La mirada del mendigo

11 agosto 2012

El vídeo del Dr.Rath

Filed under: economía — Mendigo @ 0:28

Me pasa una amiga un vídeo, donde un tal Dr.Rath (Matthias Rath) da un discurso (muy progre, de esos que caen a babor) en el que mezcla groseramente medicina, historia y economía.

Como parece que el vídeo es bastante conocido, me parece interesante subir aquí mi contestación (lo pongo en la sección de economía, aunque no sé si debería crear una de charlatanería).

+

Gracias por el vídeo, pero este fulano es básicamente un charlatán. Lo es en medicina (pretende curar el cáncer o el SIDA con vitaminas), lo es en historia (la industria médica en Alemania no era ni mucho menos tan poderosa como otros sectores como las siderúrgicas, como para llevar al Reich a la guerra) y lo es en economía.

Todo es mucho más complejo que como lo cuenta este idiota. Nos salimos del euro mañana, estupendo. Inmediatamente la neopeseta se devalúa (los bancos de inversión ya están haciendo los cálculos ante esa contingencia, entre el 30 y el 60%). Ahora tienes que devolver una deuda en euros (una hipoteca, por ejemplo), pero tu nómina viene en neopesetas. De la noche a la mañana, tu hipoteca se acaba de duplicar. Y te recuerdo que España es uno de los países del mundo más endeudados (340% del PIB), no por la deuda pública, que es relativamente controlable (72%, de hecho menor que la francesa, alemana y, desde luego, que la británica o usamericana) sino por la descomunal deuda privada de particulares y entidades financieras asociada a la burbuja. Lo que nos pasaría es lo mismo que los lumbreras de Europa del Este que contrataron hipotecas en otras moneda (generalmente francos suizos). Tras revaluarse la moneda de referencia, pero ellos seguir cobrando en su divisa, se encuentran con que sus deudas son impagables. Algo similar sucedió la década pasada en Argentina, hasta que no se pudo mantener la paridad con el dólar.

Realmente el euro viene que te cagas a Alemania, ya que puede exportar lo que quiera, creando superávit por cuenta corriente a costa de los déficit de la periferia. Con monedas nacionales, esto se compensaría con una revaluación del marco respecto de la peseta, la lira, el dracma…que haría perder competitividad a la industria alemana. Pero esto no ocurre, pq compartimos la misma moneda. La maquinaria exportadora alemana sigue funcionando, mientras que la otra pata, la financiera, provee de crédito para restañar la brecha en la balanza comercial. Alemania hizo respecto de la periferia europea lo mismo que China con USA: le da crédito (le compra deuda, los T-Notes) para que pueda comprar los productos chinos. El Deutsche, el Kommerzbank (y el BNP Paribas, el HSBC…) compraban nuestra deuda para que nosotros pudiéramos comprar BMWs y Mercedes al socaire de la burbuja (alentados por la política de tipos bajos del criminal Trichet en el BCE, como le convenía al eje francoalemán, entonces en vía muerta, pero para una economía como la española más pasada de vueltas que un pastillero de discoteca fue como echar gasolina a un incendio).

¿El euro es una moneda mal construida? A estas alturas nadie lo duda, pues no tiene mecanismos de compensación de los desequilibrios de la balanza de pagos. Pero salirse de ella sería extremadamente complejo. ¿Peor que quedarse? Pues eso creo que nadie lo sabe, hay demasiadas incógnitas en la ecuación. Pero desde luego no es tan fácil. Krugman repite una y otra vez que es mejor, así podríamos ganar competitividad devaluando. Bueno, cuando teníamos la peseta, ya recurrimos a ese truco monetario varias veces. Devaluar te vuelve competitivo de cara al exterior, pero a costa de empobrecerte. Tú sigues tranquila porque tu nómina muestra el mismo número, y estás en la misma posición relativa respecto del vecino (nada ha cambiado, te dices). Pero eso es porque tomas como origen de coordenadas un punto dentro del mismo sistema. Para el resto del mundo, tú cobrarías menos. O dicho de otra forma, todo producto importado te resultaría más caro (por ejemplo, el petróleo se transa en dólares, y su cotización es indiferente a que la neopeseta se hunda en los mercados de divisas). Ante una devaluación, tu nómina no cambiaría, pero tu poder adquisitivo sí. ¿A que ya no parece tan sugerente la vuelta a la peseta?

Y alguna cuestión más. Por ejemplo, que nadie querría comprar deuda de un país que puede devaluar su moneda. Con lo cual la prima de riesgo se iría…a niveles de cuando teníamos la peseta. Puede intervenir el BdE imprimiendo más moneda, pero eso devaluaría automáticamente la peseta aún más, entrando en un círculo de depresión e inflación peligrosísimo. La FED puede hacerlo, pero porque el dólar es la moneda de referencia (y ahora, puedes investigar por qué se cargaron políticamente a DSK, o de verdad crees que si no hubiera pretendido romper la hegemonía del dólar a nadie le importaría que violase e incluso se comiese a una mucama negra?). Antes de DSK estuvieron Gadaffi, Sadam, casi Chávez con apoyo de la embajada española…todo aquel que sugiere que el petróleo se negocie en otra divisa o cesta de divisas diferente al dólar, acaba sufriendo extraños accidentes.

U otra: como leerás en las noticias, desde hace meses existe una brutal salida de capitales del subsistema económico español. Estos capitales son reemplazados por la liquidez del BCE; de la cual la banca española es tan dependiente como un yonki de su pico. Sin un BCE que compesase todos esos capitales que están saliendo ¿cómo crees que aguantaría el sistema financiero español? (y el griego, ni te cuento…).

Venga, ya te he dado algunas pistas para que empieces a investigar por tu cuenta. No digas que no te interesa cuando le acaban de meter un mordisco del 7% a tu sueldo para destinarlo a tapar el agujero negro que hay en los balances de la banca (para el caso, como si tirasen el dinero en el cráter del Popocatepetl, dentro de unos días liberarán el primer tramo de 30 G€).. Te interesa, vaya si te interesa.

8 comentarios »

  1. Corto pero estupendo análisis de la situación.
    Sólo una nota me rechina: al principio dices “muy progre, de esos que caen a estribor”, ¿no querrás decir “a babor”?

    Comentario por santi — 11 agosto 2012 @ 19:37 | Responder

    • Ops!

      Se nota mucho que soy de secano?

      Gracias, compañero!

      Comentario por Mendigo — 11 agosto 2012 @ 21:08 | Responder

  2. A falta de ver el vídeo (a ver si tengo un rato mañana), y sin entrar en detalle con el dilema moneda nacional/comunitaria aunque la explicación me ha parecido excelente (la del mendigo, la otra aún no la he visto), sólo comentar que ya he oído mil historias sobre el cáncer: que si causas espirituales, que si no se qué, que si no se cuánto.

    La parienta me contó un día cómo un tipo, en una conferencia sobre terapias alternativas de PSICOLOGÍA Y FAMILIA, decía que sólo por haber asistido a la conferencia la gente probablemente ya no tendría cáncer. No se si era un inútil, un cuentista, un magufo o un gilipollas directamente.

    Incluso con ella misma choco muchas veces cuando intento explicarle qué es realmente el cáncer, que no hay misterios (muchos se empeñan en rodearlo de un halo místico y desconocido, cuando es algo sencillo y que se sabe perfectamente qué es y en qué consiste).

    Comentario por marcostonhin — 12 agosto 2012 @ 23:25 | Responder

    • Lo de aprovecharse del dolor, la desesperación que siente un enfermo para prometerle una cura milagrosa…eso debería estar castigado con algo mucho más grave que la estafa. Estafa es cuando alguien te roba el dinero, aprovechándose de tu codicia. Pero sacarte cuartos valiéndose de tu desamparo frente a la enfermedad…es de lo más abyecto que me puedo imaginar.

      Y cada vez más veo carteles de curanderos que dicen curar el cáncer, el SIDA… Esto tendría que estar controlado, no puede ser que el Estado no proteja a los ciudadanos, a los más indefensos. Tiene que haber una ley anti-charlatanería. Como cualquier servicio comercial, tú mismo tienes que responder de que tus productos cumplen unas especificaciones. ¿O es legal que vendas maquinaria que luego no funcione, y te encojas de hombros? Coño, pues lo mismo que nos exigen a todos los profesionales y empresas, que se exija a esta panda de malnacidos. ¿Que adivinas el futuro? Demuéstralo. ¿Que curas el cáncer? Demuéstralo. En ensayos clínicos normalizados a triple ciego. Y como no lo demuestres, vas a comerte cárcel por estafador.

      Comentario por Mendigo — 13 agosto 2012 @ 20:30 | Responder

      • El problema es que, aunque en casos como los que mencionas parece fácil, en otros… no tanto. Si seguimos esa línea, habría que prohibir directamente la religión. ¿Libertad de culto o paso libre a la charlatanería? ¿hay diferencia?

        Comentario por marcostonhin — 13 agosto 2012 @ 22:18 | Responder

        • Ya, si ya sé por qué no se echa a la ley detrás de los nuevos mercachifles…porque la ciega ley podría acabar royéndole el tobillo a los antiguos.

          Yo creo que la cuestión es sencilla: si afirmas algo, y basas tu negocio en esa afirmación, tienes que probarlo. Que San Cucufato nos traerá la lluvia? Pruébalo. Que frotarte con el prepucio de Santa Travelo mártir te cura el mal aliento? Demostración clínica…o cárcel.

          Ya va siendo horita de superar las tinieblas de la superstición.

          Comentario por Mendigo — 13 agosto 2012 @ 22:50 | Responder

  3. Lo explicas muy bien. No es tan fácil como salirse y punto. Nos tienen bien cogidos por las pelotas. Poca más maniobrabilidad real nos iba a proporcionar nuestra moneda (aunque más, claro) y sin embargo nuestra deuda se dispararía por tener que pagarla en euros. Un disparate. Estamos bien jodidos.

    Comentario por wenmusic — 13 agosto 2012 @ 9:16 | Responder

    • Nas, Wen!

      Yo no digo que sea mejor quedarse o salirse. No tengo ni idea. Es más, gente que sabe infinitamente más que yo no puede aventurar un juicio, porque tanto en uno, como sobre todo en otro caso las implicaciones son complejísimas. Por lo tanto, en cuanto aparece un salvapatrias diciendo ¡hay que quedarse! ¡hay que irse! ¡esa es la solución! De ese fulano ya sé que no puedo fiarme, pues es tonto o trata de tomarme por tal a mí.

      Lo primero que hay que hacer es reflexionar, hacer números, establecer hipótesis y asignarles una probabilidad. Y volver a reflexionar. Cualquiera que diga que lo tiene claro, es que no ha entendido absolutamente nada.

      Comentario por Mendigo — 13 agosto 2012 @ 20:34 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: