La mirada del mendigo

7 agosto 2012

Última llamada

Filed under: banco malo — Mendigo @ 14:43

departures

Luis Guindos ha anunciado que en el próximo Consejo de Ministros se aprobará, junto con otras agresiones, la creación de un “banco malo” público. Como me temía, con estivalidad y alevosía.

De aquí al 24 de agosto quedan 17 días. Tiempo más que de sobra para reaccionar, convocar cuantas protestas sean necesarias, informar, levantar a la población para que se defienda ante el gran robo.

En este espacio se ha tratado extensamente el asunto del banco malo público:
El gran robo
¡Alarma!
No con mi dinero

Siempre que se trata el tema de la economía, hay muchos que lamentan no entender de sus arcanos. Yo tampoco entiendo, pero basta aplicar el sentido común.

Un banco malo es una entidad con ficha bancaria donde se arrostran los activos de peor calidad (la basura tóxica financiera), permitiendo a otra entidad desprenderse de esa basura y limpiar así su balance. BFS es el banco malo de Bankia, y es precisamente la parte de Bankia que el gobierno ha “comprado”. También el Sabadell creó recientemente otro banco malo, en el que segregar los activos inmobiliarios de la entidad. Estas son operaciones privadas y en ellas no me meto (excepto cuando el gobierno, a la hora de rescatar Bankia, lo hace haciéndose con el control de la parte enferma, es como ir a la frutería y comprar la caja que tiene todas las peras podridas, nadie lo haría para sí, y sólo un comisionado muy traidor las compraría en nombre de otro).

Pero lo que pretende el gobierno es crear un banco malo público (además de, como hemos dicho, BFA, que era un banco malo y ya es, también, público). ¿Qué supone esto? El Estado compra activos tóxicos a los bancos. Los bancos se deshacen de aquello que nadie quiere, entregándoselo al Estado a cambio de dinero fresco, creo que es apropiado usar el verbo comprar para definir la operación (aunque en la prensa salmón seguro que podréis leer otros tecnicismos y eufemismos).

¿En qué consisten esos activos tóxicos? Básicamente, suelo y ladrillo. Ya sea la propiedad de éste, por hipotecas cuyo aval ha sido ejecutado (desde pisos embargados a urbanizaciones enteras que el banco se ha negado a seguir refinanciando a la constructora y se las ha quedado). También es probable que entren en el “lote de Navidad” los créditos subprime (os suena, verdad?) o subestandard. En román paladino, los créditos que aún no han sido ejecutados, pero que hay grandes posibilidades que lo sean en un futuro. La mayoría, hipotecas con ladrillo o suelo como aval. El ladrillo aún vale algo, pero el suelo no vale nada en la mayoría de los casos, pues con varios millones de viviendas vacías nadie tiene la intención de promover más. Si en un plazo de tiempo (que el anterior gobierno amplió, echándole un capote a los bancos, principales inmobiliarias) ese suelo urbanizable no se construye, pasa a ser de nuevo rústico.

Vamos, que lo que quieren vender los bancos es toda la porquería que han acumulado en el balance, tras pinchar la burbuja financiera. Cuanto más baja el precio del ladrillo en el mercado, y cuanto más les obliga el gobierno a reflejarlo en sus libros, los bancos se anotan pérdidas (diferencia entre el valor de adquisición y el de valoración), pérdidas que hay que cubrir con provisiones a cuenta de los beneficios.

¿Esto es bueno o malo? Pues depende de según para quién. Y como en toda operación de compraventa, el criterio para determinar si una operación ha sido ventajosa o no para cada una de las partes es el precio.

Para los bancos es maravilloso, el fin de sus problemas, si el precio de compra es alto (está por encima del mercado). Con un mercado seco, en el que les está costando lo indecible colocar su stock de ladrillo (porque todos estamos esperando que baje más), encontrar a un primo tonto que llega con un fajo de billetes y dice “lo compro todo”…evidentemente, para los bancos es una bendición celestial.

Pero si es un fantástico negocio para el vendedor es porque…el comprador ha sido timado. Ha comprado por encima de su valor. Esto es lo que temo que va a ocurrir, especialmente con los antecedentes de este gobierno doctorado en tan pocos meses en traiciones al pueblo, inmolado repetidas veces en el altar del capitalismo internacional.

La razón es simple: si el gobierno propusiera a los bancos vender a precio de mercado (Mercado, no es ese el nombre de su Dios?), estos se negarían. Básicamente, porque para ese camino sobran tantas alforjas; para eso, sacan sus promociones al mercado con el descuento necesario para ser adquiridas (de nuevo, el que demande el mercado), asumiendo las pérdidas, y listo. Evidentemente, los bancos tratan en lo posible de sostener los precios, porque cada punto que la vivienda baja, ellos están un pasito más cerca del abismo.

Voluntariamente, no van a vender a precio de mercado. Y sinceramente, yo no veo al Sr. Marioneta forzando a los bancos a nada. Nos comeremos la mierda de los bancos, las urbanizaciones en mitad de la nada que nadie quiere, y que tras varios años acabarán siendo vendidas a pérdida a fondos buitre o demolidas (como ocurre con las viviendas que se comió el NAMA, el banco malo de Irlanda).

Podría también hacerse como en Suecia, en los ’90. El Estado se queda con las carga de basura a cambio de que los bancos asuman las pérdidas que se produzcan cuando el Estado empiece a sacar esos activos al mercado, pasado un tiempo. Si los bancos no pueden asumir la factura, tienen que pagar su libra de carne (El Mercader de Venecia) en forma de acciones, pasando a ser nacionalizados.

Pero España no es Uganda, ni muchísimo menos Suecia. Las condiciones que Luis Guindos (verdadero jefe del gobierno) va a negociar con la banca no responderán al interés de la mayoría, sino de los capitalistas. La ciudadanía paga así caro el poner a una zorra como guardiana del gallinero, cada pueblo tiene indefectiblemente lo que se merece.

Es por ello que reclamo una protesta enérgica, inmediata, abrumadora para forzar al chacal a guardar las apariencias, rechazando la creación del banco malo o, al menos, negociando su creación en términos menos desfavorables al pueblo. Sí que es posible una rectificación, enfrentando al gobierno a un alto coste electoral.

Cualquiera puede entender el ruinoso negocio que el visir Guindos tiene entre manos: va a firmar, en nuestro nombre, con nuestro dinero, la compra de un apartamentito en 9ª línea de playa de una desolada urbanización de una costa destruida. O peor aún, de una tierra baldía en mitad de la nada, donde antes de la caída de Lehman (que rima con Guindos) se planeaba construir una ciudad y donde hoy sólo moran los grillos.

¿Alguno de vosotros es tan necio para comprar alguna de las mierdas que los bancos ofrecen en sus portales inmobiliarios? No, espero que no, de hecho nadie lo hace. Entonces ¿por qué dejar que el gobierno lo haga en vuestro nombre?

Hay que oponerse con todas las energías a este gran robo, que pagaremos durante décadas (pues como el Estado no tiene ese dinero, tendrá que endeudarse para pagar su cargamento de basura a los bancos).

+

Y ahora viene la segunda parte de la reflexión. Ignoro si en los partidos políticos hay una dirección, alguien al timón, o simplemente son cáscaras de nuez a merced de la tormenta. Yo no veo en ellos ningún rumbo, ningún gobierno, nada que me haga suponer que cuentan con alguien al timón, ni atisbo de estrategia.

De nuevo, vamos a explicarlo fácil. Todos los esfuerzos de la izquierda están basados en parar los recortes. Muy bien, estamos de acuerdo. Pero ¿cómo? Porque tal y como están repartidas las cartas, los recortes son absolutamente necesarios. Es pura matemática, las cuentas no cuadran.

Habrá que explicar a la gente que para evitar los recortes, hay que tomar otras medidas, equilibrando las cuentas por el otro platillo de la balanza, el del ingreso. Es decir, toca elevar la fiscalidad, y habrá que hacerlo respetando la progresividad de la carga fiscal. Es decir, haciendo que de una maldita vez sea el capital el que contribuya al sostenimiento del Estado. Y esto pasa por acabar con las SICAV, pero también con los paraísos fiscales y la libre movilidad de capitales (si se ponen peajes en las autovías ¿cómo no hacerlo en las vías por las que circula el dinero?).

Y hay otro punto. Todos esos recortes buscan equilibrar una balanza desequilibrada por las ayudas al sector financiero. Se recortan 1.000M€ de aquí y 800M€ de allá para lograr sumar las decenas de miles de ouros que necesita la banca para sobrevivir. Sea en avales, sea en rescates como los 26G€ de Bankia, sea en la creación de un banco malo que puede suponer una factura desde los 40G€ hasta los 300G€ (el volumen de basura enladrillada en España, y si no se llega a esta cifra la solución será sólo un parche para que la banca siga ganando tiempo). Todas las energías de ese maremagnum llamado “la izquierda” están centradas en denunciar los recortes, pero sólo unos pocos señalan el sistema fiscal y las ayudas a la banca. Sin embargo, uno es consecuencia de lo otro. Si tienes fiebre, puedes tomar un antipirético, pero es preferible un tratamiento que atienda a la etiología (atendiendo a la causa de las cosas, y no sólo sus consecuencias, sus efectos, sus síntomas), descubriendo cuál es la infección y tomando el antibiótico adecuado.

El esquema es evidente para cualquiera: subimos el IVA, recortamos en Sanidad…para darle dinero a los Bankeros. Yo creo que hasta el facha más tonto se da cuenta de la situación.

Entonces ¿Cómo se lucha contra los recortes? Acabando con esta locura de que el Estado tenga que rescatar a los inversores privados, hundiendo en la miseria a millones de personas. Creando un clamor para que ni un duro del Estado vaya a salvar las inversiones particulares, y que sean los accionistas y acreedores de los bancos los que sufran la consecuencia de sus inversiones. Simplemente, actuar según la normalidad, aplicar la Ley Concursal 22/2003 del 9 de Julio, como cualquier otra entidad privada. Y si tienen que quebrar, que quiebren, que los activos (hipotecas) cubran el pasivo asegurado (depositantes), que los acreedores se hagan con el control de lo que quede. Y el muerto, al hoyo.

Por lo tanto, aviso: no quiero dejarme robar. Si al final se lleva a cabo el saqueo y se constituye un banco malo público, y se hace en términos lesivos a mis intereses como ciudadano (como estoy seguro que así será, viendo el sujeto que debe negociar en mi representación)…me voy a cagar en Dios. Me van a forzar a invertir en ladrillo, contra mi voluntad, unos cuantos miles de euros (unos 200G€ entre 47 millones de gilipollas, salen a 4250€ por cabeza de turco). Yo no quiero dejarme robar 4.000 y pico napos impunemente, para salvarle el culo a los bankeros, ni a los grandes ni a los chicos (el que fue atrapado por su avaricia, que asuma ahora su pena). Por eso digo: la organización o partido político que quiera contar con mi dinero y/o con mi voto, ya puede levantar el culo y enfrentarse con todo lo que tiene contra este latrocinio. Que me defienda. Yo no culparé de nada si, habiendo luchado con fiereza, perdemos la batalla. Pero aquella organización o partido que no se parta el culo ahora, desde ya mismo, para impedir esta estafa a los ciudadanos, puede dejar de contar con mi dinero, mi colaboración o mi voto.

Un mínimo de estrategia, una pizca de inteligencia. Si nos señalan el Sol, no miremos el dedo. La forma de oponerse a los recortes es cuestionando los rescates a la banca y promoviendo un nuevo sistema tributario. Lo importante no es denunciar los recortes: insisto, hasta el facha más gañán se da cuenta que le afectan, que son una cabronada. Lo importante es hacer ver a la gente que HAY ALTERNATIVAS. Que si el gobierno inflige dolor al pueblo es porque no quiere tocar los intereses de los poderosos. Que es una elección política, que responde a una ideología muy concreta, que es ajena a los intereses de la inmensa mayoría. Comunicar esta idea por todos los medios, charlas, manifestaciones, pasquines ¡como sea!

El 25 de Agosto, sobrarán los lamentos y las declaraciones indignadas. El momento de actuar es AHORA.

Si el pueblo entiende esto, el gobierno estará en un brete y tendrá que detener el calendario del horror que tiene anunciado. Pero para eso hay que obrar con un mínimo de inteligencia, con estrategia. A veces, para defender un peón no hace falta cubrirlo con otra pieza, sino repeler la amenaza atacando: si el contrincante mueve esa pieza, las consecuencias serán desastrosas.

Maldita sea, alguien que sepa establecer una estrategia, que cuente con una visión que vaya más allá de lo inmediato, que sepa pensar aunque sea un movimiento por delante (los grandes ajedrecistas planean cuatro, cinco o seis, lo que dispara las combinaciones).

Ecooo

Ecooooooo

¿Hay vida inteligente en el Planeta Izquierda?

Pues eso, no es que sea muy rencoroso pero tengo buena memoria. Quien no me defienda ahora, la paga.

30 comentarios »

  1. Difundo difundo difundo y ☞ ♗m* c*** e* d*** ☣☢☠☈☁(⊙▂⊙✖ ) ¡jolín qué cabreo tengo!

    Comentario por Sekhmet — 7 agosto 2012 @ 15:40 | Responder

    • Jejejejeje

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:57 | Responder

  2. enhorabuena por el análisis y gracias. lo difundo

    Comentario por josean — 7 agosto 2012 @ 18:58 | Responder

    • Gracias a ti, compañero.😉

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:58 | Responder

  3. De acuerdo con lo que dices, para no tener que luchar contra los recortes hay que comenzar peleando contra las causas que los producen y esta es una de ellas.
    Con lo que aborrezco las construcciones de toda la costa mediterranea, ahora va a resultar que puedo tener parte de un apartamento sin quererlo.
    Por las consecuencias que esto conlleva por lo menos se podían dignar a consultar en referendum, claro que eso no lo van a hacer porque sería democracia.

    El gobierno quiere salvar a la banca, los impositores le importan un huevo, lo hace por el dinero de los accionistas, pienso que nos saldría más barato dejar que el banco que caiga se hunda y cubrir los ahorros de los impositores hasta el límite estipulado. Y en todo caso si se pone dinero para salvar a un banco se nacinaliza y se crea una banca pública.

    Y con lo del “banco malo” la pregunta del típico chascarrillo: ¿Hay algún banco bueno?

    Comentario por Javi — 7 agosto 2012 @ 19:55 | Responder

    • Se nacionaliza, que lo de nacinaliza suena muy malo.

      Comentario por Javi — 7 agosto 2012 @ 19:57 | Responder

    • Pues ahora que dices, tienes razón. Vas a poner los 4000€ que te tocan (vía impuestos los próximos años -décadas- para saldar la deuda que toma el Estado) pero no vas a poder disfrutar de tu cachito de zulito en 9º línea de playa. Que digo yo, si es público, ya que lo pagamos, podríamos aprovecharlo. A la mierda que valen ahora esa clase de apartamentos, bien nos podría corresponder tener derecho a un mesecito en un apartamento de esos.

      Pero ni por esas.

      Lo de nacionalizar bancos…es preferible crear una banca pública desde cero que asumir el cadáver maloliente de un banco e intentar resucitarlo. Ahora bien: habrá que ver el ejemplo de las cajas. Banca pública sin control férreo, se convierte en nido de caciques y vividores, y acaba estrellándose en los escollos. Habrá que aprender de los errores (hay que rendir cuentas a la ciudadanía).

      Aps! Hay un montón de bancos buenos. Un banco de peces, por ejemplo. Los del parque…😉

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 15:11 | Responder

  4. Las respuestas a todas tus preguntas están en un artículo de Luis Sepúlveda que publica Le monde diplomatique en el número de agosto. En algún momento muchos ciudadanos españoles decidieron que era mejor ser consumidores que ciudadanos, y así estamos. En cuanto a los gobernantes…

    Por cierto, te lo pongo aquí: muy interesante lo de la cebolla, aunque yo le hubiera puesto otro nombre, más que nada porque solo me gusta guisada y según de que manera. Después de echar un vistazo rápido mi primera sugerencia sería poner las fuentes directamente debajo del titular. Eso sí, a fuerza de acumular links con cosas que me interesan me puedo comprometer, y me comprometo, a no leer todo lo que tengo pendiente por imposibilidad material !

    Comentario por Aurora — 7 agosto 2012 @ 20:41 | Responder

    • Hasta el mes que viene no se podrá leer libre en su página, pongo al menos el enlace, por si alguien siente curiosidad.

      Luis Sepúlveda – Le chat de Felipe González. A ver si me acuerdo de mirarlo… (sí, soy rata, pero conseguir en un pueblo de Ourense la versión francesa del Diplo es un paso más que imposible).

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:56 | Responder

  5. Cada día que pasa, este gobierno nos hunde un poco más en el fango (por la senda que ya empezó el anterior), y cada día que pasa va a ser más difícil salir. Día a día nos nos hipoteca más, nos roba más, nos jode más. Las fórmulas que podían haber funcionado hace tres, dos un año, posiblemente ya no funcionen. Seguimos una política de tierra quemada.

    Quebrar un banco, al menos uno, así fuera pequeñito…. (el de Valencia, por ejemplo), hubiera sido una buena advertencia a navegantes – piratas y corsarios financieros. Pero entonces había un FGD, para cubrir a los depositantes, y lo gastaron en rellenar agujeros, en tapar parches; ahora ya no lo tenemos, y quebrar un banco puede ser una catástrofe.

    Meter en la carcel a algún gestor por arruinar una caja, un banco, una comunidad autónoma, aunque sólo hubiera sido unos meses, a lo mejor también hubiera funcionado para poner las pilas a los demás. Pero luego vinieron los indultos, el juicio de los trajes, y se jodió lo de la justicia.

    Cobrar impuestos a los que no pagan, apretarles los huevos hasta que suelten la gallina, a lo mejor hubiera funcionado, con más o menos dificultad, pero luego llegaron las amnistías fiscales.

    Poner la economía a trabajar, para el estado si era necesario, podría haber funcionado, pero llegaron los recortes, las reformas laborales, los despidos, y destrozamos la economía real.

    Amenazar con la suspensión de pagos de la deuda soberana, si no se corregían los evidentes errores (o no errores) de las instituciones europeas, hubiera sido un buen punto…. pero nos rendimos con armas, bagajes y constituciones al enemigo, y ahora ya no funcionarían.

    Así que veo dos soluciones, y ninguna buena:
    a) un “golpe de estado” democrático, que les de una patada en el culo a los políticastros rastreros y traidores que tenemos a un lado y otro del hemiciclo (y eso es difícil, por no decir imposible, y en todo caso de resultados más que dudosos)

    b) nos vamos a la huelga general indefinida, que trabaje la p.m. de los señores financieros, nos agenciamos un terrenito donde plantar unas berzas y criar unas gallinas, más un kalashnikof para defenderlo, y que se coman su dinero hasta que queden hartos.

    Na, que estoy en fase pesimista…..

    Comentario por santi — 7 agosto 2012 @ 21:26 | Responder

    • Tomo una parte de tu razonamiento: es tarde. Es cierto, creo que es tarde ya buscar una salida de compromiso: el deterioro económico es irreversible. De aquí no se sale sin cascar huevos. Ahora habrá que ver qué (a quién) huevos cascamos para hacer la tortilla. Pero la vuelta a la situación previa a la crisis es ya imposible, alguien tiene que pagar el enorme agujero dejado por la burbuja+austeridad. O el 1% o el 99%, pero alguien tendrá que asumir la pérdida neta de riqueza en el sistema.

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:50 | Responder

  6. Mendi, vaya nivel de cabreo continuado y en progresión… ¿tienes gràficas? .-D
    No sé como aguantas tanto tiempo sin infartar, en esos niveles uno ya se resigna o abandona (jeje, ahora que recuerdo tu también lo dijiste, no? Supongo que tus escapadas son de un relajo brutal y te mantienen con energía para guerrear…

    Primero: no sales de lo mismo, rompe ya viejos esquemas, no hables ya de “izquierda”, eso ya no existe, al menos en el ámbito de la política oficial. Y fuera de ese ámbito solo hay grupúsculos por ahora inofensivos.

    Segundo. ninguno de “ese ámbito oficial” va a hacer nada contra los intereses de la banca, porque están a su servicio, por diversos conceptos literalmente a sueldo. No le eches tantas culpas a Guindos, todo indica que él ya no está detrás de lo que va a ocurrir las próximas semanas. Cuando veas al Sr. Páramo en todo lo alto, entonces ya sí, definitivamente, la teoría conspiranoica global será la única creíble, nos dirigen desde Goldman Sachs. Simplemente eso, ya me dirás entonces qué podemos hacer. Nuestros humildes tirachinas no llegan al otro lado del Atlántico.

    Tercero: los ciudadanos indignados están enormemente lejos de organizarse de forma efectiva. Tan lejos como una generación. Pero sí somos importantes: hay que mantener el impulso para que adquiera velocidad. No cambiaremos el mundo nosotros, eso es evidente, pero pongamos bases.

    Y bueno, ya me pasé por la cebolla a participar un poco, a dejar una lagrimita… porque de eso se trata, no? Creo que entendí el porqué del nombre de la página: a mi cortar cebolla me hace saltar las lágrimas… y todo lo que hay allí es para echarse a llorar… porcentaje de noticias “buenas” <10% Hombre, creo que así no se arrastran multitudes hacia el cambio social…

    Comentario por Josep — 7 agosto 2012 @ 23:52 | Responder

    • hola Josep, coincido con tu comentario plenamente.
      Mendigo, es momento de cambiar los análisis y gráficas económicas por los análisis y gráficas históricas. En la Historia podemos encontrar algo nuevo que contar. Los buenos economistas ya hablaron y lo demás es propaganda.
      Si se cuantifica el valor del suelo que se le pasa al banco malo este; ese es el valor mínimo exacto del ROBO DE GUANTE BLANCO que se consumará el 25 agosto. Lo que estará pendiente de fumigación. saludos.

      Comentario por Xurxo — 10 agosto 2012 @ 15:49 | Responder

  7. Con tu permiso lo difundo. Magnífico análisis.

    Comentario por Ivan Chonquin — 8 agosto 2012 @ 10:40 | Responder

    • Y sin permiso. Es todo tuyo, compañero!

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:40 | Responder

  8. http://mamvas.blogspot.com.es/2012/08/capital-financiero-estado-y-crisis.html
    ….
    “Cinco años después del comienzo de la crisis los niveles de endeudamiento global no se han reducido. No obstante, las ayudas a la banca han permitido trasladar a las administraciones públicas una parte creciente de los costes asociados a los activos tóxicos. De esta forma, será el conjunto de la ciudadanía –y especialmente las clases trabajadoras y populares– las que paguen la factura mediante durísimos recortes en sus salarios, en los servicios públicos (sanidad, educación, ayudas a la dependencia, etc.) o en las pensiones. Así, una profundísima transformación de los marcos laborales, salariales y sociales está aconteciendo en Europa como consecuencia de la crisis.”
    ….
    “¿Acaso es lógico que –con el objetivo de pagar la deuda que la banca ha transferido a los Estados– a los trabajadores se les recorten sus salarios, se cierren los quirófanos, se despidan profesores o aumente la regresividad fiscal? ¿Qué legitimidad tiene esa deuda “pública” que se incrementa continuamente, ayer por la desfiscalización de las rentas del capital y hoy por el avance de la socialización de las pérdidas bancarias? ¿Por qué debe ser pagada? Es lógico que la ciudadanía se haga estas preguntas. Precisamente también por ello sería lógico que se iniciase una auditoría de dicha deuda que sirviese precisamente para identificar su carácter ilegítimo.”

    Comentario por santi — 9 agosto 2012 @ 12:02 | Responder

    • Dicho de forma formal: es la transferencia al Estado del endeudamiento privado.

      Que dicho así suena muy aséptico, y el el que lo lee se queda como estaba. Pero si yo le digo a ese lector: “oye, querrías pagarme mi letra del coche?” me manda a la mierda. O más fácil, en el bar me tomo cinco cañas, y le digo al camarero “pásale la factura a esa mesa”. Ya la hemos liado.

      Y, sin embargo, en Macroeconomía lo aceptamos como algo natural, cuando es una estafa a todos los ciudadanos.

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:44 | Responder

      • Pero no de todo el endeudamiento privado, básicamente el de bancos (activos tóxicos) y alguas grandes empresas (conceisonarias de autopistas y similares). Mi endeudamiento privado no se lo puedo transferir a nadie. Por desgracia, no paredce que prospere mi ideal del “ciudadano malo”.

        Comentario por santi — 9 agosto 2012 @ 18:35 | Responder

    • ¿Sabes lo que aprecio en El Blog Salmón? Una tendencia a la convergencia entre las opiniones de sus editores (muy heterogéneos).

      Es algo que veo en la calle, que se está superando el hooliganismo PP versus P$O€ para darse cuenta que estamos en una relación 99% vs 1%. Que desde las más variadas posiciones ideológicas, todos coincidimos en que esto es injusto e insostenible.

      Es una esperanza.

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:37 | Responder

      • Es cierto, cada vez se es más difícil no ver el desastre al que nos llevan las teorías neo (y más que las teorías, las prácticas).

        Pero la esperanza sigue siendo pobre, porque los que coincidimos seguimos siendo los mindundis que no pintamos nada, los que tienen la sartén por el mango siguen a la suya (seguro que ellos también ven el desastre, pero parece que se consideran a salvo de la quema, cuandono beneficiados, supongo) 😦

        Comentario por santi — 9 agosto 2012 @ 18:39 | Responder

  9. lo subo al face. No se que otra cosa hacer para difundirlo y encima tengo tres “amigos” y medio por allí, pero seguro que ellos tienen muchos más. Gracias por todo,mendi.

    Comentario por Valle — 9 agosto 2012 @ 14:36 | Responder

    • Bueno, yo de face ni idea (eso sí, tengo mucha cara), pero puedes contar (por aquí y por allá) con otro amigo (sin comillas).
      😉

      Comentario por Mendigo — 9 agosto 2012 @ 14:39 | Responder

      • A ver. Mucha cara y mucho culo. Te cuento; hace unos días intente entrar desde otro ordenador y como no tenía la dirección buscando me encontré con el blog que tenías antes en Blogspot. Joer! iQué susto! Allí estaba tu despedida con la montaña al fondo y tu trasero en primer plano. Bonito paisaje, por cierto.🙂
        Y…aquí tienes otra amiga, aunque por tus comentarios y fotos, para el sur bajas poco, me pareces.
        Besitos

        Comentario por Valle — 9 agosto 2012 @ 18:46 | Responder

  10. El banco malo absorberá promotoras para sanear la banca

    AAAAAAARRRRRGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG!!!!!!!!!

    Comentario por Mendigo — 14 agosto 2012 @ 10:59 | Responder

    • Xacto! de verdad os digo que esto sólo se arregla a hostias y si no al tiempo…

      Comentario por Sekhmet — 14 agosto 2012 @ 11:10 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: