La mirada del mendigo

1 marzo 2012

Cajón desastre

Filed under: cousas — Mendigo @ 3:45

Como todos sabéis, Javi lleva años con su página eminentemente fotográfica: Mis vistas del Mundo.

De lo que me acabo de enterar, y lo publico por si algún interesado no lo supiera ya (siempre soy el último desgraciao en enterarme de todo), es que este sujeto ha decidido abrir una página de heterogéneo y seguramente reprochable contenido:

Cajón desastre

Pasen y vean, y no sean muy crueles con el autor. El pobre aún no se ha repuesto del susto de saber que hay quien sustituye el arroz por la cebolla en la morcilla (y que, además, así está más rica, aunque le joda reconocerlo a este burgalés irredento).😛

¿Y qué decir del queso? A Burgos tendrían que expulsarlo de Castilla, por desmerecer tierra con tan gloriosos quesos con esa mariconadita apta para dietas. Una tierra cuyo plato principal es…la olla podrida. Y lo dicen así, tan panchos!

Pues eso, que aunque gastronómicamente sea bastante flojito, al menos el burgalés tiene un meritorio buen olfato con la música:

19 comentarios »

  1. Es realmente increíble encontrar una forma así de colmar a alguien de flores y al mismo tiempo cubrirlo de mierda jajaja.

    Lo del arroz en la morcilla es intocable, que todo el mundo sabe que es una tradición milenaria de cientos de generaciones y… ui, ¿qué me dices? ¿que hasta hace dos veranos como quien dice en la península no se conocía el arroz? ¿y qué se metía antes? anda, no me jodas que era cebolla…

    Una de las cosas que me gusta de entrar en este blog y otros similares (como el de javi) es la música que descubres de vez en cuando.

    Comentario por marcostonhin — 1 marzo 2012 @ 19:54 | Responder

    • Jajajaja.

      Calabaza, además de cebolla hay zonas donde usan como base calabaza.

      De todas formas, y ahora en serio, me encanta la morcilla de arroz, si es para comer sola, embocadillada. Para los guisos (en las lentejas queda de la hos) prefiero la asturiana.

      Comentario por Mendigo — 1 marzo 2012 @ 20:44 | Responder

      • ¿cebolla?¿calabaza??????? ¡herejía! la morcilla con arroz y de Burgos, como Dios manda coño! xD Ains mi tierra…

        Comentario por nunglo — 1 marzo 2012 @ 22:12 | Responder

      • Yo, la de arroz, cruda y a mordiscos, si hace falta🙂

        pero no le hago ascos a la de León, especialmente si le ponen piñones

        Comentario por santi — 2 marzo 2012 @ 16:22 | Responder

      • Pero el queso, ahí le doy la razón al Mendi, yo soy forofo del cerrateño o del manchego, o en otro orden, de los cabrales, camemberts o azules en general

        El de Burgos (o el de Villalón, uno con sal y el otro todavía más dietético, sin ella), para nenazas😛

        Comentario por santi — 2 marzo 2012 @ 16:26 | Responder

        • Si la morcilla asturiana es la mejor para los guisos, los quesos no iban a ser menos … Donde esté un buen queso cabrales o la peral, ¡que se quite todo lo demás! Por algo será… xD.

          Comentario por V — 2 marzo 2012 @ 22:46 | Responder

          • osti, se me olvidaba el de la peral :S
            eso si para olfatos recios !!!

            Comentario por santi — 2 marzo 2012 @ 23:53 | Responder

            • No había oído hablar jamás de ese queso, La Peral. Resulta que es una versión asturiana del Roquefort francés, un queso azul con el hongo penicillium.

              Aaaaanda. Pues habrá que probarlo (si no se pasan de listos y ponen el precio por las nubes, como suele ocurrir con estas cosas de terruño, que hay que pagar gusto y gana).

              Comentario por Mendigo — 3 marzo 2012 @ 9:44 | Responder

              • Juas. Mi moza siempre alucina conmigo porque en general no me suelen gustar los quesos… pero el queso de cabrales, y los quesos azules en general, me encantan. No se por qué me dice que no tengo término medio…

                Comentario por marcostonhin — 3 marzo 2012 @ 11:16 | Responder

                • Pues a mi me gustan todos los quesos, pero los azules no son los que menos.

                  De todas maneras, lo que da de sí el Mendi tocando los cojones de un burgales con el queso.

                  Menos mal a estos momentos y los que pasamos en el water😉

                  Comentario por Javi — 3 marzo 2012 @ 19:46 | Responder

                  • Yo creo que sólo he dejado de comer dos quesos, uno alemán y otro francés. Y mira que he probado…siempre que voy a un sitio, intento escoger de las baldas del super de todo tipo (excepto de los carísimos, que ni creo que lo valgan ni yo lo merezco).

                    El francés sabía realmente a mierda de cabra, y no descarto que fuera uno de sus ingredientes. El alemán, a cualquier cosa menos queso. Resina, me parecía. Y para que yo tire con comida..

                    Si quieres disfrutar del queso, Italia. En general, muy buenos lácteos. Pero quesos….mmmmmmmmm….

                    De todas formas, yo sólo inicié la coña, el resto con los quesos y las morcillas habéis sido vosotros. Joder, mira que tenéis ganas de largar, la hostia.

                    Comentario por Mendigo — 3 marzo 2012 @ 22:58 | Responder

                • ¿No te gusta el queso y te mola el cabrales? Juder, tú también eres bien rarito, eh? Te va a gustar el más potente entre los azules.

                  En no sé dónde leí que en Mongolia, hacen un queso con leche de yak, enterrándolo durante todo un año directamente en un hoyo y recogiéndolo al año siguiente, cuando vuelven a pasar por ahí. Cuando abren el agujero, eso huele a kilómetros. Yo no sé si me atrevería a probarlo, y me gustan los quesos fuertes (y los débiles, y todos) pero seguro que haría tus delicias.

                  Comentario por Mendigo — 3 marzo 2012 @ 23:04 | Responder

  2. Conozco de primera mano al individuo que ha creado ese blog, es un ser tan indeseable que mejor ni trateís con él. Con deciros que prefiere pasear por el monte a ir de tiendas por Serrano, no os digo más…

    Amos a vé, la morcilla de Burgos se hace con sangra y arroz y se le echa un poco de cebolla, pero el ingrediente principal es la sangre y el arroz.
    Quesos curados los hay cojonudos, el queso fresco se inventó para los que tienen sobrante de colesterol como yo.
    Y la olla podrida… está poderosa, cuanto más podrida mejor sabe. Y ya no hablemos de los caldos salidos de la uva.

    Gracias por el espacio publicitario que espero sea gratuito, pero me has jodido cabronazo, me has subido el listón cuatro cuartas

    Comentario por Javi — 1 marzo 2012 @ 20:08 | Responder

    • Tronk, yo prefiero pasear por un estercolero, antes que ir de tiendas por Serrano. Y no exagero ni un ápice.

      Hace poco me granjeé unas cuantas amistades al decir en voz alta que prefería el olor (y compañía) de una vaca, que el de una señorona encoloniada. Lo tomaron como una ofensa, algunas, pero sólo era la constatación de un hecho. El olor de una vaca me parece hasta cariñoso (si son muchas encerradas ya la cosa cambia). En cambio, el olor artificial y penetrante de los perfumes me resulta tremendamente desagradable. Las vacas son maravillosos animales, excelentes madrazas.

      Bueno, que desvarío.

      De gratuito nada, habrá que probar esas viandas que mencionas, a ver si merecen tan altos elogios. Y las candidades en las que yo degusto los quesos y los caldos no son precisamente los de un catador.

      XDDDDDDDDDDDDDDDD

      Estoy seguro que podrás saltarlo. Basta con que te diviertas y vayas poniendo lo que se te ocurra, para que quede un blog ameno e interesante como pocos.

      Comentario por Mendigo — 1 marzo 2012 @ 20:52 | Responder

      • Y si vas por la Ribera, prueba el cordero y el vino. No hay nada como un buen lechazo asado jaja

        Comentario por nunglo — 1 marzo 2012 @ 22:15 | Responder

      • A mi me gusta cómo huelen las vacas, sean 4 en el monte o 20 en una cuadra. Después de pasarme los veranos de la infancia en la aldea (de vacas), ahora el olor a mierda de vaca me da morriña xD. Y la colonia de vieja huele a… bueno, a colonia de vieja.

        Comentario por marcostonhin — 1 marzo 2012 @ 23:59 | Responder

        • Hombre, los animales encerrados huelen…como oleríamos nosotros en esas condiciones. Pero el olor a bosta, cuando no es concentrado, sino en el campo, es cariñoso, agradable. Me trae, como te pasa a ti, recuerdos agradables de una Galicia que se esvarece.

          Cada vez quedan menos vacas en los pueblos, las que hay están o estabuladas, o las sueltan en la montaña y allí se las apañen. En primavera, vuelven a ver qué terneros han nacido y se los llevan al matadero. Así yo también soy ganadero, no te jode…

          Comentario por Mendigo — 3 marzo 2012 @ 9:53 | Responder

  3. No me toques mi morcillita de Burgos, eh?

    Por cierto, dile a la lobita que se digne a aparecer. Anda que no se hace de rogar…

    Comentario por Campurriana — 1 marzo 2012 @ 20:13 | Responder

    • Que no te la toque…porque no la tengo delante, pero con el hambre que gasto a estas horas me cepillaba yo…mejor dejo de pensar en ello.

      La lobita está a mi lado, dando el chollo con francés. Ya le digo que haga acto a aparición.

      Comentario por Mendigo — 1 marzo 2012 @ 20:53 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: