las tierra, las rocas, el sol y la luna. Los estados, los dioses, el dinero, las grandezas, la fama y la gloria, todas esas realidades son contingentes.

                    Ahora, sinceramente: yo no valgo nada. Soy el último mono y tengo mucho gusto e interés en seguir siéndolo. El cometido que me he ceñido es el de aportar datos, información y alguna idea, para que quizá alguien que valga más que yo, que esté mejor situado para cambiar las cosas, recoja algo de ello y pueda emplearlo de forma útil. Con eso, me basta para justificar el tiempo echado en este chiringo.

                    Comentario por Mendigo — 31 enero 2012 @ 3:13 | Responder

                    • pues sigue en ello, por favor. te lo agradecemos

                      Comentario por escaiguolquer — 1 febrero 2012 @ 11:03

                  • Gracias tronk, es todo un orgullo que tú me digas eso. Pues en ello estamos, y no somos pocos. Cada uno desde su trinchera.

                    Comentario por Mendigo — 1 febrero 2012 @ 16:38 | Responder

    • Vale, acabo de leer el artículo.

      A mi gusto, le sobran palabras, con menos líneas se entendía igual de bien. Expone dos teorías psicológicas. El de la indefensión adquirida no lo había oído (se ve que te interesa la educación). Tras ver el vídeo me he dado cuenta de su potencial. Es una hijoputada muy grande.

      El de la legitimación del sistema sí, y de hecho llevo tiempo queriendo hablar de ello, con varios enlaces en el bolsillo.

      Son estrategias para permitir sojuzgar a una sociedad, sin necesidad de la violencia cohercitiva (costosa y falible, pues pueden sentir simpatía por los explotados y volver sus armas contra el opresor). Es mucho más barata una televisión que un grupo de antidisturbios.

      Buen enlace, tronk, muchas gracias.

      Apertas!

      P.S: Estarás satisfecho, el fin del mundo petrolero se avecina.😉

      Comentario por Mendigo — 30 enero 2012 @ 1:13 | Responder

      • El artículo es un poco gilipollesco con el tema del capitalismo, como si cualquier otro sistema no pueda utilizar esto.

        Pero la reflexión que hace de los dos temas me parece acertada aunque la oriente hacia sus odios.

        El tipo ha hecho un artículo en base a ese video y a esta noticia. http://www.tendencias21.net/Las-personas-tienden-a-defender-al-sistema-aunque-sea-injusto-o-corrupto_a9036.html y me ha parecido un acierto total la relación entre ambas.

        La verdad que a mi el video me dejó bastante tocadito y llevo dandole bastantes vueltas y este artículo es un buen resumen.

        “En pocas palabras, estas personas aprenden a enfrentar sus problemas, especialmente cuando estos son graves y de difícil solución, con resignación absoluta y a no hacer nada para salir de ellos. Esto sucede, según Seligman, porque han construido, sin quererlo, una paralizante teoría: la creencia de que no vale la pena hacer nada, porque haga lo que haga nada cambiará.”

        He estado buscando un link que comentaba que cambiar una creencia o modo de vida o forma de ser que incluso sabemos que es incorrecta es como tener una adicción. Y eso tipo de cosas son las que hacen que te sea más dificil cambiar.

        Si tengo 2 hijos y la educación me obsesiona, jajajaja.

        No estoy satisfecho con el fin del mundo petrolero, estoy jodido porque se confirma los problemas y este post tuyo es un ejemplo del Sin dios que hay. Ni dios sabe que hacer porque no entienden el problema y todos los problemas los intentan resolver con medidas económicas y creen que haciendo esto o lo otros y unos años malos y luego otra vez para arriba y no. Hay que cambiar de forma de vida general, no hay otra solución.

        Para que te hagas una idea La subida de petróleo de estos dos años(2010 a final de 2011) correspode a los ingresos por turismo de este año. Como cojones vamos a tener una balanza comercial sana.
        Los Japos por culpa de Tsunami y tener parado toda la nuclear tienen una balaza comercial negativa este año, LOS JAPONESES!!!!!!

        O las medidas son generales o simplemente son parchecillos.

        un saludo.
        P.D.: Los EEUU http://www.tv3.cat/videos/3923470/LAMERICA-EN-FALLIDA

        Comentario por karkos — 30 enero 2012 @ 10:24 | Responder

        • Nas tronk.

          No, si el análisis lo compartimos. Acabo de terminar un libro que creo que te gustaría, si no lo has leído. A ver cuándo tengo tiempo y hago una reseña sobre él.

          Apertas!

          Comentario por Mendigo — 30 enero 2012 @ 14:33 | Responder

  7. Sobre revoluciones, tengo dos teorías completamente diferentes.

    Siempre me he preguntado por qué la gente aguanta pacientemente, y hasta con alegría, dictaduras vergonzosas, mientras haya cierto bienestar económico (nosotros mismos con Franco, por ejemplo; o los franceses con Napoleón III, aunque eso es otra historia muy diferente). Claro, ahí entraba la ansiedad que suelen tener los adolescentes cuando les contraponen idealismo y realismo: la gente sólo parecía dispuesta a luchar cuando le tocaban el bolsillo. Cuando era más joven, eso me causaba algo de desaliento. Pero con el paso del tiempo, intenté comprender porqué la humanidad parece actuar así. Una revolución supone arriesgar la vida; es lógico que, a poco que tengamos algo que nos haga la vida mínimamente agradable (una familia, una pareja, una ambición personal…) nos pensemos mucho eso de aventurarla. Si el régimen permite algo de libertad, intentaremos el cambio a través de movimientos sociales; pero si el régimen en cuestión es de los expeditivos, el terror ahoga cualquier tipo de movilización. La gente se rebela cuando ya no puede más, cuando tanto le vale morir en una barricada que morirse de hambre en su casa, o ver morir a los suyos. De ahí se deducía que las revoluciones las protagonizan los más desesperados, y estallan en los periodos de penuria económica. Pero eso no quiere decir que no haya otro tipo de motivaciones latentes. Posiblemente, en los años de prosperidad económica había insatisfacción por el sistema político, deseos de un tipo diferente de sociedad; pero nadie se atreve a arriesgar su vida echándole un pulso al poder, a no ser que no tenga nada que perder. Las crisis económicas son como el detonante que hace estallar una pólvora que llevaba tiempo acumulándose. Lo que suele diferenciar una revolución de una revuelta, es que la revolución tiene una teoría detrás, intenta establecer un nuevo modelo de sociedad.

    Pero claro, luego le preparas los temarios de historia a tu hermano, repasas la historia de los movimientos sociales, y descubres que buena parte de lo que acabo de decir son tópicos. La mayoría de las revoluciones o de los movimientos sociales no los han protagonizado los que peor estaban (al menos, en las primeras fases), sino los de la “antesala” de la miseria, por así decirlo. Personas que pertenecen a las clases bajas o medias, pero con algo de educación, y ciertas expectativas. El malestar que les lleva a movilizarse, suele nacer al ver que esas expectativas se ven frustradas por los cambios económicos o por el sistema político. Por ejemplo, los obreros que participaron en las revoluciones francesas, y crearon el primer movimiento obrero, eran los artesanos que se habían criado con la expectativa de ser un honrado trabajador con un taller independiente; y que veían cómo el proceso de proletarización estaba haciendo añicos esas esperanzas, reduciendo su futuro a la miseria. Los más desesperados son personas que, por desgracia, nunca han conocido nada mejor, y por eso no tienen esa sensación de privación; tienen que ponerse en contacto con otros ya movilizados para convencerse de que su miseria no es una fatalidad, que es posible una vida mejor. Eso explicaría que la esclavitud, la forma de explotación humana más brutal, haya durado milenios, y que muy pocos esclavos se rebelaran; en cambio, cada vez que se intentaba reducir a la esclavitud a una comunidad de hombres libres así, por las bravas, lo más habitual era que se defendieran como gato panza arriba.

    Según esa teoría, una revolución debe de estar a la vuelta de la esquina. Y con el 15M se le vio algo la patita. Sé que muchas personas de izquierdas (modalidad “más trotskistas que Trotsky”) tachaban a los de la Puerta del Sol de una panda de niñatos burgueses jugando al Mayo del 68. Y que el movimiento se ha desinflado bastante después de la manifestación del 15 de Octubre (dicen que han pasado al “trabajo de base”, el de la concienciación social, a la espera de volver a lograr la adhesión del 99%… pero es como si reconocieran que ahora mismo sus apoyos son muy débiles, que en realidad son “cuatro gatos”). Pero el perfil de los que participaron en las manifestaciones y las acampadas, encaja perfectamente con el de los que suelen inciciar las movilizaciones. Una generación que ha podido acceder a la educación, que se ha criado en la cultura de los derechos del hombre (me gusta imaginar qué cara pondrían muchos liberales de nuevo cuño, al descubrir que las muy liberales Cortes de Cádiz hablaban ya de algo parecido a la educación para la ciudadanía…), que estudió sus carreras con la esperanza de un trabajo digno, y que de pronto ve cómo todas esas expectativas desaparecen porque tienen que pagar una crisis que no han causado. Si eso no es privación relativa, como les gusta decir a los sociólogos…

    Comentario por Shy Girl — 2 febrero 2012 @ 0:19 | Responder

    • sastamente shy… o datisdecuestion que diría sherlock
      Por un lado, el conformarse con la dictadura o incluso defenderla activamente no es solo como dices en tu “1ª teoría” cuando todo va bien y hay cierto bienestar económico: es una actitud mental, íntima, de “tío Tom”. Consiste en que el esclavo besa la mano que le azota porque la ve como “la mano que le da de comer”.
      Pues si es así, en los malos tiempos esa actitud no solo no decrece, sino que se puede hacer más peligrosa, porque la situación es más desesperada, y puede llevar a engrosar las filas fascistas-nazis (que al fin y al cabo eran partidos obreros).
      Durante mucho tiempo hemos pensado en la izquierda que conciencia de clase y bienestar económico eran opuestos. Deberíamos repensarnos esto porque cada vez veo más claro que más bien van de la mano, especialmente al considerar la formación académica y humana, el acceso a información fidedigna y otras palancas de conciencia y participación como parte de ese bienestar económico.

      Por otro lado, y como corolario a lo anterior, la generalización del bienestar económico es lo único que puede permitir una popularización, masificación, proletarización del protagonismo en las vanguardias revolucionarias. Siempre habra élites intelectuales en las vanguardias (y, efectivamente, al final, las mayorias silenciosas/perezosas que en todo caso se mantienen al margen de todo esperando acontecimientos para adaptarse, literalmente, a “lo que les echen”, siempre son y serán mayoritarias), pero la distancia entre vanguardia y masa es directamente proporcional a la miseria que haya.

      brazos

      Comentario por escaiguolquer — 3 febrero 2012 @ 11:28 | Responder

      • “conciencia de clase y bienestar económico eran opuestos”

        No, en modo alguno! Es precisamente la burguesía la que mejor identifica y más fiel es a sus intereses de clase. Si quieres, échale un ojo a esto que escribí hace un tiempo: Internacionalismo.

        Se trata de identificar intereses. Que la gente sea capaz de comprender cuál es su posición en la economía, en el proceso productivo, en la sociedad. Y luche por su propio beneficio, de forma egoísta. Ya no le pido a la gente que sea solidaria, altruista, que mueva el culo por los pueblos empobrecidos. No! Ya sólo pido que mire por sí misma, por su bolsillo, que haga valer su condición de mayoría social!!! Que despierte, que no adopte la ideología de su amo como la única posible.

        Necesitamos sembrar, necesitamos informar, hay que convencer. Joder, se hizo, hace cien años, con muchos menos medios, se logró, estando a pie de calle, distribuyendo octavillas a la entrada de las fábricas, mientras arriesgabas el pellejo. ¿Cómo es que ahora, con internet, con mayor libertad, no somos capaces? Porque ni siquiera lo intentamos. Porque a lo más que llegamos es a pedir el voto cada 4 años. No se ha sembrado, y ahora se sorprenden de que el campo de la izquierda sólo produzca cizaña.

        Haríamos bien en tomar lecciones de la historia, como por ejemplo un hecho que comentas: Mussolini fue dirigente del partido socialista, mientras que el PC alemán se desangró porque sus bases se volcaron mayoritariamente con el partido nacionalsocialista. Este es un peligro cierto que estamos viendo por toda Europa (Bulgaria, Polonia, pero también Finlandia, Dinamarca o la misma Francia, en la que, por cierto, yo sí que veo a Marie Le Pen con posibilidades de acceder a la presidencia si pasa a la segunda ronda con Hollande y se presenta como outsider antisistema).

        Comentario por Mendigo — 5 febrero 2012 @ 12:59 | Responder

    • Estupendo comentario, Shy.

      Según leía el primer párrafo, estaba pensando “no, no necesariamente son los más pobres, los desesperados”. Se me estaban ocurriendo ejemplos como, por ejemplo, la revolución francesa, que fue una revolución burguesa, aunque emplearon como fuerza de choque (luego se tornó incontrolable) a la sanscoulotterie parisienne. De hecho, la monrquía conservó apoyos en el rural, por donde trató de dar el contragolpe desde Inglaterra. En el rural que era donde la sumisión al noble estaba más desarrollada, donde la opresión era perfecta.

      Más ejemplos, los que se levantaron contra Carlos V en Villalar eran hidalgos y pequeños propietarios, no jornaleros del Sur o aldeanos al borde de la inanición como en Galicia. La pobreza es más eficaz como yesca de revoluciones que la miseria. La miseria mina la dignidad humana, una vez atacado por ella es muy difícil volver a ponerse en pie.

      De todas formas, no veo yo que la revolución esté en ciernes. Existe un poderoso conflicto de intereses entre las masas, entre aquellos que tienen y no tienen (especialmente, vivienda). Esto abre una brecha social que sigue también un patrón o línea de falla generacional (muy claro en el caso del 15M). Venga, hablando clarito. El que no tiene casa desea que todo reviente de una puta vez y bajen los precios, de compra o alguiler, porque así no hay quien viva. Pero el que compró, ahora no quiere que bajen. Ni el que compró para vivir en ella, ni el que compró para especular o como inversión para luego alquilar. Y esta clase media, exitoso híbrido creado en la segunda mitad del siglo veinte, va a ser la infantería que el capital pondrá al frente para detener cualquier tentativa de cambio social.

      Comentario por Mendigo — 5 febrero 2012 @ 12:45 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: