La mirada del mendigo

28 julio 2012

L’Ariège I

Filed under: fotos — Mendigo @ 15:22

Aprovecho la situación de calma chicha para dar salida a algunas fotos que tenía en la reserva. En este caso, la visita a Piris que hicimos este invierno, en los coletazos del temporal de frío y nieve que ahora, con esta calufa, parece tan lejano en el tiempo.

1

Cirque de Lauzeron. A mano derecha se asciende hasta el Port de Salau (2060m), última dificultad para muchos refugiados republicanos camino del exilio.

+
+
+
+
+
+
+
+

El intenso frío dejaba estampas tan curiosas como ésta. La altura de este órgano de hielo era descomunal, tengo otra foto en la que yo sirvo de escala y parezco un ratón a punto de desaparecer en las fauces de un lobo.

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Ossese, en el valle de Ustou.

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Claustro románico de la Catedral de Saint Lizier.

1

+
+
+
+
+
+
+
+

En primer término, el refugio del Col d’Eliet, camino del Tuc de la Seube (2105m).

1

Ya lo sé, es una altura ridícula, pero desde que dejamos la furgo medio hundida en la nieve en el lago de Bethmale, nos llevó 5 horas subir hasta aquí. Cuando salimos de la huella dejada por otros caminantes y empezamos a subir, progresar por la nieve recién caída era lentísimo, aún a pesar de las raquetas. Lento y extenuante, sudamos tinta china a pesar de estar bajo cero. En esta época, todo este blanco estará convertido en una verde pradera, y subir hasta aquí será un fácil paseo.

+
+
+
+
+
+
+
+

El carrilito dejado por los “convoyes” de caminantes que comentaba antes. Por aquí se avanza de maravilla, aún hay poca nieve y la del carril está ya apelmazada.

1

Creo que los pasos se dirigían hacia el Étang d’Ayes, pero nosotros quisimos internarnos en el bosque, buscando subir hasta donde pudiésemos.

+
+
+
+
+
+
+
+

Vic d’Oust. Vic es un topónimo muy común a uno y otro lado del Pirineo (recordemos que esta es zona de lengua occitana) que viene del latín vicus, pueblo. Tan obvio origen lo comparte con una ciudad al otro lado de la Península: Vigo.

1

Ese día decidimos tomárnoslo de descanso, y bajamos al valle, a zonas más bajas, pues entre el frío y las pateadas estábamos reventados (llevábamos días que a la furgo no le quitábamos las cadenas, y desde que salíamos de ella hasta que volvíamos a cenar, llevábamos las botazas con las raquetas). Error!!! Por inversión térmica fue la peor de las noches. A la mañana siguiente, incluso el agua del depósito estaba congelada, las botas, húmedas de la pateada del día anterior a pesar del Gore, estaban como las botas de los antiguos buzos: totalmente rígidas. Ni siquiera podías ponerte los cordones, de puro tiesos; y en todo el interior de la furgo, inclusive sobre la última de las tropecientas mantas, había una costra de escarcha.

+
+
+
+
+
+
+
+

Cirque du Lez, camino al Étang d’Araing

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Entre 1000-1500m de altura el camino está salpicado de bordas, que permanecen cerradas todo el invierno para servir de vivienda a los pastores que suben buscando pastos frescos en el estío.

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Vista del Pic de Certascan (2840m) desde Guzet.

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Restos del castillo de Montespan, ya en el camino de regreso.

1

Quizá ese nombre os suene a algo. De aquí surgió la casa de Montespan allá por el siglo XIII, aunque su miembro más célebre no aparece en la historia hasta finales del XVII: la marquesa de Montespan, la más célebre concubina del Rey Sol.

+
+
+
+
+
+
+
+

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Cirque de Lauzeron

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Si uno de esos se cae…brocheta de mendiguiño. XDDDDDDDDDD

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Un transitado cruce de caminos en Sarrat.

1

Una de las cosas más bonitas de este viaje fue poder avanzar casi siempre por caminos que no habían sido hoyados por ningún bípedo desde el temporal de nieve. Cansado pero gratificante. Las pisadas más profundas y recientes, es posible que sean de un par de corzos que nos habíamos encontrado un rato antes. También había pisadas con las almohadillas y las uñas bien marcadas, como de un gato grandón. ¿Quizá un zorro? Fueron diez días en los que estuvimos casi siempre en soledad (hacía un frío negro o, como dicen los franceses, azul). En recompensa, pudimos disfrutar de la vista de algunos bichiños.

+
+
+
+
+
+
+
+

Nuestra huellas son bastante menos discretas.

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Desperezándose, de bon matin.

1

+
+
+
+
+
+
+
+

Cirque de la Cagatelle

1

+

25 comentarios »

  1. Tremendas, Mendiño. Me ha encantado verlas en un día de calor como éste. El gato es precioso. Me gustan casi todas esta vez pero intentaré ser más selectiva, como lo soy con los hombres que dejan huella…😛

    Ossese, en el valle de Ustou.

    Vic d’Oust. (lo sabías, ¿verdad?)

    La de la borda de ventana verde.
    No conocía, por cierto, esta palabra:

    borda.

    (Del franco *borda ‘tabla’).

    1. f. En el Pirineo, cabaña destinada a albergue de pastores y ganado.

    La de ¿vuestras huellas? justo antes del gatito desperezándose.

    Muy bonita serie.
    Felicidades.

    Comentario por Campurriana — 28 julio 2012 @ 15:56 | Responder

    • Qué pasa, Campu!

      A ver, que rulen esas fotos de la nueva cámara, ahora que ya estás hecha toda una profesioná! Nasía para fotografiá!!!
      XDDDDDDDD

      No tienes mal ojo, siempre te lo he dicho. En cuanto te cures la tonta aversión a la parte técnica, que son cuatro chorradas, puedes hacer cosas muy interesantes.

      El gatito era una cucada. Y sí, si que son nuestras huellas. Fíjate en las marcas de las rosetas de los bastones. Y ningún animal dejaría huellas tan gigantescas. Hemos pasado los dos con los raquetones, y con eso dejamos huellas de hipopotamillos.
      😉

      Comentario por Mendigo — 30 julio 2012 @ 0:36 | Responder

  2. Nass Mendi, pues aunque suene a tópico son unas imágenes muy refrescantes para estas fechas aunque hoy por acá no se han superado los 23ºC, tanto mejor. Refrescantes y relajantes por la sensacion de soledad y tanquilidad que aportan en medio de la montaña.

    Apertas de alguien que el lunes vuelve a la tarea cotidiana tras un mes de vacaciones, se me saltan las lágrimas de la emoción por volver al tajo…

    Comentario por Javi — 28 julio 2012 @ 19:35 | Responder

    • Qué tal, asturianu!!!!

      Acabaste dentro de un tonel de sidra? Ya me figuro que la vuelta a la normalidad es dura, a mí me cuesta horrores después de pasarme un mes zascandileando con la furgo. Ya no sólo la idea de currar, hasta los detalles más nimios como fregar los platos o ir al baño…todo es diferente. La lobita y yo, nos pasamos días aclimatándonos a la vida sedentaria y suspirando…

      Bueno, ya harás relato de lo que te has encontrado. Al final por el Cabo Peñas, no? Sigo diciendo que tienes mucha suerte de vivir bastante centradito en la Península. Yo, en el extremo izquierda geográfico…

      Comentario por Mendigo — 30 julio 2012 @ 0:31 | Responder

  3. Mendigo, menudas imágenes tan refrescantes. Me han dado ganas de sacar los esquís y ponerme a “foquear” por ese merengue tan apetitoso🙂

    Comentario por Sanjuu — 29 julio 2012 @ 11:29 | Responder

    • Sabes esquiar? Quizá algún día debería aprender, con el gusto que le tengo a la montaña en invierno, es raro que no me haya puesto. Por otra parte, nunca ha acabado de atraerme. Me gusta verlo, pero en los demás, mas la idea de subirme yo…

      Comentario por Mendigo — 30 julio 2012 @ 0:26 | Responder

      • Sí Mendigo, la cercanía de Sierra Nevada deja un poso bastante profundo en todo Granaíno, y eso que aprendí tarde, lo lógico es que en la escuela te suban unos días aunque conmigo jamás lo hicieron. He de decir, sin embargo; que ciertamente le tengo aversión a los esquiadores de telesilla, prefiero subir yo con mi sudada.

        Que por cierto, es algo que te recomiendo, se cubren distancias más largas, te evitas la nieve “inglesa” y el batallar contra ella y se pueden llegar a sitios prácticamente solitarios, las cimas en invierno ofrecen una recompensa aún mayor. Lo de la bajada posterior es absurdo que diga nada, hay que probarla porque cualquier cosa que pueda escribir es desmerecerla🙂 Eso sí, a mí me atrajo desde muy pequeño el esquí de montaña, si no te hace mucho tilín es normal que no te lo hayas planteado.

        Comentario por Sanjuu — 30 julio 2012 @ 10:08 | Responder

        • Sin duda, es algo totalmente distinto. Pegarte la pechá de madrugada, con la nieve dura, monte arriba…comer algo y bajar esquiando no tiene nada que ver con la pijada de que te suba un remonte. En un caso, te adaptas a la montaña, en el otro, hay que destruir la montaña para construir las infraestructuras para que los vagos, los que no son capaces de subir por su propio pié, puedan disfrutar de las vistas y el descenso sin habérselo ganado subiendo.

          Quizá mi rechazo al esquí venga de ese tipo de esquí que es el que la mayoría practica. Tan absurdo como subir un puerto con la bici en la baca, para luego bajarlo montado en ella. Ridículo.

          Comentario por Mendigo — 30 julio 2012 @ 12:24 | Responder

          • No te voy a negar que he practicado el esquí de remonte, difícilmente tienes otra forma de aprender con efectividad y seguridad. Pero comparto al cien por cien lo que comentas. Como diría Lorenzo Arribas, médico granaíno y gran esquiador, alpinista y autor de algún libro de esquí de montaña: “De subir una montaña con esquís, a que te suban con los esquís a una montaña, hay una gran diferencia. Sobre todo para la montaña”.

            Comentario por Sanjuu — 1 agosto 2012 @ 13:53 | Responder

  4. Vicus vicus!!

    Me encanta ver esa nieve, ¡parece un enorme y esponjoso edredón blanco!

    No conocía lo de la inversión térmica, vaya noche más apacible, ¿no? Dan sensación de calma las imágenes, pero qué frío…

    Qué simpática la catapulta en las ruinas del castillo. ¿Qué tendrán las ruinas que me gustan tanto? Si estuviera restaurado seguro que no me atraía tanto.

    Me encanta el micho ^_^

    Los témpanos meten miedo…

    Aún con todo y la calidad habitual de las fotos, me quedo, por quedarme con alguna, con la del claustro. ¡Quizá porque es de las que menos frío me da! jajaja

    Comentario por wenmusic — 30 julio 2012 @ 8:12 | Responder

    • Lo de la inversión térmica es bastante usual. Por lo general, cuando subes baja la temperatura (a razón de 0,3º cada 100m, creo recordar). Pero en ocasiones, el gradiente es positivo (sube la temperatura al subir). Puede deberse a varias causas. Por ejemplo, en las noches duras de invierno, con una gran estabilidad atmosférica, el aire frío tiende a bajar y concentrarse en los llanos (es más denso). Luego, cuando sale el sol, empieza a dar antes en la ladera de solaina, así que sigue siendo más caliente el alto que el bajo. También puede deberse a una tapadera de nubes bajas (niebla). Por ejemplo, en Vigo puede hacer un día cerradote, y na Cañiza estar con un estupendo día soleado, a más temperatura a pesar de estar 800m más alto.

      La catapulta estaría bien llevársela a una mani. También había un onagro… (eso sí que debe hacer pupa, pedrolos de casi una tonelada volando cientos de metros).

      Y el claustro…no veas la rasca que hacía dentro! De hecho, el primer día que llegamos a Saint Lizier, las calles estaban ¡heladas! Del pisoteo de la gente y el goteo de los canalones, la nieve de las calles se había convertido en un costrote de hielo, liso como un mármol pulido. Criminal. Para romperse los dientes.

      En esa foto, ya han pasado 10 días y el hielo se había fundido ya de las calles.

      Comentario por Mendigo — 30 julio 2012 @ 12:32 | Responder

  5. ¡Qué fotos más buenas y refrescantes!. Con mi mujer y las niñas me perdería en el monte no ya un mes, allí me quedaría. En esta época me gusta especialmente el valle del Genal. Pero no puede ser.

    Parece que están dando la cara los de ocupa el congreso 25S. http://plataformaenpie.wordpress.com/ y http://iniciativadebate.org/2012/07/26/nos-sobran-motivos-nos-sobra-voluntad/.

    Como siga esto así, se les acaba el royo. O al menos eso es lo que pretendo yo.

    Salud y República, ó como gusta decir Fidel, Patria ó muerte, venceremos.

    Comentario por Gustavo Giménez — 30 julio 2012 @ 12:14 | Responder

    • Parece, parece que algo se está moviendo. Será el despertar de un gigante? O será una minoría muy activa, que queda sepultada por la masa indolente? Veremos.

      Genal? Creía que se te había escapado un dedo, y te referías al Genil. Pues no, me colaba yo, sí que existe el Genal. Y he visto fotos y es muy chulo, por cierto.

      Saúde!!!

      Comentario por Mendigo — 30 julio 2012 @ 12:45 | Responder

  6. Molan, jeje cómo me explico ¿eh? me gustan especialmente el claustro románico y las tuinas de LIzier, me suguieren muchas cosas, el resto son preciosas y dan un poco de frisco que en el veranito es un gusto.

    Os dejo aquí una foto bien chula de algún lugar de Serbia http://photography.nationalgeographic.com/photography/photo-of-the-day.

    Saludos amigos.

    Comentario por Sekhmet — 2 agosto 2012 @ 9:34 | Responder

    • Estoy lolaila, claustro de la catedral de Saint Lizier y la ruina del castillo de Montespan son :p

      Comentario por Sekhmet — 2 agosto 2012 @ 10:42 | Responder

      • La foto de Serbia está que te cagas, gracias.

        Pero…qué te habías tomado antes de escribir el primer mensaje? O anduvo algún duende travieso revolviéndote las teclas del teclado?😛

        XDDDDDDDDDDD

        Comentario por Mendigo — 2 agosto 2012 @ 13:34 | Responder

        • Náa!! ja ja ja! estoy como una regadera y además necesito un secretario (uno buenorro of course) tengo tantísmas cosas en la cabezota que luego se m’enredan los dedos al escribir😛

          Comentario por Sekhmet — 2 agosto 2012 @ 13:38 | Responder

          • Si tuvieras un secretario, se te enredarían los dedos en él.😛

            Comentario por Mendigo — 2 agosto 2012 @ 14:28 | Responder

  7. Hola Mendigo, entre unas cosas y otras he vivido bastante desconectado en julio. Ahora que vuelvo de unas vacaciones a ver si me voy conectando en agosto un poco más. Este fin de semana igual me acerco al Arriege y ya te contaré si de verdad hay pradera verde, porque salvo alguna tormenta gorda, como la de este fin de semana, desde la primavera que no cae del cielo casi nada.

    Me gusta tu lado de sensibilidad republicana recordando el paso por las montañas. Yo conocí a uno que se pasó unos años encerrado en una casa en Burgos y cuando pudo escapar lo hizo por el Pirineo. Lo tuvieron que cruzar en hombros porque el pobre no tenía fuerzas de tantos años sin moverse.

    De las fotos no te digo ya nada más porque me repetiría. La del gato si acaso es la que más me impresiona, porque mira que son difíciles esos bichos. Supongo que lo drogaste o bien la tomaste de lejos. Por cierto, si de verdad estuviste durante las dos semanas de frío en febrero las debisteis pasar más que canutas, porque en la planicie tolosana llegábamos a los diez bajo cero.

    Comentario por Aurora — 6 agosto 2012 @ 12:41 | Responder

    • Muy buenas, compañero.

      Yo estoy procurando que el ordenador no me quite más tiempo del necesario, y disfrutar del veranito en plenitud.

      El gato no estaba drogado, pero casi: estaba soñoliento. Era de madrugada y se estaba desperezando. En ese viaje sólo llevé el objetivo corto, así que lo tenía justo delante de mi; si hubiera alargado la mano lo habría podido acariciar.

      Hace tiempo subí una foto muy parecida, esta vez en la Auvernia: L’Auvergne. Es pura suerte. Que al bicho le de por hacer una monada en el momento justo y estés con la cámara dispuesta para sacarlo.

      Estuvimos en los últimos coletazos de la ola de frío, no en lo peor. En la noche más fría llegamos a los -14ºC, lo cual es una suerte porque la nieve está durita por la mañana (no te hundes y avanzas más rápido) pero…bueno, sólo decirte que dormía sin quitarme el gorro. Y la punta de la nariz estaba como un carámbano.😉

      Comentario por Mendigo — 6 agosto 2012 @ 15:10 | Responder

  8. Mira que cosica más mona he encontrado bicheando por ahí http://vimeo.com/4041788 en el blog Pixel y Díxel El efecto ‘rolling shutter” mooola! :p

    Comentario por Sekhmet — 10 agosto 2012 @ 12:26 | Responder

  9. […] Como mañana estaré echando espumarajos por la boca, aprovecho el momento de tranquilidad para subir la segunda y última tanda de fotos de Piris. […]

    Pingback por L’Ariège II « La mirada del mendigo — 23 agosto 2012 @ 23:55 | Responder

  10. […] pero sí mi compañera, y para tratarse de unas botas de entretiempo aguantaron muy bien el tipo en Piris el año pasado. E hizo frío para aburrir, fueron aquellos días de frío polar que los termómetros bajaron a […]

    Pingback por Comparativa de botas | La mirada del mendigo — 15 enero 2014 @ 19:47 | Responder

  11. […] sacando parte de la carga almacenada de fotos. Estas son de la zona oriental del Ariège, que nos quedó pendiente de la última vez por estar el Col d’Agnés […]

    Pingback por L’Ariège III | La mirada del mendigo — 3 octubre 2014 @ 12:09 | Responder

  12. […] otra vez habíamos pasado por Andorra, viniendo de l’Ariège. Nos quedamos con tan buena impresión, que decidimos que había que repetir. El pasado Abril (sí, […]

    Pingback por Andorra I | La mirada del mendigo — 7 febrero 2016 @ 4:09 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: