La mirada del mendigo

13 marzo 2012

Hace falta

Archivado en: información — Mendigo @ 11:03

Parece que no soy el único que pensó en crear a partir de las cenizas de Público (no necesariamente con ese nombre, aunque sería interesante aprovechar una cabecera ya conocida, pues darse a conocer también cuesta esfuerzo) un medio de propiedad colectiva a través de una subscripción popular de acciones en la empresa.

Para recabar apoyos se ha abierto una página web (Edito añadiendo otra más). Por ahora, son sólo firmas, esto está en estado muy embrionario. Se trata de difundir la idea, para auscultar con el respaldo social que cuenta, lo importante llegará cuando se emitan las acciones.

Hace Falta

Más Público

Unas reflexiones: lo que se está pensando es una fórmula parecida a la de Le Monde Diplomatique, donde una cuarta parte de las acciones las tienen los trabajadores y, otra cuarta parte, los lectores por medio de una sociedad (Amis de LMD). Pero el 51% de los títulos los tiene Le Monde, el diario matriz francés (de centro-derecha, aunque de una gran calidad, no como los de aquí). Esto es lo que habrá que evitar, y si se plantea algo así, yo no participo en el proyecto: que la mayoría de las acciones, o incluso una minoría de control, pertenezcan a alguna empresa, sociedad o accionista. Porque entonces no estamos comprando un diario para el pueblo, sino salvándole el culo a un inversor privado (llámese Roures o quien sea).

Es por ello que mencioné, como premisa muy importante, que en los estatutos debía figurar meridianamente claro que ningún accionista, de forma directa o indirecta (por sindicación de acciones o sociedades interpuestas), podría tener un volumen de acciones importante, que permitiera ejercer algún tipo de control individual (incluso bienintencionado) sobre la dirección del periódico. Ha de ser un periódico popular, y su gobierno debe ser democrático, de una masa de pequeños accionistas. Un tope de 1000€, quizá algo más, me parece correcto.

Otro punto importante, a mi entender, es que las participaciones sean de muy bajo valor nominal, pongamos 20€. Si este es un periódico de la clase trabajadora, ahora mismo buena parte de ella está sometida a un tremendo castigo económico. Si ponemos la participación en 600€, como hizo Gara, estamos limitando de partida la composición social del accionariado, pues no hay muchos trabajadores que quieran o puedan desprenderse de 600€ para embarcarse en un proyecto editorial de futuro incierto. Para evitar la existencia de accionistas de referencia que controlen el medio y condicionen la información, además de limitar la participación máxima hay que disolverlos en una enorme masa social. Además, con ello ganamos una audiencia fiel que esté orgullosa de leer SU diario.

Cada día más de 300.000 personas visitan la página de Público. Es sencillo, se trata de preguntarles ¿queréis seguir disponiendo de esta información? ¿Queréis que Público mejore y abandone el amarillismo para convertirse en un periódico de calidad, sin buscar desesperadamente la rentabilidad cortoplacista? Pues habrá que comprarlo entre todos.

Que la izquierda española, plural, se embarque en un mismo proyecto puede ser una hazaña realmente inspiradora, que abra paso a otras.

Pongo un ejemplo de colaboración: hace unos pocos meses echaba el cierre Xornal de Galicia, el último diario publicado íntegramente en gallego. Un gallego no puede leer la prensa en su idioma, sea la prensa estatal, sea la nacional (La Voz de Galicia, Faro de Vigo, La Región, El Progreso, El Diario de Pontevedra…todos ellos en lengua castellana). Esto es una irregularidad que socava los esfuerzos por normalizar el uso del gallego en la comunicación (lo normal es que un gallego hable gallego, lo raro es que emplee habitualmente el idioma de un vecino, porque el suyo está socialmente relegado).

Intuyo que al galleguismo, sea de (BNG, de centro-derecha-izquierda según esté en la oposición o en el gobierno) o nítidamente de izquierda (FPG, Nós-UP, la gente de Primeira Linha…) le interesaría tener un medio de comunicación generalista en gallego. Se puede llegar a un acuerdo, estos movimientos patrocinan entre su gente el apoyo al nuevo medio, a cambio de que éste tenga una versión íntegramente en gallego y una sección de Galicia (como la tiene Público de Catalunya). El sobrecoste para la redacción no es grande, un par de personas que traduzcan las noticias generales (La Voz Comete la tropelía de poner un traductor informático en su página, para quien quiera leerlo en gallego…o algo parecido al gallego), y una redacción en Galicia que se ocupe de temas nacionales. Ahora mismo, un gallego que quiera leer la prensa local, tiene que enterarse por los medios de la burguesía.

De esta forma, con inteligencia, sumando fuerzas, se puede llegar a una masa accionarial del orden de los cientos de miles de personas, que aporten una cantidad media de unos 50€. Con esto sobra para mantener un diario digital de calidad, y seguramente para poner en marcha de nuevo las rotativas (aunque sería gastar dinero en una vía sin futuro ninguno a medio plazo, basta con observar la evolución de la difusión de prensa en papel y digital.

¿Cómo hacer rentable la edición digital, manteniéndola en abierto? Ahí es donde los expertos tendrán que echar números.

+

Edito:

viento sur

¿Es (im)posible una prensa de izquierdas, aquí y ahora?

El reciente cierre del diario Público ha vuelto a poner sobre la mesa un debate irresuelto en el Estado español desde el retorno de la “democracia”. ¿Qué factores influyen para que, en más de tres décadas, no haya podido prosperar una prensa diaria de izquierda no partidista y de ámbito estatal? ¿Cuáles son los problemas prácticos con los que se han encontrado quienes han impulsado proyectos de ese tipo? ¿Qué diarios lee habitualmente la gente de izquierda, cómo se informa? ¿Qué rol juegan los medios alternativos existentes? ¿A quiénes llegan? Debatiremos sobre estos y otros temas, como siempre, con respeto y sin aplausos

Participan:
Teresa Aranguren. Periodista y escritora.
Miguel Arróniz. Colectivo Editor de Rebelión.
Pablo Elorduy. Colectivo Editor de Diagonal.
Pere Rusiñol. Adjunto a la dirección de Público

MIÉRCOLES, 21 de marzo de 2012
De 19h a 21h
En Traficantes de Sueños. Embajadores nº 35 (Metro Lavapiés) Madrid

About these ads

56 comentarios »

  1. Hola, no es por desmoralizar. Pero ya se vivió una experiencia parecida con el intento de poner en marcha la edición del diario Liberation en España, y lo tengo en memoria como un fracaso total. Y quiero recordar algo parecido con “El Brusi”, por tanto serían experiencia a tener en cuenta.
    MI opinión, que la prensa de papel vive una etapa en la cual no es aconsejable perder muchos esfuerzos e ilusiones, y que cualquier intento de gestar medios de comunicación plurales de izquierda deberá pensar en otro tipo se soluciones y plataformas.

    Comentario por Tomas Fernandez — 13 marzo 2012 @ 11:45 | Responder

    • Muy buenas, Tomás!

      La prensa necesariamente está condenada a extinguirse. Es la tendencia que podemos apreciar en todos los medios de todos los países, según van accediendo al mundo digital. La red permite posibilidades inimaginables para el papel.

      Es mal momento de empezar ningún negocio, y por supuesto un medio de comunicación abierto, pues se debe basar en la publicidad, que está de capa caída. Y si encima nos vendemos como un periódico de izquierdas, sin ataduras para denunciar a las grandes empresas…pues mal vamos.

      Pero también es cierto que si bien un tipo de periodismo muere, otro está naciendo. Y posicionarse ahora puede permitir tener un medio de referencia en unos pocos años (fíjate en el rápido crecimiento de El País, un recién llegado en los 70). Imagínate que en unos años…o meses, PRISA se va definitivamente a la mierda (no es ni mucho menos una posibilidad descabellada y, si me apuras, lo raro es que aún siga en pie). Si estás ahí, puedes recoger millones de lectores, y el prestigio de ser el único diario estatal de ideología no conservadora.

      Pero vamos, tienes toda la razón que hay que tomar nota de experiencias pasadas, de las exitosas, y las que no. Mejor poner las cosas negras, que lanzar las campanas al vuelo y darnos un batacazo. Los problemas, ahora, para poder estudiarlos.

      Comentario por Mendigo — 13 marzo 2012 @ 13:02 | Responder

  2. Un medio de izquierdas debe depender económicamente de sus lectores y una de las formas sería la que tú propones.. Depender de la financiaciación de los bancos y los grandes monopolios es estar condenado a morir, no les interesa la existencia de un auténtico medio de izquierdas y terminarán por axfisiarlo.

    Comentario por Javi — 13 marzo 2012 @ 21:11 | Responder

    • Totalmente de acuerdo. El problema es cómo sostienes un medio gratuito? Con publicidad…ya estamos. Y si lo hacemos de pago, no entra ni el gato y no tiene relevancia social. Este es el problema, la cuadratura del círculo. Es fácil que las grandes empresas, las que se gastan millones en publicidad, hagan un boikot al nuevo medio, y no se anuncien en él a poco que sea beligerante. Esto lo estrangularía económicamente.

      Yo creo que es este el principal problema: encontrar un modelo de negocio que funcione. Porque si no, habría que periódicamente estar reponiendo el dinero que se va al ser una empresa deficitaria. Y así no tiene futuro ninguno.

      Comentario por Mendigo — 13 marzo 2012 @ 21:22 | Responder

  3. La experiencia que supuso Liberation es de hace treinta años, que tuvo una suscripción de gente que puso dinero (creo que fueron 10000 pesetas de la época) y … préstamos de los bancos. El diario El Pais estaba en pleno auge y no era fácil vender un periódico que tenía el subrayado en rojo, una detalle muy bonito pero que encarecía todavía más la edición en papel. Cuando los bancos quisieron lo cerraron.

    De la simplificación que acabo de exponer se pueden extraer dos cosas que ya sabemos: que hay que depender lo menos posible de préstamos bancarios para un proyecto así y que hay que reducir al máximo los costes, con lo que editar en papel debería estar en principio descartado.

    Comentario por Aurora — 13 marzo 2012 @ 21:29 | Responder

    • En las conclusiones coincidimos.

      Pero no sólo los bancos, la gran empresa (y la pequeña) va a estar en contra. Entonces? Con qué lo financiamos? Porque la web sólo es rentable a partir de un número enorme de visitas, como los costes marginales son tan pequeños, la necesidad de alcanzar una gran relevancia es prioritaria. Sólo entonces se podrá hacer valer el gran volumen de tráfico para vender publicidad, aunque sea a un coste menor que la competencia por el boikot de las empresas.

      Otro modelo de negocio podría ser introducir algún tipo de breves. Una sección de segunda mano, contactos, bolsa de trabajo…que mantuvieran la redacción. No lo sé, la verdad, no tengo la respuesta. Habrá que tener imaginación. La idea puede estar por ahí. La información genera tráfico y relevancia, y aprovechando uno y otra lanzas en paralelo un servio que genere negocio, y mantenga a la primera.

      Podría funcionar.

      Otra idea podría ser abrirse a Hispanoamérica. Convertirse en un medio realmente global, con esto se dispararía el tráfico. A cambio tendrías que tener secciones en cada estado, lo cual no es necesariamente malo, aportaría calidad al periódico. La cuestión es que los lectores siguen siendo todavía muy localistas, no veo a un Mexicano acudiendo a un diario con sede en Madrid para informarse. Y hasta cierto punto lo veo lógico.

      En fin, son ideas. Habrá quien sepa del negocio mucho más que nosotros, a ver si se le ocurre alguna mejor…

      Comentario por Mendigo — 14 marzo 2012 @ 2:44 | Responder

  4. El problema, mendiguiño, es que una empresa (sea una constructora o un periódico) no se mantiene con la inversión inicial. Da igual que convenzas a un millón de personas para que pongan 600€ cada uno: al final se acabará el dinero. ¿y luego qué?

    Hay que tener ingresos para que se mantenga, bien mediante publicidad, bien mediante cuotas por parte de los socios, bien llegando a acuerdos con partes interesadas (ésto último es lo que mantiene a la mayoría de los periódicos, y es la peor lacra de la prensa).

    El mejor modelo sería el de cuotas: un periódico que no dependa ni de publicidad ni de empresas. Pero claro, la gente se ha acostumbrado a que un periódico digital tiene que ser gratuito. Convence tu a “nosecuantas” personas de que se asocien a un periódico y paguen una cuota mensual para mantenerlo.

    Comentario por marcostonhin — 13 marzo 2012 @ 21:31 | Responder

    • Si ya lo sé, este es el mayor problema. Pero no de Público, eh? Este debate lo tiene la prensa más prestigiosa del mundo. La web no cubre costes…pero no puedes prescindir de ella porque te condena a la irrelevancia. Estamos en un momento de transición, y es un real problema, porque ni el papel acaba de morir (es lo que mantiene en muchos casos el negocio) ni lo digital acaba de nacer (sin apoyarse en otros negocios).

      Las cuotas ya he comentado que no son solución: reduces brutalmente tu influencia. En ese caso, no serviría de nada el nuevo medio. A decir verdad, yo no necesito Público para informarme, si desaparece me puedo buscar perfectamente la vida, medios alternativos, prensa extranjera…. Pero quiero que exista para que exista un mecanismo de difusión de ideas diferentes a la idea única. Yo soy un usuario intensivo de información, pero sé que la mayoría de la gente no se va a romper tanto la cabeza, buscan un diario para echarle un vistazo y enterarse más o menos de lo que pasa en el mundo. No se van a estar indagando por la red detrás de tal noticia.

      El nuevo medio, será en abierto o no será (vamos, puede existir, pero no tendrá valor ni utilidad ninguna como catalizador de una transformación social, como medio del pueblo, será socialmente irrelevante).

      Comentario por Mendigo — 14 marzo 2012 @ 2:32 | Responder

      • Hombre, a mí lo de las cuotas me parece bien. Se podría establecer un precio módico, pero para ello habría que gustar muchos abonados( muchos muchos). Algo así es lo que están intentando introducir muchos de los periódicos más conocidos del país, a través de programas como Orbyt.

        http://quiosco.orbyt.es/

        Otra opción sería la de fijar el carácter gratuito del periódico. Para ello se necesitaría un accionariado muy amplio( como tú dices, al mismo nivel todos) y estable. Por ejemplo, 6 millones de personas que conformen el accionariado total de Público y que cada mes paguen una cuota específica sin esperar recibir un dinero a cambio. Simplemente por el hecho de mantener un periódico de influencia, afín a sus ideologías.

        Yo lo de la publicidad no lo veo con buenos ojos. Más que nada porque ésta es una de las principales causas de la censura mediática actual. Ya sabéis, choque de intereses…

        Comentario por V — 14 marzo 2012 @ 13:47 | Responder

        • Si los accionistas tienen que poner dinero cada año, entonces no sería una empresa, al menos lo que se entiende actualmente como una empresa mercantil, que se supone que hace lo contrario.

          ¿Podría hacerse una fundación?
          6 millones de patronos aportando pequeñas cantidades anuales, y abierto a todos

          Comentario por santi — 14 marzo 2012 @ 14:01 | Responder

          • Sí bueno, está claro que no me refería a una empresa mercantil al uso. Sería importante revisar este apartado, porque dependiendo de su carácter se podrían tener unas u otras ventajas fiscales.

            http://www.asociaciones.org/index.php?option=com_content&task=view&id=494&Itemid=54

            Comentario por V — 14 marzo 2012 @ 14:16 | Responder

            • Si no tiene beneficios que reinvertir para crecer, la empresa (en su sentido laxo) no tiene ningún futuro. Si ya desde el principio renunciamos a que sea rentable, mejor dejamos el asunto correr. De nuevo, es gastar energía en balde.

              Comentario por Mendigo — 15 marzo 2012 @ 0:58 | Responder

              • Pues a mí me tienes muy despistado, macho. La suscripción no te parece una opción eficaz, una fundación te parece un negocio abocado al fracaso, la publicidad de las grandes empresas es evidente que no se va a tener, tiene que ser necesariamente abierto…etc. Difícil lo pones eh Mendi.

                Un consejo, no te estreses. Vida sólo tenemos una y se disfruta más cuando la tomamos en pequeños, pero placenteros, sorbos ;).

                Apertas y gracias por todo lo que haces desde tu trinchera( que el sistema financiero genere dinero sin hacer nada y tú estes a palo seco, es un crimen :) )!.

                Comentario por V — 16 marzo 2012 @ 0:53 | Responder

                • Pues tienes toda la razón, es que la cuestión es complicada.

                  Se me ocurre lo que propuse por ahí: buscar financiación en una actividad paralela (por ejemplo, y es sólo un ejemplo, en crear una página de anuncios tipo Segunda Mano o de subasta tipo eBay).

                  Tranqui, después de este finde de relax, ya vengo más desestresao. No hay nada como estar en contacto con la Naturaleza para devolver el equilibrio al espíritu.

                  Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 10:02 | Responder

  5. Sin Palabras – El diario Público censura y manipula

    Comentario por Mendigo — 14 marzo 2012 @ 14:30 | Responder

      • Ahora, en modo alguno me parece inteligente la versión de que en Siria hay una guerra imperialista. O en Libia. Es reducir un problema extraordinariamente complejo a un cliché simplista.

        Comentario por Mendigo — 15 marzo 2012 @ 0:56 | Responder

        • Si ya lo se. Me hace gracia esa manía de la izquierda en que todo lo que la rodea debe estar libre de mácula. Pasa que todo es mucho más complejo, y un paisano denuncia que Público no publica intervenciones imperialistas y al final las publica. Y un conocido tocayo mío va y suelta en twitter que el pueblo sirio sabrá luchar contra el dictador y la OTAN, por decir algo, que además resulta encajar en su esquema mental y sus teorías sobre Libia, como si de verdad importara. Al final pasa lo que pasa, que la realidad no arroya como una apisonadora. Lo tengo dicho, llegará la revolución y nos pillará discutiendo teorías, y si no al tiempo.

          Comentario por HugoMM — 15 marzo 2012 @ 14:55 | Responder

          • La cuestión es que todas esas visiones de la guerra, también la imperialista, deberían tener cabida en un medio ¡al menos en los comentarios!

            No es que esté más o menos de acuerdo con esa visión (no me quiero meter en el tema sirio que, para empezar, desconozco), lo que me interesa del enlace de Manolox es la censura que se ejerció sobre una opinión concreta, que desautorizaba la línea editorial del periódico en ese conflicto.

            Vamos, a mí también en Público me han censurado comentarios, de hecho, creo que no llegó a aparecer ni uno (de los tres o cuatro que debí mandar antes de mandarlos a la mierda ;) )

            Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 10:05 | Responder

    • Coño la pillaste.
      Había leído esta tu propuesta y lo de la entrada anterior y tenía cosillas que decir al respecto, pero he preferido abstenerme porque ha coincidido con una furibunda campaña anti-público que me he montado y creo que me iba a ir más a las vísceras que a la razón, y esas es preferible callar.

      Bueno, ahora elaboro un comentario con lo que había pensado sobre tus propuestas (sin tripas ni nada) y lo envío. :)

      Comentario por manolox — 15 marzo 2012 @ 1:48 | Responder

      • Claro! No estamos de acuerdo al valorar la labor de Público. Creo que es muy interesante tu postura, incluso para crear un diario sin la falta de pluralidad que denuncias. Además, qué coño, me gusta contradecirme a mí mismo, que si no sería un puto mosén.

        Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 10:07 | Responder

  6. Si de Público se trata, supongo que lo primero sería saber qué piensan sus empleados y su actual dirección. También hay que asumir que hay que palmar pelas, osea, suscribirse a un periódico en la red que pueda ver todo el mundo. El diario tendría que estar accesible gratuitamente y abierto a la mayor participación posible. La publicidad podría restringirse a empresas que reúnan ciertas condiciones y que no sean demasiado grandes para caer-nos. Estos ingresos pasarían a un fondo del que sólo podría extraerse un porcentaje al año, fundamentalmente dedicado a la captación de lectores. El resto para vacas flacas. Y algo muy importante: su director y colaboradores o trabajadores más importantes tienen que salir en la tele, porque si no, ya tenemos Periodismo Humano.

    Son solo ideas. Podemos llenar un saco de ellas y luego ponernos a discutirlas. Creo que hace falta cierta infraestructura. Un wiki o algo por el estilo, al igual que los programadores usan cvs sin necesidad de conocerse para llevar a cabo sus proyectos.

    Comentario por HugoMM — 14 marzo 2012 @ 15:53 | Responder

    • Puedes palmar pasta los dos o tres primeros años, pero si no logras en un plazo breve de tiempo salir de los números rojos, si ni tan siquiera te lo planteas, el proyecto tendrá muy poco recorrido. En cuanto la gente se canse de poner pasta, habrá que empezar con los recortes, el diario perderá calidad y entrará en barrena (como ha ocurrido ahora).

      No, hay que presentar un plan de negocio creíble. Habrá que echarle inteligencia e imaginación.

      Comentario por Mendigo — 15 marzo 2012 @ 0:51 | Responder

  7. Información digital de “izquierdas” hay mucha en la red y “especializada” ¿Para qué un periódico generalista?
    No se precisa cantidad, sino calidad. Que yo participe con una cuota como propietario de un periódico “popular” no me garantiza la calidad y selección de la información. Mas que noticias efímeras diarias, se precisan como decía JoseLuis: “el conocimiento en profundidad está reñido con la velocidad. Tengo la absoluta convicción de que necesitamos reflexión y datos contrastados para hacernos una idea de lo que pasa en el mundo…” y eso normalmente quien mejor lo hacen son los expertos. Por ejemplo, en Rebelión se pueden leer algunas “firmas” importantes, no periodistas a sueldo.
    Con una buena selección de las “fuentes” actuales (se pueden ayudar haciéndose suscriptor o con donativos) y las referencias a links de artículos concretos que aparecen en blogs, etc. hay muchísimo material y lo que faltaría es ¡ tiempo !

    Comentario por Paulo — 14 marzo 2012 @ 19:44 | Responder

    • Insisto, una cosa no quita la otra.

      Ya tenemos medios de análisis, el nuevo periódico no entraría en competencia directa con ellos. Pero es imperiosa la necesidad de que haya un diario, de noticias, de izquierdas. Para que toda la masa social trabajadora no tenga que ir a informarse (y adoctrinarse) en los medios de la burguesía. Porque si no, estará todo perdido.

      Para muestra un botón: mira cómo están estos medios desincentivando la huelga del 29M. Creando un clima de opinión contrario a las reinvindicaciones sociales. SON PODEROSOS, REALMENTE LOS MEDIOS TIENEN MUCHA RELEVANCIA SOCIAL. No podemos negar su influencia sobre grandes sectoers de la sociedad. Tenemos que luchar también en el terreno de la información y la opinión. Es más, te diría que es fundamental, la base de todo. Si no logramos llegar con nuestro mensaje a la mayoría de trabajadores, el resto no tiene sentido, nunca podremos hacer nada.

      Comentario por Mendigo — 15 marzo 2012 @ 0:55 | Responder

  8. Lo que también hace falta es algún medio de prensa seria y responsable, donde las noticias sean lo que son, no pueden mutar entre medios.
    Es necesario que los periódicos dejen de engañar y ya no sea posible distinguir entre editorial, columnas de opinión y noticias.
    Es alucinante comparar los titulares, con la entrada, la entradilla y el desarrollo de la noticia.

    Hace falta un medio objetivo en la información que presenta, y con editoriales y columnistas de izquierda, que no caiga en los errores demagógicos del resto, con información veraz, datos y fuentes, una prensa seria que se haga respetar por sus contenidos.
    Si no existe, o mientras se crea, asumamos nosotros ese papel, “ya basta de rehuir las conversaciones comprometidas” o de limitarnos al fútbol, ídolos y cantamañanas varios con que nos lobotomizan a todas horas. Todos somos responsables de la degradación informativa, por consumir la bazofia que nos presentan y hacerla caso.

    Salud amigos, y gracias por el blog!

    Comentario por Objetividad ante todo — 15 marzo 2012 @ 2:09 | Responder

    • “Hace falta un medio objetivo en la información que presenta, y con editoriales y columnistas de izquierda, que no caiga en los errores demagógicos del resto, con información veraz, datos y fuentes, una prensa seria que se haga respetar por sus contenidos.”

      Tenemos en mente el mismo proyecto de periódico. Yo creo que incluso puede ser una buena iniciativa empresarial, aportar un periódico que se diferencia del resto por el rigor y la calidad de sus informaciones, sin ser cocinadas en redacción según los intereses del editor. Ya no sólo por una cuestión ética o práctica (me interesa informarme, no soy un débil mental para que me presenten la realidad adecuada a mis esquemas mentales, como hacen La SinRazón o El InMundo). Si ganamos el prestigio de ser el medio de referencia, entonces sí que esta empresa sería viable económicamente.

      Para sobrevivir, tienes que ser el mejor en tu campo. Y puedes hacerlo como el diario más serio y riguroso, o procurar ser el más sensacionalista y tendencioso. Hay que elegir el modelo de lector al que quieres aspirar, y la competencia que debes afrontar.

      Gracias a ti por tu comentario (al menos alguien que me dé la razón de vez en cuando viene bien ;) )

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 9:37 | Responder

  9. Allá va mi ladrillazo.

    LA NECESIDAD
    Sobre lo de que hace falta un medio en papel estoy totalmente de acuerdo, así como también lo estoy en que este medio debe estar bajo el control económico y editorial de sus dueños. Es decir, del mayor número posible de suscriptores-accionistas o como quiera que se vaya a organizar, y que lo sientan/sintamos como nuestro porque efectiva y legalmente lo sea. Esto tiene un coste y tenemos que asumirlo. Punto.
    Es una necesidad imperiosa terner al menos uno, que sea en papel y de tirada nacional, puesto que ahora mismo estamos en una situación de horfandad total. Los muchos o pocos ciudadan@s que no disponen o gustan de internet es imposible que accedan a información crítica.
    Sobre este punto creo que no hay mucho que discutir. Sólo limar.

    EL CONTENIDO
    Sobre el contenido de este futuro medio ya discrepo un tanto. Algunos sosteneis que debiera ser generalista. Yo no lo creo así. Sobre el ejemplo de GARA, que es generalista, es un éxito y un ejemplo a observar, quisiera apuntar que en el País Vasco se da una circunstancia que no hay en el estado español y que es determinante para la necesidad de que el medio sea o no generalista.
    Se trata de la base social prieta que es la izda. abertzale. Por razones geográficas, y por razones de índole social, cultural y política, esta gente sigue en piña pase lo que pase. Ahí tenemos la muestra de lo unidos que están después de procesos tan “disolventes” como la ilegalización que les privó de todo poder político, o el cambio radical de estrategia con el abandono de la lucha armada. También la clausura de otros medios anteriores que tenían. No hay nada siquiera parecido en el resto de la península. Lo más cerca sería la Esquerra Republicana de Catalunya, pero ya hemos visto los bandazos que han dado electoralmente con el sólo desgaste de participar en el tripartido. El resto del estado es un solar ideológico, cuando no un patatal, que es peor.
    Y no sólo eso sobre GARA. También sucede que la izda. abertzale está en un proceso de construcción nacional. Están “haciendo patria” y de ahí que su medio de expresión tenga también que tratar la cultura, el deporte, el loquesea, de forma amplia. O sea, un medio generalista.
    Para nuestras aspiraciones, considerando que estamos hablando territorialmente de algo análogo a lo hecho por el diario Público, creo que ni se dan unas circunstancuas ni se necesitan otras.

    Generalista no, pero tampoco estricta y machaconamentemente político. ¿Tal vez un par de hojas con los resultados del fúbtol y otros deportes, otra con publicitaciones de luchas sociales tipo huelgas, manifas y demás (que hay a diario en todo el territorio como sabe cualquiera que lea La Haine y Diagonal), la de los teatros principales, hechos destacados de la cultura….? ¿Qué sé yo?, mil cosas, pero sin perder el Norte al que nos dirigimos.
    No hay que pasar por alto que la política no es sólo el PPSOE, IU, CIU, Obama, Fidel Castro, la bomba atómica y la guerra Irák. También es política la cultura y la recuperación de la memoria, por poner un par de ejemplos.

    Sobre lo que decía más arriba de “publicitaciones de luchas sociales tipo huelgas, manifas…” estoy hablando de PROPAGANDA. En mi opinión el medio debe ser también en parte un órgano de propaganda política. Y esta cuestión sé que es especialmente delicada por el feo significado que tiene la palabra “propaganda” y por el mal uso que se ha hecho de la misma tanto aquí como acullá. Por supuesto tampoco me refiero a que vaya a ser plataforma de determinado partido o sindicato. Ojo. No al menos de momento. No quiero explayarme en esto ahora, pero pienso por ejemplo en algunos medios venezolanos para que se sepa por donde voy. Estamos muy lejos de aquellas circunstancias, pero puede y debe llegar el día que su función ya no sea sólo informar,… porque quede esto meridianamente claro, NO ESTAMOS HABLANDO DE INFORMACIÓN PARA INFORMARNOS. NO SOMOS DILETANTES. Estamos hablando de una herramienta para hacer valer nuestros intereses en un lucha de clases en las que nos están comiendo por los pies.

    * Sobre esto último sigo mañana que ahora debo acostarme. Quiero desarrollarlo un poco más y tocar otros asuntos de contenido.

    SOBRE EL DIARIO PÚBLICO
    El diario público creo que es un mal para la izquierda. Si pensase de algún modo, por remoto que fuese, que puede servir a la izquierda en algo, nunca haría una entrada como la que enlazaste arriba (que por si no lo sabe alguien es de mi autoría).
    Soy muy respetuoso del trabajo honesto de las izquierdas (en plural) y no me gusta poner palos. Me abstengo muy mucho de criticar decisiones o actitudes de sectores concretos. Además simpatizo abiertamente con todos ellos y soy parte de ellos, por muy incoherente que pueda parecer. También tengo mis críticas guardadas a medios alternativos de la izquierda en internet que ni me gusta algunas cosas que hacen ni cómo las hacen, pero no los voy ni a nombrar. Tengo mis ideas y mis reproches pero no estoy a esa. No es el momento. Cuando el capitalismo no sea una amenaza ya os dire a todos lo equivocados que estáis y lo listo que soy yo. :)
    Pero el diario público en mi opinión no tiene absolutamente nada de izquierda, ni ahora ni nunca, ni de forma táctica ni circunstancial. Y por eso me permito el lujo de tirarle con postas.
    Creo además que ha sido un MAL, con mayúsculas, para la izquierda. Lo ha sido en papel, y una muestra del ello es esta entrada y este debate que aquí tenemos que se está reproduciendo en muchos otros lugares de Internet, y que no habría sido posible sin la desaparición de público de las calles. En realidad era un tapón o placebo que dificultaba el hecho de que apreciasemos la necesidad de tener un medio propio de verdad y de izquierda de verdad. Y no uno en manos de un millonario y con sede en Qatar.
    Me alegro de su desaparición en papel. De su desaparición en Internet ya casi me da igual. Quién accede a público por internet tienen otras opciones, y además, como puede ver cualquiera que lea los comentarios de público y pese a la férrea censura sobre los comentarios contrainfomativos, sirve para hacer llegar contenidos alternativos a mucha gente. Ya sé que es una forma muy precaria, pero a falta de pan…
    También pienso que debe hacernos reflexionar no sólo la cuestión económica que ha tumbado a público. Vuelvo a la entrada llena de mala baba que hize y pienso que no querría de ningún modo ser parte de un medio que va de ese palo. Censurando y mintiendo en momentos delicadísimos para la lucha de los pueblos** y tomando parte activa y deliberada en favor del imperialismo genocida.
    Sobre lo de compar la cabecera de público más o menos ya está claro lo que pienso. Además de ser un medio “perdedor” tiene el grave problema de la credibilidad decreciente. Remito de nuevo a los comentarios que hay en el propio diario en la sección internacional de cualquier día. Hay ya ahí un poso de desconfianza que no sería fácil gestionar. Me refiero sólo a los comentarios críticos desde la óptica izquierdista, que además si nos fijamos son siempre los más votados, y cuyos autores serían en principio los que nos debería interesar atraer (en principio, luego más). Recuperar a esa gente y otra que se calla y otra que se ha ido asqueada y decepcionada, sería un esfuerzo considerable que yo descartaría por innecesario.

    ** Sobre lo de la “lucha de los pueblos” también lo dejo para mañana en otro comentario aparte que lo quiero matizar mucho y dejar bien claro. No tiene que ver directamente con este tema. O sí, ya veremos. Mañana.

    Comentario por manolox — 15 marzo 2012 @ 4:53 | Responder

    • Lo primero, muchas gracias por lo pormenorizado de tu comentario. Sé bien el tiempo que ello conlleva.

      Sobre los acuerdos, evidentemente, no digo nada. Me limito a los desacuerdos:

      - Que sea en papel, ya lo he comentado antes, creo que no es económicamente viable (no sólo por los costes de impresión, sino de distribución). Si El País, con su descomunal cifra de ventas, y pierde dinero…

      - Sobre la “información crítica”. Preferiría que sólo contuviese información. Por ejemplo, si en una manifestación se reparten hostias, todos los medios (incluso muy frecuentemente Público) sólo muestran la información policial (hubo disturbios que obligaron a intervenir y hay tantos policías heridos). Me bastaría que el medio que pretendemos crear mostrase, al menos, la noticia también desde el punto de vista de los apaleados. Es más, que procurase encontrar datos objetivos que permitiesen una narración del hecho rigurosa (por ejemplo, una filmación de toda la manifestación, no secuencias cortadas). Es de esta forma, presentando información rigurosa, como un medio se ganaría el reconocimiento. Desde luego, es el tipo de información que yo busco.

      Y luego, para tener análisis críticos de la realidad, ya existen páginas (Voltairenet, Rebelión, La Haine…) y otras tantas que se pueden crear. Pero no debemos confundir INFORMACIÓN con OPINIÓN, ambas perfectamente legítimas pero distinguiendo claramente una de otra. Porque para hacer un engendro como La Razón o Intereconomía, pero de izquierdas, mejor dejar el asunto correr.

      La información no es para diletantes, es necesaria para que la ciudadanía pueda ejercer la soberanía. Es conocimiento, y debe ser rigurosa para ser útil.

      No me parece mal la propaganda, tal y como la planteas. Pero considero que, como cualquier otro tipo de propaganda (comercial, sin ir más lejos) debe quedar perfectamente delimitada su extensión (hasta aquí, información, y esto ya es publicidad) y siempre cuidando que ésta no influya en la objetividad de la información (ni siquiera que lo parezca, como la mujer de César). Si hay dudas, debe eliminarse la propaganda (política, comercial…) y anteponer la información.

      - Sobre la valoración de Público, desde luego, disentimos. Sin negar que hay cosas de Público que nunca me han gustado (su aceptación de la versión oficial-policial de forma acrítica, en algunas, no todas, las ocasiones), pero el balance para la izquierda me parece que ha sido extraordinariamente positivo. Ha permitido crear un espacio a la izquierda de El País, dar visibilidad a un discurso que, hasta entonces, era absolutamente marginal, de algunas páginas y algunos foros. Algunos de los tímidos avances que en materia social se han producido estos años han tenido, siquiera como coadyuvante, la ayuda de Público.

      - En cuanto a los comentarios en las noticias de Internacional, podrán ser mayoritarios los que ven detrás de todo la lógica del imperialismo. Pero no dejan de ser análisis muy pobres de problemas muy complejos. Yo primero me informo, y luego me formo una opinión. Mucha gente tiene una opinión aún antes de haberse informado. Quiere que todo el mundo cuadre en unos rígidos esquemas mentales. Esto es muy propio de la prensa de derechas, pero no exclusivo. Supongo que es un mecanismo psicológico por el cual percibimos la realidad. Digamos que esos análisis bueno-malo son como una cámara con un sensor de trama muy basta, de pocos megapixeles, que capturan la realidad simplificándola de forma imperfecta.

      Esta información ramplona es precisamente la que habría que desterrar del futuro medio, si se quiere alcanzar la preeminencia entre los demás, ser la opción preferida de los ciudadanos para informarse, ganarse el reconocimiento de la imparcialidad y el rigor (que, estoy seguro, sería recompensado con difusión, más lectores y de más calidad). Un medio que permanentemente me explique todo conflicto como la eterna lucha entre el bien y el mal, encarnado el mal en el demonio yankee, desde luego carece de todo interés para mí.

      Eso no quiere decir que haya que excluir sistemáticamente esta visión, complementaria, como está haciendo Público. Ciertamente la Secretaría de Estado gringa tiene algo que ver en prácticamente todos los conflictos que hay en el mundo, y hay que narrarlo si se pretende hacer una exposición rigurosa de la noticia, pero otorgándole el papel que le corresponde (que, por ejemplo, en el conflicto Sirio y aún más en el Libio, tiene pequeña relevancia).

      En resumen: no hace falta manipular la realidad. Creo firmemente en que nos asiste la razón, así que no tengo ningún miedo en presentar la información de modo lo más estrictamente objetivo posible, pues la verdad nos conviene. De ahí que el accionariado sea colectivo, para que no existan intereses personales que fuercen al redactor a sesgar la noticia. Eso sí, que no espere el lector abrir el periódico y recibir su chute de autoestima diaria leyendo como el periódico dice lo que él quiere oír.

      No puede ser la COPE (o si lo es, yo me apeo).

      Por ejemplo, un termómetro de la objetividad de un diario, y que sería muy apreciado por la ciudadanía (al menos por la parte de la ciudadanía que no está afectada por el cretinismo) sería que dedicara la misma extensión a informar de los casos de corrupción, sin importar el partido político al que estuviera adscrito. Con matices, Público estaba cumpliendo con aprobado raspado, lo cual es una nota soberbia en relación al resto.

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 11:21 | Responder

  10. Primero perdón por la (h)orfandad. Tal vez así lo era menos. :)

    Más cuestiones a vuela tecla sobre el medio que necesitamos.
    Después de releer mi comentario anterior veo que lo poco que digo parece que sean certezas irrebatibles. No es así. Tengo muchas dudas sobre lo dicho y otras más que voy poniendo ahora.

    ¿Qué línea editorial vamos a tener? Esto es vital. Tiene que estar definida y tenemos que asumir una opción de consenso clara que no vaya luego a defraudar a los sectores que parecen tenerlo todo siempre claro. Tenemos que definir y tenemos que flexibilizar y tenemos que comprometernos con lo pactado, (aunque no sea ni la mitad de nuestras perspectivas individuales). No olvidemos el cainismo de la izquierda española que indudablemente tendrá su réplica en el nuevo diario.

    Tenemos que plantear y quedar establecido cómo van a ser abordadas las noticias, porque la simple elección de qué es publicable ya es tomar partido, así como también lo es el lenguaje a utilizar. Eso del periodismo objetivo es tan bonito como impracticable. Otra cosa es que sea honesto. La honestidad ya no es negociable, pero la objetividad deberíamos darnos cuenta de que no existe realmente. Pensemos en un medio “objetivo e imparcial” ¿No será que está hablando desde nuestro punto de vista y por eso nos parece tan “profesional”?

    EL LENGUAJE
    El lenguaje es importantísimo y como ya sabemos nunca es imparcial.
    Por ponerlo con un ejemplo simplón: ¿Hablamos del “régimen de los borbones” o de “nuestra mejorable democracia que queremos fortalecer”?

    LA LÍNEA EDITORIAL
    ¿Qué posición adopta nuestro medio sobre gobiernos con democracias no homologables a la occidental? Cuba por ejemplo. Yo tengo mi postura definida y se parece poco a la de mucha gente nominalmente en la izquierda que considera a Cuba un régimen dictatorial.

    ¿Cómo hablamos de la lucha armada de movimientos en principio afines ideológicamente a nosotros tipo FARC-EP, ELN, en Colombia o EZLN de méxico, o los maoístas de Kerala, etc.? ¿O no tienen nada que ver con nosotros y nuestra lucha? ¿O si lo tienen pero es preferible obviarlo para no quemarnos? que también puede ser que alguien lo vea así.
    ¿Y de otros movimientos de lucha antiimperialista pero que ya tienen menos que ver con la izquierda o incluso nada que ver? Por ejemplo HAMAS o HIZBULA, con un toque social fuerte, sin alternativa factible en la zona y con dos tazas de beatería retrógrada que al menos a mi me echan para atrás. ¿Y otros como los talibanes?, por poner un ejemplo de contraste.

    ¿Cómo abordamos la cobertura de temas delicados en nuestro país como la tortura, la represión, el nacionalismo español y el no español, la relación con las instituciones y sus funcionarios…? ¿Somos (o es nuestro medio) reformistas o revolucionarios? ¿O somos ambas cosas si es que esto es posible?
    ¿Qué posición vamos a tener hacia partidos como el PSOE, cuya cúpula y gran parte de la militancia poco tienen de izquierda al tiempo que son un grupo social decisorio y un objetivo mediático prioritario a seducir? Esto es delicado y hay que tratarlo con inteligencia, porque si empezamos con lo de “el PP$OE social-fascista y sus cómplices del neoliberalismo…”, (falta de delicadeza en la que incurro yo mismo a diario), mal vamos para atraernos a esa gente y hacerles partícipes de nuestro proyecto (mediático en un principio y político en todo momento).

    ¿Qué hacemos con las posturas irreconciliables que hay dentro de la izquierda? Por ejemplo el modelo político, social y económico del anarquismo vs el del socialismo-comunismo vs el de la socialdemocracia.

    ¿Publicidad en nuestro medio sí o no? A tener en cuenta no sólo los ingresos posibles y el control sobre el tipo de publicidad, sino que el hecho de poner publicidad ya puede ser una orientación hacia roles consumistas.
    ¿Somos alternativa al resto de medios por contraste? Supongo que sí, pero ¿sabemos ya que se nos viene encima falsimedia al completo con toda la artillería y de forma coordinada?. Esto es una guerra. La guerra mediática como parte de la guerra de clases. No es precisamente cómodo asumir determinadas líneas informativas y nos atacarán no sólo por “saturación del espacio mediático”, sino con campañas de descrédito, acoso judicial y otras vías. En la “izquierda radical” somos proclives a “dejarnos instrumentalizar por ETA” o cualquier otra banda de malos malísimos y eso nos puede llevar a sanciones o el cierre. Ya nos entendemos.

    Y lo de la guerra mediática y la guerra de clases ¿Lo tenemos asumido del todo? Supongo que habrá que hablar de ello y plantear cuán sensible es esta cuestión en una sociedad como la nuestra en la que una mayoría piensa estar en democracia (mayoría decreciente gracias a la crisis y las contradicciones que va mostrando).

    ¿Quién va a escribir en nuestro medio especialmente en las secciones no estrictamente informativas, tipo “opinión”? Bueno, ya imaginamos quién o qué tipo de periodista, escritor, militante o activista social… pero quiero decir si aspiramos a algún tipo de pluralidad dando espacio a quienes ya lo tienen en la prensa ahora existente.
    ¿Va a ser participativo en sentido amplio? Esto en mi opinión sí, pero no como lo es público, sino más como el país, que ha creado una comunidad (que se llama la comunidad el país) en la que la gente tiene blogs y debates, pero que no interfiere el la definida línea editorial del medio.

    Esto y muchas otras cosas habrá que pensarlas. Y creo que no son temas menores o a tratar más adelante, pues no sólo se trata de informar, sino que un medio alternativo debería estar también para formar y orientar no de forma tangencial con la sola información. Habría de tenerse en cuenta qué queremos formar y hacia donde queremos llegar.

    También se me ocurre que puede tener secciones no diarias para la edición y lanzamiento de libros, documentales, comics, y todo tipo de material con finalidad definida que al tiempo fomente ya un modelo alternativo de difusión tipo copyleft. (esto en principio casa mal con la tendencia a superar los formatos no virtuales)
    Y también otras secciones no diarias (como un dominical o un suplemento quincenal) para el tratamiento en profundidad de temas complejos como la guerra de tal sitio, acontecimientos históricos, o la economía de mercado-estatal-cooperativa, la organización social de los nosequeistas, los movimientos sociales, indigenistas, feministas, animalistas, campesinos, el internacionalismo… es decir, material formativo para la articulación de un movimiento social consciente con pretensiones inequívocas y hegemónicas. El capital humano está ahí y más ahora con la crisis.
    ¿Y por qué no? con este mismo propósito incluir poesía, crítica literaria y de cine, etc, pero todo esto bien separado de la información. Como si fuese de “empresas” diferentes.

    No me enrollo más. Termino con un enlace interesante y ya luego me pongo con el otro tema de “la lucha de los pueblos” que decía en el comentario de ayer:
    Es de Vicenç Navarro sobre los medios venezolanos y su implantación:
    http://blogs.publico.es/dominiopublico/4890/venezuela-wikileaks-y-los-medios-2/

    … la gran mayoría de canales televisivos en Venezuela (de donde recibe la información la mayoría de la población) son canales privados. Las cadenas públicas (que son la minoría) cubren sólo un 5% de la audiencia. El 95% de la población recibe la información de los canales privados, la mayoría fuertemente hostiles hacia el gobierno Chávez. Los canales públicos, que cubren un 5% de la audiencia total, tienen un porcentaje mucho menor que en Francia (un 37%) o en Gran Bretaña (37%)…

    Si esa es la situación siendo gobierno y teniendo gran parte del poder a disposición, apoyo económico y un pueblo en revolución detrás, podemos imaginar algunos de los problemas que tendremos por delante sin disponer de ningún poder institucional, ningún apoyo económico y graves carencias organizativas y de concienciación social e ideológica.

    Comentario por manolox (@_manolox_) — 15 marzo 2012 @ 20:40 | Responder

    • Tocas temas muy importantes.

      A ver, respecto de la objetividad. El cero absoluto (0 K = 273,15ºC) no se puede alcanzar, es un imposible teórico. Sin embargo, ello no quita a que los científicos traten de acercarse lo más posible a este punto, para lograr que los materiales adquieran ciertas propiedades interesantes, como la superconductividad. Lo que es un absurdo lógico es pretender que, como no podemos alcanzar el punto de cero absoluto (supondría la muerte térmica del Universo), renunciamos a investigar sobre superconductores y, ya puestos, a toda la criogénica.

      Por lo tanto, la objetividad en la información, aún siendo una utopía (como la libertad), debe ser el mandato supremo de un medio de comunicación. Tender a ella, aunque sea como asíndota, si no es posible alcanzarla.

      Insisto, con ello de ganas el reconocimiento de la ciudadanía. La verdad, estoy convencido, es revolucionaria.

      Por supuesto, esto es mucho más fácil enunciarlo que lograrlo en la práctica.

      +

      En el lenguaje. Es difícil, desde luego, pues como dices toda decisión en el libro de estilo implica tomar partido. Fue en un artículo de BBC Mundo, a cuentas del empleo de “terrorista”, donde me parece que está la solución. El lenguaje debe ser descriptivo, sin entrar en valoraciones (que debe quedar para el lector o, en todo caso, para el editorial o las columnas de opinión). Es decir, si Al Quaeda realiza un ataque, Al Quaeda realiza un ataque. Nada de “el grupo terrorista comete un atentado contra las tropas de pacificación de la Coalición Internacional…”. Es decir, se describe el hecho, sin prejuzgar con el lenguaje si esta acción es aceptable o no, si la presencia de tropas extranjeras es aceptable o no…

      Lo mismo que antes: hay que narrar la información con asepsia, con imparcialidad, como si leyeses un libro de Historia. Lo contrario es leer el ABC o a César Vidal, es decir, basura intelectual.

      +

      La posición respecto a partidos o movimientos…ninguna. De hecho, un diario riguroso debería prestar poca atención al “tomate” político. Que el ministro tal ha dicho, que el portavoz ha respondido… Importa poco lo que digan, son profesionales de la mentira, de la ocultación y de la manipulación. Importa LO QUE HAGAN, y eso es lo que merece ser narrado. Sus declaraciones, a las cuales la prensa les dedica tanto espacio, no importan. Es barato obtener las declaraciones de un político, manipulando la verdad para adecuarla a sus intereses. Un medio riguroso no se debe prestar a ese juego, debe buscar información veraz por otros medios.

      Por poner un ejemplo, me resultaba indiferente que Zapatero y Solbes cantaran a coro que no íbamos a caer en la crisis. Su opinión vale poco, pero es que ni siquiera sus declaraciones se corresponden con su opinión, sino que todos sabemos que es un discurso oficial que no se lo cree nadie. Lo que hace un buen periodista es recabar información, en este caso, de la evolución de la economía. Es sólo un ejemplo.

      Que Fraga se baña en Palomares? No importa nada, esa política de gestos no vale nada, esa foto no se publica porque es propaganda. La información consiste en narrar el hecho (ha caído una bomba) y en acudir con un contador Geiger y entrevistar a físicos nucleares y expertos en armamento. No servir de altavoz al stablishment político, amplificando sus sandeces. Eso es rigor. E, insisto, estoy convencido en que la ciudadanía lo premiaría con su atención,

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 11:44 | Responder

    • Gracias, tronk!
      ;)

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 12:32 | Responder

  11. Y para terminar otro ladrillazo y ya me callo la boca por un tiempo y os dejo tranquilos. (Te voy a gastar el espacio que da wordpress, mendiño)
    Esto es para aclarar lo de la “lucha de los pueblos” que dije en mi primer comentario que matizaría, en relación a los sucesos actuales en Siria y por extensión a los pasados de Libia y a los previsiblemente venideros en Irán.
    Advierto que va a ser largo y regado bien de enlaces con chicha. Una posición política, y más cuando es tan controvertida, no debe hacerse con intención de agradar y debe tener fundamento.
    Este fundamento, que es lo que expondré a continuación, apunta como es lógico a explicar la posición adoptada por mi, pero también he tenido en consideración montón de material que cuestiona dicha posición. No es una ocurrencia de ahora mismo sino más bien el fruto de un proceso.

    En primer lugar decir que mi posición inicial sobre estos gobiernos es crítica y de rechazo. No simpatizo con ninguno de ellos. Y no se trata de exquisiteces ni equidistancias cómodas. No tendría ningún reparo en afirmar que simpatizo con ellos, pero no es el caso.
    Siria en concreto considero que ha sido siempre un estado policial con un gobierno tan ilegítimo como lo es el español. Idem para Irán, y sobre Libia ya lo hablamos aquí hace meses. Sobre el caso libio apuntar que lo que entonces eran dudas por la inmediatez y desconocimiento (era justo cuando se aprobaba la resolución ONU sobre lo del espacio aéreo), ahora las tengo ya más como certezas. Creo que se ha destruido un país para lograr absolutamente nada, ha sido contra el interés y deseo general de la población de Libia y desde la aparición de la OTAN en ningún momento ha habido otra posibilidad que la que finalmente ha ocurrido. También ha sido “dramático” (seguimos vivos y yo acabo de cenar bien) para la izquierda en general por el nivel de enfrentamiento que ha suscitado. Pero esto lo digo categóricamente ahora con lo que sé ahora. Antes decía esto otro:
    1 – https://esmola.wordpress.com/2011/03/18/bengasi-es-barcelona/#comment-11460
    2 – https://esmola.wordpress.com/2011/03/18/bengasi-es-barcelona/#comment-11476
    3 – https://esmola.wordpress.com/2011/03/25/amicus-plato/#comment-11541

    Sobre Siria estoy de acuerdo en que es una simplificación decir que los contendientes son el gobierno sirio y el imperialismo, pero ¿quienes son realmente los contendientes? Y me refiero en concreto a los contendientes que se están matando entre sí y matando a otros. A los que luchan. Supongo que se puede acordar en que de un lado está el gobierno sirio y nada más (también los intereses de China, Rusia e Irán, pero de momento y que sepamos estos últimos no son actores de primer orden, o no al menos hasta que recientemente Rusia comenzó a suministrar armas para (ojo a esto) la guerra contra un enemigo externo y con superioridad aérea). ¿Del otro lado a quién tenemos? Las revueltas que al calor de la primavera aŕabe prendieron las chispa están o han estado ahí sin duda. Estas revueltas eran de civiles y funcionarios desafectos protestando contra el gobierno sirio. El gobierno sirio como cualquier gobierno al que se le cuestiona su autoridad respondió con represión de la dura. Se radicalizaron las protestas y derivaron en enfrentamientos armados desde fecha temprana, pese a que algunos medios sigan hoy con la cantinela de los “manifestantes reprimidos”. Han pasado los meses y desde poco después de iniciadas las protestas hasta hace unos pocos días hemos tenido una situación de enfrentamiento bélico directo a gran escala, muy en contraste con lo de los “pacíficos manifestantes que masacra el sanguinario Al Assad” como falsimedia nos viene contando. ¿Estamos en condiciones de afirmar que quienes hasta la semana pasada han combatido al gobierno sirio son mayoritariamente los mismos que lo empezaron? ¿Estamos en condiciones de afirmar que estos “revolucionarios” merecen nuestra simpatía?
    Veamos:
    – Ahora sabemos sin género de duda que están operando sobre el terreno unidades militares del imperialismo (EEUU, Francia, Inglaterra, Turquía) (lo ha rebelado wikileaks y es dominio público). Por otra parte ya era conocido y ya había sido denunciado en medios alternativos hace bastante (Grupos armados dentro de Siria, ¿el preludio a una intervención armada de EEUU-OTAN?) . También es ya conocido en círculos contra-informativos que el gobierno sirio ha capturado a una veintena de militares franceses dentro de su territorio. También se habla de turcos, ingleses, (o aquí) qataríes, afganos, jemeníes, jordanos, ….
    – Y sabemos que están financiando principalmente Qatar y Arabia Saudita. También Israel y cómo no, las potencias occidentales.
    – También sabemos que el ejército “libre” sirio dispone de sofisticado material de guerra de fabricación francesa y alemana que difícilmente llega a ellos por los canales habituales de tráfico de armas.
    – Sabemos (porque lo han dicho públicamente) que al Qaeda, apoya a los “rebeldes” sirios. Y que ha sido esta organización islamista quien ha conducido el grueso de los combates en la ciudad de HOMS contra el gobierno sirio.
    – Sabemos, y mucho ojo a este enlace que lo pongo por su interés pero destacando especialmente la foto que contiene, que falsimedia está participando de forma activa y consciente junto a elementos de al-Qaeda en contra de Siria, así como también elementos identificados de la lucha islamista en Libia están ahora en Siria en idéntica misión. Véase a Abdelhakim Belhadj, destacado comandante de Al-Qaeda con el fotógrafo Paul Conroy del Sunday Times.
    – Tenemos por otra parte la declaración pública y harto difundida del general estadounidense Wesley Clark (ex jefe de la OTAN) de que es objetivo militar de EEUU para los próximos 5 años invadir 7 países que son: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán y finalmente Irán. La entrevista es de 2007 y hace referencia a 2002 (por eso aparece Irak que aun no se había invadido). (relacionado: Irán y el cerco estratégico de Siria y el Líbano)

    Esto entre otras cosas es lo que ya sabemos.

    Como dijo hace poco Luis Aponte (y suscribo por completo su durísimo artículo): [estamos ante] ..una de las alianzas más retrógradas de la historia de la humanidad: el imperialismo-colonialismo yanqui-europeo; las petromonarquías árabes; las reminiscencias turco-otomanas; y el anarco-yihadismo de Al-Qaeda.
    Si alguna vez, (y no lo pongo en duda) hubo entre los contendientes armados al gobierno sirio, elementos demócratas o revolucionarios asimilables a nuestras posiciones políticas, dudo mucho que no hayan retrocedido ya en vista de sus escasas posibilidades (aun cayendo el gobierno de al Assad) y de la grave responsabilidad que asumirían ante su propio pueblo metiendo al imperialismo militarmente en casa. Me pongo en el pellejo de esta gente con sus circunstancias y estoy claro que hace tiempo que a lo poco habría abandonado para no ser cómplice de fuerzas aun más oscuras que la dictadura local que pretendo derribar. Sobre esta cuestión creo que procede poner aquí para su lectura la Declaración del Partido Comunista sirio realizada hace pocos días.

    Creo que con lo expuesto hasta ahora, enlaces incluidos, es suficiente para justificar que “los rebeldes sirios” no sean “nuestros rebeldes”. Al menos los míos no. Pero para llegar a decir que en Siria está en juego la lucha de los pueblos queda un poquito más.

    La mitad de este recorrido que falta bien se puede hacer de un salto considerando nuestra limitada capacidad decisoria en los acontecimientos tratados. Falsimedia, que no es sino el imperialismo, está bien claro dónde nos quiere y a donde nos conduce diligentemente. No pintamos un carajo y nuestra influencia se limita aquí y ahora a movilizar (y poco) a la opinión pública de la que somos parte en pos de una NO intervención por parte de “nuestras fuerzas”. Es decir, un NO A LA GUERRA IMPERIALISTA. Sobre si nos parece bien o mal el gobierno sirio, o nos parece mal la lucha de al-Qaeda y las petromonarquías, o si pensamos que lo ideal es una negociación de las partes, o que se vaya Bashar Al-Assad y deje a los sirios tranquilos…. todo eso son divertimentos desde el momento que hemos constatado que las fuerzas imperialistas están operando ya sobre el terreno. En la hora crítica que nos encontramos nuestras únicas opciones desde nuestra única trinchera son un NO a la participación de la OTAN o un SÍ a la participación de la OTAN. Con lo dicho hasta ahora debería estar descartada la opción Sí.

    Y estamos ciertamente en una hora crítica en la que no podemos inhibirnos. El imperialismo da muestras de desesperación creciente con su crisis que no termina, está más agresivo que nunca y sus intenciones no son un secreto (remito al enlace de arriba del comandante Clark). Le crecen los “enanos” con lo de China y Rusia. Deberíamos intuir que tras la “escaramuza” contra Al Assad, termine esta con su gobierno o no, se viene la guerra contra la teocracia Iraní y contra el pueblo iraní. Está claramente anunciado que así va a a ser y estamos ya asistiendo a los prolegómenos. Están sonando los tambores de guerra hace tiempo. Estamos siendo advertidos. Nos están preparando y condicionando. Hemos sido advertidos de que esta guerra será nuclear. Nos lo están diciendo estos días generales rusos y sionistas en lo que parece mucho más que una escalada verbal. Si atendemos a lo que dicen altos funcionarios de uno y otro lado la guerra es inminente e “inevitable”.

    En relación a esto la postura de la “la izquierda con responsabilidad institucional” es clara y estaba ya definida antes de estos sucesos, (remito de nuevo al artículo de Luis Aponte). Esta “izquierda institucional”, que es la americana con Venezuela y el ALBA a la cabeza, sabe bien de lo que habla porque al contrario que nosotros son objetivo militar prioritario. Están en primera línea del frente si una guerra estalla y se internacionaliza. Aparte también son objetivo cada uno de ellos individualmente y al margen de los sucesos de oriente medio. Por eso y porque están en Revolución se posicionan sin medias tintas contra la amenaza mayor y por eso se posicionan con el gobierno sirio y le ofrecen sincera solidaridad internacionalista como (Asamblea Nacional Venezuela Acuerdo solidaridad pueblo de Siria)

    Hay unas condiciones objetivas que reclaman posicionarse, y al menos yo asumo el riesgo de apoyar “colateralmente” a un “gobierno inconveniente” antes que a las otras opciones que son no hacer nada (permitiendo con la inacción la proyección los intereses del imperialismo), apoyar las posiciones de la OTAN pretendiendo así apoyar de algún modo al pueblo sirio (tremendamente ingenuo cuando no otra cosa), o dar crédito a terceras vías impracticables desde el momento en que nadie las busca realmente (excepto tal vez el gobierno sirio por una simple cuestión de supervivencia).

    Por último no olvidemos que la necesaria “aquiescencia” de la opinión pública occidental para aventurar cualquier operación bélica se basta con no ser torpedeada.

    En Siria digo, ahora sí, se está librando la lucha de los pueblos contra la tiranía global.

    Comentario por manolox (@_manolox_) — 16 marzo 2012 @ 5:21 | Responder

    • Lo primero, de nuevo te agradezco un comentario regado con tantos enlaces. He intentado seguirlos todos, has defendido muy bien tu postura. Al menos, al principio, luego has ido obteniendo conclusiones, tomando las partes por el todo.

      Me explico: ¿EEUU/UK están involucrados en el conflicto sirio? Sí, sin duda, creo que aportar pruebas suficientes de ello. ¡Pero eso no es noticia! La diplomacia (entendida en un sentido laxo, en el que se incluye el Pentágono) estadounidense condiciona todos y cada uno de los Estados del mundo (incluido, por supuesto, el Reino de España).

      Pero de constatar este hecho, a acabar concluyendo que esta es una guerra del imperialismo contra los pueblos…ejem. Media un abismo.

      Lo primero, he de afirmar que del avispero sirio entiendo bien poco, y sé que la información con la que cuento es muy limitada. Ahora bien, lo que me parece es que estamos en un conflicto de componente eminentemente local. Básicamente, se trata de un problema de orden étnico-religioso (mayoría suní contra un gobierno-oligarquía chií-alauí, justo al contrario que en el Irak de Sadam). Además, también tiene una componente social, lucha de los sectores de la población desfavorecidos por el régimen, contra una minoría étnica que controla el acceso a los mejores puestos. De forma lateral, entran en juego los intereses de Israel (contrapuestos, pues probablemente prefieran en el gobierno a un Assad conocido que a un gobierno suni popular por conocer) y, desde luego, de Irán. Por supuesto, también los de las monarquías árabes, beligerantemente sunitas. Hizbulá y Hamás, que encontraban asilo en Siria, donde eran tolerados, pero no precisamente aliados. Y luego, en un lugar muy menor, están los intereses geoestratégicos (más que comerciales) de Rusia/China vs USA/EU por cobrarse una pieza más en el Gran Juego.

      En modo alguno puede ser equiparable al conflicto Libio, en el q los recursos naturales (petróleo/gas/agua) jugaban un papel esencial en la postura no tanto de USA, que no tenía intereses directos, como delos gobiernos europeos). Y no tiene absoltuamente nada que ver con la amenaza de un ataque a Irán, que es un conflicto en clave internacional, en el cual el sionismo tiene un papel determinante (mientras que en Siria es sólo accesorio) y que es un mojón principal en los planes del imperialismo por controlar el suministo energético en Medio Oriente.

      Hasta ahora, esta es la explicación intelectualmente más coherente que he logrado hacerme de un conflicto del que, la verdad, desconozco casi todo.

      De todas formas, el castigo con artillería sobre Homs parece suficientemente demostrado que existió. La superioridad bélica de las tropas regulares no evidencia que las milicias estén recibiendo apoyo masivo occidental (no se muestra en el campo de batalla). Y la posición de la cancillería venezolana me parece tan ruin como la de la secretaría de Estado gringo. Ni a uno ni a otro le interesa una puta mierda la vida de los que están muriendo en este conflicto (que, por ahora, parece demostrado que las víctimas las pone muy mayoritariamente el banco rebelde), sino crear lazos diplomáticos-comerciales con una u otra facción, para sacar mejor tajada del conflicto. En esto, sí que existen similitudes claras con Libia o con Irán: cada actor internacional busca su propio provecho, por encima de los intereses de la población local. Ninguno de los dos “bloques” defiende mi ideal de libertad y justicia para el conjunto del pueblo sirio.

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 13:01 | Responder

  12. Esto es la guerra contra los que nos quieren llevar al siglo XV. Magnífica la idea de un medio que desmonte la red en la que nos tienen envueltos estos desalmados. Por supuesto coincido con manolox, gracias hermano por la información que has ido recopilando en tu videoteca alternativa, en incorporar toda la experiencia de Cuba, Ecuador,Venezuela, Bolivia, Argentina, Brasil, y seguro que dejo más, de la que tanto tenemos que aprender. Pueblos soberanos y diversos con otra forma de organizarse.
    Acabo de invitar al debate a Josep Manuel Novoa Novoa. Creo que por su experiencia puede aportar mucho.
    Y gracias, mendigo, que a tan buenos sitios me has hecho llegar.

    Comentario por gushin — 16 marzo 2012 @ 10:18 | Responder

    • Gracias a ti, este blog lo hacéis grande con vuestros comentarios.

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 9:58 | Responder

  13. Coño, se lo trago el spam mi comentario y me entero ahora. Tenía 50 enlaces o menos. Ya lo apañaras mendigo cuando vuelvas.

    #gushin
    Gracias socio

    Comentario por manolox (@_manolox_) — 18 marzo 2012 @ 23:30 | Responder

    • Arreglado, tronk.

      Disculpa por el comentario spameado. El filtro de WordPress es demasiado estricto. Total, que son medio centenar de enlaces…

      ;)

      Comentario por Mendigo — 19 marzo 2012 @ 22:25 | Responder

  14. Yo también suscribo la idea de la necesidad de un diario en papel, hay ya chorrocientos medios por internet y otro más sólo sirve para causar confusión. Que disminuya la difusión del papel no significa necesariamente que se vaya a extinguir y hay mucha gente que no se ha conectado jamás a la red ni piensa hacerlo, gente con sensibilidades más o menos izquierdosas cuyos medios de información son los de PRISA, con lo que los pobres arrastran ya una intoxicación de consecuencias esquizoides bastante grave.

    Comentario por El Jabaril — 19 marzo 2012 @ 18:44 | Responder

    • Buenas, compañero.

      Disiento sobre el papel: es apostar por el pasado en vez de por el futuro. Si sobrase el dinero, yo diría de ir a por los dos medios. Pero de escoger…me quedo con el digital (menores costes para una mayor difusión=relevancia). Todos los medios en papel llevan años cayendo en ventas, es tontería enterrar así el dinero (que no sólo es el coste de la impresión, que son los costes de distribución, que según he leído fueron uno de los que han hundido el proyecto de Público).

      Hay chorrocientos medios en internet, cierto. Pero en poco tiempo Público logró hacerse con el cuarto puesto en Internet. A mí me parece un buen punto de partida, en vez de empezar desde cero. Público.es no es uno más de entre los chorrocientos.

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 9:46 | Responder

  15. Por cierto, otra idea a considerar es la que ponen en un comentario de los enlaces de javierchiclana:
    copio y pego un trocito y pongo enlace:
    Me parece muy bien esta iniciativa, sólo que parece que se hubiera descubierto la rueda… Periódicos en papel y web como La Directa (www.setmanaridirecta.info) o Diagonal (www.diagonalperiodico.net) los hay desde hace años, con criterios de independencia, asamblearios y con participación popular (de funcionamiento horizontal, colaborativos, creative commons, financiados en casi la totalidad con las suscripciones, etc). Yo participo en Diagonal desde que lo descubrí, hace ya más de 3 años.
    Y sigue….
    http://maspublico.org/una-cooperativa-de-trabajadores-y-usuarios-para-salvar-el-diario/#comment-44

    Tal vez ya dispongamos de bases totalmente válidas y no sea otra cosa que empezar a sumarnos a un proyecto ya consolidado.

    Comentario por manolox (@_manolox_) — 19 marzo 2012 @ 19:49 | Responder

    • Insisto Manolox, no son periódicos generalistas. Estamos hablando de cosas diferentes, tenemos proyectos diferentes en mente.

      Uno es un medio de información generalista, y otros son portales de análisis político. No es que sean mejor ni peor, es que su objeto es diferente. Son complementarios, no se solapan.

      Te pongo un ejemplo en los medios franceses, Le Diplo no quita que exista un Libération (cada vez más derechizado, por cierto).

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 9:51 | Responder

      • Si, sí. Correcto. Yo lo digo esto de Diagonal desde mi punto de vista según el cual no es necesario que sea generalista. Pero claro, esta es mi opinión y está basada en parte en la forma en que leo periódicos.

        Habría que estudiar bien con datos y estadísticas la importancia de estas secciones, la capacidad que tienen para enganchar lectores, el número de ellos que toman un sólo diario como referencia para toda la información, incluyendo cultura, deportes, etc. Y en base a esto dimensionarlas.

        Por cierto, sobre lo que comentas arriba a lo que decía yo del lenguaje, pensé precisamente en el ejemplo que dices de la BBC respecto a ETA. Ni heroicos guerrilleros ni sanguinarios terroristas.

        Y por último: matices de unos y otros, formatos que proponen/emos de unos y otros… seguro todo es válido, necesario e incluso compatible. Lo que dices por ejemplo de que un fanzine y el medio que propones no se solapan. El problema mayor que tenemos, y en esto estamos todos de acuerdo, es que no tenemos nada y “necesitamos”.

        Comentario por manolox (@_manolox_) — 22 marzo 2012 @ 16:37 | Responder

        • Bueno, tampoco es cierto que no tengamos nada. Yo creo que tenemos una potente red de páginas de contrainformación y análisis político. Se está trabajando mucho y bien en comunicación, lo malo es que estamos encerrados en el mismo nicho, son páginas que aportan información a los que ya tenemos unas inquietudes, para los que nos surgen dudas cuando leemos la prensa burguesa. Pero eso no nos permite crecer en número, esto nos lleva a la endogamia y a la extinción.

          Es por eso por lo que considero necesario contar con un periódico de gran “tirada” (es decir, con muchas visitas, si es digital). Para condicionar el discurso político, ahora totalmente sesgado hacia la derecha. Tú y yo, probablemente, como decías, no necesitaríamos ese diario. Pero no pienses en lo que te puede ser útil a ti, tú no eres la norma, eres la excepción. Fíjate en los hábitos de consumo de información de la mayoría de los trabajadores, que es a quien habrá que llegar. A ti no hace falta llegar, ya buscas tú mismo esa información.

          Comentario por Mendigo — 22 marzo 2012 @ 17:32 | Responder

  16. Pero claro, poner en marcha una iniciativa así requiere ganas, organización y constancia, aparte de pasta, claro. Sin embargo podrían estudiarse formas baratas de plantearse el asunto como una “fanzinización” del medio por ejemplo. En primer lugar hay que tener en cuenta que pululando por la red hay mentes preclaras como los honorables participantes de este sitio y otros por ahí que no sólo son capaces de recopilar y contrastar información de diferentes fuentes, sino que además tienen tiempo,capacidad y ganas de pensarlas sintetizarlas. Se podría reunir un número interesante de trabajos más o menos elaborados, distribuirlos por electrocorreo a algún voluntario que los juntase en un solo escrito, en plan pdf o pagüer-poin polejemplo y los redistribuyese por la misma vía. Si es un formato que no se extienda más allá de 10 hojas una persona sola o grupos pequeños, cada uno en su localidad podría imprimirlos (con el ordenata o por imprenta, en función de los posibles de cada cual) y distribuirlos gratuitamente por espacios públicos, tampoco hace falta que la tirada sea espectacular, con que rule un poco ya vale. Un formato barato para tinta negra e impreso en folios o papel higiénico reciclado (como El País o El Inmundo) ya vale. Además se pueden estudiar opciones de financiación también fanzineras como incluir publicidad de establecimientos locales, tampoco creo que sea alimentar a la hidra capitalista aceptar unos durillos del bar de la esquina o los ultramarinos de enfrente, si no les mola las líneas editoriales se les envía al guano y pista.
    Hay métodos de financiación alternativos como la expropiación de bancos en plan
    Enric Durán
    Tampoco hace falta compar Público ni nada, se puede adoptar la táctica situacionista aquella del desvío: Con ponerle Púbico o Púvlico por ejemplo bastaría.
    En cuanto a la periodicidad, si se lograra sacarlo 2 veces a la semana ya podríamos darnos con un canto en los dientes. Todo lo que dice manolox acerca de la línea editorial, lenguaje etc, yo creo que cada colaborador debe obrar en conciencia y como mejor le pareza. ¿Somos plurales no? El sectarismo pa los burgueses.

    Comentario por El Jabaril — 19 marzo 2012 @ 19:56 | Responder

    • Pero dentro de la lógica de un “fanzine” está el ser un medio de minorías, de tirada corta. Yo quiero un medio de masas, y a ser posible, hegemónico. Sólo de esta forma podemos aspirar a condicionar la vida intelectual y política española (y, si mi pinchas, de los países de lengua castellana). Que es el objeto de mantener Público, ser relevantes, llegar a amplias capas de la sociedad. Para que te lean los que ya están convencidos, no arreglas nada. Tú mismo lo dijiste en el anterior comentario: que la gente no tenga que recurrir a PRISA para informarse.

      Y para crear un medio informativo, tienes que tener acceso a las fuentes de la información. Nosotros no las tenemos. Podemos opinar sobre las noticias, pero no tenemos capacidad de retratar esa realidad (bueno, a decir verdad los medios muchas veces tampoco, y tiran de agencia, pero bueno).

      Comentario por Mendigo — 20 marzo 2012 @ 9:57 | Responder

  17. Por gentileza de Cami:
    Rumbo a Leningrado – ¿Es posible un medio de izquierdas en España? Un ejemplo: l’Humanité

    Comentario por Mendigo — 19 marzo 2012 @ 21:47 | Responder

  18. yo creo que no hace falta un diario generalista… bastaria con juntar y ordenar la informacion que ya hay por la red. ¿y quien lo haria? los interesados, los usuarios. cada uno en su tema indexa lo que le parece mejor, con una pequeña critica, y luego se puede comentar y puntuar sobre el indexado… la plataforma para hacerlo no seria muy costosa, y lo ideal seria que fuera difusa. y recojo la propuesta de aprovechar que hablamos mas o menos igual aqui que en media america para hacerlo en comun. pero en red, no una cabecera ordenada, sino unas herramientas y luego que cada cual pegue lo que le plazca. un menealo a lo grande y complicado.

    Comentario por pablo garzon bermejo — 21 marzo 2012 @ 20:05 | Responder

    • como medio de financiacion, creo que lo ideal son las donaciones, como wikipedia. para eso hay que recortar costes. si quitamos los redactores e investigadores y nos limitamos a una plataforma donde compartir informacion, creo que seria viable.

      Comentario por pablo garzon bermejo — 21 marzo 2012 @ 20:07 | Responder

    • Bueno, no insisto más, yo sí que creo que es necesario un diario “como” Público (no necesariamente con este nombre).

      Pero lo que tú propones es totalmente compatible. Es otra cosa muy distinta, y ciertamente, exige mucho menos inversión. No sé si con donaciones y/o con publicidad, pero evidentemente una web colaborativa necesita muy pocos recursos para ser mantenida. Me gusta la idea, sí. Sabes cómo poder implementarla? No sé, hablar con gente que sepa del aspecto técnico del tema… Tampoco me importaría colaborar en algo así.

      Comentario por Mendigo — 22 marzo 2012 @ 9:04 | Responder

  19. Me ha entusiasmado el libro http://www.lajiribilla.cu/pdf/fidel_intelectuales/libro.pdf. Un auténtico centro de inteligencia. Hacer de Público la voz de esta lucha. Llevan librándola muchos años y conocen perfectamente al enemigo y es humana, emancipatoria, diversa, plural, solidaria,………, e incorporar a Europa a este movimiento. Bien contado, y tenemos inteligencias sobradas para ello, la gente se entera de dónde nos están metiendo. E incorporamos al Mundo, que es lo que nos estamos jugando. Pero un mundo Público, como la cabecera del periodico dice. No privado.
    Y como tengo una imprenta y necesito trabajo me encantaría que me hecharais una mano en lo siguiente; yo imprimo el libro en papel a costo de imprenta, que por ejemplo en un libro como este puede ser de 2.500€ los 1000 ejemplares= 2,5€ ejemplar más gastos de envío. No sé en este momento si correos sigue teniendo una tarifa especial para libros, muy barata. Antes la tenía, pero me entero. Ayudadme a difundirlo. Gracias.
    Y como comprendereis no puedo imprimir sin las suscripciones hechas. Veremos como articulo a través de la web un sistema de peticiones. De nuevo gracias.
    Y abierto a cualquier propuesta.

    Comentario por gushin — 24 marzo 2012 @ 18:43 | Responder

  20. Vengo de la videoteca de manolox y me he encontrado con que el libro lo presenta a nivel mundial la editorial José Martí. No era mi intención más que difundirlo barato y darle así de comer a mis churumbeles. Lo que hace la necesidad.

    Comentario por gushin — 25 marzo 2012 @ 8:49 | Responder

  21. En Verkami han iniciado un proyecto para rescatar y democratizar Público, convirtiéndolo en una cooperativa de trabajadores y usuarios: http://www.verkami.com/projects/1736-maspublico-org

    Comentario por Shy Girl — 5 abril 2012 @ 16:08 | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Create a free website or blog at WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 209 seguidores

%d personas les gusta esto: