La mirada del mendigo

21 marzo 2012

Porque fueron, somos. Porque somos, serán

Filed under: política — Mendigo @ 15:11

Me ha gustado mucho este vídeo que acabo de ver en casa de JaviMoscas.

Como ya he comentado, no me gusta la estrategia con la que los sindicatos plantean las movilizaciones contra la reforma laboral. Esta no es mi huelga, no es como yo la hubiera querido, y si alguien me hubiera preguntado la habría diseñado de forma muy distinta.

El generalato está copado por unos zampabollos incompetentes, que van a mandar a sus tropas al combate en una acción inútil que desangrará más nuestras fuerzas que las del enemigo. Falta inteligencia, faltan deseos de ganar esta guerra. Pero eso ya está, y habrá que ponerle remedio. Más ahora toca responder. Y si mi convocan a la huelga, voy. Aunque no esté de acuerdo. Porque precisamente la única fuerza que tenemos los que no valemos nada, reside en la unidad. Es el ABC de cualquier trabajador, la cultura básica: puedes mostrarte de acuerdo o en desacuerdo con tal acción, exponerlo y votarlo. Pero con lo que se acuerde: todos a una. Y si se decide ir a la huelga, vamos todos. En una huelga sólo trabajan los mierdas.

Y como soy sólo un desgraciao, no tengo la responsabilidad de aparentar un triunfalismo que nadie comparte. Sí, creo que el 29M será un gran fracaso, con una participación muy baja. Y sí, estoy seguro que no servirá para nada, más que para que nos metan un mordisco en la nómina. Muchos irán a trabajar, por miedo. Pero aún muchos más, irán a trabajar porque asumen los intereses de su patrón, porque son unos mierdas.

Esta batalla la vamos a perder, lo tengo claro. Pero habremos de librarla. Para seguir teniendo en un futuro la posibilidad de ganar la guerra.

Iré a la huelga para levantarme por la mañana y no darme asco cuando me mire al espejo.

Para defender lo último que nos queda por perder: la dignidad.

+
+
+

Edito:

Una cosa más. Estoy hasta los cojones de escuchar chorradas como que los banqueros son unos ladrones, los empresarios unos explotadores y toda esa mierda. No, lo único que hacen es buscar su beneficio, cuidan de su propio interés. Y toda esta pesadilla ocurre porque los trabajadores no están defendiendo el suyo, con lo cual las clases antagonistas no encuentran oposición y avanzan sobre nosotros. Pero no es su culpa, porque está en su condición, como en el lobo atacar las ovejas. Si al amanecer falta alguna, no es culpa del lobo ser lobo, sino del pastor quedarse dormido ¿Quién ha dicho que el capitalismo se tiene que conducir con compasión? Si cedemos terreno, ellos lo toman, como es lógico. Como haríamos nosotros, de estar en su lugar.

Nada de culpar a otros. La culpa es nuestra, del puto trabajador que no tiene inteligencia para identificar sus propios intereses ni coraje para defenderlos.

Tenemos ni más ni menos que lo que nos merecemos.

Y aún vamos a perder mucho más, esto es sólo el principio. Evidentemente, el capital seguirá avanzando hasta encontrar resistencia.

40 comentarios »

  1. Que sepas que tus dos últimas frases las pienso utilizar sin ningún reparo y sin ningún cambio y sin mencionarte (ejjejeej).

    muy de acuerdo con el post.

    un saludo.
    P.D No me he olvidado de contestarte en otro post.

    Comentario por Karkos — 21 marzo 2012 @ 15:18 | Responder

    • La hostia, si supieras la de comentarios que tengo aún pendientes de revisar…

      Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 21 marzo 2012 @ 15:19 | Responder

  2. Un panfleto, pero cojonudo, me has motivado, tienes madera de líder ¿Dónde puedo firmar?

    De todas formas, por costumbre no me voy a ir sin tocarte un poco las pelotas:

    si es seguro que la huelga no va a servir para nada de lo que se dice buscar con ella…
    si vamos a hacer de títeres de unos zampabollos incompetentes…
    si vamos a perder un precioso y necesario dinerito (y en los servicios públicos la PPatronal estará encantada de ahorrárselo)…

    entonces… ¿Cómo cojones te atreves a llamar “mierdas” a los que no quieren perder su dinero por nada más que satisfacer a unos zampabollos incompetentes? ¿Ahora se llama “mierdas” a la gente racional, centrada, práctica y/o necesitada de dinero?

    Creo que la dignidad ante el espejo debería basarse en algo más consistente que salir a la calle a toque de corneta sin plantearse nada más que “debemos estar juntos”.
    Así, así, bien juntitos de la mano hasta el precipicio.

    Y yo voy a la huelga, pero no por dignidad, ni por miedo, ni por solidaridad, ni por el futuro…
    Solo por no estarme quieto mirando mientras nos van jodiendo.

    Pero por favor, ¡que salga ya alguien con nuevas ideas! ¡urgente!

    Comentario por Josep — 21 marzo 2012 @ 18:59 | Responder

    • No jodas, que yo ni soy leader ni lo quiero ser. Jodida la oveja que se fíe de este pastor, o me la follo, o me la como. Y se lo merece, por ser borrego. Cada uno sabrá su propio camino.

      El dinero perdido es lo de menos, ya ves, un día de salario en comparación con la rebaja que piensan acometer (los salarios en las ofertas de trabajo para un puesto equivalente han bajado entre un 20 y un 40%).

      Desde siempre se ha llamado mierdas a la gente racional, centrada, práctica y/o necesitada de dinero, que han jodido a sus compañeros rompiendo la huelga. No es nada nuevo. Lo nuevo es desacreditar al que defiende sus intereses de clase haciendo huelga, en vez de señalar la conducta moralmente reprobable de los que rompen la unidad de lucha, poniendo en riesgo las conquistas colectivas por un miserable interés particular.

      Más cosas: no hay cornetas para acudir a la huelga, y sí en cambio hay cornetas, por prensa, radio y televisión, llamando a trabajar ese día. Ar! Y si no, castigo. Para empezar, eres un antiespañol (lo que en mi caso, es un orgullo).

      Al precipicio vamos, nos van conduciendo, desunidos, disgregados, a la vez pero por separado. De estar bien juntitos no íbamos al precipio, de estar bien juntitos quienes iban al precipio eran los capitalistas. Y lo saben.

      En cuanto a las ideas nuevas…la ideas no son buenas porque sean nuevas o viejas. Fíjate en las leyes de la Termodinámica o de la Mecánica, la base de mi trabajo y ya son bicentenarias.

      El cuento del viejo que recomienda a sus hijos que estén unidos, porque una rama sola es quebradiza, pero un haz de ramas es irrompible. Ese cuento hunde sus raíces en lo más profundo de la historia, existen múltiples versiones en otras tantas culturas y, sin embargo, sigue teniendo pleno vigor (incluso ahora más, pues es una de las bases conceptuales para desarrollar nanomateriales, o algo tan sencillo y poderoso como un cable trenzado de acero). El concepto de solidaridad no es nuevo, pero más antiguo es el fuego y sigue quemando.

      Comentario por Mendigo — 21 marzo 2012 @ 20:07 | Responder

      • Pero Mendi, te entiendo pero esto es profundamente incongruente. Si la huelga es inútil, entonces no hables de necesaria unidad de acción, solidaridad, poner en riesgo conquistas colectivas, etc.
        Si todo eso son valores a preservar, entonces la huelga ¿Es inútil o no lo es?
        Yo creo que es inútil a todos los efectos, participar no va a ayudar en nada a los asalariados españoles, ni a nivel real nisiquiera moral, a no ser que consideremos útil el autolavado de conciencia. Pero el autoengaño no me sirve de cara al futuro. Hacer huelgas sin efecto posterior es lo más letal que puedo imaginar para la capacidad de lucha de los trabajadores, ya lo vemos, Rajoy la consideró algo habitual del sistema “esto me va a costar una huelga”, vamos, un dolor de un día, algo perfectamente soportable y aceptable. Para hacer eso, mejor pensárselo antes.

        ¿Y si hicieramos huelga a la huelga? O sea, les decimos a los inútiles grandes sindicatos que estamos hartos de ellos, que son unos vendidos incapaces y acomodados, que dimitan y dejen paso a la necesaria renovación de ideas y estrategias.

        Y sí, definitivamente SÍ, son necesarias nuevas ideas. Usando herramientas antiguas como las que dices, la solidaridad, el fuego, que siempre serán válidas, pero hacen falta nuevas estrategias, inteligencia, creatividad, innovación. Mira, solo por discutirlo un poco contigo ya se me ocurren cosas: Por ejemplo, usar nuevas combinaciones de la termodinámica (el fuego) y la mecánica (lanzamiento de cuerpos sólidos).
        …Buenooo, esto tampoco es nuevo, ya veo que no seré yo quien pase a la historia por iniciar el cambio de era 😀

        Comentario por Josep — 21 marzo 2012 @ 22:00 | Responder

        • Es muy sencillo, tronk.

          Yo no estoy de acuerdo con la forma en que se ha llevado esta huelga. Pero nunca todos los trabajadores estaremos de acuerdo. Voy a la huelga aunque no esté de acuerdo con la estrategia, para que si algún día se convoca una huelga como yo propongo (con un planteamiento serio), se sumen a ella incluso los que no están de acuerdo.

          Salvaguardar la unidad, insisto, es un bien en sí mismo. Es una meta. Aunque no vaya a servir de nada esta batalla (y de eso se tiene que culpar a la incompetencia o traición del generalato), la deserción es la peor de las salidas, pues mina la posibilidad de seguir librando esta guerra.

          Hay que reforzar ideológicamente a los sindicatos, que están asumiendo vergonzosamente los términos del neoliberalismo. Seguramente, ajusticiar a sus cúpulas, que suba otra generación más combativa, mejor formada, menos apoltronada. Hay que democratizar la vida sindical, hay que desprofesionalizarla, haciendo que cada trabajador sea responsable de la acción sindical, y no dejándolo en manos de unos profesionales del sindicalismo, que como los profesionales de la política no comparten los mismos intereses que los trabajadores. Sindicalismo combativo y de base, no jerarquizado de moqueta.

          Y puedo seguir, puedo cagarme mil veces en estos sindicatos de mierda, especialmente las dos grandes, las declaraciones de sus dos capitanes generales son vergonzosas, aceptando los términos del chantaje.

          Pero incluso así, no se trata de ser fiel a un sindicato u a otro. Sino de ser fiel a una clase, a tus compañeros, a los que te antecedieron y a los que están por venir.

          Y…bueno, no sigo porque me vas a volver a acusar de folletinero.

          Por cierto, a ver, en qué estás pensando. En una catapulta? En el fuego griego? Crees que nos dará tiempo a construirla para el 29M? Menuda sorpresa se iban a llevar los antidisturbios si les aparecemos con un onagro. Premio al que le acierte de pleno a una lechera…
          😄

          Comentario por Mendigo — 22 marzo 2012 @ 2:03 | Responder

        • Yo soy el primero que digo que esta huelga, así planteada, es inútil.
          Y dicho esto, como dice Mendi, declarada la huelga el interés de la clase obrera es que sea masiva y total. Y el que contribuye a lo contrario se convierte en enemigo de la clase obrera, de sus intereses y de su causa, la más justa.
          Me parece imprescindible presentar a las cúpulas sindicales las quejas que mencionas. Iré contigo donde haya que ir. Pero ni se te ocurra pensar que estás al lado de la clase obrera si pretendes ir a trabajar el día de la huelga general. Por el contrario, te situarás enfrente. Sin paliativos. Tienes que asumir eso, porque es la realidad
          Y lo del cóctel molotov que insinuas… sinceramente que no sé a que viene.

          A todos nos gusta, a mí el primero, venir aquí a internet, y hacer comentarios muy yeyés, reirnos mucho y gastar fina ironía y sentido del humor. Pero están llegando tiempos duros y cada vez más a menudo se me agota el sentido del humor. Hay temas en los que no veo sentido, ni buen gusto, en jijís y jajás. Lo siento.

          Comentario por escaiguolquer — 22 marzo 2012 @ 11:31 | Responder

        • Coincido, esta huelga parece más cosmética que otra cosa, una especie de “algo tenemos que hacer”.
          pero a pesar de eso, es aún peor no hacerla.

          Comentario por santi — 22 marzo 2012 @ 22:43 | Responder

  3. Yo voy a la huelga, porque no pienso aceptar poner la otra mejilla y me resistiré mientras y hasta donde pueda.

    Y por una razón muy importate, voy a ir a la huelga por respeto a todos los que perdieron su libertad, su salud y su vida luchando para conquistar los que ahora nos quieren robar. Porque la sociedad debe avanzar y no retroceder. Nos encontramos con muchas cosas que solo vamos a valorar cuando las perdamos, mientras las tuvimos no nos preocupamos por mantenerlas y mejorarlas, no fuimos capaces de apreciar lo que costó conseguirlas ni el esfuerzo de muchos peleando por ellas.

    Sí, me descontarán el salario de un día, pero ojalá que se lo tengan que gastar en botica.

    Comentario por Javi — 21 marzo 2012 @ 19:50 | Responder

    • Lo del salario es lo de menos. He oído a gente que dice esa chorrada, cuando luego pierde el culo para comprarse el móvil de última generación, que les supondrá media mensualidad. La pérdida económica que supone un día de trabajo es mínima en comparación con lo que nos están metiendo.

      Y sí, es respeto por uno mismo pero también por los que lucharon antes que nosotros.

      Comentario por Mendigo — 21 marzo 2012 @ 20:17 | Responder

      • …y sobre todo por nuestros hijos (o sobrinos) que vendrán después de nosotros.

        brazos

        Comentario por escaiguolquer — 22 marzo 2012 @ 11:48 | Responder

  4. No iré a la huelga (aunque me duela). No necesito dinero. No soy un pringado “carne de cañón” o “un número estadístico”. Nunca le haré el juego a los mierdas de los políticos, sindicatos, zampabollos, etc. que se lavarán las manos de sus viles acciones “animando” a que el populacho se desfogue SÓLO por un día. Mi dignidad permanecerá intacta porque mi esfuerzo por cambiar este miserable Sistema no se limita a un día al año, sino que es durante TODOS los días de mi vida. Cuando encuentro un proyecto serio de “combate” lo apoyo… Soy muy práctico, no me gusta perder el tiempo haciendo inutilidades, incluso contraproducentes, no vaya a suceder que se me ponga la cara de gilipollas…
    Mal si no haces huelga y mal si la haces…
    ¡ Qué situación tan triste !

    Comentario por Paulo — 21 marzo 2012 @ 19:53 | Responder

    • Paulo, yo no te voy a soltar ningún rollo para convencerte, por supuesto. Somos mayorcitos y cada uno razonamos de forma autónoma.

      Como vez, he cargado mucho contra esta forma de hacer huelga. Pero al final, si me convocan, voy. Es que no se me ocurre no ir. Es un reflejo. Como no pasa por mi cabeza que entre una viejecita en el autobús y cederle el asiento, como ponerse la mano delante de la boca al bostezar. Son ya reflejos automáticos, doy por hecho que es lo que todo trabajador debe hacer. Si convocan huelga, voy ¿cómo no voy a ir? ¿Yo, esquirol? Yo no me imagino presenciar cómo un hombre pega a una mujer y no tratar de detener la agresión. ¿Cómo me podría mirar luego al espejo, si hago como que no va conmigo?

      Debo estar educado a la antigua, pero hay actitudes, gestos, que ni me planteo el hacerlos de otra manera. Estaré totalmente en contra. No, espera, visceralmente en contra, inflamadamente en contra de la forma en que se está llevando, desde hace ya muchos años, la labor sindical. Y la convocatoria de esta huelga, y sus antecedentes, ha sido patética, con las dos grandes centrales a rastras de los sindicatos gallegos y vascos.

      Pero no voy a ser yo el que rompa la unidad de acción. La cadena no se romperá por este eslabón. No seré yo. Serán los otros. Yo no os puedo forzar a que trabajéis, pero yo me quedaré tranquilo con mi conciencia, sabiendo que por mí, no ha sido.

      La unidad en la lucha es un valor en sí mismo.

      De todas formas, te agradezco que tengas la entereza de reconocer tu postura y explicarla.

      Comentario por Mendigo — 21 marzo 2012 @ 20:35 | Responder

      • Tu no, mendi, pero los piquetes cumplirán su función en la medida de sus posibilidades. Y su función es evitar que haya esquiroles. Y siento mucho, todos lo sentimos, las situaciones individuales y particulares que lo convierten en injusto, que las hay, pero esto es la puta guerra.

        Comentario por escaiguolquer — 22 marzo 2012 @ 11:22 | Responder

    • Cierto, estoy de acuerdo en la cuestión de fondo 100%, pero date cuenta que si LOS OBREROS VAMOS A LA HUELGA (aunque en esas malas condiciones), y tu pretendes entrar a trabajar, TE PONES ENFRENTE DE TUS COMPAÑEROS DE CLASE, te conviertes en parte del problema y no de la solución, en un enemigo y no en un camarada.

      Ni el trabajo ni la huelga son derechos individuales. Son asuntos sociales, y por ello de clase. Así que el que pretenda entrar a trabajar es un esquirol que está contribuyendo a reventar la huelga y por ello a aplastar a la clase obrera, y el piquete tiene LA OBLIGACIÓN de impedírselo por todos los medios a su alcance.
      Piénsalo bien, compañero.

      Abrazos

      Comentario por escaiguolquer — 22 marzo 2012 @ 11:19 | Responder

      • Supón que nos invaden los yankees. Movilizan a todos los españoles y el imbécil jefe de todos los ejércitos nos manda en la infantería como “carne de cañón” a lanzar piedras contra los portaaviones… Según tu plan, el que se niegue a participar e intente desertar, es un ¡antipatriota! y ¡enemigo del pueblo! ¡un despreciable esquirol ! En cambio, yo pienso que aquellos que huyan de la masacre, se hagan realmente fuertes y preparen un ataque serio contra los invasores, esos actúan “correctamente”.
        Dices, “Quien entre a trabajar contribuye a reventar la huelga…” si, pero NO a aplastar a la clase obrera, porque esa huelga no “desaplasta” NADA a los obreros, porque no sirve para NADA.
        Como bien dijo Josep “Hacer huelgas sin efecto posterior es lo más letal que puedo imaginar para la capacidad de lucha de los trabajadores”
        ¿ Piquetes ? ¿ En un país plagado de mini-pymes y autónomos ? … ¿ Por qué no organizan “cortarle” los suministros al Sistema ?
        Realidad futura: la situación laboral seguirá degradándose impunemente… En la evolución del modelo capitalista actual sobrará muchísima gente en países “intermedios” como España con un modelo económico “cutre”. La capacidad de reacción de las actuales masas alienadas es mínima. = “Mexicanización”: poco Personal cualificado “imprescindible” + mucha mano de obra barata + 20% parados / subvencionados + x “delincuencia”.

        Comentario por Paulo — 23 marzo 2012 @ 1:44 | Responder

        • si nos invaden extranjeros malos, yo me quedo en casa hasta que terminen de decidir si me van a explotar CAPITALISTAS extranjeros malos o CAPITALISTAS españoles buenos. AHÍ NO ESTÁN LOS INTERESES NI LOS ASUNTOS DE LOS OBREROS.

          Sí están (y eso te incluye a tí, me incluye a mí e incluye a mis hijos) en que una huelga general en defensa de derechos de la clase obrera que están siendo atacados tenga el mayor seguimiento posible.

          Todo lo demás está fenomenal que lo debatamos. Para empezar, creo yo, cómo conseguir que las cúpulas sindicales recuperen el lugar que deberían tener (porque no creo que podamos permitirnos “alternativas” a los sindicatos “realmente existentes”).

          Pero a la huelga hay que ir, o se estará ENFRENTADO AL CONJUNTO DE LOS TRABAJADORES, en calidad de enemigo suyo
          .
          saludos

          Comentario por escaiguolquer — 23 marzo 2012 @ 13:43 | Responder

        • Casi tienes razón, Paulo (digo casi porque ir a tirar piedras a un portaaviones no tiene ningún riesgo, ni siquiera se van a fijar en ti, en cambio, vete a tirar piedras a los antidisturbios, y verás).

          Esta huelga es insuficiente, creo que todos somos conscientes. Si tienen éxito, poco cambiará, si fracasa, se volverá en contra (y va a fracasar si o si, ya se encargará el poder de que así sea). Pero al menos es un paso al frente en la dirección correcta, una declaración de disconformidad.

          Qué más nos gustaría que los que no van a la huelga estuvieran de verdad replegándose para organizar el contraataque con más fuerza!! En realidad están escondiéndose, en la (vana) esperanza de no resultar muy damnificados por el avance enemigo.

          Comentario por santi — 23 marzo 2012 @ 23:27 | Responder

  5. Me gusta el vídeo, aunque creo que no es muy fiel a la memoria histórica española. Lo digo por lo de “las numerosas huelgas que nos permitieron obtener alguna libertades democrática a la caída del franquismo”. A mí no me suena de haberlo estudiado y he estado investigando por la red y no encontré nada que lo corrobore. Aunque bien puede ser que no venga reflejado en ningún sitio, pero que haya sucedido: la historia la escriben los vencedores, ya sabéis. De todos modos, si alguien tiene constancia de estos hechos me gustaría que me lo contara🙂.

    Yo también estoy en total desacuerdo con las políticas propugnadas por los sindicatos, pero como tú, Mendi, creo que es necesario un esfuerzo conjunto, obviando nuestras diferencias y realzando nuestras similitudes: sin unión no somos nada( aunque suene muy fascista). Me has dado pie a escribir una entrada “exaltadora”😉, a ver si la subo para la próxima semana.

    Por cierto, como vamos a conseguir algo si seguimos anclados en el pasado, tanto unos como otros:

    http://www.libertaddigital.com/nacional/2012-03-21/iu-afirma-que-una-oleada-de-huelgas-acabo-con-la-dictadura-en-espana-1276453620/5.html

    Si seguimos pensando que la realidad se limita a “rojos” y “fachas” es que no hemos madurado como sociedad. El prejuicio de las dos España nos está matando.

    Comentario por V — 21 marzo 2012 @ 22:12 | Responder

    • En lo referente a las huelgas que mencionas: en los años 70 es la etapa en la que más se realizaron de la historia reciente. recuredo a ver visto hace la leche de tiempo unos gráficos que mostraban el número de huelgas por década y año, y los de la caída del franquismo fueron los de mayor conflictividad. lamentablemente no recuerdo dónde los vi, pero me parece que Navarro también lo ha mencionado más de una vez.
      En lo referente al vídeo, creo que lo ha editado IU.

      Comentario por nunglo — 22 marzo 2012 @ 0:11 | Responder

      • Gracias por la información Nunglo. ¿Será éste, el gráfico al que te refieres?

        http://www.kalipedia.com/historia-espanola/tema/tiempos-recientes/graficos-huelgas-espana-1970.html?x1=20070712klphishes_56.Ees&x=20070712klphishes_324.Kes

        Comentario por V — 22 marzo 2012 @ 1:07 | Responder

        • Hostia, qué bueno el gráfico.

          Molaría encontrar uno con la escala más amplia, tanto hacia atrás como hacia adelante.

          Me ha resultado curioso que una persona leída como me consta que eres se sorprendiera de escuchar la conflictividad que hubo en los ’70 y primeros ’80. Fueron años de huelgas muy duras, con intervenciones de la policía franquista (en realidad, nunca ha dejado de serlo) que, en ocasiones, acababan dejando muertos en las aceras (como en Gasteitz). Es evidente que es necesario dar a conocer la historia real de esos años, y no la que nos han vendido, como un Rey que regaló a la ciudadanía la democracia. Sí, los cojones. El delfín de Franco, o cede el poder, o le quemábamos el país entero. O pasaba al cuerpo de aviación sin apearse del coche oficial, como Carrero Blanco.

          Comentario por Mendigo — 22 marzo 2012 @ 1:51 | Responder

          • Si te apetece y tienes tiempo, podemos hacer conjuntamente un gráfico ampliado. Yo estoy recabando información sobre las huelgas durante el franquismo y durante la Transición y Democracia. Lógicamente, las que más dificultad presentan son las del franquismo, no hay un número exacto y fidedigno, pero bueno podría intentarse. Como tú veas tio, creo que podría estar bien.

            Tienes razón, la visión histórica de la Transición está muy distorsionado. Yo me había creído la versión que estudié en los libros de historia del instituto… Es muy peligrosa la asunción de un hecho sin ponerse a cuestionarlo. Pero ahora ya lo he hecho, un poco gracias a vosotros y un poco gracias a la información en la red( que, por otra parte, no abunda). Hay que tener cuidado con estas cosas, la mejor forma de imponer una monovisión es manipulando la historia, sobre todo nuestro pasado más inmediato.

            Comentario por V — 22 marzo 2012 @ 13:11 | Responder

            • Yo soy de la antigua generación, la de leer todavía en los libros. Recomiendo dos en particular sobre las luchas obreras en la dictadura y a la muerte de Franco: “La memoria insumisa”, de Nicolás Sartorius y Javier Alfaya, y “El final de la dictadura”, de Nicolás Sartorius y Alberto Sabio. Tambien “Disidencias en el franquismo”, de Encarna Nicolás y Alicia Alted.

              Comentario por Aurora — 22 marzo 2012 @ 21:18 | Responder

            • Que si huvo follones? Hasta hubo que cerrar la Universidad de Valladolid, no una, sino dos veces:
              “Durante los últimos años del régimen franquista, la facultad (de medicina de Valladolid) fue uno de los centros más activos del movimiento estudiantil. Las protestas y manifestaciones celebradas en aquellos años terminaron con el cierre temporal de la facultad en 1972. En 1974, los estudiantes de Medicina organizaron un recital de Raimon y un festival con la presencia de Oskorri y Elisa Serna que pese a la asistencia de 2.000 personas tuvo que ser suspendido. En 1975 como respuesta a la condena de siete estudiantes vallisoletanos, representantes de todos los centros universitarios llevaron a cabo un encierro en el Hospital Provincial que terminó con el desalojo y detención por parte de la policía. El 29 de enero del mismo año el rector de la Univeridad, el catedrático de ginecología y obstetricia José Ramón del Sol Fernández acudió a dar clase a la facultad pero se encontró con un aula vacía. A su salida de la facultad fue objeto de una lluvia de huevos lanzada por un grupo de estudiantes que le esperaban al grito de ¡Dimisión!, ¡Dimisión!. Desde el 8 de febrero y hasta el 26 de mayo de 1975 la facultad al igual que el resto de centros de la Universidad permaneció cerrado por orden ministerial en un intento de disminuir la capacidad de actuación de los movimientos estudiantiles” http://es.wikipedia.org/wiki/Facultad_de_Medicina_%28Universidad_de_Valladolid%29

              Para tu archivo:
              http://e-archivo.uc3m.es/bitstream/10016/9506/1/cronica_diez_ICT_2003.pdf
              http://www.ahistcon.org/docs/Santiago/pdfs/s3j.pdf

              Comentario por santi — 22 marzo 2012 @ 22:18 | Responder

              • Gracias a todos por la información, de verdad😉. Si al final no hay más ciego que el que no quiere ver… Y lo digo, especialmente, por la historia impartida en los institutos de toda España. Vergüenza les tendría que dar.

                Comentario por V — 23 marzo 2012 @ 0:06 | Responder

                • Mucho tiempo no tengo, pero aquí te paso un par de enlaces sobre la evolución de la conflictividad laboral, medida por el número de jornadas perdidas debido a las huelgas.

                  También en este blog tienes unos cuantos gráficos más.

                  Las conclusiones de ambos es que la sociedad española se ha ido desmovilizando. Y…bueno, las consecuencias las estamos pagando ahora.

                  Comentario por Mendigo — 23 marzo 2012 @ 0:37 | Responder

              • Ay, Pucela, quien te ha visto y quien te ve😦

                (y perdón por la errata : “hubo follones”, que me duelen todavía los ojos cuando lo he releido)

                Comentario por santi — 23 marzo 2012 @ 23:17 | Responder

                • Gracias por los datos Mendi. A ver si puedo hacer una gráfica chula y la comparto😉.

                  Comentario por V — 24 marzo 2012 @ 1:38 | Responder

    • Todo lo contrario, amigo V.
      Lo que “nos mata” es el mito de la unidad.
      No cabe unidad entre capital y trabajo. Bueno, claro que sí cabe, es la sumisión total del trabajo al capital, no ya la real e inevitable que se produce en el capitalismo, sino incluso la ideológica que hace al trabajador besar la mano que le roba, creyendo que es la que le da de comer.
      “La unidad de las españas” (frente al extranjero, por lo general) es el mito que evita que prospere la verdadera unidad, la de quienes la realidad hace que estén unidos sobre bases reales y no sobre mitos, leyendas y cuentos chinos. No “suena muy fascista”: ES muy fascista. Es la esencia del fascismo.
      Los que tenemos que estar unidos somos los obreros para defendernos de nuestros enemigos, los capitalistas.

      Salud

      Comentario por escaiguolquer — 22 marzo 2012 @ 11:47 | Responder

      • Como tampoco cabe la unidad entre izquierdas y derechas. No es una definición arbitraria, sino una verdadera concepción del mundo y la existencia. De hecho, la nacionalidad es un accidente sin menor importancia en comparación con las ideas de libertad vs orden, de solidaridad vs egoísmo.

        Yo tengo mucha más afinidad, mucho más en común, con un australiano de izquierdas que con mi vecino del primero, que es un cerdo fascista.

        Comentario por Mendigo — 22 marzo 2012 @ 14:09 | Responder

        • Yo, por encima de enemigos y compañeros, por encima de “rojos” y fachas”, veo personas. Y donde creo que hay que machacar, que hay que golpear es en las ideas. No hay enemigos; desde mi punto de vista, hay ideas contrarias. Evidentemente, estas ideas favorecen a unos y perjudican a otros. Pero creo que sería una irresponsabilidad orientar el mensaje hacia una confrontación entre personas físicas, porque de ahí a la guerra civil hay sólo un paso: la brutalidad utiliza cualquier pretexto para ser liberada. Hay que tener mucho cuidado con las palabras escogidas. La única forma que yo veo de cambiar es fomentando otra clase de valores( solidaridad, justicia real, amor…etc) frente a los contravalores( consumismo, desafección, indiferencia, conformismo, comodidad, avaricia…etc), una vez conseguido esto, el cambio de sistema llega por sí solo. Nunca me cansaré de repetirlo, Nietzsche decía: “El mundo gira en torno a los creadores de valores, gira de forma inaudible”. Ésa es la verdadera batalla, la otra conocida como “guerra” es una masacre, un crimen.

          Unidos estamos queramos o no. Pero lejos de conceptos como nacialismos y demás patrañas, que no dejan de ser desuniones unitivas, es decir, pertenecemos a uno, a la vez, que rechazamos al resto. Estamos unidos como seres humanos y, lo que es más importante, estamos unidos como seres pertenecientes a este planeta. Y cuanto antes aprendamos esto, mejor nos irá a nosotros y a los que nos rodean.

          El marxismo ,si no me equivoco, propugna lo contrario, es decir, la confrontación, el materialismo dialéctico. A mí modo de ver, esta confrontación debe ser superada si queremos avanzar como especie, sino seguiremos despellejándonos unos a otros

          Respecto a lo de “sonar fascista”, lo has tergiversado un poco. Me refería a la unión de los trabajadores, que tú mismo defiendes.

          Por último, si decía que esa dicotomía nos perjudicaba es porque verdaderamente lo hace. En este mundo globalizado y generalizado hasta el tuétano, todos somos( sobre todo los occidentales) partícipes del sistema, queramos o no. Unos en mayor medida que otros, pero al fin y al cabo todos, en tanto que participamos en él: como consumidores, como trabajadores…Uno no puede ser un comunista verdadero en un sistema capitalista, son conceptos excluyentes. Volviendo a la dualidad antes mencionada, sucede que entre lo que tú llamas “clase obrera” hay una amalgama de ideologías e intereses que difumina los límites reales entre “capitalistas” y obreros” o entre “fachas” y “rojos”. Es decir, sucede, muy a menudo, que lo que se debiera considerar un obrero, y por tanto de izquierdas, es más facha que el Generalísimo. También ocurre que muchos de los “autocatalogados” de izquierdas, si consiguen una posición económica boyante, se olvidan de sus principios( si es que alguna vez los tuvieron). Sucede que muchos de los “obreros” tienen sueños húmedos con ciudades de oropel. Y así, sucesivamente.

          Si se quiere abolir el sistema capitalista, debemos superar el discurso caduco de “luchas de clases” y demás prejuicios ,y empezar a comportarnos como una sociedad verdadera y no como un nido de buitres carroñeros.

          Ésa es mi humilde opinión.

          Un saludo!

          Comentario por V — 22 marzo 2012 @ 16:56 | Responder

          • Guerra Civil?

            Para eso tendríamos que contar con armas, y no es el caso. Todas las controla el capital.

            La tecnología ha evolucionado mucho desde el 36, ahora ni siquiera la voluntad mayoritaria de un pueblo puede hacer frente sin armas de alta tecnología a un ejército. Antes podías agazaparte y soltarle una granada a un negrillo (Panzer I), pero al blindaje de un Leopard no le haces ni cosquillas, le lances lo que le lances.

            Así que, además de rechazar la violencia física desde un punto de vista moral (que no es un rechazo absoluto, pues queda como última alternativa cuando la inacción es más cruenta), la rechazo desde un punto de vista práctico: llevamos las de perder, así que es estúpido dar ni un paso en ese camino. Es mucho mejor centrarse en la violencia económica, donde más le duele al sistema.

            A fin de cuentas, puedes matar a mil soldados y dos mil policías, que al capitalismo se la pela. Incluso sale más reforzado. Y diez mil, también. Para el capital, son perfectamente prescindibles, fungibles.

            Es que me parto el culo los que propugnan el discurso de la violencia desde la izquierda, no tienen ni puta idea ni de historia, ni de táctica, ni de nada. Incluso una escalada bélica inimaginable, sólo conseguiría reforzar más la camisa de hierro en la que el capitalismo encierra a la sociedad. Así que, si ese camino no conduce a nada ¿para qué te metes? Al que tire una piedra en una manifestación yo se la metía por el culo.

            Pero existen dos Españas. Siempre han existido, no es ninguna novedad. La Guerra Civil se lleva dirimiendo desde los tiempos de Maricastaña (literalmente).

            Porque existen intereses contrapuestos, como explica el materialismo dialéctico (señores-vasallos). Pero yo añadiría algo más. Y es lo que trataba de explicar antes: el amor por la libertad o por las cadenas, la concepción del compañero como una ayuda o una amenaza, la colaboración o la competición, la fe o la razón, el ser o el tener, poder y desobediencia… Son formas de entender el mundo irreconciliables, que se seguirán enfrentando hasta el final de los tiempos.

            Un abrazo, tronk!

            Comentario por Mendigo — 22 marzo 2012 @ 17:54 | Responder

    • Pregúntale a quienes estuvimos allí, nos jugamos el pellejo y acabamos en la cárcel (yo, un año y medio). Desgraciadamente esos esfuerzos sirvieron de poco. Las “movidas” actuales parecen un juego infantil.

      Comentario por Paulo — 23 marzo 2012 @ 1:40 | Responder

  6. Una cosa más. Estoy hasta los cojones de escuchar chorradas como que los banqueros son unos ladrones, los empresarios unos explotadores y toda esa mierda. No, lo único que hacen es buscar su beneficio, cuidan de su propio interés. Y toda esta pesadilla ocurre porque los trabajadores no están defendiendo el suyo, con lo cual las clases antagonistas no encuentran oposición y avanzan sobre nosotros. Pero no es su culpa, porque está en su condición, como en el lobo atacar las ovejas. Si al amanecer falta alguna, no es culpa del lobo ser lobo, sino del pastor quedarse dormido ¿Quién ha dicho que el capitalismo se tiene que conducir con compasión? Si cedemos terreno, ellos lo toman, como es lógico. Como haríamos nosotros, de estar en su lugar.

    Nada de culpar a otros. La culpa es nuestra, del puto trabajador que no tiene inteligencia para identificar sus propios intereses ni coraje para defenderlos.

    Tenemos ni más ni menos que lo que nos merecemos.

    Y aún vamos a perder mucho más, esto es sólo el principio. Evidentemente, el capital seguirá avanzando hasta encontrar resistencia.

    No seas injusto. Una verdad a medias no es una verdad, de hecho con que sólo tenga el 5% de a medias, es una mentira y gorda.

    Somos gilipollas – sí estoy de acuerdo, pero no es tan fácil que estás siendo gilipollas hasta que la verdad te estalla en la cara. Somos insensatos, sí, aunque más bien creo que somos ingenuos.

    Si tú empiezas a pensar que todos los medios de masas se han utilizado para manipularnos, desde los medios de información, de ocio, hasta la educación y formación en los colegios. No introducido por el profesor o maestro en si, sino en los libros de texto.

    Y avanzando en sus propósitos. Los diferentes partidos políticos, que no dejan de ser también personas criadas en ese mundo. Y no hablo sólo de nosotros. Digo, de España. Hablo del primer mundo.

    Y tú lo que quieres, o esperabas, era ¿qué fuéramos tan fuertes de espíritu, tan preocupados por una educación que ni sabíamos que existía, tendríamos que habernos dado cuenta de lo que nos estaban y estábamos haciendo y oponernos?.

    Y el despertar es duro. Primero no sabes dónde estás. Luego buscas culpables. Y sí. También podemos flagelarnos y pensar que la culpa es nuestra. Sólo nuestra. Y flagelarnos más.

    O podemos hacer un análisis un poquito más objetivo. Una cosa es buscar su propio beneficio y otra hacerlo con verdades a medias y utilizando todo tu poder económico para tapar lo que no les interesaba que se supiera.

    Mucho nos pides como persona.

    Ahora bien. Somos gilipollas, pues sí. Somos consciente de hasta qué punto lo somos, cuando algo, ha hecho que empecemos a pensar. Una situación, un vecino, un amigo, un familiar. Una charla.

    Y cómo dicen por ahí, lo primero es ser consciente del problema. Luego llegan los otros estadíos. No sé qué prefieres, si los 10 pasos de alcohólicos anónimos o los 4 del duelo (ya no sé si son 4 ó5). Pero que desde luego, el primero es ser conscientes, pues todavía se está en ello.

    ¿Nos merecemos lo que tenemos? ¿por cándidos? ¿por ingenuos? Da igual que no tengas hambre. Estate delante de una pastelería 1 hora y dime si te vas sin comer un pastel. ¿Eso es ser ambicioso o te han encaminado a que lo seas?

    Y no digo con esto que no estemos exentos de responsabilidad. De hecho yo llevo mucho tiempo diciendo que hemos hecho dejación de responsabilidades y que así nos va. Pero de ahí a decir que no nos timan, roban, explotan…

    Un beso!

    Comentario por Nynaeve — 25 marzo 2012 @ 12:06 | Responder

    • Vale Nyna, tienes razón. Y lo sabes. Así que no esperes que te la dé.😛

      Es decir: sí, claro que es cierto que las oligarquías usan los medios para moldear la opinión de la gente, que no somos completamente libres. De acuerdo, pero tampoco estamos completamente determinados, por muy insidioso que pueda ser su mensaje, no es una lobotomía. ¡Tenemos recursos para resistirlo! Si queremos, si los buscamos.

      Mira, esto es como el tema de las drogas. Vale que los ’70 y ’80 apenas había información. Pero ahora la hay a raudales, si la quieres buscar. Así que, quien se ponga a domar caballos salvajes, machiño, ya sabes dónde te estás metiendo. Y lo mismo con la información económica: si tienes interés por aprender, por conocer qué es lo que se cuece, tienes la información al alcance de la mano. Ahora, tienes que buscarla, no es tan sencillo como encender la televisión y recibir tu chute de para-realidad. Es que ser un ciudadano libre es una putada, exige pensar, exige leer, exige buscar esa información. Claro, comportarse como un mandril en un estadio de furbo es mucho más cómodo. Pero, de nuevo, la culpa sigue siendo de una ciudadanía que evita el conocimiento como un gato los charcos. Incluso cuando lo entienden, porque esta reforma laboral, como la anterior, no hay que ser un lumbreras para saber que jode vivo a todos los trabajadores por cuenta ajena…pero pone por encima los colores de la camiseta, y sigue yendo a votar su partido de siempre. No es capaz, a media vida, de reconocer finalmente que está votando a un partido que no defiende sus intereses, que está alineado con otros intereses que no son los suyos. Que no, coño, que no hay gente así. Si ha sido cristiano toda su vida, morirá cristiano, o musulmán, o sintoísta. No va a cambiar de religión! Pensar que puede elegir le rompería los esquemas. No. Así le meen en la cara, así le demuestren que le están metiendo la mano en el bolsillo, el lerdo español votará una y otra vez lo mismo.

      Y esto es culposo. Si teniendo los medios de enterarte, no quieres hacerlo y sigues tragando las mentiras, aún a sabiendas de que son milongas, porque la gente en el fondo lo sabe, como sabe que toda esta tramoya está montada para que los bancos y los industriales saquen más y más beneficio. Si te niegas a saberlo, o si sabiéndolo te niegas a aceptarlo y a actuar en consecuencia…coño, es que es tu culpa. Por pereza mental, por cobardía mental.

      Por eso, insisto, cada pueblo tiene lo que se merece.

      Por ejemplo, todos los putos racistas que, cuando se creían señoritos, siempre tenían una gracia para despreciar a los moros, los negros o los panchitos…ahora sus putos hijos tendrán que hacer las maletas para fregar suelos, servir copas o hacer hamburguesas en el extranjero. No me digas que no nos está bien empleado, putos nuevos ricos de vuelta al arroyo. Tiene hasta algo de poesía, de justicia.

      Enga Nyna, un abrazote!

      :*

      Comentario por Mendigo — 25 marzo 2012 @ 18:50 | Responder

      • Me gusta este debate, así que si no os importa me entrometo🙂.

        Es verdad lo que dices, Nyna, el entorno no ayuda. No deja de ser un círculo vicioso, no sé decir exactamente cuando empezó, pero es un feedback continuo( los agentes sociales nos sugieren que consumamos, que ambicionemos…etc y nosotros respondemos de tal forma, fomentando la perpetuación). De todos modos, soy más de la opinión del ecléptico del blog. Si te paras a pensarlo, los mass-media, el sistema educativo…etc, están formados por personas como nosotros. No creo que nadie les haya puesto una pistola en la cabeza para obligarles a actual de esa forma, sino que hemos llegado a un nivel tan exagerado de inconsciencia que actuamos así por nosotros mismos. No creo que haya un poder macabro en la sombra que dirija con sus cuerdas el mundo. Evidentemente, hay muchos interesados en que sigamos así, pero hay muchos más a los que no les conviene esto y aun así, seguimos igual. Todos contribuimos( sobre todo el mundo occidental) a la conservación del sistema, unos por acción y otros por omisión: existen diversos grados, pero todos pertenecemos al sistema queramos o no.

        Para poder contestar a por qué el grueso de la sociedad actúa así, podemos hacernos una pregunta: ¿ Por qué nosotros somos como somos? No quiero decir que seamos seres especiales, todo lo contrario, simplemente cuestionamos activamente la realidad y no la asumimos, sin oponer la más mínima resistencia, de buenas a primeras. Quizás si contestamos a esta pregunta hallaremos la respuesta adecuada.

        Comentario por V — 26 marzo 2012 @ 23:06 | Responder

        • Pues no sé qué podemos tener diferente. A ver, ¿por qué no veo Tomate o los 40 subnormales, porque no me emociono con gestas deportivas ajenas o me creo lo que me cuenta la COPE o la SER?

          Porque no sé qué puedo tener de diferente. Ni soy especialmente listo, ni especialmente sabio, ni… Hay gente más culta e inteligente que yo que es muy de derechas.

          Lo único que tengo en especial es ser especialmente borde. Desde pequeño, nunca me han gustado las bobadas, las mentiras compartidas. Ah! Y no veía la tele casi nunca. ¿Será eso? No sé qué demonios podemos tener en común, los que rechazamos pasar por el aro. Quizá el temperamento desafiante, un íntimo anhelo de justicia. No sé ¿tú qué sugieres?

          Comentario por Mendigo — 27 marzo 2012 @ 1:52 | Responder

          • Tenemos la costumbre de relacionar la inteligencia tradicional( desarrollo de las facultades mentales tales como: memoria, capacidad de deducción, abstracción…) con la capacitación para conseguir una vida plena. Pero como a poco se va desmontando este mito, no existe una sola inteligencia sino varias, como dice la teoría de las inteligencias múltiples.Quizás un adecuado compendio de ellas nos facilitaría nuestro desarrollo a nivel individual( es decir, como “personas”).

            Además solemos tender a pensar que la sabiduría significa “saber mucho”( carácter cuantitativo) en vez de saber mejor( cualitativo). Yo creo que un determinado nivel de consciencia social y vital trae aparejado consigo una serie de cualidades como las que tú citas( anhelo de justicia y carácter rebelde) más otras como( empatía, solidaridad, respeto, amor…etc). Y para que esto ocurra( alcanzar dicho nivel de conciencia) es necesario un espíritu crítico con la realidad, un “no dejarse llevar”.

            Comentario por V — 27 marzo 2012 @ 18:06 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: