La mirada del mendigo

27 marzo 2012

¿Por qué te callas ahora?

Filed under: política — Mendigo @ 11:39

Creo que todos conoceréis y reconoceréis a este militar:

amadeo martínez inglés

Bueno, ex-militar, llegó hasta el rango de coronel hasta ser expulsado del ejército por sus declaraciones a favor de…el fin del servicio militar y la profesionalización del ejército. En este espacio ya había aparecido por ser el autor de la denuncia contra Juan Carlos de Bourbon por cobardía frente al enemigo, al ceder la provincia española del Sahara Occidental a Marruecos sin defender a su gente (ciuadanos españoles, como lo pueden ser los canarios o los ceutíes).

Bueno, pues ahora la Audiencia Nazional le ha procesado por otro delito de opinión (y eso que ni tan siquiera es vasco). Exactamente, ser el autor del siguiente artículo. La muestra para que me digáis dónde incurre en falsedad o engaño, porque yo no logro encontrar la línea:

+

Sí, sí, regio suegro del atlético Urdanga; divino monarca enviado por el Espíritu Santo a este bendito país para velar por la democracia, la felicidad, la salud y el bienestar de sus sufridos ciudadanos; rey sin par que crees provenir del testículo derecho del emperador Carlomagno cuando en realidad lo haces de la pérfida bocamanga del genocida Franco.

Sí, tú, último representante en España de la banda de borrachos, puteros, idiotas, descerebrados, cabrones, ninfómanas, vagos y maleantes que a lo largo de los siglos han conformado la foránea estirpe real borbónica culpable del atraso, la ignorancia, la degradación, la pobreza, el odio y la miseria generalizada de centenares de generaciones de españoles; presunto (estamos en un Estado de derecho aunque no lo parezca) malversador de fondos públicos para pagar francachelas sexuales; corrupto máximo en un país donde, desgraciadamente, la corrupción se mama desde la cuna; impune muñidor de una descomunal fortuna personal que nadie en este país sabe de donde ha salido; vil autogolpista castrense en aquél recordado 23-F que organizaste in extremis para salvaguardar tu detestable corona franquista; fratricida confeso (o presunto asesino) en tu juventud; reo de un delito de alta traición a la nación española al pactar en 1975 con el Departamento de Estado norteamericano, ostentando interinamente la Jefatura del Estado español por enfermedad del dictador Franco, la entrega vergonzante a Marruecos de la totalidad de la antigua provincia española del Sahara Occidental (territorio bajo administración española, según la ONU) en evitación egoísta de una guerra con ese país que hubiera puesto en peligro tu tambaleante corona; corresponsable, en consecuencia, del espantoso genocidio posterior (más de tres mil víctimas) cometido por el rey alauí, Hassan II, para dominar el inmenso territorio abandonado por España… tú que mandas callar a voz en grito a jefes de Estado extranjeros.

¿Por qué callas ahora? ¿Por qué no hablas, y cuanto antes, a los españoles? Primero ¡faltaría más! de las andanzas presuntamente delictivas (los jueces hablarán próximamente) de tu deportivo yerno, ese caradura integral que se ha valido de su matrimonio (con el, seguramente, también delictivo consenso de su gentil esposa) y de la impunidad casi absoluta de que ha gozado hasta ahora la llamada familia real española, para apropiarse de millones de euros del erario público. Con la gentil colaboración de políticos y altos cargos de las derrochadoras y detestables administraciones públicas de este país (central y autonómicas).

Y en segundo lugar, supremo líder de la ya amortizada monarquía franquista del 18 de julio, y ya va siendo hora, háblanos de todas las irregularidades y presuntos delitos cometidos por tu regia persona, algunos de los cuales acabo de señalar y que este humilde mortal (o plebeyo, como quieras) ha denunciado repetidas veces en los últimos años ante las Cortes Españolas, única institución que puede entender de los mismos en base a la absoluta impunidad constitucional de la que gozas gracias a tu amado generalísimo, el tercer dictador más sanguinario de la historia europea después de Hitler y Stalin. Presuntos delitos de los que más tarde o más temprano tendrás que responder ante el pueblo español y que, no te quepa la menor duda, ocuparán algún día páginas y páginas en la triste historia de este país de la modélica transición y gaitas parecidas.

Porque, amigo monarca, ya conoces los populares dichos: “A todo cerdo le llega su San Martín” y “El tiempo coloca a cada uno en su lugar”. Y a ti, y a toda tu familia y parentela más o menos cercana de enchufados, vagos y maleantes de toda laya, parece ser que está a punto de llegaros esa suculenta y tradicional onomástica de ancestral raíz gastronómica a la vez que el justiciero “devenir temporal de la historia” os arrincona sádicamente contra vuestro propio latrocinio y contra vuestra y escandalosa corrupción; decidido a bajaros a todos a las negras profundidades del infierno político y social.

El largo tiempo del vino (Vega Sicilia, naturalmente) y las rosas de palacios y lujosas residencias veraniegas (más de siete lustros), gastándoos a espuertas el escaso dinero de los amados y tontorrones súbditos, toca a su fin. Y todos, absolutamente todos los componentes de esa tu despreciable familia real, tendréis que comparecer algún día ante la justicia; unos, como el atlético y descerebrado deportista de elite que creyó que le había tocado la bonoloto cuando la infantita de marras le eligió como dulce esposo de su particular cuento de hadas, muy pronto, porque las pruebas son irrefutables y porque, aunque torpe y lenta, la bella diosa ciega celtibérica de la balanza de oro, no podrá esta vez mirar para otro lado y tendrá que castigar como se merece tanto derroche, tanto latrocinio y tanta vagancia familiar e institucional; otros, como las infantitas borbónicas casadas o separadas temporalmente de sus parejas, que se dejan querer cobrando espectaculares sueldos millonarios de grandes empresas españolas y multinacionales y que, con tribunales o sin ellos, pronto tendrán que renunciar a tanta bicoca; y tú, todavía rey franquista de todos los españoles, aún protegido como estás por la larga mano del dictador y por la nefasta herencia constitucional de unos cuantos pelotas de intramuros del régimen (padres de la patria, qué risa) que parieron una Carta Magna a tu medida haciéndote divino e inviolable… no te confíes demasiado que el horno no está para bollos y muy pronto pintarán bastos en las calles y avenidas de muchas ciudades españolas.

¡Deja ya de hacerte el muerto! ¡Deja ya de emplear medios del Estado (aviones militares y demás) para acudir a grandes premios de Fórmula I o torneos internacionales de tenis a la par que eludes con total desvergüenza las escasas y ridículas obligaciones de tu medieval cargo…y habla! Cuéntanos a los españoles si conocías o no las presuntamente delictivas andanzas de tu todavía yerno, el Urdanga ése, y por qué te hiciste el sueco si, como es de cajón, las conocías. Y, también, nos pones al corriente de a cuanto asciende a día de hoy tu amañada fortunita, de como se desarrollaron (sin entrar en detalles morbosos, desde luego) tus pícaras alegrías amatorias con cargo a los fondos reservados del Estado español, de como transcurrió el tortuoso día (23-F del 81) en el que salvaste a todos los españoles… y de todas las demás guarrerías personales y familiares cometidas en tu ya largo reinado. Así los españoles nos iremos enterando de todo ello sin tener que acudir a Internet y los jueces y los diputados electos del Partido Popular del hoy “muy asustado y mudo Rajoy” podrán ir tomando nota. Para cuando haga falta, naturalmente…

+

mentiras verdad revolucionario
George Orwell

14 comentarios »

  1. Cinco comentarios:

    1.- A nadie le procesan por ser vasco.
    2.- Las maneras son importantes.
    3.- Las acusaciones se demuestran y uno debe asumir las consecuencias de sus actos.
    4.- Le asiste la presunción de inocencia.
    5.- La monarquía es una institución caduca y de muy dudosa utilidad en España.

    Comentario por Ivan Chonquin — 27 marzo 2012 @ 12:02 | Responder

    • 1.- Es evidente que sí, empezando por Otegui y Usabiaga, que están en prisión por ser vascos y querer seguir siéndolo. Los hechos por los que han sido condenados, ni tan siquiera hubieran sido objeto de una investigación policial si tuvieran otra nacionalidad.
      2.- La Audiencia Nazional no me parece el organismo más adecuado para indicar las formas y maneras en la mesa.
      3.- El señor Martínez Inglés ha aportado profusa información denunciando aquellos crímenes de los cuales acusa al monarca (23F, Sahara Occidental). De los que no puede aportar pruebas, como en el caso de Urdangarín, incluye el término presunto. La labor de investigación corresponde a la fiscalía, no a un ciudadano particular. Lamentablemente, la persona del Rey es inimputable. Bastaría con permitir el acceso a los investigadores históricos a los documentos que sobre ambos periodos existen, para conocer cuál fue el papel del Rey. La realidad es que el ejército se retiró de El Aaiún en la Marcha Verde, estando al mando del ejército el Bourbon, y que el mismo Bourbon tardó 8 horas en aparecer en la televisión declarándose demócrata (a otro militar, el teniente coronel Gutierrez Mellado le llevó décimas de segundo decidir de qué lado estaba, no se lo pensó tanto ni hizo tantas llamadas a ver quién se sumaba).
      4.- Y una mierda. A estas alturas de la vida he tenido suficientes muestras del funcionamiento del aparato de justicia. La prueba es este caso, en que un ciudadano denuncia unos delitos, y la fiscalía investiga al denunciante y no al presunto delincuente. Si el coronel estuviera denunciando delitos de un ciudadano corriente, el comportamiento de la “justicia” sería muy otro.
      5.- Y además, el mecanismo por el cual sucedió a la dictadura aún permanece muy oscuro. Y su participación en el 23F también.

      Comentario por Mendigo — 27 marzo 2012 @ 18:03 | Responder

  2. No es la primera vez que me pasa, pero al ir leyendo me ha venido un pensamiento, seguido inmediatamente de otro:

    Primer pensamiento: “Qué huevos tiene éste tío para soltar tremendas verdades, que todo el mundo conoce pero nadie tiene huevos o interés de decir”.
    Segundo pensamiento: “Qué mierda de democracia es ésta, que a uno le sorprende que un ex-alto cargo con cierta influencia diga con toda sinceridad y sin ocultarse lo que piensa”.

    Comentario por marcostonhin — 27 marzo 2012 @ 18:10 | Responder

    • Marcos, es que precisamente por decir lo que piensa es EX alto cargo. XDDDDDDDDDDDDD

      Peor es lo de Manning, de todas formas…

      Malos tiempos para la lírica…y la honestidad intelectual.

      Comentario por Mendigo — 28 marzo 2012 @ 0:31 | Responder

  3. Puede que tengas razón, Mendigo. Yo no tengo tantas certezas…

    Comentario por Ivan Chonquin — 27 marzo 2012 @ 18:46 | Responder

    • No me jodas, ahora no me des la razón, que me dejas con el pie cambiado.

      Juas juas juas

      Certezas pocas, Iván. Ahora bien, que la justicia no es justa, y bien que distingue quién está en cada uno de los platillos, eso lo sé desde hace mucho tiempo. Por eso me pareció hasta cínica tu referencia a la presunción de inocencia.

      El resto…que se liberen los documentos, y que se pueda investigar libremente lo acontecido en esos dos episodios ya históricos. Eso es todo lo que pido. Enviar a la AN al que plantea que no todo ocurrió como el discurso oficial así lo quiere es propio de una dictadura.

      Comentario por Mendigo — 28 marzo 2012 @ 0:35 | Responder

  4. Yo si que soy bruto, que el otro día, leyendo de corrido el titular pensé que era algo de algún militar ultrafaccioso. No tenía ni idea de la existencia de este Martinez Inglés, que puedo imaginar fácilmente que no tiene ni un amigo en el estamento militar. Si se le mete un juicio es por lo de siempre, el rey no es que sea impune, es que es intocable, directamente.

    Comentario por Aurora — 27 marzo 2012 @ 18:51 | Responder

  5. “…a banda de borrachos, puteros, idiotas, descerebrados, cabrones, ninfómanas, vagos y maleantes…”

    Corcho, a los andaluces nos llevan llamando más o menos eso desde el domingo, en la mayoría de los medios de comunicación españoles, y no hemos denunciado a nadie…

    Comentario por Shy Girl — 28 marzo 2012 @ 2:44 | Responder

    • JOAS JOAS JOAS JOAS JOAS JOAS

      JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

      Pues también es verdad.

      De todas formas, la derecha lleva muy mal lo de perder. Cuando Mayor Oreja perdió las elecciones en Euskadi, Aznar se soltó con que la sociedad vasca no estaba madura para recibir su maravilloso gobierno de centro reformista. ¿Cómo alguien puede resistirse a mis encantos? se preguntaría.

      Comentario por Mendigo — 28 marzo 2012 @ 8:39 | Responder

  6. Calentito, lo publica Escolar hoy en su blog: http://www.escolar.net/MT/archives/2012/03/os-presento-eldiario-es.html

    Comentario por Aurora — 28 marzo 2012 @ 12:27 | Responder

    • Sí, sí, leí el apunte esta mañana, y es realmente ilusionante. Básicamente, es Público, otra vez con Escolar en la dirección, pero sin Ekaizer, Roures ni Monteira. ¡Fantástico!

      Sólo me falta por saber una cosa ¿quién pone las pelas? Bueno dos: el modelo de negocio.

      Por ahora suena francamente bien.

      Comentario por Mendigo — 28 marzo 2012 @ 17:18 | Responder

  7. Si hubiese habido más militares con el valor de Amadeo Martínez Inglés (y un poco más de disciplina) todavía seríamos un imperio. Que tampoco es que nos haga ninguna falta.
    Pues la verdad es que falsedad o engaño no creo que haya, y por eso mismo me temo que al Rey no le beneficia precisamente que saquen a la luz sus trapos sucios, aunque los jueces le exculpen de todo e incluso lleguen más lejos y establezcan su santidad y la virginidad de su hija Cristina.

    Comentario por farojusticiero — 28 marzo 2012 @ 19:59 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: