La mirada del mendigo

11 septiembre 2012

La lección del señor Arnault

Filed under: economía — Mendigo @ 14:00

Hay dos formas de analizar la realidad, una superficial y otra radical. La primera sólo se queda en lo inmediato y aparente, mientras que la segunda va a las raíces. La mayoría de la izquierda está instalada en la superficialidad.

Todo el mundo se enfurece con los recortes, sucesivas vueltas de tuerca que traen en sí mismas el germen de la siguiente, al deprimir la economía. Pero pocos van un paso más allá, viendo cuál es la causa de los recortes. Con el modelo fiscal actual, los recortes son absolutamente inevitables: es pura matemática, no se recauda lo suficiente y no se puede cerrar la brecha indefinidamente apelando a la deuda.

Por lo tanto, centrémonos en la causa de los recortes, si queremos detenerlos. El déficit es causado, como sabe hasta Pero Grullo:
– una caída en la recaudación
– un aumento del gasto, los estabilizadores automáticos como la prestación por desempleo, pero sobre todo por los ingentes recursos públicos destinados a la operación de salvamento bancario (avales, fusiones con programa de protección de activos, inyecciones de liquidez del FROB, barra libre del BCE y, finalmente, el banco malo).

Sobre el segundo hemos tratado mucho, así que vamos sobre el primero. La caída en los ingresos públicos obedece a una caída de la actividad económica (consumo, salarios y beneficios empresariales). Nuestro sistema fiscal está muy cargado sobre las dos primeras patas, consumo y rentas del trabajo, que afectan al 99% de ciudadanos corrientes y molientes, siendo muy benigno con la burguesía (las rentas más altas contribuyen mucho menos que en los países de nuestro entorno). Una forma de restañar la herida del déficit sería, por pura lógica, aumentar los impuestos a este 1% que popularizó Stiglitz (impuestos al Patrimonio, de Sucesiones, a las rentas del capital en el IRPF, a los beneficios empresariales…).

Sin embargo, no se toma esa decisión. ¿Por qué? Básicamente, porque falta voluntad político, por supuesto. Gobierna el brazo político de la burguesía y sigue un riguroso programa de clase (el mismo que le faltó al P$O€), defendiendo a su clase (matriz). Quien se engaña es porque quiere, el PP nunca ha ocultado su filiación (a diferencia de otros partidos, como el mismo P$O€, el partiducho de Rosa Díez o el desmembrado BNG).

Pero incluso aunque se hiciera con el poder una formación con voluntad de obligar a los ricos a compartir el esfuerzo fiscal necesario para el sostenimiento del Estado (es decir, que les hiciera pagar al menos parte de la crisis), no se podría llevar a cabo o, de hacerse, sería contraproducente e incluso bajaría la recaudación.

¿Cómo puede ser eso posible? Creo que todos sabéis la respuesta: un alza sustancial de la imposición a las grandes fortunas, llevaría a éstas a agarrar el maletón con el dinero e irse allende nuestras fronteras. Lo del maletón es sólo un recurso literario, en la era de las comunicaciones vuelan los millones con un clic.

Tal es la respuesta que dio Bernard Arnault al anuncio de Hollande de recuperar un gravamen del 75% a las grandes fortunas. Monsieur Arnault, el hombre más acaudalado de la République, es propietario del grupo LVMH especializado en consumo de lujo (Christian Dior, Louis Vuitton, Guerlain, Givenchy o Moët et Chandon…) y, por cierto, uno de las empresas del CAC40 cuyos resultados menos han sufrido por el embite de la crisis (clara muestra que los ricos nos iban a pasar su factura).

Efectivamente, La CEE, ahora UE se construyó sobre la base de la libre transferencia de capitales. Es su leit motiv, su pilar fundacional. Y la libre circulación de capitales somete a los estados de la Unión a una competencia fiscal (incluso dentro de un mismo Estado, también existe, como el efecto llamada de Aguirre a las grandes fortunas al prácticamente eliminar el impuesto de sucesiones, lo que forzó a otras comunidades a seguir su nefando ejemplo). Difícil competir con el 10% de IAE de Irlanda (30% en Francia, 25% en España), pero imposible competir con el 0% de los paraísos fiscales que, generalmente bajo bandera inglesa o usamericana sirve de refugio a los delincuentes fiscales. Incluso dentro de la Unión se encuentran Estados que sirven de puente, Holanda y, de nuevo, Irlanda, a esas maniobras de evasión fiscal.

La posibilidad que tiene la burguesía europea de deslocalizar su capital si un Estado toma la decisión unilateral de aumentar la carga fiscal al segmento más rico de la población es un permanente chantaje a la ciudadanía. Igual que no podemos competir en salarios con Bangladesh, tampoco podemos competir en impuestos con las Islas Salomón. Y es al juego que nos están haciendo jugar las doctrinas neoliberales de fronteras permeables al capital e impenetrables para las personas. Por eso hay que armarse de principios: el de la responsabilidad que tiene un capital para con la sociedad en la cual se ha formado (a costa de la cual se ha formado, gracias a la cual se ha formado), que determina que es en esa sociedad donde debe tributar (y si quiere extraer capital de la sociedad para llevárselo a otro lugar, antes deberá pasar por caja). El neoliberalismo, por contra, proclama la irresponsabilidad del capital para con la ciudadanía (que es sólo un medio para multiplicarlo, y no el fin último de toda acción política).

A veces, es el ajedrez, hay movimientos que no son evidentes para el neófito. Quizá para defender un alfil, haya que atacar con el caballo en la otra punta del tablero. Alguno se preguntará por qué, para evitar que aumente el ratio de alumnos en las aulas públicas, hay que denunciar la libre transferencia de capitales. O qué tiene que ver el banco malo con la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles. Pues todo, tiene que ver todo.

No basta con lamentar o quejarse por los recortes: hay que seguir la hebra hasta las mismas raíces del problema. Y el problema es que tenemos un Estado subfinanciado a consecuencia de las sucesivas rebajas fiscales (Ley 35/2006, bajar los impuestos es de izquierdas que decía Zapatero) precisamente en los impuestos que más interesan a las clases pudientes (Sucesiones, Patrimonio, IAE y las rentas del capital del IRPF). Y que este problema es irresoluble, aún mediando la voluntad política de hacerlo (lo que no se verifica ni con este gobierno ni con el anterior), mientras exista el chantaje permanente de la libre (gratuita) circulación de capitales en la Unión Europea (y, de ahí, a paraísos fiscales).

Aprendamos del ejemplo del señor Arnault y combatamos los recortes con inteligencia: atacando la raíz. Seamos radicales en nuestro análisis de los problemas y en la proposición de soluciones.

Sé que no he dicho nada nuevo, no pretendía inventar la sopa de ajo. Otro día me curraré una entrada muy sesuda pero hoy quería exponer cosas muy básicas. Por una desconocida razón la mayoría de la izquierda denuncia los efectos pero prefiere ignorar las causas (¿asunción inconsciente del dogma neoliberal?).

Por cierto, no es que la canción tenga nada que ver. Me topé con ella por casualidad y me gustó volver a escucharla: es el himno de la armada soviética. Me pareció oportuna para acompañar la entrada.

En los medios, cuando se menciona la Unión Soviética, es para destacar todos los aspectos negativos que tuvo, muchos reales, otros muchos pura propaganda del régimen. Sin caer en el negacionismo de los primeros, también convendría recordar que tuvo muchos aciertos. Como el de llevar en tiempo récord a un pueblo de mujiks analfabetos a la cúspide de las naciones, dominando los cielos con su industria aeronaval y el espacio con su programa espacial, nutrió durante décadas el pensamiento humano con nombres punteros en física, economía, matemáticas, psicología. Todo ello prescindiendo de popes y aristócratas, que durante siglos se habían autoproclamado guías necesarios de la muchedumbre ignara y, durante siglos, la habían mantenido en la servidumbre, la miseria y la ignorancia.

Una nación de trabajadores echó un pulso al capitalismo y lo mantuvo por décadas. Ese pulso no fue incruento, por ninguna de las partes.

En el siglo pasado, hubo naciones que lograron vencer al capitalismo. No es imposible, ellos lo demostraron. Es utopía pero no fantasía, nadie puede asegurar que esa puerta no se vuelva a abrir otra vez.

18 comentarios »

  1. Comentario por sekhmet — 11 septiembre 2012 @ 14:52 | Responder

    • Arreglado (te faltaba el =)
      🙂

      Comentario por Mendigo — 11 septiembre 2012 @ 22:35 | Responder

  2. “Amén”

    Comentario por Pablitovich — 11 septiembre 2012 @ 15:59 | Responder

  3. […] Seguir leyendo en La mirada de el mendigo  VN:F [1.9.20_1166]please wait…Rating: 0.0/10 (0 votes cast)VN:F [1.9.20_1166]Rating: 0 (from 0 votes) Post relacionados :Banco malo para finales de agostoUn señor que cobra un pastizal nos pide aumentar la productividad…Los ajustes en sanidad y educación amenazan otros 50.000 empleosGran éxito anti-corrupción: El 0,1% de los subsidios a desempleados eran irregulares.Ya tenemos próximo candidato a rescate: EsloveniaBy Blogsdna […]

    Pingback por La lección del señor Arnault. | La Cebolla — 11 septiembre 2012 @ 17:05 | Responder

  4. Poco que comentar, te ha quedado perfecto.

    Una de las soluciones ¿quitar el óxido a las guillotinas?

    Comentario por Javi — 11 septiembre 2012 @ 18:14 | Responder

    • Gracias, tronk!

      Al menos, deberíamos darles un poco de miedo. Uh! Que viene el coco comunista, el diablo rojo. Porque pidiendo las cosas por favor, poco vamos a conseguir.

      Comentario por Mendigo — 11 septiembre 2012 @ 22:31 | Responder

  5. Buenas de nuevo!

    Hay veces que de tan claro que se tiene algo, parece que huelga decirlo… Es mucho más moderno quejarse a diestro y siniestro de la situación, soltar un par de exabruptos bien dirigidos… Y dejar los planteamientos políticos para otro momento, que ahora no son necesarios… Qué frustración!

    Por cierto, espero no estar metiendo la pata, pero creo que he visto un par de erratas:

    1) Nuestro sistema fiscal está muy cargado sobre las dos primeras patas, consumo y rentas del capital, que afectan al 99%.

    Supongo que querrás decir rentas del trabajo no?

    2) Cuando hablas del IAE, no te estás refiriendo al impuesto de Sociedades?

    Lo dicho, espero no estar cagándola yo jajaja.

    Un abrazo!( te respondo por mail a eso ahora).

    Comentario por V — 11 septiembre 2012 @ 23:06 | Responder

    • Un placer volver a leerte por aquí, tronk.

      Muchas gracias por el gazapo nº1, ya está corregido. El 2, sin embargo…el IAE (Impuesto de Actividades Económicas) es otra forma de llamarle al Impuesto de Suciedades. Creo, vaya.

      Pero vamos, muchas gracias por ambas.😉

      Comentario por Mendigo — 12 septiembre 2012 @ 13:15 | Responder

      • no exactamente: el impuesto de sociedades grava los beneficios de las empresas, es un impuesto estatal. el impuesto de actividades económicas IAE grava el mero establecimiento mercantil (es un impuesto local)

        Comentario por escaiguolquer — 12 septiembre 2012 @ 22:53 | Responder

        • Tengo a mi compañera al lado, y me ha corregido mi metida de pata (es del gremio). Perdón, yo creía que el IAE era el IS, es decir, impuesto sobre el beneficio. Muchas gracias a ambos por sacarme de mi error, de verdad que creía que eran sinónimos.

          Un abrazo!

          Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2012 @ 13:34 | Responder

  6. fantástico, tron
    un añadido: suscribo lo que dice José Luis Sampedro: “otro mundo es seguro“. Es decir, lo que es una utopía es pensar que la sociedad mundial puede sobrevivir funcionando como lo hace hoy en día.

    brazos y gracias por este blog

    Comentario por escaiguolquer — 12 septiembre 2012 @ 12:02 | Responder

    • Gracias, tronk.

      La cuestión es que esta situación puede evolucionar de infinitas formas. Si nos negamos a conducir la historia, sino que dejamos que sus aguas discurran sin control, lo más fácil es que en unos años nos encontremos en peor situación: más miseria y menos libertad. Hay que ir construyendo el barco nuevo antes de que éste se acabe de hundir. Una vez con el agua al cuello, será muy difícil construir nada y será el sálvese quien pueda.

      Un abrazo! (y gracias por el tuyo, mucho más sesudo)

      Comentario por Mendigo — 12 septiembre 2012 @ 13:13 | Responder

      • sastamente. Otra vez de acuerdo total (no te acostumbres 😉

        Comentario por escaiguolquer — 12 septiembre 2012 @ 22:54 | Responder

  7. El asunto de las deslocalizaciones de capital habría que estudiarlo con más detalle, porque tiene muchas aristas, y creo que la mayoría ocultas.

    Por ejemplo, los capitales que se deslocalizan con facilidad son principalmente los especulativos. A lo mejor, hay que resignarse a que lo hagan, e incluso podría venir bien. En cambio, los grandes capitales en bienes raices (Cayetana, por ejemplo) no pueden hacer las maletas con tanta facilidad (Cayetana si, pero a ver como mete sus fincas en la maleta), así que se les puede controlar mejor.

    No hace mucho, se preguntaban en algunos sitios porqué los capitalistas suecos, que pagan bastante más que los españoles, no se van a Irlanda o a las Islas Virgenes. ¿Es que son gilipollas?

    De todas formas, hay que tener cuidado con el tema:
    El turista perpetuo
    .
    más de lo mismo
    y otro (bonita página: el blog del evasor fiscal!!!!)
    .
    El concepto de “Perpetuo Turista”

    “El mensaje del PT no es, sin embargo, fomentar la codicia, la lujuria, la irresponsabilidad, la insolidaridad, la inmoralidad o cualquiera de los otros pecados capitales. El efecto PT crece en popularidad para liberar las almas creativas de las numerosas cargas que supone enfrentarse al Gran Hermano

    Toma ya.

    Comentario por santi — 12 septiembre 2012 @ 13:55 | Responder

    • Nas Santi.

      Efectivamente, el capital que resulta más fácil expatriar es el mobiliario. Pero todo capital puede ser convertido en dinero! De todas formas, nuestro sistema tributario no está cargado sobre el capital (el patrimonio) sino sobre sus rentas. La duquesa puede dormir tranquila, la fiscalidad española crea una inercia contra el enriquecimiento, pero no se mete con la riqueza ya adquirida.

      Lo del PT es un concepto que me quema la sangre. Sí, lo había oído. Pero quería comentarte una cosa de tu primer enlace, si los ricos suecos son gilipollas. Dice que “En cualquier caso, la clave es que la permanencia o no de los millones de ese tipo de millonarios en España es irrelevante. España no se empobrecería por su huída.”

      Esto no es correcto. En los últimos meses, las fugas de capital tienen a la banca española totalmente tiesa, y si no fuera porque pertenecemos a la Eurozona, y que el BCE compensa estos flujos con el programa TARGET2, el sistema financiero español habría quebrado varias veces (la retirada de depósitos de inversores nacionales y extranjeros creo recordar que ha supuesto el 19% del PIB en medio año, eso no hay sistema que lo soporte).

      Espe sabe perfectamente que lo anterior no es cierto, y por eso elimina impuestos para atraer a las grandes fortunas y grandes empresas (a costa del resto de autonomías). Igual hace Irlanda, que sólo tuvo una línea roja: su 10% de impuesto de sociedades.

      Es un problema muy jodido de resolver, lo cierto es que el capital ha movido muy bien sus fichas.

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2012 @ 15:20 | Responder

  8. “todo capital puede ser convertido en dinero” … no es tan fácil en algunos casos.

    Ahí tienes el inmenso capital inmobiliario de los propios bancos, que no pueden liquidar si no es a costa de aceptar pérdidas multimillonarias. Lo mismo vale para la Duquesa, puede vender sus fincas y llevarse el dinero, pero le costará encontrar comprador, y a ver que precio saca.

    Y aún así, el comprador será el nuevo propietario, y tendrá que apechar con los impuestos a la propiedad, si los hubiera. O unos buenos impuestos a las transmisiones patrimoniales (idem).

    A mi también me quema la sangre lo del PT, y es jodidamente difícil de resolver, más aún en este contexto de libertad absoluta de movimiento de capitales y mercancías, y de casi nula capacidad legislativa en ese ámbito.

    Pero la solución no puede ser rebajar impuestos, competir a la baja, porque así perdemos todos.

    Habrá que poner a los capitales en la tesitura de que, si quieren servicios estatales (como por ejemplo seguridad jurídica, o física) tiene que contribuir. Si los capitales no pagan impuestos, me niego a que la policía o los jueces les protejan. —-> Libertad de robo, secuestro y asesinato a multimillonarios🙂

    Comentario por santi — 13 septiembre 2012 @ 20:49 | Responder

    • La cuestión es que la organización del sistema, lleva a que todos los países (y sus regiones!) luchemos en una puja a la baja sobre impuestos al capital. ¡Pero no sólo eso! También en condiciones laborales, protección ambiental o salarios.

      Comentario por Mendigo — 14 septiembre 2012 @ 7:49 | Responder

  9. Hombre, pero la cuestión es que de hecho ya tenemos una fuga masiva de capitales y con un sistema fiscal que no es precisamente exigente con las rentas altas. Que no quiero decir que si cambiase el sistema fiscal no sufriríamos ese problema, ojo, pero que es multicausal. Y como dice santi, no todo el capital es igual de fácil de evadir o de convertir en dinero.
    Pero pones el dedo en la llaga: la libertad de capitales en la UE, la tolerancia internacional con los paraísos fiscales (que a veces se nos olvida que no lo son solo por los impuestos; también por su protección del “secreto bancario” y su opacidad) y la inexistencia de mecanismos legales para combatirlo.

    Comentario por Nunglo — 15 septiembre 2012 @ 18:16 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: